Page 1

5

INICIO FIN

6 PLAZA HUAIRONA

MIRADOR

Sé uno de los primeros en conocer más historias, fotos 360º y videos aéreos escaneando el código QR

 Pueblo Antiguo de Huaquis Distrito de Miraflores Provincia de Yauyos Departamento de Lima Perú

3

4

  2 Los Yauyos fueron una sociedad formada entre los siglos X y XII D.C. en la sierra de Lima abarcando las actuales provincias de Huarochirí y Yauyos. Si bien los Yauyos compartieron una misma expresión cultural, estaban conformados por grupos étnicos bien definidos como los Mama y Chaclla ubicados al norte —que habitaban las márgenes de los ríos Santa Eulalia y Rímac—, así como los Huarochirí, Atunyauyos, Mancos y Laraos —etnia a la que pertenecía Huaquis— ubicados al sur. Cada etnia agrupaba varios pueblos y juntas formaban la macroetnia de los Yauyos cuyo gobierno centralizado se encontraba al mando de un curaca principal que residía en Huarochirí.

La ubicación de Huaquis sobre un acantilado responde a la guerra continua por el control de tierras y los asedios que se desarollaban entre las diferentes sociedades de la costa y la sierra entre los siglos

X y XV.

Una ventaja de los Yauyos fue el control que tuvieron sobre el agua de manantiales y lagunas que irrigaban los valles de los costeños. Sin embargo, sólo unos pocos pueblos se dedicaban a la guerra —los llamados Atunyauyos, de quienes esta sociedad tomó el nombre— y el resto estaba protegido por ellos. Los demás pueblos,como Huaquis, agruparon a los que trabajaban el campo o llevaban a pastear a los camélidos, así como a los que tenían alguna especialidad artesanal como la alfarería, la platería o la textilería. Esto permitió que existiera una dinámica económica basada en el intercambio de productos y prestación de servicios entre los pueblos yauyinos.

Entre 1438 y 1468, el general Capac Yupanqui emprendió una serie de expediciones organizadas por su hermano,

Pachacutec Inca Yupanqui, con el fin de Tahuantinsuyo.

conquistar nuevas tierras para el

Los Yauyos decidieron aceptar la paz sin resistirse, lo cual les permitió permanecer en sus propias tierras, pero también conseguir ventajas y beneficios del Estado incaico. Al aceptar al Inca como su soberano, fueron anexionados al Tahuantinsuyo y lo apoyaron en sus guerras de expansión, muchas de las cuales fueron contra sus antiguos enemigos. Por ejemplo, luego de vencer al señor de Collique, recibieron los cocales de Quives para ser trabajados y cultivar coca para el Estado.

En lo alto del cerro Huamanchurco, a 3750 m sobre el nivel del mar...

1

Las viviendas de quienes habitaron Huaquis aún pueden verse distribuidas sobre una pendiente de casi 45 grados, ahora rodeadas de vegetación y sin techos que las cubran. La ubicación del pueblo es estratégica en términos de defensa ya que sus habitantes podían divisar cualquier movimiento que se produjera alrededor de ellos; sin embargo, significaba también una desventaja ya que dificultaba el acceso de los pobladores y la disponibilidad inmediata de agua. Hacia el sur, siguiendo el perfil escarpado del cerro de más de 400 m de alto, podían ver descender al río Miraflores y, hacia el norte, veían la quebrada que da paso al río Cañete. Justo frente a este río, en dirección noroeste, se encuentra un conjunto de andenería prehispánica llamado El Gran Maizal, una sucesión de terrazas irregulares y curvas que abarcan entre 40 y 50 hectáreas de extensión.

1. Viviendas prehispánicas (aprox. s. X - XIV) Son de forma rectangular construidas de piedra con techo a dos aguas, ventanas pequeñas y un único acceso. El primer nivel era utilizado como dormitorio, cocina y comedor; el segundo nivel, para almacenar productos y alimentos. Podían incluir un patio, un tendal para secar alimentos — como papa, mashua y oca— y un cuyero.

3. Cárcel (s. XVI-XVII) Según un documento de 1621 del Archivo Arzobispal de Lima, un sacerdote inició un juicio contra tres curanderos de Huaquis acusados de idolatría. Teniendo las pruebas, le ordenó al fiscal de la doctrina encerrarlos en la cárcel. Es así como conocimos las prácticas curativas de Cristóbal Curis Anampa, Domingo Parian e Inés Cancho Molloc.

5. Templo y torre campanario (s. XVI) Los retablos estaban decorados con motivos florales de yeso y trazos rojos; mientras que las paredes, con ocre rojizo. La sacristía se ubicaba al este del altar y el coro en un segundo nivel al cual se accedía por una escalera en la esquina noroeste del templo. La torre exenta tenía tres campanas que servían para llamar a misa y asamblea.

2. Cruce de calles (aprox. s. X - XIV) Las casas fueron construidas en base a dos calles principales que dividen el pueblo en cuatro barrios. La calle principal este-oeste empieza en la plaza Huairona y termina al final del pueblo. La calle norte-sur empieza en la parte alta del pueblo y, mediante una serie de peldaños, recorre la pendiente del cerro.

4. Colegio (s. XIX) Fue construido en época republicana y albergó a los estudiantes varones. Inicialmente, funcionó en un ambiente cercano a la plaza. pero luego se construyó un local propio de tres ambientes con patio largo. Las mujeres, en cambio, estudiaban en la plaza Huairona sentadas en la gradería del atrio del templo.

6. Hospital colonial (s. XVI) En un documento de 1586, Diego Dávila Briceño —corregidor de Yauyos— afirmó que tanto el templo como el hospital estaban construidos. El hospital contaba con cocinas de leña en su lado oeste para alimentar a los enfermos. Siglos después, de acuerdo con habitantes locales, el hospital fue usado como cementerio en la época republicana.


Cuando llegaron los españoles, los Yauyos creyeron que podrían repetir las mismas alianzas que tuvieron con el

Inca y recibir nuevos beneficios.

Sin embargo, los españoles no conocían el modo de vida andino basado en conceptos de intercambio y reciprocidad. En 1534, el área de los Yauyos fue dividida en cinco repartimientos basados en los límites territoriales de sus grupos étnicos. Alrededor de 1573, el corregidor de Yauyos, Diego Dávila Briceño, llevó a cabo la política del virrey Francisco Álvarez de Toledo de reducir las poblaciones indígenas y reubicarlas en pueblos coloniales recien fundados. Esto permitía facilitar la recaudación de tributos, administrar la mano de obra y llevar a cabo la evangelización. De este modo, la población de la etnia de los Laraos fue agrupada en siete nuevos pueblos a los que, como era costumbre, se les antepuso el nombre de un santo cristiano. A diferencia de los demás pueblos que fueron ubicados en zonas bajas y accesibles, el pueblo rebautizado como San Agustín de Guaquis —escrito desde un inicio con ‘g’— continuó siendo habitado en el mismo lugar, aunque sufrió las modificaciones necesarias para adaptarse a los intereses de la nueva administración española. En su plaza, se construyeron el templo colonial, la torre con el campanario y el hospital colonial.

La evangelización trajo consigo mecanismos para desaparecer las antiguas creencias y suprimir todo tipo de ceremonias y rituales andinos.

Estas prácticas rituales estuvieron consideradas idolatría, hechichería y brujería y, claro está, fueron prohibidas y castigadas. La adoración de los huacas, así como los rituales curativos o de intermediación con estas divinidades, persistieron décadas después mezclándose con elementos cristianos para que parecieran lícitos y cercanos a la fe impuesta. Aún así, esto no evitó que se lleven a cabo varios juicios por idolatría contra curanderos andinos en base a denuncias que realizaban los mismos indígenas, quienes ya se encontraban influenciados por la evangelización católica. En el siglo XVII, el área ubicada entre Huaquis y Huañec se convirtió en refugio de naturales que, habiendo huido de otras reducciones, buscaban mantener sus prácticas de idolatría.

La población de Huaquis tuvo que trasladarse con el fin de adaptarse a la modernidad de la nueva República. La dificultad de su acceso, su accidentada topogafía y la falta de servicios básicos y de una fuente de agua inmediata fueron los factores determinantes para el lento desarrollo del pueblo. Mientras tanto, el pueblo de origen prehispánico, cuyo nombre empezó a escribirse con ‘h’ a inicios de 1800, sufría nuevamente modificaciones en su plano para satisfacer las necesidades de la población. Décadas después, la población decidió trasladarse a un mejor lugar —a la actual Miraflores—, traslado que se realizó entre 1909 y 1919. La falta de recursos económicos para la construcción del pueblo de Miraflores los obligó a desmantelar los edificios antiguos de Huaquis. Las maderas del techo y el portón del templo colonial fueron usados para la construcción del nuevo templo, mientras que las viviendas también fueron desmanteladas dejando sólo los muros y llevando todos los enseres para las nuevas casas de Miraflores. Ahora, el pueblo antiguo de Huaquis tiene alrededor de mil años de historia y continúa siendo visitado por los descendientes de sus últimos habitantes. Incluso, aún pueden reconocer las casas que habitaron sus padres y abuelos mientras celebran actividades colectivas y reuniones en la plaza Huairona.

CONOCE EL PROYECTO ARQUEOLÓGICO SAN AGUSTÍN DE GUAQUIS Tomamos el nombre colonial del pueblo para nombrar al proyecto como parte de nuestro interés en recuperar su historia. Este sitio, que tuvo ocupaciones continuas desde época prehispánica hasta republicana, fue hogar de 600 a 2000 personas desde cerca del año 900 a 1919 d.C. El objetivo del proyecto es hacer de Guaquis un lugar más atractivo y con más información para el visitante, a la vez que se garantice una conservación apropiada del sitio. Además, trabajamos en difundir nuestras investigaciones entre los habitantes y estudiantes de Miraflores y acercarlos a su patrimonio cultural. El apoyo de nuestra comunidad en redes sociales y de aquellas instituciones que nos acompañan es fundamental tanto para hacer que el patrimonio antiguo de San Agustín de Guaquis sea accesible al público de una forma responsable como para continuar con la investigación arqueológica y la conservación de este sitio arqueológico.

San Agustín de

CRÉDITOS

Guaquis

Autor (texto, fotos y croquis) Rafael Schmitt / arqueólogo

PROYECTO ARQUEOLÓGICO

Editado por Green Pacific Perú S.A.C.

DESCUBRE MÁS

Jr. Lincoln 424. Pueblo Libre. Lima. Perú guaquis@greenpacificperu.com

/ProyectoGuaquis

Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2017-17819

@proyectoguaquis La información contenida en este folleto está basada en las investigaciones del proyecto, documentos históricos y fuentes científicas.

Impreso en Diciembre de 2017 por Reynoso Calderón, Emy Susana Jr. Azángaro 1057. Lima. Lima. Lima

El Proyecto Arqueológico agradece el apoyo de

MUNICIPALIDAD DISTRITAL DE MIRAFLORES - YAUYOS

FUNDACIÓN CAMINEMOS JUNTOS POR MIRAFLORES

COMUNIDAD CAMPESINA DE MIRAFLORES - YAUYOS

GREEN PACIFIC PERÚ S.A.C. GESTIÓN CULTURAL

PUEBLO ANTIGUO DE

HUAQUIS Mil años de historia por descubrir entre construcciones prehispánicas, coloniales y republicanas. Huaquis es uno de los pocos sitios arqueológicos que tuvo ocupaciones continuas a través del tiempo. Admira las viviendas de un pueblo construido por los Yauyos, conoce cómo fue el contacto con los Incas, observa cómo se llevó a cabo su tranformación durante la ocupación española y sorpréndete de la continuidad de Huaquis a través de nuestra historia republicana.

ES

Pueblo Antiguo de Huaquis - Guía de visita  

Guía de visita del sitio arqueológico Pueblo Antiguo de Huaquis ubicado en el distrito de Miraflores, provincia de Yauyos, en Perú. Incluye...

Pueblo Antiguo de Huaquis - Guía de visita  

Guía de visita del sitio arqueológico Pueblo Antiguo de Huaquis ubicado en el distrito de Miraflores, provincia de Yauyos, en Perú. Incluye...

Advertisement