Issuu on Google+

Autores: Alumnos de 5ยบ

diciembre 2.011


Érase una vez un marciano, vino a la tierra, porque un satélite artificial mandó una señal a Marte porque llegaba la Navidad. El marciano quería saber lo que era, se encontró con un niño, y le dijo: -Hola, soy un marciano de Marte y vengo a la tierra para saber lo que es la Navidad y lo que hacéis. -Nosotros en la Navidad, ponemos el portal de Belén y un árbol de Navidad. -¿Qué es el Belén? Preguntó el marciano. -Es donde nació el niño Jesús y donde los Reyes Magos de Oriente le entregan al niño Jesús oro y regalos. -¿Cómo te llamas? Preguntó el marciano. -Me llamo Juan, ¿y tú? -Yo me llamo Risa pero mis amigos me dicen Ris. -Bueno, vente conmigo y te presento a mis amigos. Dijo Juan. -Bueno, estos son todos mis amigos, son cinco. -¿Cómo se llaman? Preguntó el marciano. -Este es Pedro, este Gregorio, este Manuel, este Rubén y este es Javier. -Mirar os presento a mi marciano se llama Risa pero le podéis decir Ris. -Ris ¿por qué has venido a la Tierra? Preguntó Pedro. -Porque quiero saber lo que es la Navidad. -Bueno vámonos a casa a dormir ya es muy tarde. Dijo Juan. -Sí, es verdad mejor nos vamos a dormir mañana va a venir Papa Noel. Dijo Gregorio. -Y, ¿quién es Papa Noel? Preguntó Ris. -Es una persona del Polo Norte que nos trae muchos regalos. Dijo Rubén. Al día siguiente todos se llevaron una sorpresa: ¡Ya sé lo que es la Navidad! Dijo el marciano admirado. Bueno me tengo que ir a Marte o mis padres me regañarán, adiós me alegro de haberos conocido.

José – Ramón


Había una vez una familia de extraterrestres siempre celebraba la Navidad, una niña extraterrestre siempre cuando era la navidad soñaba en ir de viaje a la ciudad de los humanos. Un día la niña, mientras dormían los demás, se fue a la ciudad con una nave que tenían. Cuando llegó la niña entró por una ventana que estaba abierta, de una casa, estaba en una habitación, veía como dormían ellos, los humanos. Al día siguiente los humanos se levantaron, la niña estaba debajo de la cama, cuando se fueron, ella salió, estaba muy asustada porque ella se lo imaginaba de otra forma. Cuando una de las personas fue a la habitación ella no se escondió quería ver si las personas eran como ella lo imaginaba. Cuando entró la persona no se asustó porque ella creía en los extraterrestres, empezaron a jugar cuando ya era tarde la niña se tenía que ir y prometió que algún día de estos iba a volver.

Regi


Un día en un pueblo de Zamora, vivía un niño con su familia. El día de antes de navidad se acostó temprano, para el día siguiente que era navidad. Tuvo un sueño que veía a un ovni y que bajaban extraterrestres, de pronto se despertó y miró a la ventana para ver si era verdad. Pero no era verdad, no había nadie. Pero de repente apareció del cielo un ovni y se asustó aún más, porque se abrió una puerta y salieron cinco extraterrestres, llamaron a la casa y el niño se asustó. Más tarde, su madre le dijo: -¡mira quien ha venido! Bajó poco a poco las escaleras asustado, eran cinco monstruos verdes y asustado dijo: -¿Mamá que es eso? Y le dijo su madre: -Son extraterrestres que han venido a pasar las navidades con nosotros -Mamá ¿pero se van a quedar todas las navidades? -Si hijo y vamos a tener que aprender su lengua y ellos la nuestra.


Llego la navidad, nochevieja y todos juntos cenamos, comimos, etc. También el niño cogió confianza y empezaron a jugar, cantar villancicos y se lo pasaron estupendo. Llego la cabalgata de reyes pero los extraterrestres no sabían lo que era, ellos al verlo se quedaron alucinados. Con los regalos, los caramelos, las carrozas, la gente, se quedaron con la boca abierta. Al día siguiente, se fueron por donde habían venido, el niño con tanta desilusión empezó a llorar, por lo bien que se lo había pasado, no sabía si los volvería a ver y pensó: ¿Pasará lo mismo otro año?

Rafael D.


Os voy a contar lo que me sucedió las navidades pasadas, cuando unos días antes de navidad me encontré con un extraterrestre de unos 5 años estaba perdido y asustado, yo al verle quedé tan asustado como él. Al principio salí corriendo, estuve corriendo sin rumbo fijo durante 15 minutos, cuando me di cuenta estaba


perdido en un lugar donde jamás había estado antes, mi gran sorpresa fue al darme cuenta que el pequeño extraterrestre me había seguido, allí estábamos los 2 asustados y perdidos.

En aquel lugar, el cual tengo que decir que era verdaderamente extraño, pasamos un par de días, después de este tiempo nos hicimos amigos. Al principio era un poco difícil entenderle, pero poco a poco mediante gestos y dibujos nos acabamos entendiendo. Alli estábamos los dos en plenas navidades perdidos y sin saber que hacer. Decidimos buscar algún lugar donde celebrar las navidades, anduvimos en busca de


algún pueblo o alguna aldea pequeña y cual fue mi sorpresa que cerca de donde estábamos encontramos a los padres de mi nuevo amigo extraterrestre. Allí me quedé con ellos celebrando las navidades en una pequeña cueva donde ellos estaban viviendo desde hacía unos meses, cuando habían decidido venir a la tierra para ver como vivíamos los humanos. Nos disponíamos a preparar la cena de navidad y vi que ellos tenían unas costumbres un tanto extrañas, pues para cenar había pochuelos una especie de escarabajos, para beber eclipse lo cual sabía como a agua con naranja, tengo que reconocer que todo estaba bastante bueno. Ellos no hacen regalos ni tienen niño jesus, ni reyes magos, ni nada parecido a todo lo que nosotros conocemos como navidad, simplemente veneran a Jardillo un ratón el cual es como su rey y nació en estas fechas. Pasé con ellos 10 días celebrando las navidades, después me acompañaron a buscar a mis padres, cuando los hube encontrado nos despedimos y ellos se marcharon a su planeta. Tengo que decir que fueron unas navidades maravillosas y que estos años los echaré de menos. Rafael L.


LOS EXTRATERRESTRES SE MUDAN A LA TIERRA Un buen día los extraterrestres pensaron en venir a la tierra para que papa Noel les trajera tantos regalos como les trae a los niños. Pero el jefe dijo: si es buena idea, pero si nos ven con la nave se va a asustar y se va a ir a otro país, otro contestó, vamos a vestirnos de ciudadanos y los echamos, les regalamos un cohete a cada uno para que se vayan a nuestro planeta marte y pasen unas navidades estupendas, pero les tenemos que decir que va a ir papa Noel si no no se van a ir de España. Eso a los extraterrestres les sirvió valido porque les funcionó pero papa Noel ve todo y como ve todo pues no les llevo regalos a los extraterrestres y a los niños como siempre muchos regalos chulísimos para que se diviertan cuando estén aburridos. Yolanda.


NAVIDADES CON EXTRATERRESTRES Había una vez en un planeta llamado Marte unos extraterrestres que planearon viajar a la Tierra durante la navidad, querían saber cómo se celebra la navidad en la Tierra.

Llegaron a ella y vieron cosas que les parecía divertidas como por ejemplo el árbol de navidad y las luces en los escaparates de las tiendas, también les daba miedo las personas, porque ellos estaban acostumbrados a ver seres de su especie.


Un extraterrestre llamado Frax ,el jefe de todos los extraterrestres, fue hacia una niña llamada Sara, Sara llamó a su madre para que lo viera, cuando su madre llegó fascinaba al verlo, la mamá de Sara les invitó a vivir en su casa durante la navidad. ¡Fue una Navidad inolvidable para todos!.

Nerea.


NAVIDADES EN NOMAR. Hay un planeta no muy lejano de aquĂ­ cuyos habitantes se parece mucho a nosotros es el planeta Nomar.

Sus habitantes trabajan todo el aĂąo pero cuando llega el invierno tienen una fiesta parecida a nuestra Navidad en la que no trabajan y estĂĄn de fiesta durante una semana. En esas fiestas comen unas tartas especiales hechas por las mujeres para toda la familia. Las casas las adornan con plantas y frutas de ese planeta que solo crecen durante esas fechas y las recogen para colocarlas en los tejados y ventanas, las frutas parecen bolas de Navidad y resplandecen en la oscuridad. Por las noches las familias se reĂşnen para cenar todos juntos y decir lo que les ha pasado en todo el


año si no se han visto porque viven lejos unos de otros, los extraterrestres no ponen árboles de Navidad lo que adornan es un muñeco de madera que lo visten con un traje muy bonito que representa el espíritu de la Navidad y es que trae los juguetes a los pequeños y regalos a los grandes que se han portado bien. Una costumbre muy popular en ese planeta es que todos los días durante las fiestas tienes que ayudar a alguien porque si no el espíritu de la Navidad se pone triste. Los pequeños se divierten mucho en estas fiestas y es la única vez al año que pueden comer dulces y caramelos hechos a mano por sus madres, que tienen que hacer muchos para regalarlos a todos los niños de su familia.

FIN.

Cynthia


En un lugar lejano, vivía un joven llamado Alberto, este estaba muy triste, porque tras una guerra terminada, un joven

dictador había

prohibido la navidad. Todos los años Alberto en la noche de Noche Buena, salía a contemplar las estrellas, mientras rezaba para que alguien con más fuerza que el pequeño dictador pudiese volver a llenar ese pueblo de alegría en esas fechas. El día 24 de Diciembre el joven estaba muy cansado de estar todo el día trabajando. Llegó a su casa con mucha ilusión para poder mirar las estrellas con su telescopio. Observó la Osa Mayor, y cuando iba a seguir viendo las constelaciones observó que algo extraño, parecido a una estrella fugaz se acercaba a su ventana. Estaba nervioso, hasta que de pronto la estrella fugaz paró en su jardín. Salió corriendo, escaleras para abajo y llegó al jardín.

Asombrado

voceó y dijo ¡Una nave espacial! De pronto unas escaleras silenciosas salieron y en ellas apareció una sombra. La sombra era muy alta, y detrás de ella había otras tres más. Bajaron de la nave, eran seres extraños, no llevaban ropa, pero si que llevaban una especie de capa negra. Alberto les invitó a pasar a su casa, y les dio de beber un té. Les explicó que era un día muy triste, porque en el


año anterior el pueblo había sufrido una crisis que había acabado en guerra, y que por e motivo había prohibido la navidad. Ellos le dijeron que no se preocupara que antes de que acabase el día 25, ellos lo habrían solucionado. Los cuarto

extraterrestres

de

acercaron

al

palacio

del

dictador

y

estuvieron hablando con él. Nadie sabe que le dijeron estos seres extraños, pero el pequeño dictador dijo que a partir de ese día, la fecha más importante sería la NAVIDAD.

Fin Beatriz B.


Había una vez una familia de extraterrestres que vivía en un planeta llamado Idún, pero era un planeta muy oscuro y triste. En la familia había dos hermanos muy curiosos y traviesos llamados Ada y Lois tenían 11 años y eran gemelos. Desde hacía 3 años el mismo día 25 de diciembre salían en su mini nave a observar el espacio pues en su planeta se aburrían muchísimo. En el último viaje pasaron por un planeta que después sus padres les dijeron que se llamaba Tierra y observaron muchas luces desde el espacio. Ada le dijo a Lois por qué no nos acercamos y vemos qué significan tantas luces. Se acercaron y se quedaron muy sorprendidos, todo era alegría, risas, cantos etc… Decidieron aterrizar y preguntar a un niño, que al principio se asustó mucho, pero los niños extraterrestres les dijeron que no tuvieran miedo que eran buenos y solo querían saber por que ese planeta estaba tan alegre, el niño les contó que era Navidad ¿Navidad? ¿Eso qué quiere decir? El niño de la tierra les explicó que hacía muchos años un 25 de Diciembre había nacido un niño llamado Jesús y que fue muy importante para el mundo y todos los años se celebraba y era motivo de alegría . Ada y Lois volvieron a su planeta y le explicaron a su Rey lo que les había contado el niño de la Tierra, el Rey decidió que su planeta necesitaba alegría, cantos y luces y desde entonces todos los 25 de Diciembre también se celebra la Navidad en el planeta de Lois y Ada.

Pilar


Extraterrestres en Navidad Érase una vez en navidad, en un planeta extraño, vivían unos extraterrestres que preparaban la Navidad.

Una familia pobre en una casa pequeñita, no podía celebrar la navidad porque no tenían dinero. Los padres de esa familia tenían cuatro hijos, pero el padre no ganaba dinero suficiente como para alimentar a su familia.

Esa familia tenía algunas cosillas para poder hacer el árbol de Navidad. - Papa papa ¿vamos a tener regalos de extraterrestrenoel? - No lo sé, porque no tenemos dinero para darselo a extraterrestrenoel y si no le damos dinero no nos puede comprar regalos. Un día se dieron cuanta de que pertenecían a una familia rica y con muchísimo dinero. Al saberlo, los niños se alegraron muchísimo al saber que pertenecían a uno familia riquísima y entonces los niños vivieron muy felices porque extraterrestrenoel les trajo muchísimos regalos y todos los días comieron bien.

Rubén



Cuentos navideños