Issuu on Google+

Te estoy buscando

Llegue a mi casa cansado de trabajar y de estar molestando en la calle metí la llave y abrí la puerta, entré a mi pieza y caí rendido en mi cama. Mi cabeza callo en la almohada saque mis zapatos, mi camisa y mi mente se fue nublando mis parpados se fueron cerrando solo oscuridad y soledad quedo en mi mente. cuando fueron apareciendo miles de monstros metamorfoseándose a cada segundo cambiaba y cambiaban , todas las figuras eran extrañas recuerdo que Salí corriendo por una calle destapada y al final encontré una laguna saque toda mi ropa que fue desapareciendo lentamente me recosté en el agua para esconderme de todos esos seres extraños que había dejado rezagados. Las estrellas y la luna se reflejan en tus ojos como espejo en el agua. Parte de ese espejo y del cielo era yo de pronto sobre la laguna empezaron a salir unas pequeñas ondas que a cada momento van creciendo , no tuve miedo seguía tan tranquilo como antes mirando el firmamento con miles de luciérnagas blancas y de las aguas majestuosamente fue apareciendo su cabello negro luego sus hombros y todo su cuerpo se fue aproximando lentamente nadando sobre la superficie . Junto su cabeza con la mía mirando el cielo y girando dócilmente sobre el agua, empezó a tocar mis manos y mi pecho. yo te miraba a los ojos esos ojos cálidos llenos de ilusión sueños e inocencia tus cabellos negros cubrieron por un momento tu rostro y tus labios rosaron lentamente los míos no tenia nada solo escuchaba el llanto de los arboles golpeados ferozmente por el viento éramos la luna las estrellas el agua tu y yo . Toque tu cabello y fuiste desapareciendo en ese momento. Sentí miedo de mi soledad y me desespere tanto que mis parpados se fueron abriendo y de un salto tire las cobijas de mi cama al suelo cuando me desperté no eras tu solo eras una imagen en mi mente


te estoy buscando