Page 58

Susana Ramírez Hita

basan únicamente en los datos registrados en el interior de los servicios de salud pública, de forma que existe un subregistro, no tan sólo del VIH y sida sino también del resto de patologías48. Es importante destacar que el Ministerio de Salud y Deportes reconoce la alta subnotificación de la mortalidad ya que, entre otros motivos, el sistema no cuenta con datos del sector privado ni de la seguridad social (Ministerio de Salud y Deportes, 2007). Según el último informe Nacional del Progreso, en la respuesta al VIH/ sida de 2014 los datos de morbimortalidad habían aumentado considerablemente. Transcurridos casi 20 años desde que el Ministerio de Salud incorporara el programa de VIH y sida, dentro del programa de ITS no existían muchos avances en el mejoramiento de la calidad de vida de las PVVS. El hecho de ubicar el programa ITS junto al VIH y sida reafirmaba ante el sector médico y la sociedad civil que el sida era una enfermedad de transmisión sexual. Los postulados de las teorías disidentes del sida, tan fuertemente asentados en el continente africano, quedaban fuera del debate en Bolivia, al menos a nivel oficial y por parte de las organizaciones de afectados. Más que una postura política colectiva de resistencia, en Bolivia la negación a la toma de antirretrovirales obedece a una posición individual de rechazo a los medicamentos. Hasta febrero del 2014 y según el informe de ese año, se habían notificado 11.421 casos y 1.015 fallecidos. Diez casos de cada 10.000 habrían sido notificados como de VIH, en tanto que, frente a cada 10 mujeres, se contabilizan 17 hombres afectados por la enfermedad. El informe UNGASS 2014 señala: La epidemia de VIH es de tipo concentrada, principalmente en población gay, bisexual, trans y otros hombres que tienen sexo con hombres, al interior de este grupo la mayor prevalencia se registra en las mujeres trans. En segundo término, se encuentran las mujeres que realizan trabajo sexual. En cuanto a la población general, considerando como Proxy a las mujeres gestantes, la prevalencia encontrada en los estudios de línea de base y vigilancia centinela ha sido consistentemente menor al 1% en el nivel nacional (Ministerio de Salud y Deportes, 2014:22). 48 En un artículo publicado en 2009 (Ramírez Hita, 2009) se daba a conocer que los principales problemas de salud no eran registrados, entre otros motivos porque las planillas dispuestas para recoger los datos se diseñan a partir de los criterios de las políticas internacionales y con el objetivo de efectuar comparaciones con el resto de los países de Latinoamérica y del Caribe. Un registro que se realiza a través del asesoramiento de la OMS/OPS, organismos de los que parten las políticas globales.

58

Profile for Publicacions Universitat Rovira i Virgili

Cuando la enfermedad se silencia  

En este libro se analiza, a través de la patología del sida en Bolivia, las luchas de distribución de poder entre organismos globales, empre...

Cuando la enfermedad se silencia  

En este libro se analiza, a través de la patología del sida en Bolivia, las luchas de distribución de poder entre organismos globales, empre...

Advertisement