Page 1


Un Gobierno progresista para la legislatura del diálogo “El nuevo Gobierno es un Gobierno plural, de coalición, pero con un firme propósito de unidad”, destacó este domingo el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la presentación de su Gobierno. “Es un Gobierno que se va a nutrir de ideas plurales, pero que va a caminar en una única dirección; hablará con varias voces, pero siempre con una misma palabra”. “El nuevo Gobierno es el primer Gobierno de coalición de la historia de nuestra democracia”, por lo que “tendrá que recorrer un camino nuevo, que va a servir también de referencia al futuro y que pone a la política española en la misma senda que a la política europea, la de la formación de mayorías de Gobierno a través del diálogo, del entendimiento y también de la convivencia de familias políticas distintas”. Pedro Sánchez destacó que su Gobierno, formado por 22 ministros y ministras incluidas sus cuatro vicepresidencias, contemplarán las prioridades que suponen las cinco grandes transformaciones que señaló en su investidura que precisaba la sociedad española. Así, trabajarán en base al crecimiento económico -afianzarlo sobre bases mucho más productivas como la ciencia la innovación, la investigación y la creación de empleo de calidad-; al entendimiento territorial y al reto demográfico; a la justicia social; a la transformación digital de nuestra economía y la transición ecológica justa de nuestra economía; y a la plena igualdad de la mujer. Al respecto, el Presidente del Gobierno ha explicado que cuatro vicepresidencias atenderán a las cuatro primeras transformaciones, y la quinta, la que se refiere a la igualdad plena y efectiva de la mujer, “impregna la integridad del nuevo Gobierno”. “España no va a volver a ser nunca más un país de mujeres sin voz”, dijo, tras subrayar que la mitad del Gobierno estará formado por mujeres y tres de las cuatro vicepresidencias estarán ocupadas por ellas. “El Ejecutivo se definirá por sus valores, netamente progresistas; por su actitud, dialogante; y por su método, activo, ejecutivo y resuelto”, resaltó Pedro Sánchez. Se trata de “un Gobierno activo, ejecutivo y resolutivo que necesita nuestro país”. “Esta será la legislatura del diálogo. Debe ser la legislatura del diálogo, del diálogo social, del diálogo territorial y también diría del diálogo generacional”, resumió Pedro Sánchez, convencido de que “los ciudadanos nos están reclamando a los políticos una España de moderación y no una España de crispación. Una España que construye puentes de colaboración y no una España de vetos y de rupturas. Una España de convivencia y no una España de discordia o de sobreexcitación.

2


3


UN TIEMPO NUEVO

Pedro Sánchez logra la confianza de la Cámara y dirigirá un gobierno de coalición que acaba con meses de bloqueo Fin del bloqueo y apertura de un nuevo tiempo con un gobierno de coalición progresista que dirigirá Pedro Sánchez. Este es el resultado del pleno de investidura que se ha celebrado en el Congreso los días 4, 5 y 7 de enero, y que concluyó este martes con una votación en la que el secretario general socialista obtuvo la confianza de la Cámara para ser investido como presidente del Gobierno. Pedro Sánchez se subió a la tribuna de oradores del Congreso el pasado sábado 4 de enero para pedir la confianza mayoritaria del Parlamento para una coalición de gobierno progresista con Unidas Podemos, con un mensaje claro: “Los españoles han votado gobierno, no parálisis ni bloqueo” y una advertencia contundente: “Nadie va a romper España y nadie va a quebrar la Constitución. Lo que vamos a romper es el bloqueo al Gobierno progresista votado democráticamente por los españoles”. El líder socialista defendió en su intervención un programa de gobierno “de valores progresistas, actitud de diálogo, activo y resuelto” y avanzó que su intención es gobernar “para todos los españoles” con independencia de sus ideas. Como divisas de este gobierno de coalición, el candidato a la investidura designado por el rey citó la justicia social, la defensa de los servicios públicos, la libertad y la cohesión social a través de la cohesión territorial. “Es necesario renunciar a los sectarismos. El enemigo es la injusticia, el odio y el fanatismo”, subrayó. Pese a las “zancadillas de las bancadas de la derecha”, la coalición progresista apuesta por “una España que construye puentes de colaboración y no una España de vetos y rupturas”, los españoles quieren una España cimentada “en el acuerdo” y no una España abonada “al insulto y la descalificación”. En consonancia con las demandas emanadas por el propio Parlamento y por la sociedad, el candidato socialista citó como ejes de su Ejecutivo el crecimiento y el empleo digno; la digitalización de la economía; la transición ecológica; la igualdad real entre mujeres y hombres; la justicia social y el diálogo para una España unida. En relación con la situación en Cataluña, el líder socialista se comprometió a que el futuro Ejecutivo trabajará para “superar” el conflicto político en Cataluña. El diálogo, siempre dentro de la Constitución, será “la prioridad

4


absoluta” para alcanzar “el entendimiento”. “No podemos asumir la herida territorial como una dolencia crónica”, ha incidido Sánchez. “Yo les garantizo que la coalición progresista trabajará con eso: con paciencia y constancia, templanza y responsabilidad, generosidad y empatía” para solucionarlo.” SESIÓN FINAL DE INVESTIDURA El líder socialista no obtuvo la confianza de la Cámara por mayoría absoluta en la primera votación el domingo 5 de enero, por lo que tuvo que someterse a una segunda votación el martes 7, que ya resultó definitiva al sumarse más síes que noes a su candidatura. Previamente a la votación, Pedro Sánchez volvió a subir a la tribuna del Congreso para pedir de nuevo el apoyo a la coalición progresista que es “la única opción de gobierno posible después de cinco elecciones el último año”, todas ellas ganadas por el PSOE. “La disyuntiva a la que nos sometemos hoy aquí con su votación es: o coalición progresista o más bloqueo para España”, señaló. A su juicio, el voto de cada uno de los grupos en esta sesión de investidura iba a expresar tres posturas: “De un lado, se perfilará la España que quiere avanzar, que trasciende sus diferencias y se une para avanzar formando una coalición de progreso, diálogo y justicia social”, “en medio, quienes no quieren sumarse a ese avance, pero al menos no lo impiden gracias a su abstención”, y, del otro lado, “la España que bloquea, sin alternativa, sin solución, sin horizonte, sin respuesta. Solo no y solo bloqueo”. Precisamente para evitar que nuestro país vuelva a sufrir un bloqueo político como el del último año y medio, el candidato a la investidura se comprometió a “buscar con los distintos grupos fórmulas para facilitar en el futuro la formación de mayorías de gobierno frente a las mayorías de bloqueo”, porque “sin gobierno electo y sin parlamento nuestro sistema democrático se resiente gravemente”. Durante su intervención, denunció que la derecha ha ido cambiando de argumentos para justificar el bloqueo, pero su verdadera razón es que “o gobiernan las derechas o no hay gobierno en España” y por ello “han tensionado y tensionado la situación para ver si por algún lado aparecía una nueva oportunidad”, pero “no lo han conseguido, no ha funcionado, gobernará en España una coalición progresista porque así lo han decidido los españoles y porque así lo va a respaldar la mayoría parlamentaria de esta Cámara”, como finalmente ocurrió. Por ello, recomendó a la derecha que “acepten el resultado democrático: va a haber un gobierno de izquierdas porque así lo han decidido los españoles y la mayoría parlamentaria del Congreso”. Con la investidura de Pedro Sánchez se pone fin al bloqueo político de los últimos meses y se da luz verde a un gobierno de coalición presidido por el secretario general del PSOE, que encarará los retos de futuro de España desde una óptica de progreso y justicia social.

“Nadie va a romper España y nadie va a quebrar la Constitución. Lo que vamos a romper es el bloqueo al Gobierno progresista votado democráticamente por los españoles” 5


Adriana Lastra “Este día cierra el tiempo del bloqueo y abre el de la primera coalición progresista de la democracia” La portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, protagonizó en nombre del Grupo Socialista dos intervenciones en el debate de investidura de Pedro Sánchez. “La democracia se abre paso y las derechas no podrán impedir que se forme el gobierno que han elegido los ciudadanos”, aseguró en la primera sesión del debate de investidura, en la cual arremetió contra el bloqueo y las actitudes de las derechas durante estos meses. “Nos hemos encontrado con unas derechas que no aceptan el resultado de las elecciones, que intentan impedir, y no les importan los medios, que la mayoría democrática, el partido que ha ganado las elecciones y el candidato designado por el Jefe del Estado, forme Gobierno”, lamentó. “Han hablado de gobierno ilegítimo y han llamado a frenarlo con todos los medios. Representantes políticos de las derechas han dicho que no se sienten aludidos por las leyes y han amenazado de forma implícita y hasta explícita, con un golpe de Estado”, denunció, mostrado su preocupación “por unas derechas extremas desmesuradas y radicalizadas a las que solo les vale la democracia cuando ganan y que están dispuestas a todo cuando pierden”. “La democracia no es ni ha sido nunca imponer y hacer callar, aún menos el resultado de las elecciones. Es escuchar y dialogar, especialmente con aquellos que piensan de manera diferente a nosotros”, puso de manifiesto la portavoz socialista. Ante un parlamento fragmentado, “el diálogo, la responsabilidad, no son solo una exigencia política. Los españoles han votado pluralidad, no bloqueo. Han votado diálogo, responsabilidad y entendimiento. Ninguna comunidad, ningún país, ningún futuro se pueden construir desde la confrontación y la paralización, aun menos desde el temor y la amenaza”, sostuvo. Frente al bloqueo, el proyecto socialista es el de “un gobierno para seguir avanzando; un gobierno progresista para luchar contra la precariedad, garantizando empleos dignos y de calidad. Un gobierno ecologista, porque la lucha contra el cambio climático es una emergencia. Un gobierno que garantice el derecho a una muerte digna, a la eutanasia. Un gobierno feminista que garantice la seguridad, la libertad y la independencia de las mujeres, con orgullo por la libertad con la que se vive la diversidad sexual en nuestro país”. Igualmente, dicho gobierno tiene como objetivo que la cohesión social y territorial sea “su piedra angular”. “Los socialistas no queremos vivir de la crisis territorial, queremos resolverla. No queremos una España uniformizada sino diversa, unida y cohesionada. Cohesión como horizonte, responsabilidad como principio, y como herramienta de trabajo: primero diálogo, después diálogo y siempre diálogo”. “Y a quienes auguran todos los males solo les diré una cosa: ya hemos hecho lo más difícil. Hemos abierto el camino y el éxito de esta investidura será la prueba de que podemos entendernos”, destacó.

6


En su segunda intervención del martes 7, la portavoz subrayó que, con la votación que otorgó la confianza de la Cámara a Pedro Sánchez, se cerraba “el tiempo del bloqueo” y se abría “el de la primera coalición progresista de nuestra democracia”, para agradecer, a renglón seguido, la “valentía” de todos los grupos que han apoyado la investidura. “Aquí hay 167 valientes, gente muy honrada, digna y honesta” -subrayó- una actitud que contrapuso a “unas derechas radicalizadas que han insultado al vencedor de las elecciones, que han cuestionado el derecho de la mayoría a formar gobierno, que han llamado a esa práctica despreciable del transfuguismo político y que han lanzado campañas de persecución y matonismo, sí matonismo, contra los diputados de otros partidos”, ha recalcado la vicesecretaria general del PSOE, y todo con el fin de “impedir el derecho de la mayoría de formar gobierno”. “Hoy comenzamos un camino que no va a ser fácil, ya estamos viendo la actitud de las derechas en esta investidura. Pero ninguno de nosotros y nosotras vino a este partido porque fuese fácil”, ha subrayado la parlamentaria del PSOE para hacer hincapié, dirigiéndose a los 120 integrantes del Grupo Parlamentario Socialista, en que “nos hicimos socialistas para defender los valores de libertad, justicia y progreso que hoy nos dicen de nuevo que demos un paso adelante”. “Llámense ustedes como quieran pero dejen de reivindicarse como el bloque de la constitución mientras pisotean cada uno de sus valores”, reprochó Lastra a las derechas, para añadir que “nosotros seguiremos apelando a su responsabilidad y al sentido de Estado que se le supone a un partido que ha gobernado España”. “Gracias por no haber perdido nunca la fuerza, gracias por la resistencia, gracias porque hoy millones de españoles y españolas han vuelto a creer en la política”, le dijo Adriana Lastra a Pedro Sánchez, como fin de su discurso.

“La democracia se abre paso y las derechas no podrán impedir que se forme el gobierno que han elegido los ciudadanos” 7


En redes:

ยกYa puedes seguirnos y conocer toda la actividad parlamentaria del Grupo Socialista en nuestras nuevos perfiles de Instagram y Facebook! @gpscongreso 8


9


EL ACENTO El reto de la coalición progresista

RAFAEL SIMANCAS SECRETARIO GENERAL DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA

Por vez primera en la reciente historia de nuestra democracia, España contará con un gobierno de coalición. Será, además, un gobierno de coalición progresista. Tenía que ser con un presidente del PSOE, como en cada reto importante que afronta la sociedad española. Los gobiernos de coalición siempre fueron frecuentes en las democracias europeas más consolidadas. Y se han convertido en habituales con la creciente fragmentación de la representación política. Hoy, 19 de los 28 gobiernos de la Unión Europea son coaliciones. Entre ellos, los de Alemania, Austria, Italia, Suecia... y la propia Comisión Europea. También son coaliciones la mayoría de los gobiernos de nuestras comunidades autónomas y de nuestros ayuntamientos más importantes. Hay quienes se empeñan en identificar coalición con inestabilidad e ingobernabilidad. Aún pesan en nuestra memoria algunas malas experiencias históricas. Sin embargo, las democracias más acreditadas de Europa en la garantía de los derechos y las libertades colectivas demuestran cada día que coalición equivale a entendimiento, a suma, a acuerdo. Y, por tanto, la coalición puede ser el mejor camino para la estabilidad, la gobernabilidad y la eficacia en la gestión del espacio público compartido. La Coalición Progresista que formamos PSOE y Unidas Podemos, bajo la presidencia de Pedro Sánchez, cuenta con unas bases sólidas. Es fruto de la decisión democrática que los españoles y las españolas expresaron con su voto en las elecciones del 10 de Noviembre. En esa jornada, la ciudadanía dejó claro que quería un Gobierno progresista, liderado por el PSOE y fruto de un acuerdo con otras fuerzas de progreso. PSOE y UP compartimos valores de igualdad y de libertad. Compartimos un programa de avances sociales, feminista, ecologista y europeísta. Compartimos un compromiso de respeto mutuo, de coherencia y de responsabilidad. Y compartimos la enorme ilusión de dar respuesta a las mejores esperanzas que millones de españoles y españolas han depositado en nosotros. Por si fuera poco aliciente, además, somos conscientes de que enfrente contamos con la amenaza de la involución democrática que representa una derecha extrema y radicalizada. El Grupo Parlamentario Socialista va a estar ahí, con toda su experiencia y toda su valentía, con todos sus hombres y todas sus mujeres, y con Adriana Lastra al frente. Esto nos va a salir bien.

10

Profile for Documentos PSOE

La Socialista 21  

Boletín informativo del Grupo Parlamentario Socialista

La Socialista 21  

Boletín informativo del Grupo Parlamentario Socialista

Profile for psoe
Advertisement