Issuu on Google+

Sugerencias para actualización del Brochure sobre Tarjetas de Crédito ¿Qué es la Tarjeta de Crédito? Es un instrumento de pago electrónico, que representa un crédito a corto plazo, otorgado a un cliente por una Entidad de Intermediación Financiera (EIF) para que adquiera bienes, servicios o retire dinero en efectivo. Este instrumento genera interés diariamente, así como cargos y comisiones (por mora, sobregiro, avances de efectivo, entre otros) especificados en el contrato de adhesión. Las informaciones relativas a dichos cargos e interés deben entregarse al usuario solicitante al momento de contratar el servicio y deben ser informados ante cualquier modificación por escrito mediante comunicación, correo electrónico o estado de cuenta con por lo menos treinta días de antelación.

¿Cómo se generan los intereses en mi Tarjeta de Crédito? A todos los consumos o retiros se le calcula un interés diario, desde el momento del consumo hasta la fecha de corte. Para obtener el interés por financiamiento, debe multiplicar el saldo promedio diario de sus consumos hasta la fecha de corte por la tasa de interés mensual. El interés mensual se obtiene dividiendo la tasa de interés anual de su tarjeta de crédito entre 12.

¿Cuándo pago intereses por mis consumos y cuando no? Sí Paga, cuando usted decide financiar sus consumos, o sea, que no paga la totalidad de lo adeudado a la fecha de corte, dentro del tiempo establecido. No Paga, cuando usted salda la totalidad del balance adeudado a la fecha de corte, dentro de la fecha límite de pago establecida por la EIF (generalmente es de 20 a 22 días). ¿Qué sucede cuando realizo un pago parcial? Antes del pago parcial, la EIF le cobra el interés de sus consumos por cada día transcurrido entre el consumo y el corte. Se cobra el interés por financiamiento generado desde la fecha de corte del estado de la tarjeta hasta la fecha en que se realiza el pago parcial de lo adeudado. Luego de realizado el pago parcial, la EIF no cobrará intereses por la parte que ha sido abonada, mientras que sí continúa cargando los intereses de la porción insoluta o pendiente de pago. Cabe destacar que si realiza el pago total de la deuda, antes de la fecha límite de pago acordada, la EIF no cobrará ningún tipo de interés.


Nuevo Brochure TC