Issuu on Google+

Importantes anuncios durante la

XXXVIII Asamblea Anual de Afiliados PROCAÑA

Gobierno Nacional amplía

plazos para créditos agrícolas Aprobado el Fondo Socio-Ambiental del sector de la Caña de Azúcar


contenido XXXVIII Asamblea Anual de PROCAÑA Septiembre de 2011 No. 95 ISSN 1657-4664

La Asociación Colombiana de Productores y Proveedores de Caña, PROCAÑA, realizó con pleno éxito su XXXVIII Asamblea Anual Ordinaria de Afiliados el pasado miércoles 7 de septiembre en el Hotel Dann Carlton Cali. Presidida por el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo, registró cerca de 400 asistentes y contó con la participación del gobernador del Valle, Francisco José Lourido y como invitado internacional con la del presidente de Orplana (Brasil), Ismael Perina.

Palabras del Presidente de la Junta Directiva de PROCAÑA, Guido Mauricio López

4

“A los ingenios, los cultivadores les suministramos una materia prima privilegiada, teniendo en cuenta sus múltiples aprovechamientos. De la caña de azúcar nada se pierde en las factorías, todo se utiliza, tanto el bagazo como los residuos de cosecha para cogenerar energía; los azúcares para alcohol, endulzantes y muchísimos productos más, que muestran una producción rica en diversidad. Debido a lo anterior, es el momento de considerar que todos los productos derivados de la caña de azúcar, deben ser parte de la negociación entre cada proveedor y su comprador, e igualmente, los invitamos a mirar esta dinámica, bajo la óptica del estímulo, como efecto dinamizador de la cañicultura colombiana”.

10

Balance de la Dirección Ejecutiva

“Es evidente que los altos precios del azúcar no incidieron en el mismo porcentaje en los ingresos de los cultivadores de caña, debido a la depreciación del dólar, el cual afecta directamente las utilidades relacionadas con las exportaciones, manifestó la directora ejecutiva de PROCAÑA, Martha Betancourt durante su Informe de Gestión del 2010”.

Discurso del Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo

20

“Durante tres años, y así lo acreditan las cifras del DANE, el sector agrícola tuvo crecimientos negativos o muy cercanos a cero. Cifras recientemente disponibles, las del último trimestre del año pasado, revelan que el sector agropecuario creció 4.2% y en las del primer trimestre de este año, el sector agropecuario aparece con un crecimiento del 7.8%, lo cual acredita que éste ha salido de una estación donde había una locomotora parada, ya dormida, y está volviendo a ponerse en marcha“.

Informe del Gobierno Departamental

3.030 kilómetros (65%) de los 4.700 kilómetros de vías tercerías del departamento, se vieron afectados por la ola invernal 2010-2011, reveló durante su discurso en la Asamblea de PROCAÑA el gobernador del Valle, Francisco José Lourido.

27


editorial

Discurso XXXVIII Asamblea Anual Ordinaria de la Asociación Colombiana de Productores y Proveedores de Caña de Azúcar, PROCAÑA

E

l ámbito agrícola colombiano, ha permitido y hecho visible en los últimos años, la evolución de los gremios como referentes decisivos en las políticas y programas de Estado para el sector. Claras señales que la administración del presidente Juan Manuel Santos, evidencia a través de su marcado interés por la locomotora agrícola.

Objeto de leyes, regulaciones y el recién creado Fondo de Adaptación al Cambio Climático, -con un presupuesto de 16 billones de pesos- la política agraria colombiana, hoy por hoy, llama la atención de la comunidad internacional por su audaz perfil social y valor para tratar de lograr, que desde el campo y con los agricultores -grandes, medianos y pequeños- Colombia ascienda y sea tenida en cuenta en un mundo globalizado, por su trabajo de país comprometido en respetar los derechos humanos, con responsabilidad social y preservación medio-ambiental.

Guido Mauricio López Ochoa Presidente Junta Directiva de PROCAÑA

En este contexto, el Ejecutivo y los gremios trabajamos con obsesión, para que nuestra patria pueda responder a todas las exigencias de empresarización agrícola y desarrollo de infraestructura que traen consigo los tratados de libre comercio. El Fondo de Adaptación al Cambio Climático, es el más grande reto planteado por gobierno alguno a las regiones colombianas. Dentro de sus lineamientos están el propósito de respaldar proyectos para obras 4

de infraestructura, manejo ambiental y programas conexos; financiamiento de proyectos de riego y drenaje; estímulo a la investigación del tema productivoagronómico y la adaptación de semillas resistentes a las sequías o excesos de agua. Los gobiernos departamentales, gremios, empresarios y otras entidades de liderazgo regional, tienen los meses que restan del año, para hacer propuestas y presentar sus proyectos, ya que en enero de 2012 se iniciará su estudio y aprobación. Al mismo tiempo que resaltamos la tarea del gobernador, Francisco José Lourido en el sector agrícola vallecaucano en momentos de crisis, queremos que él tenga muy presente nuestra disposición para armar ese paquete que llevaremos al Gobierno nacional, con las propuestas necesarias sobre las obras que no sólo serán soluciones a problemas endémicos, sino dinámica de desarrollos para la región Pacifico. En relación directa con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, los hombres y mujeres del campo, estamos agradecidos por la jornada oficial –actualmente en ejecución- mediante la cual son atendidos los damnificados de las dos últimas emergencias de invierno. Debemos reconocer la voluntad de acertar, demostrada por los funcionarios de esta cartera, quienes, pese a lo que dijera el propio ministro, “lo que afloró fue la necesidad de preparación que tenemos los colombianos para solucionar los problemas que dejan


Discurso XXXVIII Asamblea Anual Ordinaria de PROCAÑA

los cambios climáticos extremos”, trabajaron las 24 horas recorriendo zonas y dialogando –en el caso de los cultivadores de caña- de manera individual sobre las necesidades de cada uno de nosotros. Y a propósito doctor Juan Camilo, sobre estar preparados, estamos de acuerdo con usted, -y más, tras la nefasta experiencia vivida- en que agricultores y Estado no podemos seguir siendo reactivos, sino proactivos. Eso de volver a estar tranquilos porque ya pasó el problema, no es lo más acertado frente al tema del cambio climático. Por el contrario, las impredecibles circunstancias de un invierno o un verano atípicos, sólo admiten preparación y más preparación, porque como suele decirse, “en el invierno estamos viendo pasar el agua, que en el verano nos hará falta”. Por eso es imperativo, señores de la CVC y demás organismos responsables, que hagamos a tiempo y de forma adecuada, las inversiones necesarias para evitar inundaciones y obras de almacenamiento de aguas y reforestación urgentes para el Valle del Cauca. Requerimiento que necesita intervención del Gobierno nacional para que la ejecución de los proyectos se realice en el menor tiempo posible.

Los vagones de la locomotora agrícola, están cargados de excelentes ayudas y condiciones especiales para la agricultura, a través de FINAGRO, Incoder, Banco Agrario y otras organizaciones estatales a las cuales podemos recurrir. Entidades que muy seguramente si fortalecen sus métodos de comunicación, podrán agilizar y tener más cubrimiento, ya que son varias las ocasiones en que hemos encontrado agricultores a quienes no les ha llegado la información adecuada. Para ayudar en esta tarea, PROCAÑA ha cumplido una labor de publicación en sus medios institucionales y corporativos, sobre los programas y recursos que están a disposición, de las comunidades necesitadas. Igualmente, hemos acompañado a los cultivadores en el proceso de obtener los recursos disponibles en el plan de ayudas. Sea esta la oportunidad para insistir ante los organismos del Estado correspondientes, en la aprobación de métodos de financiación que consideren la iliquidez de los cañicultores, en etapas de adecuación, mantenimiento y recuperación de cultivos, que incluyan más de dos años como periodo de gracia.

CAÑICULTURA Y PROCAÑA Empezamos hablándoles de cómo los gremios son pilares del desarrollo nacional, ello obedece a que cumplimos una misión donde buscamos beneficios colectivos. La representación gremial, implica estrategia y esfuerzo para conciliar lo urgente con lo importante; y liderar nuestros temas ante el alto Gobierno e instancias internacionales, constituye factor clave en la razón de ser como gremio. Con más de 300 años de historia, la cañicultura, nacida en nuestras fértiles tierras vallecaucanas, está representada por PROCAÑA, apalancada hoy en su voluntad de trabajar por los intereses de la agricultura de la caña de azúcar, que impulsada por la producción del alcohol carburante, ha trascendido las fronteras del valle geográfico del río Cauca, para ser ya, una realidad en otras regiones del país. Consientes de este potencial presente y futuro, en nuestro gremio hemos alcanzado no sólo la certificación ISO-9001, sino avanzado en la adopción de estrategias gremiales, que nos permiten trabajar en conjunto con la industria procesadora de la caña y la administración del

“PROCAÑA, apalancada hoy en su voluntad de trabajar por los intereses de la agricultura de la caña de azúcar e impulsada por la producción del alcohol carburante, ha trascendido las fronteras del valle geográfico del río Cauca, para ser ya una realidad en otras regiones del país”. 5


presidente Santos, temas que son transversales a todas las empresas que actúan en el sector; liderar nuevas propuestas ante el Estado y aportar conocimiento en las zonas con potencial para desarrollos de cañicultura. El plan estratégico de PROCAÑA tiene como fin la sostenibilidad de sus afiliados. Ellos hace 38 años la crearon para fortalecerse y cumplir sus objetivos comunes. A los dirigentes gremiales que me han antecedido, reiteramos nuestra admiración, porque de ellos recibimos una organización que en la actualidad continúa con su legado de trabajar, por y para los cañicultores. Durante este lapso, nuestra filosofía y conciencia gremial se han transformado. Del interés primordial de ilustrar al cultivador sobre cómo firmar un buen contrato y vender mejor sus cañas, hemos pasado a una atención integral.

ESFUERZO DE TODOS Los aportes que hacemos al Centro de Investigaciones de la Caña, Cenicaña, merecen mención aparte. Empecemos por reconocer que su fin, además de ser un acto de responsabilidad con nuestros negocios agrícolas, es también una fuente generadora de valor e invaluable tarea para el desarrollo de la agricultura nacional. Todos los que trabajamos en este sector, entendemos y sabemos que sin investigación, otro muy distinto sería nuestro destino.

El portafolio de servicios PROCAÑA, va desde la asesoría en contratos, revisión de liquidaciones, asistencia técnica en insumos y financiera, costos de producción, seguros de maquinaria y automóviles; gestión de créditos con tasas diferenciales para el sector, capacitación a través de talleres y seminarios, hasta una gama de beneficios que contribuye con la rentabilidad de los afiliados.

Por esto es oportuno destacar, la forma en como los agricultores estamos dedicados a incorporar nueva tecnología, a aplicar los resultados de las investigaciones, a adoptar las últimas variedades y mejores prácticas agrícolas, lo que nos permitirá mantener, para la industria una producción estable y de mayor calidad.

Hoy el gremio está viendo cambios de sector, por ejemplo, cada vez más ingenios están pagando por la calidad y reconocen la mejor productividad de la caña, por el esfuerzo que hacemos todos para hacer más competitiva la cadena.

A los ingenios, los cultivadores les suministramos una materia prima privilegiada, teniendo en cuenta sus múltiples aprovechamientos. De la caña de azúcar nada se pierde en las factorías, todo se utiliza, tanto el bagazo como los residuos de cosecha para cogenerar energía; los azucares

Carlos Hernando Azcárate, Ismael Perina, Juan Camilo Restrepo y Guido Mauricio López.

6

Dentro de este marco, invito a los señores industriales, a revisar qué podemos hacer para que este Valle del Cauca produzca más; y cuando digo esto, no me refiero a más caña, más azúcar, o más biocombustibles; pensemos también, en gente más concientizada, más capacitada y con más felicidad.


Discurso XXXVIII Asamblea Anual Ordinaria de PROCAÑA

para alcohol, endulzantes y muchísimos productos más, que muestran una producción rica en diversidad. Cuando hablamos del tema del alcohol carburante, es importante entender que tras cinco años de producir etanol, éste ya es un negocio conocido, consolidado y estable, sobretodo que tiene futuro, porque los niveles actuales de su demanda mundial así lo indican. El sólo mercado colombiano todavía necesita un poco más del doble de lo que producimos hoy, para cubrir nuestras necesidades internas, cuando lleguemos a mezclas del 24% como en el Brasil. Debido a lo anterior, es el momento de considerar que todos los productos que salen de la caña de azúcar, deben ser parte de la negociación entre cada proveedor y su comprador, e Igualmente, los invitamos a mirar esta dinámica, bajo la óptica del estímulo, como efecto dinamizador de la cañicultura colombiana. En resumen, queremos decirles a los ingenios, que nosotros estamos dispuestos a producir más caña, con mejor calidad, mayores contenidos –tanto de azúcares, como biomasa- para que al final tengamos unos productos pagos por su calidad, por el manejo de una agricultura limpia y sostenible, y que al mismo tiempo, sean reconocidos y bonificados por cumplir con las exigencias actuales del planeta. La forma en que estamos trabajando es una sinergia gremial, que se caracteriza, porque los temas de la cañicultura proyecten beneficios hacia la comunidad y todos los actores que están inmersos en la Cadena de la Caña de Azúcar.

CAMBIO CLIMÁTICO Hacer patria agrícola es un reto, porque hasta la misma naturaleza nos hace sentir que lo nuestro, más que la lucha del día a día, para algunos, es volver a empezar de cero en temporadas posteriores a imprevistos climáticos, como el fenómeno de La Niña. Por eso es imperativo decirles, que los desafíos para enfrentar desastres por el calentamiento global, van a continuar, si no hay cambios en la manera como los seres humanos manejamos nuestro hábitat. Las cifras pueden ser muy alarmistas, pero ¿cómo sustraernos a la veracidad de datos suministrados por la Agencia Internacional de Energía?, que habla de 30,6

“El Fondo de Adaptación al Cambio Climático, es el más grande reto planteado por gobierno alguno a las regiones colombianas”. giga-toneladas de emisiones de gases contaminantes, alcanzadas en el 2010, considerada como la más alta emisión en toda la historia de la humanidad. Aunque para algunos resulte difícil creer que desde una parcela en el Valle del Cauca, cultivada en caña de azúcar, se afecta el medio-ambiente, bien vale la pena hacerles caer en cuenta que eso mismo pensaron los pioneros de las primeras industrias, cuyos descendientes hoy enfrentan la obligación de dar las soluciones que el mundo demanda. Como grupo de la agroindustria de la caña de azúcar, y desde nuestras tierras aquí en Colombia, podemos dar un significativo aporte al Plan de Sostenibilidad del Planeta, a través de prácticas que demuestren el beneficio que producen una agricultura con planeación y el uso racional de recursos como el agua. Así las cosas, para PROCAÑA ha dejado de ser una utopía, alinear nuestro sector cañicultor con los organismos mundiales del área. El año pasado les explicamos el valor y la importancia del ente, Mejor Iniciativa para el Manejo del Cultivo de la Caña de Azúcar, BSI, en el cual fuimos aceptados como afiliados. Se trata de una entidad cuyo trabajo va en función, llamémoslo así, de un manejo sostenible, social, ambiental y económico de nuestro cultivo, 7


Discurso XXXVIII Asamblea Anual Ordinaria de PROCAÑA

para poder que cañas y productos finales, puedan tener un mercado que sea aceptado por todos aquellos países con los cuales Colombia firma Tratados de Libre Comercio. Comprometer a los agricultores a cumplir estas exigencias, es un buen negocio. Ello significará mejor futuro para todos. El rédito para las empresas que reportan a las mediciones establecidas por esta clase de organismos internacionales, es la tranquilidad de poder tener un producto aceptado en los mercados externos, en un mundo que se dice así mismo: “ya no hay fronteras, sólo comercio”. Por eso, necesitamos crecer el número de cultivadores de caña que trabajen en armonía con el medio-ambiente, que sean ejemplo de una agricultura limpia por el cuidado de los recursos naturales, el mejoramiento de suelos, por el manejo racional de las labores mecánicas, el uso responsable de insumos químicos, la implementación de nuevos métodos para el control de malezas y por su apoyo a la investigación de variedades, entre otras. Con la voluntad e iniciativa de los empresarios de la caña de azúcar, llegaremos a ser un renglón cultivador que genere aportes de avanzada y precisión para la agricultura colombiana.

“La inversión de todos nosotros como cultivadores e industriales en el Fondo Socio-Ambiental no será un fin, sino un medio para asegurar el futuro”.

FONDO SOCIO-AMBIENTAL El tema del Fondo Socio-Ambiental del sector de la caña de azúcar, -propuesto por PROCAÑA y que estamos estructurando en conjunto con Asocaña- es de gran importancia para la agroindustria, porque recoge lo hablado anteriormente, enfocado a la protección del medioambiente, y a la formación, capacitación y bienestar de la gente en nuestro sector. Se trata de liderar entre cultivadores e industriales, un sueño de los tantos que hemos hecho realidad. Será una entidad sin ánimo de lucro, para la ejecución de programas de desarrollo socio-ambiental, a través de la consti8

tución de un fondo para la financiación o cofinanciación de proyectos de interés general, en beneficio de las poblaciones y comunidades del área de influencia, del sector de la caña de azúcar en Colombia. El valor de educar, se traduce en formas positivas en las sociedades, que mediante la formación de las personas, generan desde seguridad para ellas mismas y sus familias -así como para los agricultores, quienes muchas veces no pueden ir a sus fincas por temor-; hasta la capacidad de propiciar autoempleo, además, de la calidad que se da en la mano de obra enganchada en los cultivos y el cierre a la migración de los lugareños, por falta de oportunidades. Un recurso humano dotado con las mejores herramientas de educación, es garantía en cuanto al trabajo medioambiental, -inmerso en nuestra iniciativa para conformar el Fondo- porque permite pensar en negocios más productivos y amigables en la explotación agrícola de la tierra. La inversión de todos nosotros como cultivadores e industriales en el Fondo Socio-Ambiental no será un fin, sino un medio para asegurar el futuro, ayudándonos así, los unos a los otros. Más que una labor, es un deber que nos compete de aquí en adelante. Se trata de tomar conciencia por parte de quienes somos dueños de la tierra, de quienes trabajan con nosotros y de quienes sienten que hacen parte de un todo social. Durante 34 años hemos tenido el ejemplo de Cenicaña, los aportes para este Centro, equivalen hoy día al 0.65% del total de nuestras ventas; los estamos invitando a participar con un 0.35% más, para el Fondo Socio-Ambiental. De esta manera, entre investigación, lo social y lo ambiental, invertiremos el 1%. Nos hemos demostrado a nosotros mismos que podemos tener –pese a muchos factores- una agro-industria cada vez más en progreso. Porque es posible hacer –en un país como el nuestro- una agricultura de empresa, incluyente y de avanzada por su humanización. Unión y apertura entre nosotros, es la clave para llegar a una equidad que nos permitirá tranquilidad de conciencia, progreso y paz en el campo y ciudades colombianas. MUCHAS GRACIAS.


1__