Page 1

Viernes 16 de abril ¿El Juez de toda la tierra no va a hacer lo que es recto? (Gén. 18:25.) Como todos somos imperfectos, a veces se producen choques de personalidad en la congregación, lo cual puede hacer que algún hermano se ofenda y se aleje del pueblo de Dios. Hay quienes tropiezan cuando un cristiano respetado actúa en contra de los principios bíblicos. Pero no tiene ningún sentido cortar la relación con Dios y con su pueblo, puesto que Jehová no tiene la culpa de que alguien tropiece. ¿No sería mejor seguir sirviéndole con la confianza de que él, “el Juez de toda la tierra”, sabe lo que ha ocurrido y se encargará del asunto de la mejor manera? (Col. 3:23-25.) Con el tiempo, algunos cristianos se han dado cuenta de que el asunto por el que tropezaron no era tan grave. Por otro lado, hay personas que se ofenden cuando les aplican alguna medida disciplinaria. En esos casos, la oración y la meditación pueden ayudarles a reconocer que merecían algún tipo de disciplina y que no debían haberse resentido (Sal. 119:165; Heb. 12:5-13). w08 15/11 2:8, 9 Sábado 17 de abril Regocíjense conmigo, porque he hallado mi oveja que estaba perdida (Luc. 15:6). A Jesucristo se le llama el “gran pastor de las ovejas” (Heb. 13:20). Como predijeron las Escrituras, vino a la Tierra y fue un Pastor excepcional que se esforzó por encontrar a “las ovejas perdidas” de Israel (Mat. 2:1-6; 15:24). Lo que es más, tal como los pastores estaban dispuestos a dar la vida para proteger a sus ovejas, Jesús sacrificó su vida para rescatar a las personas mansas como ovejas que quisieran aprovechar ese sacrificio (Juan 10:11, 15; 1 Juan 2:1, 2). Lamentablemente, algunas personas que se dedicaron a Dios ya no son miembros activos de la congregación. Quizás el desánimo, los problemas de salud u otros factores hayan apagado su entusiasmo y por eso se hayan alejado. Pero hay que recordar que solo quienes forman parte del rebaño de Dios pueden tener la paz y la felicidad de las que habló David en el Salmo 23. En efecto, a los miembros del rebaño de Dios no les falta nada en sentido espiritual. Lamentablemente, no puede decirse lo mismo de las ovejas que se han extraviado (Sal. 23:1). w08 15/11 1:1, 2


Domingo 18 de abril Una puerta grande que conduce a la actividad se me ha abierto (1 Cor. 16:9). El ministerio de Pablo en Éfeso abrió la oportunidad para que el mensaje llegara a más personas. Tomemos como ejemplo las ciudades vecinas de Colosas, Hierápolis y Laodicea. ¿Cómo llevó Pablo las buenas nuevas a dichas ciudades si nunca las visitó? Pues bien, probablemente lo hizo mediante Epafras, quien procedía de esa región (Col. 2:1; 4:12, 13). Aunque la Biblia no lo dice específicamente, tal vez Epafras se hizo cristiano cuando escuchó a Pablo en Éfeso. Más tarde, cuando Epafras predicó en la región de donde era originario, quizá lo hizo en representación de Pablo (Col. 1:7). También es probable que el mensaje haya llegado a Filadelfia, Sardis y Tiatira en los años en que Pablo predicó en Éfeso. Por consiguiente, los ancianos de Éfeso podían dar fe de este comentario de Pablo: “No hago mi alma de valor alguno como preciada para mí, con tal que termine mi carrera y el ministerio que recibí del Señor Jesús, de dar testimonio cabal de las buenas nuevas de la bondad inmerecida de Dios” (Hech. 20:24). w08 15/12 4:8, 9 Lunes 19 de abril Sin falta arrancaré el reino de sobre ti, y ciertamente lo daré a tu siervo (1 Rey. 11:11). Cuando Salomón se hizo infiel y empezó a oprimir al pueblo de Dios, Jehová envió al profeta Ahíya para que ungiera a un libertador. Ese libertador fue Jeroboán, un hábil funcionario del gobierno de Salomón. Aunque Dios respetó lealmente el pacto que había hecho con David, permitió que el gobierno de Israel se dividiera: diez de las doce tribus serían entregadas a Jeroboán, y las dos restantes quedarían bajo el control de la casa de David, representada ahora por el rey Rehoboam (1 Rey. 11:29-37; 12:16, 17, 21). Jehová le dijo a Jeroboán: “Tiene que suceder que, si obedeces todo lo que yo te mande, [...] así como lo hizo David mi siervo, entonces yo ciertamente resultaré estar contigo, y ciertamente te edificaré una casa duradera, [...] y ciertamente te daré Israel” (1 Rey. 11:38). Dios intervino a favor de su pueblo y dispuso un medio para eliminar la opresión que sufría. w08 15/8 1:6, 7


Martes 20 de abril Han dicho: “Vengan y raigámoslos para que no sean nación” (Sal. 83:4). En el Salmo 83, el salmista ruega a Jehová que tome medidas para defender su soberanía y dar a conocer su nombre. La obra debe haberse compuesto algún tiempo después de la muerte de Salomón. ¿Por qué razón? Porque durante los reinados de David y Salomón, el rey de Tiro mantuvo relaciones amistosas con Israel. Sin embargo, cuando se escribió el Salmo 83, los habitantes de Tiro se mostraban hostiles y se habían aliado con los enemigos de Israel. Queda claro que Jehová Dios inspiró la redacción de este ferviente salmo durante un período de peligro para su pueblo. Pero el salmo también es fuente de ánimo para los siervos de Dios de nuestro tiempo, que vez tras vez han sufrido los ataques de enemigos decididos a eliminarlos. Además, sin duda fortalecerá a todos los que adoran a Dios con espíritu y con verdad cuando, en un futuro cercano, Gog de Magog reúna sus huestes en un último intento de destruirlos (Eze. 38:2, 8, 9, 16). w08 15/10 3:3, 5, 8 Miércoles 21 de abril Los que [se casen] tendrán tribulación en la carne (1 Cor. 7:28). El mundo corrupto en el que vivimos está obsesionado con el sexo, lo que explica el bombardeo de imágenes sensuales a las que nos vemos sometidos a diario. Los cristianos no podemos minimizar la influencia que tales imágenes pueden tener en cada uno de nosotros. La realidad es que pueden despertar deseos sexuales, aunque uno no lo quiera. ¿Cómo deberían reaccionar los jóvenes ante esa influencia malsana? Algunos se casan a una edad muy temprana, creyendo que eso los protegerá de caer en la inmoralidad sexual, pero al poco tiempo se arrepienten de haber dado ese paso. ¿Por qué? Porque, cuando se acaba la novedad del matrimonio y se enfrentan a la vida diaria, se dan cuenta de que tienen poco en común con su cónyuge. Tales parejas se encaran a un serio problema. En efecto, un matrimonio infeliz es fuente de muchos problemas. Pero los verdaderos cristianos saben que, por difícil que sea la situación, el divorcio sin base bíblica es una solución inaceptable. w08 15/4 4:4, 5


Jueves 22 de abril Hijo mío, si tu corazón se ha hecho sabio, se regocijará mi corazón, sí, el mío (Pro. 23:15). Contemplar las obras creativas de Jehová y reflexionar en sus maravillosas y confiables promesas debería hacer que creciera en ti el deseo de dedicarte a Jehová y simbolizar tu dedicación mediante el bautismo. Este es un paso fundamental que debe dar todo el que quiere servir a Dios. Iniciarás una carrera de larga distancia cuyos premios son, en la actualidad, el gozo de hacer la voluntad de Dios, y en el futuro, vida eterna (Heb. 12:2, 3). También les darás una gran alegría a los miembros de tu familia que ya han emprendido esa carrera, así como a tus amigos de la congregación. Pero lo más importante es que al bautizarte alegrarás el corazón de Jehová. Es cierto que habrá quienes no entiendan por qué has decidido adorar a Jehová y cuestionen tu decisión. Incluso pudieran ponerse en tu contra. Pero tú puedes superar esas pruebas. w08 15/5 4:7, 9 Viernes 23 de abril En los días de aquellos reyes el Dios del cielo establecerá un reino que nunca será reducido a ruinas (Dan. 2:44). Cuando se cumpla esta profecía, la Tierra ya no será gobernada por Satanás ni por seres humanos imperfectos. No nos cabe la menor duda de que la organización de Jehová sobrevivirá a la destrucción futura y seguirá contando con la bendición de Dios (Sal. 125:1, 2). Pero ¿qué puede decirse de cada uno de nosotros? La Biblia asegura que podemos vencer al Diablo, como hizo Jesús. De hecho, la profecía que el apóstol Juan recibió de Jesucristo indica que “una gran muchedumbre” de personas con esperanza terrenal sobrevivirá al fin de este sistema pese a tener a Satanás en su contra. Ellos exclamarán: “La salvación se la debemos a nuestro Dios, que está sentado en el trono, y al Cordero [Jesucristo]” (Rev. 7:9-14). La Biblia dice que tanto los ungidos como sus compañeros, las “otras ovejas”, vencerán a Satanás (Juan 10:16; Rev. 12:10, 11). Claro, para lograrlo tendrán que poner todo su empeño y pedirle a Dios que los libre del Diablo (Mat. 6:13). w08 15/11 4:6, 7


Sábado 24 de abril Sacaron [la red barredera llena de peces] sobre la playa y, sentándose, juntaron los excelentes en receptáculos, pero tiraron los que no eran apropiados (Mat. 13:48). Entre los peces que no son apropiados están muchas de las personas que estudiaban la Biblia con los testigos de Jehová pero dejaron de hacerlo. También están algunos jóvenes que, pese a haberse criado en hogares cristianos, en realidad nunca desearon seguir los pasos de Jesús. No quisieron tomar la decisión de servir a Jehová, o si la tomaron, al poco tiempo dejaron de servirle (Eze. 33:32, 33). No obstante, es imprescindible que todas las personas sinceras dejen que se las junte en los “receptáculos”, o congregaciones, antes del día de juicio final y que permanezcan en esos refugios. ¡Qué alentador es ver que Jehová está atrayendo a tantos peces excelentes! (Juan 6:44.) Así lo demuestran los espectaculares aumentos que ha habido en país tras país. Y todo el mérito es de Jehová Dios. w08 15/7 4:15, 16, 19, 21 Domingo 25 de abril Reflexiona sobre estas cosas; hállate intensamente ocupado en ellas (1 Tim. 4:15). La fuente más sobresaliente de guía divina es la Palabra inspirada de Dios, la Biblia (2 Tim. 3:16, 17). Si queremos sacar el máximo provecho de ella, no debemos esperar a que surja una dificultad seria para buscar ayuda en sus páginas. Más bien, debemos habituarnos a leerla todos los días (Sal. 1:1-3). Así conoceremos mejor sus consejos inspirados. Pensaremos igual que Dios y estaremos listos para enfrentar cualquier problema, aunque sea inesperado. Pero además, es fundamental que meditemos en lo que leamos en la Biblia y que oremos al respecto. Cuando reflexionamos en los pasajes bíblicos, extraemos lecciones que luego podemos poner en práctica en situaciones concretas. Si surge una dificultad grave, oremos a Jehová para pedirle que nos guíe. Su espíritu nos ayudará a recordar principios útiles que hayamos leído en la Biblia o en nuestras publicaciones (Sal. 25:4, 5). w08 15/4 2:16, 17


Lunes 26 de abril Júzgame, oh Jehová, [...] conforme a mi integridad (Sal. 7:8). Un joven cristiano se halla rodeado por un grupo de compañeros que buscan pelea. ¿Responderá a sus provocaciones insultándolos o recurriendo a los golpes? ¿O logrará controlarse e irse de allí? Un hombre casado está a solas en su casa buscando cierta información en Internet. De repente aparece en el monitor una ventana con un enlace a un sitio inmoral. ¿Hará clic en el anuncio, o lo cerrará? Una hermana está conversando con unas amigas. En un momento dado, la conversación cambia de tono, y una de ellas empieza a hablar mal de otra cristiana. ¿Qué hará la hermana? ¿Les seguirá la corriente a sus amigas, o se atreverá a cambiar de tema? Estas tres situaciones tienen algo en común: en cada una de ellas el cristiano debe luchar por mantenerse íntegro y leal. Cuando nos enfrentamos a las preocupaciones y necesidades de la vida diaria, ¿tenemos presente que debemos actuar con integridad? w08 15/12 1:1, 2 Martes 27 de abril [Los] ojos [de Jehová] están discurriendo por toda la tierra para mostrar su fuerza a favor de aquellos cuyo corazón es completo para con él (2 Cró. 16:9). Jehová es el Padre perfecto. Nos conoce tan bien que entiende hasta la “inclinación de [nuestros] pensamientos” (1 Cró. 28:9). Sin embargo, cuando nos examina, no lo hace con el mero fin de descubrir faltas (Sal. 11:4; 130:3). Lo hace por amor y para protegernos de cualquier cosa que pudiera empañar nuestra relación con él o frustrar nuestra esperanza de obtener vida eterna (Sal. 25:8-10, 12, 13). Jehová todo lo puede y todo lo ve; por tal razón, está en condiciones de responder al clamor de sus leales y fortalecerlos en sus tribulaciones. Notemos que Jehová usa su fuerza para favorecer a los que le sirven con corazón completo, esto es, con un corazón puro y sincero; pero no actúa así con los mentirosos ni los hipócritas (Jos. 7:1, 20, 21, 25; Pro. 1:23-33). w08 15/10 2:1, 2 Miércoles 28 de abril Una cuerda triple no puede ser rota en dos pronto (Ecl. 4:12). Cuando la expresión “cuerda triple” se usa para referirse metafóricamente al matrimonio, se da a entender que el esposo, la


esposa y Jehová son tres hebras entrelazadas en una sola cuerda, y que Jehová es la hebra principal. Estar cerca de Dios le da a la pareja la fortaleza espiritual necesaria para vencer las dificultades y es la clave de la verdadera felicidad en el matrimonio. ¿Qué puede hacer una pareja para que su matrimonio sea como esa cuerda de tres hebras? El salmista David cantó: “En hacer tu voluntad, oh Dios mío, me he deleitado, y tu ley está dentro de mis entrañas” (Sal. 40:8). El amor por Jehová impulsó a David a servirle de todo corazón, y también impulsa a los cristianos hoy día. Por eso es necesario que el esposo y la esposa estrechen su relación con Jehová y disfruten de hacer su voluntad. Además, no deberían olvidar que cada uno de ellos puede contribuir a que el otro ame más a Dios (Pro. 27:17). w08 15/9 3:5, 6 Jueves 29 de abril Jehová es mi peñasco y mi plaza fuerte y el Proveedor de escape para mí (Sal. 18:2). Cuando las mujeres israelitas comenzaron a elogiar a David por sus hazañas militares, el rey Saúl sintió tantos celos que en dos ocasiones le arrojó una lanza (1 Sam. 18:6-9). En ambos casos, David logró esquivar el mortal ataque. ¿Qué lo ayudó a salir ileso? ¿Ser un ágil guerrero con buenos reflejos? No. La Biblia da la respuesta: “Jehová estaba con él” (1 Sam. 18:11-14). Hasta el propio “Saúl llegó a ver y saber que Jehová estaba con David” cuando más adelante fracasó su plan de hacer que David muriera a manos de los filisteos (1 Sam. 18:17-28). ¿A quién atribuyó David el mérito por seguir con vida? La respuesta la encontramos en el Salmo 18, una canción que, según indica su encabezamiento, fue compuesta por David “el día en que Jehová lo hubo librado [...] de la mano de Saúl”. ¿Verdad que es muy animador saber que Jehová puede librar a sus siervos? (Sal. 35:10.) w08 15/9 1:8, 9 Viernes 30 de abril Felices son los pacíficos, puesto que a ellos se les llamará “hijos de Dios” (Mat. 5:9). La palabra griega que aquí se traduce “pacíficos” significa literalmente “pacificadores”, es decir, personas que promueven la paz. Si tenemos esta cualidad, no haremos nada que “[separe] a los que se han familiarizado entre sí”, como difundir calumnias, y tampoco


toleraremos que otros lo hagan (Pro. 16:28). Promoveremos la paz de palabra y obra, tanto dentro como fuera de la congregación (Heb. 12:14). Pero, sobre todo, nos esforzaremos al máximo por estar en paz con Jehová (1 Ped. 3:10-12). Jesús dijo que “los pacíficos” son felices porque “se les llamará ‘hijos de Dios’”. Por su fe en Jesús, a los ungidos se les otorga el privilegio de “llegar a ser hijos de Dios” (Juan 1:12; 1 Ped. 2:24). ¿Y qué hay del pacífico grupo de las “otras ovejas”? Pues bien, Jesús será su “Padre Eterno” durante el Reinado de Mil Años, período en el cual gobernará desde los cielos junto con sus coherederos (Juan 10:14, 16; Isa. 9:6; Rev. 20:6). w08 15/5 1:9, 10

TEXTO DIARIO  

TEXTO DIARIO