Page 1

ProFamilia PRECIO 3.00 SOLES

NTESALA Familia, Educación y Sociedad

Año XIII N° 4 - JULIO 2009

El sentimiento de per uanidad L

lega julio, el mes de la patria, y de pronto nos vemos envueltos en los colores rojo y blanco: las escarapelas que llevamos en las solapas, las banderas que hondean en el techo de nuestras casas, la decoración presente en los locales públicos y en toda aquella ambientación como sucede en los colegios. De pronto escuchamos en l o s m e d i o s d e comunicación mucho más música criolla, especialmente aquella canción que dice “…y se llama Perú…” la misma que llegamos a sentir más cercana y la tarareamos con orgullo.

Este sentimiento nos lleva a vivir agradecidos con todos aquellos que nos precedieron en la tarea de consolidar la trascendencia de lo que significa 'peruanidad', tal y como nuestro reconocido político y pensador Víctor Andrés Belaunde la plasmó: “Definimos la peruanidad como el conjunto de elementos o caracteres que hacen del Perú una nación, una patria y un Estado”. Quiere decir que sentirnos peruanos r e p r e s e n t a reconocer que somos un pueblo que es producto de la mixtura de la cultura indígena y de la cultura hispánica y que somos propietarios de un territorio inmensamente rico por los recursos naturales que contiene (flora, fauna, minería, etc.) y, sobre todo, por la diversidad de su gente que se hace palpable en sus múltiples manifestaciones culturales.

En casa se vive un ambiente especial no porque en julio se inicien las vacaciones de medio año en el colegio, sino porque esperamos las celebraciones cívicas que se traducen en el izamiento de la bandera, el canto del himno nacional, la misa y te deum, el mensaje presidencial ante el Congreso de la República, el desfile y parada militar. Todas estas manifestaciones que son parte de nuestras vidas desde que tenemos uso de razón son las responsables, junto con nuestra formación de buenos ciudadanos y el respeto por nuestra historia, del amor que sentimos a nuestra patria, el Perú.

Por eso hoy, más que nunca, revivamos este mes de julio demostrando nuestro intenso arraigo a este hermoso país tratando, cada vez más, de conocerlo mejor para así poder demostrarles a los demás lo grandioso que es ser peruano. ¡Felices Fiestas Patrias!

EN ESTA EDICIÓN : Los beneficios de la educación músical La tiranía de la figura ‘perfecta’ Entrevista a la Congresista Fabiola Morales Dos ingresos, un presupuesto

pág. 3 pág. 4 pág. 6 pág. 8

El Alzheimer del alma En Positivo Literatura Tú decides: ¿Ser espectador o actor?

pág. 9 pág. 10 pág. 11 pág. 12


Editorial Por Edistio Cámere

El amor a la patria desde la docencia y el hogar

R

ecuerdo aquel profesor dirigiéndose a un grupo de alumnos con un sonoro y cálido: ¡Felices fiestas patrias! Seguidamente, uno de ellos le respondió: “Claro, en las vacaciones me olvidaré de los libros y haré muchas cosas divertidas. Haga usted lo propio. ¡Felices fiestas patrias!” El buen profesor captó el mensaje: Que tenga ¡buenas vacaciones! Sin perder la mesura pensó para sus adentros: “¡Estos muchachos...!”. Iba a continuar, cuando de pronto recordó aquello que los alumnos aprenden en el colegio y se preguntó: ¿De quién aprende el niño a cantar el himno nacional? ¿De quién aprende a vibrar y valorar las gestas que nuestros antepasados emprendieron para conquistar la independencia y vivir en paz? ¿De quién aprende a descubrir la flora y la fauna que el Perú contiene en sus diversas regiones? Todas las preguntas de similar tenor terminarían en la misma respuesta: de sus padres y profesores. En efecto, sin la transmisión de la cultura, de las tradiciones y sin una adecuada formación cívica de los niños y jóvenes peruanos es poco el margen que les quedaría para honrar al Perú en su día. La labor que despliegan, día a día, los padres y los docentes, sin aparente brillo ni logros espectaculares, construye, sin embargo, el fundamento sobre el cual se asienta la grandeza y prosperidad de una nación. Por eso se puede decir, parafraseando aquella canción: “Perú se escribe con 'P' de Patria pero con 'E' de Educación hecha vida por acción de los adultos”. Desde esta perspectiva, ¿entre los adultos tiene el mismo significado decir felices fiestas que felices vacaciones? ¿Realmente la conciencia de la historia e identidad nacional es motivo de alegría porque nos sentimos parte de una nación en devenir? ¿En qué momento se quiebra el

cariño y el respeto que los niños y jóvenes aprenden a tener por su país? Quizá cuando ese cariño no reclame sólo manifestaciones afectivas, música nostálgica, binchas y polos rojiblancos sino cuando ese cariño nos exija cumplir con el deber y la responsabilidad en el cargo y función que desempeñemos. Cuando ese cariño nos coloca en la tesitura de optar por el bien común antes que por el bien individual, cuando la patria nos demanda laboriosidad, honradez, coherencia, solidaridad, respeto a los derechos de los otros y en general cumplimiento de los deberes como ciudadanos, olvidamos lo que aprendimos cuando niños. No es fácil responder con diligencia a las solicitudes de la patria cuando los líderes de turno no encarnan valores nacionales, no muestran horizontes o no señalan los derroteros, ni nos preceden con el ejemplo en el cariño a la patria cumpliendo a cabalidad con sus deberes y responsabilidades. También es verdad que el Perú es nuestra nación y, por tanto, somos solidarios en su realización aunque advirtamos un claro divorcio entre el Estado y la nación peruana. Hoy más que nunca el Perú reclama una docencia sin fisuras ni desánimos. Pide que, como soldados leales, cumplamos nuestro deber “hasta quemar el último cartucho”, porque sin advertirlo podremos mirar con esperanza la labor de buena siembra que podamos hacer los adultos. Es como si el Perú dijera a cada uno de los docentes y padres de familia: “Lo que tú hagas con esos niños y jóvenes, con la tiza en la mano, con la sonrisa en los labios, con el ejemplo por delante y con la conversación oportuna, me permitirá caminar firme y feliz siempre hacia delante”.

ANTESALA

Http://entreeducadores.wordpress.com

Familia, Educación y Sociedad

Director General: Edistio Cámere Edición y Redacción General: Tatiana Coello Pohl Colaboradores: Colaboradores: Debora Bedoya, Liliana Risco, Silvia Fort Aste, Rolando Liendo, Josué Suárez, Carlos Viaña, Camila Liendo, María de Fátima León Alemán. Revista producida por PROFORHUM-PROFAMILIA Dirigir toda la correspondencia y solicitar suscripciones a: Av. Manuel Olguín 961, Monterrico, Surco. Lima-Perú Telefax: 437-3099 Email: revista@proforhum.org.pe Web: http://www.proforhum.org.pe Se prohíbe la reproducción total o parcial del contenido de la presente edición de Antesala Familiar si no se cuenta con el permiso expreso del editor.

2


Música

Los beneficios de la educación musical E stá comprobado que la música nos hace más inteligentes. El estudio de Gordon Shaw y Frances Rausher, de la Universidad de California, demostró que el razonamiento temporo-espacial de los niños mejora cualitativamente si reciben educación musical. Es más, descubrió que la música de Mozart fortalecía la capacidad de razonar.

Cantar, bailar, tocar, gesticular, improvisar, componer una canción son acciones que según Carl Orff despiertan talentos en los niños “que de otra manera es difícil florezcan, y pueden quedar enterrados en una educación musical no productiva”. Howard Gadner coincide señalando que la música estimula la totalidad de nuestras inteligencias. La explicación está, tal como lo detalla J. P. Despins, en que la ejecución musical, al desarrollar las posibilidades de nuestros circuitos neuromusculares, permite cultivar el sistema nervioso y nuestro desarrollo en general, nuestros estados afectivos, nuestra receptividad, nuestra atención, etc. La reciente investigación del profesor de la Universidad de Frankfurt, H.G. Bastian, sobre la incidencia de la educación musical en los niños de Primaria, realizada entre 1992 y 1998, concluye que la música sirve como herramienta de profilaxis contra la violencia y los problemas de identificación asociados a la pubertad, ayuda a elevar el coeficiente intelectual, favorece el talento y la creatividad y mejora el rendimiento escolar. Por todos estos argumentos es imprescindible que los niños reciban formación musical desde la edad infantil en la escuela y que padres y organismos gubernamentales valoren más estos beneficios. En nuestro país, por ejemplo, tal como nos comenta la educadora musical Debora Bedoya, no existe normativa a nivel ministerial que defina los objetivos, criterios y orientación de la formación musical que se ofrece en los colegios. Es por este motivo que cuando en marzo pasado se llevó a cabo en el Colegio Santa Margarita la mesa redonda “La educación musical escolar”, que convocó a profesionales de 12 colegios de la capital, el principal objetivo fue elaborar el perfil de un alumno de música a nivel escolar. Se llegó a un consenso definiendo que éste debería caracterizarse por: expresarse musicalmente a través del canto y/o algún instrumento, gozar con las diferentes manifestaciones artístico musicales, tener un nivel básico de cultura musical, reconocer el valor artístico de las diferentes manifestaciones musicales a través de sus elementos, demostrar apertura frente a la música de otras culturas y tener interés en

La música está presente en la historia, la religión y en las diversas manifestaciones culturales de la humanidad. Desde aquella canción de cuna que nos cantó mamá cuando éramos bebés, entramos en contacto con ella y empezamos a experimentar los múltiples beneficios que provee en favor de nuestro razonamiento lógico y matemático, memoria, creatividad, afectividad, orden, comunicación, expresividad, entre otros.

participar en actividades artístico musicales como oyente, intérprete o agente.

Sin embargo, la tarea por estandarizar la enseñanza musical no parece tan simple ya que, como lo manifiestan las conclusiones del citado evento, existen dificultades tales como que no se reconozca la importancia de la música desde el nivel Inicial, falte articulación del curso de Música con la labor de otros talleres, no haya ambientes acondicionados adecuadamente para este tipo de enseñanza ni material didáctico, se carezca de apoyo de las autoridades en tiempo de ensayo y recursos, y que los coordinadores de esta área muchas veces no sean especialistas. Por último, Debora Bedoya agrega que a nivel de visión del curso también existe un problema, pues el Ministerio de Educación propone para la educación artística dos capacidades: la expresión artística y la apreciación artística, mas en la práctica predomina el interés por la primera de ellas. Ello es un error porque, según manifiesta citando las conclusiones de la mesa redonda, “ambos aspectos se encuentran directamente relacionados y tienen la misma importancia en la formación de nuestros alumnos. La apreciación también desarrolla el juicio crítico de los alumnos y les brinda habilidades de discriminación, identificación y comparación que son básicos para un mejor reconocimiento del arte musical”.

La formación musical Por Liliana Risco* La formación musical cumple un rol primordial en el desarrollo integral de los alumnos debido a que se fundamenta en las relaciones psicológicas existentes entre la música, el ser humano y el mundo creado, como bien refería Edgar Willems, creador de uno de los mejores métodos musicales. A través de ella se fortalece una sólida disciplina, concentración, generación de valores, cultivo por lo estético, entre otros factores necesarios para el desarrollo de una personalidad con sólida autoestima, confianza en sí mismo y deseos de superación como de crecimiento personal. De esta forma el dominio de las actividades artísticas debe ser pleno para brindar al niño la oportunidad de adquirir una formación integral y una disciplina de trabajo que lo conduzca a obtener no solo el conocimiento necesario de la vida, sino el gozo en la adquisición de todos los elementos que contribuyen a su avance formativo. *Educadora musical del Colegio América del Callao

3


Sociedad

La tiranía de la figura ‘perfecta’ Los medios de comunicación, a través de la publicidad y su programación, vinculan el estereotipo de mujer bella u hombre guapo con los conceptos de aceptación social y prestigio. Pero esta estrategia de presentar modelos 'ideales' no solo está obligando a las personas a preocuparse por su apariencia consumiendo productos y servicios en pos de la belleza ansiada, sino que está afectando a niños y adolescentes que, influenciados por estos estándares, muchas veces terminan siendo presas de trastornos alimenticios que lamentablemente cobran muchas víctimas fatales.

Por Tatiana Coello

S

egún opinión de Paul Hamburg, investigador del departamento de psiquiatría del Hospital General de Massachussets, la publicidad hace uso de 'cuerpos irreales' para perpetuar la frustración y decepción de las personas que al no lucir como esos modelos, se convierten en consumidores, casi compulsivos, de aquellos productos cosméticos y servicios estéticos (operaciones, tratamientos, etc.) que los acerquen a ese ideal. Por ello la industria de la belleza y cuidado personal se muestra como uno de los pocos sectores que no ha sido golpeado por la crisis económica internacional que azota actualmente al mundo. Tan es así que solo la industria de las dietas en Estados Unidos factura anualmente 30 mil millones de dólares; el consumo de productos cosméticos y de higiene personal creció en el 2008 hasta en un 20% en países como Colombia, y en nuestro país los consumidores peruanos, según el estudio que Arellano Marketing y Consultoría realizó el año pasado, confesaron que aunque aumenten o disminuyan sus ingresos el gasto en estética seguirá ocupando el segundo lugar en la escala de gastos, antecedido solo por el de comida.

Iconos de belleza femenina y autoestima Mientras que los medios de comunicación califican con sus mensajes e imágenes lo que es bello y lo que no lo es, inciden en la autoestima de las personas. En el caso de las mujeres, según lo describe en un artículo la Dra. Elsie Mc Phail Fanger, docente del Departamento de Educación y Comunicación la Universidad Autónoma Metropolitana de México, muchas llegan a sentirse inferiores al compararse con esos modelos y rechazan sus propios cuerpos acusándolos de gordos, fofos, celulíticos, etc. Los datos demostrarían que el 75% de mujeres con peso normal piensa que sufre de sobrepeso y que las niñas también sufren por el temor a engordar. Surge así la demanda por las dietas, los productos de belleza, los cosméticos, la ropa, los trastornos alimenticios, entre otros. Esta insatisfacción corporal causa que muchas mujeres y niñas vivan una lucha constante por la 'delgadez ideal', acota la especialista Mc Phail. Ello es refrendado por el creciente porcentaje de señoras, adolescentes y menores que hacen alguna dieta. Además, cita que en Estados Unidos el 80% de las niñas de 10 años ha experimentado alguna dieta y que el 50% de las mujeres norteamericanas acude a la dieta como medio para reducir peso. Mientras tanto, el 87% de las adolescentes mexicanas encuestadas en el trabajo de investigación realizado por el doctor Edgar Tena Suck, responsable de la sección de posgrado en Psicología de la

4

Universidad Iberoamericana Ciudad de México, señalaron que habían hecho alguna dieta en su vida. De ellas, el 27% aceptó haber ingerido pastillas para bajar de peso, 21% usaron diuréticos, 11% se había provocado el vómito y 8% usó laxantes. Estas cifras son alarmantes porque denotan la insatisfacción de las personas por su atractivo físico, configurando un desorden denominado dismorfofobia coporal (trastorno por el que personas tienden a obsesionarse por algún defecto existente o no en sus cuerpos o en sus rostros) que los hace volcar sus anhelos generalmente a la cirugía estética, y constituyen una seria advertencia para la salud de la población más vulnerable: las niñas, niños y adolescentes que tras el ideal estético se hacen dependientes de las dietas y terminan siendo víctimas de la anorexia (manorexia, cuando se trata de varones), la bulimia o de otras patologías alimenticias.

¿Qué pasa con los varones? Los niños y los caballeros también sufren debido a lo que el mundo de la publicidad demanda de ellos: cuerpos musculosos y fuertes, a la vez de una buena apariencia. El especialista Harrison Papa G., Director del Laboratorio de Psiquiatría del Hospital Mc Lean, manifiesta que el culto a la musculatura puede ser la razón por la que un número cada vez mayor de hombres desarrolla vergüenza patológica acerca de su cuerpo. Ello deviene en casos clínicos como la vigorexia (expresada en la extrema actividad del deporte, o la ingesta al ser un comedor compulsivo para subir de peso ya que en el espejo se 'ven' esqueléticos), la manorexia y la bulimia (manifestadas en aquellos que se sienten obesos y quieren perder peso), los trastornos por el uso de esteroides y otras drogas como el tabaco. Y si hablamos de la preocupación cada vez más creciente en los hombres por lucir bien, podemos mencionar que muchos de ellos se catalogan como 'metrosexuales' (hombres sensibles preocupados por su aspecto y por la moda) o 'ubersexuales' (los que cuidan su imagen pero sin excesos, resaltando su estilo y naturaleza varonil), y que las estadísticas demuestran que actualmente ellos configuran entre el 20 y el 30 por ciento de los consumidores de productos y servicios cosméticos en el mundo. Además de ser cada vez más asiduos clientes de los cirujanos plásticos. La razón principal para esto, indica en una entrevista el cirujano estético español, Julián Millán, es que se operan por la importancia de su propia imagen, pues esta les ayuda en las distintas situaciones personales y profesionales.


Trastornos alimenticios

‘Ana’ y ‘Mia’

La presencia de desórdenes alimenticios en la niñez y la juventud está creciendo aceleradamente y esto se debería, como lo afirma en entrevista con Antesala la coordinadora del departamento de psicología del centro de tratamiento de patología alimentaria ABINT, Diana Pacheco Ponce, a que “tenemos un bombardeo de estímulos que dicen que lo importante es la apariencia física y que el sinónimo de la felicidad es estar delgadas. Tan es así que las niñas responden que de grandes quieren ser flacas”.

“Todo empieza como un juego, como una dieta para bajar unos cuantos kilos, fascinada por esos cuerpos perfectos… Así me esté muriendo de hambre y las tripas me suenen, no me importa nada, es el precio que hay que pagar por ser perfecta, solo quiero bajar de peso hasta sentirme bella, hermosa y sé que lo boy a lograr, sé que lo puedo hacer...” y luego continúa “… por dejar bien tranquilos a mis padres boy a dejar a ana por un tiempo pero boy a empezar con mia no puedo dejar de ninguna manera engordar…” (sic) escrito en: princesitaana.blogdiario.com.

Señala que las causas que llevan a una persona a padecer de uno de estos desórdenes son una combinación de factores psicológicos, genéticos, familiares, ambientales y sociales. Por ende, enfatiza que “es importante que las familias, profesores y padres entiendan que la patología alimentaria es la conducta alterada en el acto de comer, pero no está relacionada con los alimentos, sino que esconde el temor a los cambios y a crecer”. Recomienda que los padres disciplinen a sus hijos desde pequeños para que, comenzando por los alimentos, aprendan a aceptar la variedad. De ninguna manera deben usar la comida como premio o castigo, además de no usar la violencia con sus hijos, ni disminuir su autoestima colocándoles sobrenombres como 'gordita', por ejemplo, porque todo eso va afectando a la niña(o) desde épocas muy tempranas “pues este se da cuenta que en el núcleo donde se desenvuelve les interesa mucho la apariencia”. “Esta influencia, sumada a algún antecedente genético de dependencia a las drogas o alcohol y a los cambios de la adolescencia, predispone el ingreso de los trastornos alimenticios”, agrega. Seguidamente la especialista apunta que los patrones que caracterizan a las víctimas de estos trastornos son la baja autoestima, el miedo a los cambios y a las responsabilidades y que “generalmente son personas con habilidades por encima del nivel promedio, pero que sin embargo tienen un pobre concepto de sí mismas, se descalifican y no se creen los méritos que tienen, se muestran desconfiadas de sí, se vuelven vulnerables y frágiles ante el mensaje de la necesidad de la delgadez extrema para lograr el éxito y la felicidad”. Pero si son la anorexia (más conocida como 'ana') y la bulimia ('mia') los desórdenes mentales y del comportamiento más generalizados, tal como muestra la página web de ABINT existen más: la 'ortorexia', que es la obsesión por los alimentos naturales; el 'comedor selectivo' que limita la variedad de los alimentos; los 'comedores compulsivos' con episodios recurrentes de atracones; la 'permarexia' que provoca una constante preocupación por seguir dietas y complementar la Especialista Diana Pacheco alimentación con suplewww.abintperu.org mentos vitamínicos; la ‘potomanía' presente en las personas que beben agua descontroladamente para adelgazar; la 'ebriorexia' en el que la persona no come para poder compensar las calorías ingeridas con las bebidas alcohólicas; la 'diabulimia', que se da entre diabéticos tipo 1 que reducen sus dosis de insulina para bajar de peso intencionalmente exponiéndose a un coma diabético que puede resultar fatal, entre otros.

Anorexia (ana) y bulimia (mia) están íntimamente ligadas. En ambas hay una preocupación extrema por el peso, el cuerpo y la comida. En un 90% se trata de víctimas mujeres y el resto son varones. En el primer caso el índice de masa corporal es muy bajo y se presenta más frecuentemente entre los 12 y 17 años, mientras que en la bulimia el peso es promedio o mayor y se da entre los 18 y 20 años. Sin embargo no se descarta que aparezca en la niñez. La psicóloga Diana Pacheco, de ABINT, refiere que en la anorexia la paciente rechaza el peso corporal porque tiene miedo a engordar y distorsiona su apariencia viéndose más gorda cada vez. A veces trata de quemar calorías con arduas sesiones de ejercicios. “Existen dos tipos: la 'restrictiva' en la que la persona va dejando de comer gradualmente y la 'purgativa' en la que se provoca el vómito, se usan laxantes, diuréticos y enemas. Muchas veces se enlaza con la bulimia”. Las personas afectadas por la bulimia, puntualiza, “presentan una ingesta copiosa en pequeños períodos de tiempo. Se trata de conductas 'compensatorias'. Esta puede ser purgativa porque luego de comer desmedidamente se vomita o se usan laxantes y diuréticos. En este caso la persona puede llegar a hacerse daño cortándose el cuerpo o tomando sobredosis de pastillas. El otro tipo de bulimia es la no purgativa, en la que también se dan los atracones pero no se vomita, lo que produce luego grandes sentimientos de culpa que derivan en una depresión severa”. Las consecuencias de estos trastornos son “la pérdida de la menstruación, el estreñimiento, los dolores abdominales, la caída del cabello, las uñas quebradas, debilidad y sensación de frío. Efectos que podrán irse restableciendo, asumida la terapia de ayuda, en la medida que se ordene la alimentación de la paciente y su organismo vaya encontrando reserva en la alimentación”, explica. Pero para que las víctimas de estos desórdenes puedan recuperarse deben recibir un tratamiento completo con ayuda y participación de su familia. En este sentido, Diana Pacheco advierte que los padres son responsables de la curación de sus hijos, por lo que deben ser concientes de que la curación no llega cuando la paciente deja de vomitar o vuelve a comer, hay que tratar la raíz del problema. Por último, enfatiza que es importantísimo que la familia de la paciente esté en contacto con el equipo de profesionales y que la sociedad en general promueva la prevención porque estas enfermedades no distinguen clases sociales. Con este objetivo ofreció todo tipo de información en las instalaciones de ABINT o en su página web.

5


Entrevista

“No se debe perder la acción ética” Los últimos acontecimientos de violencia social ocurridos en el país deben invitarnos a la reflexión en la mira de promover una sociedad más humana, donde el respeto a la sana convivencia y la defensa de la vida sean siempre el norte que guíe nuestro destino. Todo ello no debe dejar de lado la promoción de la familia, como institución fundamental de la sociedad, y el comportamiento ético en todas y cada una de las actividades en las que participamos. Sobre estos temas conversamos con la Dra. Fabiola Morales, de Unidad Nacional, vicepresidenta del Congreso y ex integrante del Comité de Ética; además, incansable defensora de la familia y del derecho a la vida.

Por Tatiana Coello Dra. Morales, ¿qué visión tiene como comunicadora social y ex presidenta de la comisión de Ética del Congreso peruano, sobre el trabajo parlamentario? El Parlamento es elegido por los ciudadanos de todo el país. En el Poder Legislativo la representación nacional aprueba leyes y ejerce el control político; en tal sentido, es el pilar de la democracia. En el Congreso peruano se trabaja individualmente y también en equipo, en los grupos parlamentarios o bancadas. Cada bancada tiene derecho al debate, porque tiene su propio punto de vista y su derecho a expresarlo, pero ello no debe significar falta de respeto, ni cualquier otra práctica que vulnere el derecho de los demás y las buenas formas. Cuando ello se produce, la Comisión de Ética del Congreso, o cualquier otra persona, puede proceder a la denuncia del parlamentario por falta de disciplina y respeto al Reglamento del Congreso, que es ley de la República. Después de un proceso en la Comisión, es el Pleno quien decide. Por tanto, el Congreso se autorregula y no acepta faltas de ética de sus miembros. ¿Está de acuerdo con la sanción a los congresistas que tomaron hace poco el foro parlamentario? Si se refiere al último incidente de miembros del Partido Nacionalista, debo decir que es un caso típico de inconducta que merecía una sanción. Ningún motivo de protesta justifica la 'toma' del recinto parlamentario, ni las formas que se mostraron en esa oportunidad, conforme todos los ciudadanos lo pudieron apreciar a través de los medios de comunicación. ¿Cuál es su punto de vista respecto de las actuales circunstancias que está atravesando nuestra nación a causa de las protestas violentas en la sierra y selva? Desde nuestro punto de vista, la crisis de protestas que vive

6

nuestro país, en diversos lugares, son producto de la indiferencia y olvidos que el gobierno y gran parte de la sociedad peruana tiene con determinadas etnias y regiones del país. Pero también son actos violentos patrocinados por ideologías de origen comunista y totalitario de la extrema izquierda nacional y de fuera del país. Pero, ¿hay forma de solucionarlo? La solución a estos problemas se debe buscar por la vía del acercamiento, el diálogo sincero y la gestión para mejorar el índice de pobreza, olvido y atraso de estas poblaciones, a través de la atención de sus servicios básicos de agua, desagüe y energía; de su salud, educación y vivienda, entre otros. Como vicepresidenta del Parlamento Latinoamericano, coméntenos respecto de la influencia de este foro internacional en las políticas de los Estados miembros. Este Parlamento es un espacio político donde se reúnen delegaciones de parlamentarios de América Latina para estudiar, legislar y fiscalizar temas en común de los países miembros. Su gran objetivo es promover la integración latinoamericana. Aunque sus decisiones no son vinculantes, es decir, no obligan a los estados miembros, el Parlatino hace serios esfuerzos para convertirse en un foro regional de diálogo y representación, tal y como lo hace su par, el Parlamento Europeo. Está compuesto por diversas Comisiones de Trabajo que se reúnen con periodicidad en los distintos países y promueven audiencias públicas y foros a nivel de la región latinoamericana para cumplir con sus fines. ¿Qué nos dice de la implementación de una comisión permanente de Equidad y Género en el Parlatino? ¿Será esta la forma de buscar ajustar la política de salud y educación de países como el nuestro a los objetivos de la llamada política de género? Espero que esta idea no prospere, sería un error. El enfoque desde

el cual debemos trabajar para ayudar a que nuestra sociedad latinoamericana prospere es el enfoque de familia. La familia es la unidad social básica, no cabe la menor duda, desde la cual se construye una sociedad democrática, moderna y próspera. Fortalecer la institución de la familia significa fortalecer la educación, la salud y la economía de nuestros países. La llamada ideología de género es extraña a nuestra cultura, tiende a separar, desunir y causar conflicto dentro de la familia. La mujer necesita ser revalorada, es cierto, pero reconociendo plenamente su dignidad de ser humano tan igual al varón, con derechos y deberes a compartir entre ambos en la vida privada y pública. Teniendo en cuenta que forma parte del grupo de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida, díganos, por favor, ¿qué piensa de los alcances del proyecto de Ley General de Salud Reproductiva y Sexual que está para debate en el Congreso peruano? Nuestra Constitución Política, en su artículo primero, reconoce a la persona humana como el fin supremo de la sociedad y del Estado; en concordancia, el Código Civil vigente señala a “la persona humana como sujeto de derecho desde su nacimiento”, agregando, que “la vida humana comienza con la concepción”. La legislación peruana opta por la protección a la vida humana. Todas las normas nacionales e internacionales hacen referencia al valor de la persona. Sin embargo actualmente somos testigos de la frialdad de 'las personas' con sus semejantes. No olvidemos que del respeto a la vida depende el respeto a todos los demás derechos individuales, sociales, políticos y económicos. Si bien todas las personas tienen derecho a realizarse en todos los ámbitos de su vida, cada cual construye su camino y debe asumir con responsabilidad las consecuencias de sus actos, en todos los aspectos de su vida, incluyendo el de la sexualidad. Proyectos de ley como el que mencionas, buscan reducir la integralidad de la persona a un solo aspecto, minimizando su esencia y poniendo en grave riesgo su realización. La mal llamada 'salud sexual y reproductiva' fomenta principalmente a los jóvenes, quienes aún no tienen la madurez necesaria para a expresar sus 'emociones', a optar por el calificado de 'sexo libre', dando alternativas poco responsables para esos fines, llegando incluso a proponer el aborto, que es un crimen contra el no nacido, sin importar los medios u objetivos que pretenden justificarlo, atentando contra las normas vigentes y, sobre todo, matando a los seres más indefensos. Sobre de su trabajo a favor del fortalecimiento de la familia, ¿cuáles han sido las iniciativas que usted ha tomado? Como todos sabemos, la familia constituye la base del tejido social sano, primer espacio de socialización de la persona, donde se aprende a dar y recibir afecto incondicional, se transmiten los valores, se encuentran las generaciones, otorga a sus miembros un sentido de pertenencia e identidad, cumpliendo además importantes funciones sociales como la enseñanza de las normas que nos preparan a vivir en sociedad. Por tanto, merece toda la atención del Estado, pues además de lo anteriormente señalado, a través de la familia se está trabajando para lograr la superación de la pobreza. Desde que ingresamos al Congreso hemos trabajado para generar alianzas realizando foros, organizando actividades, presentando propuestas legislativas, denunciando aquellas que la ponen en riesgo; buscando revalorar el papel de la familia en la sociedad y el Estado, articulando el trabajo de instituciones públicas y privadas. Sobre todo, generando compromisos de las autoridades, porque una verdadera política de familia no es un conjunto de actuaciones independientes entre sí, sino aquella que trabaja de manera coordinada desde todos los ámbitos que la

afectan (salud, vivienda, educación, trabajo, etc.) con la finalidad de ayudarla a desempeñar eficientemente las funciones que le son propias, sin sustituirla en el cumplimiento de sus responsabilidades. El sector público no puede ser indiferente a las decisiones que toman las familias ni a las nuevas necesidades a las que se enfrentan. La familia es la mejor vía de humanización y convivencia. Se ha demostrado, a lo largo del tiempo, que es la clave más duradera y fuerte para el desarrollo humano sustentable. Por eso es importante el desarrollo de iniciativas que valoren el aporte de la familia, latinoamericana y peruana, al mundo. Todo ello redunda a su vez en una identificación con la cultura y costumbres del propio país, es decir, la integración nacional. A nivel económico, la familia se constituye en unidad de ahorro y consumo, como agente inversor y entidad redistributiva de recursos. Una economía que quiera crecer con estabilidad no debe preocuparse sólo de tener buenas escuelas, sino también debe ocuparse de formar personas que crezcan en ambientes familiares equilibrados y estables. ¿Conoce y apoya otros esfuerzos por revalorar el papel de la familia en la formación de los ciudadanos? Según las últimas encuestas la familia peruana está conformada por familias nucleares en casi el 60% del país, y para las personas es la institución más valorada. Existen muchas instituciones, asociaciones, así como personas particulares que vienen trabajando por apoyar a las familias de sus comunidades con la finalidad de contribuir a su fortalecimiento y cohesión. Este trabajo se realiza desde diversos aspectos, como la educación y la salud. Como parlamentaria, he dado tribuna a diversas asociaciones e instituciones del Estado y a instituciones que, en todo el país, trabajan por revalorar el papel de la familia. Es sabido que la comunidad internacional viene nuevamente apostando por el trabajo con la familia, pues se ha dado cuenta que es necesario volver a ella para combatir la pobreza, porque además constituye la principal estructura de prevención del delito y, por supuesto, del cuidado de niños y adolescentes, siendo la primera educadora no solo a nivel de conocimiento, sino también en el aprendizaje de valores con los cuales va a desarrollar su actividad en la sociedad. Ello, sin dejar de lado a las personas mayores, pues sus principales necesidades generalmente no son de índole económica sino de atención, salud y compañía. Para terminar, ¿podría dejar un mensaje para los jóvenes peruanos que esperan que sus autoridades asuman un rol protagónico y honesto en el desarrollo de nuestro país? A los jóvenes les digo que participen con sus puntos de vista y aportes en la vida pública del país. Esta es la generación de la información tecnológica, del internet y del teléfono celular. Por tanto, tiene mayor posibilidad de acceso al conocimiento. Esta es la generación del conocimiento, pero no se debe perder la acción ética en todas las acciones de la vida y la sociedad. Es una generación que se relaciona con otras culturas con mucha facilidad, sencillez y, a veces, con monosílabos, porque pertenece a la llamada 'generación del pulgar'. Sin embargo, les recomendaría que conserven su propia identidad como personas y como grupo. Más allá del seguimiento de una moda, necesitamos de sus aportes originales, auténticos y consecuentes. Nuestra sociedad necesita verdaderos líderes. Si bien los que estamos en la vida pública debemos ser un ejemplo para ellos, es de gran importancia que los jóvenes nos superen y se exijan. No tengo duda que con el mayor acceso a la comunicación y educación, el futuro estará asegurado.

7


Familia El manejo de la economía del hogar

Dos ingresos, un presupuesto

Por Silvia Fort Aste*

Cuando Ana y Héctor Pérez se casaron, hicieron un acuerdo: ella se encargaba de pagar algunos gastos comunes y él de otros. Las compras y consumos personales eran cubiertos por cada uno, de forma particular. Con la llegada de los hijos, se generaron otros gastos como la ayuda de una persona para el servicio en casa, el nido, entre otros. Y éstos se fueron repartiendo entre ambos.

E

n la casa de los Pérez no había mayor capacidad de ahorro, pero los pagos se hacían puntuales. El problema se presentó cuando Héctor supo que su nombre estaba incluido en la lista de la próxima reducción de personal. Él se sintió en parte entusiasmado al pensar que era por fin el momento, que tanto había esperado, de independizarse. Podía perfectamente hacer su propio negocio: conocía lo que tenía que hacer, tenía los contactos necesarios y hasta podía trabajar inicialmente desde su casa; sólo tenía que comprar una computadora y algunos accesorios, lo que no representaba mayor inversión. Cuando Héctor conversó con Ana sobre su inminente situación de desempleo y su plan de poner su propio negocio, llegaron a las siguientes conclusiones: 1.- Felizmente tenían una sola deuda (un pago mensual al banco producto de la hipoteca); sin embargo, el ingreso de Ana no era suficiente para cubrirlo, además de los gastos que ya se hacía cargo. 2.- Si bien la inversión requerida para el negocio de Héctor era modesta, se requería también una estimación del tiempo que necesitaría para que el negocio genere el ingreso neto equivalente a su último salario. 3.- También llegaron a la conclusión de que ellos no sabían exactamente cuánto se gastaba en su propia casa y, por lo tanto, requerían elaborar urgentemente un presupuesto familiar.

8

En muchos hogares, gracias a la generación de mayores y/o nuevos ingresos, las parejas viven sin mayor preocupación de cuánto y en qué gastan. Cuando los ingresos son insuficientes o se generan nuevos gastos inesperados, se siente más la necesidad de llevar un mejor control de lo que ganan y cómo lo vienen gastando o asignando. Cuando los dos padres trabajan, una forma común de acuerdo es dividir de alguna forma los gastos entre ambos para mantener la sensación de 'independencia'. Sin embargo, el que hayan dos ingresos no implica que se lleven dos presupuestos; por el contrario, se necesita partir de un solo (¡y sincero!) presupuesto en común para llevar un mejor control. En el caso de los Pérez, además, se presenta el plan de iniciar un negocio propio. A pesar de que el negocio se desarrolle en casa (de hecho muchas empresas comienzan a operar desde casa), lo mejor es separar el presupuesto familiar al empresarial porque de esa forma se hace más transparente la situación real del negocio, sin recibir 'subsidios'.

*Profesora del área “Empresa-Familia” de EFYS (Educación, Familia y Sociedad)


Formación

El Alzheimer del alma Por Rolando Liendo

L

as enfermedades que afectan la salud mental suelen ser muy dolorosas. Entre ellas se encuentra el Alzheimer, que se caracteriza por la pérdida de la memoria y otras capacidades debido a la muerte progresiva de las neuronas. Esto se manifiesta a través del deterioro cognitivo y presenta trastornos en la conducta de la persona. Refieren las personas que han tenido a sus padres o madres con esta enfermedad -en promedio entre 10 a 12 años que dura la misma- que una de las experiencias más angustiantes e infelices que les ha tocado vivir es cuando ellos les preguntan: Y ¿quién eres tú? ¿Qué haces a mi lado? ¿Por qué me miras así?... preguntas generadas por la pérdida de la memoria. Realmente estar frente a un ser querido y no ser reconocido, parecer un extraño y recibir una mirada de indiferencia, debe producir sentimientos de aflicción y desolación; además debe rasgar el alma porque se trata de un ser querido. Sin embargo, muchos de nosotros día a día, pese a no tener esta enfermedad mental, solemos olvidar y 'perder la memoria' respecto de los afectos que se merecen otras personas, como nuestros cónyuges, nuestros hijos, nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros familiares y hasta nuestros amigos. ¿Es acaso que tenemos Alzheimer, pero en el alma? ¿No es cierto ellos se sentirán también afligidos y desolados porque nosotros no los reconocemos? ¿Cuándo fue la última vez que dijimos un 'te amo' a los seres queridos? ¿Cuándo fue la última vez que les dimos un beso y un abrazo? ¿Cuándo fue la última vez que los tomamos de la mano?; quizá solo nos contentamos con un beso en la frente o una llamada al mes para ver como están. ¿Cuán cerca estamos de esos seres que decimos que son 'nuestros seres queridos'? Muchas veces la rutina diaria, los objetivos y prioridades personales concentran nuestra atención y nos hacen olvidar ('perder la memoria') que estas personas también necesitan que nosotros les expresemos nuestro amor. Es evidente que en el caso de la enfermedad el olvido está explicado; pero 'olvidarse' en vida debe ser más doloroso

para todos aquellos que esperan una expresión de amor de parte nuestra. Todas las relaciones son diferentes. Las más naturales pueda que sean las de padres-hijos, porque los padres 'naturalmente' miman a sus hijos; pero mientras van creciendo el 'te amo' también va escaseando en ambos lados. Otra relación natural es la relación entre hermanos; sin embargo, es tan natural que un 'te amo' no se pronuncia con frecuencia porque se sobreentiende y así pasan los años hasta que probablemente la expresión vuelve a aparecer en un funeral, cuando ya no hay tiempo para nada. Lo que se deba hacer, se tiene que hacer en vida. Dentro del portafolio de relaciones, sin duda la más difícil es la de los cónyuges, porque no pertenece al derecho natural sino es una relación concebida y desarrollada, la cual debe ser trabajada para mantenerla. Es la tierra donde el 'te amo' es el mayor abono y aquí hay poco espacio para los 'olvidos'. Sin darnos cuenta quizá la pregunta: ¿Quién eres tú? nos ha inundado; puede haberse grabado en nuestro ser y no nos hemos dado cuenta que sufrimos de Alzheimer en el alma y nos hemos olvidado de nuestros seres queridos. Pero también sabemos que es una situación que se puede revertir tomando la decisión de hacerlo. Y una decisión solo depende de uno mismo.

9


En Positivo “Tus hijos adolescentes y la bioética”, estupenda obra de Jaime Millás Mur

L

os padres de familia cuentan ahora con este importantísimo material destinado a ser fuente de información clara, veraz y orientadora sobre temas relacionados a la ética de la vida, como los principios fundamentales de la bioética, la afectividad, la sexualidad y la procreación, la concepción, tecnologías reproductivas, la clonación humana, el uso de células madre, la ingeniería genética y la quimiodependencia.

"The Report ers Cente r", un nuevo canal de internet que ense ña a hacer peri odismo

S

e trata de una iniciativa de Youtube cuyo objetivo es mostrar a los ciudadanos la forma correcta de informar periodísticamente cuando suban a esta misma página los vídeos que han captado de algún hecho noticioso. Para tal efecto se incluye en la página del centro de reporteros (que solo cuenta con una versión en inglés) los consejos especializados de once renombrados comentaristas, entrevistadores y reporteros estadounidenses. El aporte del comentarista televisivo Chris Cilizza es explicar al cibernauta cómo no parecer un tonto ante la cámara; Bob Woodward, uno de los periodistas de investigación del Washington Post que hizo público el Caso Watergate, explica cómo obtener y tratar la información, así como los tipos de fuentes que tiene un reportero; mientras que Nicholas Kristof, columnista del New York Times, explica al ciudadano que podría ser testigo de hechos noticiosos que la primera lección del periodista es mantenerse vivo, pero que también se debe resguardar los documentos, no viajar solo, tener cuidado con los contactos y no confiarse totalmente de los intérpretes. Katie Couric, la entrevistadora más reconocida de la CBS, también aporta sus consejos a los cibernautas y confiesa algunos trucos que maneja en su labor de entrevistadora. Otros periodistas están aportando para que los ciudadanos aprendan a reportar mejor los hechos que envían en vídeos a Youtube para que esta empresa los apruebe, antes de colgarlos; están Dana Milbank, Jon Sawyer, Scout Simon, y otros más que se van sumando a esta tarea de enseñar periodismo. De este modo, los ciudadanos pasan a ser informantes ubicados en el momento y lugar preciso en el que acontece un hecho noticioso, facilidad con la que no siempre cuentan los periodistas que trabajan para un medio de comunicación. La pregunta que queda es ¿cómo podrán competir los periódicos y canales de televisión con esta fluidez de información de Youtube? Seguro que tendrán que usar esta fuente y reconocer los créditos.

10

Se trata de una herramienta editorial muy eficaz puesto que el autor, biólogo y educador que dirige el colegio Turicará (Piura), usa un lenguaje directo y conciso, justo lo que nuestros jóvenes requieren para empezar a comprender la importancia de tener un conocimiento cabal sobre temas que están directamente relacionados a su formación moral. Tal como el autor señala en la introducción de la publicación, esta reviste importancia en tanto presenta a los jóvenes un panorama claro y veraz sobre temas de bioética que los adolescentes deben conocer en su proceso de maduración, lo que les servirá para enrumbar correctamente sus vidas evitando así los embarazos no deseados, las enfermedades de transmisión sexual, el consumo de alcohol y drogas, el uso de anticonceptivos y la llamada ‘píldora del día siguiente’. En ese sentido, Millás Mur, presenta la definición de bioética como la ciencia que “trata sobre la conducta humana en el campo de la vida y la salud, a la luz de los valores y principios morales” y manifiesta que él concibe que a pesar que se distinguen varios tipos de bioética, “la única válida es aquella que respeta la dignidad de la persona, desde su concepción hasta su muerte natural, dignidad que no se pierde nunca, por grave que sea el deterioro de la salud de un ser humano”.


Se publicó 'Alas rotas', libro póstumo de Olga Bejano

Literatura ‘De carta en carta’

Ana María Machado

Por Camila Liendo* La historia nos habla de un niño llamado Pepe y su abuelo. Pepe lo ayudaba en la jardinería hasta que un día se pelean y decide hacerle una carta para desquitarse. Como no iba al colegio y no sabía escribir, decide acercarse al señor Miguel, un escritor, para pedirle ayuda. Cuando le dice el motivo de su carta, este lo interroga sobre el porqué de la ayuda si bien él mismo podría escribirla. Entonces se entera de que Pepe no iba al colegio y que por ello no sabía escribir. Se pone triste y decide ayudarlo, asegurándole que algún día irá al colegio y aprenderá mucho.

S

e trata del cuarto volumen publicado por esta valiente mujer que se hizo famosa en su país, España, por mantenerse 23 años con vida aunque sin poder hablar, moverse ni respirar sin asistencia, y usar sus únicas fuerzas para expresar su sentir a través de garabatos que fueron traducidos por su fiel enfermera. Fruto de esta inspiración se publicaron otros tres libros: 'Voz de papel', 'Alma de color salmón' y 'Los garabatos de Dios'. Olga, que quedó pentapléjica tras una enfermedad neuromuscular, falleció en diciembre pasado, pero su recuerdo está presente no solo en la gente que la conoció personalmente y que quedó impactada por su fortaleza y esperanza, sino por aquellos que se carteaban con ella, entre ellos el famoso Ramón Sanpedro, también parapléjico. Se cuentan cuatro testimonios de personas que desistieron de suicidarse tras leer lo que Olga escribió como testimonio de vida. Tal como ha manifestado su madre, Mari Carmen Domínguez, Olga sabía que valía la pena escribir esos libros porque recibía miles de cartas, entre las cuales estaban las de aquellos que le contaban que tras leer sus obras habían dejado atrás la decisión de eliminarse para apostar por vivir. Y agrega que la llamada 'prisión domiciliaria', como llamaba Olga a su evidente limitación, seguramente fue parte de la misión que tuvo su hija: acercar a la gente a Dios. La tenacidad con la que luchó Olga por vivir y expresarse la hizo merecedora a la medalla de oro de la Comunidad de La Rioja, España. 'Alas rotas' se presentó el 9 de junio pasado en la parroquia de San Gabriel ante más de ciento cincuenta personas.

Al día siguiente, el abuelo recibe la carta y como es tan avanzado en años -la vista le estaba fallando- le pide al señor Miguel que le lea la carta. Cuando este abre el sobre, lo único que encuentra es lo que él mismo ha escrito: “Eres malo, feo” y cosas por el estilo. No obstante, al ver otra vez la cara de su amigo, se lamenta y decide cambiar el tenor de la misma y entonces le lee cosas bonitas. Después de un tiempo el abuelo escribe una carta de agradecimiento a su nieto. Cuando Pepe la recibe, no sabe el porqué se le agradece y vuelve a mandar otra carta igual de resentida. Finalmente, pasan los días y Pepe empieza a ir al colegio. Crece y se hace abogado y comprende, ya mayor, lo mal que se ha comportado y le manda una carta al alcalde pidiéndole una ayuda para el jardín de su abuelo, un poco en deuda por las cartas y los malos ratos que le ha hecho pasar. *Alumna de 5to Grado del Colegio Santa Margarita.

‘La crisis de las ciencias europeas Edmund Husserl y la fenomenología trascendental; una introducción a la filosofía Por Carlos Viaña El filosofo Edmund Husserl compone uno de los trabajos más lucidos del siglo XX acerca de la relación entre la fenomenología trascendental y el mundo de la vida. Este libro de publicación póstuma nace como proyecto en 1934 para ser dictado a modo de varias conferencias en un congreso organizado por la Sociedad de Cultura Vienesa de Filosofía a realizarse al año siguiente en esta ciudad. Husserl entiende que el avance desordenado de la ciencia ha dejado de lado al hombre como fin último del interés de la investigación teórica. Las abstracciones conseguidas de la contemplación de los fenómenos quedan encima del mundo contingente, desarrollándose así una ciencia de modelos ideales que no encuentra aplicación práctica posible a la solución de los problemas de la humanidad. En Europa se ha deshumanizado la ciencia y ha degradado su cara al hombre hasta llegar a una mera técnica de entendimiento parcial de enunciados que no pueden ser reflexionados. Para esto, el 'filósofo' es nombrado por el autor como funcionario de la humanidad, llamado a otorgarle un sentido nuevo al mundo como correlato necesario de todo sujeto trascendental.

11


Contracarátula

Tú decides: ¿Ser espectador o actor? Por María de Fátima León Alemán *

P

reguntaba hace algunos días un profesor de mi colegio “¿Cuáles son las últimas noticias nacionales?”. “Lo de Bagua”, respondimos muchos. Ahora yo me pregunto, ¿acaso es simplemente eso? ¿Una noticia…? Muchas veces nos sentamos frente al televisor y nos enteramos de los problemas en el Perú. Muchos somos los que alguna vez hemos dicho: “Oh, qué lástima, pobre gente”, e inmediatamente damos media vuelta hacia la cocina para buscar algo de cenar. No seamos simples espectadores de lo que ocurre a nuestro alrededor; por el contrario, comprometámonos a ser lo suficientemente conscientes de la capacidad que tenemos para ser 'actores' en nuestro entorno. Lo ocurrido en Bagua es un ejemplo concreto que nos dice que no podemos quedarnos de brazos cruzados. Es una realidad que nos ha golpeado fríamente en el rostro, y cuya marca nos es imposible de obviar. Son muchos los fallecidos, entre policías y civiles, personas que han visto irreconocidos sus derechos humanos. Estos hechos nos hacen pensar en las debilidades que tenemos para entender que somos un país multicultural, lo cual nos hace

distintos en muchos aspectos. Asimismo, también nos hace reflexionar que no todos somos tratados de la misma manera por el Estado, y que es más difícil para algunos hacer respetar su condición de personas. Situaciones como la de nuestra Amazonía, nos demuestran que las autoridades del país y aquellos que se hacen llamar 'líderes políticos', carecen precisamente de ese liderazgo para actuar con responsabilidad y tomar decisiones coherentes que conduzcan al bien común y a la justicia social. El crecimiento económico del Perú no puede estar sustentado en la violación de derechos o costumbres de sus habitantes. Actualmente, parece que existe un nuevo vicio en la política: el egoísmo. Nuestros representantes políticos no tienen claro el valor de sus roles y conciben que éstos sólo los tienen que llevar a su propio beneficio, dejando de lado el verdadero significado de la política, que es el servicio a la comunidad y a sus ciudadanos. El Perú no necesita personas que sean perfectos oradores o tengan excelentes habilidades intelectuales, necesita verdaderos líderes que sepan desarrollar equilibradamente todos los aspectos de su persona, dotados de sensibilidad y sentido de solidaridad con todos los pueblos. Cabe recalcar que la violencia no se resuelve con más violencia. A veces tres no son multitud y el diálogo es prueba de ello. Las autoridades se deben preocupar desde un principio en escuchar a ambas partes de un conflicto, atendiendo a las distintas necesidades y circunstancias, teniendo siempre como prioridad a las personas sobre los bienes materiales. No tenemos que esperar a que ocurran sucesos lamentables para preguntarnos qué podemos hacer; éste es un deber que reside en cada uno de nosotros, es un deber participar en nuestra democracia. Los ciudadanos debemos tener en claro cuáles son nuestros deberes para que el gobierno y la sociedad trabajen complementariamente y en paz. En la medida que el gobierno mire las diferencias culturales del país y adopte políticas de inclusión social, dejaremos de ser una sociedad tan heterogénea, para saber a dónde vamos, y así poder trabajar en conjunto por un proyecto común que nos identifique. Considero, igualmente, que debemos buscar mecanismos de integración basados en el respeto. Y es que el respeto a la autoridad se basa en el respeto que ésta tiene con los demás. Es en este momento cuando nos tenemos que preguntar: ¿Qué somos? ¿Espectadores? Y si la respuesta es sí, es el momento para cambiar de opción. Seamos actores y trabajemos para que nuestro país no sea fuente de conflictos sino de respeto mutuo a todas las comunidades. Pensemos además que esta actitud no tiene que surgir solo para solucionar un conflicto o ante un hecho lamentable. La participación ciudadana, basada en el bien común, debe ser un objetivo que esté presente en cada una de nuestras acciones. * Alumna del 5º de Secundaria del Colegio Santa Margarita.

12

Revista Antesala  

Revista de formación