Page 1


01 La calle, el mejor lugar del mundo Por Eduardo Bonces

Cuando se encontraban hacían figuras con sus cuerpos, imposibles para cualquiera que no estuviera preparado. Expectante, una masa de personas los seguía con la vista. De un momento a otro los actores se integraron con las personas del público, empezaron a hacer figuras cerca de ellos, a utilizar las piernas de los espectadores como punto de apoyo. Por los parlantes ubicados frente a la torre del reloj comenzó a sonar la música, los actores se movían con la melodía y escogieron a cinco personas del público con los que también bailaron mientras el resto de los espectadores miraban atónitos. Era la obra del colectivo Da Motus Con Tatto, Uno de los grupos que participó en el VIII festival internacional de teatro callejero “Al Aire Puro”. Este fue ambiente del festival donde participaron siete compañías internacionales, 14 nacionales, se presentaron 24 obras, se realizaron más de 60 funciones y fueron congregados un total de 300 actores. Este festival fue organizado por el Teatro Taller de Colombia con el apoyo de la Secretaría de Cultura Recreación y Deporte y de la Universidad Javeriana. Se llevó a cabo desde el 26 hasta el 28 de agosto en el Parque Nacional y en los centros comerciales portal 80, BIMA, Santa Ana, el Tintal y las bibliotecas pú-

ller de Colombia hace 16 años, buscando un espacio de integración de experiencia de todos los grupos del mundo, a través de talleres, charlas y encuentros y reflexiones sobre cómo se hace el teatro callejero, en Colombia, en la China, en el Barrio Bosa, en cualquier parte del país y del mundo.” En este festival participan holandeses, hombres y mujeres, altos de ojos azules, de raza aria, de cabello amarillo brillante y con la piel blanca que parecen haber bajado de las altas montañas. Suizos, Personajes de cabellos dorados y alturas descomunales. Mexicanos que por ser vecinos comparten muchos de nuestros referentes. Personajes de República Dominicana que eventualmente viajan a su país para asistir al carnaval vegano. Italianos que hablan con una cadencia musical entre frases inconexas del español, todos ellos con un solo objetivo: hacer teatro y teatro de calle. Durante tres días Bogotá se transformó en un sólo escenario donde el mundo se tomó las calles. De las esquinas salían locos, bailarines y zanqueros con algo que decir.

blicas Virgilio Barco y la Biblioteca el Tunal.

Uno de estos grupos fue el colectivo Da Motus. “Da es el imperativo de dar y Motus es la palabra griega para movimiento. Nosotros hacemos

Según el director del Teatro Taller de Colombia y organizador del evento, Jorge Vargas, “el festival nace por iniciativa del Teatro Ta-

este trabajo desde 1987, 24 años, en donde hemos hecho diferentes espectáculos, y lo que buscamos es estar en la calle no en un escenario en un área protegida, queremos estar con


Uno de estos grupos fue el colectivo Da Motus. “Da es el imperativo de dar y Motus es la palabra griega para movimiento. Nosotros hacemos este trabajo desde 1987, 24 años, en donde hemos hecho diferentes espectáculos, y lo que buscamos es estar en la calle no en un escenario en un área protegida, queremos estar con la audiencia, integrar a la audiencia al montaje y a la arquitectura así que nos gusta hacer estos espectáculos en la calle”. Explica el director artístico de Da Motus. Pero no todo aquello que se hace en la calle es teatro, el teatro retrata la historia de un personaje, cada espectáculo se prepara con meticulosidad para impactar al público. Según Cesar Badillo, actor de cine y quien también trabaja en el teatro la candelaria, “el teatro es una experiencia que de alguna manera le puede cambiar la vida al espectador, es algo muy fuerte que se produce en el interior de cada persona. Una cosa de malabares puede que lo logre pero es muy difícil, eso sería más diversión, espectacularidad y divertimento, pero no se podría llamar teatro”. Pese a que hay virtuosismo en los malabaristas callejeros lo que hacen parece no ser teatro, para Patricia Ariza directora del teatro Seki Sano quien se para en las calles también sabe, pero no narra una historia, expresa una habilidad, por ejemplo la habilidad de hacer malabares o de montar en monociclo o de tragar fuego, habilidades propias del teatro, pero

El teatro muestra la fragilidad del ser humano, le permite al espectador reírse de situaciones desconocidas, lo acerca a otro en el que se ve reflejado, en la calle la vida se hace teatro y el teatro vida, ¿qué mejor para vivir que actuar en una obra? Una particularidad del teatro callejero es que no lo hacen sólo los actores, el público también participa. Fue el caso de Juliana Ángel, Violeta Mora y Jennifer Alejandra Rodríguez, todas asistentes a los diferentes espectáculos y que terminaron actuando, bailando y riendo, como personajes protagónicos de las diferentes obras. “La integración con el público es una de las diferencias más grandes que ofrece el teatro de calle frente al teatro de jaula, porque en la calle el contacto con el público es más intenso. Para nosotros es una cosa que debe ser así.” Según afirmó Goro de Luviana, Eslovenia, quién es el director de la compañía Ana Monro El teatro callejero no sólo dejó risas y entretenimiento, también demostró que las calles de Bogotá se pueden convertir en el mejor escenario del mundo, donde cualquiera puede ser el protagonista de una obra.


02

Colombia al parque Por

Cielo Adriana Fierro

A Al ritmo del acordeón, la caja y la guacharaca el 28 de Julio se dio inicio al festival Colombia al Parque 2011 que este año celebró sus bodas de aluminio. Bogotá tuvo la oportunidad de presenciar el fin de semana, una gran variedad de eventos culturales de diferentes regiones como la costa y del interior. Colombia al Parque, evento organizado por la Alcaldía Mayor de Bogotá, expuso a la ciudadanía en general, la gran variedad de relatos, gastronomía, bailes y música que tiene el país.

Este festival es un espacio en donde los colombianosparticipantesdejan al descubierto su talento y capacidad para interpretar ritmos populares, hacen mezclas de diferentes instrumentos en ritmos autóctonos. Según el maestro Ramiro Rojas Riveros, conocedor de música colombiana, “la importancia de la fusión entre el jazz con ritmos autóctonos es muy importante porque eso ha contribuido a internacionalizar los ritmos propios de nuestro país, tanto en música como en los instrumentos utilizados para cada ritmo.

Al combinarla llegará a penetrar más en otras culturas”. El maestro Rojas señala, además, que es importante mantener viva la música popular porque “es la expresión de nuestro pueblo, del sentimiento de cada región y cómo lo manifiesta a través de la música. El objetivo principal de este evento es mostrar la diversidad de los sonidos colombianos debido a que después de la época de la conquista, cada región fue colonizada por fuentes de diferentes orígenes como


“Al ritmo del acordeón, la caja y la guacharaca el 28 de Julio se dio inicio al festival Colombia al Parque 2011”. los africanos que llegaron a Cartagena, es así como podemos ver que la música y los instrumentos de las costas son diferentes a los del interior”. La inauguración del Festival Colombia al Parque se realizó el 28 de julio en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán con la presentación del maestro FranciscoCristancho, compositor y arreglista. El 29 de julio enla Plaza de Bolívar de Bogotá, en donde hicieron gala los niños del vallenato del “Turco” Gil, los Comomés, Danza la Espiral, Faoba, Eyelé, Numerao, La séptima, Ines Granja y Santa Bárbara de Timbiqui, Puerto candelaria, Los Hispanos, Lisandro Mesa y los hijos de la niña Luz. El evento Colombia al Parque finalizó el día 31 del mismo mes, en el centro cultural la media torta en donde participaron Agua Salá, Los del pueblo, Bordon Liebre, taller ensamble vocal N´Voz, La revuelta, Luis Towers, Juancho Torres y su orquesta. Durante el concierto que se realizó en la Plaza de Bolívarse presentó inconformismo de parte de peatones por el cierre de vías que la Alcaldía Mayor, en cabeza de la Secretaría de Movilidad hizo para la organización del festival.


03

LO que nadie nos dijo ´ del Yage Por David Osorio

En el último mes, el yagé ha estado en la agenda mediática del país por cuenta de dos hechos. El primero fue la muerte de dos personas al consumirlo en una ceremonia en Piedecuesta, Santander. El segundo fue el festival multicultural que realizó la Gobernación de Nariño e incluyó rituales de yagé como parte de su oferta de diversidad cultural.


Esa incidencia mediática no fue más que un síntoma de un hecho real y palpable que es la popularización de esta bebida más allá de las fronteras de sus comunidades. Mientras el yagé expande sus fronteras, sus consumidores habituales están preocupados por la forma cómo está llegando a estos nuevos públicos. A pesar de que para la ciencia son medicinas aquellas sustancias cuyos efectos han sido determinados bajo condiciones experimentales razonables, las comunidades yageseras dicen que esta planta no sólo es sagrada sino que también es medicinal. Miguel Chindoy, ex gobernador del Valle de Sibundoy, Putumayo, y quien ha consumido por más de 40 años, comenta que su pueblo, los camentsa, hacen toman parte de esta tradición milenaria.

tuvieron la capacidad de desarrollar un conocimiento ancestral de orden espiritual y de orden científico alrededor del tema del yagé”. tuvieron la capacidad de desarrollar un conocimiento ancestral de orden espiritual y de orden científico alrededor del tema del yagé”. Debido a ese carácter sagrado que le asignan a la planta es que las comunidades que la consumen están en alerta para ver cómo manejan el tema de las muertes. Según la tradición, la bebida sólo puede ser preparada por un taita, o sea el líder espiritual de una comunidad; o un abuelo, que es un rango mayor que el del taita. Al parecer, las muertes en Piedecuesta se debieron a que el preparado estaba siendo administrado por “taitas piratas”, advierte Oriana Navarrete.

Ella, estudiante de fotografía y quien consuPara él, “hablar de yagé, es hablar de una me la planta regularmente desde hace cuaplanta de poder, una planta de orden espiri- tro años explica este fenómeno: “No son pertual y nuestros abuelos, nuestros antepasados sonas que vienen de una tradición ancestral.


Y es que al parecer no sólo se limitan a imitar a los taitas ‘originales’. Ana Fernández * se entregó al yagé cuando perdió las esperanzas médicas de que su bebé naciera sano y salvo, algo que finalmente consiguió, según dice, gracias al consumo de la planta mientras estaba en estado de embarazo. Para ella, “estos casos de gente muerta es porque no sólo es yagé; es porque están mezclando yagé con borrachero. El borrachero es el que se utiliza para hacer la escopolamina entonces se les va un poquito la mano en el borrachero y pues la persona muere”. Mezclar borrachero con una planta que al consumirla deprime el sistema nervioso central, no es la más sabia de las decisiones.tuvieron la capacidad de desarrollar un conocimiento ancestral de orden espiritual y de orden científico alrededor del tema del yagé”.

dice Chindoy que establecieron los mayores. Y es que a pesar de que la ciencia ha comprobado que no existe ningún tipo de relación entre el ciclo lunar y el ciclo menstrual, estas tradiciones ancestrales todavía mantienen la creencia de que sí lo hay y establecen muchas reglas de comportamiento con base en esta suposición. Otra característica que acompaña al rito yagesero es la creencia de que el efecto que cause dependerá en gran medida de lo que busque cada quién. Por ejemplo, para Navarrete, lo más importante es conseguir un buen estado de salud y ver el camino de la luz y por eso ella lo resume con una metáfora que le gusta mucho: “La ayahuasca es una madre, una doctora y una maestra. Es una doctora porque nos cura, una maestra porque nos enseña y una madre porque guía”.

“El abuelo Querubín convocó una reunión de sabedores para que se hiciera una lista de *Nombre cambiado, ya que la última vez que dio los taitas que sí están en licencia de repartir”, una entrevista sobre el tema empezó a recibir como primera medida para prevenir la prolife- amenazas de muerte. ración de más taitas piratas, explica Navarrete. Pero consumir la planta no es el único elemento cultural de las comunidades yageseras y del rito del yagé. Por ejemplo, se estipula que antes de los ritos autorizados no se debe comer alimentos pesados ni en mucha cantidad, no se debe consumir licor ni drogas ni tampoco haber mantenido relaciones sexuales. De hecho, todavía hay rasgos muy patriarcales en la organización social y política de estas comunidades. Por ejemplo, además de los taitas, las únicas mujeres que pueden preparar el yagé son las mamas, quienes para poder hacerlo deben haber alcanzado la edad en que ya no ovulan más. Fernández cuenta que “se está dando movimiento emergente en el Putumayo de mujeres indígenas que están estudiando la medicina e inclusive tienen una maloca y no le está gustando mucho a los hombres de algunas culturas pero sí hay un movimiento emergente de mujeres mamas”. Son indígenas o personas blancas que se hacen pasar por sabedores y van repartiendo con intenciones, de dinero o materiales, una medicina tan sagrada y de mucha responsabilidad”. Y es que al parecer el ciclo menstrual es un tema muy importante para estas tradiciones. “La mujer que está en su período lunar no debe tomar medicina del yagé”, pues en esa fecha está “descargando energías electrizantes” y es preferible que “mantenga un estado de reposo”,


04

Seguridad ¿Un tema de todos?

Por Marvi Suárez Atracos, manoseo y accidentes son las situaciones más frecuentes en el transporte público, por lo cual TransMilenio ha implementado todo tipo de acciones que hagan de la movilidad un aspecto mejor y más seguro. Según el informe de movilidad de la Secretaría Distrital la seguridad en el transporte público disminuyó en un 45%, esta cifra ha estado mejorando desde que en Bogotá funciona el sistema integrado de servicio TransMilenio, pero el problema de inseguridad continua latente en la ciudad. En los primeros años de uso de este servicio se presentaron casos de robos, manoseo y accidentes. El más frecuente de estos sucesos era el hurto a diario de celulares, pero el problema no paraba ahí, cuando el usuario se daba cuenta de lo sucedido no tenía a quien avisarle dentro de las estaciones. “Esta situación permito reforzar la seguridad, ahora el servicio cuenta con circuito cerrado para vigilar constantemente los buses y a los pasajeros”, explicó Jorge Toledo planeador de seguridad. Adicionalmente en cada estación están hoy día, los auxiliares bachilleres que prestan su servicio a la comunidad capitalina, ellos además de prever que nadie entre al sistema de forma abrupta, se suben en los buses cuando hay aviso de algo inseguro o detienen a las personas que hurtaron dentro de los buses en la mayoría de los casos, también piden la cédula para mirar en el sistema de la policía posibles antecedentes, “cuando hacemos requisas o pedimos los papeles es con el fin de detener a todas las personas que son delincuentes y que andan por ahí gozando de la libertad”, dijo el capitán Sánchez. Otro de los aspectos que también perturbaron la tranquilidad de los usuarios en el año 2007 y 2008 fueron los hombres que solían subirse a masturbarse en los buses, para lo cual Trans-

Milenio creó una campaña de denuncia hacia las personas que podrían verse sospechosas, y a hacerles escarnio público para avergonzarlos, “nunca recibimos una demanda, pero si quejas de muchas mujeres que afirmaban ser víctimas de acosos sexuales de los hombres que usan el medio de transporte”, aseguró Toledo. Milenio creó una campaña de denuncia hacia las personas que podrían verse sospechosas, y a hacerles escarnio público para avergonzarlos, “nunca recibimos una demanda, pero si quejas de muchas mujeres que afirmaban ser víctimas de acosos sexuales de los hombres que usan el medio de transporte”, aseguró Toledo. Pero lo cierto es que el problema de la inseguridad no sólo afecta a TransMilenio, también lo hace con el servicio público: buses, busetas, taxis y colectivos. “Nosotros no podemos hacer nada, las empresas de transporte público si nos recomiendan mucho el tema de la seguridad y de fijarnos a quienes recogemos, pero lo cierto es que ladrones hay en todos lados”, explica Fidelino Garzón, conductor de buses de la empresa Sotrandes. Otro de los problemas más frecuentes en el transporte público es de las carreras que hacen los conductores en las principales vías del país, las peleas que se forman por adelantar a otros y el llevar a sus pasajeros colgando de las puertas en las horas pico. “Cuando el bus no pasa seguido, toca subirse a la fuerza y colgarse de los tubos o de las puertas y si está lloviendo es todavía peor, pero lo que si nos molesta es que nos dejen lejos del paradero, porque para eso se hicieron, para que ellos paren ahí”, afirmó Luis Alejandro Rojas usuario del transporte público.


“La creación de estaciones que reemplazan los paraderos y de los alimentadores en los portales son el mecanismo que permite articular el servicio masivo de transporte público, para así garantizarle bienestar a los usuarios al momento de movilizarse en la ciudad”, aseguró Juan Fernando Mora, ex funcionario de TransMilenio. Por ello es que TransMilenio, a diferencia de las empresas de buses, ha ido implementado con el tiempo campañas para erradicar la inseguridad. “El objetivo principal del sistema Integrado de transporte TransMilenio es ser un servicio capaz de abarcar las necesidades de nuestros pasajeros, que sea Cien por ciento seguro, y que ahorre tiempo”, concluyó Jorge Toledo.

Según el informe de movilidad de la Secretaría Distrital la seguridad en el transporte público disminuyó en un 45%

Lo cierto es que la tasa de inseguridad ha bajado notablemente, pero erradicarla por completo es un compromiso también de los ciudadanos, por ello es que TransMilenio es el pionero en cuanto al desarrollo de campañas en contra de la inseguridad, las cuales relaciona de forma estrecha el servicio de transporte con los usuarios. Éste busca darle beneficios al usuario, “lo que se quiere siempre es dar un buen servicio y brindarle bienestar a quienes usan este sistema”, aseveró el ex funcionario de TransMilenio.


Actualidad ´ Extereo ! Te informa ¡


05 Tres grandes retos de la salud mental en Colombia Por Marcela Peña En Colombia la salud mental está lejos de ser una prioridad. La falta de cifras nacionales confiables, la necesidad de que exista una mayor voluntad política y la fragmentación del manejo de la problemática son tres de los problemas más importantes que enfrenta el país en ese campo.. “Las personas vienen por problemas de depresión, ansiedad, estrés, dependencias a sustancias psicoactivas. Los motivos de consulta son diversos. Se ven episodios de depresión en niños desde los 6 años y esto refleja en parte que la salud mental de nuestra sociedad está cada día más deteriorada”, afirma Erika Vargas, sicóloga.ller de Colombia hace 16 años, buscan-

do un espacio de integración de experiencia de todos los grupos del mundo, a través de talleres, charlas y encuentros y reflexiones sobre cómo se hace el teatro callejero, en Colombia, en la China, en el Barrio Bosa, en cualquier parte del país y del mundo.” Según el Ministerio de la Protección Social cinco de las 10 primeras causas de discapacidad en el mundo son psiquiátricas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que una de cada cuatro personas sufrirá algún trastorno mental una vez en su vida y que cerca del 20% de los niños y adolescentes del mundo tienen problemas mentales.

Gobernar a ciegas: ¿dónde están las cifras? Colombia no tiene cifras consolidadas desde que se realizó el Estudio Nacional de Salud Mental en 2003, hace ya ocho años. Allí se llegó a la conclusión de que el 40% de los

colombianos han sufrido de algún trastorno mental por lo menos una vez en la vida. Lamentablemente desde entonces no se llevan registros nacionales sobre depresiones, esquizofrenia, ansiedad, problemas de aprendizaje, entre otros. Apenas se tiene un registro de eventos como suicidios, intentos de suicidio y violencia nacional en el Instituto de Medicina Legal y no en Ministerio de la Protección Social. Lo que en otras palabras significa que se registran los hechos cuando ya la situación se salió de control y poco se sabe sobre lo que sucede antes: es decir, cuando la enfermedad aún es manejable y nadie ha salido herido.

“En Bogotá estamos al día en los eventos: violencia intrafamiliar, abuso sexual, suicidios, intentos de suicidio y consumo de sustancias psicoactivas. En términos de trastornos y enfermedades eso no depende de nosotros de la red hospitalaria pública y privada y ahí ya hay dificultades. Si yo quisiera saber cuántas personas tienen bulimia en el país es muy complicado. En Bogotá se puede hacer pero no se registran todos los casos”, admite Pilar Cardona, funcionaria de la Secretaría de Salud de Bogotá para temas de salud mental. “Una frase muy bonita que le retomo del doctor José posada Villa decía que necesitamos pasar del mito al dato y del dato al


al hecho. Si no tenemos la cifra, el dato epidemiológico real, basado en la evidencia, va a ser muy difícil tener una propuesta concreta. Necesitamos un Observatorio de Salud Mental en Colombia para consolidar la información. Así se puede asesorar sobre la toma de decisiones y la generación de políticas acertadas de salud mental en Colombia”, afirma Edwin Oliveros, presidente de la Asociación Colombiana de Sicología. que por sí solas, son sólo eso, habilidades.

Cardona afirma que la situación es similar en las demás regiones del país.

Oliveros resalta que la falta de cifras concretas y confiables sobre consumo de sustancias psicoactivas impidió sacar adelante el proyecto de ley de 2011 que pretendía llevar a los adictos a un tratamiento de rehabilitación pagado por el Estado. Fue imposible calcular cuál sería el costo de la ley ni qué se necesitaba para cumplirla. Agrega que tampoco existen herramientas confiables para evaluar el riesgo suicida en Colombia. La Universidad San Buenaventura trabaja en un cuestionario para detectar si alguien está en riesgo de quitarse la vida, pero aún se necesitan algunos ajustes y pruebas para poder implementarlo.

“El P.O.S. (Plan Obligatorio de Salud) cubre sicología pero las condiciones no son las óptimas para llevar un proceso adecuado. Algunas guías de manejo requieren al menos 10 sesiones y el P.O.S. no las cubre todas por eso nos toca hacer intervenciones muy rápidas en una o dos consultas” afirma Oliveros.

Otra de las circunstancias que frena las iniciativas en torno a salud mental tiene que ver con que no está claro cuáles son los deberes de las EPS al respecto. El Congreso no ha definido con claridad hasta qué punto están garantizados los tratamientos psiquiátricos. Una consulta particular básica cuesta entre 100 mil y 200 mil pesos.

“El obstáculo más grande es que mientras el sistema general de seguridad no regule la prestación del servicio de salud mental a nosotros nos queda muy complicado trabajar en lo colectivo. Podemos trabajar en la prevención de una conducta suicida pero van a existir casos que necesiten intervención y La voluntad política eso le corresponde a las EPS pero si ellos no lo hacen va a haber un riesgo muy grande “Lo más grave es pensar que nuestra sociedad de que la persona se suicide”, dijo Cardona. no tiene problemas mentales, eso significa una negación colectiva frente a la realidad social. Creo que es un problema de salud pública Cada cual por su lado: pero los recursos destinados la salud mental iniciativas de las regiones son irrisorios”, afirma la sicóloga Erika Vargas. “En general para la sociedad, incluidos nues- El Ministerio de Protección Social emitió unos tros mandatarios y legisladores, la salud men- parámetros para el diseño de políticas en tal no es importante. Sólo les importa cuando salud mental a partir del estudio de 2003. Sin un familiar o una persona cercana debe con- embargo, qué tan grandes o efectivos sean sultar a un especialista en el área”, agrega los programas de salud mental en los departamentos depende de la voluntad política Pilar Cardona coincide con lo anterior y agre- de cada uno y hasta el momento no se coga que en ocasiones las iniciativas de los nocen iniciativas para articular los esfuerzos concejales son caprichosas y no contribuyen de las regiones. a mejorar el panorama.” ¿Qué nos hace gastar plata en ludopatía cuando hay problemas Un ejemplo de lo anterior son las líneas de mucho más graves de salud mental? Pues que atención sicológica que algunos departahaya un acuerdo del Concejo que dice que mentos tienen 24 horas. Antioquia atiende en tenemos que trabajar en Ludopatía. Muchas el 444-44-48, Boyacá en el 106 y Bogotá en veces ellos proponen cosas que no tienen que el 123 a los adultos y en el 106 a los niños y ver mucho con lo que está pasando, ellos nunca adolescentes. La mayoría de los demás dese reúnen con la secretaría para ver cuáles son partamentos no cuentan con servicios similalas necesidades”. Cardona afirma que la situa- res y los ya existentes tampoco se coordinan.


En cuanto a cifras, algunos han hecho su tarea juiciosamente. Valle tiene un completo perfil sobre los trastornos mentales de sus ciudadanos con cifras de noviembre de 2010. Allí se incluyen no sólo las afecciones más comunes sino las discapacidades asociadas a ellas. La Gobernación de Antioquia emite un boletín semanal sobre salud mental. Bogotá tiene cifras mes a mes sobre atención en los hospitales de la red pública. En los demás departamentos, por lo general, los eventos relacionados con salud mental no se tabulan independientemente sino dentro de los informes de gestión de salud en general. Cada ne los tión en tes en unificar

departamento o cuidad defiparámetros para evaluar su gessalud mental pero al ser diferencada uno difícilmente se pueden las cifras o realizar comparaciones.

Cálculos realizados en 2003 estiman que se necesita que el gobierno invierta cerca de tres dólares por persona para poder garantizar un servicio adecuado en salud mental. En un momento en que el sistema de salud afronta una de sus crisis más graves es difícil que esta problemática se convierta en prioridad. A menos que, como en Antioquia, las cifras de suicidio y otros trastornos comiencen a alarmar a las autoridades. “En Colombia se considera por ejemplo que ir a un psicólogo o psiquiatra es para personas que no pueden resolver sus vidas solos o peor aún que están “locos”. No existe una conciencia de la prevención sino de la curación”, concluye Erika Vargas.


06

´ Problematicas ´ de los trabajadores de transporte urbano Por Diana Salazar

La principal dificultad que tienen los conductores de Transmilenio, taxis, buses, busetas y colectivos es la inseguridad que se presenta en algunas rutas donde se mueven. Otros problemas son la sobredemanda y la restricción vehicular. En Bogotá circulan 52.325 taxis, 17.709 busetas y 1.229 buses de Transmilenio. Sin embargo los robos, las jornadas de trabajo, el Pico y Placa y la movilidad en la ciudad se han convertido en la preocupación de muchos conductores de la capital.


La situación de los taxistas

Lo que pasa con los conductores de buses

Para Uldarico Peña, representante legal de Taxis Libres, son tres los puntos que afectan el trabajo de los conductores de taxis: el Pico y Placa, la piratería y la inseguridad.

En el caso de Martín Garzón, conductor de bus de Cotransmisa, es otra la situación debido a que casi nunca hay un policía en ciertas zonas. Sin embargo el patrullero Rivera aseguró que “sí hay policías, lo que pasa es que los ladrones siempre están mirando las zonas donde estuvieron patrullando y en un momento determinado roban a los conductores de buses, siempre están analizando cuál es el mejor momento para cometer estos delitos”.

“Hoy no hay sobreoferta de taxis en Bogotá, hay sobreoferta de usuarios, por eso no se consigue un taxi en las horas pico debido a que el 20 % tiene Pico y Placa. Actualmente estamos en conversaciones con la Alcaldía y la Secretaría de Movilidad para levantarlo y así prestar un mejor ser- De acuerdo con Rivera, los lugares más pelivicio y disminuir la piratería”, recalcó Peña. grosos son las rutas que pasan por las lomas o barrios que están ubicados en la parte alta de Asimismo los carros y camionetas blancas la ciudad. Algunas de estas son: San Cristóbal particulares, los buses escolares, motos y bi- Sur, San Blas, Juan Rey, Ciudad Bolívar, Danubio, cicletas son algunos de los medios de trans- Lucero Alto, Alfonso López y Santa Librada. porte no autorizados para transportar personas ya que la sobre oferta de pasajeros Para contrarrestar estos hurtos los conductoha hecho que los ciudadanos acudan a res han tomado otra clase de medidas para estos servicios. “Es por esto que solamen- protegerse, como tener palos o machetes te se está prestando el 55% del servicio y pero la Policía los ha desmantelado debido se está perdiendo el 45% en la piratería”. a que pueden poner en riesgo la vida de los pasajeros. Esto también es consecuencia Peña agregó que otro problema es la infil- de que “cada veinte cuadras hay un policía tración de personas en el medio que bus- y no existe ningún tipo de programa de secan robar y atracar, esto sólo disminuirá guridad para los buseteros”, reiteró Garzón. si los usuarios toman medidas como llamar siempre a los servicios de taxis, revisar la in- Por otro lado, otros buses han empezaformación del conductor y las placas que do a implementar soluciones como colose encuentran en varios lugares del vehícu- car en la parte trasera del vehículo una lo (techo o las puertas laterales) “pues la luz que alerte a los demás compañeros seguridad no es solamente de los taxistas cuando están siendo víctimas de un asalsino de los usuarios de transporte público”. to, aseguró Javier Pinilla, quien trabaja en Cootrasmisa Limitada como conductor. Igualmente mencionó que han disminuido los asesinatos a los taxistas. Hace ocho años Pero no solamente es la inseguridad en las camorían tres conductores cada semana, hoy lles lo que afecta a los conductores, también las gracias a la red de apoyo que existe con largas jornadas de trabajo se vuelven una consla Policía Nacional, 35 mil carros pueden co- tante en esta labor. Javier Pinilla y Martín Garmunicarse con las centrales de las empresas zón salen a las 4 de la mañana y regresan a sus prestadoras de estos servicios que cuen- hogares entre 7 y 11 de la noche de domingo a tan con la presencia de un policía siempre. domingo.Esto se debe a que en las empresas firman un contrato que les permite ganar un salario Actualmente sólo se roban algunas piezas mínimo pero con la condición de cumplir extende los autos como radios, frontales y he- sas horas conduciendo un bus debido a que su rramientas, según el patrullero Juan Rivera trabajo es por medio de cuotas, manifestó Pinilla. quien trabaja en el CAI de la Candelaria. “Lo malo es que no se ha podido establecer un salario fijo en comparación con los trabajadores de Trasmilenio ya que no todas las empresas tienen una buena organización” concluyó Garzón.


07

El transporte del milenio: proyección versus impacto

Por catalina Sánchez Atracos, manoseo y accidentes son las situaciones más frecuentes en el transporte público, por lo cual TransMilenio ha implementado todo tipo de acciones que hagan de la movilidad un aspecto mejor y más seguro. TransMilenio es una palabra que tiene muchas percepciones en el imaginario colectivo de los bogotanos: calles rotas, huecos, lentitud, corrupción, malas decisiones y obras en construcción, son sólo algunos ejemplos negativos que acarrea el vocablo. El sistema está en crisis y existen opiniones de quienes quieren defender TransMilenio desde su proyección y de aquellos que a diario tienen que enfrentarse a un caos para movilizarse. Así pues, es necesario conocer el sistema masivo de transporte desde su planeación y comprobar si dichas expectativas iniciales se cumplen en la realidad o no. Establecer un sistema masivo de transporte en una ciudad con casi siete millones de habitantes, no es tarea fácil. Es por eso que la planeación y el diseño de las rutas hacen parte de una de las tareas más arduas que les conciernen a ingenieros civiles y arquitectos que involucran sus conocimientos en el desarrollo de dichos proyectos.Milenio creó una campaña de denuncia hacia las personas que podrían verse sospechosas, y a hacerles escarnio público para avergonzarlos, “nunca recibimos una demanda, pero si quejas de muchas mujeres que afirmaban ser víctimas de acosos sexuales de los hombres que usan el medio de transporte”, aseguró Toledo. Omar Melo, ingeniero civil que trabaja para TransMilenio S.A, dice que uno de los principales aspectos que hay que tener en cuenta para diseñar las rutas es conocer plenamente la demanda de los usuarios (en lugares y horarios específicos), para satisfacerla de la mejor manera posible. “Para eso, la ciudad se clasifica en diferentes zonas de acuerdo con su ubicación y condiciones socioeconómicas. Con esa

nformación y con la utilización de software especializados, se establecen cuáles son las zonas con mayor demanda y oferta de viajes.” Además, también es necesario tener en cuenta la infraestructura vial disponible, la capacidad institucional de la ciudad y el marco regulatorio existente. Sin embargo, según Melo, el problema realmente no radica en la planeación de los proyectos, sino en la carencia de disposición política y en la falta de una entidad que se dedique únicamente a regular y a velar por la calidad del transporte, aspecto que según él, ha generado los actuales inconvenientes de movilidad, lentitud y desorden. “A pesar de los problemas que presenta el sistema, los usuarios quieren a TransMilenio y debido a que en algunas zonas es la única opción que tienen para su movilización, no tienen más remedio que utilizarlo y valorarlo.” Y es que según la página oficial de TransMilenio, el número de pasajeros que han utilizado el medio de transporte hasta julio de 2011 resulta un total de tres mil 432 millones 468 mil pasajeros. A pesar de las cifras oficiales (que apuntan a que el 80% de los usuarios se sienten conformes), TransMilenio ha perdido en los últimos años su popularidad, debido a una cadena interminable de factores, incluidos la demora en la construcción de las siguientes fases, los escándalos de corrupción, el mal estado de las vías y de los buses, la inseguridad y la lentitud.


El impacto real

mototaxis y otros tipos de transporte informal.

Es posible vislumbrar que hoy en día la planeación y el objetivo de satisfacer a los clientes, está un poco distante de la realidad y son precisamente veedurías como “La Séptima se Respeta”, dirigida por líderes cívicos y académicos como Angélica Lozano Correa, Javier Santiago Lozano, Natalia de la Vega y Andrés Felipe Lizarralde, entre otros, quienes aseguran que “investigaciones a profundidad sobre el proyecto de la construcción de TransMilenio nos llevó a concluir que la obra era una total improvisación”, motivo por el cual decidieron unirse en junio del presente año para recolectar firmas y oponerse rotundamente al levantamiento de la carrera séptima.

De igual forma, asegura que TransMilenio sólo al principio fue lo que se prometió en las propagandas. “En la publicidad inicial, uno veía a un ejecutivo sentado en sillas supremamente cómodas, leyendo el periódico, sin exceso de gente, sin caos, etc. Entonces se vio como una maravilla, pero con el paso del tiempo, no solo ha crecido la demanda y se han retrasado las obras de las otras fases, sino que también se ha perdido la rapidez y la seguridad. Los buses ya no son tan ágiles como antes y ya están viejos. A eso hay que sumarle que los conductores no manejan apropiadamente y hay muchos accidentes, más el hecho de que roben y que le falten al respeto a las mujeres, todo eso hace que ya no sea seguro.”

Y no es gratuito que la veeduría ciudadana haya recolectado aproximadamente cincuenta mil firmas para que no se realizaran obras en la carrera séptima. Eso sin contar que en las redes sociales, tienen alrededor de 1000 seguidores. Ciudadanos que, de alguna forma u otra, piensan que tanto la proyección de TransMilenio, como el servicio están fallando. Heriberto Triana Alvis, arquitecto y ex subsecretario técnico de tránsito, concuerda con que TransMilenio es actualmente un desastre al que le falta más planeación y asegura, contrario a lo expuesto por Melo, que el sistema no fue creado para satisfacer la demanda total de la capital, aspecto que hoy en día se ve reflejado. “El sistema inicialmente no fue pensado para satisfacer la demanda real, sino solo para cubrir el 20% de ésta. Adicionalmente, hay que tener en cuenta que su implementación ha sido dividida por etapas, lo que ha evitado la efectividad porque apenas se está construyendo la Fase III y se supone que faltan dos más, entonces si ni siquiera está terminado, es imposible pensar que se va a satisfacer la demanda”. TransMilenio, además, ha resultado algo excluyente porque hay zonas donde no llegan para nada ni las estaciones, ni los alimentadores, a lo que Triana insiste en que para que tal medio de transporte sea verdaderamente considerado como un “sistema”, es necesario aumentar las rutas de alimentadores o pensar en aquellos que aún tienen que movilizarse mediante bicitaxis,

Paradójicamente, Melo coincide en que, independientemente de lo que sienta la gente hacia TransMilenio y del supuesto esfuerzo en complacer la demanda, el sistema se encuentra atravesando una grave crisis. “Desafortunadamente el éxito que tuvo el sistema en sus inicios, no es el mismo, el aumento de la demanda y la demora en la implementación total de las fases del sistema, ha logrado que en estos momentos haya colapsado. Así mismo, los daños que presenta la infraestructura no garantizan que las velocidades de recorrido sean las mismas.” Triana añade que “este es el peor momento de TransMilenio”, ya que además de todos los problemas ya mencionados, las personas no poseen una verdadera cultura ciudadana, lo que agrava el caos en horas pico, haciendo que sea todo más complicado. Y como él, piensan muchos otros ciudadanos. Tal es el caso de Daniela Pérez, estudiante de Economía de la Universidad Nacional, quien asegura que usa TransMilenio únicamente porque no tiene otro medio para llegar a su destino y añade que lo que más detesta del medio de transporte es por un lado, la falta de cultura y respeto de la gente y por otro, la incomodidad. “Cuando yo me subo a un TransMilenio, me doy cuenta de que las personas son muy cochinas, y no solo empujan, sino que al no dejarlos pasar te gritan groserías y eso sin contar que los hombres a veces son unos aprovechados.”


Es evidente que en el transporte del milenio, los diseños de planeación y los supuestos estudios de la demanda con el fin de satisfacerla, no tienen nada que ver con lo que las personas viven a diario, apiñadas adentro de un bus rojo. Y si aún hay usuarios es porque no se le están otorgando muchas otras opciones a la ciudadanía, que, después de todo y soportando los percances, tiene que seguir movilizándose. “TransMilenio necesita rodearse de más cosas que lo complementen, como más rutas de alimentadores y desde luego, más estaciones que deben ser terminadas rápidamente. Hay que seguir pensando en el 80% de los que faltan.”, finaliza Triana.

TransMilenio es una palabra que tiene muchas percepciones en el imaginario colectivo de los bogotanos: calles rotas, huecos, lentitud, corrupción, malas decisiones y obras en construcción.

el número de pasajeros que han utilizado el medio de transporte hasta julio de 2011 resulta un total de tres mil 432 millones 468 mil pasajero


Transmilenio Por leidy Viviana Triana

¿un sistema inclusivo? Bogotá está pasando por un proceso de cambio en la movilidad, implementando un sistema integrado de transporte que permita a la ciudadanía tener acceso a los diferentes medios de transporte, en conjunto con infraestructura del espacio público más viable y digno para las personas en condición de discapacidad y la sociedad civil.


08 Según el censo del DANE del año 2005, en Colombia existen 2,6 millones de personas con discapacidad. El 43,9% tiene una discapacidad física, el 43,4% visual, 17,3% auditiva, el 13% problemas para hablar, 11,7% dificultad para aprender o atender y el 9,4 % con discapacidad para relacionarse, lo que representa al 7% de la población total colombiana según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud del 2010. De acuerdo con el informe de la Fundación Saldarriaga Concha titulado “Las limitaciones no están en las personas” ratifica que las personas en condición de discapacidad están amparadas por el decreto 1538 del Ministerio de Ambiente del 2005 y el decreto 1660 del Ministerio de Transporte del año 2003, quienes decretan la accesibilidad al espacio público y a los sistemas de transporte, transporte fluvial, marítimo, aéreo y terrestre, subsistemas de movilidad como terminales de transporte, paraderos y señales éticas, a garantizar un sistema inclusivo para personas con discapacidad. Enfrentándose a este panorama la sociedad civil, en especial las personas en condición de discapacidad, emprendieron una lucha contra la discriminación y el trato diferencial que atenta contra su integridad y derechos; es el caso de Ricardo Becerra Sáenz, diseñador industrial de la Universidad Javeriana, consultor de diseño inclusivo y persona en condición de discapacidad desde los dos años de edad por una secuela de poliomielitis. El informe de Accesibilidad de Transmilenio escrito por Fernando Páez, gerente de Transmilenio, asegura que ese sistema fue concebido bajo los principios de respeto a la diversidad humana. Busca garantizar el acceso equitativo al sistema para todos los usuarios sin distinción de condición física, sexo, edad, religión, ideas políticas, entre otros, implementando diseños que tienen en cuenta a las personas en condición de discapacidad como rampas de acceso, puentes peatonales con rampa, ascensores en algunas estaciones, plataformas de ascenso, puertas preferenciales, tableros electrónicos, losetas toperoles que indican riesgo de caída, sillas azules, áreas

exclusivas y personal de apoyo del sistema. En contraste Ricardo Becerra asegura que uno de los principales problemas es que el sistema cumple requisitos básicos como los mencionados anteriormente, pero esto no significa que garanticen un sistema inclusivo, por ejemplo “las rampas están pero tienen pendientes que no son amables para un usuario con discapacidad, los buses alimentadores no todos cuentan con plataforma levadiza haciendo la espera de casi 45 minutos de un bus con esas condiciones, deficiencia en señalización ética, en el interior de los buses mejorar las condiciones de seguridad del pasajero con discapacidad, cambiando el concepto de ubicación preferencial por prioritario, tener en cuenta a dichos usuarios en una situación de emergencia como terremotos, incendios o accidentes de tránsito y lo más importante es que hay que volver a fortalecer la convivencia ciudadanía en el respeto del uso de sistemas del transporte y espacio público” afirmó. “Es cierto que Transmilenio tiene adecuaciones para personas en mi condición, pero considero que unos de los principales problemas que enfrento al ser usuario, es la falta de respeto de la sociedad hacia las personas en condición de vulnerabilidad y la falta de control en los buses y estaciones de Transmilenio para que se respeten espacios de exclusividad, no solo para personas con discapacidad sino para mujeres en embarazo y adultos mayores”, afirmó Julián Felipe Sánchez Díaz, joven de 23 años en condición de discapacidad. Teniendo en cuenta estas especificaciones en la infraestructura del sistema Integrado de Transporte, aun así existen innumerables falencias que representan un problema para las personas en condición de discapacidad, madres, niños y adultos mayores. “Tienen que renovar aspectos en la forma de operar y concepto ya que teniendo en cuenta que es un sistema que se está replicando en ciudades como Cali con el Mío, Bucaramanga con Metro línea, Medellín próximamente con Metroplus, hay que lograr evitar replicar las falencia que tiene para las personas con discapacidad”, agrega Ricardo Becerra.


Sonia Verswyvel, consultora y auditora en asuntos de accesibilidad, persona en condición de discapacidad afirmó que el tema central aquí es que logremos tener una sociedad accesible para todos, es decir, que las personas con discapacidad, aquellas con capacidades temporales, las mujeres embarazadas, puedan acceder y movilizarse tranquilamente por las ciudades. Esos son unos de los tantos motivos por los que Ricardo Becerra, la Fundación Saldarriaga Concha, Sonia Verswyvel, Julián Sánchez y muchas personas que también son víctimas de la exclusión en sistemas como éste, trabajan haciendo reflexiones en las instituciones gubernamentales, instituciones públicas, empresas privadas en conjunto con la Universidad Javeriana y la Universidad de la Salle por medio de conversatorios y conferencias para pensar en inclusión en vez de discapacidad, un trato de seres humano para seres humanos.

La solución está, según Ricardo Becerra, en “el concepto de Planificación Prospectiva, es decir para entender una ciudad que necesita modificaciones y adaptación, además de la importancia de pensar en el futuro, la Convención de Derechos Humanos para personas con discapacidad denomina como el ajuste razonable con visión sostenible, refiriéndose al uso adecuado del sistema ya existente, aprovechar lo que se tiene y de manera correcta con cultura ciudadana, con sentido común y el concepto de Metodología, Procesos para hablar de diseño inclusivo con configuración y espacios de Comunicación de Seres humanos y Servicios (ECOSS)” lo que significa que aplicando sistemas que sean funcionales para todas las personas en el mundo, tengan en cuenta que es un servicio para seres humanos independientemente de su condición.


09

"Preservar lo que tienes, es preservar lo que eres” Por catalina Luna

Este es el lema de la campaña que la Alcaldía de Bogotá emprendió con el fin de recuperar el patrimonio cultural.


Hace cinco años se inició el que para muchos es uno de los proyectos más ambiciosos de la Alcaldía de Bogotá. Mediante el Convenio de Asociación No. 000219-2011 suscrito entre la Secretaria de Cultura Recreación y Deporte, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural y la Fundación Escuela Taller de Bogotá, se dio inicio al programa Esquina Mayor de Bogotá, “cuyo objetivo principal es aunar esfuerzos para fortalecer la divulgación y promoción del arte, la cultura, el patrimonio, la recreación, el deporte y la actividad física de la ciudad, como dinamizadora de procesos de atención al ciudadano”. Así lo informó Wilson Pacheco Gutiérrez, director del programa Esquina Mayor de Bogotá de la Dirección de Planeación de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte. Con la creación del Ministerio de Cultura en 1997, se fundó también la Dirección de Patrimonio, “formulando planes, programas y proyectos que buscan desarrollar la gestión, protección y salvaguardia del patrimonio cultural colombiano, y lograr la apropiación social del mismo”, así lo informan en su portal web. Este ente ha sido el responsable de manejar exclusivamente el tema de la reconstrucción de los bienes culturales; por ello se han procurado revisar y evaluar las políticas de selección que aplica el Estado al momento de determinar qué características debe reunir un bien para convertirse en patrimonio. Dicha Dirección también ha fijado los tratamientos que deben proporcionarse a los bienes tangibles considerados culturales; como por ejemplo, devolver el carácter arquitectónico a la obra y a su entorno; liberar a la obra de las transformaciones realizadas a través de la historia que afectan no solo la estabilidad estructural, sino que distorsionan también la originalidad del monumento; conservar las características técnicas, estilísticas y de acabados; entre otros. Liliana Fong, asesora de la Secretaría General del Ministerio de Cultura, asegura que la campaña de recuperación del patrimonio de la capital es “de enormes proporciones, ya que la Alcaldía Mayor junto con la Secretaría de Cultura y el Ministerio de Cultura, han destinado tiempo y dinero para que se empiece a recuperar espacios y edificaciones que

han hecho parte a lo largo de la historia, y queremos que cada uno de estos se conviertan no solo en un proyecto cultural sino que sea propio de cada uno de los ciudadano (…) este es la mejor apuesta que tenemos en este momento, recuperar estos espacios”. En el barrio La Candelaria ya se han presentado avances en la restauración de algunas construcciones, un ejemplo es el tratamiento dado a la casa del Virrey Sámano. Esta edificación, gracias a un proyecto de recuperación, es hoy patrimonio cultural. La fecha de construcción de la casa del Virrey es incierta debido a que no hay antecedentes de que alguien viviera en el lugar antes de 1809, año en que se estableciera allí Juan de Sámano, proveniente de Riohacha. Lo cierto es que la construcción responde a las características de la arquitectura colonial. John Alexis Garcés, experto en deterioro biológico del patrimonio cultural, explica que “en esta casa vivió el virrey Juan Sámano, quien el 8 de agosto de 1819 abandonó la residencia y Santa Fe debido al triunfo de Bolívar en la Batalla de Boyacá. Desde entonces la casa fue saqueada y ha sido habitada por diferentes familias hasta su total abandono. En el año 2008 se le dio el reconocimiento de patrimonio cultural” A partir de este reconocimiento, se dio inicio a la reconstrucción total de la casa, que está ubicada en la carrera 4ª # 10-18 en la Calle de la Rosa. Es de teja y tapia, tiene 545 metros cuadrados y consta de dos pisos. Ya no es conocida como la casa del último virrey de la Gran Colombia pues se tomó la decisión de establecer allí el Museo de Bogotá, que abrió sus puertas en el 2009. Allí reposa el que quizá sea su mayor atractivo: la Urna del Bicentenario, sellada el 20 de julio de 1910.


Otro ejemplo es la Casa Fernández, que en el 2010 se restauró y se entregó a la ciudad como un bien de interés cultural. Esta casa data de 1539. Durante algunos siglos estuvo abandonada. Se sabe que también pasó a ser un inquilinato y hogar de paso de habitantes de la calle. La reconstrucción, inicialmente, no logró efectos positivos debido a desacuerdos en el tratamiento que debía proporcionársele a la edificación. Por ello, la Dirección de Patrimonio Cultural estudió el caso y, luego de ires y venires, la reconoció como bien cultural, dando inicio de ese modo al proyecto de recuperación. La recuperación de estos bienes es positiva para la ciudadanía, puesto que el patrimonio “nos ayuda a saber quiénes somos, de dónde venimos, qué hemos hecho para venir a parar en este mundo en el que hoy vivimos, incluyendo lo mejor y lo peor de lo que como bogotanos hemos sido capaces”, afirma Sebastián Saldarriaga, estudiante universitario. Poco a poco, con la recuperación de casas para la ciudad, se fortalece el patrimonio cultural propio. La relevancia arquitectónica y, sobre todo, la importancia histórica son los motivos principales para integrar estos lugares a la memoria colectiva. Espacios como estos están pensados para que los habitantes de la capital conozcan y se reconozcan en su historia, en sus orígenes. Es así como la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte han fortalecido la atención al ciudadano con una variada programación, “estas actividades están diseñadas para valorar y multiplicar nuestro patrimonio tangible e intangible. La Esquina Mayor de Bogotá es un programa incluyente, donde ofrecemos valoración y rescate de nuestra memoria colectiva a través de las tertulias ‘Memorias de Bogotá’, que no es más que las vivencias de las nuestros mayores contadas a las nuevas generaciones; así como los domingos y festivos pedaleamos por la ciclovía apropiándonos del patrimonio”. Así lo informó Wilson Pacheco Gutiérrez.


10

´ Un dia que se debe repetir

El día de la no violencia o 24-0 tenía el objetivo de sensibilizar a los bogotanos para que desde el medio día del sábado, hasta el medio día del domingo no se registrara una sola muerte violenta. Cientos de curiosos se acercaron a la Plaza de Bolívar para ser testigos de las 24 horas que se vivirían en completa paz, sin una sola muerte violenta y marcadas por la música y el arte de los bogotanos. El evento no sólo tuvo una masiva participación de los ciudadanos, sino que contó con el respaldo de las Naciones Unidas, el gobierno distrital y artistas representativos de todo el país. Niños, jóvenes y viejos, con claveles en las manos decidieron invitar a los habitantes de la capital a resolver sus problemas por medio del diálogo. Esperanza Duque, asistente al evento quiso ir para que su hijo viera que “en Colombia no todo lo que pasa es malo, y sí hay formas para dejarle un país mejor”. César López, creador de la escopetarra, una escopeta hecha guitarra, es quien ha liderado otras campañas como “toda bala es perdida”, dijo sobre el evento que “es un experimento, que hemos bautizada 24-0, 24 horas con 0 muertos, y que remos comprobar que somos capaces de pasar un día completo sin que haya muertes violentas”. Esteban Sabal, vocalista del grupo Sin Pasamontaña, nunca pensó que su música fuera a ser inspiradora de algo así “Cuando nació el grupo no nos imaginamos que estaríamos tocando en un evento tan lindo, ojalá sirva para sensibilizar a las personas y que no sea uno sino muchos días de la no violencia”. La iniciativa contó con el respaldo del Instituto Colombiano de Medicina Legal, además de reconocidos artistas como Andrea Ehce

verry, Santiago Cruz y Andrés Cepeda, junto a ellos estuvieron las bandas capitalinas que deleitaron a los asistentes con diversidad de géneros pero con la misma intención: llevar a los bogotanos más arte y menos balas. Al ritmo de Sin Pasamontaña y Rio Abajo además de artistas callejeros que también llegaron a la plaza, los bogotanos vieron como la noche llegó, y con ella la prueba de fuego para la ciudad. La policía y algunos de los líderes de la campaña, entre ellos César López recorrieron Kennedy, Suba y Bosa, las localidades con más alto índice de muertes violentas, todo con el fin de persuadir a sus habitantes de cambiar la violencia por un arma mucho más eficaz: las palabras. Amada Benavides, miembro del grupo de las Naciones Unidas para la protección de los derechos humanos, se mostró sorprendida por la gran participación de la ciudadanía en la celebración del día de la no violencia. “es muy bueno para el país que sus ciudadanos tengan iniciativas como el 24-0, eso ayuda a que la paz no sea una utopía sino un compromiso social”. Este martes Raúl Insuasty, vocero del Instituto Nacional de Medicina Legal y la Policía Nacional, dieron el reporte del fin de semana, a pesar de que se presentaron algunos hechos violentos, estos se redujeron en un 87% respecto a el primer trimestre de este mismo año. Los bogotanos que asistieron, se fueron con la satisfacción del deber cumplido, y tal como lo dijeron durante el mismo acto, “con que se haya salvado una vida esto habrá valido la pena.


11

Bebidas alcohólicas y accidentes de tránsito en Bogotá Por Eduardo Bónces

En los últimos meses Bogotá se ha convertido en el escenario de múltiples accidentes causados por la irresponsabilidad al volante. Así lo demuestran las estadísticas publicadas el 4 de octubre de 2011 por la Alcaldía Mayor de Bogotá.


“En lo corrido del año se han presentado 554 accidentes de tránsito por culpa de conductores en estado de embriaguez, los cuales han dejado 45 muertos y 561 heridos. La Secretaría Distrital de Movilidad ha retenido 1.841 licencias por igual concepto”. Todos los días en Bogotá se presentan casos de irresponsabilidad que parecen superar las capacidades de la ley. Por ejemplo, la teniente coronel de la Policía, Luz Eugenia Molta, se accidentó por conducir embriagada en abril del 2011 y no recibió por parte de la institución penalización alguna. También está el caso de Juan Carlos Chávez quién atropelló en estado de embriaguez a una joven y fue condenado a cuatro años de cárcel domiciliaria, multa de 30 salarios mínimos, y prohibición de volver a conducir vehículos automotores por 55 meses, pena que para los familiares de la joven resultó ser insuficiente. El caso más reciente sucedió El 2 de octubre cuando el niño Diego Alexander Hernández Báez de 11 años fue atropellado en el barrio Rionegro de Bogotá por Frank Alexánder Rodríguez en horas de la tarde. Según Medicina Legal “los accidentes de tránsito en el año 2010 causaron lesiones no fatales a 39.318 personas y la mayoría de las víctimas fueron ciudadanos que tenían entre 20 y 34 años de edad La mayoría de accidentes se registraron en los departamentos de Antioquia, Valle del Cauca, Cundinamarca, Bogotá D.C. y Santander.” El último fin de semana sólo en Bogotá 108 conductores fueron sorprendidos conduciendo ebrios. Según la Policía Nacional las sanciones que se le imponen a estos conductores son: “Primer grado de alcoholemia, de dos a tres tragos de aguardiente: No se le retiene la licencia y si hay heridos se le suspenderá hasta por cinco años. Segundo grado de alcoholemia, de tres a seis tragos de aguardiente: Se le suspenderá la licencia de dos a tres años según los antecedentes y tendrá que pagar más de 40 horas de servicio comunitario. Tercer grado de alcoholemia, más de seis tragos de aguardiente: Le será suspendida la licencia entre tres y 10 años, y tendrá que

Sin embargo, para los familiares de las víctimas las penas que aquí se estipulan son insuficientes, pues se paga con casa por cárcel, y se puede acceder a las diferentes rebajas de pena estipuladas por el sistema, lo que lleva a que una pena de cuatro años se convierta en una de año y medio. Según el Código Penal el homicidio puede ser dividido en homicidio culposo, que se define como aquel que se comete cuando el sujeto no tiene la intención de hacerlo y homicidio doloso, que es aquel que se comete con toda la intención. Según Elena Suarez la especialista en derecho penal y profesora de la Universidad Externado: “Cuando una persona conduce asume un riesgo, riesgos que el ordenamiento permite, pero cuando uno maneja debe respetar el deber objetivo del ciudadano, o las reglas de juego, cuando uno viola alguna de esas reglas y hay un resultado se habla de un homicidio culposo.” La corte Constitucional ha propuesto aumentar las penas cambiando la naturaleza del delito, de culposo a doloso, y así aumentar la pena, sin embargo, según la naturaleza del derecho en nuestro país esto es imposible; pues quien maneja borracho pese a conocer el riesgo de manejar bajo la influencia del licor, incurre en el delito sin intención de asesinar a nadie. “Yo sería partidario de que preventivamente se tomaran sanciones de tipo administrativo con las que se les impartieran penas económicas severas a este tipo de conductores cuando se les encuentre conduciendo en estado de embriaguez, como que se les impida manejar por un tiempo de seis meses o un año, que se le inmovilice el vehículo por 15 días un mes y que se le imponga una multa alta; Si volvieren a manejar bajo la influencia del alcohol entonces se le impida el derecho a manejar de por vida o por varios años, que se le inmovilice el vehículo por varios meses y una multa aún más alta, con este sistema España ha logrado reducir la mortalidad por accidentes de tránsito al 50%”, afirma Jorge Isaaac Arenas, jurista y profesor de derecho de la Universidad Nacional.


Todos los especialistas, entrevistados por este medio, coinciden en que un endurecimiento de penas sería lo apropiado. “En Estados Unidos el hecho de que una persona no más porte licor en la cabina, así esté todavía en la caja implica ya un delito y le da cárcel. La evidencia muestra que en los países donde la legislación es más dura ha habido una reducción sensible de este tipo de accidentes”, dice Néstor Sáenz, coordinador del Programa de Transito y Transporte de la Universidad Nacional. Hoy las autoridades ya están tomando cartas en el asunto, el Ministerio de Transporte colocó en el congreso una ley denominada: “Cero tolerancia al consumo de alcohol en los conductores” cuyo fin es endurecer las penas y no permitir el beneficio de casa por cárcel a los infractores que cometan homicidio. Según la secretaría de tránsito No existe una campaña específica frente al control del alcohol, lo que estamos haciendo es desde el tema de seguridad vial establecemos una política donde integremos a todos los actores gubernamentales al proyecto de ley de control de alcoholemia que busca la cárcel para los conductores ebrios”. Mientras tanto la sociedad civil sigue esperando a que se fortalezcan las penas para este tipo de delitos. “Yo estoy de acuerdo en que las penas sean más duras, en Estados Unidos el hecho de que una persona porte licor en la cabina, así este esté todavía en la caja implica ya un delito y le da cárcel, La evidencia muestra que en los países donde la legislación es más dura ha habido una reducción sensible de este tipo de accidentes.” Según comenta Néstor Sáenz, coordinador del Programa de Transito y Transporte de la Universidad Nacional.

Según Medicina Legal “los accidentes de tránsito en el año 2010 causaron lesiones no fatales a 39.318 personas y la mayoría de las víctimas fueron ciudadanos que tenían entre 20 y 34 años de edad


12 5 millones de colombianos: Con los pies en la tierra Por Luis Fernando Ardila El primer simulacro de evacuación nacional y el tercero a nivel distrital, se presentó el 5 de octubre, con éxito en las diferentes empresas, hospitales y centros educativos que decidieron inscribirse y ser parte de los tres millones 950 mil capitalinos que participaron en ese importante ejercicio de prevención ¿Está usted preparado para un terremoto? ¿Conoce las vías de evacuación? ¿Ha acordado el punto de encuentro con su familia o compañeros de trabajo? ¿Tiene su kit de emergencias siempre a la mano? Si la respuesta es no a cada una de las preguntas anteriores, probablemente no esté en condiciones de enfrentar un terremoto o cualquier otro tipo de emergencia de la manera más adecuada posible. Es por eso que entidades distritales como el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (FOPAE), en conjunto con la Alcaldía, lleva ya tres años intentando, mediante diversas campañas, concientizar a los ciudadanos capitalinos sobre el peligro inminente que es no estar preparado. Este año, la diferencia radicó en que el simulacro no sólo se hizo en Bogotá, sino en otras 14 ciudades del país. De esta manera, fueron Medellín, Cali, Armenia, Manizales, Villavicencio, Bucaramanga, Ibagué, Cúcuta, Pereira, Popayán, Quibdó, Tunja y Neiva las que se unieron a la iniciativa del FOPAE y la Administración distrital a la prevención y preparación de desastres.

Sin embargo, cabe destacar que a pesar de que se obtuvo la participación nacional esperada (5 millones en total) y aunque en Bogotá la cifra (tres millones 950 mil personas) sí bordeó los cuatro millones pensados, es necesario enfatizar que aún hace falta mucho camino en el tema de la prevención. De acuerdo con Tato Patiño, asesor de prensa del Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (FOPAE) y quien coordina las campañas de concientización y la inscripción de empresas, hospitales y planteles a los simulacros distritales, en Colombia existe un grave problema con respecto a la poca importancia que le brindan los ciudadanos a este tipo de ejercicios de prevención. “Aquí tenemos un problema y es que si a la gente no le tocan el bolsillo, no se concientiza. Yo siempre pongo el ejemplo de la policía de tránsito: la gente no usa el cinturón de seguridad o el manos libres por prevención o porque de verdad le pueda salvar la vida, sino porque el policía le va a poner el parte.


“Y no sólo eso, Patiño asegura que otro de los graves problemas de la población es que, a pesar de los simulacros y de la respectiva capacitación que le hacen las entidades responsables, las personas con el paso del tiempo se olvidan por completo de las rutas de evacuación, los pasos a seguir y el kit de emergencias, dejando las medidas preventivas a un segundo plano. “Como sensibilizarse frente a una campaña es un ejercicio de corresponsabilidad ciudadana, la gente en el fondo no cree que un desastre de grandes magnitudes pueda ocurrir. La gente no tiene en cuenta lo importante que es saber sobre el tema y cómo ese conocimiento le puede salvar la vida a ellos y a su familia.” pagar 80 horas de servicio a la comunidad.” Y aunque las cifras nacionales alcanzaron el número esperado, para los expertos en desastres, éstas no resultan ser tan alentadoras. Patiño, por ejemplo, afirma que los simulacros son un buen ejercicio y una viva muestra de lo desastrosos que han sido los colombianos en materia de preparación y prevención de emergencias. “Los simulacros, especialmente de los años pasados en cierta manera sí han sido un fracaso y demuestran el desorden de las empresas y las autoridades. Ahora, si no hubiera existido un simulacro en el cual se hayan notado los errores pues la verdad una catástrofe, en caso hipotético, sería mucho peor. Por ejemplo, el año pasado se dieron cuenta en Colpatria que la soga que tenían preparada, le faltaban de 3 a 5 metros de cuerda, lo cual demostró la ineficiencia y la falta de control y conciencia por parte de la autoridades quienes creen que una catástrofe no pasa por acá, que lo único de lo que hay que prevenirse es de un atentado terrorista.” Felipe Quiza, Ingeniero Civil coincide con Patiño en que los simulacros como el del 5 de octubre son verdaderamente útiles, sin embargo, afirma que además de tener que hacerse con mayor periodicidad deberían ser sorpresivos para que la ciudadanía no esté sobre aviso y pueda actuar naturalmente. “Desde luego que realizar estos simulacros en empresas, colegios, universidades y conjuntos residenciales es vital pues es ahí donde

hay gran afluencia de personas, sin embargo, además de tener que hacerse con más frecuencia, es necesario que las personas sepan qué riesgo corren en la zona donde viven o si el edificio donde trabajan tiene fallas. Por ejemplo, es bien sabido que la localidad de Suba tiene el terreno más blando de toda Bogotá por lo que algunas entidades han intentado evitar que se construyan más viviendas ahí, así como Ciudad Bolívar tiene uno de los terrenos más fuertes, pero las casas construidas ahí no tendrían la infraestructura para soportar un sismo de grandes magnitudes.” El arquitecto Alfonso Morales asegura que para hablar de una completa prevención y preparación ciudadana, además de los simulacros anuales, hay que pensar indiscutiblemente en los terrenos donde se desarrollan los planos de edificios, centros comerciales, entre otros, así como habría que tener en cuenta la construcción indispensable de inmuebles antisísmicos.” Dentro de los aspectos que tuvieron en cuenta alrededor de 214 planteles educativos en la capital y numerosas empresas, hospitales y universidades para evacuar de manera adecuada fueron: primero, identificar una ruta segura de salida; segundo dirigirse al punto de encuentro; tercero, en el punto de encuentro permanecer juntos y por último reingresar pausadamente al lugar. “Los simulacros, al menos en Bogotá, siempre deberían tener al total de los habitantes participando y no los pocos que asisten porque ¿y los otros millones que faltan qué?, finaliza Patiño.


En caso de terremoto se debe hacer… De acuerdo con la campaña “Bogotá con los pies en la tierra” del FOPAE, existen seis jugadas maestras que se deben realizar en caso de terremoto. Hogar seguro: asegure en su residencia todos aquellos objetos que en caso de movimiento lo puedan lastimar, tales como jarrones, cuadros, televisores, bibliotecas. Plan de emergencia: identifique las rutas de evacuación y acuerde con su familia y compañeros de trabajo posibles puntos de encuentro cercanos. Kit de emergencias: tenga siempre una linterna, un radio, un pito, una frazada, zapatos, botellas de agua, medicamentos esenciales y fotocopia de los documentos más importantes en una maleta que esté siempre a la mano. Vivienda segura: identifique los lugares que puedan proporcionarle mayor protección dentro de su casa, como mesones resistentes. Protéjase: aléjese de ventanas y de objetos que puedan golpearlo o hacerle daño. Evalúe y actúe: después de que haya pasado el movimiento, evacúe con calma y vaya a los puntos de encuentro.


13

Espacios aprobados para grafitis en Bogotá Por Daniel Vásquez Bogotá es sin duda una de las ciudades más multiculturales de Colombia, abarca diversidad de razas, gustos, religiones y condiciones, de igual manera existen los grafitis que son expresiones artísticas donde centenares de jóvenes expresan con colores llamativos y letras estrambóticas mensajes críticos, amorosos y de ideales. Gracias al proyecto de acuerdo emitido desde el Concejo de Bogotá habrá espacios permitidos para que los artistas manifiesten de manera tranquila y legal aquellas expresiones visuales que muy seguramente embellecerán la ciudad. Liliana de Diago, concejal de Bogotá fue la ponente del Proyecto 291 de 2011, por medio del cual se habilitan espacios en las diferentes localidades de la ciudad para uso de grafitis. “Como ponente del proyecto quise plantearlo y debatirlo en el recinto del Concejo, pues era un tema que se tenía en el olvido y no se habían establecido regulaciones claras acerca del mismo, por lo que me pareció importante darle nuevamente cabida dentro de las leyes que cobijan a Bogotá, ya que considero que la ciudad estaba perdiendo aquellos murales llamativos que transmitían belleza y mensajes alusivos a la comunidad y sobre todo quiero que los jóvenes grafiteros

Liliana de Diago, concejal de Bogotá fue la ponente del Proyecto 291 de 2011, por medio del cual se habilitan espacios en las diferentes localidades de la ciudad para uso de grafitis. “Como ponente del proyecto quise plantearlo y debatirlo en el recinto del Concejo, pues era un tema que se tenía en el olvido y no se habían establecido regulaciones claras acerca del mismo, por lo que me pareció importante darle nuevamente cabida dentro de las leyes que cobijan a Bogotá, ya que considero que la ciudad estaba perdiendo aquellos murales llamativos que transmitían belleza y mensajes alusivos a la comunidad y sobre todo quiero que los jóvenes grafiteros tengan espacios de libertad de expresión sin tener que estar escondiéndose de las autoridades ni vecinos que muchas veces los juzgan por su manera de vestir o sencillamente porque creen que lo que hacen es vandalismo y daño a la ciudad”, aseguro la concejal.


Pero no todo es libertad para los artistas, pues muchos vecinos de las localidades de Teusaquillo, los Mártires y Barrios Unidos han presentado firmas frente a las alcaldías locales para censurar y prohibir rotundamente los grafitis en los muros de los barrios donde habitan. Julio Domínguez, residente del barrio Modelia, aseguro que le parece el colmo que el Concejo en lugar de estar haciendo cosas realmente productivas por la ciudad, esté consintiendo a estos jóvenes que no son sino vagos, que no solamente se dedican a dañar la ciudad sino también a meter vicio en los parques y muchas veces a nosotros mismos nos toca sacar de nuestro bolsillo para limpiar las fachadas de las casas y los negocios que son dañados por estos vándalos. No obstante y aunque hayan múltiples quejas por la nueva reglamentación, Magda Mosquera funcionaria de la Secretaria de Cultura comentó que el Instituto de Recreación y deporte (IDRD) y la secretaria están trabajando de la mano para hacer campañas de rehabilitación en jóvenes con problemas de drogadicción y alcoholismo e integrarlos para trabajar por la ciudad y unirlos con los 200 grafiteros que están carnetizados para que vean en la cultura un modo de vida. De igual manera se les darán cursos de mezcla de colores y dibujo para que puedan unirse a la obra social y puedan expresar cualquier sentimiento a través de los muros. David Bermúdez, grafitero desde hace cinco años asevera que no debió haber existido esa regulación, ya que ellos expresan sus ideas muchas veces en contra de las políticas del gobierno, por lo que considera que se van a sentir como en un colegio, vigilados por todo el mundo y sobre todo que el grafiti va a perder su esencia al ser controlado por las autoridades pertinentes. “La idea del grafiti es expresar, por eso me parece chimbo que ahora nos limiten los murales porque primero no van alcanzar los muros para todos los que somos y segundo vamos a estar supeditados a lo que los vecinos quieran y autoricen si se debe pintar o no, a mí la verdad me parece que en esas condiciones no vale la pena trabajar, por eso esa ley o como se llame no me importa y obvio que voy a seguir con mis pinturas pero donde se

me dé la gana y no donde me lo impongan”. El Capitán de la Policía Filiberto Fernández, aseguro que aquellos jóvenes que no cumplan con la norma, es decir que no usen los muros que se han establecido para uso de grafitis y por el contrario se les coja dañando fachadas de casas, postes o negocios serán castigados según la norma policial, ya que ese vandalismo o daños a la ciudad perjudican el buen vivir de la comunidad. Pero también hay quienes están de acuerdo con la norma, como Julián Botero, quien es artista hace tres años y ha adornado y manifestado sus ideales en la localidad de Teusaquillo. Según él, ahora van a poder estar tranquilos sin tener que huir cuando vengan las patrulla de policía. “Muchas veces me cargaron a la Unidad Permanente de Justicia (UPJ), porque estaba pintando y la verdad eso me daba mamera porque muchas veces me golpearon y me encanaron por más de 48 horas, según eso porque me encontraba fumando mariguana cuando ni me gusta ni lo hago cuando estoy pintando, solo eran excusas para tenerme ahí y quién les dice algo a esos tombos”. El proyecto pasó el primer debate en el Concejo de Bogotá, luego si queda aprobado en su segundo debate pasaría a sanción de la alcaldesa en los próximos 20 días para que empiece a regular como ley en la ciudad.


14

La realidad fantástica del ocio Por Andrea Ana María Melo Tobón

Para muchos el simple hecho de escuchar la palabra ocio implica perder el tiempo, y en una era en la que cada día se crean nuevas necesidades y deseos que solo se cumplen con la acción del trabajo, casi es inconcebible pensar en no hacer nada. Como dice Domingo Román Montes “las palabras “ocio”, “ociosidad” y “ocioso” se usan para señalar un defecto, para formular una crítica o bien para indicar un estado o actitud que hay que evitar.” Según Santiago Segura Munguía y Manuel Cuenca Cabeza, catedráticos de la Universidad de Deusto en España, en la civilización grecorromana había un variado grupo de ciudadanos, por ende libres, que gracias a su condición pudieron dedicarse a otras actividades que no implicaban mano de obra sino que se dedicaron a la teoría y a la contemplación. Este sentido de ocio opuesto a la actual versión occidentalizada de perder el tiempo tenía que ver con una actividad que requería esfuerzo y que buscaba el desarrollo personal, de las artes y del pensamiento. El origen de esta palabra viene del latín otium, que ha tenido varios significados y variantes a través de la historia como descanso, reposo, retiro, soledad o tiempo libre. Pero en Bogotá el ocio pasó de ser un defecto a ser una alternativa y propuesta artística, la semana pasada se realizó a cabo la tercera versión de la Feria del Ocio y la Fantasía (Sofa) donde se reunieron 150 expositores de todo el país para mostrar un mundo que parecía un sueño, el anime, los muñecos de acción, los video juegos, los cómics, el manga, el cine de género y la literatura fantástica se tomaron Corferias, lugar que abrió espacios como la sala de proyecciones, la zona infantil y el ocio digital, el museo de objetos fantásticos, la galería de arte de expresiones

urbanas y un auditorio con agenda académica especializada en industrias creativas. La diferencia entre fantasía y realidad se desdibuja cuando vemos pasar caballeros, damiselas y monstruos que participan en juegos de rol donde las personas tienen la oportunidad de disfrazarse y poder ser alguien más. Candy, una de las visitantes de la feria se refirió a lo anterior. “El SOFA es para mí, un espacio en el cual yo puedo mostrarme y puedo interactuar con otras personas que han encontrado en el manga un refugio y un consuelo y donde he podido encontrarme y ser como soy”. Yurani Romero expositora de arte y aerografía dijo que ”todos pensaban que ocio y fantasía querían decir como vagancia, como irse a acostar o como perder tiempo y lo que ha tratado Corferias es de que no solamente es perder tiempo, sino que tú también puedes dar a conocer temas, leer, jugar y tener un tiempo en familia.”. En 2010 fueron más de 4440 personas las que asistieron al evento y se presume que este año aumentó el número de visitantes de manera considerable ya que este año no sólo los jóvenes fueron los protagonistas sino que adultos también hicieron parte del universo de SOFA.


15

El Mito de las Tarjetas Supercliente

Por David Osorio

Hoy en día es común ganarse una cafetera o una nueva vajilla después de haber acumulado determinado número de puntos en la tarjeta del almacén.

A esto es a lo que los usuarios se han comprometido cuando firman el contrato de afiliados que viene con su correspondiente tarjeta de fidelización.

Sin embargo, que un super almacén guarde los datos personales de una persona y lleve una especie de contabilidad de lo que compra y con qué regularidad, genera preocupación entre algunos usuarios.

Aún así, nadie da sustento al rumor de que los almacenes estarían filtrando sus datos al gobierno.

La intranquilidad y desconfianza se convierten en desesperación cuando corre el rumor de que los almacenes le estarían pasando los datos a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN. En una columna del 29 de septiembre de este año, el periodista Adolfo Zableh comentó que a una amiga de él, un funcionario de Carulla le había confesado la práctica de la base de datos de la Tarjeta Súpercliente: “Carulla sabe todo lo que hacemos, es un supermercado con vocación de espía. Analiza el lugar y la hora de nuestras compras para descubrir dónde vivimos y a qué nos dedicamos, si somos solteros o tenemos esposa, dos hijos y un perro, si somos intolerantes a la lactosa o si preferimos que el baño huela a lavanda en vez de a brisa marina”.

Carrefour afirma que los datos de sus tarjetas de fidelización son de manejo exclusivo de ellos. Sandra Forero, encargada de la atención al cliente en el súper almacén Éxito de La Floresta asegura que “esa información sólo la manejamos nosotros. No le pasamos los datos a la DIAN”. Harold Agudelo, encargado de la atención al ciudadano de la DIAN, explica que de las únicas tarjetas de las que reciben información son de aquellas “debidamente constituidas y avaladas por una institución financiera”. Según él, “cuando se efectúan las compras con tarjeta debito o crédito se devuelven dos puntos del IVA”. Para Oscar Felipe Godoy, experto en mercadeo, asumir que la DIAN va tras los pequeños consumidores resulta extraño. “No es cierto. La DIAN tiene más información que el Éxito”, afirma Godoy. Para él resulta más creíble que este tipo de entrega de información ocurra con


los bancos que con los almacenes de cadena, pues el consumo es relativamente bajo. “Los mercados son pequeños”, remata Godoy. Los que sufren con ocultarle información a la DIAN para que no les aumenten los impuestos, pueden respirar tranquilos y seguir acumulando puntos en los grandes supermercados. Los únicos que usarán estos datos serán ellos mismos para determinar sus hábitos de

Estar informado es:

Estar informado es:

Actualidad Extéreo actualidad-extereo.blogspot.com


16

“La comida es lo que realmente nos une” Louisa Chu, periodista gastronómica, chef chino-estadounidense y quien condujo el programa “Diario de una foodie”, dio una conferencia el 14 de octubre en la Plaza de los Artesanos de Bogotá donde habló sobre el panorama de la comida colombiana y sobre cómo se puede convertir el país en una potencia gastronómica.

Esta periodista junto a otras dos chefs colombianas: Catalina Osorio, creadora del “Catalina Osorio Professional Catering”, (empresa responsable de cocinarle a los artistas internacionales cuando se encuentran en el país) y Luz Beatriz Vélez, chef del restaurante “Abasto” y seguidora del movimiento slow food (comida lenta), fueron las responsables de hablar en el evento junto a Chu sobre la importancia de conocer y sentirse orgullosos de los ingredientes colombianos como la única forma de mostrar la gastronomía en el exterior.

La clave está en los ingredientes Para los colombianos no es raro encontrar en los mercados granadillas, zapotes, guamas, kiwis y anones, esto fue precisamente lo que cautivó a la foodie Louisa Chu desde que llegó al país. Asímismo la papa criolla, la yuca y el plátano se destacan en la lista de ingredientes multifacéticos de la dieta colombiana. En la Guía Ambiental de la Asociación Hortifrutícola de Colombia (Asohofrucol) y el Ministerio de Agricultura, en el 2004 se contaron 48 variedades de frutas en total. La naranja, el mango, el aguacate, la guayaba, la mandarina, el banano, la piña, la mora, el tomate de árbol y el coco son las que tienen un mayor impacto social y económico tanto para los consumidores como para los

Por Diana Salazar

productores, aseguró la misma entidad.

Parte de este impacto se evidencia en los 319. 492 fruticultores que trabajan en 220.623 hectáreas como los departamentos de Cundinamarca, Tolima y Valle del Cauca, pero esto no es suficiente para ser uno de los principales exportadores de frutas, ya que Colombia sólo representa el 0.8% del volumen mundial de exportación según la Guía Ambiental. Es por esta variedad que Chu afirmó en la charla que la clave para que el país pueda empezar a ser visible en el mapa gastronómico mundial es “crear una combinación que muestre la comida colombiana como algo familiar y accesible. A todos nos gusta el arroz, el pollo, entonces el tener una conexión en común y al mismo tiempo entender que las frutas y verduras son algo que se puede encontrar fácilmente acá pero no en ningún otro lado hacen del país un lugar extraordinario pero necesitamos ver que en Colombia hay acceso a ingredientes que no tienen en otros países”. Es en estos alimentos cotidianos como hortalizas y tubérculos que pueden llegar a llevar a un nuevo nivel la cocina, Juliana Salazar, chef y escritora explicó que en el caso de la papa “se puede jugar, hacer muchas cos


as que en algunos casos no se conocen. Entre ellas está la variedad richie, la cual es una papa que no se consigue siempre y es muy interesante también para distintas preparaciones. Además existen muchas más, uno puede llegar a una región de Colombia y encontrar cosas que nunca había visto”. En Colombia existen más de treinta clases de papas, entre ellas se encuentran: la bogotana, la andina, la silvana, la carriza, la pastusa, la sabanera, la violeta y la colombina entre otras. La diferencia entre estos distintos tipos está en el proceso de siembra y su textura a la hora de cocinarla.

El desafío Para la chef colombiana Luz Beatriz Vélez la razón por la cual aún la comida del país es relativamente desconocida se debe a la falta de identidad que existe con la gastronomía colombiana. Ella afirmó que es necesario desarrollar un movimiento pero aún no se ha podido promover.

Luz Beatriz Vélez explicó que en el caso colombiano ambos métodos se pueden combinar en pro de dar a conocer la gastronomía del país. “Tanto las tendencias actuales como la cocina molecular y las tradicionales son cosas muy valiosas porque la inclinación ahora es muy fuerte y podemos introducir nuestros ingredientes y nuestras preparaciones para que los tengan en cuenta. Pero es muy importante fortalecer nuestra cocina porque tenemos que aprender las cosas más básicas para poder transformarla”. Salazar concluyó que existe un campo fértil donde se puede cultivar de todo, “es un poco valorar nuestra tierra como ese espacio donde puede darse tanto frutas y verduras, simplemente las subestimamos porque no las conocemos”. Colombia es un país que tiene que cambiar la mirada de ingredientes cotidianos a extraordinarios porque es eso justamente lo que hará que siga las rutas gastronómicas de países como México o Perú.

“Falta amor y una conciencia para cocinar con nuestros propios ingredientes, nos da pena mostrar lo que somos y lo que tenemos en la comida. Los cocineros tenemos la gran responsabilidad de crear ese orgullo y no lo hemos hecho. El mundo no nos va a reconocer si nosotros no nos abrimos al mundo”. Aseguró. Juliana Salazar también coincidió con esta posición, “el tema de la cocina colombiana es un tema el cual necesita empezar a darle valor, es darle mérito a nuestros ingredientes y preparaciones que existen y es un tema de conocer la diversidad que hay en el país. Nosotros no conocemos nuestras frutas ni tubérculos. Es necesario pensar la comida como algo visceral”.

Nuevas tendencias vs tradicionales Otro punto es el auge de los nuevos estilos como la gastronomía molecular (el implemento de técnicas físico-químicas en la cocina) y cómo se fusionan con las formas clásicas de cocinar.

Louisa Chu también ha trabajado con otros chefs como el estadounidense Anthony Bourdain en el programa “Sin Reservas”.


Actualidad Extéreo  

Una revista de actualidadcreada por estudiantes de octavo semestre de comunicación social y periodismo de la Universidad Externado de Colomb...