Issuu on Google+

MANIFIESTO DEL PSOE DE SEVILLA CON MOTIVO DEL DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA HOMOFOBIA Y LA TRANSFOBIA El Articulo 14 de la Constitución Española, consagra como derecho fundamental de todos los españoles a no ser víctimas de ningún tipo de discriminación por “razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”, mandatando a los poderes públicos en su art. 9.2 a la promoción y protección de las condiciones necesarias para la igualdad efectiva de la ciudadanía, marcando como principal objetivo la remoción de los obstáculos que impidan su implicación efectiva en los espacios políticos, económicos, culturales y sociales que vertebran nuestro Estado. En 1990 la Organización Mundial de la Salud dejó de considerar la homosexualidad como una enfermedad mental, catalogación que ya en 1973 la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) había retirado de su manual de diagnóstico, dando así portazo al fundamento pseudocientífico que utilizaban los sectores conservadores y religiosos para justificar actos de homofobia, transfobia o bifobia. Estos avances, basados en la evidencia científica, pretendieron acabar con casi un siglo de prejuicio médico y discriminación sistemática contra lesbianas, gays y bisexuales. Por ello, el 17 de mayo de cada año se celebra el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, en apoyo a la lucha contra la discriminación en este ámbito. Desde el PSOE-Sevilla queremos reiterar nuestro compromiso en la lucha contra la discriminación por motivo de orientación sexual y de identidad de género. Una discriminación causada fundamentalmente por prejuicios e ignorancia y que atenta contra el principio de igualdad, por el que todas las personas somos iguales y tenemos los mismos derechos, sea cual sea nuestra orientación sexual o identidad de género. Es cierto que en los últimos años se han logrado grandes avances de los colectivos LGTB en gran parte de los países occidentales donde algunas leyes y derechos han sido equiparados. Sin embargo, restan numerosas conquistas sociales que superar, como la supresión de la violencia generada a causa de la orientación sexual y la identidad de género, que afecta en numerosos rincones del mundo a lesbianas, gays, transexuales, bisexuales y personas transgénero.


Sólo en algunos países en todo el mundo, se reconoce el matrimonio homosexual: España, Holanda, Bélgica, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Argentina y Dinamarca, algunos estados de Estados Unidos de América, México D. F., Francia e Inglaterra. Sin embargo, aunque se haya avanzado a favor de los derechos humanos en estos países, la discriminación por condición sexual sigue originando casos de acoso escolar, laboral, suicidio adolescente, etc. Las políticas de educación en contra de cualquier tipo de discriminación son básicas para el desarrollo de una sociedad en igualdad y en la que se protejan los derechos humanos de todos los colectivos. Por este motivo, reivindicamos que la asignatura de Educación para la Ciudadanía, continúe en los planes de estudios, ya que contribuyen a fomentar valores “democráticos, como el respeto a la diversidad y a los derechos humanos”. Nuestro sistema educativo debe servir también para proteger a todas y todos los adolescentes de igual manera, siendo una asignatura como Educación para la Ciudadanía la que mejor puede contribuir a ello. Si no educamos en valores, si no trabajamos para que las nuevas generaciones interioricen el respeto a la diversidad como un principio básico para la convivencia pacífica, inevitablemente seguiremos perpetuando un mundo en el que la homofobia, la lesbofobia, la transfobia y la bifobia continuarán campando a sus anchas, cobrándose víctimas inocentes La homofobia y la transfobia, ese trastorno mental que lleva a generar un odio visceral y asesino hacia las personas homosexuales, bisexuales y transexuales, se reactiva ante cada avance, como pudimos comprobar en España en 2005 con la aprobación del matrimonio igualitario, y estos días en Francia, donde su regulación ha provocado agresiones física y tumultos callejeros de los que no aceptan que la igualdad plena sigue avanzando.

Tampoco hay que olvidar a las organizaciones mundiales que, como la Iglesia Católica, organizan movimientos contra la igualdad, presionando a los organismos supranacionales como la ONU y la UNESCO, llegando a inventarse supuestas conspiraciones para convertir a media humanidad en homosexuales, como ha manifestado el señor Fernández González, dirigente de la misma en Córdoba. Este tipo de estrategias siembran un clima de psicosis que pueden degenerar en crímenes de odio hacia las personas homosexuales, bisexuales y transexuales.


Hoy 17 de mayo, Día Internacional contra la LGTBfobia, los y las socialistas, queremos recordar de dónde venimos y en qué momento nos encontramos, al tiempo que queremos despejar toda duda sobre nuestro futuro: No estamos dispuestos a dar ni un solo paso atrás en el reconocimiento y efectividad de nuestros derechos. Aunque creamos que hemos avanzado mucho, cosa que, sin duda, es verdad, gracias a la lucha de miles y miles de activistas a lo largo de todo el planeta y el compromiso de los partidos socialistas de esos países, lo cierto es que aún nos queda un largo camino por recorrer, hasta que logremos alcanzar en la sociedad el lugar al que tenemos derecho y al que nunca vamos a renunciar Tampoco estamos dispuestos a olvidarnos de todas y todos aquellos, que atraviesan momentos muy difíciles, como consecuencia de los brutales recortes del Estado que estamos padeciendo. Por eso, hoy, queremos reivindicar la igualdad de todas y todos y la solidaridad entre todos y todas, con independencia de nuestro nacimiento, raza, sexo, religión, opinión, orientación sexual o identidad de género. Hoy 17 de Mayo, Día contra la LGTBfobia, reclamamos, pues, el fin de toda discriminación por motivo de orientación sexual e identidad de género y reconocemos que la igualdad legal es el mecanismo más eficaz para combatirla.

Antes esta grave situación, el Psoe de Sevilla quiere expresar su compromiso por el mantenimiento de los derechos de este sector de la población, así como trasladar el apoyo de sus instituciones a quienes aún hoy, en los espacios laborales, educativos y sociales son víctimas de una discriminación objetiva por motivo de su orientación afectivo sexual o identidad de género, asumiendo el reto de contribuir a trasladar al plano de una igualdad real los avances normativos y conquistas sociales.

Por todo ello, con motivo del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia y ante los retos aún vigentes de inclusión de este sector de la población

MANIFESTAMOS

-

Solicitar la despatologización de la Transexualidad en el conjunto de instituciones sanitarias de referencia internacional.


-

Solicitar desde la Institución una educación en la diversidad afectivo-sexual, en colaboración con las AMPAS y la Comunidad Educativa, de manera que los jóvenes no sufran ningún tipo de discriminación por su orientación sexual.

-

Adquirir el compromiso en el uso de los tratamientos de última generación en enfermos de VIH/SIDA, dado que está demostrada la calidad de vida que ofrecen a los afectados, a la vez que la puesta en marcha de políticas de integración para este sector de ciudadanos/as.

-

Legislar y desarrollar las Leyes actuales para normalizar las adopciones en familia homoparentales y conseguir, la igualdad en derechos y obligaciones de estas familias así como regular en temas de educación el trato en igualdad, hacia estas familias para erradicar la exclusión o discriminación por la orientación sexual.

-

Campañas institucionales y publicitarias de sensibilización para la aceptación y visualización de las diversas familias, como reflejo de la sociedad diversa en que vivimos y que condenen actitudes radicales y excluyentes por anticonstitucionales.

-

Campaña Publicitaria especifica, relativa al artículo 14 de la Constitución, el cual da los mismos derechos a la población y es el principio de una sociedad inclusiva, en la que nadie tiene derecho a excluir a nadie por ningún tipo de diferenciación.


MANIFIESTO CONTRA HOMOFOBIA Y TRANSFOBIA