Page 20

divulgación

Comer bien, incluso sin gluten Tareixa Enríquez Directora de comunicación de Santiveri

Como demuestra la propia existencia de esta revista, cada vez hay más celíacos, es decir, personas que presentan una intolerancia al gluten. Si un celíaco tomara gluten, sufriría una lesión en las vellosidades del intestino delgado y eso afectaría a la capacidad de absorber los nutrientes de los alimentos.

omo el gluten está presente en un gran número de alimentos de consumo habitual en nuestra dieta como el pan, galletas, pizzas, magdalenas, la mayor parte de la bollería, en muchas salsas y alimentos elaborados, e incluso en algunos helados, las personas con celiaquía tienen que extremar sus precauciones para asegurar que los alimentos que toman no lleven ni rastro de esta proteína. Por eso los celíacos suelen comprar los alimentos en tiendas especializadas de dietética. Pero el mayor inconveniente de una persona con intolerancia al gluten no es la variedad y accesibilidad a los alimentos sin gluten, ni tampoco el tener que privarse de esta proteína que puede ser sustituida fácilmente por otras, sino que el mayor problema que tienen los celíacos es asegurarse que incluso los alimentos “naturalmente” sin gluten no se contaminen en el proceso de elaboración con otros alimentos que sí lo contienen, y acostumbrarse a un sabor y textura diferentes a la de los productos elaborados con harinas de trigo.

C

Por eso la Federación de Asociaciones de celíacos de España (FACE), en colaboración con Santiveri, ha desarrollado un dispositivo que funciona como un lector de códigos de barras que permite identificar fácilmente los productos sin gluten. Del tamaño de un mando a distancia, este sofisticado artilugio tiene almacenada la lista de alimentos aptos para celíacos que ofrece la FACE y al leer la etiqueta de los producto en cuestión enciende una luz verde en el caso de reconocerlos todos como aptos.

revista trazas

20

Las personas que deseen conseguir este lector deben ponerse en contacto en la web de la FACE www.celíacos.org, donde encontrarán más información sobre el mismo y cómo comprarlo.

El reto de imitar el sabor y textura del gluten Alimentos como el pan, galletas, pizzas, magdalenas y la mayor parte de la bollería, existen y son posibles, gracias básicamente al gluten, una proteína que se encuentra en los cereales más panificables (trigo, cebada, centeno, avena) y que tiene unas características muy específicas que propician el volumen y la textura esponjosa de las masas preparadas con sus harinas. Debido a su óptimo comportamiento en el horneado, los cereales con gluten (especialmente el trigo) se han hecho omnipresentes en la alimentación occidental, pero en realidad el gluten no es esencial para la vida y se puede seguir una alimentación rica, sana y equilibrada sin gluten. Y este debería ser el primer mensaje que recibiera una persona celiaca cuando es diagnosticada como tal: se puede disfrutar del placer de la comida y sobre todo estar bien alimentado sin necesidad de tomar trigo ni los demás cereales con gluten. Se calcula que el 70% de los alimentos que consumimos llevan trigo. Pero, ¿por qué conformarse con tomar siempre el mismo tipo de alimento cuando la naturaleza y la biotecnología nos ofrecen miles de sabores y texturas diferentes?

no 2 - 2011

Trazas nº2  

Revista especializada en productos y servicios para intolerancias y alergias alimentarias.