Issuu on Google+

El arte de las medias verdades y la confusión.    El  alcalde  de  Sorbas  ha  llevado  el  arte  de  las  medias  verdades  y  la  confusión  a  su  máxima  expresión.  El  Sr.  Pepe  Fernández  supuestamente  ha  estudiado  derecho,    en  principio  no  creo  que  haya  sido capaz de falsear su curriculum, pero últimamente empiezo a pensar que si aprobó fue de  pura casualidad o que nos tiene  a todos por tontos.  No seré yo quien se atreva a explicarle al Sr. Fernández, que tanto sabe de leyes, que hay una  gran diferencia entre denunciar y presentarse como acusación particular en un procedimiento  en el que uno está interesado.  Cuando  presente  usted  fotocopias,  por  favor  preséntelas  todas  no  solo  las  que  le  convienen  para difamar.  Para que no siga tomando más el pelo a la gente de Sorbas le facilitamos el documento de la  denuncia con todos los datos,  la fecha: 18/05/2007 y  QUIEN pone la denuncia el  Fiscal D.  Fernando Gómez Recio tras recibir el informe de la Policía Judicial en el que se puede leer lo  siguiente:              El escrito de acusación lo presentó nuestro abogado 18 meses más tarde, el día 20/10/2008,  después  de  observar  con  preocupación  como  la  policía  entraba  y  salía  del  ayuntamiento  y  después de recibir una negativa tras otra a nuestras solicitudes de información.  Información  a  la  que  tenemos  todo  el  derecho  como  concejales,  así  como  la  obligación  de  saber  lo  que  pasa,  sobre  todo  si  es  tan  grave  y  puede  afectar  al  buen  funcionamiento  del  Ayuntamiento.  No entendemos como nos puede acusar de denunciarlo cuando se ve claramente que en la  fecha  en  la  que  la  policía  judicial  emite  su  informe  muchos  de  los  concejales  actuales  del  PSOE ni siquiera eran concejales y que es el Fiscal el que denuncia.  Como  supongo  que  ha  estudiado  derecho  y  conoce  perfectamente  la  diferencia  entre  denuncia y acusación particular puedo deducir que es usted un mentiroso y un liante y además  no tiene escrúpulos por acusarnos de algo que sabe que es falso.  



Denuncia