Page 14

divulgación

SQM, alimentación “bio” y agroindustria Ángeles Parra directora de BioCultura

SQM son las siglas de la nueva enfermedad “Sensibilidad Química Múltiple”. Carlos de Prada, buen amigo nuestro, publicó recientemente un libro muy significativo al respecto, con idéntico título: SQM. El riesgo tóxico diario. También tuvimos la fortuna de entrevistarle y sus trabajos de investigación y sus aseveraciones no dejan lugar a dudas. Las últimas ediciones de BioCultura han sido, por otra parte, cita obligada para todos aquellos que quieren saber un poco más sobre eso del SQM. Los propios/as afectados/as nos lo han explicado en primera persona. arlos de Prada habla claro sobre la SQM: “En España no se han hecho estudios epidemiológicos concretos pero las estimaciones que se han realizado por parte de los especialistas, teniendo en cuenta las investigaciones realizadas en otros países como EE.UU. o Alemania, permiten realizar algunas estimaciones. Las más serias van de un 0,2 a un 0, 5% de personas con SQM. Estaríamos hablando, probablemente, de entre 150.000 y 400.000 personas. Algunos expertos dan datos muy superiores. De todas maneras lo que sí se sabe es que va creciendo el número de casos. Además, aunque las cifras anteriores se refieren a los que tendrían una SQM con cierto grado de gravedad, existe un porcentaje mucho mayor de personas, en torno a un 10% de la población, que reportan reacciones de hipersensibilidad más o menos leves ante ciertos productos de uso cotidiano tales como ambientadores u otros. Esto acaso indique que, al fin y al cabo, no estamos ante algo tan raro como a primera vista parece”.

punta de un iceberg que en su mayor parte permanece más o menos oculto: el de la gran cantidad de enfermedades que producen esos niveles supuestamente "bajos" en sectores mucho mayores de población. Lo que hoy sabe la ciencia es que la exposición a tóxicos puede tener que ver con una parte nada despreciable del incremento de algunas de las enfermedades y problemas sanitarios que más están creciendo y que más incidencia tienen en Occidente. En el libro doy datos acerca de ello. Hablamos de los cánceres, alergias, asma, enfermedades autoinmunes, Parkinson, problemas reproductivos, problemas cognitivos de los niños... Simplemente dar la lista de enfermedades que, en mayor o menor medida, pueden verse asociadas a los tóxicos superaría el tiempo que tenemos en una entrevista como esta. En el libro doy muchos datos científicos que ligan enfermedades muy frecuentes, como el cáncer de mama, por ejemplo, con la exposición a tóxicos como los pesticidas.”

C

La industria Cada vez más común Los tóxicos nocivos están por todas partes y nos exponemos a ellos continuamente. Hablamos, por ejemplo, de productos de limpieza, de higiene personal, de cosmética… Pero la cosa no queda ahí. En los alimentos también hay residuos de pesticidas, herbicidas… Luego, están los insecticidas de uso cotidiano, los que se utilizan en los hospitales o trenes, aquellos con los que se rocían escuelas o parques… El cloro, el flúor, metales pesados, etc. Todo nuestro entorno es peligroso. A unas personas les supone más daños que a otras. Quizá la edad también tenga que ver. Y el estado de salud de cada cual. En cualquier caso, incluso si tenemos las mejores condiciones, no hay “dosis bajas” de peligro. Cualquier exposición es dañina. Y sus consecuencias se mostrarán tarde o temprano.

Efectivamente, no es tan raro. Son cada vez más las personas, desgraciadamente, las que sufren patologías “de la civilización”. Y está bien claro que la SQM lo es. Pues los pacientes lo son por haber sido expuestos a determinadas dosis de productos químicos nocivos que han destrozado su sistema inmunológico, hormonal, etc. De Prada nos explica: “Los afectados de SQM son un poco como los "canarios de la mina". Reaccionan y padecen síntomas, a veces muy aparatosos, por exponerse a esos niveles "bajos" de contaminantes a los que los demás nos exponemos creyendo que no nos hacen nada. Son como "detectores humanos" de tóxicos a niveles bajos. En ellos se hace visible el daño de la exposición cotidiana a tóxicos. Son como la visible

revista trazas

14

no 2 - 2011

Trazas nº2  

Revista especializada en productos y servicios para intolerancias y alergias alimentarias.

Trazas nº2  

Revista especializada en productos y servicios para intolerancias y alergias alimentarias.