Issuu on Google+

Libre Oferta, Libre Demanda

Para El Mercado de la Caña Por: Martha Cecília Betancourt Morales

Libra azúcar NY (ctvs dólar) 16

14.65

14 12

L

a dinámica de la caña de azúcar ha sufrido un cambio radical a partir del inicio de la producción de alcohol carburante. La economía mundial depende peligrosamente del vaivén de los precios del petróleo y de los caprichos de los dirigentes de los países productores de crudo; de ahí el auge del Etanol y los cambios en diversos aspectos en la agricultura del Valle del Cauca.

En el ámbito mundial, el 2006 fue un año con precios promedio de azúcar crudo de New York de U$14 centavos de dólar la libra que al compararlos con los precios de años anteriores hacía atractiva las exportaciones. Al tiempo los 5 ingenios productores de alcohol aumentaron la molienda de caña debido a la mayor eficiencia en fábrica derivada del paso de las mieles B a la destilería pretendiendo de ésta manera aprovechar los buenos precios internacionales.

Para suplir las necesidades de molienda los ingenios se ven abocados a la necesidad de cortar cañas con edades cada vez menores, afectando de manera directa el pago a los proveedores de caña; es decir a menor edad, menor peso de la caña y menor producción de azúcar. Los ingresos de los ingenios no se vieron afectados, pues lo que dejan de recibir por azúcar lo compensan con las ventas de alcohol carburante, en cambio el proveedor no cuenta con la misma suerte por la decisión unilateral del ingenio de pagar la caña que se destina para alcohol como si fuera AZÚCAR DE EXPORTACIÓN (vale recordar que el precio de exportación es mucho más bajo que el precio nacional). La reducción en las edades de corte en 2006 y el fuerte invierno durante los primeros meses del 2007 complicaron más la oferta de caña, a pesar de los grandes esfuerzos de los ingenios por aumentar el área sembrada en fincas dedicadas tradicionalmente a ganado y arroz. Vale la pena aclarar que los nuevos proveedores de Incauca y Cabaña fueron beneficiados con contratos superiores a 58 kilos por tonelada de caña. La escasez de caña ha obligado a Ingenios como Castilla, Mayagüez e Incauca a hacer paros de fábrica de más de 1 semana y tienen otros programados.

9.99

10 8

6.86

6

7.38

4 2 0

2003

2004

2005

2006 Libra azúcar NY (ctvs dólar)

VENDER SEGÚN LA OFERTA Y LA DEMANDA Estas situaciones y el deterioro de la confianza entre ingenios y cultivadores de caña han propiciado nuevas formas de hacer negocios. Por ejemplo, es creciente la tendencia de muchos proveedores a vender cañas a trapiches paneleros. La mayoría de ellos están comprando cañas por encima de 64 kilos por tonelada, con derecho a ajuste de exportación y sin los arbitrarios descuentos de los ingenios por materia extraña, corte verde limpio, multas por incendios, etc. Además cada día más proveedores de caña se dan el lujo de no aceptar los contratos ofrecidos por los ingenios quienes no ofrecen chance en la negociación, sino que pretenden que sean contratos de adhesión. lujo de no aceptar los contratos ofrecidos por los ingenios quienes no ofrecen chance en la negociación, sino que pretenden que sean contratos de adhesión. Todo esto sin contar que las proyecciones mundiales de precios de azúcar y alcohol, hacen pensar que la escasez de caña va a mantenerse, con el agravante que la frontera agrícola en el Valle geográfico del Rió Cauca ha llegado a su límite. Esto explica el porque hoy los ingenios van por cañas cada vez más lejanas a su área de influencia, sin que les importe el alto costo que ello implica, ni la aventuran de romper los pactos existentes por las cañas en ciertas zonas. Podemos de ésta forma concluir que la tendencia para venta de caña será según la fuerza de la oferta y la demanda y que la estructura contractual de venta de caña ha colapsado. Es preciso entonces plantear soluciones y alternativas como aquella de vender al mejor postor o por ejemplo conformar el tan anhelado CONSEJO DE LA CAÑA presidido por el Ministerio de Agricultura, en cuyo seno deberá fijarse el norte de nuestro sector en pro del bienestar del país cañicultor.

Junio 2007

15


5__