Issuu on Google+

TEORÍA DEL ESTADO

151

10.4. JUAN BODINO Juan Bodino (1530-1596), nació en Angers, Francia, y estudió Derecho en Toulouse. La formación adquirida en esta Universidad excepcional en su época, fue definitiva para el pensamiento del autor. En 1576 representó al Tercer Estado en los Estados Generales. Tuvo gran amistad con el hermano de Enrique III y sirvió en la administración legal del reino. La experiencia adquirida por Bodino en las ramas legislativa y administxáíiva del gobierno, le proporcionó un gran conocimiento de la política, que vertió en su obra "Les six livres de la Repúblique", publicada en 1576. La época vivida por Bodino se caracteriza por un hecho que tuvo decisiva influencia en su pensamiento. La unidad de Francia, lograda territorialmente, se'hallaba, sin embargo, seriamente amenazada por el avance del protestantismo calvinista, que dio origen a la guerra que duró hasta la expedición del Edicto de Nantes por Enrique IV. Por otra parte, la pugna existente entre la autoridad real, de un lado, y la de la Iglesia y el Imperio, de otro, ponían en peligro la seguridad política de Francia. Podemos concluir, en consecuencia, que BODINO, al elaborar el concepto de soberanía, no pretendía otra cosa que un gobierno fuerte que diese seguridad política al Estado. El concepto fundamental de Bodino es el de la soberanía, que define como "el poder absoluto y perpetuo de un Estado". Es poder absoluto, aquel que no tiene que someterse a otro. "Sólo es absolutamente soberano aquel que, después de Dios, no reconoce a nadie superior a él"; "perpetuo, significa toda la vida de aquel que tiene poder". Agrega Bodino que "El Príncipe" no está obligado por la ley de sus predecesores y mucho menos por sus propias leyes y ordenanzas. Es posible revivir una ley de alguien, pero es imposible, según la naturaleza de las cosas, concederse así mismo una ley que depende de la propia voluntad". Así pues, conjugando los tres elementos que, según Bodino, integran la soberanía, podemos definirla como "el poder supremo y perpetuo sobre ciudadanos y subditos no limitado por leyes". La primera característica del Príncipe soberano es la de crear el orden jurídico, es decir, "el poder hacer leyes generales y especiales, sin el consentimiento de superiores iguales o inferiores. Si el príncipe requiere el consentimiento de los superiores, entonces él mismo es un subdito; si él de los iguales, comparte su autoridad con los demás, si él de sus subditos, senado o pueblo, no es un soberano". El concepto de soberanía, no fue conocido en la Edad Media y le corresponde a BODINO el mérito de sentar las bases para su estudio puesto que en dicha época se creía que el poder supremo derivaba


152

MIGUEL GAI.INDO CAMACHO

de Dios, o bien que existía en los grandes señores feudales. Para él, la soberanía, es absoluta, indivisible y perpetua, y sostiene que todo Estado debía tener soberanía como facultad suprema de actuar. La primera contraseña de la soberanía es la facultad legislativa, es decir, la de hacer leyes, pues ésta solamente puede realizarla el soberano. Siendo absolutista, pensó que el gobernante no estaba sujeto a las leyes positivas que formulaba, y que solamente tenía como limitación el Derecho Natural y el Divino; expresando que los gobernados no tienen ningún derecho frente al soberano, solamente obligaciones: esto implica, para nosotros, el olvido de la libertad individual, que es concepto que limita la soberanía. BODINO hizo un estudio de las formas de gobierno y al efecto considera tres posibilidades: la monarquía, la aristocracia, y la democracia, y dijo que cuando la facultad de hacer leyes se encuentra en un hombre o sea el monarca, el gobierno es una monarquía; que cuando la facultad de hacer leyes reside en un grupo, es un gobierno aristocrático y cuando la facultad de hacer leyes reside, en el pueblo, el gobierno es democrático. A diferencia de Aristóteles, Polibio, Cicerón, Santo Tomás y otros autores, Bodino sostuvo que, no pueden existir formas mixtas de gobierno, ya que tal situación es incompatible, con el concepto de la soberanía que es esencialmente indivisible. Para BODINO, forma de gobierno y soberanía son la misma cosa; siendo su teoría de mucha importancia, pues estaba convencido de que la monarquía es la: mejor forma de gobierno, ya que es compatible con el concepto de soberanía, habiéndole tocado conocer la consolidación de la monarquía de Francia. La teoría de Juan BODINO tenía una finalidad fundamentalmente política, pues habría de servir al Rey de Francia como la mejor arma en la lucha que sostenía contra el Emperador, la Iglesia y los señores feudales, ya que ese poder supremo sobre ciudadanos y subditos, no limitado por leyes, era atributo esencial del gobierno, sosteniendo el fundamento teórico de la independencia del Estado Nacional Francés. En consecuencia, el concepto de soberanía, empleado por BODINO y Austin, "más que un término jurídico, abstracto y técnico es, como dice Bodenheimer, un arma de cpjnbate en la lucha política".71 El pensamiento de Bodino sirvió de modelo para el Estado nacional francés, caracterizado por la alianza de la monarquía y de la burguesía contra la Iglesia y la aristocracia. Este Estado, en el que la burguesía aceptó la soberanía real a cambio de disfrutar de seguridad política yjurídica, duró hasta que ROUSSEAU planteó la cuestión de la soberanía popular. " Ob. cít. pág. 76.

TEORÍA DEL ESTADO

153

10.5. LAS UTOPÍAS NEOPLATÓNICAS En la época renacentista, siguiendo la inspiración platónica que caracteriza su filosofía, surgieron, en el ámbito de la ciencia política, las Utopías que, a semejanza de la República, dibujan Estados Ideales. Figuran como tales, la "Utopía" de Moro. "La Ciudad del Sol" de Campanella, "La NuevaA-trántida" de BACÓN y la "Océana" de HARRINGTON. Con excepción de ésta última que inspiró las Constituciones de Carolina,/Pennsylvania y New JERSEY, poca o ninguna influencia ejercierojalas Utopías sobre el pensamiento político. a). TOMÁS MORO

Tomás MORO, O Santo Tomás MORO (1478-1535) ejerció el cargo de Lord Canciller con Enrique VIII. Opositor a la Reforma Anglicana y al divorcio del Rey de Catalina DE ARAGÓN y a SU nuevo matrimonio con Ana BOLENA, fue condenado a muerte y decapitado. En 1516 publicó en latín su libro "Utopía Libro Áureo, no menos saludable que efectivo, de lo mejor de las repúblicas de la nueva isla de Utopía", obra escrita en forma de diálogo, entre el propio Moro, Pedro Eligió, editor de la obra, y Rafael HYTI.ODEO. Este último, supuesto acompañante de Américo Vespucio, abandonó a su jefe y se internó en países desconocidos, entre ellos en la isla de Utopía (del griego topos lugar y u privativa, es decir, lugar que no existe), donde cuenta que vivió durante cinco años. MORO, después de atribuir por boca del navegante mencionado, a la propiedad privada el origen de todos los males, describe, a semejanza de Platón, un Estado ideal, existente en la isla de Utopía. A MORO se le considera como uno de los precursores del socialismo, llamado utópico por contraposición al científico que siglos después propugnaron MARX y ENGELS. LOS habitantes de la isla, cuya organización el autor describe pormenorizadamente, se dedican al trabajo obligatorio. La producción se traslada a depósitos especiales donde se distribuye gratuitamente entre las familias. Estas se sujetan a la organización antigua, patriarcal, y ejerce la jefatura el miembro más anciano. La vivienda es propiedad del Estado y cada diez años se redistribuyen las casas entre los habitantes por sorteo. La filosofía de MORO, pese a su convicción católica que le llevó a dar su vida por su fe, es netamente humanista, rechaza, en consecuencia, el ideal ético de la Iglesia, y para él la virtud consiste en vivir de conformidad con las leyes naturales. Fiel a la ideología renacentista, sostiene que la vida debe ser agradable y llena de deleites, afirmando, de esta manera, el carácter soberanamente frivolo, que BURCKHARDT atribuye al hombre del Renacimiento.


Juan Bodino