Issuu on Google+


ESCULTURAS

EN EL

MAR

coordinaci贸n y redacci贸n

Alberto Luengo - Cipriano Mar铆n

Tenerife-2000


Edita: Cabildo de Tenerife Fotos: Alberto Luengo Autoridad Portuaria Museo Militar Regional de Canarias Salvador Aznar Museo de la Naturaleza y el Hombre Digitalización planos: Antonio Ramos Valeriano Francisco Javier Rivero Barberón Revisión y adaptación: Giuseppe Orlando Creación, diseño y maquetación: Luis Mir Payá Impresión: Tenydea S.L.


Esculturas La forma de intervenir en el litoral constituye hoy para la isla de Tenerife un objetivo de reflexión básico. Especialmente en aquellos aspectos de la obra humana que implican transformación de la costa y del medio marino circundante: accesos, paseos, miradores, muelles, refugios, embarcaderos, carreteras, infraestructuras y asentamientos. Una rápida visión de la ocupación costera en los últimos cuarenta años, nos permitiría contemplar una película que culmina

en

el

Mar

I NTRODUCCIÓN con la práctica urbanización del litoral accesible. Muy lejos está aquella imagen de los planos elaborados por Riviere en 1740, donde las intervenciones humanas eran una anécdota en un entorno virgen, o los testimonios gráficos de los años setenta en los que nos cuesta reconocer lugares hoy profusamente urbanizados

7


Introducción o sepultados en obras de hormigón incomprensibles. El reconocimiento de que es necesario cambiar radicalmente el rumbo de los acontecimientos nos obliga a ser muy cautos en el futuro y saber preservar un espacio vital para la isla, tanto para nosotros como para las generaciones futuras. Pero también nos indica que nuestras actuaciones a partir de ahora deberán estar presididas por una serie de principios básicos. El primero, la necesidad de reconvertir y recuperar los espacios degradados en el litoral, ya que siendo el perímetro escaso y la ocupación excesiva, parece ser que lo más sensato es aplicar el concepto de ahorro y no intervenir en nuevos parajes siempre y cuando haya lugares degradados con posibilidades de ser regenerados. El segundo principio estaría presidido por la sensibilidad. Ya es hora de reconocer en la práctica nuestro patrimonio costero, de tener capacidad suficiente para poner en primer término al paisaje litoral como un referente básico, como una obligada arquitectura ya que no parece sensato desdibujar profundamente una obra volcánica que la naturaleza ha tardado millones de años en esculpir. Por último, también se impone el principio de la escala; la necesidad de aceptar que lo «pequeño es hermoso» como decía Sumacher. No podemos seguir pensando en términos de cantidad y volumen, sino en término de calidad y detalle. Es partiendo de estos principios dictados por la experiencia sobre los que se han basado los proyectos que emanan del Pro8


E s c u l t u r a s

grama Tenerife y El Mar, en particular las acciones englobadas en el capítulo Accesos al Mar. Como complemento a esta idea el programa se dotó de un conjunto de criterios de intervención básicos que permitieran reconducir la forma actual de intervenir en la costa hacia otra basada en el respeto al medio ambiente y la eficacia funcional de la obra.

e n

e l

M a r

• Priorizar aquellas actuaciones que impliquen la recuperación del patrimonio cultural existente, incorporando este legado en la concepción de los nuevos equipamientos. • Intervenir sobre los lugares ya consolidados en los circuitos turísticos y de ocio insular, atendiendo en orden de importancia a los lugares con mayor intensidad de frecuentación o en los que se detecten riesgos de deterioro a causa del uso público. • Reconducir los usos en zonas sometidas a presión excesiva, adaptándolos a las verdaderas capacidades del entorno. • Evitar las propuestas que impliquen conflictos de tipo urbanístico o que fuercen situaciones comprometidas por ausencia de definición territorial. • Favorecer el equilibrio territorial en la distribución de actividades costeras. • Controlar que la ubicación de un proyecto no implique una sobrecarga o distorsión de las infraestructuras existentes o previstas, o que arrastre efectos no deseados fuera del ámbito de actuación.

Criterios Elección del lugar • Aprovechar la existencia de zonas alteradas o degradadas, combinando en los proyectos los objetivos de restauración ambiental y los de funcionalidad. 9


Introducción • Aprovechar las sinergias creadas por actuaciones en curso que sean complementarias o coincidentes con el proyecto a realizar. • Adaptarse a los ámbitos de actuación determinados en el Plan Insular y a los condicionantes medioambientales impuestos en la Ley de Costas. Adaptación al lugar • Dimensionar los proyectos y el tipo de usos en función de la capacidad de carga de cada lugar. • Reconocer, potenciar y proteger los recursos naturales existentes, integrándolos como sujetos principales en la concepción del proyecto. De manera especial, esta consideración habrá de extenderse al ámbito submarino. • Control de la puesta en obra, evitando todo tipo de desperfectos y corrigiendo los impactos indeseables.

• Reutilización y rehabilitación de los elementos construidos del patrimonio litoral existente. • Respeto del Dominio Público de Costas, sus Servidumbres de Protección y del Planeamiento vigente. • Adaptación a los criterios de usos expresados en las zonificaciones y determinaciones de los Planes Rectores de los espacios protegidos. • Cumplimiento de la legislación vigente en materia de impacto ambiental. 10


E s c u l t u r a s Diseño y ejecución de la obra • Fomentar las tipologías basadas en las arquitecturas marítimas históricas o en la obra local tradicional, como clave de su diseño arquitectónico y como soporte de la imagen litoral. • Utilizar el repertorio de las «secciones constructivas tradicionales» como base de las unidades de actuación. • Primacía en el uso de materiales locales y reciclados, incluyendo en este concepto el reaprovechamiento de los materiales de rechazo en actuaciones precedentes. • Utilizar por principio materiales nobles (piedra, madera, metales) de gran durabilidad, bajo coste de mantenimiento y nobleza de envejecimiento, evitando los acabados en hormigón y materiales «introducidos».

e n

e l

M a r

OBJETIVOS PRINCIPALES DE ACTUACIONES EN LA COSTA PROGRAMA TENERIFE Y EL MAR

• Recuperar los conjuntos y elementos históricos que han representado una relación enriquecedora y sensible con el litoral. • Crear un modelo de intervención acorde con la escala insular, basado en la obra pequeña, más cercano a las necesidades y respetuoso con la fragilidad del medio marino. • Fomentar mediante acciones demostrativas las soluciones de tecnología blanda o de bajo impacto. • Promover la creación de un sistema de dotaciones y equipamientos de alta calidad, capaz de revalorizar el entorno marino. • Desarrollar soportes que permitan aumentar la diversidad y calidad de la oferta turística y de ocio relacionada con el mar. • Mitigar los efectos negativos causados por actuaciones destructivas precedentes, en especial las derivadas de la obra pública y de la ocupación irregular del ámbito costero. • Rescatar, mediante actuaciones de restauración y mejora ambiental, la mayor porción de zonas degradadas del litoral, implementando usos compatibles que hagan viable su ejecución y mantenimiento. • Poner en valor del sistema de asentamientos tradicionales, preservando su identidad y acometiendo acciones coherentes de diseño que mejoren la escena costera y sus atractivos. • Priorizar las actuaciones en el litoral que mayores efectos multiplicadores posean en la doble vertiente de la integridad medioambiental y del desarrollo económico local. • Coordinar y vertebrar las distintas actuaciones que inciden directamente sobre la costa.

11


Introducción • Impedir la generación de canteras y áreas de extracción en el ámbito litoral como consecuencia de las intervenciones costeras. • Incorporar y mimetizar en la propia obra las infraestructuras de servicios (agua, electricidad, telefonía, señales, canalizaciones). • Minimizar la implantación de elementos discordantes con el patrón natural y cultural del entorno paisajístico litoral (báculos, pinturas, tendidos, etc.) • Incorporar en el diseño los criterios de mínimo consumo de agua y energía, recursos no renovables, así como la prevención ante la generación de residuos. • Utilizar especies propias de las comunidades vegetales costeras locales en los tratamientos de revegetación: tarajal, palmera, balancón, salado, etc. • Evitar cualquier tipo de afección al paisaje y a los sistemas naturales subacuáticos.

12

• Establecimiento de sistemas de señalización de bajo impacto y eliminación de la publicidad estática. • Ubicación de los aparcamientos y equipamientos de apoyo fuera del ámbito litoral, en las actuaciones no urbanas. Criterios específicos accesos al mar • Favorecer los accesos ortogonales y erradicar los sistemas innecesarios de colonización de borde mediante paseos y vías rodadas en zonas no urbanizadas. La interpretación del litoral en transectos verticales permite minimizar el impacto y evita hipotecar el entorno paisajístico. • Actuar sobre trayectos y accesos ya consolidados, evitando la colonización de nuevos espacios. • Reconocer los caminos de costa y accesos tradicionales, su trazado, usos y ambiente.


E s c u l t u r a s

LA ARQUITECTURA DE LOS ACCESOS un modelo de intervención En el contexto de iniciativas del Programa Tenerife y el Mar, los Accesos al Mar constituyen actuaciones de pequeña envergadura destinadas a rescatar los rincones costeros de gran sabor popular en suelo urbano consolidado o en los enclaves de intenso uso turístico, potenciando los elementos del paisaje litoral y rehabilitando la obra del patrimonio costero histórico. Se pretende con ello crear un modelo de intervención que identifique la ac-

e n

e l

M a r

tuación territorial del Cabildo de Tenerife, y que fundamentalmente sirva de referencia como modelo de intervención adaptado a la fragilidad y valor de nuestro litoral. Históricamente la obra marítima en Tenerife ha estado representada por piezas de arquitectura civil, muelles, bastiones o faros, y también por entrañables elementos de la arquitectura popular, salinas o varaderos, cuya principal característica arquitectónica ha residido en la utilización masiva de piedra basáltica, que ha asegurado su mantenimiento en el tiempo y su adaptación al lugar. Las sugerencias que aportan estas "infraestructuras astutas" en cuanto al diseño y materiales, dejan abierta una clara referencia normativa sin que por ello se niegue la arquitectura de autor. El objetivo de conseguir "una obra que parezca construida desde siempre" como mecanismo de adaptación al lugar, compromete más al uso de los materiales que al propio diseño de la obra. En este sentido la escultura se convierte en elemento protagonista de la actuación en la medida que refuerza la imagen de la obra. La sobreposición de usos diversos que se da en gran parte de los lugares elegidos, obliga a un diseño pormenorizado que revaloriza la propia función social de la actuación, dando respuesta a su vez a las aspiraciones de los usuarios y al espíritu de lo popular que mezcla todos los usos en el mismo espacio. 13


La arquitectura de los accesos.

Un modelo de intervención

TIPOLOGÍAS ARQUITECTÓNICAS El micropaisaje insular costero de Tenerife crea multitud de escenarios diferenciados, cantiles, playas o rasas, que generan respuestas tipológicas diversas de intervención. De esta forma, el conjunto de las cincuenta actuaciones desarrolladas podemos inscribirlas en algunas de las siguientes tipologías arquitectónicas o bien como combinación de ellas: • • • • • • • • • Sendero o escalera Algunas de las actuaciones propuestas se limitan sencillamente a dar acceso al mar mediante sendero o escalera, como es el caso de los accesos a los Charcos de La Laja, el Viento, Tabaiba, la escalera de acceso a Igueste de San Andrés o los senderos de la Punta de Teno. 14

Sendero o escalera. Paseo. Borde de playa Plaza. Mirador. Charco de pleamar. Varadero. Embarcadero. Muelle.

Paseo litoral Los bordes costeros urbanos consolidados mejoran el acceso al mar de forma más sensible y respetuosa. En este caso siempre se valora la oportunidad de aumentar la peatonalización, restringiendo el acceso del vehículo, uno de los grandes agresores de nuestras costas. Este es el caso de Las Gaviotas, el Puertito de Güímar, Las Caletillas, el Muelle de El Médano, la Caleta de Interán, El Socorro de Güímar, Las Maretas, El Cabezo o La Punta del Hidalgo. Borde de playa Dado que muchas veces Tenerife y el Mar actúa en ámbito natural, el tratamiento del borde de la playa no es tanto un paseo marítimo convencional, como una forma de rematar el borde y acceder a la playa restaurando el paisaje y la vegetación del lugar. Las actuaciones sobre el borde de la Playa de Almáciga o la playa del Abrigo en Fasnia siguen este principio.


E s c u l t u r a s Plaza o Mirador Algunas de las actuaciones propuestas obligan a disponer plazoletas, que resuelvan el acceso entre el borde urbanizado y la costa, como puede ser el caso de Igueste de San Andrés, Roque de Las Bodegas, La Hornilla, Agua Dulce, Montaña Amarilla, Playa de Lima o el Pris de las Galletas. Adquiere a su vez el carácter de Mirador; cuando por su posición dominante abre vistas sobre el paisaje costero o representa por su carácter simbólico un vértice geodésico referencial, como es el caso del Mirador de la Punta de Teno, punto de la isla más próximo a América que representa el hermanamiento de Tenerife con el Condado de MiamiDade. Charco de pleamar Aunque este tipo de actuación constituye en sí mismo otro programa específico, Accesos al Mar pretende "experimentar" a pequeña escala con las distintas tipologías de intervención costera. Frente a los modelos convencionales de remodelación de playa o piscina, el charco de plea-

e n

e l

M a r

mar ha venido representando en la cultura popular isleña un modelo blando de actuación en costas rocosas, ya sea aprovechando con sabiduría los charcos naturales existentes o bien manipulando levemente los elementos para adaptarse a las condiciones del sitio. Fiel exponente de las culturas isleñas, el charco de pleamar recoge el tradicional ingenio popular, ya experimentado en salinas y cotos de marisqueo, realizando el llenado y renovación del agua por el simple flujo de la pleamar con el recurso de sistemas pasivos de captación sin concurso de energía añadida. De las actuaciones propuestas sobre charcos, varias de ellas se limitan simplemente a dar acceso a charco natural, como la Laja, El Viento o El Caletón. Otras se orientan al acondicionamiento de charcos artificiales mal rematados, como son los casos de El Jover, La Listada o El Arenisco. O bien, finalmente se acometen charcos de nueva creación como el de la Caleta de Interián, La Jaca o La Punta del Hidalgo, donde basándose en el reconocimiento de las aptitudes del lugar, se interviene con obra encajada que remeda circunstancias naturales. 15


La arquitectura de los accesos.

Un modelo de intervención

Varadero, Embarcadero y Muelle Uno de los grandes objetivos de Tenerife y el Mar estaba dirigido a rescatar y revalorizar toda la pequeña obra marítima histórica o tradicional, tanto por su interés arquitectónico como por su capacidad directa de ofrecer un acceso a las embarcaciones pesqueras y deportivas, facilitando el disfrute de la costa. Las tipologías del varadero, embarcadero y muelle, constituyen tres niveles de intervención de infraestructura portuaria. El Varadero se limita a disponer una rampa de varada de acceso directo al mar con superficie de varada anexa, como es el caso de El Prís, La Barranquera, El Roquete, El Roque de las Bodegas, El Porís de Abona, La Playa Chica, El Tablado, Las Maretas, La Jaca, El Caletón o El Jover. El Embarcadero ya dispone de un malecón y mayor calado, permitiendo el atraque de costado de las embarcaciones. En este caso se interviene casi siempre sobre obras existentes, como bien se puede comprobar en el Roque de las Bode16

gas o La Punta de Teno, proponiéndose en algunas ocasiones una obra de nueva creación como en las Maretas. También en el caso del Muelle, la actuación se limita a operaciones de restauración o mantenimiento, con el valor añadido de rescatar la tecnología constructiva del "muelle histórico rígido de piedra" que ofrece múltiples sugerencias para pequeñas obras marítimas de piedra, con capacidad para recuperar el legado de las soluciones tradicionales.


E s c u l t u r a s ELEMENTOS, MATERIALES Y DISEÑO Varios son los criterios de diseño que acotan la elección de los materiales de cualquier obra de intervención costera y que podemos sintetizar en dos principios básicos: • Conseguir una imagen final adaptada a la escala y al paisaje del lugar. Esto no sólo significa que el diseño menudo debe dar respuesta a la amalgama de usos existentes, sino que el material de los distintos elementos de la obra deben integrarse en el paisaje. • Producir una obra duradera en el tiempo. Todos los materiales deben asegurar su durabilidad en el tiempo dada la agresividad del medio marino, evitando su desgaste u oxidación de manera que envejezcan con dignidad. Del conjunto de las 14 actuaciones realizadas y del resto de los proyectos de ejecución redactados, se pueden extraer una serie de conclusiones en relación a los diferentes elementos arquitectónicos, su diseño y materiales. Muros Constituye el elemento arquitectónico de mayor relevancia, sintetiza el trazado de la obra y tiene el mayor peso específico en la imagen de la intervención. El uso masivo de la mampostería de piedra basáltica rejuntada de honda tradición histórica (Vitrubio describía su fabricación), ofrece una

e n

e l

M a r

óptima solución para la obra marítima, donde la homogeneidad de la fábrica se consigue controlando su proceso constructivo, asegurando el material basáltico su adaptación directa al paisaje del lugar. La variedad en el diseño se obtiene de las diferentes posibilidades de su sección (vertical, en talud, con peralte, etc.) o del acabado de su rejuntado (enrasado, abultado, perfilado, etc.). No por ello debe renegarse de las posibilidades del muro de hormigón visto, cuya variedad de moldeado o acabados superficiales ofrece otras combinaciones.

Pavimentos La definición de los planos horizontales de la obra queda a expensas de la responsabilidad del material elegido, donde con carácter general se apuesta por soluciones de piedra natural, madera o pavimentos artificiales continuos. Pavimentos de piedra. Las diferentes soluciones van desde la mampostería de piedra basáltica entendida como continuación 17


La arquitectura de los accesos.

Un modelo de intervención

horizontal de los muros de mampostería, al adoquinado basáltico en cuña, pasando por los enlajados o las piezas de corte, donde el basalto o el pórfido resuelven el grueso de las propuestas. Especial interés tiene en todos los casos la labor de colocación y rejuntado, dado que la estabilidad de la junta en el tiempo es tan importante como el material del pavimento en si. Pavimentos de madera. La madera ha jugado también históricamente un papel destacado en la obra marítima, si bien dedicado a elementos más singulares donde el material aprovecha sus capacidades estructurales. Como pavimento, a la par que su calidez aporta la posibilidad de crear suelos "filtrantes" que permiten diseñar planos totalmente horizontales. En lo que se refiere al material, es preciso distinguir entre las maderas "claras" y las maderas "oscuras" o de color. Mientras las primeras presentan la fibra larga, las oscuras de fibra corta y a veces entrecruzada ofrecen una mejor respuesta a las inestabilidades del ambiente marino, como la morera, el ipe o la teca. A su vez el sistema de colocación y la proporción de la escuadría contribuyen decididamente al mantenimiento. El carácter filtrante de estos pavimentos ofrece la posibilidad de un uso mixto, como galería o imbornal, convirtiéndose a su vez en un elemento arquitectónico tipo plataforma de madera cuando se eleva del terreno circundante, siendo este el caso de 18

los senderos de la Punta de Teno, construidos con tablazón de traviesas de tranvía sobre pilotes de madera, solución que permite proteger el entorno de las pisadas del visitante Pavimentos artificiales continuos. Con carácter secundario y como soluciones extensivas más económicas, aparece el uso de los pavimentos artificiales continuos como el asfalto, los hormigones impresos o los pavimentos lavados o desactivados. Barandillas En general el diseño de las barandillas viene condicionado por el deseo de impedir que no corten las vistas al mar, que ha de aunarse con las necesarias condiciones de seguridad y con la elección de un material que no se oxide o degrade por la acción marina. Del conjunto de barandillas diseñadas, tres son los materiales base empleados: madera, fundición y acero inoxidable, aunque muchas veces se utilizan combinados. Como ejemplos tipo cabe destacar la barandilla de dos tubos de acero inoxidable entre malecones de piedra realizada en el paseo del Muelle de El Médano, la de soportes de fundición moldeada y pasa-


E s c u l t u r a s manos de tubo inoxidable existente en el Roque de las Bodegas o la barandilla metálica con pasamanos de madera del Puertito de Güímar. Es posible también investigar la nueva generación de plásticos como material a emplear, ya que pueden ofrecer alternativas más duraderas con menos mantenimiento. Farolas Por su componente de diseño netamente urbano, la gran mayoría de las farolas que se ofrecen en el mercado no encajan en el entorno natural donde se localizan muchas de las actuaciones. En ese sentido varias de las actuaciones plantean soluciones "artesanales" cuyo diseño sigue más una línea escultórica, de cara a insertar dicho elemento tecnológico en el diseño del conjunto de la actuación, como es el caso de las farolas de chapa cortén del Roque de las Bodegas o de La Pla-

e n

e l

M a r

ya de la Hornilla. No ha de perderse de vista el empleo de los nuevos materiales como la fibra óptica en la iluminación, que ofrece posibilidades infinitamente menos agresivas, disminuyendo ostensiblemente la contaminación limínica y la agresión estética de los elementos convencionales, máxime en unas islas que han alumbrado la primera Ley del Cielo. Vegetación Lejos de considerar a la vegetación como un elemento secundario que se añade a la intervención una vez acabada, uno de los objetivos que pretende Tenerife y el Mar, desde el estudio de los recursos del lugar, es el recuperar y potenciar aquellas

19


La arquitectura de los accesos.

Un modelo de intervención

especies vegetales propias que pudieran manipularse para recrear la comunidad vegetal original. La experiencia del Plan de Restauración de El Cabezo, en El Médano, sirvió de campo de experimentación para tratar las especies vegetales con mayor potencial, entre las que destacan: • El Tarajal (Tamarix canariensis) • El Balancón (Traganum moquinii) • El Salado (Zygofillum fontanesii) • El Salado Blanco (Schyzogine sericea) Entre ellas, por su potencial para formar grandes masas o setos, por facilidad de reproducción, rapidez de crecimiento, facilidad de mantenimiento, posibilidad de conformar a voluntad y por su tradición local, destaca el tarajal, árbol que a su vez tiene una gran tradición histórica en paseos urbanos litorales. Tal y como se puede comprobar a lo largo de la costa atlántica francesa o por toda la cornisa cantábrica hasta Galicia. La Playa de La Concha en San Sebastián, provista de tarajales centenarios, constituye un excelente ejemplo. Las otras especies vegetales de carácter arbustivo y de ambiente halófilo, entre las cuales además se incluye el resto del cortejo vegetal que se da en las costas de Tenerife, ofrecen excelentes posibilidades por su capacidad de combinación y capacidad de aumentar el atractivo en la restauración en los bordes de la playa. 20


E s c u l t u r a s

ÍNDICE

DE

e n

e l

M a r

ACTUACIONES REALIZADAS ACCESOS 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

AL MAR

FASE

Acceso al Roque de las Bodegas (S/C de Tenerife) Estudio Luengo, S.L. Acceso a la Playita de Tabaiba (El Rosario) Miguel López y Juan González Acceso a la Plaza y Playa de la Hornilla (Candelaria) Estudio Luengo, S.L. Acceso al Puertito de Güimar (Güimar) Correa y Estévez S.L. Acceso a la Playa del Porís de Abona (Arico) Miguel López y Juan González Acceso a la Playa Grande del Porís de Abona (Arico) Miguel López y Juan González Acceso al Muelle de El Médano (Granadilla de Abona) Estudio Luengo, S.L. Acceso a la Playa Chica (Granadilla de Abona) Estudio Luengo, S.L. Acceso a la Punta de Teno (Buenavista) Estudio Luengo, S.L. Acceso al Charco de la Laja (S.J. de la Rambla) Estudio Luengo, S.L. Acceso al Muelle del Puerto (Puerto de la Cruz) Correa y Estévez S.L. Acceso al Embarcadero del Pris (Tacoronte) García Barba y García Palmas Acceso al Frente de la Barranquera (La Laguna) García Barba y García Palmas Acceso al Roquete (La Laguna) García Barba y García Palmas

21


E s c u l t u r a s

ÍNDICE 1 Taganana "Fuente de Piedra". Javier Camarasa 2 Tabaiba "El Retiro del Pirata". Dácil Travieso 3 La Hornilla "Móvil". Javier Camarasa 4 Puertito de Güímar "Acantilados". Juan López Salvador 5 Playa Porís de Abona "Diálogo Sensual". Guillermo Batista

DE

ESCULTURAS

6 Playa Grande Porís de Abona "La lata, la llave y la sardina". Patricia Vara 7 Muelle de El Médano "Cono de Bronce", "Aguja de Piedra", "Bancos de Piedra". Javier Camarasa 8 Playa Chica "Veleta". Guillermo Batista 9 Punta de Teno "Móvil Sonoro". Javier Camarasa

e n

e l

EN EL

M a r

MAR

10 Charco de la Laja "Tronos de madera". Javier Camarasa 11 Muelle de El Puerto "Papeles del mar". Juan López Salvador 12 Embarcadero del Pris "La Pandorga". Mailén García Palmas 13 Frente La Barranquera "Timón de Madera". 14 El Roquete "El anzuelo". Mailén García Palmas

23


Acceso al Roque de Las Bodegas

El lugar y la obra El Roque de las Bodegas, en la costa norte de Tenerife, cerca de Taganana, recibe su nombre del pequeño asentamiento tradicional que se localizaba en la desembocadura del barranco. A lo largo de muchos años albergó unas pequeñas bodegas que servían de almacén de apoyo para el comercio marítimo del vino, encontrando en este enclave costero una de las pocas salidas marítimas de esta agreste 24

costa, que se mantuvo hasta la posguerra cuando llegó la carretera en los años sesenta. El Acondicionamiento del Acceso al Roque de las Bodegas es una operación de mejora del acceso a la playa, de consolidación del sendero del Roque y del varadero existente, cuya importancia deviene de ser un punto consolidado del circuito turístico y de ocio local en el norte de Tenerife. Dicho acondicionamiento acomete las siguientes actuaciones:

• Creación de una plazoleta de acceso en forma semicircular a la manera de los viejos bastiones de defensa marítima, de 20x60 metros, donde se articula el acceso a la vía, la canalización del barranco, y al varadero y el acceso al sendero del Roque. • Construcción de una rampa y un malecón de varada para las pequeñas embarcaciones como prolongación del varadero, se le dota de máquina de arrastre, dado que es una de las pocas opciones que se dan en esta costa para el acceso al mar de las embarcaciones pesqueras y deportivas. • Acondicionamiento del sendero del Roque, desde la plazoleta al viejo embarcadero histórico, rematándose el conjunto con la piedra "verde" del lugar, protegiendo el borde con barandilla de soportes de fundición y tubos inoxidables. • A efectos de acabados se concibe todo el conjunto como un basamento del propio Roque, construyéndose los murados y pavimentos con la piedra verde del lugar. Los acabados se complementan con tablazón de madera en la canalización del barranco o en el pontón que enlaza con el sendero.


E s c u l t u r a s • Revegetación con dragos y tarajal, como representación de la vegetación propia del lugar. La Escultura "Fuente de Piedra" El paisaje de grandes callaos rodados que impone la estética del entorno, donde la espuma de mar se agita al subir la marea, sugiere una analogía paisajística con la propuesta planteada. Entendida como una fuente de agua "salada" que vuelve otra vez al mar de donde procede, el grupo escultórico se resuelve con tres grandes bolos rodados de Fuerteventura, que han sido

manipulados con "cortes" o "queseras" por donde brota el agua, creando un recorrido que marca el eje de la plazoleta de acceso. La piedra central de origen plutónico, procede del complejo basal de Betancuria y es de las piedras más antiguas de Canarias. La piedra blanca es un trozo de playa fósil, formada por la acumulación de pequeños restos de conchas. La amarilla es una cuarcita y su origen está en los depósitos sedimentarios procedentes del continente africano antes de que se formaran las islas y que el intenso vulcanismo hizo emerger desde el fondo del Océano.

e n

e l

M a r

ACCESO AL ROQUE DE LAS BODEGAS

Datos Generales Playa Roque de las Bodegas, Taganana, T.M. de Santa Cruz de Tenerife. Superficie Actuación: 2.850 m2 Presupuesto Obra: 60 millones Técnicos: Estudio Luengo, S.L. Contratista: Construcciones Irati, S.A. Escultor: Javier Camarasa Situación:

25


A c c e s o a l a P l a y i t a d e Ta b a i b a Sin embargo, la playita de Tabaiba y el charco anexo han mantenido un uso continuo por parte de la población del municipio y vecinos del lugar, que se acrecienta considerablemente en época estival. El acondicionamiento del Acceso a la Playita de Tabaiba ha pretendido mejorar el escalonado existente, fomentando el carácter de esparcimiento que la zona posee actualmente. Las actuaciones realizadas son las siguientes:

El lugar y la obra Este sector acantilado de la costa sureste fué un lugar prácticamente intocado hasta los años sesenta, cuando se inicia el boom residencial. 26

El Plan Especial de Tabaiba, fiel exponente del boom turístico de la época, consolidó en tal difícil terreno un modelo de ocupación con edificaciones de altura, alterando la fisonomía de la costa.


E s c u l t u r a s • Se acondiciona el acceso desde la calle superior a la Playita y a la punta. • Se rematan y acondicionan 2 zonas de solarium en el entorno de la Playita. • Todo el conjunto se remata bien en piedra natural basáltica o bien en Pórfido. • Los pontones, la escalera de acceso a la playa y las barandillas se rematan con madera de morera. La Escultura "El retiro del Pirata Amaro Pargo" La obra será realizada en acero cortén, con unas dimensiones de 5 m de altura y un anclaje a tierra que garantiza la sujeción de la obra. En la elección de los materiales se ha tenido en cuenta la ubicación de la obra, muy próxima al mar, tratando de asegurar una correcta conservación de la escultura durante el mayor tiempo posible. Para la elección del motivo o elemento de referencia de la composición se partió de la idea del mundo y el ambiente de los piratas. Hay que tener en cuenta que, precisamente, en esta misma costa, en la

que ahora se va a instalar la escultura "El retiro del pirata", tuvo en otra época su territorio de dominio y actuación el singular pirata Amaro Pargo. Amaro solía decir enigmáticamente: «el tesoro se divisa desde mi ventana», en clara referencia al mar y a la vista de los veleros que realizaban las rutas hacia las colonias. Sin embargo, sus palabras fueron interpretadas de forma errónea, dado que aún hoy se siguen expoliando los entornos de su antigua morada. La línea vertical la componen dos piezas, con una ligera separación que permiten entrever el mar tras la escultura. Se pretende recoger la sensación de las proas de los barcos que cortan las olas con sus quillas puntiagudas y la verticalidad de los mástiles. En cuanto al elemento superior, en posición horizontal, se ha intentado a su vez captar el ojo vigía del pirata, que escudriña ávido la costa en busca de posibles botines y, al mismo tiempo, nos recuerda la forma tan característica que tenían sus sombreros.

e n

e l

M a r

ACCESO A LA PLAYITA DE TABAIBA

Datos generales Playita Tabaiba Baja, T.M. El Rosario Superficie Actuación: 500 m2 Presupuesto Obra: 37 millones Técnicos: Miguel López Navarro Juan Antonio González Castro Manuel Vilar Mesa Contratista: Construcciones Irati, S.A. Escultora: Dácil Travieso Situación:

27


Acceso a la Plaza y Playa de la Hornilla do el acceso a la playa, rematando el malecón y manteniendo el cantil basáltico existente. Se acometen las siguientes actuaciones: • La plaza superior en tres niveles aterrazados, concebida como tres pirámides escalonadas a manera de mastaba, articulan los dos accesos a la playa. • El borde exterior con el viario urbano se cierra con setos de piedra y plantación de tarajal, para aislar la plaza del bullicio del tráfico. • Se crea un nuevo acceso en rampa a través del cantil desplomado, retirando las piedras de la playa, rematándose asimismo el actual acceso. • Se acondiciona el malecón de la playa como solarium, facilitándose el acceso a la rada. El lugar y la obra La Playita de la Hornilla, pequeño recinto de arena negra encajado en un cantil basáltico, está localizada en la costa de Candelaria, entre la Piscina Municipal y la Punta de la Hornilla, constituyendo uno de los enclaves más genuinos del Municipio. Hasta la aparición del fenómeno turístico de los años sesenta, constituyó un fon28

deadero natural ligado a la navegación de cabotaje en el sureste de la isla. La actuación del acondicionamiento de la plaza y la playa de La Hornilla forma conjunto con la remodelación de la Piscina Municipal de Candelaria tanto a nivel de idea, como de diseño y acabados. Su objetivo es acondicionar la plaza urbana situada en lo alto del cantil, resolvien-


E s c u l t u r a s • Toda la obra de murados y el pavimento del malecón se remata con piedra basáltica, destinándose el pórfido a los pavimentos más urbanos. • Se revegeta con tarajal y palmera de abanico, recuperándose la vegetación natural del cantil. La Escultura "Móvil" Tanto la proximidad del lugar al mar, como el hecho simbólico del pez, que aparece reflejado en la heráldica del municipio, sugirió desde un principio la utilización de dicha imagen como un símbolo de identidad local. La posición dominante sobre la esquina del nivel superior de la plaza sugería asimismo el apostar por una pieza escultórica "elevada", que a manera de veleta reflejara los cambios de viento y de orientación de la costa de Candelaria. Sobre un basamento troncocónico de piedra y madera de 5,60 metros de altura, con cuatro brazos señalando los cuatro puntos cardinales, se

diseñó una veleta en forma de pez de unos 2,50 metros de largo. La veleta construida en madera con la tecnología del barril, apoya su peso en un eje de acero inox y rodamientos de teflón, disponiendo su cola azul de un pequeño anemómetro rojo que señala la velocidad relativa del viento, asegurando su contrapesado una respuesta muy sensible a los cambios de viento.

e n

e l

M a r

ACCESO A LA PLAZA Y PLAYA DE LA HORNILLA

Datos Generales Playa de la Hornilla, Avenida Marítima, T.M. de Candelaria Superficie Actuación: 2.800 m2 Presupuesto Obra: 94 millones Técnicos: Estudio Luengo, S.L. Contratista: Construcciones Irati, S.A. Escultor: Javier Camarasa Situación:

29


Acceso al Puertito de Güímar escultura de metal y madera en la esquina del paseo. • Acondicionamiento del entorno de la playa de la Charcada, mejorando sus accesos. Todo el conjunto se remata con materiales naturales: mampostería de piedra basáltica en muros, pavimento de pórfido en los paseos, barandillas y pérgola de metal y madera. La Escultura "Acantilados" Se barajaron dos propuestas desde el inicio del proyecto, decantándose finalmente por la propuesta "Acantilados". No se pretendió reafirmar la identidad de un deterEl lugar y la obra El Puertito de Güimar, al igual que la mayoría de los asentamientos tradicionales costeros, tiene un origen netamente pesquero. En las primeras décadas de este siglo se construye el muelle de piedra, convertiéndose en punto de recalada de la navegación de cabotaje del sureste de la isla. El acondicionamiento del Acceso al Puertito de Güímar se concentra en el corazón de este poblado marinero, entre el viejo muelle de piedra y la playita de La Charcada, donde se varan las embarcaciones 30

pesqueras, acometiendose las siguientes actuaciones: • Remate de todo el paseo litoral entre el Muelle y la Charcada. • Remodelación de las viejas "cañitas", construyéndose una pérgola de metal y lamas de madera con banco adosado que proyecta sus vistas sobre la bahía. • Creación de un gran solarium de tablazón de madera con acceso al mar en la esquina del paseo. • Remate de la Punta de Charcada con varios planos de solarium, colocándose la


E s c u l t u r a s minado lugar costero, sino marcar el antagonismo entre el mar y la tierra de una forma más abstracta, remitiéndonos para ello a una representación de los acantilados que acotan el valle. La escultura final se construyó mediante dos ensamblajes de madera de tea, sustentados por una estructura de acero y colgados de dos pilares. A lo largo del proceso de construcción, se constató que la estructura de acero que reforzaba los ensamblajes de madera y que en un principio se había pensado introducir en el interior, podrían dejar alguna posibilidad, aunque fuera mínima, de que se produjera algún desprendimiento de un fragmento de madera. Por ello, se recurrió a la alternativa de dotarlos de una estructura exterior, en forma de abrazaderas, que eliminara cualquier margen de inseguridad. El efecto que produjo esta remodelación fué la de conferir al conjunto un cierto aire de construcción naval que no colisionaba con el concepto primario de la obra.

e n

e l

M a r

ACCESO

AL PUERTITO DE G ÜÍMAR

Datos Generales Puertito de Güimar, T.M. de Güimar Superficie Actuación: 3.000 m2 Presupuesto Obra: 47 millones Técnicos: Correa y Estévez Contratista: Construcciones Irati, S.A. Escultor: Juan López Salvador Situación:

31


Acceso a la Playa del Poris de Abona lidándose el varadero existente junto a la playa en base a las siguientes actuaciones: • Acondicionamiento de los bordes del barranquillo, en su encuentro con el entorno urbano, mediante sendos paseos peatonales que articulan los accesos. • Acondicionamiento del varadero y la rampa de izada de las embarcaciones pesqueras. • Se empata la actuación con el entorno colindante. Todo el conjunto se remata con murados de piedra basáltica y pavimento de pórfido, revegetándose con tarajal. La Escultura "Diálogo Sensual" La unidad del trabajo viene dada por la relación entre dos formas orgánicas, que teniendo cada una identidad propia, se suman para dar forma al conjunto de la obra.

El lugar y la obra Como todos los asentamientos pesqueros de la costa de Tenerife, el lugar de la varada de las embarcaciones tradicionales marca su origen e historia. Situado en la desembocadura del barranquillo, poblado antiguamente por un bosque32

te de tarajales, la playa está protegida por la Punta del Porís de los temporales dominantes del noreste. El ámbito de la actuación abarca toda la desembocadura del barranquillo entre las edificaciones y la calle Real, destinándose la intervención a acondicionar el entorno, conso-


E s c u l t u r a s

La unión de estos dos elementos, viene dada por tres puntos de apoyo con la mínima superficie de contacto posible, para dar así mayor ligereza a la escultura.

La pieza superior introduce los componentes de ligereza y liviandad, con curvas orgánicas que hacen referencia al medio marino que rodea a la obra. La pieza inferior da las referencias de peso y equilibrio, así como de solidez del conjunto, siendo la sustentación con el máximo de ligereza una de sus tareas principales. Esta mínima superficie de contacto entre ambas partes, no sólo da sutileza a la unión, sino que al dejar tanto espacio vacio, permite a través de los huecos formados, integrar escultura y entorno en la mirada del

e n

e l

M a r

ACCESO A LA PLAYA DEL PORIS DE ABONA espectador, de tal manera que la escultura hace de nexo de unión entre los diferentes medios que la rodean. La pieza de 2x6x1,5 metros se ejecuta en piedra molinera.

Datos Generales Playa Porís de Abona, T.M. de Arico Superficie Actuación: 6.000 m2 Presupuesto Obra: 73 millones Técnicos: Miguel López Navarro Juan Antonio Gonzalez Castro Contratista: Construcciones Irati, S.A. Escultor: Guillermo Batista Díaz Situación:

33


Acceso a la Playa Grande del Poris de Abona • Acondicionamiento del camino de acceso a la playa para la bajada anual de la Virgen. • Acondicionamiento del acceso izquierdo a la playa para la recogida de basuras y creación de zona de aparcamiento. Todos los elementos murales se resuelven con mampostería de piedra basáltica y los pavimentos con pórfido.

El lugar y la obra Al otro extremo de la bahía, frente al popular núcleo de la Punta, se localiza la Playa Grande del Porís, cuya duna de ladera asciende hasta la carretera. Este original enclave dispone de un viejo muellito de piedra en la punta que cierra la playa, presentando un serio problema a causa de las basuras arrastradas por las corrientes. 34

El acondicionamiento de la Playa Grande del Porís pretende principalmente resolver los accesos a la playa, rehabilitando el muellito, manteniendo el paisaje y la vegetación original, en base a las siguientes actuaciones: • Restauración del viejo muellito remozando el acceso, los pavimentos y la arista de piedra.


E s c u l t u r a s La Escultura "La lata, la llave y la sardina" Esta pieza representa el proceso de deterioro indiscriminado al que estamos sometiendo a la naturaleza, cada vez más encajonada, alienada y desvirtuada. Con ella se pretende plasmar la grandeza del mar, imposible de controlar, imposible de enlatar. Todo lo que tomamos de él es reclamado y todo lo que le imponemos nos es devuelto, pero no en forma de amenaza sino de alerta. La escultura está formada por tres elementos básicos: la lata, la llave y la sardina. La lata de estructura plana y lineal representa al hombre, creativo y constructor.

La sardina representa a la naturaleza, indómita e indefensa. Por último, la llave simboliza la apertura a un mayor equilibrio entre ambas partes. La idea es que desde el paseo veamos la cara que muestra la llave y desde el mar la sardina. Ejecutada en chapa corten y bronce, la pieza se localiza en el arranque del muellito, marcando el acceso a la Playa Grande.

e n

e l

M a r

ACCESO A LA PLAYA GRANDE DEL PORIS DE ABONA

Datos Generales Playa Grande, El Porís de Abona, T.M. de Arico Superficie Actuación: 2.000 m2 Presupuesto Obra: 37 millones Técnicos: Miguel López Navarro Juan Antonio González Castro Contratista: Luis Olano Escultor: Patricia Vara Mora Situación:

35


Acceso al Muelle de El Medano Oliva y D. Antonio García Díaz, finalizándose la obra hacia el año 1934. Si bien el proyecto se diseñó para un calado máximo de 1,70 m a bajamar, con lo que sólo era posible el desembarco de lanchones, desde el inicio en el año 1913 ya se pensaba prolongar el muelle hasta coger un calado de 4,50 m, que no llegó nunca a realizarse. El objeto de la construcción de dicho muelle venía motivado por la necesidad de co-

El lugar y la obra El 6 de Noviembre de 1912 se ordena, por parte de la Jefatura de Obras Públicas la redacción del proyecto del muelle-embarcadero de El Médano en la zona de Punta Llana en El Cabezo. Se redacta proyecto de ejecución por parte del Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos D. José Solana San Martín, si36

guiendo el modelo de muelle rígido de bloques sobrepuestos, que ya había sido ampliamente probado en otras latitudes de la costa peninsular. Después de diversas vicisitudes y reformados del proyecto original, es el ingeniero D. José Ochoa y Benjumea en que inicia las obras en el año 1931, siendo los contratistas adjudicatarios D. Manuel Fernández


E s c u l t u r a s mercializar los productos agrícolas del Municipio de Granadilla y Vilaflor, siendo los principales productos de comercio las naranjas, tomates, papas, frutos secos, además de piedras para hacer filtros, tajeas de tosca, abonos y material de embalaje. También había movimiento de pasajeros a través del tráfico de cabotaje entre el Puerto de Santa Cruz y Los Cristianos, con recalada entre otros en el Muelle de El Médano. El muelle de piedra, de unos cien metros de largo y nueve metros de sección con espaldón, tiene dos escaleras encajadas al abrigo del oleaje con una curva que lo conecta al malecón de acceso. La Actuación del Acceso al Muelle se enmarca en el Plan de Restauración Paisajística de El Cabezo, forma conjunto con la Plaza de Piedra y el Acceso a la Playa Chica. La obra va destinada princi-

palmente a la propia restauración del muelle histórico, peatonalizando en gran parte el viario de acceso, resolviendo la conexión con las obras colindantes, en base a las siguientes actuaciones: • Se peatonaliza en parte la vía de acceso al Muelle creándose un paseo de cuatro metros de ancho, rematándose los viejos malecones en mampostería de piedra, disponiéndose unos setos-bancos para plantar tarajal, aislándose con ello el paseo de la afección del tráfico de la zona. • Se restaura la obra del viejo Muelle de El Médano, readoquinándose y rejuntándose la fábrica de piedra. • Se resuelve el acceso a los riscos de la Caleta, creando un pequeño solarium, un pontón de piedra, un ac-

e n

e l

M a r

ACCESO AL MUELLE DE EL MEDANO ceso al mar y una conexión con el muellito de la Playa Chica. Toda la actuación sigue la pauta constructiva de la obra histórica portuaria, se remata toda la obra mural y pavimentos en mampostería de piedra basáltica con la junta cogida, utilizándose la madera para las tablazones, bancos o balcones, así como el tubo inoxidable para las barandillas. Datos Generales El Médano, T.M. de Granadilla de Abona Superficie Actuación: 2.700 m2 Presupuesto Obra: 45 millones Técnicos: Estudio Luengo, S.L. Colaboración Dirección de obra: Ramón Lastres Segret Contratista: Construcciones Irati, S.A. Escultor: Javier Camarasa Situación:

37


Acceso al Muelle de El Medano

Se ha utilizado de forma masiva el tarajal para crear una barrera, rememorándose a su vez el viejo paseo de tarajales que llegaban al arranque del muelle. La necesidad de disponer en la zona de El Médano de una salida para las embarcaciones pesqueras y deportivas ha motivado la promoción de una rampa de varada al interior del muelle, pretendiéndose ejecutar con la misma tecnología constructiva que la del muelle histórico, en la idea de que la obra introducida parezca "construida desde siempre". 38

La Escultura Tres grupos escultóricos articulan la arquitectura del Muelle y del Paseo: • Un cono de bronce de la hélice del trasatlántico American Star, embarrancado en Fuerteventura ubicado marcando el eje del paseo, sobre una base de piedra roja y ladrillos de madera. En Canarias es frecuente encontrar a lo largo de sus costas los más diversos materiales procedentes de naufragios. Este es el origen de algunos de sus topónimos y casi todas las islas poseen algún nombre que hace referencia a esta manera de aprovechar estos escasos recursos que en otros tiempos de carestía eran tan necesarios (Playa de los Hallos o Playa de la Madera). En 1994 en las costas de Fuerteventura encalló un gran trasatlántico, el "American Star". Diseñado como crucero de placer fue destinado a transporte de tropas durante la segunda Guerra Mundial. Años más tarde, fue el trasatlántico más veloz en realizar la travesía entre América y Eu-


E s c u l t u r a s

e n

e l

M a r

ropa. El cono de la hélice es una de las piezas que se pudo rescatar del naufragio situado a unos doscientos metros de la costa majorera. • Un bloque de piedra de Tindaya a manera de cuchillo a aguja, montado sobre una base triangular que corta el horizonte en el solarium semicircular que da acceso a la Caleta. La pieza, de unos 5 m de altura de sección triangular, tiene dos caras principales, una trabajada y la otra con la fractura natural, dejando ver ambas superficies el veteado de la traquita que forma bellas ondulaciones. • Un conjunto de bancos monolíticos de piedra, sobre dos apoyos circulares de latón y un gran bolo centrado, se colocan en la arista de la curva del Muelle.

Escultura «Vértebras» Plaza de Piedra. Escultor: Guillermo Batista

39


Acceso a La Playa Chica con la urbanización colindante, en base a las siguientes actuaciones: • Acondicionamiento del viejo embarcadero para la varada de las embarcaciones, resolviéndose el acceso a la playa y a la rasa. • Remate de la rampa de varada, disponiéndose una máquina de arrastre. • Remate de todo el borde con el viario, organizándose los accesos. Siguiendo la pauta constructiva del muelle histórico, se completa todo el conjunto con murados y pavimentos de mampostería de piedra basáltica, utilizándose el callao como remate de borde a la manera popular.

El lugar y la obra El Médano comienza a consolidar sus primeras edificaciones a mediados del siglo XIX, con pequeñas casas que eran usadas como refugios estacionales para la pesca. Al abrigo de la Playa Chica, embarcadero natural protegido por la Punta de El Ca40

bezo, se crea uno de los núcleos originales de mayor tradición en la zona. Ligado a la obra del acondicionamiento del Acceso al Muelle de El Médano, la actuación va dirigida la recuperación del viejo embarcadero, retirando las barcas tradicionales de la playa, rematando los bordes


E s c u l t u r a s

e n

e l

M a r

ACCESO A LA PLAYA CHICA

Los bancos corridos y el remate de borde se resuelven con madera de morera.

La Escultura "Veleta" La introducción de un elemento móvil a manera de veleta que marca el ritmo de los cambios de viento, tiene una vieja tradición local en las islas y señala de forma simbólica la intervención de la

Playa Chica. Alineado con la fachada de la Casa del Muellito, el soporte (un tronco arrastrado por la marea de unos 5 metros de altura) apoya una veleta de madera en forma de manta raya, cuya cola se orienta con la dirección de los vientos. El apoyo de la veleta y las marcaciones cardinales se resuelven en latón.

Datos Generales Playa Chica, El Médano, T.M. de Granadilla de Abona Superficie Actuación: 600 m2 Presupuesto Obra: 10 millones Técnicos: Estudio Luengo, S.L. Contratista: Construcciones Carolina, S.L. Escultor: Guillermo Batista Díaz Situación:

41


A c c e s o a L a P u n t a d e Te n o

El lugar y la obra El triángulo insular marca su vértice oeste con la espectacular Punta de Teno. La isla baja de Teno, al noroeste de Tenerife, acaba en una pequeña península acantilada, restos de un antiguo volcán de piroclastos derruido que se adentra en el mar. Teno divide las dos vertientes opuestas, la norte muy ventosa y la sur resguardada de los temporales. 42

Un viejo faro bien de arquitectura civil de principios de siglo y un pequeño embarcadero de piedra dan forma a la tradición marinera del paraje. La zona estuvo prácticamente aislada hasta mediados del presente siglo, cuando se abre el túnel y la pista de acceso, construye un nuevo faro en la década de los 70, desencajado con el paisaje del lugar. El ámbito se encuentra incluído en el Parque Rural de Teno. Presenta unas inmejora-

bles condiciones para la creación de un gran Centro Insular, una ventana al mar que sirva de acicate para el desarrollo de la Isla Baja, recuperando la magia de este paraje escasamente alterado. Dentro de este marco general se inscribe el acondicionamiento de la Punta de Teno. La intervención pretende dar acceso al Mirador de la Punta desde el entorno del Faro Viejo, así como al antiguo embarcadero, manteniendo y restaurando el paisaje volcánico del lugar en base a las siguientes actuaciones: • Se construye un pequeño mirador en el extremo más occidental de la península, en homenaje al hermanamiento entre la isla de Tenerife y el Condado de MiamiDade, dado que es el punto más "próximo" al continente americano. • Se construyen sendas plataformas de madera con traviesas


E s c u l t u r a s

de tranvía, que dan acceso al Mirador y al viejo embarcadero, permitiendo con su elevación alejar al paseante de las posibles alteraciones del terreno natural. • Se define el encuentro de la plazoleta del entorno de los faros mediante un muro escalonado de mampostería de piedra, que apoya una tablazón de traviesas que conecta el

sendero que conduce al Mirador. • Se restaura el viejo embarcadero y la trocha de acceso mediante obra de mampostería de piedra, localizándose un mirador-plazoleta en su itinerario de acceso. • Se restaura el entorno inmediato de la obra, borrándose las marcas infringidas en el frágil paisaje volcánico afectado.

La Escultura "Móvil sonoro" El mirador del Condado de Miami-Dade, situado en el punto más occidental de la Península de Teno mira hacia América. Está concebido como un "vértice geodésico" cuya planta cuadrada se orienta según los cuatro puntos cardinales. Tal concepción obligó a entender la escultura como un elemento obligado a reforzar ese carácter de marcador geográfico, diseñándose una veleta apoyada sobre un tubo inoxidable de unos cuatro metros de altura. La veleta metálica aloja en su interior cuatro "flautas" que emiten sonido cuando la veleta se fija en una determinada posición. Se complementa con una gran placa de bronce fundido, en la que sobre un plano del mapamundi se graban las coordenadas geográficas de Tenerife y Miami, así como la distancia entre ambos miradores.

e n

e l

ACCESO PUNTA

DE

M a r

A

LA

TENO

Datos Generales Península de Teno, T.M. de Buenavista del Norte Superficie Actuación: 1.000 m2 Presupuesto Obra: 68 millones Técnicos: Estudio Luengo, S.L. Contratista: Construcciones Irati, S.A. Escultor: Javier Camarasa Situación:

43


Acceso al Charco de La Laja desde hace años por el Ayuntamiento, el acondicionamiento del Acceso al Charco de la Laja es una operación destinada a mejorar el propio acceso escalonado desde la plazoleta superior, en base a las siguientes actuaciones: • Acondicionamiento de la plazoleta superior de acceso, la acera y el muro de borde. • Remodelación de la escalera de bajada mediante muretes de piedra, pavimentos y escalones de pórfido.

El lugar y la obra La costa norte de Tenerife, en gran parte acantilada, está salpicada de charcos que se llenan con el reboso de la marea. Algunos de ellos son de gran tamaño, como es el caso del Charco de la Laja, próximo al casco de San Juan de la Rambla. Junto a otros charcos como los del Jover, El Viento, El Guincho, o el Caletón en Garachico, constituye la única opción de baño de la población local, representando un 44

modelo de intervención costera de sugerentes aplicaciones. El Charco de la Laja es natural. Forma un cuenco ovalado de gran belleza plástica, de unos 13x20 metros y 4 metros de fondo máximo, situado entre dos grandes riscos basálticos que dejan encajado un "rebosadero" por donde penetra el agua en las pleamares. A partir de una vieja escalera de acceso desde el núcleo urbano al charco, realizada


E s c u l t u r a s • Propuesta de un pequeño mirador en el camino de bajada con un balcón volado de madera, para poder ver el acantilado, que finalmente no se ejecutó. • Acondicionamiento del entorno y el acceso al Charco, rematándose la superficie trasera para solarium. La obra, ejecutada por la Administración de Costas, eliminó algunas propuestas de valor paisajístico como la restauración del talud superior mediante tarajal o el enterramiento de la línea aérea eléctrica que tan desagradable efecto causa en el paisaje del lugar.

e n

e l

M a r

ACCESO AL CHARCO DE LA LAJA

La Escultura "Tronos de madera" De vez en cuando encallan a las costas canarias grandes troncos de madera tropical que seguramente caen de algún mercante arrastrados por las tormentas. Dos de estas piezas se colocaron en la plazoleta superior de acceso, conformándose como "tronos" desde donde pueden verse las puestas de sol de San Juan de la Rambla.

Datos Generales Casco de S. Juan de la Rambla, T.M. de San Juan de la Rambla Superficie Actuación: 1.000 m2 Presupuesto Obra: 25 millones Técnicos proyecto: Estudio Luengo, S.L. Dirección de obra: Ingeniero Demarcación de Costas de Tenerife Contratista: Construcciones Irati, S.A. Escultor: Javier Camarasa Situación:

45


Acceso al Muelle de El Puerto

• Acondicionamiento del pavimento de toda la superficie con adoquinado basáltico.

El lugar y la obra El Puerto de la Cruz fue históricamente el puerto de la Villa de la Orotava y debe precisamente su fama a su condición de embarcadero natural, único en la zona. Localizado en el corazón del casco tradicional, constituye la salida al mar de la recoleta Plaza del Charco, en la que se celebra la tradicional fiesta del "baño de las cabras" en el día de San Juan, con hondas resonancias prehispánicas. El viejo muelle de piedra que cierra una rada al abrigo de los temporales concentra 46

las embarcaciones tradicionales y deportivas de la zona. El acondicionamiento del Acceso al Muelle de El Puerto va dirigido a mejorar la accesibilidad al propio muelle en su encuentro con la calle Santo Domingo, siguiendo las pautas constructivas del muelle histórico en base a las siguientes actuaciones: • Cerramiento del borde del varadero hacia la calle Santo Domingo, con un setojardinera de piedra. • Remate de los muretes de borde.

La Escultura "Los papeles del mar" En un principio, se pensó utilizar la imagen repetida de una cabra por su concepto anecdótico y tradicional, pero dado que el lugar está un tanto sobrecargado y que dicha escultura, para que funcionara, debería constar de un mínimo de cinco siluetas para fortalecer el concepto "individuo - rebaño", se descartó porque representaría un obstá-


E s c u l t u r a s

culo al tráfico peatonal y al movimiento habitual de barcas en la zona. Buscando una alternativa, Diego Estevez sugirió basarnos en una obra que había realizado en madera varios años y que representa dos columnas de papeles apilados que forman una composición muy limpia y atractiva. Estaría ubicada en una plataforma de 1m x

e n

e l

M a r

ACCESO AL MUELLE DE EL PUERTO

1,6m junto a la escalera que desciende a la playita, lo que no representará ninguna barrera para los peatones o el movimiento de las barcas. La obra estará realizada en plancha de latón de 0,5 cm de grueso y las dimensiones de las láminas serían de 42 cm x 30 cm aproximadamente. Los bloques tendrían unas alturas de 90 cm y 30 cm respectivamente, por lo tanto estarían conformados por unas doscientas cincuenta láminas.

Datos Generales Muelle de El Puerto, C/Santo Domingo T.M. Puerto de la Cruz Superficie Actuación: 1.300 m2 Presupuesto Obra: 18 millones Técnicos: Correa y Estevez, S.L. Contratista: Ocyser Escultor: Juan López Salvador Situación:

47


Acceso al Embarcadero del Pris quehaceres diarios, conformando los barcos y los aparejos de pesca un paisaje humanizado de gran interés etnográfico. Si bien la ocupación del embarcadero lleva décadas realizada, dado que el Pris es la sede de la Cofradía, el acondicionamiento del acceso va dirigido a mejorar los acabados en base a las siguientes actuaciones: • Se rematan los muros de los dos paseos laterales en mampostería de piedra.

El lugar y la obra Como todos los asentamientos tradicionales pesqueros, el origen de las primeras ocupaciones se desarrollan entorno al embarcadero. El término Pris, tan común en la geografía costera de Tenerife, hace referencia al 48

hecho de "hacerle el pris al barco" que consiste en fondear el barco cerca de la costa, tensándolo a tierra mediante un cabo. Encajado el embarcadero entre edificaciones populares, constituye el espacio más emblemático del Pris, donde es posible observar las labores de los pescadores en sus


E s c u l t u r a s • Se pavimenta el grueso de las superficies con mampostería de piedra rejuntada. • Se coloca un sistema de parales en la rampa de varada. La Escultura "La Pandorga" Desde siempre los pescadores del Pris han guardado las pandorgas en la montaña que cierra el varadero del mar. Conociendo la utilidad de la montaña para los pescadores del entorno, se decidió trabajar la idea con la premisa de no alterar los usos dispuestos para este lugar.

Conociendo las dificultades que la instalación de una obra de estas dimensiones significa en una zona tan compleja, nos entrevistamos con los pescadores para conocer su opinión e intentar no romper de manera brusca con los usos establecidos, o entrar en conflicto con los verdaderos usuarios del embarcadero. La obra se desarrolló respetando las dimensiones y se tomó en cuenta la naturaleza del lugar para elaborar cálculos para la hora de su montaje. La pandorga está rota, se puede observar la ruptura, los peces escapan. Esta vez los peces permanecen a salvo, tienen una segunda oportunidad, simboliza la libertad, la de la naturaleza. Durante la instalación de la obra recibimos la ayuda y colaboración de todo el pueblo que disfrutó a lo grande del proceso de montaje, para el cual fue necesario traer una grúa telescópica y emplear medio día para su montaje. Tuvimos que mover todas las lanchas con la colaboración de todos los trabajadores del mar. La pieza, en laminado de chapa Cortén, tiene unas dimensiones de 3x2,70x2 metros, localizándose en la parte alta del risco, recortando su perfil con el Teide al fondo.

e n

e l

M a r

ACCESO

AL EMBARCADERO DEL PRIS

Datos Generales El Pris, T.M. de Tacoronte 2.300 m2 Presupuesto Obra: 27 millones Técnicos: Federico García Barba Colaboración Dirección de obra: Ramón Lastres Segret Contratista: LUIS OLANO Escultor: Mailén García Palmas Situación:

Superficie Actuación:

49


Acceso al Frente de La Barranquera • Se remata en mampostería de piedra basáltica rejuntada el dique de protección que cierra la rada al oeste. • Se remata el murete Este de cierre con similar aparejo, mejorándose todo el pavimento del varadero, colocándose unos parales de madera para las embarcaciones pesqueras. • Se crean unas plataformas de tablazón de madera a manera de solarium para reforzar el carácter que tiene la rada como zona de baño, apoyadas y conectadas por el murete este de cierre.

El lugar y la obra En la costa norte de La Laguna se localiza un pequeño asentamiento popular cuyo crecimiento inicial debió precisamente originarse a partir del varadero natural existente. Protegido del noreste por una rasa natural basáltica, se cerró posteriormente del noroeste mediante un dique ciclópeo apoyado en dos bajas naturales, conformando 50

una rada a manera de varadero que permite la entrada y salida de las embarcaciones pesqueras. Manteniendo la ocupación y los usos pesqueros, la propuesta del acondicionamiento del Acceso al Frente de la Barranquera pretende fundamentalmente mejorar los acabados del varadero, reforzando sus condiciones como zona de baño para los vecinos del lugar en base a las siguientes actuaciones:

La Escultura "Timón de madera" Si bien en este caso no se previó una escultura como tal desde el proyecto, durante el transcurso de la obra se colocó un timón de madera a la manera de "objeto encontrado". Colocado en la parte delantera, frente al solarium de madera, el timón en vertical se orienta en dirección norte.


E s c u l t u r a s

e n

e l

M a r

ACCESO

AL FRENTE DE LA BARRANQUERA

Datos Generales La Barranquera, Costa de Tejina, T.M. de La Laguna Superficie Actuación: 1.000 m2 Presupuesto Obra: 18 millones Técnicos: Federico García Barba Angel García Palmas Colaboración Dirección de obra: Ramón Lastres Segret Contratista: Luis Olano Situación:

51


Acceso al Roquete

El lugar y la obra Entre Bajamar y la Punta del Hidalgo, se localiza bajo una ladera el asentamiento del Roquete, dominando el viejo varadero. La característica geográfica más destacable deviene de constituir una rada natural al abrigo de los temporales del norte, circunstancia que ha sido aprovechada por 52

los propios pescadores que han ido aumentando con ciclópeo los muros de defensa apoyados sobre los riscos basálticos. La operación del acondicionamiento del acceso al Roquete, manteniendo la ocupación y los usos, va dirigida a mejorar los acabados del varadero, en base a las siguientes actuaciones:

• Se demolió en gran parte el pavimento de hormigón de la zona del barranquillo recuperándose la playita de callaos. • Se remató en mampostería basáltica rejuntada tanto el muro de cierre, como todo el pavimento del varadero, disponiéndose parales de madera para la varada de las embarcaciones. • Se reubicó la carpintería de ribera, rematándose el frente de las edificaciones hacia el varadero con muro de mampostería de piedra rejuntada. • La falta de previsión presupuestaria ocasionó que al final no se rematara en mampostería de piedra el muro de cierre al este, y el acceso al pequeño roque situado al oeste, desmereciendo el resultado final de la actuación.


E s c u l t u r a s

e n

e l

M a r

ACCESO AL R OQUETE

Datos Generales El Roquete, Punta del Hidalgo, T.M. de La Laguna Superficie Actuación: 2.300 m2 Presupuesto Obra: 23 millones Técnicos: Federico García Barba Angel García Palmas Colaboración Dirección de obra: Ramón Lastres Segret Contratista: Luis Olano Escultora: Mailén García Palmas Situación:

La Escultura "El anzuelo" Después de barajar varias alternativas, se decantó la propuesta por la idea del "anzuelo". La pesca con anzuelo que de alguna manera simboliza el justo equilibrio y la lucha entre el hombre y el mar, curiosamente coincidió con el arte de

pesca por el que son reconocidos los pescadores del Roquete. Localizada sobre el muro de cierre del varadero y recortada contra los riscos y el horizonte, la pieza de 2 x 1,70 x 1,30 metros, se ejecutó en chapa de acero cortén, como un gran anzuelo retorcido que recuerda el arte de pesca de los pescadores del lugar.

53


S i t u a c i 贸 n

54

a c t u a l

d e

E s c u l t u r a s

y

A c c e s o s


E s c u l t u r a s

e n

e l

M a r

PROGRAMA TENERIFE Y EL MAR. ACCESOS AL MAR 1ª FASE SITUACION ACTUAL ACCESOS Y ESCULTURAS ABRIL 2000 ACTUACION

MUNICIPIO

EQUIPO REDACTOR

SITUACIONOBRA

ESCULTOR

TIPOLOGÍA ARQUITECTONICA

1 Playa Roque de las Bodegas

S/C de Tfe.

Estudio Luengo, S.L.

Finalizada

Javier Camarasa

Plaza-Sendero- Varadero

2 Playa de las Gaviotas

S/C de Tfe.

Correa y Estévez

No se ha iniciado

Juan López Salvador

Paseo

3 Muelle de San Andrés

S/C de Tfe.

Correa y Estévez

No se puede Ejecutar

4 Igueste de San Andrés

S/C de Tfe.

Estudio Luengo, S.L.

Pendiente Adjudicar por Costas

Guillermo Batista

Escalera-Malecón

5 Acceso Playita Tabaiba

El Rosario

López y Castro

Finalizada

Dácil Travieso

Escalera

6 Playa de la Hornilla

Candelaria

Estudio Luengo, S.L.

Finalizada

Javier Camarasa

Plaza-Escalera-Malecón

7 Puertito de Güimar

Güimar

Correa y Estévez

Finalizada

Juan López Salvador

Paseo

8 Playa Porís de Abona

Arico

López y Castro

Ejecutado pendiente Complementario

Guillermo Batista

Varadero-Borde

9 Playa Grande Porís de Abona Arico

López y Castro

En Ejecución

Patricia Vara

Sendero-Muelle

Estudio Luengo, S.L.

Finalizada

Javier Camarasa

Muelle-Paseo Varadero

10 Muelle del Médano

Granadilla

Muelle

11 Playa Chica

Granadilla

Estudio Luengo, S.L.

Finalizada

Guillermo Batista

12 Agua Dulce

Granadilla

Estudio Luengo, S.L.

No se ha iniciado

Javier Camarasa

Plaza-Escalera

13 Acceso Montaña Amarilla

Arona

Estudio Luengo, S.L.

No se ha iniciado

Guillermo Batista

Plaza-Escalera

14 El Rincón de Los Cristianos

Arona

Estudio Luengo, S.L.

No se ha iniciado

Guillermo Batista

Sendero-Embarcadero-Charco

15 La Caleta de Adeje

Adeje

Estudio Luengo, S.L.

No se ha iniciado

Guillermo Batista

Embarcadero-Charco

16 Punta de Teno

Buenavista

Estudio Luengo, S.L.

Pendiente finalizar Complementario

Javier Camarasa

Sendero-Mirador-Embarcadero

17 Charco de La Laja

S.J. Rambla

Estudio Luengo, S.L.

Finalizada por Costas

Javier Camarasa

Charco-Escalera-Mirador

18 Muelle del Puerto

Pto. de la Cruz Correa y Estévez

Finalizada

Juan López Salvador

Muelle-Varadero

19 Acceso Bollullo

La Orotava

No se ha iniciado

Javier Camarasa

Sendero-Escalera

Estudio Luengo, S.L.

20 Embarcadero El Prix

Tacoronte

Federico García Barba

Finalizada

Mailén García Palmas Varadero

21 Frente La Barranquera

La Laguna

Federico García Barba

Finalizada

Ramón Lastres

22 Embarcadero El Roquete

La Laguna

Federico García Barba

Finalizada

Mailén García Palmas Varadero

Varadero

actuaciones realizadas

55


E s c u l t u r a s

56

y

A c c e s o s

(2ª F a s e )


E s c u l t u r a s

e n

e l

M a r

PROGRAMA TENERIFE Y EL MAR. ACCESOS AL MAR 2ª FASE ACCESOS Y ESCULTURAS

ABRIL 2000

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

ACTUACION Playa de las Gaviotas 2ª Fase Playa de Almáciga Las Caletillas Acceso a Interián, Charco Tabaiba 2ª Fase El Socorro de Güimar Punta Prieta El Tablado Playa de Lima Roques de Fasnia Playa del Abrigo

MUNICIPIO S/C de Tfe. S/C de Tfe. Candelaria Los Silos El Rosario Güimar Güimar Güimar Arafo Fasnia

EQUIPO REDACTOR Correa y Estévez Correa y Estévez Correa y Estévez Correa y Estévez Javier Díaz Llanos Javier Díaz Llanos Javier Díaz Llanos Javier Díaz Llanos J.A. Lázaro Gascón J.A. Lázaro Gascón

SITUAC. PROYECTO Redactado PE Redactado PE Redactado PE Redactado PE Redactado PE Redactado PE Redactado PE Redactado PE Tenerife Verde No redactado

ESCULTOR Juan López Salvador Juan López Salvador Juan López Salvador Juan López Salvador José Abad José Abad José Abad José Abad -

TIPOLOGÍA ARQUITECTONICA Aparcamiento-Paseo Borde de Playa Paseo-Charco Paseo-Charco Charco Paseo-Borde de Playa Charco Borde-Varadero Plaza Borde Playa

11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24

El Guincho San Telmo La Caleta 2ª Fase El Puertito de Adeje Alcalá El Caletón de Garachico El Pris de las Galletas La Jaca-La Listada Las Maretas El Cabezo El Charco del Viento El Socorro Los Realejos El Pris 2ª Fase - Sendero Pris Barranco Hondo

San Miguel Pto. de la Cruz Adeje Adeje Guía de Isora Garachico Arona Arico Arico Granadilla La Guancha Los Realejos Tacoronte La Victoria La Matanza

J.A. Lázaro Gascón J.A. Lázaro Gascón Satai, S.L. Satai, S.L. Satai, S.L. Satai, S.L. Estudio Luengo, S.L. Estudio Luengo, S.L. Estudio Luengo, S.L. Estudio Luengo, S.L. Pinto Arquitectura, S.L. Pinto Arquitectura, S.L. Pinto Arquitectura, S.L. Pinto Arquitectura, S.L.

No se hace Anteproyecto Redactado PE Redactado PE Redactado PE Redactado PE Redactado PE Redactado PE Redactado PE Pendiente Cambio Redactado Avance Redactado PE Redactado Avance Redactado Avance

Sin definir Sin definir Sin definir Sin definir Sin definir Javier Camarasa Javier Camarasa Javier Camarasa Guillermo Batista Guillermo Batista Juan López Salvador Sin definir Sin definir

Charco Plaza-Charco-Malecón Paseo-Varadero Paseo-Varadero Embarcadero-Paseo Charco-Sendero Plaza-Charco-Varadero Paseo-Charco-Borde-Varadero Paseo-Varadero-Embarcadero Paseo Sendero-Charco Borde Playa Sendero Sendero

25 26 27 28

El Caletón de la Matanza Punta del Hidalgo El Jover El Arenisco

La Matanza La Laguna La Laguna La Laguna

Teno Ingenieros, S.L. Teno Ingenieros, S.L. Teno Ingenieros, S.L. Teno Ingenieros, S.L.

Redactado PE Redactado PE Redactado PE Redactado PE

Sin definir Sin definir Sin definir Sin definir

Borde-Varadero Paseo-Charco Charco-Varadero Charco

57


E s c u l t u r a s ESCULTURA, ARQUITECTURA Y PAISAJE La desmaterialización del objeto artístico al convertirse en una nueva entidad como paisaje o arquitectura ha cambiado radicalmente el estatus tradicional de la escultura, tal y como había estado configurada en el esquema tradicional de las Bellas Artes. Las nuevas tendencias artísticas de las últimas décadas, propias de la "sociedad del bienestar", han fomentado la salida de la escultura del ámbito restringido del museo, buscando nuevos espacios expositivos en los entornos públicos. El lugar de ubicación cobra especial interés para las experiencias artísticas y señala nuevas perspectivas sobre el papel activo y transformador del arte, otorgando otros significados, a veces controvertidos, pero con capacidad de conferir al contexto un significado estético, social, comunicativo y funcional. En estas últimas décadas se ha forjado un nuevo género artístico acuñado como "arte público", que como fenómeno de reinserción en la ciudad abre un importante campo de reflexión en las nuevas tendencias del arte. Tanto el apoyo generalizado de las

instituciones en el fomento de un arte público, como las colaboraciones que vienen estableciéndose entre profesionales de la arquitectura y el arte, abren nuevas perspectivas en el tratamiento conjunto del trinomio arquitectura - escultura - paisaje. No sólo se trata de recuperar el viejo espíritu renacentista "del arte como un todo", sino igualmente permitir que la escultura como proceso intervenga en la definición del espacio arquitectónico. La historia de la escultura moderna es así la de un proceso de transformaciones que la apartan de su carácter estatuario. Las combinaciones paisaje-arquitectura y la consiguiente valoración escultórica del medio, empiezan a explorarse decididamente como posibilidades creativas.

e n

e l

M a r

ESCULTURAS EN EL MAR Desde la simplificación y disolución morfológica iniciada por Giacometti, después de la Segunda Guerra, contrapuesta a la vertiente más tradicional y orgánica representada por Henry Moore, se generan en las décadas posteriores nuevos planteamientos, como los del minimal, arte conceptual, antiform, performances, acciones, land art, body art, instalaciones povera, etc., se rebusca en el arte "popular", el Kisch y se apropia incluso el ámbito del massmedia, coexistiendo a la par con los viejos planteamientos escultóricos, en una actividad compulsiva en el que "todo vale". En esta efervescencia de tendencias que desborda los límites de la plástica, donde se produce un mestizaje de lenguajes y disciplinas, materiales y nuevas escalas del espacio, podemos inscribir la obra paisajística de Richard Serra, donde lo escultórico se convierte en el generador del espacio virtual, fundién59


Esculturas en el mar dose con la arquitectura y el paisaje del lugar. La permanente presencia del horizonte y el dinamismo que imprime el borde del mar, el sol, el viento y las mareas incansables, obligan a la escultura en este contexto a realizar nuevos esfuerzos de creación, espacio, diseño y materiales. ESCULTURAS Y ACCESOS AL MAR Uno de los objetivos trazados desde el inicio del Programa Tenerife y el Mar en el apartado Accesos al Mar, fue el incorporar la escultura en la arquitectura del acceso con el fin de identificar y revalorizar la actuación y en paralelo servir de acicate para potenciar desde lo público al nuevo colectivo de escultores. Se pretendía con ello, no tanto recuperar la escultura en su vertiente 60

monumental más clásica, sino adoptar su versión más contemporánea como proceso encajado en el diseño arquitectónico y en el paisaje del lugar. Dicho compromiso exigía coordinar desde el inicio del proyecto las labores del escultor y del proyectista, de cara a dotar de significado la introducción de la "pieza", dentro del diseño de la obra y de la escala el paisaje litoral. El conjunto de las 14 propuestas realizadas podemos inscribirlas en tres tendencias más o menos diferenciadas: La contextualización En este grupo se en-

cajan aquellas piezas "encontradas", objetos o piedras naturales que se contextualizan directamente, bien colocándolas en una posición dominante de la obra a manera de hitos como puede ser el Timón de Madera de la Barranquera, o manipulándoles para formar conjuntos más o menos funcionales, como el caso de la Fuente de Piedra de Taganana, los bancos de piedra o el Cono de Bronce de el Médano o los tronos de madera del Charco de la Laja. La figuración A este grupo pertenecen aquellas piezas que siguen un planteamiento más tradicional, si bien se encuentran sujetas a un proceso de simplificación, donde la ima-


E s c u l t u r a s gen de la escultura encuentra su territorio, tanto en el proceso interno del autor como en su posición dominante en el ámbito de la obra. Siguen esta tendencia el conjunto de móviles realizados en la Hornilla, Playa Chica o Punta de Teno o las piezas de Corten de Tabaiba, Playa Grande del Poris, El Pris o El Roquete, donde la imagen final de las esculturas, es el resultado del encuentro entre el autor y la idiosincrasia del paisaje costero. La abstracción Es una superación de la tendencia anterior, donde la pieza ya abandona cualquier referencia formal directa, para representar la idea que quiere trasmitir el escultor, como se observa en la pieza Acantilados del Puertito de Güímar.

En lo que se refiere a la "colocación", en general todas las piezas recurren al mecanismo tradicional de marcar ejes, aristas o posiciones dominantes, aprovechando la oportunidad de recortarlas contra el horizonte o reforzar el propio trazado arquitectónico de la obra, manteniéndose las dimensiones de las esculturas en la escala elegida. Capítulo aparte merece la elección de los materiales, lo que supone un compromiso constante de permanencia frente a la agresividad del medio marino. No sólo los elementos arquitectónicos deben diseñarse bajo el criterio de durabilidad y bajo coste de mante-

e n

e l

M a r

nimiento, sino que este criterio se aplica con mayor fuerza a las esculturas. Piedra, madera, hierro, acero corten, acero inoxidable o bronce acaparan el repertorio de los materiales utilizados, bien de forma aislada o bien en combinación. En esta primera fase de Accesos al Mar las propuestas han seguido un camino más convencional sin romper el carácter de "hito escultórico", los desafíos sucesivos se centran en que las nuevas intervenciones busquen soluciones donde la escultura abandone su ensimismamiento, para invadir el propio diseño arquitectónico o asumir posiciones de mayor calado paisajístico. 61


E s c u l t u r a s PRÓLOGO ..................................................................

5

INTRODUCCIÓN ..........................................................

7

e n

e l

M a r

Í NDICE

LA ARQUITECTURA DE LOS ACCESOS UN MODELO DE INTERVENCIÓN ...................................... 13 Tipologías Arquitectónicas .................................. 14 Elementos, Materiales y Diseño ........................... 17 ÍNDICE DE ACTUACIONES REALIZADAS ACCESOS AL MAR 1ª FASE ............................................ 21 ÍNDICE DE ESCULTURAS EN EL MAR .............................. 23 ACCESO AL ROQUE DE LAS BODEGAS ........................... 24 La Escultura "Fuente de Piedra" .......................... 25 ACCESO A LA PLAYITA DE TABAIBA ............................... 26 La Escultura "El retiro del Pirata Amaro Pargo"... 27 ACCESO A LA PLAZA Y PLAYA DE LA HORNILLA .............. 28 La Escultura "Móvil" ........................................... 29 ACCESO AL PUERTITO DE GÜÍMAR ................................ 30 La Escultura "Acantilados" .................................. 30 ACCESO A LA PLAYA DEL PORIS DE ABONA .................... 32 La Escultura "Diálogo Sensual" ........................... 32 ACCESO A LA PLAYA GRANDE DEL PORIS DE ABONA ....... 34 La Escultura "La lata, la llave y la sardina" ......... 35 ACCESO AL MUELLE DE EL MEDANO 36 La Escultura. Tres grupos escultóricos ................. 38 ACCESO A LA PLAYA CHICA ........................................ 40 La Escultura "Veleta" .......................................... 41

ACCESO A LA PUNTA DE TENO ..................................... 42 La Escultura "Móvil sonoro"................................ 43 ACCESO AL CHARCO DE LA LAJA ................................ 44 La Escultura "Tronos de madera" ........................ 45 ACCESO AL MUELLE DE EL PUERTO ............................. 46 La Escultura "Los papeles del mar" ..................... 46 ACCESO AL EMBARCADERO DEL PRIS ........................... 48 La Escultura "La Pandorga" ................................ 49 ACCESO AL FRENTE DE LA BARRANQUERA .................... 50 La Escultura "Timón de madera" ......................... 50 ACCESO AL ROQUETE ................................................. 52 La Escultura "El anzuelo".................................... 53 MAPAS Y CUADROS DE LA SITUACION ACTUAL DE LAS ESCULTURAS Y ACCESOS EN 1ª Y 2ª FASE ............ 55 ESCULTURAS EN EL MAR ............................................. 59 63


Esculturas en el Mar