Page 4

II- MARCO NORMATIVO El desarrollo de la trazabilidad en el sector agro-alimenticio está impulsado y respaldado por una serie de legislaciones y normas, sobre todo en los países del Norte. Existen dos niveles de reglamentación:  NIVEL PÚBLICO A raíz de diferentes escándalos de seguridad alimentaria y por preocupaciones de seguridad nacional (bioterrorismo), varios estados del Norte han adoptado reglamentaciones para imponer la implementación de la trazabilidad en las cadenas agro-alimenticias. Las principales legislaciones en vigor son: Unión Europea: Reglamento CE N° 178/2002, que establece los principios y requisitos generales de la legislación alimentaria, entre los cuales la obligación para las empresas de agroalimentación de asegurar la trazabilidad de los alimentos, en todas las etapas de producción, transformación y distribución2. Estados Unidos: Ley de Bioterrorismo (2002)3, que exige de las empresas agro-alimentarias mantener registros para la trazabilidad de los alimentos. Japón: Ley de Seguridad de los Alimentos (2003), que exige trazabilidad de las cadenas alimenticias, para poder rastrear los productos distribuidos en el país y conocer su historia, desde la producción hasta la manufactura. En realidad, aunque hayan entrado en vigor hace varios años, esas legislaciones no están aplicadas de forma uniforme de acuerdo a los sectores. Las exigencias y el control son mucho más estrictos para algunos productos, para los cuales se considera que hay más riesgos para la seguridad alimentaria, como la carne, la leche, los productos de la pesca, los huevos y los organismos modificados genéticamente (OMG). En cambio, para otros productos alimenticios, como el café o el cacao, existen todavía ciertos vacíos y el control es menos fuerte. Sin embargo, la tendencia está en la generalización de las exigencias de trazabilidad a todos los productos y una mayor fiscalización de todos los sectores.  NIVEL PRIVADO A nivel privado, se desarrollaron también normas y estándares para la trazabilidad de las empresas del sector alimentario. Esas normas privadas son de cumplimiento voluntario. Pero, pueden constituir una necesidad para poder competir en ciertos sectores y para ingresar a ciertos mercados. Existen normas internacionales aplicables al conjunto de las cadenas alimenticias, como la norma ISO 22005, que establece principios generales para la trazabilidad de las cadenas alimenticias, y el Estándar Global de Trazabilidad GS1. La norma ISO 22005 se inscribe en el conjunto de normas ISO 22000, sobre sistemas de gestión de seguridad alimentaria. En cuanto a GS1, se ha convertido en el organismo de referencia para la certificación en trazabilidad de las empresas agro-alimentarias en América Latina. Por otra parte, en los últimos años, en algunos nichos de mercados especiales, como el mercado de productos orgánicos o el comercio justo, que garantizan el cumplimiento de las normas de la agricultura orgánica, la aplicación de buenas prácticas agrícolas (BPA), buenas prácticas de manufactura (BPM) y buenas prácticas sociales en la producción y comercialización de productos alimenticios, se ha observado una multiplicación de los sellos. Esos nichos representan mercados importantes para las organizaciones de productores de café, cacao, té y una variedad de productos agrícolas del Sur. Para esos mercados se desarrollaron estándares específicos y sistemas de certificación de las empresas de la cadena. 2 3

Ver Reglamento CE 178/2002 – Artículo 18 Ley de Seguridad de Salud Pública y Preparación y Respuesta al Bioterrorismo – US. Food and Drug Administration

4

Trazabilidad en la cadena de los cafés especiales - Conceptos y realidades  

El documento plantea el marco general (concepto, normativa) así como elementos de reflexión sobre dificultades y retos.

Trazabilidad en la cadena de los cafés especiales - Conceptos y realidades  

El documento plantea el marco general (concepto, normativa) así como elementos de reflexión sobre dificultades y retos.

Advertisement