Issuu on Google+

1


2

Fondo Editorial Universidad Valle del Momboy


3

MOMBOY

Revista Arbitrada de Investigaciones y Temas en las Ciencias Aplicadas y Sociales EDITOR Francisco González Cruz DIRECTOR Pedro Frailán CONSEJO EDITOR Francisco González Cruz, Pedro Frailán, Lisbett Cabrera, Ana Linares, Raixi Díaz. Universidad Valle del Momboy. Momboy no tiene propósitos comerciales y no produce beneficio material alguno a sus editores. Los conceptos emitidos en los textos publicados por la Revista Momboy, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Por tal motivo, la revista no se hace solidaria por opiniones vertidas en los artículos y demás escritos publicados. Fondo Editorial Universidad Valle del Momboy Año 6. Sexto Número 2009. Segundo Semestre 2009. Registro Legal: ISSN: 1317357X Depósito Legal: p.p200102TR898 Edición y Montaje: Publicaciones UVM Lisbett Cabrera Abstrac: Centro de Idiomas de la Universidad Valle del Momboy Correctora Isaura Carrizo Impresión: Ediciones Dávide Publicidad, C.A. (Valera) Printed in Venezuela Correspondencia: Universidad Valle del Momboy División de Publicaciones y Biblioteca Fondo Editorial Universidad Valle del Momboy Avenida Caracas, Quinta Las Palmas. Sector Plata I. Valera, Estado Trujillo - Venezuela Teléfonos: Telefax: (0058) 0271 - 2251611 - 2251815 - 2253648 Web-site: www.uvm.edu.ve Reservado todos los derechos. No se permite reproducir, almacenar en sistemas de recuperación de la información ni transmitir alguna parte de esta publicación, cualquiera que sea el medio empleado (electrónico, mecánico, fotocopia, grabación, etc), sin el permiso previo de los titulares de los derechos de propiedad intelectual.


4

Consejo Universitario Francisco González Cruz Rector José Luís Briceño Viloria Vicerrector Iván Pérez Secretario Académico Wualtesska Vilches Directora de Administración Héctor Antúnez Decana de la Facultad de Ciencias Económicas, Administrativas y Gerenciales Domitila Peña Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Políticas y Sociales Héctor Colina Decano de la Facultad de Ingeniería Norma Medina Decana de Investigación y Postgrado


5

CONTENIDO PRESENTACIÓN

06

INVESTIGACIONES LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES

Dr. Héctor González.

09

INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVALUATIVA

Prof. Eva Pasek de Pinto Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez. Núcleo Valera

43

UNIVERSALIZACIÓN DE LA IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA

Dra. Betty Coromoto Santos Montilla Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez. Núcleo Valera

58

CONFERENCIAS Y ENSAYOS VALORES ÉTICOS-MORALES ASOCIADOS A LOS PARTICIPANTES DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO

Dra. Blanca Quevedo Universidad Valle del Momboy

70

LOS TRATADOS DE PAZ SUSCRITOS EN TRUJILLO

Ramón Urdaneta Bocanegra Miembro de número y Miembro Fundador del Centro de Historia Estado Trujillo

80


6

PRESENTACIÓN Tres ensayos sobre interesantes investigaciones y los textos de dos conferencias nos ofrecen este nuevo número de la Revista Momboy de la Universidad Valle del Momboy. El primero de ellos se titula "Las actitudes cognitivas: retratos, giros y rezongos de ciencicultores" escrito por el Médico Dr. Héctor González Guerra. Es un ameno y seductor artículo sobre la sobre la complejidad, la diversidad y los enfoques transdisciplinarios desde una óptica sensorial, que aporta creativas visiones de la investigación. Afirma el autor que "la presencia de múltiples teorías, prácticas y emotividades dan armonía, movimiento y brillo a la imagen de las ciencias humanas. Ver, oír y tocar divergencias, convergencias y paralelismos en la percepción, en el sentir, pensar y hacer de diversas formas de hablar, es degustar de la vida. Las múltiples contraposiciones teórico-práctica-emotivas, fortalecen, dan luz, bases amplias y gran sonoridad a los claro-oscuros sociales". Suficientes datos para motivar su lectura. El segundo trabajo trata sobre uno de los asuntos más delicados del proceso educativo: la evaluación y en particular los valores que están articulados con ella. Ofrece aportes prácticos muy bien sustentados en la teoría para mejorar el desempeño de los docentes en el aula. Su autora es la Profesora Eva Pasek Pinto de dilatada experiencia en la Universidad "Simón Rodríguez" y en otros espacios de la educación superior. El título del trabajo es: "Indicadores para evidenciar los valores del docente en su acción evaluativa" La autora establece varias dimensiones para cada uno de los valores seleccionados: tres dimensiones del valor responsabilidad: ante sí mismo, ante otros y ante la naturaleza; tres dimensiones para la justicia: la relación de alteridad (supone un "otro"); la exigencia de un deber y la tendencia a la igualdad; y, dos dimensiones para el valor tolerancia: aceptación-acogida del otro diferente y el respeto a las ideas y prácticas del otro. Un tema de una actualidad permanente y creciente, dada la tendencia de la globalización hacia la estandarización de los estilos de vida, es la identidad latinoamericana, abordada por la Profesora Betty Santos Montilla, desde la diversidad y la pluralidad como signos distintivos del ser latinoamericano. Existen muchos enfoques frente a este fenómeno, sin embargo este de la "Universalización de la identidad en América Latina" en muy enriquecedor y forma parte de las tendencias recientes de los estudios que abordan la materia. Con una sólida revisión bibliográfica de los autores más reconocidos en este importante campo, la autora desgrana en enriquecedor enfoque que presenta, como


PRESENTACIÓN

7

parte fundamental de los asuntos que deben ser tomados en cuenta para el proyecto que como colectivo aún tenemos pendiente los latinoamericanos. La sección de Conferencias y Ensayos comienza con el abordaje de uno de los temas que mayores dolores de cabeza están dando en las instituciones de educación superior, como lo es la ética en la elaboración de los Trabajos Especiales de Grado, en los trabajos de postgrado y hasta en las tesis doctorales. Las enormes posibilidades de información que nos ofrece Internet han significado una verdadera y profunda revolución para el conocimiento, para la ciencia y la tecnología, pero también se han convertido en una fuente de problemas cuando esa información y esas posibilidades no se manejan con ética. Asuntos tales como el uso inadecuado de la información, el plagio, la elaboración de tesis por encargo y la simple copia de documentos completos. Su autora la Profesora Blanca Quevedo está autorizada ética y profesionalmente para escribir sobre este delicado tema y para ofrecer soluciones. Así como en Trujillo se Bolívar firmó la Proclama de la Guerra a Muerte, también se negociaron y firmaron entre los jefes patriotas y los realistas el Tratado de Armisticio y el de Regularización de la Guerra. En la oportunidad de la inauguración del Salón de los Tratados en la casa del Centro de Historia, el Dr. Ramón Urdaneta Bocanegra, Individuo de Número de esa institución académica, uno de los historiadores más acuciosos de Venezuela y escritor ameno de diversas obras, dictó una conferencia versada sobre tales acontecimientos. La revista Momboy cierra con broche de oro esta nueva edición.

Francisco González Cruz


8


9

LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Dr. Héctor Eduardo González Guerra

SILUETA ACÚSTICA PARA EMPEZAR En esta obra se parte de la descripción y cuestionamiento de las posturas u orientaciones epistemológicas que pueden asumir los investigadores en la construcción de lo social, para luego elaborar un enfoque teórico-metodológicoemotivo, la actitud de praxis-multiopcional. Esta investigación se divide en cuatro secciones: 1.- Visualizar palabras y hechos incógnitos. Contiene el contexto argumentativo de donde surge la pregunta de investigación, el objetivo y la relevancia del trabajo científico. 2.- Percibir, senti,r pensar y hacer: jugar al ciencicultor. Enumera resumidamente las características de las actitudes cognitivas, que pueden asumir los investigadores sociales para construir conocimientos: la especulativa instrumental, la aplicativa - descifrante y la de contravención - idearia. 3.- Murmurar colorismos de ciencicultores aguerridos. Examina las tres actitudes cognitivas anteriores, con el fin de enfatizar sus semejanzas y diferencias, visuales y auditivas, en movimiento. 4.- La praxis - multiopcional, escuche, camine y ojee, al otro ciencicultor. Describe los atributos teóricos, metodológicos y de construcciones emotivas de esta actitud cognitiva, como modelo de investigación social, para excitar la imaginación y los sentidos de modo alegre y vivaz.

Dentro de las actividades metodológicas a ejecutar, para construir conocimientos, incluye la aplicación de técnicas que, en su conjunto, buscan descubrir la variabilidad de las formas, contenidos, relaciones y los criterios de verosimilitud de los modelos en estudio, ellas son:

• La prueba de cotejo; permite ver, oír y tocar dos o más cosas, contrastarlas entre sí, para estimar: igualdad, grados movibles de semejanzas, antagonismo, diversidad de oposiciones; caracteres inconexos, coexistencia, propiedades ambivalentes,


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

10

ambigüedades, rasgos plurivalentes, condiciones convergentes y particularidades neutrales.

• El examen de representaciones; ella habilita describir elementos que configuran las actitudes cognitivas; y a explicar los atributos de significación de cada una de ellos. Además posibilita criticar y emitir juicios de evidencias en relación a los efectos que produce la aplicación de determinada actividad científica-social.

VISUALIZAR PALABRAS Y HECHOS INCÓGNITOS. Todos tenemos una imagen auditiva palpable sobre los hechos que nos rodean. Con la percepción que el ser humano obtiene a través de los órganos de los sentidos, éste se informa sobre la calidad y cantidad de los hechos, sus propiedades y relaciones, incluso puede llegar a formular proposiciones empírico emotivas, al agrupar y conectar acontecimientos. Para investigar, mujeres y hombres han creado diversos modelos que toman en consideración las capacidades teóricas, prácticas y emotivas, propias de los seres humanos, las cuales son individuales, se desarrollan y modifican total o parcialmente mediante la convivencia social, en un ambiente, espacio y tiempo. Las capacidades teoréticas, prácticas y emotivas son rasgos de expresión del comportamiento humano. Se entiende por teoría, el producto de la acción o efecto de percibir y experimentar sensaciones mediante una operación del entendimiento que consiste en asociar y comparar ideas, imágenes o representaciones, actos y sentimientos, con las características cualitativas y cuantitativas del objeto percibido; todos, impresos en la mente del sujeto, que luego de ordenarlos mueven a expresar conceptos, opiniones y juicios; que integran pensamiento, conductas y emociones. Se entiende por práctica, el producto de la acción o efecto de percibir y experimentar sensaciones que llevan a ejecutar una actividad neuromuscular representada en la mente del sujeto. Esta actividad genera maniobras integradas a raciocinios y sentimientos. La emotividad, es el producto de la acción o efecto de percibir y experimentar sensaciones, que conmueven un estado de ánimo, producido por impresiones de los sentidos, ideas, recuerdos, actos y sentimientos. Este se manifiesta en forma de palabras y en sus tonos, en movimientos y gestos, posturas, actuaciones u otras formas de expresión. Los estados emotivos en diversos grados de intensidad pueden ser afectivos o aversivos. Aunque en ocasiones una persona puede experimentar y manifestar una ambivalencia de estos dos tipos de sentimientos opuestos al mismo tiempo; incluso tres o más de ellos a la vez: plurivalencia. También en oportunidades mujeres y hombres pueden ser indiferentes y manifestarse en forma insensible; es decir, no


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

11

muestran sus sentimientos debido a la presencia de situaciones que no los estimulan lo suficiente o que se filtran en el acto de percepción. De acuerdo con la mayor o menor duración en el tiempo y su firmeza en el espacio, los estados emotivos pueden ser: inmediatos (ejemplo: reacciones de agrado o desagrado acopladas al momento), intermedios (la motivación, la pasión) y estables (los valores morales). No hay límites de separación exacta en diversos momentos de la vida, para que los seres humanos manifiesten cualquiera de los tipos de emociones, e inclusive pueden existir eventos en los que se presentan los tres estados simultáneamente. Se considera que hombres y mujeres al estar frente a una actividad cotidiana, o ante una interrogante susceptible de investigar, asumida bajo la investidura de un científico, combina dando preferencia a uno o más de estos rasgos de expresión: teoría, práctica y emotividad. En todo caso, de acuerdo al uso que se hace de ellos se construyen patrones operativos que se denominan actitudes cognitivas. Se entiende por actitud cognitiva la disposición mental, postura, orientación teórica-práctica-emotiva general y persistente que ejerce influencia en las conductas, raciocinios y estados de ánimo de las personas, ante los objetos o situaciones con las que se relaciona. Estos patrones operativos reflejan los modos de ver, oír, palpar, percibir, sentir, pensar y hacer, de las personas, grupos de ellas y hasta comunidades enteras, en un ambiente, espacio y tiempo. Los procesos de investigación son construcciones sociales; creados por el ser humano como sujeto cognoscente. Para elaborar conocimientos las personas ven, se expresan y obran de modo diverso, conforme a alguna de las actitudes cognitivas. Todo depende del prisma epistemológico que distinga, hable y use, el ciencicultor. El término ciencicultor es polisémico, en un sentido provechoso indica al ser humano que cultiva o ejercita sus facultades y potencialidades, su talento, ingenio, memoria, con fines científicos. Pero también el sufijo "cultor" tiene connotación, en un sentido mordaz se refiere al investigador social que adora y venera, con exceso, su propia actitud cognitiva, llegando al extremo de considerarla como cosa sagrada, sobrehumana, inmodificable; cayendo incluso en el cientificismo. Sin embargo, se considera que todo ciencicultor al plantearse un problema de investigación, para construir conocimientos, puede asumir alguna de las siguientes actitudes cognitivas: la especulativa-instrumental, la aplicativa-descifrante, la contravención-idearia, y la de praxis-multiopcional. Según el patrón operativo que se adopte se dará distinto valor epistemológico a las observaciones y se ponderará de distinto modo la teoría, la práctica y la emotividad. Surge entonces un problema de estudio: ¿cuáles son las características, diferencias y semejanzas de las actitudes cognitivas que asumen los investigadores sociales en la construcción de conocimientos científicos? En virtud de esta incógnita el


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

12

objetivo de este trabajo se centra en: describir, explicar y contrastar las actitudes cognitivas que usan los científicos sociales para construir conocimientos. Luego de establecido el objetivo del estudio, en este momento corresponde recalcar la justificación del trabajo científico. Es bueno destacar, que la actitud de praxis multiopcional, como patrón operativo destinado a construir procesos de investigación social, es el nuevo conocimiento que se pretende aportar en esta obra, lo cual le da notoriedad científica a este trabajo. Así, mediante este modelo metodológico, se trata de integrar en el acto de conocer las capacidades teoréticas, prácticas y emotivas, que mujeres y hombres manifiestan en sus relaciones, consigo mismos, con otros seres humanos, con los otros seres vivos y las cosas existentes o creadas en el mundo. La unificación de estas tres capacidades - teoría, práctica y emotividad -, desarrolladas en sus dimensiones individual, comunal y ambiental, como un sólo acto de conocer, es el beneficio que se pretende aportar al ser humano y a la sociedad, lo cual le da importancia social a esta investigación. En el mismo orden de ideas, hay que decir que, los paradigmas de investigación en ciencias humanas, dejan a un lado la emotividad en el "acto de conocer", despersonalizando al ser humano. El hecho de intentar incluir ésta a los esquemas explicativos que utilizamos los ciencicultores para construir conocimientos, intenta resolver una situación puntual de hoy, revalorar las emociones humanas; por tanto le da relevancia histórico-contemporánea a esta obra científica.

PERCIBIR, SENTIR PENSAR Y HACER: JUGAR AL CIENCICULTOR. Al indagar sobre diferentes paradigmas de investigación, que pueden asumirse para elaborar conocimientos, se encontraron tres (3) actitudes cognitivas, que se han edificado sobre la base de conjeturas de diversos autores, para formar juicios de evidencia, agudos, observables y sensibles de las condiciones epistemológicas. Estas son: la actitud especulativa - instrumental, la aplicativa - descifrante y la de contravención - idearia. Las actitudes cognitivas poseen cualidades que las hacen distinguir una de otras, elaboradas ayer por científicos sociales, y usadas hoy para construir y ejecutar investigaciones. Nos proponemos estudiar la historia cualitativa de la vida de la investigación científica, que prescinde de la cronología. Lo que importa destacar son, las cualidades de ayer y de hoy de las actitudes cognitivas que pueden asumirse para la construcción de conocimientos; es decir, la manera de percibir, sentir, pensar y hacer de los ciencicultores.

 


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

13

La actitud especulativa - instrumental. El investigador social construye conceptos que reproducen lo real y estudia una serie de datos empíricos, los cuales de alguna manera se acomodan al concepto. El tipo de "acción social" (práctica) que desarrollará un individuo, dependerá de su funcionamiento articulado dentro del sistema de conceptos cerrados, construido como imperativo cultural, como una estructura fija de conocimiento, derivados de nociones ya disponibles. (Calello H. y Neuhaus S., 1.990). La teoría se desarrolla y se valida con independencia de la práctica, hecho por el cual, el práctico la aplica. (Elliot J., 1.997). La construcción del conocimiento se realiza mediante la selección de datos significativos (criterios de inclusión) y el rechazo de datos no pertinentes (criterios de exclusión) (Torres J., 1.996). Entre lo no pertinente está lo emotivo. La instrucción se asume como el resultado evidenciado en los seres humanos, miembros de la comunidad seleccionada para estudio y, la enseñanza, como estimulación externa a ellos. Su centro de interés es técnico, encontrar medios eficaces para lograr determinados "objetivos educacionales"; es decir, los propósitos que pueden enseñarse y medirse. La comunidad seleccionada participa en la investigación sólo para aprender conocimientos previamente organizados y validados en cuerpos disciplinarios (bases teóricas) que ahorran el esfuerzo de su búsqueda y preparación (Villarroel C., 1.991). Se considera que el investigador social no tiene influencia sobre el objeto de estudio; sólo se limita a recibir la cuantía de éste y a reflejar como se acomoda al concepto, en aras de una supuesta objetividad independiente del sujeto (Calello H. y Neuhaus S., 1.990). El objeto de conocimiento es la "acción social": la práctica que desarrolla la comunidad seleccionada. En la misma lógica se concibe a los seres humanos como objetos pasivos. Las bases teóricas se usan para emitir información por parte de una entidad: el investigador; para que otra entidad la reciba, guarde y repita en su momento oportuno: la comunidad seleccionada; de esta forma se logra la generalización del conocimiento. (Villarroel C., 1.991). Sin embargo, el conocimiento se fragmenta y reduce a un sistema de objetivos o metas que no toman en cuenta la situación social contextual. Los objetivos o metas son "hechos", "fenómenos" o "cosas", que ejercen influencia externa sobre la comunidad seleccionada, son variables que se estudian independientemente una de otra, definidas antes de iniciar el proceso de instrucción (Torres J., 1.996). La práctica desarrollada por la comunidad seleccionada es el dato que se recoge mediante instrumentos que permiten su medición y son susceptibles de análisis estadístico. Al comparar la práctica de la comunidad seleccionada con los objetivos de la instrucción se verifica el logro de los conocimientos, con rechazo total a los "juicios de valor" que pueda emitir el investigador social (Lanz R., C. 1.993).


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

14

De lo anterior se concluye, la concepción del conocimiento como noción, entendimiento, inteligencia, raciocinio natural; y la técnica, como la pericia o habilidad para usar esos procedimientos e instrumentos; es decir; poner en práctica conocimientos enfocados en razón de su aplicación y utilidad; esta idea se ubica en los esquemas racionalista e hipotético deductivo.

La actitud aplicativa - descifrante. El ser humano es considerado creador y constructor de la realidad social. Se concibe la interacción social como el modo en que la gente, dentro de contextos específicos, es capaz de generar, negociar o intercambiar significados sobre ellos mismos, sobre otros y sobre su mundo (Schubert, W. H., 1.986). La construcción de la realidad social implica un proceso complejo que integra una interrelación de experiencias, valores, interpretaciones y decisiones políticas. La implicación más directa para el estudio de un objeto de investigación reside en la comprensión, en el interés por la emergencia y desarrollo de la conciencia, dentro de un planteamiento cualitativo basado en la empatía y participación del investigador con la comunidad seleccionada. Atendiendo al significado, en vez del comportamiento como tal, relacionando la cultura con la conducta y poniendo atención a como se desarrolla el proceso dentro del contexto organizacional donde realiza el trabajo científico, el investigador cualitativo está en disposición de asegurar una visión mucho más compleja de las situaciones educativas (Schwab J., 1.985). El tema de estudio es determinado no por los objetivos ni las disciplinas, sino por la situación práctica. La dimensión experimental de la actividad investigadora es la que informa la teoría. La teoría es el objeto de conocimiento, una extrapolación de la conciencia del sujeto-cognoscente. El objeto no existe sino como creación de ella, como reflejo de sí misma. (Calello H. y Neuhaus S., 1.990). La teoría se desarrolla a partir de la práctica y se valida mediante la compresión teórica de ella (Elliot J., 1.997). En la construcción de la teoría se excluye lo emotivo. El sujeto - cognoscente se reconoce así mismo en el objeto-realidad, crea modelos ideales en yuxtaposición a la propia realidad como objeto de conocimiento, lo que implica describir la práctica social, interpretarla y emitir juicios, tomando conciencia de su significado. Al poner la práctica a la disposición de la comunidad seleccionada, ésta le revelará el significado de su acción social, en consecuencia la práctica puede cambiarse si se modifica la manera de comprenderla. (Lanz R., C. 1.993). De lo anterior se concluye la concepción del conocimiento, como construcción de esquemas teóricos que dan cuenta de los hechos o fenómenos descifrados de las observaciones de la realidad social, esta noción se sitúa en los patrones


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

15

estructuralista y etnográfico. En ellos el conocimiento construido posee dos aspectos de saber: 1) La descripción de los hábitos y costumbres del pensamiento y la acción de hombres y de mujeres en convivencia social; y 2) la explicación de las estructuras inconscientes e invariables de la comunidad objeto e estudio.

La actitud contravención - idearia. Este planteamiento persigue entender el proceso de investigación de un objeto de estudio en su contexto histórico, político-ideológico y económico-social; basado en estas categorías se examina la estructura de los escenarios dentro del contexto organizacional donde se realiza el trabajo científico (Villarroel C., 1.991). Esta actitud cognitiva tiende a: 1) poner énfasis en las necesidades e intereses del colectivo como grupo social; 2) basarse en el examen de la realidad social, principalmente en lo económicopolítico, en las formas de organización de la producción de riquezas económicas y de distribución del trabajo; 3) usar como principio, para construir conocimientos, la contradicción o incompatibilidad que hace que no puedan asociarse dos cosas (Iglesias M., 1.991). Se asume que las necesidades e intereses del colectivo tienen su origen, principalmente, en la defectuosa e injusta estructura económica y política. El papel de las organizaciones sociales debería ser el de destacar estos defectos, tratarlos y superarlos. Lo fundamental es que los problemas sociales, como categorías del acto de conocer, se traten cualitativamente en el contexto organizacional donde se realiza el trabajo científico, a fin de que los alumnos tomen conciencia de estos. Las organizaciones sociales se convierten en instrumentos ideológicos de transformación social. De este modo, la instrucción ideológica sobre los problemas sociales, está representada por la formación para el cambio. En el plano educativo se concreta en el examen de las condiciones reales de la comunidad seleccionada para estudio; y en el tratamiento y la modificación de tales condiciones con la participación activa de la comunidad. (Villarroel C., 1.991). El punto crucial de esta tendencia de investigación es la dimensión del cambio social, se trata de adecuar el proceso de investigación a una finalidad emancipatoria (Schubert W. H., 1.986). La labor del investigador social se basa en la premisa de usar la instrucción ideológica para que mujeres y hombres, miembros de la comunidad seleccionada, tomen conciencia de clase, de su situación de explotado, dominado, alienado y reprimido social. Los investigadores deben luchar por alcanzar los objetivos e intereses inmediatos de la clase dominada y proclamar abiertamente que sus fines pueden ser alcanzados al remover todo orden social existente. De esta manera se lograría


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

16

elevar la clase dominada a clase dominante, eliminar la opresión económica-política y construir un régimen de igualdad y democracia (Gutiérrez G., 1.986). El sujeto-investigador debe penetrar al objeto de conocimiento, de forma tal, que, consumando su relación con él, asuma la relación que existe, no la suprime. Se parte de la negación dialéctica del objeto como objeto en sí mismo y se reconstruye como sujeto. Esta relación es entendida como una unidad entre sujeto y objeto. El sujeto-cognoscente también se niega a sí mismo como sujeto, pero se reconstruye en su relación con el objeto. No es la negación total sino de la cualidad de objeto, para poder reasumirla dialécticamente con una cualidad diferente, que incluye la cualidad anterior negada como un aspecto parcial de la totalidad. Se concibe lo conocido como algo válido en su condición de parcialidad, que debe ser reconstruido a través de la negación de su universalidad absoluta y permanente. Se considera a todo objeto de conocimiento, aquel que integra a sí mismo las explicaciones por las cuales ha sido objeto. Nunca existente en estado puro sino asumido como parte integrante de la realidad de dicho objeto. Se trata de entender que lo real no consiste sólo en un dato empírico (la práctica) o en un concepto (lo teórico) como unidades de conocimiento; si no que en lo real, los conceptos son una unidad con lo empírico. El objeto de conocimiento científico-social es la unidad dialéctica de la teoría con la práctica, como un sólo acto de conocer. (Calello H. y Neuhaus S., 1.990). En la actitud de contravención - idearia, la teoría y la práctica, son mutuamente constitutivas y se relacionan en forma dialéctica. La validez de un teorema depende de la conciencia de quien lo ejecuta, adoptado en condiciones de discurso práctico, libre y abierto (Elliot J. 1.997). Lo emotivo no se considera como parte del acto de conocer. Se considera que el ser humano tiene capacidad de conocer, un conocer dialéctico, cualitativo, por categorías, que consisten en describir y entender un hecho socialhistórico contradictorio. Es decir, determina la negación de las cualidades económicas-políticas que producen un hecho en un grupo social y, luego construye una afirmación que niega la condición anterior negada. La afirmación de un nuevo hecho para el sujeto-cognoscente es una teoría. La persona que conoce debe actuar del lado de la contradicción que puede producir mayores beneficios sociales. Para transformar la realidad se pasa de la teoría a la práctica, materializando el entendimiento. La práctica por sí misma no trasforma de inmediato la realidad, pero, incide sobre ella. Esto hace necesario evaluar cualitativamente el resultado de la acción, lo que lleva nuevamente a la teoría para retornar a la práctica. En el mismo orden de ideas, al describir un dato histórico, interpretado económicamente y basado en la relación social de trabajo y de producción de riquezas, se proyecta como teoría contradictoria en el presente. De esta


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

17

construcción teórica sobrevendrá la práctica, la transformación comunal y el reemplazo del orden social existente. El orden social preexistente es sustituido por un nuevo orden social imperativo, predeterminado teóricamente como la victoria o superioridad que conseguirá la clase dominada y oprimida en su disputa con la clase dominante u opresora; de esta manera se une pasado, presente y futuro, se materializa la historia. Todas estas representaciones se sitúan en el modelo de investigación acción participativa con criterios marxistas.

MURMURAR COLORISMOS DE CIENCICULTORES AGUERRIDOS Los procesos de investigación son construcciones sociales; creados por el ser humano como sujeto-cognoscente. Para construir conocimientos científicos las personas ven, se expresan y obran de modo diverso, conforme a una de las actitudes cognitivas. Todo depende del prisma científico que se distinga, hable y use. Sin embargo, debajo de estas concepciones teóricas, ideológicas y de metodología de las actitudes cognitivas descritas, están el hombre y la mujer en su estado natural. Ellos en el transcurso de la hominización desarrollaron capacidades sensoperceptivas, teoréticas, prácticas y emotivas, propias del ser humano, estas características son individuales, se desarrollan y modifican, total o parcialmente mediante la convivencia social, en un ambiente, espacio y tiempo. Hay que aclarar, que la hominización es el conjunto de fenómenos evolutivos biológicos que condujeron a la aparición del ser humano, el cual consistió en un proceso de cerebralización de las funciones, la liberación de las manos, la adquisición de la postura erecta, regresión de la cola, el desarrollo de capacidades sensoriales, racionales, psicomotoras y anímicas, en sus relaciones consigo mismo, con otros seres humanos y con el ambiente (Iglesias M., 1.991). Tal como lo expresamos en otro trabajo (González G. H.E., 2002), de lo anterior se deduce que el ser humano se encuentra de manera espontánea en un mundo estructurado en varias dimensiones. Estas son magnitudes de un conjunto que sirven para definir formas y contenidos espacio-temporales de las actitudes cognitivas utilizados para construir conocimientos. Las dimensiones a las que nos referimos son: la teórica, la práctica y la emotiva, entrecruzadas con lo individual, lo comunal y lo ambiental. Para facilitar la comprensión de esta conceptualización compleja (el estudio del comportamiento humano), se presenta el siguiente esquema.


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

18

Para dar luz a este asunto y arañar las estructuras profundas de la construcción de conocimientos de lo humano, hablaríamos entonces, que en la realidad, el comportamiento de mujeres y hombres se conducen en una dimensión internapersonal: lo que el ser humano piensa, ve, teoriza, dice y escribe de sí mismo; lo que observa, escucha, practica y hace de sí mismo; y lo que ilustra, habla y siente de sí mismo. Por otro lado, la conducta humana también se orienta en dos dimensiones culturales-externas, que complementan la dimensión anterior: la comunal y la ambiental. La dimensión comunal es, lo que el ser humano piensa, hace y siente de los otros seres humanos; lo que se ha denominado por consenso social las "ciencias humanas". La dimensión ambiental es lo que los seres humanos piensan, hacen y sienten del conjunto de todas las cosas - existentes o creadas - del mundo que habitamos; consensualmente denominada las "ciencias naturales". Se está ahora en condiciones de sostener, que la actitud especulativa instrumental como método, en su aplicación en las "ciencias naturales", toma como punto de partida obligado su origen, para cualquier conocimiento, la construcción conceptual, teórica-ambiental; independiente de la dimensión práctica-ambiental. El conocimiento de lo ambiental-teórico es regido por leyes lógicas-matemáticas a posteriori, lo que permite reducir y simplificar la realidad, fraccionarla. También permite medir la frecuencia de las cosas, la repetición mayor o menor de un acto o suceso; es decir, el número de veces que se observa un proceso periódico o fenómeno por unidad de tiempo. El científico moderno trasladó la actitud especulativa - instrumental como método, tal cual se aplica en las ciencias naturales, para el estudio de las ciencias humanas, sustituyendo las dimensiones teórica y práctica ambientales, por las dimensiones teórica y práctica comunales. En ella, el sujeto-cognoscente construye un retrato auditivo tangible que hace coincidir, en la forma más amplia posible, el objeto que se estudia de la práctica comunal, dentro de una teoría comunal. Ajusta la práctica y la superpone a la teoría, de esta manera hace manejable por entero y sin dificultad los hechos.


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

19

El sujeto-cognoscente mide la frecuencia teórica de los hechos y, por procedimientos estadísticos, estima una probabilidad. Con la probabilidad, se anuncia por revelación algo que teóricamente ha de suceder, de esta forma se pretende predeterminar el futuro y generalizar el conocimiento por determinación convergente; el conocimiento se asume como un "bien", porque beneficia al mayor número de personas. La probabilidad le da verosimilitud al nuevo conocimiento teórico construido, lo funda con apariencia de verdad; esta es asumida también, como predicción para lo que en la práctica pueda suceder. Por otro lado, en aras de una supuesta objetividad, se asume, que todo lo que pueda ser materia de conocimiento, pertenece o es relativo al objeto y no, al modo de pensar, hacer o sentir del sujeto-cognoscente. El conocimiento existe "fuera" del sujeto que lo conoce. Para construir el conocimiento, tanto en las ciencias naturales como en las ciencias sociales, en la actitud especulativa - instrumental, el sujeto-cognoscente no toma en consideración las dimensiones individuales, ni las emotivas; ya que de hacerlo, el conocimiento tendrá cualidad de subjetivo y será relativo, al modo de pensar, hacer y sentir del sujeto-cognoscente y no del objeto de estudio en sí mismo. Bajo este patrón, las bases teóricas del objeto de estudio, contienen ideas de conocimientos preformados o supuestos, incluso fragmentados. Así mismo, mediante ellas, se da existencia ideal e hipotética a lo que realmente no lo tiene, se hacen conjeturas y cálculos de algo, a través de indicios o representaciones que se poseen a priori; de esta manera, también se reduce y simplifica la realidad social. Al fragmentar el conocimiento en supuestos, se asume que estos tienen independencia absoluta para provocar un "efecto" sobre el comportamiento humano en tiempo y espacio. Para que el supuesto sea "causa" y el comportamiento humano el "efecto", debe existir en la práctica contacto entre ambos en el espacio. La "causa" debe aplicarse antes de observar el "efecto". Los seres humanos, seleccionados como comunidad objeto de investigación, quedan al margen de la construcción científica del conocimiento. Es convertido en un dato cuantitativo de productividad, utilidad y rendimiento; simplemente arroja un resultado que trae provecho a la investigación. Mujeres y hombres con sumisión, se sujetan al dominio del investigador, le sirven de producto, son "efecto" favorable y de valor, consecuencia de las operaciones y medios utilizados. Por otro lado, los hechos o fenómenos educativos se estudian bajo ciertas condiciones diseñadas artificialmente por el investigador social, éste controla a su voluntad las variables más importantes del fenómeno y manipula las variables que él quiere que influyan en la conducta de los seres humanos miembros de la comunidad seleccionada. El sujeto-cognoscente puede descubrir en el objeto de estudio nuevas facetas de su estructura y relaciones, sólo, si modifica las estructuras conceptuales internas o representaciones que tiene sobre él y diseña nuevos instrumentos de observación.


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

20

La instancia superior que posee atribuciones para modificar las estructuras conceptuales del sujeto se denomina razón. Lo que está al margen del control y la manipulación del investigador, se considera irracional. El científico se mueve únicamente entre estas dos categorías: lo racional e irracional. En las bases teóricas del objeto de estudio, lo racional permite establecer un orden sobre las acciones que realizarán los miembros de la comunidad seleccionada, por lo que éstas se convierten en ley superior o mandato que se debe obedecer, observar y ejecutar. La razón es el origen - "causa"- de toda cultura. Se asume además, que todos los miembros de la comunidad seleccionada adquieren la misma posición y velocidad para aprender en tiempo y espacio; es decir, que todos los seres humanos tienen la misma agilidad, prontitud y facilidad para aprender (velocidad) y manifiestan igual actitud o manera de pensar, obrar y convencerse respecto al fenómeno u objeto de estudio (posición). De esta forma, los hechos sociales se consideran previsibles y sus resultados conductas, habilidades y conocimientos "preestablecidos", observables, medibles y cuantificables. No hay cabida para el cambio y transformación social, a menos que sea impuesto como ley o mandato del investigador. En las "ciencias humanas", las controversias surgen debido a que, el sujeto cognoscente y el objeto de estudio son hombres y mujeres. Las actitudes cognitivas emergen al tratar de hacer distinción y conocer la diversidad de las cosas, para dar a cada una su correspondiente y legítimo valor. Variar o mudar el uso que se hace de las cosas, hacen distinguir una actitud cognitiva de otra, jugando a ciencicultor. Así, la actitud aplicativa - descifrante en su aplicación como método, toma como punto de partida obligado u origen, para cualquier conocimiento en las "ciencias humanas", la observación de las dimensiones teórica, práctica y emotiva comunal lo que el ser humano piensa, hace y siente de los otros hombres y mujeres -, con énfasis en las dos primeras. El conocimiento se concibe como construcción de modelos teóricos que den cuenta de los hechos o fenómenos observados en la práctica; lo que el ser humano (sujeto-cognoscente) piensa de los otros hombres y mujeres. Con el conocimiento teórico-comunal, el sujeto-cognoscente busca construir "leyes cualitativas" que le ayuden a explicar y comprender la arquitectura inconsciente de lo que seres humanos piensan, hacen y sienten de otros hombres y mujeres; puede mencionar cantidades, pero no toma en cuenta los procedimientos de inferencia estadística para explicar lo social. El sujeto-cognoscente construye el modelo teórico que pone de manifiesto las estructuras inconscientes, que hacen posible la práctica social, ajusta la práctica y la superpone a la teoría. El modelo construido como conocimiento es una reducción y simplificación de la realidad. Para lograr la verosimilitud, el conocimiento teórico es construido de la práctica. Al mismo tiempo éste aporta una comprensión de los hechos o fenómenos humanos,


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

21

mediante la elaboración de leyes cualitativas invariantes de un sistema de categorías, que permanece en el inconsciente colectivo, que es "causa" de la organización del sistema social. El hecho social o "efecto" es un fenómeno de comunicación, cuya lógica expresa la de la mente humana. El inconsciente colectivo es el origen -"causa"- de toda cultura. Bajo esta actitud cognitiva, el objeto de estudio es un retrato representativo de conductas, acontecimientos y opiniones de quienes participan en el hecho o fenómeno. Es redactado por el sujeto-investigador; quien asume que el ser humano piensa, hace y siente por hábitos y costumbres sociales. La sociedad crea un orden que tiende a la "inercia". Se da primacía a las estructuras categoriales cualitativas e invariantes del inconsciente social, construidas por el sujeto-cognoscente; de esta manera se niega el papel de hombres y mujeres objetos de investigación, en la explicación de los hechos y del conocimiento social, se disocia y reduce a la nada al ser humano, tanto en forma comunal como individual. Las personas seleccionadas como comunidad objeto de investigación, no son el centro de referencia, no intervienen en la construcción científica del conocimiento. Los seres humanos de la comunidad seleccionada son sólo un dato cualitativo de productividad, utilidad y rendimiento; son un resultado que sirve al investigador. Mujeres y hombres solamente toman significación al añadirles por determinación convergente conceptos o categorías cualitativas invariantes del inconsciente social. El diseño permite poner atención a las áreas particulares que aparecen más significativas en el curso de la investigación. La construcción del conocimiento es unívoca y monopolio de la persona o grupo de individuos investigadores. El conocimiento como "totalidad" expresa: a) los hábitos y costumbres del pensamiento y la acción de hombres y mujeres en convivencia e interrelación social; y b) las estructuras categoriales inconscientes e invariantes de un grupo social, con la misma significación. De lo anterior se deduce, al igual que en la actitud especulativa-instrumental, que todos los miembros de la comunidad seleccionada tienen la misma destreza y rapidez para aprender (velocidad), a consecuencia de la larga y constante práctica de un mismo ejercicio. Así mismo, todos asumen la misma manera de pensar, conducirse y satisfacerse (posición), a consecuencia de un modo habitual de proceder establecido por la tradición o por la repetición de los mismos actos, llegando a adquirir fuerza de norma. En conclusión, mediante la determinación convergente se pretende conocer con exactitud la posición y velocidad del comportamiento y actividad humana en el tiempo y en el espacio. En el mismo orden de ideas, se considera que la construcción de conocimiento es ejercicio exclusivo del investigador social, con el dominio e influencia consiguiente. Para su elaboración no se toman en cuenta las dimensiones teórica, práctica y emotiva individuales, tampoco la práctica y emotiva comunal; permitiendo configurar un antisujetivismo epistemológico.


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

22

Al igual que en la actitud especulativa - instrumental, en la actitud aplicativa descifrante el sujeto-cognoscente, pretende explicar y comprender objetivamente los hechos o fenómenos sociales. Sin embargo, el conocimiento existe "dentro" de la mente del sujeto-cognoscente; es una representación del inconsciente colectivo. La actitud aplicativa - descifrante, en un sentido restringido, no pretende generalizar el conocimiento, al reducir sus límites a un conglomerado social. Sin embargo, en un sentido amplio, generaliza el conocimiento por determinación convergente y lo asume como un "bien", debido a que la comprensión teórica es complemento y equivale a prácticas sociales, estimables a priori por su origen colectivo. De igual manera, al realizar un examen restrictivo, la actitud aplicativa descifrante en apariencia, no pretende predeterminar el futuro. Sin embargo, el conocimiento al ser monopolio del investigador, permite a éste, fijar y garantizar oficialmente los hechos o fenómenos sociales en estudio, los mantiene iguales, los estabiliza; le da permanencia y duración en el tiempo, firmeza y seguridad en el espacio. "Congela el futuro", evita oscilaciones y cambios, detiene el curso y el desarrollo de otras opciones de desarrollo social. Así mismo, esta actitud cognitiva le otorga valor absoluto al lenguaje, como el código que estructura la "acción social", para explicar su significado. Acepta los marcos teóricos-conceptuales de las tradiciones y la cultura como límites de la comprensión. La comprensión, como conjunto de cualidades que integra una idea o teoría, es la facultad, capacidad o perspicacia que tiene el sujeto-cognoscente para entender y penetrar la práctica social. El fin es encontrar justificados o naturales los pensamientos, actos o sentimientos de otros. De ahí que se asume una tendencia y actitud tolerante; es decir, que pase todo sin cambiar nada. Sobre la base de lo referido, al tratar de realizar el examen de otra actitud cognitiva, la de contravención - idearia, podemos discernir, que ésta en su aplicación como método, toma como punto de partida obligado u origen del conocimiento social la observación cualitativa de las dimensiones teórica, práctica y emotiva comunal, con énfasis en las dos primeras. La actitud de contravención - idearia trata de recalcar lo que el ser humano, con excesivo afecto a sí mismo, piensa, hace y siente de los otros hombres y mujeres; a los que explota, domina, controla y hace inferiores desde el punto de vista económico, político, ideológico, social e histórico; lo que le hace atender desmedidamente su propio interés, negando el interés de los demás. Se concibe el conocimiento como construcción de modelos teóricos, cualitativos y categoriales, que se opongan y nieguen los hechos o fenómenos observados; originarios del ayer y que se manifiestan hoy, los cuales permiten alcanzar un mañana predeterminado e imperativo, concebido hipotéticamente como la victoria o


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

23

superioridad que conseguirá la clase dominada y oprimida en su disputa con la clase dominante y opresora. Con esto se pretende materializar la historia, unir pasado, presente y futuro; lo cual es enajenante en sí mismo, porque desposee y priva a hombres y mujeres de sus facultades para construir el devenir. Los seres humanos seleccionados como comunidad objeto de investigación, a la que se incorpora el sujeto-cognoscente, negando su cualidad parcial de sujeto, en apariencia, intervienen en forma activa y consciente en la construcción del conocimiento social. Pero en realidad hay "un sólo" conocimiento preconstruido teóricamente, un sólo fin hipotético: la sustitución de la clase dominante, egoísta y opresora, por la clase dominada, explotada y reprimida, como un orden supuesto y definitivo. No hay cabida para otro tipo o modelo de organización social. El conocimiento se logra al llevar a la práctica el modelo teórico construido y transformar la realidad, - lo que el ser humano piensa y hace con los otros hombres y mujeres -. La práctica por sí misma no transforma de inmediato la realidad, pero incide sobre ella; esto hace necesario evaluar cualitativamente el resultado de esa acción, lo que lleva nuevamente a la teoría -al razonamiento-, para retornar de manera secuencial a la práctica. La evaluación del impacto social que produce el modelo teórico ejecutado puede mencionar cantidades, pero no toma en cuenta procedimientos de inferencia estadística. La labor del docente-investigador se basa en usar la instrucción para que las personas tomen conciencia de clase, de su situación de explotado, dominado, alienado y reprimido social. Demostrar que el cambio cualitativo producido mediante la unión secuencial de la teoría y la práctica - es un "bien", porque beneficia el mayor número de personas; generaliza el conocimiento por determinación convergente y al mismo tiempo le da verosimilitud a éste. Como toda actitud cognitiva, la de contravención - idearia también reduce y simplifica el conocimiento; además, es monogenético, debido a que tiene como doctrina la dialéctica; en ella, la única forma de pensar, hacer y sentir los seres humanos es dicotómica. Para teorizar: a todo sí se opone un ¡no!; en lo emotivo: a lo bueno se opone malo, y en la práctica social: afirmar y ejecutar un hecho, niega la ejecución de otro. En lo anterior se demuestra la restricción de las capacidades naturales del hombre y la mujer para producir conocimientos. En esta actitud cognitiva, el conocimiento surge de la interacción biunívoca entre sujeto y objeto; pero, el conocimiento se construye por determinación convergente. Para el sujeto-cognoscente que ejerce la dialéctica, el pensar, hacer y sentir individual "no vale". Por el contrario, el pensar, hacer y sentir de varios individuos lo comunal - debe tener una sola significación, aquella que beneficia al mayor número de personas. Transformar la actividad humana comunal en objeto de conocimiento y estudiarla dialécticamente en forma colectiva, es decir, intersubjetiva, objetiviza el conocimiento y anula la subjetividad individual.


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

24

Con la actitud de contravención - idearia se aspira construir totalidades; sin embargo, se reconoce que la unidad de lo diverso es sólo una totalidad relativa y hasta cierto punto un reduccionismo científico. La totalidad social construida dialécticamente es una representación de la realidad, al edificarla el ser humano reduce y simplifica el conocimiento. Por otro lado, en ella se distingue un "economismo", debido a que como doctrina, concede a los factores económicos primacía sobre los "hechos históricos" de otra índole. Los factores económicos son la "causa" que determinan los actos humanos y los cambios ideológicos como "efectos". La explicación y comprensión de la producción y distribución de la riqueza o dinerario, como realidad teórica, transferida a la práctica, produce movimiento y cambio de los hechos; materializando el entendimiento. En los argumentos anteriores se observa que con la actitud de contravenciónidearia, se convierte a los seres humanos "objetos de investigación", en un dato cualitativo de productividad, utilidad y rendimiento, es parte de un fenómeno económico, que se logra sólo mediante el trabajo y se manifiesta en lo social, político e ideológico. El trabajo se considera como la única carta de identidad para socializarse y la sociedad se reduce a la asociación de personas que se dedican a la "producción económica". El comportamiento humano se resume a una sola actividad, principio o razón que lo explica todo: lo económico, es origen "causa"- de toda cultura. Mujeres y hombres son resultados "económicos" cualitativos que explican lo social. El producto dialéctico predeterminado (rendimiento esperado), es la creación de una conciencia comunal por encima de la conciencia individual, como imperativo cultural. Al igual que en las actitudes especulativa-instrumental y aplicativa-descifrante se observa, que en la de contravención-idearia prevalece la relación "causaefecto" en la construcción del conocimiento, aunque permite parcialmente descomponer, desordenar, desarreglar, desbaratar y recomponer lo social, mediante la reflexión-acción, para conseguir el futuro predeterminado. Bajo la consigna metodológica, materializar la historia y el entendimiento; el sujeto-cognoscente, mediante la dialéctica pretende unir pasado y presente con un futuro prometido, un "más allá". Lo cual es enajenante en sí mismo. La historia - el pasado -, es una representación en la mente de hombres y mujeres que conviven en sociedad. Según la dialéctica, se convierte en materia o realidad cosificada al conseguir el futuro prometido. Esta actitud cognitiva convierte en materia o realidad cosificada algo que no lo es, adquiriendo la historia un sentido alienante. Pretende que esta obligue a ver, decir, hacer, satisfacer y a asegurar con certeza, la victoria o superioridad de la clase dominada sobre la clase dominante. Por último, el ciencicultor con la actitud de contravención - idearia intenta, mediante la instrucción ideológica, desarrollar en los miembros de la comunidad


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

25

seleccionada la misma actitud o manera de razonar, obrar y convencerse de un fenómeno social u objeto de estudio (posición). Así mismo pretende que ellos adquieran con la misma rapidez, facilidad y agilidad su "conciencia de clase" (velocidad). Esto permitirá realizar cambios sociales, que llevarán a un nuevo orden comunal predeterminado: la victoria o superioridad, sobre la clase dominante. De esta manera, se intenta hacer coincidir y conocer a la vez, con exactitud, la posición y velocidad del comportamiento y la actividad humana en tiempo y espacio. En conclusión, se aprecia que en las tres actitudes cognitivas, de una u otra manera, los ciencicultores: 1.

Reducen y simplifican el conocimiento.

2.

Intentan predeterminar el futuro.

3. Asumen como modelo para entender los fenómenos sociales la relación "causa - efecto". 4. Pretenden determinar a la vez, con exactitud, la posición y la velocidad del comportamiento y la actividad humana, en tiempo y espacio. 5. Restringen y/o anulan las capacidades naturales de mujeres y hombres para producir conocimientos sociales. 6. Separan la cantidad de la cualidad, lo objetivo de lo subjetivo y lo individual de lo comunal. 7. Generalizan el conocimiento por determinación convergente, lo asumen como un "bien" porque beneficia al mayor número de personas, por lo que el conocimiento adquiere una sola significación: lo comunal. 8. Dividen el conocimiento en dos categorías opuestas: teoría y práctica (el pensar y el hacer). Las actitudes especulativa - instrumental y aplicativa descifrante establecen el contacto entre ellas por superposición. La actitud de contravención - idearia, mediante el procedimiento histórico-dialéctico, logra enlazarlas en secuencia; de esta manera, aparenta hacer cesar la oposición entre ambas. Sin embargo, las considera dos estados sucesivos del comportamiento humano y de los fenómenos sociales. En resumen, en primer lugar se aprecia que en el pensamiento, acción y motivación de los seres humanos, ciencicultores que han construido las actitudes especulativa-instrumental, la aplicativa-descifrante y la actitud de contravención-idearia, han ejercido influencia profunda los principios del modelo cartesiano (Descartes R., 1995): dudar, dividir, progresar y generalizar:


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

26

1. No admitir jamás nada por verdadero que no conociera que evidentemente era tal; es decir, evitar minuciosamente la precipitación y la prevención, y no abarcar en los juicios nada más que lo que se presentará, tan clara y distintamente al espíritu que no tuviera ocasión de ponerlo en duda. 2. Dividir cada una de las dificultades que se examinan en tantas partes como fuera posible y necesario para resolverlas mejor. 3. Concluir progresivamente, por orden, los pensamientos, comenzando por los objetos más simples y más fáciles de conocer, para luego subir poco a poco, como por grados, hasta el conocimiento de los más complejos, y aun suponiendo orden entre aquellos que no preceden naturalmente unos a otros. 4. Hacer, en todo, enumeraciones tan completas y revisiones tan generales que tuviese la seguridad de no omitir nada. En segundo y último término, destaca que las actitudes especulativa-instrumental y la aplicativa-descifrante y la actitud de contravención-idearia, no toman en consideración las dimensiones teórica, práctica y emotiva individuales para la construcción del conocimiento. Las tres actitudes cognitivas subordinan lo emotivo; lo clasifican como inferior en orden respecto a las otras, la estiman por debajo de su valor. Se puede afirmar, que con la subestimación de lo emotivo despersonalizan al ser humano, le quitan uno de sus atributos y le hacen perder su identidad; lo hacen pedazos dividiéndolo en partes sin orden ni concierto. De una "trilogía", sólo reconocen del hombre y la mujer las cualidades de "pensar y hacer" y aniquilan el "sentir".

LA PRAXIS - MULTIOPCIONAL, ESCUCHE, CAMINE Y OJEE, AL OTRO CIENCICULTOR La tentación de pensar, hacer y sentir, mediante elementos metodológicos teóricos, prácticos y emotivos; cualificar y cuantificar complementariamente los hechos y fenómenos sociales, es "válido"; no es tergiversar, ni hacer un pastiche. Desviarse de una gran teoría, observar otra cara del cristal, tener otra forma de hablar, pensar, hacer y de sentir, es... caminar a través de la ciencia, ...pasar el umbral del curiosear. Nos preguntamos entonces, ¿cuáles son los atributos que caracterizan la perspectiva racional, procedimental y de construcciones emotivas que distinguen la actitud de praxis-multiopcional?. En esta obra, se adopta un enfoque teórico metodológico motivacional de investigación, con criterios de globalidad. Sus principios parten de la "praxis global" o cambios sociales variables y relativos de la


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

27

realidad, a consecuencia del comportamiento humano como unidad, integrada por elementos teóricos, prácticos y emotivos, individuales, comunales y ambientales. Como actividad creadora, en la praxis global, la investigación científica de hechos o fenómenos sociales requiere de tres elementos: el sujeto investigador, el objeto que es investigado y un tercero que vincula los dos anteriores: el método (Finol T. y Nava H.; 1.996). Se entiende por sujeto, a la persona o grupos de personas que adquieren o elaboran el conocimiento (Sabino C., 1.992). El sujeto es el que posee la inteligencia humana para conocer y transformar la realidad: el ser humano. Por tanto, no hay conocimiento más allá de las visiones, las palabras, el silencio y el movimiento del hombre y la mujer. El conocimiento social es siempre conocimiento para alguien, es el sentir, el pensar y el hacer de alguien; en la conciencia y con el consentimiento de alguien. No se puede imaginar un conocimiento sin sujeto, sin que sea percibido por una determinada conciencia. El objeto, son los distintos sectores de la realidad que pueden ser investigados. El conocimiento es siempre, conocimiento de algo, de alguna persona o comunidad, de alguna cosa. Puede tratarse de un ente abstracto-ideal, lo real metafísico o la especulación filosófica sobre lo que está más allá de la naturaleza física. También, de lo real físico o estudio de la naturaleza, como un número o una proposición lógica de un fenómeno material; incluso, lo real social o cultural, o estudio de los hechos o fenómenos humanos, sean éstos de carácter individual o comunal; aún de la misma conciencia. No se puede imaginar un conocimiento sin objeto, que se pueda ver, oír o tocar. La actitud de praxis-multiopcional rompe con las formas y modos "racionales" que explican la relación sujeto/objeto. Visualiza, desarrolla y expresa el enlace entre el sujeto y el objeto, que es coherente con el comportamiento y la actividad humana global, que se observa en el conjunto de cambios o transformaciones de lo social (praxis). Todo sujeto-cognoscente tiene un ahora y una historia, todo objeto de conocimiento tiene un ahora y una historia. En un momento dado de la realidad de la vida social, éstos ahora e historias se entrecruzan. El conocimiento es consecuencia de la acción recíproca del sujeto sobre el objeto y del objeto sobre el sujeto. Bajo esta perspectiva, la praxis global considera a todo sujeto-cognoscente, como persona que integra a sí misma las causas o motivos teóricos, prácticos y emotivos por los cuales es sujeto; y las explicaciones teóricas, prácticas y emotivas por las cuales es condicionado por el objeto, asumidas como parte integrante de la realidad de dicho sujeto. De igual forma, considera a todo objeto de conocimiento, como un elemento que integra a sí mismo las razones teóricas, prácticas y emotivas por las cuales es objeto; y las explicaciones teóricas, prácticas y emotivas por las cuales es condicionado por el sujeto, asumidas como parte integrante de la realidad de dicho objeto.


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

28

En la actitud de praxis-multiopcional la relación sujeto-objeto es una disyunción instrumental situacional. En el comportamiento y la actividad humana global, que produce cambios y transformaciones sociales (praxis), existe la alternativa entre dos formas de proceder: a) Una de ellas es "exclusiva", en la que se asume el carácter social de sujeto, siempre condicionado por el objeto. b) La otra es "inclusiva", en la que se asumen los dos destinos sociales a la vez: sujeto y objeto. La alternativa de optar por una de las dos formas de proceder - exclusiva o inclusiva- depende de las situaciones externas e internas, que modifican el estado del sujeto. Las situaciones exteriores están relacionadas con el momento de la investigación, las interiores se relacionan con el problema en estudio. No hay que negarse "teóricamente" como sujeto ni como objeto para poder unirse con el opuesto. El método, es entendido como el conjunto de técnicas, procedimientos e instrumentos, que se utilizan para investigar y obtener conocimientos; es indispensable e imprescindible, para conocer científica y socialmente tanto al sujeto, como al objeto. El investigador goza de plena libertad para seleccionar y construir el método, tal vez allí encuentre su aporte científico. Cada investigación requiere un esquema propio. No se puede imaginar un conocimiento sin método. Pero, ¿cuál es el método adecuado para cada investigación?. La pauta señala que el método debe ajustarse a las propiedades y características del objeto de estudio (Finol T. y Nava H., 1.996). Se entiende por conocimiento, las representaciones teóricas, prácticas y emotivas inmateriales, que por agrupación y ordenamiento de múltiples sensaciones internas y externas, se crean en la mente del sujeto. Estas se manifiestan como construcciones visuales, auditivas, olfativas, gustativas, de movimiento, de equilibrio, y aún como construcciones consideradas "neutrales". La construcción es "simple" si es un solo tipo de ellas y es "compleja" cuando hay varios tipos a la vez. Las representaciones, en diversos modos de integración y bajo determinadas condiciones, aparecen, algunas como materia o realidad cosificada, en forma temporal, espacial y perceptible por los sentidos. Otras son de índole "virtual". En un momento dado, el conocimiento puede pasar de su estado virtual a un estado material o realidad cosificada; puede quedar en estado material, o pasar nuevamente de un estado material a un estado virtual. Las propiedades de los elementos o partículas que constituyen el conocimiento no son enteramente "objetivas"; dependen en parte de la presencia del sujetocognoscente, de sus técnicas, procedimientos e instrumentos de investigación y cuya fabricación está condicionada por el objeto de estudio; por lo cual, tampoco son del todo "subjetivas".


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

29

La actitud de praxis-multiopcional no pretende resaltar la prominencia del sujeto, ni del objeto, ni del método, como el elemento primario para iniciar el acto de conocer, los tres son necesarios en las actividades de investigación. Ninguno prevalece por encima de los otros y ninguno se puede omitir. Por lo cual se concluye que el conocimiento no tiene "esencia". La integración en una unidad de las diversas capacidades del ser humano: el sentir, el pensar y el hacer, son los medios disponibles que hacen posible la construcción del conocimiento, en un momento en el cual no hay interacción entre el sujeto y el objeto vinculados por el método. No hay límite de separación plena entre el observador, lo observado y los instrumentos de observación; los tres elementos, sujeto, objeto y método, definen la posibilidad del "acto de conocer". Estas capacidades son propiedades relativas y habilitables que tiene el hombre y la mujer para contener el conocimiento social, dentro de ciertos límites verosímiles que configuran posibilidades del "acto de conocer". Ellas definen: la experiencia, el razonamiento, la convicción y el consentimiento individual y comunal. En el momento anterior de su interacción con el sujeto, un fenómeno o hecho social probable objeto de investigación- se presenta en forma "neutral", tiene potencialidad o capacidad para generar sensaciones, y de hecho las genera. Pero el conocimiento en sí es virtual, tiene existencia aparente y no real. El sujeto tiene un umbral de aptitudes, talentos y cualidades - relativas y habilitables - para conocer. El umbral: es el nivel a partir del cual empiezan a ser perceptibles los fenómenos o hechos corrientes como objeto de investigación. Al vencer el umbral se activa la curiosidad del sujeto. Curiosear: es la cualidad que mueve al sujeto a observar y pronunciarse sobre el objeto investigado. Fin de lo "neutral". El fenómeno o hecho social genera varios tipos de sensaciones a la vez. El sujeto recibe a través de los órganos de los sentidos multiplicidad de ellas, las cuales se filtran a través de las estructuras nerviosas "naturales" y de aprendizajes, condicionamientos culturales y sociales "adquiridos"; éstas se ordenan en la mente del sujeto. La "neutralidad" de los fenómenos sociales, hace posible que en algún momento, el sujeto sea indiferente a él o que se abstenga de estudiarlo; o por el contrario, que éste lo asuma como objeto de investigación. Por lo que es posible que un fenómeno social "sea" y "no sea" objeto de investigación al mismo tiempo. La unidad y el ordenamiento de diversas sensaciones visuales, auditivas, olfativas, gustativas, táctiles, de movimiento y equilibrio o aún las "neutrales", hacen posible el conocimiento. Ninguna de ellas tiene el primer lugar en estimación o importancia, ni se antepone o prefiere a las otras en el instante que se genera el conocimiento. Ninguna de ellas por sí sola es "causa", origen o principio del conocimiento; y todas se disuelven en él. Se concluye entonces, que el conocimiento se origina de las potencialidades asociativas y cooperativas de las sensaciones.


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

30

La experiencia, el razonamiento, la convicción y la certificación consensual, utilizadas como método, contienen al conocimiento construido en ciertos límites verosímiles. Estas son posibilidades del "acto de conocer" y permiten al sujeto, descomponer y reconstruir el conocimiento en diversas formas y contenidos en tiempo y espacio. Esto hace que el conocimiento sea infinito sin término, remate o consumación final. El conocimiento no tiene principio, ni tiene fin; no nace de un elemento o partícula en especial. Principio y Fin son representaciones en la mente de hombres y mujeres que conviven en sociedad. En algún "momento" de la praxis humana se usan para no "repetir experiencias" y no volver a "cometer errores superados". En otros "momentos" se puede disponer de ellos para lograr solventar una duda o una dificultad. También, en muchas ocasiones dejan de ser categorías sustanciales para el examen de lo individual y comunal, no anuncian ni hacen honor al conocimiento, no son superiores ni transcendentes; ya no constituyen lo más importante, no aumentan ni nutren las actividades vitales, pueden faltar; sin ellos no se acaba la existencia humana. Incluso pueden traer calamidades y desgracias, pueden llevar al fracaso y a la ausencia de éxito. Principio y fin son relativos. Cada uno vive en su realidad única, construida por sus propias impresiones sensibles, por sus pensamientos, experiencias y sentimientos, que se desarrollan individualmente y en convivencia social, en un ambiente, espacio y tiempo. Actuamos de acuerdo a lo que percibimos, nuestro modelo del mundo; sin embargo, el mundo es siempre más rico que las percepciones, ideas, experiencias y convicciones que tenemos de él. (O' Connor J. y Seymour J., 1.995.) El conjunto de nociones teóricas, prácticas y emotivas que como representaciones existen en la mente de una persona o colectividad, en una época, en un movimiento cultural, religioso u otros, sirve de modelo o paradigma. Éstas se convierten en ideológicas, cuando al realizar un examen sociológico se demuestra que cumplen la función de promover el poder a una persona o grupo. En la praxis global, se acepta el principio de la complementariedad de los métodos, técnicas e instrumentos, cuantitativos y cualitativos, para el estudio y la investigación en ciencias sociales, los cuales son necesarios por igual para la interpretación de los fenómenos educativos y les dan integridad y plenitud a estos. Por otro lado, modificado de Mires (1.995), existe la posibilidad de paralelar disensiones o paralaje. Es decir, que el expediente de explicar, hacer y sentir las cosas de una manera o de otra, no tiene ni debe llevar siempre a un mismo resultado o - lo que es parecido - dos resultados distintos pueden ser, al mismo tiempo ciertos, dependiendo del lugar, de la posición y del punto de vista de quien argumenta. En el mismo orden de ideas, se rechaza la lógica del pensar dicotómico, el cual deduce la afirmación de un hecho a partir de la negación de otro; es decir, se impugna aquel conocimiento científico social que tiene como base única la


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

31

irreconciliación de los antagonismos. Más que la contradicción, se acepta la complementariedad. Hay situaciones en las que hay negación del significado parcial de un hecho, una concepción o de un estado de ánimo, integración o eliminación de elementos y cambio de dirección que complementa el sentido racional, fáctico y emotivo de las cosas. La actitud de praxis-multiopcional integra un conjunto de planteamientos sociales, económicos, políticos, ideológicos, científicos, filosóficos, y de otras áreas del quehacer, de las ideas y motivaciones humanas, entrecruzadas en una relación multibiyectiva. Se entiende por relación multibiyectiva, la correspondencia que se establece entre elementos de distintos conjuntos, en la cual un elemento de un conjunto condiciona y es condicionado por elementos de otros conjuntos, con una conexión bidireccional de múltiples conjuntos entre sí. Se trata de cambios profundos que se dan en múltiples espacios al mismo tiempo, que toman en cuenta las peculiaridades y compromete a individuos y a una comunidad en la construcción de lo social. Lo social tiene existencia ideal efectiva, valor práctico y espiritual, en contraposición con lo fantástico e ilusorio. En la actitud de praxis-multiopcional se acepta el concepto de sociedad civil (Mires F. 1.996), lo que quiere significar, que en el campo de lo social ha surgido un espacio político que no pertenece exclusivamente al Estado, como ente gubernamental. Cuando se habla de sociedad civil se hace referencia indirecta al contrato social que presuntamente existe entre la sociedad y el Estado. La sociedad civil aparece políticamente cuando se trata de revisar algunos términos del contrato vigente, sin negar otros. Al mismo tiempo se reconoce la vigencia del Estado o ente gubernamental. Se acepta también que pueden coexistir hechos sociales sin gobierno, Estado, leyes y normas; en los que la libertad y las restricciones son autoimpuestas por la persona. La sociedad civil asume la particularidad del poder por medio de la opinión pública, como articulación argumentativa, discursivas, de ánimo y de actitudes, la cual es no delegable como praxis social. Se acepta que el antagonismo político surge de la pretensión de que uno de los contratantes no reconoce el poder del otro. Si en cambio reconozco parte del poder del otro, siempre y cuando él reconozca parte del mío, no hay antagonismo; hay praxis política. De lo que se trata es de llegar a un acuerdo acerca de cuanto es el poder delegado y cuanto es el que me reservo. No hay acuerdo fijo, en cuanto a poder y control me corresponde y cuanto delego, lo que quiere decir que el contrato social debe ser periódicamente revisado, porque éste tiene permanencia transitoria en tiempo y espacio. Se entiende por poder, a la capacidad de una persona de hacer o no ella misma; o de persuadir, disuadir, estacionar o impedir - a veces hasta con castigos -, en forma


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

32

variable y relativa que otros hagan una cosa, la cual está sujeta a su dominio o voluntad y para la cual tiene facilidad, tiempo, espacio o lugar; mando o preponderancia. Tradicionalmente se han identificado dos direcciones políticas en el uso del poder: positivo y negativo. En su práctica negativa, la persona puede asumir el poder, para controlar, dominar, coaccionar o reprimir a los demás, mediante la fuerza o por medios hábiles -a veces con astucia y maña - para servir a intereses propios y ajenos; se produce entonces, "mayor bien" para el menor número de personas. En su práctica positiva, el poder es la fuerza vital que mueve a las personas a comprobar, inspeccionar, intervenir y fiscalizar el logro de objetivos del grupo, produciendo "mayor bien" para el mayor número de personas. En la tendencia política emergente de la postmodernidad ("todo vale"), no se trata de ser más fuerte que otro y ser capaz de vencerle, sino de componer y ajustar los ánimos, las proposiciones y las actitudes de los que estaban aparentemente opuestos entre sí y de encaminarlos hacia el logro de intereses individuales y comunales. Esto implica cumplir los deberes y derechos de las partes. El propósito general de la actitud de praxis-multiopcional es usar el poder para fomentar la cooperación y la colaboración en la realización de una tarea. Sin embargo, se reconoce la vigencia del dicho popular "no hay mal que por bien no venga" y de igual forma, lo contrario "no hay bien que no produzca algún mal". Se admite la conciliación, el contraer y ejecutar un compromiso como uso del poder, de lo cual surge un acuerdo teórico amigable; obligación moral contraída, palabra dada, fe empeñada; ejecución de un convenio, praxis" y "acto de conocer". Al conciliar, se acepta que el poder es relativo; es un "mal" cuando incide "más" profundamente en la persona y perjudica en forma individual y colectiva, si produce "más" daños y "menos" beneficios. Por el contrario, el poder es un "bien" si incide "más" profundamente en las personas en forma individual y colectiva, si produce "menos" daños y "más" beneficios. El acto de conocer es un acto político. Se entiende por política las orientaciones o directrices que rigen actuación de una persona o entidad en un asunto o campo determinado; es decir la traza, invención, arbitrio o recurso con que se conduce un asunto o se emplean medios para alcanzar un fin, sea público o privado. La convicción de que un acto de conocer es acto político, tiene que ver con la lucha por el reconocimiento de las personas en un contexto que le da sentido político; para hacer valer el sentir, pensar y el hacer individual y comunal. La conjunción entre acto y contexto no se puede establecer preconcebidamente pues resulta del desplazamiento imprevisible de uno y de otro. No puede haber contrato social para todo lo político, sino simplemente encargos políticos precisos y concretos a determinados delegados, pero nunca más toda una delegación de


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

33

todo lo político. No se puede delegar lo que está permanentemente sometido al diálogo y a la imaginación inagotable de los actores sociales. Lo político no sólo existe en diversos espacios simultáneamente, sino también asumiendo diversas formas teóricas-prácticas-emotivas: diálogos, delegaciones y/o autorepresentaciones, las que no tienen por qué ser necesariamente antagónicas entre ellas; estas nunca podrán cerrarse en sí mismas mientras existan personas que no obtengan reconocimiento (Mires F. 1996). En los procesos de investigación, el enfoque teórico-metodológico-emotivo representa un contrato social. El investigador en conjunto, con los hombres y las mujeres, miembros de la comunidad seleccionada, son los contratantes, que deben reconocer las partes de poder y control de cada uno de ellos, además de sus deberes, derechos e intereses. Al agruparse las personas en sociedad, ejercen sus facultades de ordenar las condiciones para realizar uno o varios de los fines de la vida, adquiriendo en conjunto su propia individualidad. En la actitud de praxis-multiopcional, no se reduce al ser humano, miembro de la comunidad seleccionada, como objeto de estudio, a un simple dato cualitativo o cuantitativo de productividad, utilidad y rendimiento, como parte de un fenómeno económico-social, político-ideológico e histórico que se logra mediante el trabajo y las relaciones de producción. Así mismo, no acepta que el ser humano pasa de un estado natural (animalidad) a un estado cultural (social), a través de un proceso de socialización, que se logra por el trabajo. Tampoco pretende que hombres y mujeres adquieran significado solamente por determinación convergente, al añadirles conceptos o categorías cualitativas e invariantes del inconsciente social. Mucho menos, que las personas se sujeten con sumisión al dominio del investigador, para ser sólo un dato cuantitativo, consecuencia de las operaciones y medios utilizados. Sin embargo, en la actitud de praxis-multiopcional mediante las facultades naturales de percepción de sensaciones internas y externas que se asocian, relacionan y se construyen en la mente del ser humano, el hombre y la mujer, habilitan sus cualidades teoréticas, prácticas y emotivas, de razonamiento-dudaconvicción-acción. No se pasa de una "fase" o "etapa" a otra, prescindiendo del uso de la primera. Mediante la percepción, asociación y cooperación de múltiples sensaciones - estado natural del ser humano- hombres y mujeres construyen su personalidad y estados socio-culturales a la vez, desarrollan su sentir, pensar y hacer, en sus aspectos individuales, comunales y ambientales. Toda actividad humana es fuente de socialización, sean estas individuales como por ejemplo: la lectura, el razonamiento, la escritura; o colectivas como los diálogos, la educación, el deporte, la vida en familia, los actos religiosos, la recreación, la expansión lícita, el arte, las actividades culturales, las acciones comunitarias, el trabajo y otras.


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

34

Todas las actividades humanas en "más" o "menos" se condicionan y son condicionadas entre sí; mediante ellas se habilitan y manifiestan las cualidades teoréticas, prácticas y emotivas de personas y grupos sociales a la vez. No hay límite de separación neta entre lo individual y comunal. En esta actitud cognitiva, el ciencicultor, mediante el uso de la crítica multiopcional, en las actividades humanas integra el sentir, pensar y el hacer, individual y comunal por disconcordancia. Una persona al evaluar globalmente las múltiples opciones teóricas, prácticas y emotivas individuales, para decidirse por unas de ellas, objetiviza el conocimiento, mediante un acto ético racional transubjetivo. De manera similar, un grupo social al evaluar globalmente varias opciones teóricas, prácticas y emotivas para decidirse por una de ellas, gracias a una comunicación interactiva logran la objetividad, como acto ético racional intersubjetivo. En este movimiento de construcción de la objetividad por disconcordancia, en forma trans e intersubjetiva se observa que no hay límite de separación neta entre subjetividad y objetividad. En consecuencia, hombres y mujeres individualmente y en convivencia social, son concertadores de privilegios; ellos, mediante la construcción de la objetividad, conceden en forma personal o por pacto o convenio, la prevalencia de una o varias actividades humanas respecto a otras, con fines de socialización. Filosofía que va más allá de las opiniones, del espectro de procedimientos y de técnicas imperantes en otras actitudes cognitivas para la construcción de conocimientos científicos. El trabajo ya no es la única carta de identidad para civilizarse; no es el único objetivo que da sentido a nuestras vidas y deja de ser el medio exclusivo de inserción social y cultural. De lo que se trata, es de liberar la noción del trabajo de su contenido industrialista y monetario; es decir, ampliar la noción de trabajo, reconociendo muchas actividades dentro del concepto laboral, para convertir el trabajo en un "todo heterogéneo"; es decir, un conjunto compuesto por partes de diversas naturaleza. Por trabajo se entiende, aquel tipo de actividad que es reconocida socialmente como tal, lo cual significa que lo que es trabajo en una época, puede que no lo sea en otra; por tanto, la noción de trabajo, es sometida a revisión histórica. Cada periodo histórico inventa su trabajo. Si por trabajo reconocemos determinadas actividades en una época y en otra no, lo decisivo no son las actividades, sino las normas para su reconocimiento. Tanto el hombre como la mujer, pueden ocuparse de cualquier ejercicio u obra, con igual eficacia, actividad y cuidado; sea ésta física, intelectual o espiritual. El trabajo no tiene sexo. Aunque le creamos la sexualidad al calificar los tipos de trabajos que pueden realizar "mejor" los hombres y los que pueden realizar las mujeres. Convertir actividades en trabajo, trabajos en oficios y oficios en profesiones es una tarea política importante. Por lo que es inobjetable, que el espacio de trabajo


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

35

socialmente reconocido - incluyendo el remunerado - debe ampliarse. Esto exige una mayor soberanía sobre el tiempo. El tiempo, como es sabido, es contabilizado monetariamente en el interior de cualquier institución o empresa, de modo que cada minuto que el patrono logra arrancar al trabajador se considera como una victoria social. Aquello que está en declive, no es el trabajo en sí, sino un tipo de trabajo específico: el salarial; es decir, el que está reconocido por medio de remuneraciones estipuladas por unidad de tiempo trabajado. Ampliar la noción de trabajo realizado en el tiempo, hacia el trabajo realizado en el espacio, implicaría que el cálculo de la remuneración no puede hacerse únicamente de acuerdo con cantidades de tiempo trabajado, en términos absolutos. Si no que el ingreso del trabajador debe ser deducido convencionalmente, por "acuerdos sociales", más que matemáticamente; de esta forma se logra la humanización de lo económico (Mires F. 1996). Lo económico, no está constituido únicamente por relaciones de poder, sino por la capacidad argumentativa y discursiva, de ánimos y de actitudes que tengan los contratantes. De esta forma la Economía como ciencia, debe recurrir, no sólo a los criterios de cálculo que se rigen por el argumento de los números; sino también a criterios considerados tradicionalmente extra-económicos: la evaluación cualitativa, dada por el número y tipos de argumentos. En conclusión, lo que se trata es de reconciliar la noción del tiempo de trabajo, con la noción de espacio. Si se logra recuperar el espacio, se recuperará el tiempo. Reinvertir en la recuperación y mantenimiento de los recursos materiales y del ambiente que intervienen en la producción económica, así como sustituir o complementar actividades y tiempo laborable por otras actividades socializadoras de los seres humanos, tiene por objeto desechar el trabajo como principio trascendente de la vida. En la construcción de conocimientos, durante la ejecución de investigaciones, se identifica y registra el contexto social, económico y las actividades laborales, las que se entrecruzan con otras actividades de socialización; esto se aprovecha para caracterizar el objeto de estudio. Se abre entonces la posibilidad de reinvertir el dinero acumulado en el tiempo como ganancia o plusvalía, para la recuperación del espacio; para mudar de vida: "No es vivir para trabajar, sino por el contrario, considerar el trabajo como una actividad humana que permite disfrutar de la vida" En el ámbito histórico-conceptual, el objeto que se estudia, también arrojará elementos relevantes que vincula en forma retrospectiva, actual y prospectiva la problemática social que se trata en una investigación. La historia ayuda a conformar un "marco teórico", cuyo valor residirá, en la capacidad del investigador para seleccionar de todo el contexto los elementos relevantes en relación con el problema de estudio. El hombre y la mujer son autores y actores del presente que se convertirá en historia. Ellos le atribuyen significado a la praxis, agrupando elementos conceptuales emotivos y actividades pasadas crean la historia.


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

36

El pensar, el sentir y el hacer pasados, se funden con la realidad actual; esta unidad se usa como referencia para edificar, cambiar y transformar en forma variable y relativa la realidad y construir el devenir. Se entiende por historia, el conjunto de cosas, datos de significación, sucesos, acontecimientos o hechos pasados; de índole filosófico, científico, político, económico, cultural y otros entrecruzados; dignos de memoria, narración, evaluación y exposición; ocurridos a una persona, grupo social, cosa u objeto de estudio a lo largo de su vida o en un periodo de ella; sean públicos o privados. La historia condiciona las actividades del ser humano. No hay devenir sin historia. Pero esta última deja de ser un sector privilegiado de la realidad social, que permite derribar estructuras para imponer un orden predeterminado y prometido. La historia ya no es interpretada exclusivamente como económica-política, basada en la relación de producción y trabajo. El devenir -lo que está por suceder- no puede determinarse de antemano y no forma parte de la historia. En la actitud de praxis-multiopcional, la historia abandona su pretensión prometiente de la realidad social; no obliga a ver, hacer, decir, ni a satisfacer alguna cosa, ni asegurarla con certeza. Así mismo, es excluida como principio trascendente que traspasa los límites de toda idea, experiencia y emotividad posibles. Si bien se usa como evidencia y criterio de verosimilitud, la historia es en sí: el futuro vivido. La verosimilitud del proceso de investigación, bajo esta actitud cognitiva, se logra mediante la construcción y comprobación del conocimiento; al armonizar el uso de la crítica multiopcional, la experimentación, la satisfacción y la certificación consensual, de tal suerte, que el observador colocado en el centro se representa un horizonte. Estos conjuntos conforman una unidad como totalidad relativa y le dan soporte racional, empírico, psicológico y social a la investigación. La crítica multiopcional le da soporte racional a la investigación. En este "momento" hombres y mujeres realizan, como actos de razonamiento motivacional: la extrospección o examen cualitativo o cuantitativo del entorno social, del ambiente real y concreto; y la introspección o estudio de sí mismo, de los propios actos, estado de ánimo y de conciencia individual y comunal. La crítica multiopcional estudia la posibilidad del conocimiento que se gestiona en el trabajo científico. Ella valora: las personas, las cosas; sus límites: espacial y temporal; lo teórico, lo práctico y lo emotivo; los hechos y su entorno, el problema de investigación, el lenguaje, la perspectiva teórico-metodológica, el sujeto, el objeto, la operacionalización del método, su ejecución, los resultados y las consecuencias de estos. La experimentación logra el soporte empírico al elaborar, preparar y disponer una acción social reflexiva y responsable, para luego ejecutar lo elaborado en un momento de aplicación, para producir cambios y transformaciones en la realidad; en


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

37

el sentir, pensar y hacer, individual y comunal. La satisfacción le da soporte psicológico a la investigación global, al realizar en un momento dado la evaluación cualitativa y/o cuantitativa de habilidades y destrezas neuromusculares, conceptualizaciones y aptitudes éticas; con el fin de reforzar o corregir "acciones", total o parcialmente. La certificación consensual le da soporte social a la investigación global, al realizar actividades investigativas, intelectuales, experimentales y de construcción de significados sensibles, en forma personal y convivencia social, mediante múltiples técnicas e instrumentos cuantitativos y/o cualitativos. El fin de las actividades investigativas es resolver problemas, dudas o dificultades, generar nuevos conocimientos teóricos-prácticos-emotivos y transformar, de manera variable y relativa. la realidad individual y comunal (praxis). En la construcción de conocimientosocial, el uso de la crítica multiopcional y la experimentación, mediante el diálogo argumentativo acerca de la importancia social y humana del problema de estudio; así como sus aspectos cualitativos, cuantitativos; filosóficos, científicos, políticos, económicos, sociales y otros, se conjugan con la certificación consensual - conciliación de las partes - y con la satisfacción de los contratantes, para darle contenido y forma al objeto de investigación. Estos conjuntos no existen separadamente sino en una relación complementaria multibiyectiva; de modo que la complementariedad sería también un objeto de estudio y no sólo las realidades que se complementan, pues sin complementación no existen. En un sentido estricto la actitud de praxis-multiopcional no es racionalista, debido a que no considera que la razón, por sus propios medios, sin el concurso de otras instancias - la experiencia, la satisfacción y la certificación consensual - pueda obtener conocimientos verosímiles. Sin embargo, en un sentido amplio es racional, debido a que mediante el razonamiento - crítica multiopcional - se obtienen conocimientos verosímiles, que suministran las explicaciones teóricas, prácticas y emotivas, individuales, comunales y ambientales, de un objeto de estudio. Por lo cual, no se apunta hacia la destrucción de la razón; sino, a explicar las instancias naturales y sociales que dan origen a las representaciones que el ser humano se hace de la realidad. La base de la crítica multiopcional es problemática; para emitir luego de una duda, juicios de evidencias y no opiniones sensibleras. Se entiende por juicios de evidencias, la acción o efecto de percibir y experimentar sensaciones, mediante una operación del entendimiento que consiste en comparar, asociar, construir, deshacer y rehacer dos o más ideas, actitudes y afectos; para conocer y determinar sus relaciones. Estos permiten construir el alcance de la significación o importancia de una persona, grupo social, teoría, concepto, circunstancia, cualidad, cantidad, acción, hecho, cosa, objeto de estudio o de algo estimable. Su dictamen es un equilibrio de la unidad de lo diverso: del sentir, el pensar y el hacer.


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

38

Por el contrario, la opinión sensiblera, es el dictamen o parecer, que con sentimentalismo exagerado se forma de una persona, grupo social, cosa, objeto de estudio, teoría, concepto, condición, cualidad, cantidad, acción, hecho o de algo estimable. Como producto de la acción y efecto de percibir y experimentar sensaciones, en la opinión sensiblera se rompe el equilibrio de la unidad de lo diverso, prevaleciendo el sentir sobre el pensar y el hacer; es decir, en ella impera lo emotivo por encima de la teoría y lo práctico. La crítica multiopcional que se ejerce, precisa hacerse desde "adentro", por medio de la coparticipación comunal. Es una crítica que se realiza culturalmente, no con el objetivo de conquistar una hegemonía para imponer un nuevo orden, a partir de una doctrina pre-establecida; sino de crear las condiciones para que surjan órdenes que no están decididos de antemano. La actitud de praxis-multiopcional no pretende predeterminar el futuro. En la investigación global se intenta construir contenidos teórico-práctico-emotivos, cualitativos y cuantitativos para dar forma a las actividades humanas con carácter de provisionalidad permanente. Se entiende por contenido el tema, el asunto o materia sobre las cuales trata la investigación. Son las diversas proposiciones, ideas, acciones y sentimientos que contiene un discurso como acto ético racional. La forma es la estructura u organización construida mediante un acto moral razonado. Es la manera como están interrelacionadas las proposiciones, hechos y emotividades que se expresan en el discurso. Los contenidos surgen de múltiples singularidades que asumen las formas por autoorganización y cooperación de hombres y mujeres, individualmente y en convivencia social. Contenido y forma son constitutivos de los procedimientos de investigación. Contenidos y formas, son construidos mediante actos de razonamiento motivacional, trans y/o intersujetivos, a través de los cuales se logra la objetividad. No hay posibilidad de separar y diferenciar el contenido y su forma. A nuestro modo de ver, en la actitud de praxis-multiopcional, no existe el interés por disfrazar a las organizaciones sociales, no permite ocultar los verdaderos propósitos de estas; es decir el verdadero orden social. No se les oculta a los miembros de la comunidad seleccionada su condición, ni se le hace creer teórica e hipócritamente, que él es quien decide acerca de su destino de las organizaciones sociales, o de la sociedad en general, o de grupos definidos de la misma. Al contrario, el investigador social propicia la participación de todos los integrantes de la comunidad seleccionada en las decisiones destinadas a la construcción y ejecución del objeto de estudio. Esta tendencia no es una utopía pedagógica, altruista, ni desinteresada; tampoco pretende minimizar o suavizar los posibles antagonismos entre la organización social y los derechos individuales y colectivos de las personas. Por el contrario, mediante su enfoque teórico-metodológicoemotivo, busca conciliar los intereses, deberes y derechos de los contratantes como un acto político participativo y emancipatorio.


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

39

A los efectos de la construcción y ejecución de un objeto de estudio, como actividad educativa socializadora, Grundy S. (1.994) bajo una actitud de contravenciónidearia, considera: que todo conocimiento teórico-especulativo no debe ser independiente de las actividades prácticas. La teoría dirige, confirma y legitima la práctica. La práctica le da significado al aprendizaje. Esto supone que la preocupación fundamental del investigador será el aprendizaje, no la enseñanza. El aprendizaje supone no la producción de conocimientos teóricos, si no la constitución del significado que tienen estos al llevarlos a la práctica; por ello el investigador no solo habrá de ocuparse de comprender los objetivos de la investigación y la materia o contenidos que trata, sino de rechazar como contenidos educativos legítimos, todo aquello que no tenga como núcleo principal la construcción del significado teórico práctico para la comunidad seleccionada. (Cursiva mía). En oposición a esta postura, la actitud de praxis-multiopcional considera que todo conocimiento "teórico-especulativo" no debe ser independiente de las "actividades prácticas" ni de "valoraciones emotivas". La teoría, la práctica y la emotividad se dirigen, confirman y legitiman mutuamente; las tres le dan significado al aprendizaje de lo social. El investigador debe preocuparse por la enseñanza y por el aprendizaje, tanto de los miembros de la comunidad seleccionada, como del que él puede obtener en la relación educado/educador. El aprendizaje supone la producción de concepciones teóricas, la construcción del significado que tienen estas al llevarlas a la práctica y la emotividad de dar solución a una duda, problema o a una dificultad, mediante la aplicación equilibrada del percibir, sentir, pensar y el hacer. Los investigadores deben ocuparse de comprender los objetivos globales de la investigación y la materia o contenidos que trata; es decir, rechazar como contenidos educativos legítimos, todo aquello que no tenga como núcleo principal la construcción del significado teórico-práctico en un entorno emotivo para la comunidad seleccionada, incluyéndose él. Para la actitud de praxis-multiopcional las actividades educativas, dentro de los procesos de investigación, son un conjunto de fenómenos que desarrollan la propensión a querer aprender; es decir, que deben desarrollarse en un ambiente que anime a ejecutar con interés y diligencia las acciones del investigador y de los miembros de la comunidad seleccionada, en forma individual y comunal, en un ambiente, espacio y tiempo. El investigador es libre de cualquier clase de subordinación o dependencia para elegir y combinar componentes educacionales, pero estos componentes están vinculados con la extrospección sobre el entorno social y la introspección acerca de la capacidad de él como científico y del contexto organizacional, de la entidad donde se lleva a cabo el proceso de investigación. La actividad científica, tiene como sustrato el hecho o fenómeno socio-educativo. Para la actitud de praxis-multiopcional, la educación es una parte del contexto social, el cual está en constante movimiento y evolución. Lo social, crea emotividad, incluyendo valores morales; además también erige concepciones e ideas, usos y


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

40

conductas para las diversas labores instruccionales, a manera de actividades de socialización. En ellas se admite que hay indeterminación o imposibilidad de conocer a la vez con exactitud la posición y la velocidad del comportamiento y la actividad humana en tiempo y espacio. Cada investigador y cada miembro de la comunidad seleccionada es una individualidad, con un estado de civilidad a la vez. Por otro lado, existe incertidumbre para determinar la velocidad y el espacio recorrido de una posición a otra, en una unidad de tiempo. Por lo que no hay conocimiento social seguro, claro y sin temor a errar sobre el comportamiento y la actividad humana. Sin embargo lo más hermoso de la vida es la variabilidad de percibir, sentir, pensar y el hacer de hombres y mujeres individualmente y en convivencia social. La posición, actitud o manera de pensar, obrar o conducirse y de convencerse un individuo o un grupo de personas, respecto a cierta cosa, fenómeno u objeto, para dar solución a una duda, situación o dificultad; es diferente entre uno y otros. Así mismo la velocidad, agilidad, facilidad o prontitud con la que se ejecuta, discurre y satisface la praxis humana, provocando inquietud y cambios científicos, filosóficos, políticos, económicos, sociales, religiosos y otros, también es dispareja de un individuo a otro. Existe incertidumbre para determinar la velocidad y el espacio recorrido de una posición a otra, en una unidad de tiempo. Por lo que no hay conocimiento social seguro, claro y sin temor a errar sobre el comportamiento y la actividad humana. Sin embargo, lo más hermoso de la vida es la variabilidad de percibir, sentir, pensar y hacer de hombres y mujeres, individualmente, en convivencia social, en un ambiente, espacio y tiempo. La presencia de múltiples teorías, prácticas y emotividades dan armonía, movimiento y brillo a la imagen de las ciencias humanas. Ver, oír y tocar divergencias, convergencias y paralelismos en la percepción, en el sentir, pensar y hacer de diversas formas de hablar, es degustar de la vida. Las múltiples contraposiciones teórico-práctica-emotivas, fortalecen, dan luz, bases amplias y gran sonoridad a los claro-oscuros sociales. En consecuencia, la actitud de praxis-multiopcional motiva el razonamiento, las conductas y las emociones, es una actividad cultural rica en imágenes y delatora de interioridades y secretos, son señales de un camino que hay que recorrer. Al curiosear otra cara del cristal se oye... a repetición, sonidos reflejados en un cuerpo duro y elástico donde "todo vale", se produce un eco que con su uso no pretende convertirse en afirmaciones certeras e invariables, se pueden criticar y cambiar, probablemente allí esté el florecer de la vida. En conclusión, para la construcción de conocimientos científicos, la actitud de praxis-multiopcional presenta las siguientes características:


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

41

a) Rechaza la búsqueda de una única y gran teoría sociológica. Pero como todo modelo, también reduce y simplifica el conocimiento. b) Acepta una gama de esfuerzos intelectuales, experimentales y de significados emotivos, personales y colectivos para construir lo social, en un ambiente, espacio y tiempo. c) Deshace las fronteras o límites entre disciplinas. Toda actividad humana se considera fuente de socialización, por consiguiente un indudable argumento teleológico. d) Acepta la idea que las nuevas construcciones sociales pueden inspirarse en procedimientos, conceptos, motivaciones y valores morales pertenecientes a varias disciplinas. e) Busca mantener la integración y el equilibrio entre las dimensiones en las que se conduce el comportamiento global del ser humano: lo teórico, práctico y emotivo; individual, comunal y ambiental. De aquí las características ontológicas del hombre y la mujer. f)

No hay límite exacto de separación entre el sujeto, el objeto y el método.

g) Hace surgir una figura plural, amplia y polidiscursiva a la hora de seleccionar el método de investigación. Se aceptan múltiples posibilidades epistemológicas, cualitativas y cuantitativas. h) Intenta activar las diferencias y concordancias del percibir, sentir, pensar y hacer de los seres humanos por "disconcordancia". Al mismo tiempo propicia paralelar disensiones ("paralaje"), mediante el diálogo y la aceptación recíproca, de sí mismo y de otros seres humanos. No hay separación exacta entre lo objetivo y lo subjetivo. i) Para legitimar el método y los presupuestos de la investigación se toman en cuenta las dimensiones del comportamiento humano global: lo teórico, lo práctico y lo emotivo, individual, comunal y ambiental. Por tanto la legalidad epistemológica del conocimiento científico se acredita al demostrar las bases racional, empírica, psicológica y la consensualidad social de este. j) Los fines de la praxis humana se formulan, ejecutan y satisfacen a través de la interacción y comunicación entre hombres y mujeres, para conciliar deberes, derechos e intereses, sin dominación de unos por otros y sin distorsión de las relaciones sociales como actos políticos. Esta forma de construir lo social tiene importancia axiológica.


LAS ACTITUDES COGNITIVAS: RETRATOS, GIROS Y REZONGOS DE CIENCICULTORES Héctor González

42

k) La praxis es entendida como los cambios variables y relativos de la realidad y al ser humano no como sujeto histórico, sino como sujeto evolutivo, que cambia de un estado a otro. l) Los hechos, escenas y narrativas sobre el objeto de estudio se consideran actividades sociológicas "pequeñas" y "localizadas". Por lo que se rechaza a la totalidad como el gran principio organizador de lo social. m) La totalidad absoluta es infinita, un imposible conocerla. Las condiciones y límites de la totalidad la construye el ser humano. El todo es una representación del estado de conformidad de las cosas, con la concepción instrumental emotiva que se tiene de ellas, en tiempo y espacio. En general se desmitifican y relativizan todos los enfoques o modelos de investigación en ciencias sociales. Se acepta el estudio y compresión de lo social en todas sus ramas, variedades y manifestaciones teóricas, prácticas y emotivas, individuales y comunales y ambientales, cualitativas y cuantitativas. Para la construcción, desconstrucción y reconstrucción del conocimiento se combinan diversos conjuntos de imágenes teóricas, prácticas metodológicas y declaraciones emotivas, con el fin de integrar fusionados en un conjunto el percibir, el sentir, pensar y el hacer, personal y colectivo, para explicar lo social mediante conexiones con sentido, que crean un orden no determinado de ante mano.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS. CALELLO H. y Neahaus S. La Investigación en las Ciencias Humanas. Método y teoría crítica. Fondo Editorial Tropykos. Caracas 1996. ELLIOT J. La Investigación - Acción en Educación. Ediciones Morata S.A. Segunda Edición. Madrid, 1.994. FINOL, T. y Nava V., H. Procesos y Productos en la Investigación Documental. Ediluz. Segunda Edición. Maracaibo, 1.996. GONZALEZ G. H.E. Relatos educativos: desmontar imágenes para producir un currículo. (Material mimeografiado) Valera, 2002. GRUNDY S. Producto o praxis del curriculum. Ediciones Morota, S. L. Segunda Edición. Madrid 1994. GUTIERRES P., G. Metodología de la Ciencias Sociales II. Harla S.A. de C.V. México, 1.986. IGLESIAS M. Estudio y compresión del hombre. Universidad del Zulia, Maracaibo 1.991. LANZ R., C. Crisis de Paradigmas y Metodologías Alternativas. Invedeco. Mérida 1,993. MIRES F. La revolución que nadie soñó o la otra postmodernidad: la revolución microeletrónica; la revolución feminista; la revolución ecológica; la revolución política; la revolución paradigmática. Editorial Nueva Sociedad S.A. Caracas, 1.996. MURCIA F., J. Investigar para cambiar. Cooperativa Editorial Magisterio. Santafé de Bogotá 1994 O´CONNOR J. y Seymour J. Introducción a la programación neurolinguística. Ediciones Urano. Barcelona, 1.992. SCHUBERT W. H. Curriculum. Perspective, Paradigm, Posibility. Macmillan Publiching Company. New York, 1.986. SCHWAB J. Un Enfoque Práctico como Lenguaje para el Currículo. Cuadernos de Educación Nº 123 124. 1.985. Pág. 14 - 33. TORRES J. Globalización e Interdisciplinaridad: El Currículo Integrado. Ediciones Morata S.A. Segunda Edición. Madrid, 1.996. VILLARROEL C., C. A. El Curriculum de la Educación Superior. Ediciones Dolvia, S.A. Segunda Edición. Caracas, 1.991.


43

INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVALUATIVA Prof. Eva Pasek de Pinto Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez Núcleo Valera RESUMEN

El estudio tuvo como propósito derivar indicadores que permitan la identificación de valores del docente en su acción evaluativa. Se realizó una investigación documental, derivando dimensiones e indicadores. Como resultado se obtuvo tres dimensiones del valor responsabilidad: ante sí mismo, ante otros y ante la naturaleza. Igualmente, tres dimensiones para la justicia: la relación de alteridad, la exigencia de un deber y la tendencia a la igualdad. Y dos, para el valor tolerancia: aceptación-acogida del otro diferente y el respeto a las ideas y prácticas del otro. Para cada dimensión se establecieron los respectivos indicadores. Estos se constituyen en los criterios de comparación respecto de la práctica evaluativa que realiza el docente en el aula. Palabras claves: Indicadores de valores del docente, evaluación, responsabilidad, justicia, tolerancia, ética docente.

ABSTRACT

The study had as purpose to derive indicators that allow identifying the values in the evaluation activities. It was carried out a documental investigation, deriving their dimensions and indicators. As a result it was obtained three dimensions of the value responsibility: front itself, front other and finally, front the nature. Equally, three dimensions for the justice: the argument relationship; the demand of a duty and the tendency to the equality. And two dimensions for the value tolerance: different acceptance-welcome of the other one and the respect to the ideas and practical of the other one. For each dimension the respective indicators settled down. These will be constituted in the comparison approaches' regarding the practical evaluation that educational carries in the classroom. Key words: Values of the professor, evaluation, responsibility, justice, tolerance, professor ethics


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

44

I.- INTRODUCCIÓN Los valores constituyen uno de los tópicos más discutidos dentro del contexto educativo. Su abordaje es prioritario y se puede lograr a través de los distintos ejes curriculares en todos los niveles y modalidades del sistema. Así, según el Diseño Curricular del Sistema Educativo Bolivariano (2007), la participación, la libertad, justicia, igualdad, equidad, convivencia, integración, originalidad y emancipación integran los aportes que la educación realiza a la formación integral de los individuos. Además, mediante diferentes experiencias educativas, los docentes participan y se constituyen en modelos de la práctica de valores; por ello, los docentes deben aprender a obrar desde los valores mencionados en su cotidianidad. Una transformación en el sector educativo abarca la escuela y demanda una concepción diferente del proceso educativo. En consecuencia, no sólo debe considerar cambios en las tareas de organización y ejecución de la acción docente, sino que debe fortalecer los valores y actitudes inmersos en las prácticas pedagógicas. Esto implica que las acciones pedagógicas tengan lugar en un marco ético de estímulo hacia el ser, a los valores individuales, sociales, culturales y ecológicos. Por otra parte, la escuela como organización conformada por personas, posee una misión y unos valores; con el cumplimiento de su misión debe responder a las necesidades de la comunidad donde se inserta. Asimismo, se adjudica unos valores que orientan sus actividades y deben ser comunes y compartidos por el profesorado y los alumnos con la finalidad de consolidar un espacio de armonía que garantice su presencia. Por eso, en el Diseño Curricular del Sistema Educativo Bolivariano (2007), se asumen los proyectos como forma de planificación y organización del aprendizaje, favoreciendo la participación de los actores y el desarrollo de valores sociales e individuales, mediante el Proyecto Educativo Integral Comunitario (PEIC), el Proyecto de Aprendizaje (PA) y el Proyecto de Desarrollo Endógeno. Especial mención merecen los ejes integradores: Ambiente y Salud Integral, Interculturalidad, las Tecnologías de la Información y Comunicación y Trabajo Liberador, los cuales "deben ser considerados en todos los procesos educativos para fomentar valores, actitudes y virtudes." (Op. Cit., p.56). Aunado a ello, se incorpora la concepción de una evaluación cualitativa y cuantitativa, inseparable del proceso de enseñanza y aprendizaje. Cabe destacar que, no obstante los cambios introducidos en lo pedagógico y en el proceso de evaluación, se mantiene la concepción de la evaluación como un proceso de búsqueda de información para emitir juicios y tomar decisiones, e, incluye la ética cuando la puntualiza como una característica del proceso de evaluación, destacando que a través de la autoevaluación favorece el desarrollo de actitudes, aptitudes, valores y virtudes.


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

45

En este punto es importante resaltar que el proceso de evaluación se centra en la relación interpersonal de los actores del proceso educativo y, por ello, envuelve valores. Sin embargo, muchas veces el docente desconoce el papel de la ética en su labor, así como el hecho de que sus juicios y decisiones afectan, en mayor o menor grado, a otros, es decir, alumnos y representantes. Tomando lo establecido como punto de partida, este estudio tuvo como propósito derivar indicadores que permitan identificar los valores de responsabilidad, justicia y tolerancia del docente en las actividades de evaluación que realiza en el aula. Con ello se enfatiza la importancia de la investigación, puesto que todo docente debe ser modelo de responsabilidad, tolerancia y justicia, para que lo puedan seguir sus alumnos, compañeros de trabajo, representantes y la sociedad, fundamentalmente porque sus decisiones los afectan directamente. Para alcanzar el propósito señalado, se realizó una investigación documental sobre la evaluación, la ética y los valores de responsabilidad, tolerancia y justicia, derivando sus dimensiones y elementos de acción constitutivos. El informe con los resultados de la investigación se organizó en cuatro apartados: la fundamentación teórica de la evaluación, la ética y los valores del docente en la evaluación, metodología, resultados y conclusiones. I.- FUNDAMENTOS TEÓRICOS La evaluación Las transformaciones sociales, políticas y económicas traen consigo innumerables cambios que afectan sustancialmente todos los ámbitos de actividad del país y, en consecuencia, impactan sobre el proceso educativo en general. En sus fundamentos, las innovaciones educativas obedecen a un cambio en el paradigma educativo, puesto que se sigue una orientación hacia un modo de vida centrado en el equilibrio social, "a través de una nueva moral colectiva, la producción social, la equidad territorial y la conformación de un mundo multipolar". (Diseño Curricular del Sistema Educativo Bolivariano, 2007, p. 39). Ello se sustenta en la participación protagónica del pueblo e involucra los intereses y las necesidades de la comunidad y de los alumnos, siempre en función de una educación integral de éstos. En consecuencia, hay cambios en la evaluación, ya que ésta se concibe de manera constructivista, cualitativa y cuantitativa, convirtiéndose en un aspecto especial e inherente a la práctica pedagógica. La evaluación abarca cinco niveles: la evaluación del alumno, sus logros y crecimiento; la evaluación del docente; evaluación de la enseñanza; del currículo en términos generales, y, por último, de la institución. El proceso, envuelve la participación de todos los actores involucrados. En este estudio, el aspecto que nos ocupa se relaciona con los valores que manifiesta el docente cuando evalúa a sus alumnos, es decir, en la evaluación de


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

46

los aprendizajes y logros de los sujetos del proceso educativo. Cabe subrayar que, no obstante el cambio ocurrido, la evaluación mantiene su definición como proceso para mejorar la educación, en el cual tienen cabida los diferentes actores involucrados. Este aspecto se puede observar en las características que señala el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes (1999) en el artículo 8 del Régimen de Evaluación para la Primera y Segunda Etapas de la Educación Básica. En dicho artículo, y en las características, aparece recurrentemente la concepción de la evaluación como un proceso de búsqueda de información para emitir juicios que faciliten la toma de decisiones. Es justamente en tal conceptualización que se puede observar la emergencia de dos dimensiones: la técnico-metodológica y la ética. Por una parte, en el proceso, el docente debe conocer la evaluación en sus diferentes fases, pasos y procedimiento para utilizar adecuadamente los recursos, técnicas e instrumentos que se colocan a su alcance. Por otra parte, ya que debe emitir juicios y tomar decisiones que afectan a otros, se destaca el papel fundamental que juega la ética del docente en el proceso. En el mismo orden de ideas, el Diseño Curricular del Sistema Educativo Bolivariano (2007) establece un perfil del docente impregnado de valores, señalando que debe "poseer principios éticos sólidos expresados en una auténtica vivencia de valores, a partir de los cuales, utilizando estrategias metodológicas, contribuir a la formación de valores de los y las estudiantes" (p. 60). Esta formación integral y ética, encuentra un apoyo indiscutible en la evaluación, puesto que se concibe intrínseca al proceso educativo, según el artículo 44 de la Ley Orgánica de Educación (2009) y el Diseño Curricular (2007), mencionado. Luego, considerando que se trata como tema central el vínculo entre la ética y la evaluación, conviene esclarecer primero el concepto de ética. La ética. En castellano existen dos términos diferentes para referirse a una realidad similar: ética y moral. Quiere decir que, etimológicamente los términos, ética y moral son sinónimos ya que ética proviene del término griego ethos que significa "carácter" o "modo de ser" y moral viene del término latino mos que también significa "carácter" o "modo de ser". Sin embargo, hay diferentes concepciones respecto de sus significados, muchos autores exponen la distinción de la ética como la ciencia (teoría) que estudia la moral (práctica); otros aluden a lo que significa ética en el espacio de las relaciones humanas. Así, Varela (1996), en armonía con las tradiciones orientales considera que la ética es "ser bueno": "la ética se aproxima más a la sabiduría que a la razón, más al conocimiento de lo que es ser bueno que a un juicio correcto en una situación dada." (p. 9). Este autor considera que una persona sabia, virtuosa, es decir, buena, sabe lo que es bueno y espontáneamente lo realiza sin mediación de la razón.


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

47

Por otra parte, y siguiendo la tradición occidental racional fundamentada en Kant, tenemos a Cortina (2000), para quien la ética es esencialmente un saber para actuar de un modo racional en el conjunto de la vida. En consecuencia, la ética no es un invento de los filósofos, sino un saber que acompaña desde el origen, la vida de los hombres, aunque haya ido recibiendo distintos contenidos. Por su parte, Aranguren (citado por Cortina, 2000) distingue entre moral vivida (moral) con sentido de práctica y moral pensada (ética) con significado filosófico; acercándose a una concepción de moral/individual y ética/social. En el contexto nocional descrito y según la autora referida, existen dos modos de saber ético: aprender a tomar decisiones prudentes o acertadas y aprender a tomar decisiones moralmente justas. La actual educación señala un conjunto de valores que debemos internalizar y practicar en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Son aprendidos en el hogar y en la escuela en el contexto de las actividades de enseñanza/aprendizaje. Luego, al aprender a tomar decisiones correctas y moralmente justas, el ser humano será un hombre sabio, no por los conocimientos que posea, sino por su prudencia. La autonomía y dignidad humana como postura ética nace en la modernidad con Kant quien afirmaba que los seres racionales son fines en sí mismos y poseen un valor absoluto y no pueden ser tratados como recursos o medios, constituyéndose en el fundamento de los derechos humanos. La modernidad nos legó la libertad, la igualdad y la fraternidad. La Libertad nace en la ilustración con la idea de que los hombres son individuos autónomos, capaces de decidir por sí mismos cómo desean ser felices y, también, capaces de darse a sí mismos sus propias leyes. Por su parte, la Igualdad significa lograr para todos similares oportunidades para desarrollar sus capacidades, corrigiendo las desigualdades naturales y sociales; significa, asimismo, la ausencia de dominación de unos hombres sobre otros. Sumada a lo expuesto, la fraternidad, transformada en solidaridad, es un valor necesario si de verdad creemos que es una meta común la de conseguir que todos los hombres se realicen igualmente en su autonomía. Estos valores orientadores, los derechos y los valores implícitos en ellos, constituyen la base para la educación en valores que exige el mundo actual. En ese sentido, tal como lo expresa Vidal (1981: 17), "La ética es siempre un interrogante lanzado desde la realidad a la responsabilidad humana y retornado desde ésta, en clave de compromiso, a la misma realidad de donde procedió." Cabe destacar, entonces, que el docente enseña ética y valores con su ejemplo, mas, no como contenido.

Los valores en la evaluación. La vinculación entre evaluación y ética la precisan Stufflebeam y Shinkfield (1989) cuando expresan que la evaluación debe cumplir cuatro condiciones principales: ser útil, ser factible, ser ética y ser exacta. Ser ética significa que "debe estar basada en


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

48

compromisos explícitos que aseguren la necesaria cooperación, la protección de los derechos de las partes implicadas y la honradez de los resultados. Además, debe proporcionar un informe equitativo que revele todas las virtudes y defectos del objeto." (p.27) También Stake (citado por Stufflebeam y Shinkfield, 1989) transmite un mensaje sobre las responsabilidades sociales y éticas del evaluador. Scriven (en op.cit.), igualmente, declara que el evaluador debe poseer un punto de vista profundamente razonado acerca de la ética y el bien común. Es importante recalcar que el Régimen de Evaluación (1999), en el artículo número 8, ya referido, establece claramente su relación con la ética cuando la precisa como una característica del proceso de evaluación. En ese sentido, señala que este proceso se centra en la relación interpersonal de los actores del proceso educativo, y por ello, involucra valores como el respeto, la tolerancia y la imparcialidad del evaluador, en este caso el docente. Tal concepción ética en la evaluación igualmente se mantiene en el Diseño Curricular (2007) citado, ya que su carácter formativo "contribuye al desarrollo de valores y virtudes en todos los actores comprometidos." (p.69), aspecto que reitera en otras palabras al caracterizarla como ética (p. 70). Establecer la relación entre ética y evaluación, nos regresa a la evaluación que realiza el docente, la cual, en tanto y cuanto actividad humana, abarca un gran número de valores. Tales valores se manifiestan en los juicios valorativos que emite sobre sus alumnos y por las decisiones que toma con respecto a ellos. Los juicios que emite pueden ser estimativos (cómo se encuentra un alumno en determinado momento) y predictivos (lo que se cree podrá lograr). Por otro lado, las decisiones que tomamos cotidianamente se refieren a la selección, la situación del alumno y las de tratamiento. Escoger el mejor alumno para que nos represente en un evento o competencia, se trata de una decisión de selección. Cuando decimos a los alumnos que alcanzaron las competencias y pueden pasar a la siguiente unidad, estamos tomando una decisión de ubicación o situación. Cuando le pedimos a un alumno que efectúe más ejercicios sobre el mismo tema, o, cuando le pedimos que realice de nuevo una asignación o trabajo, hemos tomado una decisión de tratamiento. Cabe destacar que cada juicio y cada decisión que tomemos en la evaluación de los alumnos, debe ser útil para su crecimiento personal. Debido al papel que posee el docente en la evaluación, -juzgar y decidir, afectando a otros- es preciso resaltar valores señalados en el artículo Nº 8: la responsabilidad, la tolerancia, la justicia, ya que la evaluación involucra relaciones entre diferentes actores. Luego, en el proceso de evaluación como realidad donde surgen los interrogantes éticos, todos los valores son importantes y ninguno debe prevalecer sobre el otro.


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

49

El Valor Tolerancia. La tolerancia, para Carreras y otros (1998), junto a valores como interés, democracia, participación y simpatía, se encuentra como un valor fundamental para lograr un diálogo maduro y constructivo. Asimismo, los autores exponen la tolerancia como un valor vinculado estrechamente con otros como la confianza y la justicia. Por su parte, Ortega y Mínguez (2001: 75), explican que la tolerancia implica "respetar y defender el derecho a la libre expresión de las opiniones y modos de vida, respetuosos de los valores humanos (no se puede ser tolerante con la tortura) de todos, aunque no sean compartidos por nosotros". Aunado a esto, implica la aceptación del otro tal como éste es. En ese sentido, los autores expresan que en la tolerancia se comprende que la diversidad en las opiniones políticas, creencias, no es un fenómeno negativo que impide la convivencia en paz; por el contrario, pueden convertirse en la ocasión para el mutuo enriquecimiento. Luego, la tolerancia es vista como un soporte de la sociedad, donde sus manifestaciones son promovidas sin limitaciones, respetando opiniones y diversidad de pensamiento. Corresponde, entonces, a la educación incluir valores como actividad fundamental en todos y cada uno de sus procesos, ya que, los valores se aprenden como cualidades, desde la práctica y experiencias vividas y compartidas. En consecuencia, en un ambiente de clases donde interactúan docentes y alumnos, se manejan diferentes caracteres y formas de entender las ideas expresadas, es necesario poseer un alto grado de tolerancia para enriquecer el proceso de aprender, de enseñar y evaluar. Al mismo tiempo, es posible desarrollar varios subvalores de la tolerancia, tales como la cooperación, la convivencia, la conciencia, la comunicación y el respeto, indispensables para aprender a trabajar y a funcionar como grupo o equipo de trabajo. Por esto, Ortega y Mínguez (2001), destacan que la tolerancia presenta, entre otras características, las siguientes:

• Promueve el diálogo y el consenso como forma de resolver los conflictos. • Desarrolla la conciencia de pertenencia a una misma comunidad por encima de la diversidad de creencias e ideologías.

• Promueve el respeto a las creencias y formas de vida de cada individuo, a la vez que el reconocimiento, aceptación y acogida del otro.

• Toma conciencia que la uniformidad y la imposición solo lleva a la pobreza intelectual y a la pérdida de la libertad. De lo anteriormente expuesto, se puede inferir, por una parte, que la tolerancia se hace evidente en situaciones que impliquen diálogo, respeto, confianza,


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

50

convivencia, aceptación, comprensión, consideración y el compartir. Por la otra, se puede concluir que la tolerancia involucra dos dimensiones: la aceptación del otro como persona y el respeto a sus ideas. La Responsabilidad. Etimológicamente, la palabra responsabilidad significa lo que entendemos por ser responsable: que responde. Para Carreras y otros (1998), la responsabilidad "es la capacidad de sentirse obligado a dar una respuesta o a cumplir un trabajo sin presión externa alguna" (p.67). Cortina (2005) explica que es un término de relación, puesto que en ella: "alguien (sujeto de la responsabilidad) tiene que responder de algo o de alguien, que de algún modo le está encomendado (objeto de la responsabilidad) ante alguien (persona o instancia) por alguna razón."1 (p.123). Así, la responsabilidad, en su vertiente individual, involucra la capacidad de conocer y aceptar las consecuencias de los propios actos libres y conscientes en tanto que pueden afectar a otros. Es importante resaltar que el ser humano es el único que puede dar cuenta de los actos que ha realizado con libertad: el hombre es responsable porque es libre, y la libertad comporta la responsabilidad ya que cada uno de nosotros decidió, eligió hacer lo que hace. En consecuencia, debemos responder por nuestras decisiones y nuestras acciones; la responsabilidad humana sólo tiene sentido en un mundo de relaciones. Implica, entonces, responder a sí mismos, a los otros y al mundo y, a la naturaleza. En ese orden de ideas, todo docente debe responder ante sí mismo, ante sus alumnos, ante padres y representantes y ante la sociedad que puso en sus manos el futuro, representado en los niños. Recordemos que al evaluar, realizamos juicios y tomamos decisiones cuyas secuelas debemos considerar. En el Responder a nosotros mismos, la justificación de nuestros actos comienza por dirigirse hacia el sujeto que realiza la acción: nosotros mismos. Cuando criticamos nuestras propias elecciones, tenemos que responder de ellas ante nosotros mismos, es decir, ante nuestra conciencia. Por otra parte, responder al mundo y a la naturaleza consiste en dar cuenta de nuestros actos, respecto del mundo, la naturaleza y la tierra que nos cobija. Es dejar de ser indiferentes a la degradación del planeta, es dar explicaciones sobre cómo hemos tratado el planeta, qué hemos hecho con sus antes limpias aguas, el aire puro, con los bosques, con la diversidad de seres vivos que habitaban la tierra y ya no están. Y, principalmente, debemos dar cuenta de las condiciones en que habitan los seres humanos en el mundo.

1

Cursivas en el original.


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

51

En el Responder a los otros debemos tomar en consideración que nuestras decisiones y elecciones tienen un impacto social, por lo que cada uno tiene que responder ante la sociedad y hemos de medir muy bien nuestros pasos. Esto es el día a día del docente y, sucede fundamentalmente, porque nuestra respuesta surge de un juicio valorativo. Es por ello, que la persona responsable respeta y dialoga con cualquier cultura, con las características diferenciales que es capaz de aceptar, siempre y cuando no entren en conflicto con los valores humanos universales. Libertad y responsabilidad son, pues, indispensables en el mundo ético. Los proyectos éticos no son proyectos inmediatos, son proyectos de vida de cada persona. Consecuentemente, nosotros los docentes por lo general no alcanzamos a ver los resultados de nuestro trabajo, de nuestro ejemplo ni de nuestras decisiones.

La Justicia. Carreras y otros (1998) plantean la definición clásica de justicia: "Actitud moral o voluntad decidida de dar a cada uno lo que es suyo" (p.221), con lo cual vemos que implica relación. Según Esquirol (1999), la justicia consiste en la clara noción del deber hacia el otro, independientemente de la simpatía, inclinación o amistad por ese otro. "Una persona es justa cuando hace lo que es justo, porque lo es" (p. 241). Significa que uno mismo se sitúe en el lugar del otro y, desde esa posición, actúe. Radica también en dar a cada quién lo que se merece y, como seres humanos, dignos, merecemos sólo lo mejor. Por lo general, lo mejor es aquello que queremos para nosotros mismos; luego, los otros también tienen el derecho de obtenerlo. Así, se destacan dos aspectos: el interés personal y el beneficio del otro. De cualquier forma que se vea, la idea de justicia tiene una función de orientación: nos indica la meta, nos marca la dirección del camino. Está fundamentada en la dignidad humana; por ello, está relacionada con valores como la igualdad, la imparcialidad, la rectitud; con la caridad en el sentido de ágape y no de lástima; con la solidaridad/fraternidad. De lo dicho anteriormente, se puede deducir que la justicia posee unos elementos o dimensiones propias para su realización. Vidal (1980) los resume así:

• La relación de alteridad. La justicia siempre supone otro igual a mí porque lo justo aparece en las relaciones entre las personas, relaciones que se guían por un orden, normas o medidas. Siempre existe alguien que exige de mí un comportamiento correcto y justo.

La exigencia de un deber. En la justicia, otro reclama algo porque es suyo. Luego, la justicia se refiere a algo debido a otro que lo reclama porque le pertenece; por lo tanto no es benevolencia, ni caridad, ni compasión.

• La tendencia a la igualdad. Ser justo consiste en dar a cada quien lo que se merece o lo que le corresponde como parte de un todo.


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

52

Aplicando lo antes expuesto al proceso de evaluación, un docente es justo o actúa con justicia cuando le asigna la máxima calificación a quien la obtuvo; cuando establece criterios iguales para todos los alumnos. Al evaluar, un docente es injusto o, no actúa con justicia, cuando expresa que la máxima calificación es sólo para él mismo, cuando regala nota porque un alumno es "pobrecito" y no logra aprender; cuando para diferentes alumnos, establece criterios de evaluación distintos a los del grupo o sección; cuando no aprueba lo que hace un alumno porque no está realizado tal como lo solicitó. III.- METODOLOGÍA La investigación fue de naturaleza documental. En esta modalidad, el Manual de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) (2003) refiere como estudios documentales los estudios de desarrollo teórico, revisiones críticas del estado del conocimiento en el área específica de que se trate, estudios de educación comparada, entre otros. En consecuencia, para dar respuesta al objetivo de derivar indicadores que permitan identificar los valores responsabilidad, justicia y tolerancia del docente en las actividades de evaluación que realiza en el aula, la investigación se encuentra inserta en los estudios de desarrollo teórico, los cuales consisten en "la presentación de nuevas teorías, conceptualizaciones o modelos interpretativos originales del autor, a partir del análisis crítico de la información empírica y teorías existentes." (Manual UPEL, 2003, p. 13). Para alcanzar el objetivo, se realizó una investigación documental sobre la evaluación, la ética y los valores de responsabilidad, tolerancia y justicia desde los cuales, mediante análisis, se derivó dimensiones en relación con los juicios y las decisiones en el proceso de evaluación. Los resultados se entienden como algo provisional que podrá complementarse, reestructurarse, sobre la base de validaciones empíricas posteriores. VI.- RESULTADOS Como resultado se obtuvo: a) tres dimensiones del valor responsabilidad: ante sí mismo, ante otros y ante la naturaleza; b) tres dimensiones para la justicia: la relación de alteridad (supone un "otro"); la exigencia de un deber y la tendencia a la igualdad; y, c) dos dimensiones para el valor tolerancia: aceptación-acogida del otro diferente y el respeto a las ideas y prácticas del otro. Para cada dimensión se establecieron los respectivos indicadores referidos al momento de juzgar y de tomar decisiones. Juzgar o emitir juicios generalmente consiste en comparar la información evaluativa con algún referente y expresar una apreciación descriptiva y/o numérica. Tomar decisiones involucra seleccionar una alternativa entre muchas; debe hacerse sobre la base de la mayor cantidad posible de información recabada. A continuación se presentan tablas que evidencian el valor, sus dimensiones y los


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

53

respectivos indicadores en forma de elementos de acción que las constituyen, ya que los valores se demuestran en las acciones. TABLA 1 INDICADORES DE RESPONSABILIDAD DOCENTE EN LA EVALUACIÓN

Fuente: Eva Pasek de Pinto, 2009.


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

54

La tabla recoge ciertos indicadores que permiten observar en la práctica los valores que manifiesta el docente cuando valora la actuación del estudiante. En principio, estos indicadores sirven de guía para precisar que el docente expone un comportamiento ético en la evaluación, ya que representan lo que debe hacer para servir de modelo de responsabilidad ante sí mismo, ante otros y ante el mundo y la naturaleza. TABLA 2 INDICADORES DE LA JUSTICIA DEL DOCENTE EN LA EVALUACIÓN

Fuente: Eva Pasek de Pinto, 2009.


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

55

En la tabla se presentan las acciones que realiza un docente que actúa con justicia cuando procede a valorar la actividad educativa que realiza el estudiante. Actuar con justicia implica, básicamente, cumplir con el deber hacia el otro, otorgándole lo que se merece, pues supone a otro igual a sí mismo. (Esquirol, 1999, Vidal, 1980). TABLA 3 INDICADORES DE LA TOLERANCIA DOCENTE EN LA EVALUACIÓN

Fuente: Eva Pasek de Pinto, 2009.


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

56

La tabla exhibe los indicadores en forma de acciones que debe realizar el docente cuando es tolerante durante el proceso de evaluación que lleva a cabo. Ser tolerante implica asumir que el alumno es un sujeto de educación y evaluación, no un objeto, así como la comprensión del otro desde su punto de vista y dejarlo crecer (Carreras y otros, 1998; Ortega y Mínguez, 2001). En conjunto, los valores y sus respectivos indicadores, pueden servir como criterios para guiar observaciones del comportamiento ético del docente en la evaluación; igualmente, para configurar diferentes instrumentos, como un cuestionario, con el mismo fin. Su aplicación y los resultados que éste arroje, contribuirán con su validación, complementación y/o mejora.

VII.- CONCLUSIONES La evaluación, caracterizada por ser cuantitativa y cualitativa e inherente al proceso de enseñanza-aprendizaje, se entiende como un proceso del cual emergen juicios y decisiones de acción que realizan los docentes y afectan a otros, por lo que la relación involucra unos valores. Para develar tales valores se requiere de ciertos criterios que permitan observar y comparar su actuación. En ese sentido, se estableció dimensiones para cada valor: tres dimensiones del valor responsabilidad: ante sí mismo, ante otros y ante la naturaleza; tres dimensiones para la justicia: la relación de alteridad (supone un "otro"); la exigencia de un deber y la tendencia a la igualdad; y, dos dimensiones para el valor tolerancia: aceptación-acogida del otro diferente y el respeto a las ideas y prácticas del otro. Igualmente, se derivó un conjunto de indicadores para cada valor, en correspondencia con las dimensiones antes mencionadas y discriminados según conciernen al momento de juzgar o de tomar decisiones; los que funcionan como criterios de comparación. Por otra parte, es importante sugerir a los docentes tener presente que:

• Nuestros valores se manifiestan en nuestros comportamientos. • Realizar el proceso de evaluación completo de manera consciente. • Nuestras actividades de evaluación deben ajustarse al marco legal vigente. • Debemos formular juicios válidos, racionalmente argumentados y sustentados en la información recabada. Recordemos que nuestros juicios pueden tener secuelas indeseables en los alumnos y los representantes.

• Debemos tomar decisiones correctas y justas. • Los juicios y las decisiones deben ser útiles para el crecimiento integral del estudiante.


INDICADORES PARA EVIDENCIAR LOS VALORES DEL DOCENTE EN SU ACCIÓN EVOLUTIVA Eva Pasek

57

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS. Alegre, J. (1999). "El respeto" en Romero, E. (coord.) Valores para vivir. 3ra. Ed. Madrid: CCS. Carreras y Otros (1998). Cómo educar en valores. Materiales, textos, recursos y técnicas. 6ª edición. Madrid: Narcea. Constitución de La República Bolivariana de Venezuela. (1999). Gaceta Oficial Nº 5908, Extraordinário del 19 de febrero de 2009. Cortina, A. (2000). Ética de la empresa. Madrid: Trotta. Cortina, A. (2005). Educación en valores y responsabilidad cívica. Bogotá: El Búho. Esquirol, J. (1999). "La justicia" en Romero, E. (coord.) Valores para vivir. 3ra. Ed. Madrid: CCS. Ley Orgánica de Educación (2009). Gaceta Oficial Extraordinario Nº 5929, 15 de agosto de 2009. Ministerio de Educación. (1996). Currículo Básico Nacional - Nivel de Educación Básica. Caracas: Autor. Ministerio de Educación. (1998). Currículo Básico Nacional - Nivel de Educación Básica. Segunda etapa. Caracas: Autor Ministerio Del Poder Popular para la Educación (2007). Diseño curricular del sistema educativo bolivariano. Caracas: Autor. Morin, E. (1921-2001). Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. Bogotá: Cooperativa Editorial Magisterio. Ortega, P. y Mínguez, R. (2001). Los valores en la educación. Barcelona: Ariel. Régimen de evaluación para la primera y segunda etapas de la edu cación básica. Resolución 266. Gaceta Oficial Nº 5428 Extraordinaria del 20 de diciembre de 1999. Caracas: Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Stufflebeam, D.L. y A. J. Shinkfield (1989). Evaluación sistemática. Guía teórica y práctica. Barcelona: Paidós. Varela, F. (1995). Ética y acción. Chile: Dolmen. Vidal, M. (1980). Moral de actitudes (Moral fundamental). Vol. III. 5ª Ed. Ma drid: PS. Vidal, M. (1981). Moral de actitudes (Moral fundamental). Vol. 1. 5ª Ed. Madrid: PS.


58

UNIVERSALIZACIÓN DE LA IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA Dra. Betty Coromoto Santos Montilla Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez Núcleo Valera RESUMEN El presente ensayo tiene como finalidad abordar la universalización de la identidad en América Latina. Desde este enfoque, debemos tener claro que fuimos colonizados, primordialmente, por culturas europeas, por tanto, se busca tomar en consideración aspectos que de alguna manera nos heredaron: lengua, vestido, religión, arquitectura, arte, instituciones políticas, escuelas, cementerios, dan testimonio de que hemos heredado su cultura, demostrando nuestra pertenencia al ámbito cultural occidental. De lo que se deriva la pregunta ¿Acaso podemos decir que la identidad en América Latina es auténtica? ¿Qué la razón segunda nos ha universalizado? ¿Ostentamos una identidad cultural única por la tradición? En otro giro, ¿Cuál es la diferencia de nuestras raíces históricas con respecto a los otros continentes? Vamos más allá: la sumatoria de géneros o la interculturalidad será el punto central de la insigne y viva voz del reclamo de igualdad que viene a formula el ser Latinoamericano. Ahora bien, vale la pena que con dicho título se trate una práctica de la filosofía en el contexto historiográfico latinoamericano, con el fin de explicar el sentido y legitimidad identitaria de nuestro continente desde la diversidad del reconocimiento bilateral de valores, tradiciones, costumbres y religión; b0asados en el respeto a la diversidad e identidad cultural.

PALABRAS CLAVES: Universalización, Identidad, Cultura, Valores, Razón.


59


UNIVERSALIZACIÓN DE LA IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA Betty Santos

60

UNIVERSALIZACIÓN DE LA IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA América Latina exhibe, una multiplicidad de voces confrontadas, A simple vista, puede percibirse el carácter universalizador del concepto "identidad cultural". Supone, por una parte, una función cuantitativa, respecto del número y variedad de individuos a los que unifica. Por la otra, una función disciplinaria, respecto del rol de las instituciones para producir y conservar discursos de identidad con las reglas de acceso a ellos y las posiciones relacionadas con el hacer y el representar de los individuos en las sociedades. Ante ello, Briceño Guerrero, ha ejecutado magistralmente desde su pluma, discursos que reflejan complementariedad de contenido, caudal semántico, naturalidad lexical, penetrante huella -humano religiosa- a través de su genuina preocupación por investigar en el ser y sus problemas de identidad, el entresijo, escondido en el lugar que ocupa en el hemisferio occidental, en la compleja imbricación de discursos de diversas procedencias y estrías: el discurso mantuano originario de la aristocracia europea, previa a la Revolución Francesa, el discurso ilustrado que se desprendió de la revolución política, técnica e industrial europea desde el preponderante siglo de las Luces; así como, los discursos indígenas de América que, conjugados o alternados con las voces de los afro descendientes sometidos a la esclavitud y enfrentados al discurso europeo, crean aquello que el filólogo y filósofo ha llamado "Discurso Salvaje". Temas que se encuentran desplegados en su obra: El Laberinto de los tres minotauros. (1993 - 2007). La forma, tal vez, más evidente en que se muestra la identificación de los individuos con una cultura es en la aceptación de los valores éticos y morales que actúan como soportes y referentes para preservar el orden de la sociedad. Su aceptación y cumplimiento hacen más soportable las tareas, que hombres y mujeres deben cumplir y, en este sentido, los valores expresan la tensión entre el deseo (del individuo) y lo realizable (en lo social). Tal resistencia es fructífera mientras los individuos puedan representarse su propia existencia y darse una imagen estable y duradera de sí mismos, lo que es posible con una memoria atenta que reactualice e integre de manera permanente los acontecimientos de su propia cotidianidad identitaria y la acción garante y creativa. Sin duda, la ambigüedad la han generado actitudes y posturas en los latinoamericanos, que instauran las cofradías de la transculturación unificante y universalizante en un sinfín de caracteres, descubriendo el hilo laberíntico garante por su diversidad y factor de equilibrio; que ha develado la intención de un colosal proyecto de indagación de la caracterización de América Latina, ampliando su objetivo de reflexión filosófica desde las profundidades de la articulación AméricaEspaña hasta las fibra más subrepticias de los acontecimientos y manifestaciones de la paideia, como toda cultura está presidida por una racionalidad que se subsume en elementos gramaticales, retóricos, poesía, filosofía que dotan a hombres y mujeres de conocimiento, así como del control de sí mismo y su identidad cultural. Punto que enfocó la disertación de fondo, que ha serenado la


UNIVERSALIZACIÓN DE LA IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA Betty Santos

61

comprensión que en su encubierta unidad, espolea el arquetipo de su diversidad, para lograr un contacto en la verdadera identificación de América en el mundo. En la medida que, esta tensión es inmanente a todo imaginario social, ya que las tradiciones heredadas del pasado y las iniciativas de cambio del presente se expresan en ellos. Llaman la atención, la estructura simbólica de la memoria social que se encuentra representada en las ideologías. Sin duda, son las que difunden los acontecimientos constitutivos de la identidad de las comunidades, de lo que se desprende su carácter preservante, legítimante e integrador. Cabe considerar por otra parte, que los inconvenientes siguen siendo, contrariedades de identidad que llevan a desaguar nuevas interrogantes ¿Qué somos?, ¿indios o españoles?, ¿europeos o americanos? Estas son preguntas acerca del ser en relación con la identidad y naturaleza de la que somos parte con el resto de los mortales, es una concepción filosófica que nos impusieron los conquistadores, colonizadores y civilizadores. Imprimía Leopoldo Zea, que Latinoamérica ha contado con filósofos de la talla de Simón Bolívar, José Martí, José Vasconcelos y muchos otros que enfrentaron problemas que ahora interesan a la filosofía occidental: razones de identidad que originan las relaciones con disímiles memorias de lo humano como las que ahora generan la globalización y la resistencia de los marginados a seguir siendo manejados. Visto de esta manera, cuando una sociedad se enfrenta ante el desorden, la esterilidad e incomunicabilidad de los valores y la falta de horizonte, al carecer de objetivos comunes, se hacen evidentes los síntomas de una crisis de identidad que se manifiesta en todas las instituciones de la cultura: la familia, las laborales, la política, la estatal, la educativa, la religiosa. Sucede, pues que, la reflexión y génesis del pensamiento guerreriano, el cual ha subrayado con gnosis documental, las actitudes y posturas de los latinoamericanos, que se instituyen en las sociedades del cosmos cultural latinoamericano y se oponen y armonizan en un sinfín de caracteres, sin propiciar un reconocimiento universal. Sin duda, es un mundo, en un sólo vínculo que, ligue sus partes entre sí y con el todo. Ya que tenemos un origen, una lengua, costumbres y una religión que nos unifican, aún cuando también nos diversificamos y circulamos e un clímax de unidad con carácter heterogéneo. Desde esta dimensión, se hace necesario conceptualizar Identidad Cultural, desde mi punto de vista es el conjunto de valores, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento que funcionan como elemento cohesionador dentro de un grupo social, que a su vez, actúa como substratum para que hombres y mujeres, puedan fundamentar su sentimiento de pertenecía. Volviendo la mirada hacia la conjugación del gigantesco poder híbrido de la identidad cultural Latinoamericana, en un mundo pluridimensional de tipos y factores étnicos y formulaciones distintas, integrados en un todo tan complejo y multivalente que Briceño Guerrero identifica desde su vértice filosófico en el -Laberinto de los Tres Minotauros-. Subyace el rigor cultural eurolatino, definido entre lo único y lo diverso. Más aún, la negación por la negación cultural europea, deteniéndose así el impulso del continente como totalidad forjada por tres espejos, que se


UNIVERSALIZACIÓN DE LA IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA Betty Santos

62

interrelacionan, bifurcan, se extienden y analizan en el ovillo conductor de la telaraña de quinientos años de cultura latinoamericana. Por tanto, el aura del tiempo es germen fundamental de este ensayo enmarcado en dos continentes, América y Europa, que día a día se nutren y pareciera estar sacudiéndose en las ondas revoltosas del quehacer cultural. Al comparar estas evidencias, hoy nos enfrentamos diariamente al pesimismo, al escepticismo de todas las generaciones que conviven en la actualidad y a la incomunicación existente entre ellas. Falta el discurso vinculante, falta el criterio unificador con qué interpretar la realidad, pero, por sobre todas las cosas, falta la voluntad social, comunitaria de hacerlo. Cualquier individuo es prescindible y, lo que es peor aún, como consecuencia de ello, no se sabe a qué grupo se pertenece. En este sentido, no, está de más apuntar que, la identidad historiográfica, ha sido un proceso simbiótico, de confrontaciones y diálogos desde la visión etnocéntrica; en el acto de ver y analizar al mundo de acuerdo con los parámetros de la cultura propia. Dentro de este marco, suele implicar la creencia de que la propia raza o grupo étnico sea la más importante, o que algunos o todos los aspectos de la cultura propia sean superiores a los de otras. Dentro de esta ideología, los individuos juzgan a otros grupos en relación a su propia cultura o grupo particular, especialmente en lo referido al lenguaje, las costumbres, comportamientos, religión y creencias. Con el objetivo de, plantear sus propias dudas y problemas gnoseológicos, no en cuanto a su desarrollo interno o a su progreso ya que puede encarar sus dificultades y crisis inmanentes con los recursos de que dispone, sino en una dimensión diferente: la de sus fundamentos. Cada ciencia recibe de regalo el principio, el objeto, el método; pero la filosofía que tiene que buscar siempre su propio principio y cuyos métodos y objeto son problemáticos, investiga, en ocasión de las ciencias, sin negar la validez que éstas tienen dentro de sus respectivos límites, sus condiciones de posibilidad, las razones que permiten su existencia y la sostienen. ¿No son acaso las ciencias creación del hombre? La filosofía yendo al origen, estudia el hecho del surgimiento de la ciencia y las condiciones que, en última instancia, lo posibilitan en el mundo del hombre. Ahora bien, sobre la base de la postura Guerreriana y/o brigeriana, Por qué brigeriana; porque gran parte de su obra literaria; se conoce con el heterónomo de (Jonuel Brigue), la filosofía ante todo, por ser una actividad propia y exclusiva del hombre, por su razón, debe ser un hecho que le lleve al perfeccionamiento personal y en este caso la filosofía va en la búsqueda del pragmatismo y el ser útil en la práctica, ya que esto hará de la filosofía un saber enriquecedor que trascienda las fronteras de la teoría, sin dejar el mundo del deber ser; que como sabemos no siempre se encuentra en la práctica. De allí que la búsqueda de la verdad, debe ser un acontecimiento relevante en cada instante en la vida del hombre, obviamente, para buscarla y encontrarla el ser debe hacer uso de sus potencialidades para llegar a ella, entre estas herramienta está la filosofía como actividad, de aquí puedo encontrar el sentido de su evolución filosófica. De manera, que viabilicé un desarrollo que ha tenido consciencias decisivas en la identidad latinoamericana, en la medida, que la confrontación depende de su vínculo con los otros y lo otro. La


UNIVERSALIZACIÓN DE LA IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA Betty Santos

63

conciencia de sí mismo en combinación, es aquella que se pierde en el otro y por ello se reconoce a sí mismo en la alteridad, aplicado al descubrimiento que el "yo" hace del "otro", lo que hace surgir una amplia gama de imágenes del otro, del "nosotros", así como visiones múltiples del "yo". Tales imágenes, más allá de las diferencias, coinciden todas en ser representaciones más o menos inventadas de personas antes insospechadas, radicalmente diferentes, que viven en mundos distintos dentro del mismo universo. O lo que es lo mismo, se ve como el descubrimiento que el "yo" hace del "otro". A través de la interacción con el otro puede conocer cosas del otro que antes no había conocido, de esta forma se crean imágenes e ideas sobre el otro que antes no se conocían. De esta forma, lo que pudo haber sido utopía para otros, hoy, sencillamente, resulta intolerable. Si la promesa de un tiempo de ocio era concebida como el derecho ganado por la entrega laboral al progreso de la sociedad en beneficio de las generaciones venideras, hoy se ha convertido en tiempo de desocupación con las consecuencias que se enfrentan a diario: olas delictivas, inseguridad física, angustia ante un futuro y un presente incierto. Importa por muchas razones, la reflexión sobre la evolución y sus consecuencias decisivas sobre la identidad colectiva, el éxito del proceso identitario se da superando la confrontación con el otro, sin dejar de reconocerse a sí mismo. Hecho que constituye una de las razones más inestimables que da un vistazo al continente en una acción lúdica, como proceso ligado al desarrollo del ser, de hacer frente a la deposición cara a la cotidianidad, en un acto de visualizar y analizar el mundo de acuerdo a los parámetros de su propia cultura, sin dejar de lado, la perforación del pensamiento en la búsqueda de sus raíces. Como lo argumenta Berríos (2008:29), al blandir su verbo y señalar que la filosofía de la historia latinoamericana no debe quedar en Europa. Por contraste, debe y tiene que confrontarse con ella y con el tiempo posterior al llamado Descubrimiento de América. Dicho de otra manera, el desengaño latinoamericano nos mueve a penetrar la diversidad cultural como resultado del agigantado mundo cibernético. América-España viven un presente, han construido un porvenir, cada cual mira el mundo que se halla a su alcance. Muchos son los latinoamericanos que afirman ante todo su identidad hispanoamericana. Desde allí, el continente americano ha coexistido entre sueños y realidad, ha vivido el divorcio entre lo humano de la sociedad que acariciamos y la sociedad imperfecta en la que verdaderamente se vive, nos fundaron en el marco de una utopía. Se explica entonces, una concepción social que posee argumentos sufrientes para la crítica de su orden existencial. Como se señala, en el espejo enterrado, que simboliza la realidad, el sol, la tierra y sus cuatro direcciones, la superficie y la hondura terrenal, y todos los hombres y mujeres que la habitan. Enterrados en escondrijos a lo largo de América Latina, espejos que cuelgan ahora de los cuerpos de los más humildes celebrantes en el altiplano peruano o en los carnavales indios de México, en donde el pueblo baila vestido con tijeras o festejando el mundo en los fragmentos de vidrio de sus tocados. El espejo salva una identidad más preciosa que el oro que los indígenas les dieron, en canje, a los europeos. ¿Acaso no tenían razón? ¿No es el espejo tanto un reflejo de la realidad como un proyecto de la imaginación? En este sentido


UNIVERSALIZACIÓN DE LA IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA Betty Santos

64

Latinoamérica se ha conformado como una de las grandes regiones neo culturales del mundo. Su unidad territorial es evidente, ha sido escenario para que, lo único y lo diverso, tropiece el desplegado ser con multiplicidad de formas culturales a lo largo de su subsistencia histórica. En él lacónicamente todo un sincretismo cultural; donde se patentiza la fusión de la diversidad de prácticas religiosas, revelando la complejidad de la identidad cultural. O lo que es lo mismo, pensar las razones de la crisis y para pensar una solución. Es importante, entonces, presentar los supuestos filosóficos de la actualidad y vincularlos con otras transformaciones culturales, al menos cercanas temporalmente, para poder comprender si el concepto de identidad cultural tiene vigencia o si, definitivamente, se ha tornado también él prescindible. Sin embargo, la grandeza y la miseria del destino socio-cultural-histórico, que dicho sea de paso, nos debemos preguntar ¿cuál ha de ser el destino latinoamericano en ese cartabón complejo?. En este sentido, Briceño Guerrero, rotula que América Latina se encuentra ante un fenómeno humano de doble faz, ante una inquietante dualidad fundamental. Por una parte, las formas de la cultura occidental; por la otra, un substratum psicosocial, producto del mestizaje, en el cual no ha penetrado plenamente las estructuras culturales europeas y que con mayor y menor fuerza se opone a ellas, entorpeciendo su funcionamiento, pero sin tener ni poder crear otras formas, otras estructuras que erigir en defensa de su idiosincrasia. Evidentemente, es incuestionable, al señalar que la madurez cultural latinoamericana es un hecho cotidianamente comprobado. Su significación en el escenario de América y el mundo de la cultura no requiere de nueva argumentación. El sentimiento de ser americano, se identificaba indiscutiblemente con el indio, quien simbolizaba la tierra y su cultura esencia de lo humano. En un esfuerzo sostenido y crecientemente exitoso por constituirse como un conjunto de sociedad con un trasfondo espiritual de pueblo latinoamericano por sus viejas herencias, oscura fe en posibilidades mágicas en esperanzas de su mitología nativa. El conocido historiador Berríos Berríos, (1997:28). Afirma que América… se conformó sobre la base de la mitología aborigen. Su rostro orinal fue pintado con elementos primigenios surgidos de la capacidad imaginativa de los naturales. Tales manifestaciones son determinadas por el proceso de generación de toda sociedad, en un acervo cultural común que los une a la par que su diversidad etnológica. Su lengua madre, las condiciones históricas y las mismas influencias culturales, delineadas en un perfil que podría perfectamente servir de orientación para el planteamiento de su proceso ideológico-cultural. ¿Por qué? Ideológicamente. Cuando nuestra sociedad sufrió el proceso de implantación cultural tras el cual quedó integrado a las sociedades que ejercieron el proceso de dominación, que algunos asumen ahora como una acción de alteridades. Fruto que irrumpió de las nuevas formas sociales caracterizadas principalmente por una pluralidad, especialmente, la dimensión cultural. Mirémoslo con la argumentación guerreriana, desde el punto de vista lingüístico: a) Si los pueblos latinoamericanos, después de su independencia política hubiesen permanecido ajenos a la continua y poderosa influencia de la cultura


UNIVERSALIZACIÓN DE LA IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA Betty Santos

65

occidental, habrían creado culturas propias de acuerdo con su idiosincrasia mestiza; pero las especulaciones sobre lo que pudo haber sido son generalmente infecundas, no fue ese el curso de los acontecimientos, nos tocó una época de nivelación, de internacionalización, uniformización mundial de la cultura, de avances de pensamiento hacia una conciencia planetaria de la humanidad. b) La clave para comprender lo que América Latina tiene de singular, de diferente, de propio, de específico, es el mestizo; quien comprende al mestizo, comprende a Latinoamérica. Centro de todas las ideas, sentimientos, emociones, movimientos a favor o en contra de todo, el único espíritu suficientemente amplio, suficientemente atormentado como para encarnar la Historia del Nuevo Mundo Hispánico. Cualquiera de las dos explicaciones cumplen una función muy práctica, ya que con toda seguridad, Latinoamérica, es escenario para que diversos y disímiles urbes antagonicen y homogenicen la cultura que ha desbordado al latinoamericano como epítome de lo postcolonial o de lo subalterno. Canclini (1992:180) concibe a Latinoamérica como una tradición compleja de costumbres e innovaciones (diversas, desiguales), así lo testifica Briceño Guerrero "continente heterogéneo formado por países donde, en cada uno, coexisten múltiples lógicas de desarrollo" este eminente, filosófo y filólogo Venezolano, con todo el peso de su autoridad sobre la identificación de América con Europa. Como partícipe de la angustia de los latinoamericanos por encontrar el puesto que en el mundo le pertenece a América Latina; asume la tarea de reconstruir la Weltanschauung, lenguaje alemán que reconstruye las disímiles formas culturales, desde la culinaria hasta los ritos sagrados, rebasando las cantilenas de cuna, entre otras incontables manifestaciones culturales. La humanidad Latinoamericana, simultáneamente, está presente en toda su diversidad cultural, al hablar, con su postura de vida, cuando dilucida su escenario social. Es por ello, que Briceño Guerrero ha dibujado la Weltanschauung Latinoamericana, dado que el Discurso Salvaje impulsa las voces que expresan su disentir contrapuesto, medio de fermentar su pensamiento. Tal lo señala Rodríguez (1996:77) citando a Gámez. "Un sistema triple de actitudes o posturas fundamentales, tres voces que se contradicen, sostienen y aniquilan entre sí, un triple tejido de voces que se combaten unas a otras por el dominio de la Weltanschauung total. En una heterogeneidad donde están presentes pensamientos disímiles, como en el Discurso Salvaje, que imprime las más íntimas emociones a la par que las disertaciones se desentrañan y parasitan las unas a las otras. América era una heredad misteriosa entre el mito y la filosofía, la utopía y la sapiencia, presente en el ideal del hombre europeo desde siempre. Basta recordar a Platón y su Atlántida; o a Séneca quien vaticinaba proféticamente: " Un tiempo vendrá en el que el Océano abrirá sus barreras y revelará una tierra inmensa, Desconocido Naturalezas; América y España se percibieron solapadamente, pero fue España quien perpetró esta visión, quien convirtió en realidad el ensueño


UNIVERSALIZACIÓN DE LA IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA Betty Santos

66

utópicamente común: visionando y aprobando que el encuentro entre Europa y América fuese una realidad tangible. Como se sabe, este encuentro vigorizó, la paideia de ambos mundos. No fue únicamente Europa quien dio su cultura a América sino que, a su vez, América aportó a Europa, principalmente, el impulso que la llevaría a entrar de lleno en la modernidad. Creo que perfectamente puede decirse que la Europa y el Occidente que conocemos hoy, no serían tales si no hubiesen entrado en contacto con América; como la América de hoy no sería tal si no hubiera entrado en contacto con Europa. En cualquier caso, la modernidad latinoamericana sólo puede ser entendida como producto de un sustrato cultural heterogéneo que no puede desvincularse de sus orígenes, constantemente reafirmados, para construir un perfil moderno de tipo occidental. Como lo advierte Carlos Fuentes. Poco a poco la América española se ha dado cuenta que no se trata de decidir entre lo tradicional o moderno, dicho de otro modo, es mantenerlas vivas, precisar su creatividad vigente. Parece ser que lo que nos une a América y España, fueron los encuentros civilizatorios de estos dos mundos. Europa trajo consigo un cúmulo de valores que en el proceso histórico latinoamericano han tenido su principal soporte en la en la identificación de América con la Europa segunda: en primer lugar en la Segunda Europa la legislación recoge su evolución socio-histórica-cultural entendiendo América como motor de cambio social y el cultivo de fogosidad en Ordenanzas y el Derecho; cultivando la sapiencia universitaria y editando volúmenes legislativos que reglan los aspectos de la existencia en sentido europeo segundo. Otra, que la Razón Segunda tuvo su trascendental sustentáculo en la Educación bajo la conducción del Estado, escindidas de credos e ideologías, laica, con orientación hacia fines sociales y al cultivo de los conocimientos segundos para generar, en los niños (as), jóvenes, un ordenamiento con base en el ser ciudadanos con hábitos, cualidades, orientaciones, vocaciones y esperanzas afines a la gnosis segunda. Que en Europa se nutre de la cultura y tradición del hogar. Ya está, somos el resultado de una historia que no podemos negar, España trajo a este lado del mundo los valores de la civilización occidental: el Dios cristiano, un dialecto soberanamente fino, el vigor de perfeccionamiento cinético, técnico y tecnológico de relaciones con la naturaleza, el sentido de emancipación, el entusiasmo de sus congéneres; además nos une el hecho de sabernos herederos de una diversidad de animales y plantas de sorprendente cuantía para una vida humana confortable. Y, por otro lado, la representación árabe en España, América paradójicamente recibió también por su intermedio las sutilezas del espíritu del Medio Oriente. Pero hay algo que trasciende la historia de América y España, no se trató absolutamente de una exigencia de la cultura extranjera sino de un himeneo en el que una y otra civilización resultó transmutada. Ambas quedaron quebrantadas en el acercamiento. Y, por consiguiente, de ello emergió una nueva forma de ser, espíritu y cuerpo, resultado de esa fértil cópula entre América y Europa, entre lo occidental y lo andino. Inscribe Briceño Guerrero (1977:84-1001) Los Latinoamericano ubican caminos de europeización segunda que todavía pueden emprender: el progreso británico fue posible con tecnología, el potencial alemán


UNIVERSALIZACIÓN DE LA IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA Betty Santos

67

para occidentalizarse sería la disciplina del pueblo, de la ex-Unión Soviética se decía que no estaba apta para la modernización y arribó a ella, Japón se hizo potencia en un silo, China combina capitalismo y socialismo y se está transformando… El "secreto" de la occidentalización estaría en no desfallecer y en una cada vez mayor europeización. Los latinoamericanos persisten en percibirse como europeos segundos que no han triunfado todavía en este lado del Atlántico, sus países están en vías de desarrollo. La europeización segunda se logrará. Por otra parte, esa europeización ha sido de la interacción entre las dos civilizaciones que ha dado origen a una unidad en la diversidad cultural, heredera pero disímil a la primigenia cultura. Un nuevo país fue trazado, un país mestizo. América nace del encuentro entre estas dos culturas. Anteriormente de ello, América no existía. En recto sentido, en rigor del neologismo Americano a partir del cotejo con España, una vez estudiada la condición del provecto continente y el discernimiento sobre la expansión racional de su paideia, tal como lo señala Briceño Guerrero (132-132), si bien la defensa teórica de los aborígenes y la abundante legislación a su favor permitió la conservación de antiquísimos usos y costumbres prehispánicos, dificultando la adaptación de los aborígenes a las formas de vida Españolas, no es menos cierto que el regreso a las culturas prehispánicas quedó cerrado para siempre a sus antiguos integrantes y que el único camino practicable era la adopción progresiva de las formas europeas. O a la inversa: si bien el único camino practicable para los indios era su asimilación progresiva de las formas de vida europeas mediante la aceptación provisional del puesto que se les asignaba en el nuevo orden, no es menos cierto que la conservación de antiguos usos y costumbres, con todo y estar desligado de su totalidad sociocultural de origen, los mantenía en contacto con su ser anterior, dificultándoles el forzado pasaje. De esta forma, en el proceso de recuperación del pasado de América Latina, Zea reafirma la percepción que los líderes de la independencia política habían ya expresado a comienzos del siglo XIX. Europa, España, para imponer y mantener su dominación colonial; había impuesto un orden político, un orden social y un orden mental, que conformaba a la población en las colonias con los deseos de la metrópoli. Pero al problematizar las estructuras que hicieron posible el orden colonial, Zea encuentra otras expresiones de dominación que poco a poco colocan en su centro al ser humano como problema. Zea coincide con los intelectuales de la independencia en que antes de poder transformar el orden político o social, es necesario "transformar a sus hombres"; pero Zea, y en esto su partir radical y la proyección fecunda que impone su pensamiento, no nos habla sólo del "hombre latinoamericano," sino también, y especialmente, de la expresión de humanidad que hacía posible al colonizador. Visto de esta forma, Cultura es el conjunto de todas las formas y expresiones de una sociedad determinada. Como tal incluye costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser, vestimenta, religión, rituales, normas de comportamiento y sistemas de creencias. Desde otro punto de vista se puede decir que la cultura es toda la información y habilidades que posee el ser humano. El


UNIVERSALIZACIÓN DE LA IDENTIDAD EN AMÉRICA LATINA Betty Santos

68

concepto de cultura es fundamental para las disciplinas que se encargan del estudio de la sociedad, en especial para la antropología y la sociología. De hecho, Briceño Guerrero. En su libro Qué es la Filosofía, argumenta, es asombroso observar cuán poco originales somos, acaso todo lo que tenemos nos ha sido dado: cada individuo "formado" se parece a un tipo, cae bajo un tipo categorial, para el cual había heredado las condiciones biopsíquicas y el molde cultural correspondiente; obra que nos encaminó a través del encuentro de la diferencia cultural. Se trata de una indagación más universal, pues el filósofo, hace un análisis del tema sin hacer referencias exclusivamente a la tradición europea. A través del texto, el escritor lleva al lector a un viaje "hacia sí mismo" como pilar fundamental de una definición de la filosofía. Cada ciencia recibe de regalo el principio, el objeto, el método; pero la filosofía tiene que buscar siempre su propio principio y cuyos métodos y objeto son problemáticos, investiga, en ocasión de las ciencias, sin negar la validez que éstas tienen dentro de sus respectivos límites, sus condiciones de posibilidad, las razones que permiten su existencia y la sostienen. ¿No son acaso las ciencias creación del hombre? La filosofía yendo al origen, estudia el hecho del surgimiento de la ciencia y las condiciones que, en última instancia, lo posibilitan en el mundo del hombre. Indudablemente que el debate en torno a la Identidad Latinoamericana, no se agota en esta concepción. Existen otros puntos de vista y argumentos a la luz de los cuales se podría ampliar la disertación, lo que obliga a la imaginación, al desafío, al atrevimiento propio de asumir el diálogo del dilema de la identidad cultural. De hecho, los vemos como parte de la flora y fauna local, y no como hombres con pasiones parejas a las nuestras. El discurso filosófico que debe surgir va en paralelo a un diálogo con la deconstrucción que el europeo empieza a hacer de su propio pasado. Debemos confronta el modelo humanístico que acompaña el desarrollo de Occidente, y en ello fundamenta su filosofía de la liberación.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS. Fuentes, C. (2005). El espejo enterrado. Taurus Bolsillo. México. Fontana, J. (1994). Europa ante el Espejo, Barcelona. Gedisa. Berríos, A. (2007). América en las Desgarraduras del Tiempo. Fondo Editorial Tropykos. Caracas – Venezuela. Briceño, J. (2003). América Latina en el Mundo, Editorial Venezuela, Tercera edición, Mérida Venezuela. ------------- (2002). ¿Qué es la Filosofía?, Ediciones Puerta del Sol, Tercera edi ción, Auspiciado por Producciones Karol. C.A., Mérida - Venezuela ------------- (1997). El Laberinto de los tres Minotauros, Monte Ávila Editores Latinoamericana, C. A. Segunda edición, Caracas - Venezuela. ------------- (1981). Europa y América en el pensar mantuano, Monte Ávila Editores, C. A. Editorial Arte. Caracas - Venezuela. Rodríguez, L. (1996). La Mudanza del Tiempo a la Palabra. Editorial Venezolana. Mérida- Venezuela. Zea, L. (2000). Latinoamérica encrucijada de culturas. Tierra Firma. Fondo de cultura económica de historia. México.


69


70

VALORES ÉTICOS-MORALES ASOCIADOS A LOS PARTICIPANTES DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO Dra. Blanca Quevedo Universidad Valle del Momboy INTRODUCCIÓN. Esta ponencia presenta una serie de reflexiones para estimular la discusión, sobre la formación en valores de los participantes de los postgrados, ya que no se puede ignorar los problemas de este orden involucrados en el desarrollo de los Trabajos Especiales de Grado, Trabajos de Grado y/o Tesis Doctorales (que a partir de este momento denominaré Trabajos), es una excelente oportunidad para reflexionar sobre estas cuestiones en el seno de nuestra comunidad de investigadores, por ser la ética y la moral principios orientadores de las acciones y decisiones tanto institucionales como personales. Es por ello, que centro el aporte en el planteamiento de algunos problemas éticosmorales asociados a la elaboración, evaluación y publicación de los resultados de estos trabajos. Mi experiencia, primero al realizar mis propios trabajos y luego como formadora de docentes, como investigadora en Didáctica, como jurado y como tutora de trabajos a nivel de pre y postgrado me han permitido apreciar algunos de estos problemas que describiré a continuación.

BASES LEGALES EN LOS TRABAJOS DE POSTGRADO. Para el Estado Venezolano, a partir de 1983, con la Resolución 12, derogada posteriormente con la Resolución 1 del 15 de febrero de 1996, se dictan las políticas que debe tener el investigador, comenzando por una formación básica y continua del docente en el campo de la investigación. Así mismo, para la UNESCO (1998), educar, entrenar e investigar, constituyen valores fundamentales de la educación superior, para que así puedan generar su propia capacidad científica y tecnológica, para contribuir con el desarrollo productivo de los grandes recursos que tiene Venezuela. La investigación se aplica en todos los ámbitos. En un trabajo anterior (Quevedo, 2007:8), he señalado que el punto de partida para la redacción de un trabajo, de cualquier índole, académico o profesional, es la investigación. Por ello entendemos que se trata de un procedimiento que, a través de la búsqueda, va más allá de la simple descripción de los hechos.


VALORES ÉTICOS-MORALES ASOCIADOS A LOS PARTICIPANTES DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO Blanca Quevedo

71

Investigar es una actividad en la que confluyen el investigador, el objeto de la investigación o lo que se investiga, así como los medios de que se valen para su realización, y la institución donde se realiza o para la cual se realiza, en donde es necesario que, todos estos elementos se articulen entre sí, para que el proceso resulte beneficioso para las partes involucradas. Los programas de pregrado o postgrado de las diferentes universidades del país, contemplan como requisito parcial, para que sus participantes puedan optar al título respectivo o al Grado de Especialista, de Magister Scientiarum o Doctor, la elaboración, ejecución, presentación y/o discusión pública de un Trabajo Especial de Grado, un Trabajo de Grado o una Tesis Doctoral, respectivamente. Su aprobación es condición indispensable para el otorgamiento del Grado o Título al cual opta el participante. (ob. cit:6). Si nos guiamos por las últimas exigencias del Consejo Consultivo Nacional de Postgrado sobre las características que debe tener un tutor a nivel de postgrado, éste no solamente debe tener un grado igual o superior a su tutorado sino además debe ejercer o haber ejercido funciones de docencia a nivel universitario. Así mismo, según normativa general de los estudios de postgrado (CNU, 2001) en sus artículos 1, 2 y 4 se señala que: Se entiende por estudios de Postgrado, los dirigidos a elevar el nivel académico, desempeño profesional y calidad humana de los egresados del sub-sistema de Educación Superior comprometidos con el desarrollo integral del país. Los Programas de Postgrado están dirigidos a fortalecer y mejorar la pertinencia social, académica, política, económica y ética de los estudios que se realizan con posterioridad a la obtención del título profesional. Los estudios de Postgrado tienen como finalidad fundamental: a) Estimular la creación y producción intelectual como expresión del trabajo y del estudio. b) Formar recursos humanos altamente especializados y promover la investigación para responder a las exigencias del desarrollo social, económico, político y cultural del entorno y a la demanda social en campos específicos del conocimiento y del ejercicio profesional. c) Desarrollar la difusión cultural, el servicio, la integración y la interacción con la sociedad. d) Integrar la extensión como un proceso de interacción que los actores de la Educación de Postgrado realizan en un entorno social para aprender de él, comprenderlo y mejorarlo.


VALORES ÉTICOS-MORALES ASOCIADOS A LOS PARTICIPANTES DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO Blanca Quevedo

72

Por lo tanto, la formación del investigador en postgrado culmina con una comunicación destinada a presentar, de manera clara y pormenorizada, el resumen de hechos o actividades pasadas o presentes; y en algunos casos de hechos previsibles, partiendo de datos ya comprobados, es decir, genera conocimientos y/o informaciones a partir de la recolección de evidencias empíricas o a partir de informaciones sobre un tema. Aunque, esencialmente se compone de informaciones, este tipo de informe contiene con frecuencia la interpretación del autor (emisor), así como sus conclusiones y recomendaciones en torno al problema que lo motiva. Un trabajo de investigación es una respuesta a una pregunta, o una pregunta a otra persona en busca de una información. Este trabajo, debe realizarse en forma individual y representa una contribución creativa en el área académica correspondiente, con la finalidad de propiciar cambios relevantes en la misma. No puede haber sido presentado con anterioridad y no podrá ser presentado para optar a ningún otro grado académico. Tiene como requisito indispensable ser asistido por un tutor. Se realizará bajo los paradigmas o enfoques seleccionados por el participante, teniendo presente que éstos sean pertinentes con el área académica correspondiente y la Línea o Programa de Investigación o en la Línea o Subprograma de Trabajo en la cual esté inserto. LA RELACIÓN TUTOR-TUTORADO. La existencia de tutores en la actividad de investigación diseñada a nivel de postgrado parte del principio que todo aquel que se inicia en el arte de la investigación necesita de una persona que esté a su lado aconsejándolo y guiándolo en sus primeros pasos en la actividad investigativa, teniendo presente el respeto de los deberes y derechos individuales, bajo preceptos de honestidad y responsabilidad, expresado en todas las acciones de los actores involucrados. En este sentido, he señalado (Quevedo, 2005), que la tutoría es una práctica educativa, donde intervienen el tutor y el tutoriado, busca dar apoyo, orientación, fortalecer debilidades,…, y como tal requiere de seguimiento en la investigación que se realiza, ya sea a nivel de pregrado o a nivel de postgrado, para poder hacer sugerencias e implementar modificaciones según las necesidades. Entre el tutor y el tutorado, se debe establecer una relación diferente a la que se da entre el alumno y el docente de una asignatura. Pues, en ella, se gestiona e implanta un cronograma de encuentros, cuyo propósito fundamental es orientar al tutoriado en el proceso de investigación que se está realizando. Zerpa (1990) señala que los trabajos de postgrado presentados en las universidades venezolanas y concretamente dentro de las ciencias sociales, tradicionalmente han concebido la figura del tutor como una persona que posee


VALORES ÉTICOS-MORALES ASOCIADOS A LOS PARTICIPANTES DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO Blanca Quevedo

73

cierta experiencia en la actividad de investigación, que dispone del tiempo y los conocimientos en un área específica del saber y que está dispuesto a colaborar para que otra persona, cumpliendo con un requisito exigido por los estudios de postgrado, realizando una investigación y presentando un trabajo a un jurado quien se encargará de evaluar si en el mismo se demuestra un dominio profundo y sistemático del área de conocimiento involucrada. Un tutor debe conocer con profundidad el área de estudio para poder proporcionar consejo, guía y críticas constructivas, debe ser capaz de establecer una relación interpersonal con sus autorizados para poder motivarlos y ser un gerente eficaz que esté en capacidad de supervisar efectivamente la organización y ejecución del trabajo. (Valarino, 1990).

LA RELACIÓN HUMANA Y LA FUNCIÓN TUTORIAL. La función tutorial no puede asumirse caprichosamente y a título personal. Ésta debe tener un carácter institucional, pues en ella se desenvuelve una serie de relaciones explícitas que se han traído de la praxis y que aparecen como limitantes de la intención organizacional, personal y de investigación de la acción pedagógica tutorial. En ella se presentan las funciones universitarias del tutor: docencia, investigación y extensión directamente vinculadas con los "roles" que prevalecen en la acción del tutor: asesor, gerente y facilitador. (García, 2004). Dependiendo de cómo se comporten, estos "roles" son ventajosos para acercarse a la noción de estilos tutorales, que categoriza la gestión y actuación del tutor dentro de estilos epistémicos variados, a través de los cuales se define la acción pedagógica tutorial, directamente comprometida con el componente personal. Asimismo, se incluyen los cuatro momentos de la acción pedagógica tutorial que permiten explicar el continuo avance que, consciente e inconscientemente transita el tutor, los cuales van definiendo los estilos de tutores según su comportamiento en cada uno de ellos o al transitar la secuencia de la investigación. Dentro de esta secuencialidad, se hallan las tipologías de investigación: descripción, comparación, explicación y aplicación (Padrón, 1996). Además, tanto los momentos de la acción pedagógica tutorial como las tipologías de investigación, se conectan directamente con el proceso de generación de conocimiento. Todo lo descrito, está apoyado en su condición de acción intencionada y diferenciable, y va a depender de la gestión y del comportamiento del tutor en cada uno de los niveles y de las situaciones planteadas.


VALORES ÉTICOS-MORALES ASOCIADOS A LOS PARTICIPANTES DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO Blanca Quevedo

74

Así mismo, debe apoyarse en un conjunto de normas y principios de validez nacional e internacional, pues es una relación humana, donde se establece un vínculo entre lo normativo y lo creativo, entre la forma y el contenido. La correcta observación de estas normas determina el plano exacto de las obligaciones y derechos de cada uno. Permite establecer "las reglas del juego" con las que se van a regir sus relaciones evitando así los "malos entendidos". Esto facilitará la obtención del trabajo final buscado. LA ÉTICA COMO PRINCIPIO NORMATIVO DE LA FUNCIÓN TUTORIAL. En el campo de las ciencias sociales, el conocimiento y la búsqueda del conocimiento objetivo, tiene una fuerte carga subjetiva, porque allí el hombre es a la vez objeto y sujeto de la investigación. Por lo tanto, señala Villegas (1990), que se parte del principio, que el método no es neutro y que la llamada "neutralidad" no garantiza la objetividad. Esto se debe, a que la subjetividad es inherente a la condición humana, y que por lo tanto, más allá de la objetividad en sentido cientificista, lo que se plantea es un problema ético. Así se tiene, que lo que es objetivo para unos, puede ser subjetivo para otros. Por lo que la "verdad" es necesariamente una verdad relativa, es decir, es verdad histórica. Por lo que la "objetividad" en términos absolutos no es posible en las ciencias sociales, en consecuencia, lo que debe garantizar el fundamento del conocimiento científico, además del método, es una posición ética, desde el punto de vista de: las referencias utilizadas, la búsqueda y extracción de la información, del proceso de la organización de la información y de la exposición, análisis e interpretación de los resultados; como Villegas (ob. cit) establece a continuación: El investigador debe mantener una posición ética frente a la búsqueda, selección, organización y tratamiento de las referencias utilizadas. El investigador no debe manipular la fuente para hacerla coincidir con sus apreciaciones. Debe indicar con rigurosidad, el origen de su información, así como la validez de la fuente que esta utilizando y darle a la información que obtiene la debida jerarquía según la procedencia. No debe caprichosamente suprimir o subvalorar la información. Todo esto, porque el correcto tratamiento de la fuente tiene un riguroso sentido ético, fundamentado en el uso correcto y adecuada aplicación de la metodología. El investigador debe asumir una posición ética respecto a la búsqueda y extracción de la información. En este sentido se establece una relación entre el método y ética absolutamente rigurosa, por lo que la información se extrajo de la fuente y se procesa por medio de técnicas. Se deben utilizar adecuadamente las técnicas y los procedimientos para su extracción, es decir, la metodología, sin manipularlo, sin extrapolarlo, en donde además de la objetividad cuenta la ética.


VALORES ÉTICOS-MORALES ASOCIADOS A LOS PARTICIPANTES DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO Blanca Quevedo

75

El investigador debe asumir una posición ética respecto a la ordenación y organización de la información para su análisis. Esto se realiza porque lo que se hace no es un problema solamente técnico, es también un problema ideológico, por lo que debe tomar medidas precisas y hacer declaraciones que puedan justificarse frente a diversos grupos y en diversos contextos, es decir, es también un problema metodológico y la metodología no es neutra. El investigador debe asumir una posición ética respecto al análisis tanto de las fuentes como de la información. El investigador no debe "ocultar" su posición ideológica o camuflarla bajo una rigurosa declaración de "objetividad", puesto que el problema de la objetividad no es puramente una cuestión declarativa. El investigador debe indicar con toda claridad cuáles son sus parámetros de análisis y su aparato categorial. Esta definición previa resulta necesaria, por lo que el análisis es la parte medular del proceso investigativo, puesto que allí se sintetiza todo el trabajo previo. Es por lo tanto, una de las fases más importantes de la investigación. Si el investigador no tiene suficiente capacidad de análisis, la escasez o abundancia de datos de información no le sirven de nada. Si no tiene "agudeza" para interpretar, puede desperdiciar buena parte de la información, pero sobre todo, puede llegar a resultados falsos o falseados. El investigador debe asumir una posición ética con respecto a la exposición de los resultados. Es decir, el trabajo final. Debe ser rigurosamente escrupuloso en la elaboración del "discurso científico", porque éste no debe ser manipulado ni manipulador, y no debe olvidar que como sostén de las normas lingüísticas, gramaticales y semióticas, están las normas éticas. Todos estos principios y criterios señalados para el investigador como ejecutor del proceso investigativo, son válidos para el tutor, quien es su guía, y para serlo, el ya debe ser o es un investigador. Así mismo, todo tutoriado es un investigador, al menos mientras produce su trabajo. De aquí surge, que la relación tutor-tutoriado, además del factor humano que se haya expuesto, debe ser regida por un conjunto de criterios éticos que impida, no solamente la manipulación del proceso investigativo, de la investigación y de los resultados, sino también la manipulación del uno hacia el otro. LA PARTICIPACIÓN INVESTIGACIÓN.

DEL

TUTOR

EN

EL

DESARROLLO

DE

LA

La función tutorial y, por ende, la participación del tutor en el desarrollo de la investigación puede ser muy variable, según las prácticas de cada país, cada universidad o cada instituto universitario, la iniciativa del tutoriado y de los propios tutores.


VALORES ÉTICOS-MORALES ASOCIADOS A LOS PARTICIPANTES DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO Blanca Quevedo

76

Así se tiene en algunos casos, como lo he señalado (Quevedo, 2005) que el tutorado selecciona un tutor simplemente por llenar un requisito administrativo, el cual no lo supervisa por tener un exceso de carga de trabajo, e inclusive podría llegar a retrasarle innecesariamente la presentación del trabajo final, por no disponer de tiempo. Existen también casos en que el tutoriado, después de un período intenso de trabajo con su tutor, busca un nuevo tutor al no quedar satisfecho con la calidad o cantidad de trabajo que le exigía el primero de ellos. Así mismo, el tutoriado puede incorporase a un proyecto en el que su tutor es el investigador principal, y las contribuciones de éste, en el tema del trabajo asignado al estudiante pueden ser esenciales: planteamiento del problema, sugerencias de ideas y métodos, obtención de conclusiones, revisión de partes extensas del trabajo. En este último caso, es difícil limitar el grado de contribución del tutor a la investigación, por cuanto se trata de un problema en el que está personalmente interesado. Desde el punto de vista ético, en estos casos, se podría valorar la participación del tutor y el grado de iniciativa del tutorado en la evaluación final de su investigación. Por lo tanto, si se parte de la idea que el tutor lo que aporta al tutorado es básicamente la dirección y orientación en el proceso investigativo, fundamentalmente la metodología; entonces, muchas veces el conocimiento sobre el tema de investigación no necesariamente es de su especialidad. Esto no está en discusión, pero si el tutor, además de una sólida formación metodológica, es además un profundo conocedor del tema de investigación, el resultado, está garantizado al menos inicialmente. El tutorado al hacer escogencia del tutor -cuando lo pueda hacer- debe tomar en cuenta esta situación, para así realizar una acertada escogencia del tutor, lo cual redundará en su propio beneficio. Por lo tanto, el éxito de toda investigación en postgrado depende en buena medida tanto de una correcta selección del tema de investigación, como de una acertada escogencia del tutor. Según Quero (1992) el tutor es un profesional que adquiere un compromiso frente a una institución, éste consiste en guiar, orientar, evaluar y seguir día a día el trabajo de investigación de su tutorado. Sin embargo, en muchas universidades, no se han tomado en cuenta el establecimiento de la función y capacitación del personal que es tomado para servir como tutor. Así se tiene que algunos autores señalan que el hecho de haber completado estudios de postgrado no resulta suficiente para habilitar a un profesional como tutor, ya que si el tutoriado no tiene la suficiente preparación, el tutor debe entrar


VALORES ÉTICOS-MORALES ASOCIADOS A LOS PARTICIPANTES DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO Blanca Quevedo

77

como orientador y guía del proceso, de allí la importancia de sus conocimientos metodológicos, estadísticos y de contenido. Según Morles (1991) existen actividades, tareas, responsabilidades y obligaciones que contrae el tutor una vez que acepta desempeñarse como tal. Por lo tanto, debe tener características personales y profesionales las cuales se describen como: Personales. Debe ser empativo, comunicativo, responsable, honesto, receptivo, ético, tolerante, organizado y con una alta autoestima, tiempo disponible, experiencia y grado académico. Profesionales: Debe ser un investigador activo, especialista en metodología, capacidad para valorar procesos y productos, especialista en el área de conocimiento, facilitador del proceso de comunicación, docente activo. Como se puede observar los valores éticos y morales surgen de estas exigencias, por lo tanto el tutor no debe prestarse a situaciones inequívocas con respecto a la realización total o parcial del trabajo de su tutoriado, lo cual debe ser evitado por completo. Como consecuencia de lo expuesto anteriormente, vemos que un trabajo de postgrado no es, con frecuencia, un trabajo personal, sino es el resultado de un equipo en el que forman parte el tutor y el tutoriado y los colaboradores que hayan participado (analista de datos, los profesores colaboradores, asesores, entre otros). Todas estas personas deben tener opción a figurar como coautores de las publicaciones que deriven de su contribución específica, en el orden en que acuerden conjuntamente. Esto puede plantear un problema ético, en el caso de que una editorial o el mismo autor publique su memoria de trabajo con el correspondiente copyright a su nombre. Otra cuestión relacionada con la anterior es que si el trabajo ha sido publicado completo por una editorial, debería hacerse referencia a ello al enviar posteriormente a una revista una parte de la investigación como trabajo original, no publicado. (Godino y Batanero, 1995). CONCLUSIONES. El desarrollo personal y colectivo que hemos asumido históricamente nos define como individuos en crecimiento en contextos de intercambio social, por ello la conciencia de la dignidad inviolable del ser humano está en realizar un ejercicio profesional donde existan condiciones básicas de actitudes ético-morales, ética y valores en la educación, principios filosóficos ético-morales y una acción pedagógica tutorial en consecuencia. Según la UNESCO (1999) las instituciones educativas requieren ser administradas con miras a elevar la condición humana, como pilar fundamental del fortalecimiento en valores y sustentabilidad social. Por ello, se debe practicar la educación en


VALORES ÉTICOS-MORALES ASOCIADOS A LOS PARTICIPANTES DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO Blanca Quevedo

78

valores, que se debe fomentar a partir del nivel de educación inicial, de forma sistemática e intencional, con el objetivo de que los niños desde temprana edad se habitúen a practicar conductas pro-sociales y lleguen a convertirse en adultos con una sólida formación en valores, capaces de transformar la realidad donde les tocará vivir en un mundo solidario y en paz. Graves problemas de la humanidad requieren la aplicación de principios éticos universales. Por ello, es indispensable trabajar en pro de la humanización de los seres humanos y del rescate de valores humanos fundamentales. Para cumplir esta loable tarea, la principal función de la educación deberá dirigirse a la formación de personas, a promover el vivir con sentido y con valores bien definidos, desarrollando actitudes para una convivencia solidaria. Es importante estimular también, el proceso reflexivo en los participantes, y permitirles por sí mismos una sólida fundamentación racional en sus argumentaciones, para que puedan decidir cuáles valores asumirán y cuáles no. Que trabajen sistemática e intencionalmente con los valores a través de una integración de la educación, la familia y la sociedad y el propósito de formar valores humanos fundamentales derivados de prácticas encaminadas a la formación de una nueva sociedad y de una nueva cultura. Todos somos, en alguna manera, maestros y discípulos, aprendemos de todos y a todos enseñamos, porque la raíz de la Educación, se afinca en lo más profundo de la vida social, de donde tomamos hábitos y costumbres, anhelos y esperanzas, y la angustia de ser una piedra en el edificio que levanta el esfuerzo colectivo en este país repleto de sueños. Sabemos que la educación implica un proceso de propagación de los valores de la cultura, y que el docente sirve de agente, porque, así como todos los demás miembros de la comunidad, él se erige como el portador y portavoz de valores de esta sociedad. El reto de los participantes (tanto el tutor como el tutorado) de los diferentes programas de postgrado es de asumir un comportamiento ético-moral basado en la justicia, tolerancia, fraternidad, convivencia y democracia, donde predomine la experticia, la eficacia, la eficiencia y la excelencia en todo el desarrollo de la investigación que han emprendido. Tutorados de postgrado, su aprendizaje, su formación profesional, no termina con el grado que reciben al finalizar sus trabajos, pues se inicia entonces la obra de formación de otros, que es también manera de aprender y de crecer en experiencia y en grandeza de espíritu. Observar, corregir, rectificar, esclarecer en otros, nos ayuda a corregir las propias deficiencias. Tutores han de tener fe en sus alumnos, fe en las posibilidades de mejorar y mejorarlos, de hacerlos cada día más puros, más humanos, con ideas y sentimientos vueltos para el futuro, pero activa virtud transformadora en la obra de


VALORES ÉTICOS-MORALES ASOCIADOS A LOS PARTICIPANTES DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO Blanca Quevedo

79

hoy, del presente. Han de enseñarles a descubrir en sí mismos el fondo de sus anhelos y a luchar limpiamente por expresarlos y vivirlos. Educar es obra de paciencia y espera, es lento y lleno de sobresaltos y retrocesos, pero al final se alcanzan metas. La obra del docente es ahora más compleja y más rica, pues, además de docentes deben ser líderes de la comunidad, facilitadores, investigadores, didactistas, entre otros muchos roles. La investigación de la realidad del aula de clase es necesaria para toda obra educativa, y es un problema que ocupa a educadores, sociólogos, economistas, políticos y científicos de todos los campos, porque la investigación bien conducida suministra datos para el planteamiento eficaz de una labor, da a conocer las necesidades, al mismo tiempo que, medios y posibilidades para satisfacerlas, que logren ser, no un participante cualquiera, sino luchar por ser individualmente EL MEJOR, LA MEJOR; porque no se trata de oportunidad para recibir cualquier educación, sino la mejor educación.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS. Consejo Nacional de Universidades (2001) Normativa general de los estudios de postgrado. Caracas. Julio. Autor. García, Gertrudis, (2004) Curso de Formación de Tutores. Valera. Universidad Valle del Momboy. Mayo. 20 pg. Godino, J. y C. Batanero (1995). Algunos problemas éticos en la elaboración de tesis doctorales. España. Quadrante, Vol. 4 Nº 2, pp.39-42 Morles, Víctor. (1991) Planeamiento y análisis de la investigación. Caracas. Ediciones El Dorado. Padrón, José (1996), Análisis del Discurso e Investigación Social. Caracas: Publicaciones del Decanato de Postgrado, USR. Quevedo, Blanca. (2005) La gestión tutorial: una acción pedagógica. Trujillo. Ponencia en el marco del I Encuentro nacional de gerencia educativa: Contextos, visiones y alternativas de la gerencia educativa contemporánea. Centro Regional de Investigaciones Económicas, Humanísticas y Sociales (CRIHES). Núcleo Universitario "Rafael Rangel". Universidad de Los Andes. Junio. Quevedo, Blanca (2006) Manual de Presentación de Trabajos de Ascenso, Trabajos Especiales de Grado, Trabajos de Grado y Tesis Doctorales. Valera. Decanato de Investigación y Postgrado. Universidad Valle del Momboy. Octubre. Quevedo, Blanca (2007) Orientaciones Generales para la Elaboración de Trabajos de Ascenso, Trabajos Especiales de Grado, Trabajos de Grado y Tesis Doctorales. Valera. Decanato de Investigación y Postgrado. Universidad Valle del Momboy. Marzo. Quero, Julio (1992) Concepción del tutor como alternativa en las tesis de grado. Caracas. Tesis doctoral. Universidad Simón Rodríguez. UNESCO (1998). Declaración mundial sobre la educación superior para el siglo XXI visión y acción. Paris. Autor. Valarino, Elizabeth. (1990) Función del asesor en los trabajos de grado y tesis doctoral. Comportamiento. Volumen N° 1. Villegas, S. (1990) Modelo de políticas tutoriales. Mérida. Zerpa, Arminda. (1990). El tutor como factor primordial en la tesis de grado de la Universidad Central de Venezuela. Caracas.


80

LOS TRATADOS DE PAZ SUSCRITOS EN TRUJILLO Ramón Urdaneta Bocanegra Miembro de número del Centro de Historia Estado Trujillo El domingo 26 de Noviembre de 1820 la ciudad de Trujillo en Venezuela amaneció de fiestas, porque la noche anterior y, siendo las diez, a la luz de las velas, luego de una ardua semana de entrevistas los tres comisionados españoles pudieron firmar el reconocido Tratado de Armisticio, que lo convienen horas antes, y de Regularización de la Guerra mantenida, como se había aprobado, luego de cierta difícil batalla diplomática llevada a cabo durante una larga semana, por lo que aquel trabajo intenso de ambas partes para llegar a los acuerdos, se le llama en el lenguaje del derecho internacional, y con razón suficiente, la Semana Diplomática de Trujillo. A partir de aquel momento Colombia fue considerada no un elemento insurgente sino beligerante, lo que le daba otra connotación histórica dentro de la contienda emprendida, haciendo internacional dicha guerra literaria, con las implicaciones y observaciones jurídicas que ello acarreaba. Ese día, pues, el histórico 26 de noviembre, que festeja el santoral de la iglesia en homenaje a San Conrado, su Excelencia el libertador Simón Bolívar, ya levantado desde el amanecer patrio, se apresta por tanto, a colocar la rúbrica del refrendo o ejecútese por parte del Poder Ejecutivo a lo acordado mediante escrito, donde por primera vez en los anales del Derecho Internacional Público, con la internacionalización del conflicto el Reino de España en paridad de condiciones, reconoce la existencia de la República de Colombia, nacida en Angostura del Orinoco en 1819 y ahora vuelta una realidad a la faz de las naciones, por consecuencia de este importantísimo tratado. Luego de aquel momento fundamental la República de Colombia fue considerada, repito, no un elemento insurgente sino beligerante, lo que daba otra connotación histórica dentro de la contienda, haciendo por ende internacional dicha guerra libertaria, con las implicaciones y observancias jurídicas que ello acarreaba, en que ya se conoce las partes de potencia a potencia, o sea que a todas las colonias provinciales españolas existentes en América iban a tener el vínculo requerido en los enfrentamientos empeñados, con el trato y consideración de iguales en las diversas discusiones a emprender sobre la Independencia de cada nación americana, desde arriba de California, en los confines de Alaska, hasta los otros extremos glaciales de la llamada con no cierta ironía Tierra del Fuego y el fundamental estrecho marítimo de Magallanes.


LOS TRATADOS DE PAZ EN TRUJILLO Ramón Urdaneta

81

Pero vayamos hacia atrás en este simple recuerdo de cómo ocurrió lo sucedido, para entender mejor esos convenios. La guerra en Venezuela entre insurgentes americanos y tropas españolas, que en verdad también eran americanos pero representando el bando monárquico , comenzó luego de los pronunciamientos independentistas ocurridos el 19 de abril de 1810, lo que dio paso a 13 años de dolorosos conflictos guerreros que extralimitaron de su territorio por Colombia y hasta el Potosí boliviano, que era el centro del mundo americano, con una fuerza de expansión y pasiones al mismo tiempo avivadas por sucesivas campañas de monárquicos y republicanos, desde las épocas de Monteverde y Miranda, el terrible asturiano Boves y el llanero que muchas veces salva a la patria naciente llamado José Antonio Páez, mientras Bolívar entre sus altibajos militares y políticos aparece con fuerza arrolladora para imponerse en calidad de Jefe superior patriota, o de Libertador, como se titula luego de la Campaña Admirable que entre conocimientos y buena suerte lleva a cabo ya para el año 1813. Es aquí en Trujillo y en la misma casa de la familia Roth, que le hospeda, donde a las 5 de la mañana del día martes 15 de junio de 1813 no le tiembla el pulso para firmar la reconocida Proclama de Guerra a Muerte, aplaudida por unos y condenada por otros, como en razón debe ser en la critica histórica, al no dar tregua al enemigo, en los fines altruistas que busca, así sea por la vía dolorosa del martirio, igualándose en ello a los que de meses atrás ya la aplicaban en el bando opositor, llámense los Zuazola, Rosete, Antoñanzas, Cerberiz, Martínez, Puig y tanto desalmados que minaron aquel tiempo con la sangre de mártires. Desde el 15 de junio, pues, en Trujillo, Bolívar echó los dados de la suerte y atravesó el Rubicón en el empeño del ataque libertario, mientras que en aquella brava contienda militar y civil con el nuevo estilo de la guerra fueron pasando los pros y contras sobre quienes ganaban o perdían pero que dio otro cariz a la lucha al evitar deserciones, indecisiones, cambios de posición o de bandera y otros detalles a construir que con el correr del tiempo fueron perfilándose hacia el triunfo. Aparecen los desastres de Puerto Cabello, de La Puerta, las disensiones o rencillas de los jefes patriotas, el nacimiento del huracán Boves y la triste emigración de oriente, el tiempo de las conquistas y reconquistas en el tablero de ajedrez que se juega, hasta de las hambrunas y destierros, pero el Bolívar constante mantuvo la fe en el porvenir. Con el paso de los meses en la guerra y el retorno del rey Fernando VII, más oxigenado en el poder, el gobierno español decide preparar una fuerte expedición militar hacia Tierra Firme, como ellos llamaban a estos contornos territoriales, y al mando de más de 10.000 soldados y sus acompañantes respectivos en convoy de numerosos barcos el laureado general Pablo Morillo, héroe de la guerra contra los franceses napoleónicos que invadieron a España, acompañado de un equipo de oficiales curtidos en aquella contienda llegan a Margarita y pronto cambia la situación a favor del pendón español en esta guerra sin cuartel que ahora se hace más profunda abarcando igualmente a Nueva Granada, mientras Bolívar como ideólogo de manifiestos y militar con deseos del regreso anda por el Caribe, en busca de apoyos necesarios, lo que logra realizar por el Oriente de Venezuela,


LOS TRATADOS DE PAZ EN TRUJILLO Ramón Urdaneta

82

sentando así las bases de una nueva República. Para el momento ya se perfilaban dos jefes al frente de la lucha, o sea el libertador Bolívar y el pacificador Morillo, cuyas fuerzas a lo largo de las fronteras patrias y en su interior, donde la contienda se mide con mayor violencia, van dando la parte de ganancias a favor de las tropas representadas por Morillo, en buena porción venezolanas, y mientras aparece otro huracán de los llanos, que dominando el paisaje bravío es el general José Antonio Páez, y quien al unirse con Bolívar promete ya una victoria asegurada. La lucha en estos tiempos desde el año 16 al 19 fue muy dura para los patriotas, llegando al caso de no tener casi territorio venezolano bajo su mando, que es cuando se le ocurre a Bolívar crear, en Angostura, a Colombia, La Grande. Sin embargo, y aquí va la suerte por delante, las cuestiones políticas, debido al autoritarismo existente, y las económicas, que la hacían falta de dinero, mientras Morillo clama en varias oportunidades por el envío de refuerzos militares y económicos para continuar en la lucha, el gobierno español prepara otra fuerte expedición de 6.000 soldados que vendrán a Tierra Firme en apoyo del contingente monárquico, pero con la suerte otra vez por delante, el general asturiano que comanda estas tropas, de apellido Riego, no quiere venir a América por cuestión de principios de carácter filosófico, y desobedeciendo órdenes soliviantas aquel ejército que ya está cerca del mar y presto a embarcarse, por lo que visto los acontecimientos liberales que luego acaecen en la Península y la obligante jura de la constitución de 1812, ante este cúmulo de reveses políticos, el rey Fernando VII por Real Orden del 21 de junio de 1820, y de acuerdo con la anterior del 1º de abril del mismo año, como allí consta, ordena a Morillo que entre en conversaciones con el ejército patriota, ofreciendo así la paz y de hecho el desmantelamiento de la guerra. El país está dividido y Morillo entonces se sentía fuerte, pero ante tal decisión del gobierno español, sin otro remedio envía de antemano delegados y oficios a Bolívar, para buscar una salida pacífica y honorable al conflicto guerrero media el armisticio que propone, cuestión delicada para ambas partes que permanecen en una aparente calma, aunque muevan sus tropas en una y otra dirección, mientras Bolívar anda por Angostura, o por San Fernando de Apure y el Ande tachirense, en espera de mejores oportunidades de entendimiento. Largo será el camino a recorrer hacia el fin deseado por las partes. En este despejar de circunstancias e incógnitas el Libertador cambia de posiciones y del diferido encuentro de San Fernando, por fin comunica, quien proviene del llanero San Carlos ya se halla por el larense Humocaro Bajo, que en la ciudad de Trujillo se van a dar los encuentros requeridos en busca de la paz. Y mientras ambas partes andan en ajustes epistolares sobre las bases a sustentar en las mesas de trabajo, como fue el negado sometimiento a la constitución española que buscaba Morillo, Bolívar desciende por Mérida y con algunos 3.000 soldados se establece en la Sabana de Carvajal o Sabanalarga, y luego con su Estado Mayor, compuesto por altos oficiales asesores en administración, logística y planeamiento, se adelanta hasta la ciudad de Trujillo, que entonces alberga unos 15.000 habitantes, donde llega el 17 de octubre, a mediodía, al tiempo que Morillo de su parte se moviliza con otro equivalente de tropa que le


LOS TRATADOS DE PAZ EN TRUJILLO Ramón Urdaneta

83

acompaña y se estaciona en Carache, tierra monárquica por excelencia, donde se halla tranquilo a la espera de nuevos encuentros epistolares, y de antemano a través de la Junta de Pacificación de Caracas ha nombrado a los comisionados españoles para finalmente con poderes e instrucciones suficiente iniciar conversaciones en Trujillo, que son de primero Brigadier Don Ramón Correa de Guevara, entonces Jefe Superior Político de Venezuela y a quien en el aspecto personal y por ligamen de familia el Libertador lo estima de veras; Don Juan Rodríguez del Toro, hermano del Marqués de Toro, de gran raigambre monárquica, luego de haber tenido sus escarceos republicanos desde 1810 y hasta la pérdida de la llamada primera república; y del español cantábrico Don Francisco González de Linares, acomodado hombre de negocios establecido en Caracas, culto y fiel a la corona española, de siempre. Por la parte republicana y para estos ajetreos diplomáticos el Libertador Bolívar de primero designa al cumanés general Antonio José de Sucre, que ya se perfila con sagacidad en los predios de la diplomacia americana y como inseparable de Bolívar; el coronel Pedro Briceño Méndez, militar muy de la cercanía de Bolívar, que le asiste en Trujillo en 1813, cuando la terrible proclama de La Guerra a Muerte; y el teniente coronel José Gabriel Pérez, otro oculto militar del entorno o cercanía del Jefe de Estado que acompañará a Bolívar por muchos años y en las llamadas Guerras o Campañas del Sur. Para esos días previos a la Semana Diplomática, ya el ejército republicano al mando del coronel Ambrosio Plaza ha ocupado la ciudad de Trujillo y delimita áreas o fronteras de contención militar para que primero lleguen los comisionados de Bolívar y se hospeden en la casona escogida en efecto en ángulo esquinero de la Plaza Mayor, espacio donde se reúne el mercado indígena de la ciudad y frente al edificio que ocupa el importante Estanco del Tabaco, lugar en el que se valora y pecha principalmente este importante comercio de explotación , que en recuas amaestradas viene del paso desde piedemonte de Barinas hacia los puertos de Moporo y Tomoporo, sobre el río de Motatán, ya cuando este caudal se abre en las entradas del lago marabino. Allí, en esa histórica casa signada como la partera de la diplomacia americana no solo se hospedan los tres delegados republicanos y su séquito acompañante , sino que se habilitan las salas o salones que miran hacia la calle para que sirvan por separado a ambas comisiones que van a comenzar el arduo trabajo, y a concluirlo. Mientras tanto, y en igualdad de condiciones, la delegación monárquica y sus numerosos acompañantes, poco antes del comienzo de las sesiones, desde el Llanero Calabozo y por el camino serrano de los Higuerones y Santa Ana el día martes de la tarde del 21 de noviembre llegan a Trujillo, siendo recibidos con la cortesía diplomática requerida y para hospedarse en la amplia casa de plantas que se le destina de alojamiento en la llamada calle del Comercio, la que había construido el español de los predios malagueños Don José de Gabaldón, fundador de esa honorable familia Gabaldón Llavaneras en Venezuela, llamada por el vulgo la Casa de Los Muñecos, dado el detalle gráfico que guarda en su fachada, y que al


LOS TRATADOS DE PAZ EN TRUJILLO Ramón Urdaneta

84

momento pertenecía al también monárquico Pedro José de Maya, yaracuyano avecindado en Trujillo y muy primo del célebre canónigo Manuel Vicente de Maya, firmante a pesar de su posición monárquica, del Acta de Independencia de Venezuela. No es de extrañar, por tanto, que esta misma tarde ambas delegaciones se hayan unido, de manera informal, como buenos caballerosos contendientes y hasta amigos, habiendo degustado la tertulia en compañía de algunas pastas o comida típica tradicional. De esta velada oficiosa, por labores de protocolo y etiqueta de antaño se utilizan en dichos conciertos diplomáticos, luego del saludo tradicional por ser los republicanos los anfitriones, el pequeño ágape debió realizarse en la dicha Casa de Los Muñecos, hospedaje de la delegación monárquica recién llegada, en cuyos espacios departieron los comisionados en forma fraterna, con el estilo y cortesía de la época, hasta avanzadas horas de la noche. El miércoles 22 de noviembre, día segundo del encuentro y ya reunidas oficialmente ambas delegaciones, en la mañana y luego del canje respectivo de poderes, los agentes del General Morillo por conducto del General Sucre a los republicanos le hacen entrega, en larga y detallada comunicación, de la base por los convenios para aprobar, o sea a los tres representantes del Libertador Bolívar, quienes de inmediato comienzan a revisar en el estudio los documentos en proyectos presentados por la parte monárquica. En la tarde y luego del almuerzo y el descanso respectivo, los diplomáticos colombianos después del intercambio verbal que se acostumbraba y, de algunas opiniones recibidas, contestan por escrito a las presentaciones españolas y, a su vez, presentan a esos comisionados los propósitos o enmiendas en que se empeña la delegación republicana. Las conversaciones del día siguieron en el tapete de los intereses contrapuestos y ya en la noche hubo conferencias entre ambos grupos, largas y penosas de un inicio, defendiendo los principios respectivos requeridos por cada parte interesada, aunque dichas conferencias son por los cortesanas, cordiales y distinguidas. El día 3º de la entrevista, 23 de noviembre luego de un arduo debate que abarca buena parte de la jornada de trabajo y en bien de la conciliación de las delegaciones, por táctica diplomática, o sea de pedir más, para luego llegar a lo preciso, aún en la disminución del petitorio, los comisionados colombianos acuerdan modificar sus fuertes pretensiones y ceder en algunos puntos álgidos que se discuten, cuando la delegación española, y agotada la materia que está en mesa, amenaza con regresar "regresamos inmediatamente" a su hospedaje para ensillar acémilas y volver al campo militar del Conde de Cartagena, o sea hasta la realista Carache. Pero visto el cambio de última hora que varía la posición colombiana, bajo la propuesta del jefe de la delegación, o sea que por boca del General Sucre, que en cierta forma apacigua y aviene los ánimos caldeados, relaja la tensión e iguala a las partes en el trato, con los que los españoles aceptan seguir en las conversiones que llevan a cabo. El 4º día de la entrevista, viernes 24 de noviembre, se renuevan las conferencias entre las delegaciones respectivas, y aclarados los aspectos conflictivos, ya en


LOS TRATADOS DE PAZ EN TRUJILLO Ramón Urdaneta

85

mejores condiciones, mientras prevalece la cordialidad de siempre y algún café o chocolate con pastas acaso monjiles se presentan, y como dice la crónica que desarrollamos, el tiempo va pasando dentro de ese día "sin que tuviesen ahora los términos de parte y parte ninguna proposición exagerada. El día 5º de tales reuniones, o sea 25 de noviembre, los conferenciantes de cada posición y, luego de afinar pretensiones, coinciden lo fundamental, salvo pequeñas enmiendas. Mientras tanto de pleno consenso y comprometidos los escribanos y amanuenses respectivos que se encargan del trabajo, bajo la dirección del trujillano Juan Carrillo Quevedo, se dan a la tarea escrituraria para realizar con premura y "bella" letra, como se estila en estos documentos, de a dos copias exactas y oficiales, del levantamiento de los textos para la firma y refrendo de cada parte en el litigio. Así, con personas avisadas en estos menesteres, que llevan consigo y hasta de algunos calígrafos de la ciudad, se procede y ya en conjunto a corregir los protocolos previos y a escribir sin tachas y menos enmiendas, los papeles oficiales que se han de firmar, iniciándose ese día con el antemano convenido Tratado de Armisticio, que en su detalle revisa el propio Libertador, éste con una duración de seis meses y extensivos a los tres Departamentos de Colombia, mediante el cual se desmonta el horrendo manejo de la guerra a muerte aplicada desde 1813, con su estela interminable de sacrificios inocentes, aunque valga decir que a partir de 1816 en algo se transforma dicha situación. Este primer Tratado se logra firmar en el curso del día, a la luz de las velas y hasta de cualquier candelabro, a las diez de la noche del citado 25 de noviembre, mientras algún reloj de péndulo y campana se aprestaba a recoger el hecho histórico para la posteridad. Debe agregarse, que luego de los abrazos y el alborozo común entre las partes, sendas copias firmadas en original, sin contar con cualquier otro de archivo, mediante emisarios o correos de encargo fueron enviados de inmediato a los cuarteles generales de Bolívar en el propio Trujillo, a donde ya había llegado el Libertador y de Morillo, en Carache, pues el refrendo respectivo y el canje documental necesario de cada general, le daban la validez ratificatoria necesaria para su funcionamiento y ejecución. Es posible, como se acostumbraba en la época y para divulgar de los sucesos, que por bando de tambores marciales dichos documentos hayan sido leídos en varios sitios de la ciudad andina, a objeto de poner en conocimiento de los pobladores trujillanos y del mundo, el contenido de estos importantes tratados internacionales. El domingo 26 de noviembre y 6º día de la larga Semana Diplomática, esta toda llena de emoción como de arduo trabajo, y luego de los oficios dominicales en que los comisionados y el pueblo sin distinción fueron a cumplir con los preceptos cristianos bajo las naves centenarias de la Iglesia Matriz, se procedió ya con menos presión para concluir los protocolos del segundo Tratado, o sea el de Regularización de la Guerra, contentivo de 14 artículos, donde se detalla sobre la misma contienda, los combatientes, prisioneros, muertos, desertores, conspiradores o desafectos de ambos bandos etc.; que también se firma en iguales condiciones de trajín, a las diez de la noche de ese día festivo, porque supongo yo y que puede ser parte de este trabajo cronohistórico, sin que se tenga noticia y como es de suponer, en el ínterin temporal de la jornada algún almuerzo se ofrecería a tan distinguidos visitantes que


LOS TRATADOS DE PAZ EN TRUJILLO Ramón Urdaneta

86

ocuparan para la posteridad la semana más importante de Trujillo. Una vez firmado en dos copias cada uno de los documentos referentes a este Tratado de Regularización, el Brigadier Correa, que manda la embajada española en este momento, insinuó a Su Excelencia el Libertador Presidente que accediese al convite a que le invitaba el general Morillo en el pueblo de Santa Ana, equidistante entre ambos cuarteles generales, a lo que de sumo gusto acepta el Libertador. El lunes 27, día 7º de estos tratados o del conocimiento de la ratificación, con que se culmina la Semana Diplomática, y cuando ya una vez refrendados y por las partes se realiza el canje de ambos instrumentos, ese mismo día y a posteriori en el proceso consecutivo de los actos con la presencia de autoridades locales, se efectúa la Entrevista de Santa Ana, que tan historiada ya conocemos, con diversos asistentes de ambos campos y en medio del famoso abrazo, entre ellos muchos distinguidos oficiales europeos y americanos, edecanes, firmantes de los Tratados, miembros del Estado Mayor, y en el conjunto destancándose los generales Miguel de la Torre, que luego sería ennoblecido como Conde de Torrepando, Antonio José de Sucre, después ennoblecido también por el Congreso peruano con el título de Gran Mariscal de Ayacucho, el coronel patriota Diego Ibarra, el coronel Tello, el comandante Pita, el secretario Caparrós, etc., grupo en cuya presencia se procedió a la colocación de una piedra que sería el monumento posterior recordatorio de este importante encuentro, desde luego más valioso por su connotación hemisférica que la Entrevista de Guayaquil, y donde la fiesta fraternal continuó durante todo el día en medio de comidas y bebidas, alabanzas mutuas y brindis a la posteridad. El martes día 8º, finalizada la gran Semana Diplomática, el Libertador Bolívar y el Conde de Cartagena, que ya esperaba por su bravía el bien otorgado título de Marqués de la Puerta, sitio donde casi estuvo a punto de perder la vida, luego de otro abrazo de amistad se despidieron para siempre. Con la hazaña en aras de la paz que habían realizado en Trujillo, despejaron el camino hacia la independencia de tantos países americanos, al tiempo que crean, también desde la histórica Trujillo, el Nuevo Derecho Internacional para aplicar en estos nacientes Estados que ya cumplen dos siglos de existencia. Toca ahora a este Salón de los Tratados cuidar en el recuerdo y la enseñanza de esas jornadas inefables, donde con el corazón puesto en la mano seis hombres esclarecidos y dos líderes que el tiempo escogiera, hicieron realidad lo que hoy en buena parte se llama la Organización de Estados Americanos.


87

Normas de Publicación de Artículos de Ciencias Sociales La revista Momboy, en el área de las ciencias sociales publicará artículos relacionados con las Ciencias humanas y sociales.

1. Los trabajos deben ser inéditos y con un máximo de 15 cuartillas. 2. Todos los trabajos deben ir precedidos de una hoja que contenga: el título del trabajo, nombre del autor (es), así como también, una síntesis curricular. 3. Cada trabajo debe incluir un resumen de un máximo de 15 líneas, palabras claves y el abstract. 4. El consejo de redacción revisará en primera instancia los originales y seleccionará si es necesario y de acuerdo al tema dos (2) miembros del comité editor o dos (2) expertos en la materia, quien efectuará una nueva revisión. En todo caso, la Junta de Arbitraje decidirá sobre los trabajos. 5. Las colaboraciones deberán presentarse en original. El autor o autores deben estar identificados. 6. En cada cita deberá hacerse a su fuente dentro del texto en el cual aparece. Al final del artículo o informe se darán las fuentes bibliográficas o hemerográficas completas, en orden alfabético de autores, observando las siguientes normas: 7. Las pruebas de imprenta no serán enviadas a los autores para su corrección final. Dichas correcciones se harán por el equipo de redacción y el equipo de corrección. 8. No se devolverán originales. 9. Los puntos de vista expuestos por los autores no corresponderán necesariamente con los de los editores.


88

ÍNDICES ACUMULADOS REVISTA MOMBOY 1 2002 Presentación

07

INVESTIGACIONES Bases para un modelo de Transferencia interna del Conocimiento en la Universidad Valle del Momboy. Aidda Antonello, Francisco González, María T. Bravo, Rosario Melero.

09

Cultura, Organización y Gerencia: Las representaciones Evolutivas. Héctor González Guerra

21

Valoración y fomento del Capital Intelectual a través de las Comunidades de Aprendizaje. Diomary González

33

ENSAYOS Y CONFERENCIAS Lugarización, Globalización y Gestión Local. Francisco González

57

Cultura Política y Referéndum Revocatorio en Venezuela. Angi Briceño

69

PROPUESTAS Y PROYECTOS Una Propuesta Estratégica para Valera. Escuela de Liderazgo y Valores Universidad Valle del Momboy

79

Plan Estratégico al 2005 de la Universidad Valle del Momboy

97

TEMAS TRUJILLANOS Contribución a la Historia de Durí y a la de su Virgen del Rosario. Emigdio Guedes

115

ESPACIO ABIERTO El alma de la Universidad Valle del Momboy. Francisco González

155

Portal-Luz. Roberto Pinto

163


89

REVISTA MOMBOY 2 2004 Presentación

07

Espectros, Ruidos y Sigilos del Capital intelectual. Héctor González Guerra

09

Propuesta de un Acuerdo para el Desarrollo Humano Sustentable del Estado Trujillo. Francisco González Cruz

31

Propuesta de Renovación Curricular. Universidad Valle del Momboy. José Luís Briceño

43

Modelo para el Aprendizaje: Módulos Integrales de Aprendizaje. Carrera Administración de Empresas. Universidad Valle del Momboy. María T. Bravo

53

Cátedra Libre de aprendizaje Innovador "Walter Valero". José L. Briceño, Luís Salazar

59

Sistema de la Universidad Valle del Momboy

63

Red de Escuelas Rurales Emprendedoras del Valle del Momboy. Magda Dávila, Juana Barreto, José L. Briceño

83

140 Años del Natalicio del Dr. José Gregorio Hernández. Consejo Nacional de Universidades. Comisión Coordinadora de los Actos Conmemorativos de los 140 Años del Natalicio del Dr. José Gregorio Hernández

97

Convivencia y Periodismo. Declaración del Valle del Momboy. Diálogo: Periodismo y Convivencia. Evento Auspiciado por la Cámara de Prensa Regional y la Universidad Valle del Momboy

103

Proyecto Trujillanidad. Centro de Desarrollo Humano. Universidad Valle del Momboy

111

Discurso con Motivo de la Instalación del Consejo Superior de la Universidad Valle del Momboy

115


90

REVISTA MOMBOY 3 2006

Presentación

09

INVESTIGACIONES RELATOS EDUCATIVOS: DESMONTAR IMÁGENES PARA PRODUCIR UN CURRICULO. Héctor González Guerra

13

"EL CURRÍCULO DE LA UNIVERSIDAD VALLE DEL MOMBOY, UN ANÁLISIS DEL APORTE EDUCATIVO DE WALTER PEÑALOZA" Melero Rosario María, Antonello Aidda, Briceño José Luis

37

EVALUACIÓN EN EL AULA: MÓDULOS INTEGRALES DE APRENDIZAJE María Teresa Bravo Luna

49

El DESARROLLO SUSTENTABLE Y SOSTENIBLE: UNA QUIMERA Nelson Troconis

61

CONFERENCIAS Y ENSAYOS LIDERAZGO Y VALORES Antonio Pérez Esclarín

87

LA DESTRUCCION DEL PATRIMONIO CULTURAL: DEFINICIONES Y PERSPECTIVAS. Fernando Báez

101

ENCUENTRO ENTRE VIAJE AL AMANECER Y MI INFANCIA Y MI PUEBLO. ¿LUGAR? VALLE DEL MOMBOY Pedro Frailán

117

PROYECTOS Y PROPUESTAS PRINCIPIO DE SUBSIDIARIDAD Luis Coronado

127


91

REVISTA MOMBOY 4 2007 Presentación

09

INVESTIGACIONES ESTUDIO SOBRE LAS TEORÍAS Y MODELOS PARA EL DESARROLLO DE LA COMPRENSIÓN LECTORA Alberto Telles

15

MODELO TEÓRICO DE ORIENTACIÓN TUTORIAL Betty Coromoto Santos Montilla

31

EL JUEGO DESDE UN ENFOQUE DE LA TEORÍA DE LA ACCIÓN PARA EL LOGRO DE UN APRENDIZAJE EFECTIVO José Vásquez Vásquez

51

El CONOCIMIENTO ORGANIZACIONAL: UNA MIRADA EPISTEMIOLÓGICA Freddy Pérez

63

EL PATRIMONIO COGNITIVO: VISIÓN Y DISCURSO DE UN MODELO DE GESTIÓN Héctor González Guerra

87

CONFERENCIAS Y ENSAYOS DE UNA VISIÓN DE LO LOCAL HACIA LA FORMACIÓN DE LA “PATRIA GRANDE” Ana Milagro Mora Ramírez

123

DESDE EL CANTO MÁS ANTIGUO DE LA TIERRA Juan José Barreto González

131

PROYECTOS Y PROPUESTAS TRUJILLANIDAD Centro de Desarrollo Humano Sustentabe

141


92

REVISTA MOMBOY 5 2008 PRESENTACIÓN

06

INVESTIGACIONES ACCIÓN DEL DOCENTE ASOCIADA A LA ADQUISICIÓN DE CONOCIMIENTO EN LOS ALUMNOS DE EDUCACIÓN BÁSICA Vidaura Valbuena Cueto.

08

LOS NUEVOS DESAFÍOS DE LA GERENCIA, PÚBLICA Y PRIVADA. Francisco González Cruz

18

EL CAPITAL INTELECTUAL: CRÍTICA A UNA COSMOVISIÓN ESPIRALISTA Héctor González Guerra

29

DERECHOS PROTEGIDOS CON LA APLICACIÓN DE LAS MEDIDAS DE PROTECCIÓN Y SEGURIDAD CONTEMPLADAS EN LA LEY ORGÁNICA DEL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA. Norelvis Briceño

71

CONFERENCIAS Y ENSAYOS "CASTELLÓ" Beatriz Briceño Picón

81

TRUJILLO DE HOY Y DE SIEMPRE Blanca Quevedo

87

Dos épocas, dos tiempos El Instituto privado Cecilio Acosta y la Universidad Valle del Momboy Ramón Rivas Aguilar

92


93

Este libro se termin贸 de imprimir en los talleres de Editorial Davide Publicidad, C.A. A los 16 d铆as del mes de octubre de 2009 En Valera, Estado Trujillo. Venezuela


Revista Momboy 6