Page 1

News

Issue 2 Junio 2013

Strassbourg: news on the Human Rights front in Spanish. Les entregamos ahora ls resumenes que hemos hecho en Español de las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos durante el mes de junio 2013. Ruego nos contacten para cualquier aclaración. Gracias por leer esto – A100Plus, apdo 155, 03080 Alicante.

Martes 04  de  junio  2013   Vasilev  contra  Bulgaria  (solicitud.  No   7963/05)   El  solicitante,  Ivan  Stoyanov  Vasilev,  es   ciudadano  búlgaro  nacido  en  1959  y   vive  en  Burgas  (Bulgaria).  Su  empleo   como  oficial  de  policía  se  terminó  en   junio  de  2003  después  de  su  solicitud  de   jubilación  anticipada.  Según  el  Sr.   Vasilev,  que  había  hecho  esa  petición  en   contra  de  su  voluntad  bajo  la  amenaza   de  despido  disciplinario  por  haber   supuestamente  actuado  con  la   diligencia  necesaria  al  manejar  un   incidente  con  un  helicóptero.    

Invocando el  artículo  6  §  1  (derecho  a   un  juicio  justo)  del  Convenio  Europeo   de  Derechos  Humanos,  el  Sr.  Vasilev  se   queja  de  que  los  procedimientos  de   revisión  ante  el  Tribunal   Administrativo  Supremo,  que   finalmente  confirmó  la  decisión  de   terminar  su  trabajo  en  octubre  de   2004,  eran  injustas,  y  que  el  tribunal  se   negó  a  examinar  cuatro  testigos  en  su   favor.     Violación  del  art.6  §  1   Compensación  económica:  EUR  1,500  

(daños morales)  y  EUR  1,084  (gastos  y   honorarios  jurídicos)         Vukelić  v  Montenegro  (no.  58258/09)   El  solicitante,  Zvonimir  Vukelić,  es   ciudadano  croata  nacido  en  1963  y  en   Skopje  ("la  ex  República  Yugoslava  de   Macedonia").  El  caso  se  refiere  a  la  no   ejecución  de  una  sentencia  a  su  favor,   que  se  convirtió  en  definitiva  en  marzo   de  1997,  ordenando  a  una  persona   privada  a  pagarle  una  indemnización.    


Sr. Vukelić  se  queja  de  que  el   incumplimiento  vulnera  sus  derechos   en  virtud  del  artículo  6  §  1  (derecho  a   un  juicio  justo)  de  la  Convención,   alegando  en  particular  que  las   autoridades  estaban  inactivos  durante   varios  períodos  largos  de  tiempo.     Violación  del  art.6  §  1   El  tema  es  importante  ya  que  el   Tribunal  también  indica  que  una   petición  de  revisión  tiene  que,  en   principio  cuando  posible  en  la   legislación  relevante,  ser  considerado   un  remedio  nacional  efectivo  dentro  del   sentido  del  art.  35  §  1  del  Convenio  en   respecto  de  las  aplicaciones   introducidas  contra  Montenegro   después  de  la  fecha  en  que  esta   sentencia  será  definitiva.     Compensación  económica:  EUR  3,600   por  daños  morales.     Kostecki  contra  Polonia  (no.  14932/09)   El  solicitante,  Rafał  Kostecki,  de   nacionalidad  polaca,  y  nacido  en  1974,   vive  en  Zambrów  (Polonia).  Fue   declarado  culpable  de  tráfico  de  drogas   y  condenado  a  cinco  años  y  seis  meses   de  prisión  en  un  juicio  que  se  hizo   definitivo  en  junio  de  2008.  Se  queja  de   que  su  juicio  fue  injusto  en  que  no  pudo   interrogar  a  los  testigos  cuyas   declaraciones  habían  servido  como  la   base  principal  de  su  condena  y  13   testigos  nombrados  por  él  no  fueron   escuchados  por  los  tribunales.     Se  basa  en  el  artículo  6  §  §  1  y  3  (d)   (derecho  a  un  juicio  justo  y  el  derecho  a   obtener  la  citación  y  el  interrogatorio   de  los  testigos).     No  Violación  del  art.6  §§  1  y  3  (d)       Hanu  contra  Rumania  (n  º  10890/04)   El  solicitante,  Marius  Hanu,  es  un   ciudadano  rumano  nacido  en  1973  y   vive  en  Constanza  (Rumania).  Acusado   de  corrupción  y  abuso  de  poder,  el  Sr.   Hanu  fue  inicialmente  absuelto  por  el   tribunal  de  primera  instancia,  pero   posteriormente  condenado  y   sentenciado  a  tres  años  de  prisión   suspendida  en  un  juicio  finalmente   confirmado  en  julio  de  2003.     Invocando  el  artículo  6  §  1  (derecho  a   un  juicio  justo),  se  queja  de  que  los   procedimientos  en  su  contra  eran   injustas  porque  los  tribunales  rumanos   no  examinaron  la  evidencia  directa  y   llegaron  a  completamente  diferentes   conclusiones  sobre  la  base  de  las   mismas  pruebas.     Violación  del  art.6  §  1  

Compensación económica:  EUR  3,000   (daños  morales)  y  EUR  180  (gastos  y   honorarios  jurídicos)  

Violación  del  art.5  §  1 Violación  del   art.  5  §  5  

    Iulian  Popescu  contra  Rumania  (n  º   24999/04)   El  solicitante,  Iulian  Popescu,  es   ciudadano  rumano  nacido  en  en  1953  y   vive  en  Bucarest.  Fue  declarado   culpable  de  complicidad  en  un  robo  con   agravantes  y  condenado  a  cuatro  años   de  prisión  en  un  juicio  finalmente   confirmado  en  julio  de  2004.  Basándose   en  particular  en  el  artículo  34  (derecho   de  petición  individual),  se  queja  de  no   poder  obtener  los  documentos  de  su   expediente  penal  que  eran  pertinentes   para  su  demanda  ante  la  Corte  Europea   de  Derechos  Humanos.  Basándose  en   particular  en  el  artículo  6  §  1  (derecho   a  un  juicio  justo),  también  se  queja  de   que  el  proceso  penal  en  su  contra  era   injusto,  ya  que  no  hay  pruebas  sólidas   de  su  culpabilidad.     Violación  del  art.  34  

Violación del  art.13  en  combinación   con  el  art.  8  

Compensación económica:  no  se  hizo   por  el  demandante.       Stelian  Roşca  contra  Rumania  (n  º   5543/06)   El  solicitante,  Stelian  Roşca,  es  un   ciudadano  rumano  nacido  en  1940  y   vive  en  Constanza.  Fue  despedido  por  su   empleador,  la  autoridad  de  transporte   público  autónomo,  por  ausencia   repetida.  En  2000,  tras  una  disputa,  el   tribunal  de  distrito  anuló  la  decisión  de   despedirlo  y  ordenó  que  el  Sr.  Roşca  sea   reintegrado  en  su  puesto  anterior.  Su   empleador  se  negó  a  cumplir  con  la   decisión  de  la  corte.  El  18  de  octubre   2001  el  empresario  pidió  a  la  oficina   del  fiscal  para  ordenar  que  ser   hospitalizado  el  solicitante,  citando  su   exasperación  con  los  numerosos   procesos  judiciales  iniciados  contra  ella   o  sus  directivos  por  el  Sr.  Roşca.  La   fiscalía  pidió  al  instituto  de  medicina   forense  en  dos  ocasiones  examinar  el   solicitante.  A  la  tercera  ocasión,  el   tribunal  ordenó  que  se  elabore  un   nuevo  informe  psiquiátrico  para   evaluar  su  salud  mental.  El  instituto   encontró  que  el  solicitante  tenía  la   capacidad  psicológica  necesaria  para   evaluar  el  contenido  y  las   consecuencias  sociales  y  legales  de  su   propia  conducta  y  determinar  sus   propios  intereses  de  forma  totalmente   autónoma.     Basándose  en  el  artículo  5  §  1  (derecho   a  la  libertad  ya  la  seguridad),  el  Sr.   Roşca  alega  que  fue  detenido   ilegalmente  en  tres  ocasiones  con  el  fin   de  exámenes  psiquiátricos   injustificados.  

Compensación económica:  EUR  15,600   (daños  morales)  y  EUR  1,500  (gastos  y   honorarios  jurídicos)       Teodor  contra  Rumania  (n  º  46878/06)   El  solicitante,  Petru  Constantin  Teodor,   es  rumano,  nacido  en  1953  y  vive  en   Bacau.  El  24  de  abril  de  2001,  la   sociedad  mercantil  que  lo  contrató   como  director  ejecutivo  presentó  una   denuncia  contra  el  demandante  y  otros   ejecutivos  de  la  empresa,  acusándolo  de   haber  emitido  documentos  falsos  con  el   fin  de  obtener  el  reembolso  los  gastos   incurridos  mientras  en  viajes  de   negocios  al  extranjero.  El  05  de  mayo   2005  la  fiscalía  decidió  archivar  el   procedimiento  por  considerar  que  si   bien  no  hay  duda  de  que  el  solicitante   había  utilizado  documentos  falsos,  la   ley  de  prescripción  de  los  delitos  habían   expirado.  El  18  de  agosto  de  2005,  la   sociedad  mercantil  puso  fin  a  la   suspensión  del  contrato  de  trabajo  del   demandante,  pero  se  negó  a  pagar  su   salario  durante  el  período  cubierto  por   la  suspensión.     Invocando  el  artículo  6  §  2  (presunción   de  inocencia),  Sr.  Teodor  alega  que  los   tribunales  basaron  su  decisión  de   despedir  a  sus  demandas  civiles  en  un   veredicto  de  culpabilidad  derivada  de   la  decisión  de  la  oficina  del  fiscal  de  no   iniciar  el  procedimiento,  emitido  en  el   marco  de  un  proceso  penal  contra  él   que  había  sido  cerrada  debido  a  la   prescripción.     Violación  del  art.6  §  2   Compensación  económica:  EUR  3,500   (daños  morales)  y  EUR  1,000  (costes  y   gastos  jurídicos)       Çakır  y  otros  contra  Turquía  (no.   25747/09)   Los  solicitantes  son  40  ciudadanos   turcos,  nacidos  entre  1950  y  1985  y   viven  en  Sinop  (Turquía).  En  2005  y   2006,  empezaron  conjuntamente   procedimientos  contra  su  empleador  y,   en  sentencias  dictadas  en  2006,  2007  y   2008,  fue  condenado  el  empleador  por   una  indemnización  por  salarios  dejados   de  percibir.     Invocando  el  artículo  6  §  1  (derecho  a   un  juicio  justo),  el  artículo  1  del   Protocolo  n  º  1  (protección  de  la   propiedad)  y  el  artículo  13  (derecho  a   un  recurso  efectivo),  se  quejan  de  que   no  fueron  capaces  de  hacer  cumplir  las   sentencias  en  su  favor  ,  debido  a  la  


negativa de  los  tribunales  turcos  de   proporcionarles  copias  de  las   resoluciones  judiciales  ya  que  la  otra   parte  dejó  de  pagar  las  tasas  judiciales   requeridas.     Violación  del  art.6  §  1 Violación  del   art.1  del  Protocolo  No.  1  

que no  hubo  ningún  caso  de  responder   emitido  por  el  presidente  del  tribunal   de  lo  penal,  y  la  falta  de  recursos   internos  efectivos.     Dos  violaciones  del  Artículo  3  (maltrato   e  investigación  inefectiva)  Violación  del   art.11  

Compensación económica:  no  se  pidió   por  los  demandantes  

Compensación económica:  EUR  5,000   (daños  morales)  

 

    Rifat  Demir  contra  Turquía  (N  º   24267/07)   El  solicitante,  Rifat  Demir,  es  ciudadano   turco  nacido  en  1973.  Actualmente  se   encuentra  recluido  en  la  prisión  de   Gümüşhane.  El  3  de  diciembre  de  2001   fue  detenido  y  puesto  bajo  custodia   policial  en  el  marco  de  una  operación   llevada  a  cabo  contra  la  organización   ilegal  Hizbullah.  Era  sospechoso  de   pertenecer  a  esa  organización  y  de   haber  cometido  delitos  en  su  nombre.  El   30  de  diciembre  de  2009,  el  Tribunal  de   lo  Penal  condenó  al  solicitante  de  los   cargos  en  su  contra  y  lo  condenó  a   cadena  perpetua.     Basándose  en  los  artículos  5  §  3   (derecho  a  la  libertad  ya  la  seguridad),   6  (derecho  a  un  juicio  justo)  y  13   (derecho  a  un  recurso  efectivo),  el   demandante  se  queja  de  la  duración  de   su  detención  preventiva,  y  alega  que  su   caso  no  fue  juzgado  dentro  de  un  plazo   razonable  y  que  no  había  ningún   recurso  interno  efectivo,  que  le  hubiera   permitido  a  impugnar  la  duración  del   proceso  penal  seguido  en  su  contra.     Violación  del  art.5  §  3  Violación  del   art.6  §  1  

Hikmet  Yılmaz  contra  Turquía  (N  º   11022/05)   El  solicitante,  Hikmet  Yılmaz,  es  un   ciudadano  turco  nacido  en  1962  y  vive   en  Bélgica.  En  una  sentencia   confirmada  en  julio  de  2004,  los   tribunales  turcos  le  condenaron  por   pertenencia  al  PKK  (el  Kurdistan   Workers  'Party),  una  organización   ilegal,  y  le  condenaron  a  12  años  y  seis   meses  de  prisión.     Invocando  el  artículo  6  §  §  3  (c)  y  (d)   (derecho  a  la  asistencia  jurídica  de  su   propia  elección  y  el  derecho  a  obtener   la  asistencia  y  el  examen  de  los   testigos),  se  queja  de  que  se  le  negó   acceso  a  un  abogado  durante  su   detención  en  junio  de  2002  y  que  su   condena  se  basó  en  un  documento   clasificado  del  Ministerio  del  Interior.   Alega,  además,  que  no  tenía  la   oportunidad  de  interrogar  a  un  co-­‐ acusado,  que  había  hecho   declaraciones  incriminatorias  contra  él.     Violación  del  art.6  §  3  (c)  combinado   con  el    6  §  1   Compensación  económica:  EUR  1,500   (daños  morales)  y  EUR  1,000  (gastos  y   honorarios  jurídicos)         Özalp  Ulusoy  contra  Turquía  (núm.   9049/06)   El  solicitante,  Güllü  Özalp  Ulusoy,  es   ciudadano  turco  nacido  en  1972  y  vive   en  Estambul.  El  16  de  marzo  de  2004,  la   demandante  y  su  marido  participaron   en  una  manifestación  en  Estambul  para   protestar  por  los  asesinatos  cometidos   en  Siria  y  para  conmemorar  a  las   víctimas  de  la  masacre  de  Halabja  de   1988,  así  como  los  de  la  explosión  del   16  de  marzo  de  1978.     Basándose  en  los  artículos  3   (prohibición  de  la  tortura  y  los  tratos   inhumanos  y  degradantes),  6  (derecho   a  un  juicio  justo)  y  13  (derecho  a  un   recurso  efectivo),  la  demandante  alega   que  fue  objeto  de  malos  tratos  de  parte   de  las  fuerzas  de  seguridad  cuando   rompieron  la  manifestación.  Se  queja   de  la  insuficiencia  de  la  investigación   llevada  a  cabo  por  las  autoridades,  la   falta  de  motivación  de  la  decisión  de  

Compensación económica:  EUR  9,000   (daños  morales)       Jueves  06  de  junio  2013   Mohammed  contra  Austria  (n  º   2283/12)   El  solicitante,  Salaheldin  Mohammed,   es  un  ciudadano  sudanés  nacido  en   1981  y  actualmente  vive  en  Viena.  Al   llegar  a  Austria  a  través  de  Grecia  y   Hungría,  presentó  una  solicitud  de   asilo,  que  las  autoridades  austriacas   rechazaron  en  enero  de  2011  en  el   marco  del  Reglamento  de  Dublín  de  la   UE,  ordenando  su  traslado  a  Hungría.   El  Sr.  Mohammed  pasó  a  la   clandestinidad  y,  en  diciembre  de  2011,   fue  puesto  en  detención  con  miras  a  su   traslado  forzoso  a  Hungría.  A   continuación,  presentó  una  segunda   solicitud  de  asilo,  que  se  encuentra   pendiente.  En  enero  de  2012,  el   Tribunal  Europeo  de  Derechos   Humanos  aplicó  una  medida   provisional  en  virtud  del  Artículo  39  del  

Reglamento de  la  Corte  y  pidió  al   Gobierno  austriaco  no  transferir  el  Sr.   Mohammed  a  Hungría  hasta  nuevo   aviso.     Se  queja  de  que  su  traslado  forzoso  le   imponga  un  trato  contrario  al  artículo   3  (prohibición  de  la  tortura  y  de  los   tratos  inhumanos  o  degradantes),   porque  sería  detenido  en  las   instalaciones  inadecuadas  de  detención   a  largo  plazo,  que  sería  sometido  a  la   violencia    de  la  policía  y  la  medicación   forzada  con  tranquilizantes  y  que   carecería  de  la  posibilidad  de  apelación   en  los  procedimientos  de  asilo  en   Hungría.  También  hace  referencia  al   derecho  a  un  recurso  efectivo  del   artículo  13,  y  se  queja  de  que  su   segunda  solicitud  de  asilo  en  Austria  no   tiene  ningún  efecto  suspensivo  en   relación  con  la  orden  de  expulsión.     Violación  del  art.  13  (derecho  a  un   recurso  legal)  en  concordancia  con  el   art.  3  (prohibición  de  tortura  y  de  trato   inhumano)  del  Convenio  Europeo  de   Derechos  Humanos  y   Que  la  expulsión  del  Sr.  Mohammed  a   Hungría  no  violaría  el  art.  3   Compensación  económica  (Artículo  41)   El  Tribunal  consideró  que  el  hecho  de   encontrar  una  violación  del  Convenio   era  sufiente  Compensación  económica   por  los  daños  morales  sufridos  por  el  Sr.   Mohammed.  En  cuanto  a  gastos  y   honorarios  legales,  Austria  tiene  que   pagarle  Euros  4868.28  al  Mr   Mohammed.         M.E.  contra  Francia  (n  º  50094/10)   El  solicitante,  ME,  es  un  ciudadano   egipcio  nacido  en  1973  y  vive  en  Metz   Queuleu.  Cristiano  copto,  fue  criado  y   creció  en  la  comunidad  copta,  en  la  cual   se  convirtió  en  un  miembro  muy  activo.   Entre  mayo  de  2007  él  y  su  familia   fueron  atacados  a  causa  de  sus   creencias  religiosas.  Le  expulsaron  de   su  casa,  pero  cuando  ME  intentó   presentar  una  denuncia  a  la  policía,   esta  se  negó  a  registrarla.  Fue  seguido   en  varias  ocasiones  en  la  calle  cuando   se  iba  a  la  iglesia,  insultado  y  luego   golpeado  con  violencia.  En  agosto  de   2007  fue  acusado  de  participar  en   actividades  proselitistas  que  fueron   ofensivas  para  el  Islam  y  los   musulmanes.  Las  actuaciones  fueron   presentadas  contra  él,  pero  no   asistieron  al  tribunal  y  huyeron  de   Egipto.  A  su  llegada  a  Francia,    no  tomó   medidas  para  ponerse  en  contacto  con   las  autoridades  francesas,  ya  que  él  no   tenía  conocimiento  de  la  existencia  de   un  procedimiento  de  asilo.     Basándose  en  el  artículo  3  (prohibición   de  la  tortura  y  los  tratos  inhumanos  o  


degradantes), la  demandante  alega  que   iba  a  ser  sometido  a  un  trato  contrario   al  artículo  3,  si  llegara  a  ser  deportado   a  Egipto.  También  se  queja,  en  virtud   del  derecho  a  un  recurso  efectivo  del   artículo  13  conjuntamente  con  el   artículo  3  de  la  Convención,  que  no  hay   ningún  recurso  efectivo  disponible  para   él,  ya  que  su  solicitud  de  asilo  fue   examinada  por  el  procedimiento   acelerado.     Violación  del  Artículo  3  (prohibición  de   torura  y  trato  inhumano  o  degradante)   del  Convenio  si  la  decisión  de  expulsarle   a  Egipto  fuera  ejecutada.   no  violciónn  del  Artículo  13  (derecho  a   un  recurso  legal  efectivo)  considerado   en  combinación  con  el  art.  3   Compensación  económica  (Artículo  41)   En  cuanto  a  gastos  y  honorarios   jurídicos,  Francia  tiene  que  pagar  700   Euros         Avilkina  y  otros  contra  Rusia  (N  º   1585/09)   Los  solicitantes  son  una  organización   religiosa,  el  Centro  Administrativo  de   los  Testigos  de  Jehová  en  Rusia,  basado   en  San  Petersburgo,  y  tres  ciudadanos   rusos  que  son  Testigos  de  Jehová:   Yekaterina  Avilkina,  nacida  en  2006   que  vive  en  Nalchik,  Nina  Dubinina,  que   nació  en  1959  y  vive  en  Murmansk  y,   Valentina  Zhukova,  nacida  en  1956  y   que  vive  en  la  región  de  Leningrado.  El   caso  se  refiere  a  un  supuesto  acoso  de   los  Testigos  de  Jehová.  Basándose  en  el   derecho  al  respeto  de  la  vida  privada  y   familiar  del  artículo  8  y  la  prohibición   de  discriminación  del  artículo  14,  se   quejan  de  la  divulgación  de  su   expediente  médico  a  las  autoridades   judiciales  rusas  tras  su  negativa  a   recibir  transfusiones  de  sangre  durante   su  estancia  en  los  hospitales  públicos.   En  el  marco  de  una  investigación  sobre   la  legalidad  de  las  actividades  de  la   organización  solicitante,  las   autoridades  judiciales  habían  dado   instrucciones  a  todos  los  hospitales  de   San  Petersburgo  reportar  las   denegaciones  de  las  transfusiones  de   sangre  por  los  Testigos  de  Jehová.     Violación  del    Artículo  8  –  en  referencia   Ms  Avilkina  y  Ms  Zhukova   Compensación  económica:  EUR  5,000   (daños  morales)  a  Ms  Avilkina  y  Ms   Zhukova,  cada  una,  y  EUR  2,522  a  Ms   Avilkina  y  EUR  1,880  a  Ms  Zhukovaen   concepto  de  gastos  y  honorarios   jurídicos.    

  Maskhadova  y  otros  contra  Rusia  (no.   18071/05)   Sabanchiyeva  y  otros  contra  Rusia  (no.   38450/05)   Los  casos  se  refieren  a  la  negativa  de   las  autoridades  rusas  de  que  devuelvan   los  restos  del  presidente  separatista  de   Chechenia  y  los  insurgentes  chechenos   a  sus  familias.   Los  demandantes  en  el  primer  caso  son   Kusama  Maskhadova  y  sus  dos  hijos,   Fátima  Maskhadova  y  Anzor  Masjadov.   Son  ciudadanos  rusos  que  nacieron  en   1950,  1983  y  1975,  respectivamente,  y   viven  en  Azerbaiyán,  Noruega  y  Suecia.   El  caso  se  refiere  a  su  esposo  y  padre,   Aslán  Masjádov,  nacido  en  1951,  que   fue  uno  de  los  líderes  militares  y   políticos  del  movimiento  separatista   checheno  durante  y  después  del   conflicto  armado  de  1994  a  1996.  Fue   acusado  de  varios  delitos  de  terrorismo,   y  en  particular  de  planear  el  ataque   terrorista  escuela  Beslan  en  septiembre   de  2004,  que  dejó  a  334  personas  -­‐   incluyendo  niños  -­‐  86  muertos.  Vivió  en   la  clandestinidad  el  8  de  marzo  de   2005,  cuando  su  cuerpo  fue  encontrado   en  un  refugio  subterráneo  por  las   fuerzas  de  seguridad  rusas  durante  una   operación  especial.     Basándose  en  los  artículos  2  (derecho  a   la  vida)  y  13  (derecho  a  un  recurso   efectivo),  los  demandantes  alegan  que   Aslan  Maskhadov  fue  atrapado,   detenido  y  asesinado  por  las  fuerzas  de   seguridad  rusas  y  no  encontrado   muerto  como  se  alega.  También  se   quejan  de  que  la  investigación  que   siguió  a  su  muerte  fue  insuficiente.     Los  demandantes  en  el  segundo  caso   son  50  ciudadanos  rusos  que  viven  en  la   ciudad  de  Nalchik  (la  República  de   Kabardino-­‐Balkaria).  Son  los  familiares   de  55  insurgentes  que  murieron   durante  un  ataque  contra  las  fuerzas   del  orden  en  Nalchik  en  octubre  de   2005.     Basándose  en  el  artículo  3  (prohibición   de  tratos  inhumanos  o  degradantes),   los  demandantes  se  quejan  de  las   condiciones  en  que  las  autoridades   guardan  los  cuerpos  de  sus  familiares   para  su  identificación.  Alegan  en   particular  que,  durante  los  primeros   cuatro  días  después  del  ataque,  algunos   cuerpos  fueron  almacenados  fuera  de  la   morgue  de  la  ciudad  debido  a  la  falta   de  espacio  y,  después  de  eso,  fueron   apilados  uno  encima  del  otro  en   vagones  frigoríficos.     Basándose  además  en  el  artículo  38  §  1   (obligación  de  proporcionar  las   facilidades  necesarias  para  el  examen   de  los  casos),  los  demandantes  alegan   que  el  Gobierno  retiene  los  documentos   en  sus  autos  pertinentes  para  su  caso   ante  el  Tribunal  Europeo  de  Derechos   Humanos.    

En ambos  casos,  todos  los  demandantes   se  quejan  de  la  negativa  de  devolverles   las  autoridades  los  cuerpos  por  la   legislación  contra  el  terrorismo  y   alegan  que  esta  legislación  es   discriminatoria,  ya  que  se  dirige   exclusivamente  a  los  seguidores  de  la  fe   islámica  y  la  comunidad  de  etnia   chechena.  Se  basan,  en  particular,  en   los  artículos  8  (derecho  al  respeto  de  la   vida  privada  y  familiar),  9  (libertad  de   religión),  13  (derecho  a  un  recurso   efectivo)  y  14  (prohibición  de   discriminación).     Con  cinco  votos  contra  tres,  el  Tribunal   decidió  que  hubo  violación  del  art.  8   (derechoa  al  respeto  de  la  vida  privada   y  familiar)  y  del  artl  13  (recurso  a  un   medio  jurídico  efectivo)  en  cominación   con  el  art.  8  del  Convenio  de  Derechos   Humanos,  y,  de  forma  unánime,  que  no   hubo  violación  del  art  14  (derecho  a  no   discriminación)  combinado  con  el  art.  8   (ref.  a  la  negativa  de  las  autoridades  a   devolver  a  los  demandantes  los  cuerpos   de  sus  familiares  muertos)   De  forma  unánime,  en  el  caso  de   Moskhadova  y  otros  que  no  hubo   violación  de.  Art.  2  (derecho  a  la  vida  e   investigación)  con  referencia  a  la   muerte  de  Aslan  Maskhadov,  el   Presidente  Chechen  muerto,  o  de  la   investigación  en  su  muerte;  y,   De  forma  unánime  en  el  caso  de   Sabanchiyeva  y  Otros  que  no  hubo   violación  del  art.  3  (prohibición  de   trato  inhumano  o  degradante)  con  la   forma  en  que  se  habían  almacenado  los   cuerpos  sin  vida  para  identificación  y   no  violación  del  art.  38  §  1  (a)   (obligación  de  facilitar  ls  medios   necesarios  para  la  examinación  del   caso).   Artículo  41  (Compensación  económica)   En  ambos  casos,  El  Tribunal  ha   decidido  que  el  encontrar  una  violación   constituye  suficiente  compensación  por   el  daño  moral  sufrico  por  los   demandantes.  Asimismo  declara  que   Rusia  tiene  que  pagar  18.000  Euros  en   el  caso  Maskhadova  y  otros  y  15.000   Euros  en  el  caso  de  Sabanchyeva  y  otros   en  respecto  a  gastos  y  honorarios   jurídicos.   Las  quejas  sobre  la  reducción  de  las   pensiones  de  los  ex-­‐empleados  de  la   policía  secreta  comunista  polaco  son   inadmisibles   En  su  decisión  en  el  caso  de  Cichopek   1627  y  otras  aplicaciones  contra   Polonia  (aplicación  nos.15189/10,   16970/10,  17185/10,  18215/10,   18848/10,  19152/10,  19915/10,   20080/10  ,  20705/10,  20725/10,   21259/10,  21270/10,  21279/10,   21456/10,  22603/10,  22748/10  y   23217/10),  el  Tribunal  Europeo  de  


Derechos Humanos  ha  declarado  por   unanimidad  la  inadmisión  del  recurso.   La  decisión  es  final.     El  Tribunal  consideró  que,  en  general  el   sistema  de  reducción  de  pensiones  no   impone  una  carga  excesiva  a  los   solicitantes:  no  sufren  una  pérdida  de   medios  de  subsistencia  o  de  una   privación  total  de  los  beneficios  y  el   plan  era  aún  más  ventajoso  que  otros   regímenes  de  pensiones.  También   encontró  que  el  servicio  de  las   demandantes  en  la  policía  secreta,   creada  para  infringir  los  mismos   derechos  humanos  protegidos  por  la   Convención  Europea,  debe  considerarse   como  una  circunstancia  relevante  para   la  definición  y  justificación  de  la   categoría  de  personas  a  ser  afectados   por  la  reducción  de  las  prestaciones  de   jubilación.  Las  autoridades  polacas  no   amplían  el  ámbito  de  aplicación   personal  de  estas  medidas  más  allá  de   lo  necesario  para  alcanzar  el  objetivo   legítimo  perseguido,  poniendo  fin  a  los   privilegios  de  pensiones  que  disfrutan   los  miembros  de  la  antigua  policía   política  comunista,  con  el  fin  de   garantizar  una  mayor  equidad  del   sistema  de  pensiones.     Ref.  Art.  1  del  protocolo  1  (derechos  a  la   propiedad)       Martes  11  de  junio  2013     Prizzia  contra  Hungría  (solicitud.  No   20255/12)     El  solicitante,  Gary  Prizzia,  es  nacional   de  los  Estados  Unidos  de  América,   nacido  en  1962  y  vive  en  Glen  Allen   (Virginia,  EE.UU.).  El  caso  se  refiere  a   los  derechos  de  visita  a  su  hijo,  nacido   en  2000,  tras  su  divorcio  de  su  esposa   húngara.  La  familia  vivía  en  Virginia,   EE.UU.,  hasta  el  año  2003  cuando  el  ex   esposa  del  Sr.  Prizzia  fue  a  Hungría  con   su  hijo  y,  instituyendo  procedimientos   de  divorcio,  no  volvió.  El  divorcio  fue   pronunciado  en  2005  y  otorgaba  la   custodia  a  la  madre.  Basándose  en  el   derecho  al  respeto  de  la  vida  privada  y   familiar  del  artículo  8  del  Convenio   Europeo  de  Derechos  Humanos,  el  Sr.   Prizzia  se  queja  de  la  subsiguiente  falta   de  aplicación  de  las  resoluciones  firmes   acerca  de  sus  derechos  de  acceso,  lo  que   sobre  todo  le  concedió  el  derecho  de   llevar  a  su  hijo  a  los  EE.UU.  durante  las   vacaciones  de  verano.  En  particular,   lamenta  que  su  ex  esposa  se  ha  negado   a  cumplir  con  estos  juicios  a  pesar  de   ser  condenada  a  pagar  las  multas  y   que,  como  resultado,  su  hijo  se  ha   convertido  en  alienado  de  él  y  reacio  a   reunirse  con  él.  Debido  a  esta  situación,   los  tribunales  húngaros  han  modificado   sus  derechos  de  acceso  en  mayo  de   2011,  limitándolas  a  las  vacaciones  de   verano  en  Hungría  hasta  el  16  

cumpleaños de  su  hijo.     Basándose  en  el  artículo  6  §  1  (derecho   a  un  juicio  justo  en  un  plazo  razonable),   el  Sr.  Prizzia  también  se  queja  de  la   excesiva  duración  de  los  procedimientos   ante  los  tribunales  húngaros.     Violación  del  art.  8   Indemnización:  Euro  12.500  (daños   morales)    y  Euros  10.000  (gastos  y   honorarios  jurídicos)       Bannikov  v  Letonia  (no.  19279/03)   El  solicitante,  Igor  Bannikov,  es  un   ciudadano  ruso  nacido  en  1966  y   actualmente  está  cumpliendo  una   sentencia  de  cárcel  de  16  años  en  Rusia   por  homicidio  agravado  y  vandalismo   cometidos  en  Letonia.  El  caso  se  refiere   a  la  denuncia  del  Sr.  Bannikov  sobre  su   detención  preventiva  en  Letonia,  donde   fue  detenido  en  mayo  de  2002  y   condenado  en  mayo  de  2004.  A   solicitud  del  propio  Sr.  Bannikov,  fue   trasladado  a  Rusia  en  junio  de  2011   para  continuar  cumpliendo  su  condena.   Basándose  en  el  artículo  5  §  3  (derecho   a  la  libertad  ya  la  seguridad)  y  el   derecho  al  respeto  de  la  vida  privada  y   familiar  del  artículo  8  de  la  Convención,   se  queja  de  la  excesiva  duración  de  la   prisión  preventiva  en  Letonia,  así  como   de  la  negativa  de  las  autoridades  de  la   prisión  a  concederle  las  visitas  de  hasta   48  horas  de  su  pareja  y  su  hija,  a  quien   consideraba  su  única  familia  en   Letonia.     Violación  del  art.  5  §  3   Indemnización:  el  apelante  no  hizo   reclamación  alguna  por  indemnización   económica.     Marin  Vasilescu  contra  Rumania  (n  º   62353/09)   El  solicitante,  Marin  Vasilescu,  es  un   ciudadano  rumano  que  nació  en  1970  y   vive  en  Wommelgem  (Bélgica).  Fue   condenado  en  junio  de  2007  a  cinco   años  de  prisión  por  un  delito  financiero.   Cumplió  parte  de  su  condena  y  fue   puesto  entonces  en  arresto  domiciliario   bajo  vigilancia  electrónica.  En  marzo   de  2009  huyó  a  Rumania.  El  Tribunal   de  Amberes  emitió  una  orden  de   detención  europea  (Euroorden)  contra   el  solicitante  y,  en  aplicación  de  esta   orden,  la  oficina  del  fiscal  de  Craiova   ordenó  que  fuera  puesto  bajo  custodia   policial.  El  19  de  agosto  de  2009  el   tribunal  de  apelación  ordenó  que  fuera   puesto  en  detención.  Él  estuvo  en  los   locales  de  la  Inspección  de  Policía  del   Condado  de  Dolj  antes  de  ser  entregado   a  las  autoridades  belgas,  el  9  de  octubre   de  2009.  Basándose  en  el  artículo  3   (prohibición  de  la  tortura  y  tratos   inhumanos  o  degradantes),  el   demandante  alega  que  las  condiciones   de  detención  en  las  celdas  de  la  policía   Craiova  constituían  un  trato  inhumano   o  degradante.  También  se  queja  de  una  

violación de  los  artículos  5  (derecho  a   la  libertad  ya  la  seguridad),  6  (derecho   a  un  juicio  justo)  y  13  (derecho  a  un   recurso  efectivo).     Violación  del  art.  3   Indemnización:  3000  Euros  (daños   morales)  y  800  Euros  (gastos  y   honorarios  jurídicos)         Hasanbasic  contra  Suiza  (no.   52166/09)   Los  demandantes,  Nusret  Hasanbasic  y   lazenka  Hasanbasic-­‐Zucko,  son   ciudadanos  de  Bosnia  y  Herzegovina.   Sr.  Hasanbasic  nació  en  1956  y  vive  en   Bosnia  y  la  Sra.  Hasanbasic-­‐Zucko   nació  en  1951  y  vive  en  Berna  (Suiza).   En  1979  la  señora  Hasanbasic-­‐Zucko   obtuvo  un  permiso  de  residencia  a   Suiza.  En  1982  el  Sr.  Hasanbasic  tuvo   un  hijo  con  ella,  y  se  casaron.   Inicialmente  se  dió  un  permiso  de   residencia  temporal,  a  continuación,  un   permiso  de  residencia.  En  agosto  de   2004  se  informó  a  las  autoridades  que   tenía  la  intención  de  regresar   definitivamente  a  su  país  de  origen,  y  su   permiso  de  residencia  caducó.  Regresó   en  diciembre  de  2004  con  un  visado  de   turista,  luego  dejó  Suiza  a  raíz  de  una   sentencia  del  Tribunal  Federal  en  su   contra.  Su  esposa  presentó  una  solicitud   de  reagrupación  familiar  a  favor  de  su   marido,  pero  esa  petición  fue   rechazada.  Esa  decisión  fue  confirmada   por  el  Tribunal  Federal,  que  señaló  que   el  primer  demandante  había  sido   condenado  por  delitos  comunes,  que  la   pareja  había  adquirido  deudas,  que   habían  recibido  cantidades  importantes   de  las  prestaciones  sociales,  y  que  era   probable  que  vivirían  en  el  estado  de   subsitir  a  base  de  acciones  de  seguridad   social  en  el  futuro.  Basándose  en  el   artículo  8  (derecho  al  respeto  de  la  vida   privada  y  familiar  y  para  el  hogar),  los   demandantes  alegan  que  la  negativa  de   las  autoridades  a  conceder  al  Sr.   Hasanbasic  un  permiso  de  residencia  en   Suiza  era  desproporcionada  y  que  no   era  "necesaria  en  una  sociedad   democrática".     Violación  del  Art.  8   Indemnización:  los  apelantes  no   pidieron  indemnización  por  los  daños   sufridos;  el  Tribunal  ha  otorgado  Euro   9.000  a  ambos  por  gastos  y  honorarios   jurídicos.     Casos  repetitivos   Los  siguientes  casos  plantean   cuestiones  que  ya  han  sido  presentados   a  la  Corte.     Kowalski  contra  Polonia  (no.   43316/08)     El  demandante  en  este  caso,  se  queja  de   que  a  causa  de  la  negativa  de  un  


tribunal nacional  de  concederle  la   justicia  gratuita  para  la  preparación  de   un  recurso  de  casación,  se  le  privó   efectivamente  el  acceso  a  la  Corte   Suprema.  Se  basa  en  el  artículo  6  §  §  1  y   3  (c)  (derecho  a  un  juicio  justo  y  el   derecho  a  la  asistencia  jurídica  de  la   propia  elección).     Namaz  y  Senoglu  contra  Turquía  (N  º   69812/11)   Los  dos  demandantes  en  este  caso,  que   eran  sospechosos  de  pertenecer  a  una   organización  armada  ilegal,  fueron   arrestados  en  septiembre  de  2006  y   entraron  en  prisión  preventiva.  Su   juicio  se  inició  ante  un  tribunal  de  lo   penal  el  26  de  octubre  de  2007.  Al  final   de  la  audiencia  el  6  de  septiembre  de   2012,  el  tribunal  de  lo  penal  ordenó  que   la  segunda  demandante  quede  en   libertad  y  se  amplió  la  detención   preventiva  del  primer  demandante.   Basándose  en  los  artículos  5  §  §  3  y  4   (derecho  a  la  libertad  ya  la  seguridad  y   derecho  a  la  pronta  revisión  de  la   legalidad  de  la  detención)  y  la   prohibición  de  discriminación  del   artículo  14,  el  primer  demandante  se   queja  de  la  duración  de  su  detención   preventiva,  y  el  hecho  de  que  no  fue   llevado  ante  un  juez  durante  la   detención  policial,  ni  durante  el  período   entre  estar  en  prisión  preventiva  y  la   primera  audiencia  del  tribunal  de  lo   penal.  También  se  queja  de  las   deficiencias  procesales  en  el  marco  de   un  procedimiento  de  oposición  contra   la  continuación  de  su  detención  y  la   falta  de  efectividad  de  dichos   procedimientos.  Por  último,  los   solicitantes  alegan  que  fueron  objeto  de   discriminación  con  respecto  a  la   duración  de  la  detención  en  relación   con  los  delitos  que  se  les  imputaban.     Tur  contra  Turquía  (N  º  13692/03)   El  demandante  en  este  caso,  se  queja  de   la  injerencia  de  las  autoridades  de  la   prisión  en  el  derecha  al  respeto  de  su   correspondencia.  Se  basa  en  los   artículos  8  (derecho  al  respeto  de   privado  y  vida  familiar),  9  (derecho  a  la   libertad  de  pensamiento,  de  conciencia   y  de  religión)  y  10  (libertad  de   expresión).       Casos  por  exceso  de  plazo  de  los   procedimientos   En  los  siguientes  casos,  los   demandantes  alegan,  en  particular,   sobre  la  duración  excesiva  de  los   procedimientos  (no  penales).     Baksa  contra  Hungría  (no.  44880/08)   Invitado  Zrt  contra  Hungría  (no.   36999/08)  Szepes  contra  Hungría  (no.   77669/12)  Mehmet  Erkek  (no.   45070/05)       Revisión  

SC Aectra  Agroquímicos  SA  y  Munteanu   contra  Rumania  (n  º  18780/04  y   13111/05)     En  su  sentencia  capital  de  27  marzo   2012  el  Tribunal  de  Justicia  consideró   que  había  habido  una  violación  del   artículo  6  §  1  (derecho  a  un  juicio  justo)   y  el  artículo  1  del  Protocolo  n  º  1   (protección  de  la  propiedad)  en   relación  con  las  denuncias  de  los   demandantes  de  que  las  decisiones   finales  dado  a  su  favor  en  una  serie  de   procedimientos  civiles  se  habían  hecho   a  solicitud  de  la  Procuraduría  General   de  Rumanía.  Basándose  en  los  Artículos   80  y  81  del  Reglamento  de  la  Corte,  el   representante  de  la  empresa  solicitante   en  la  solicitud  no.  18780/04  ha   solicitado  la  revisión  de  la  presente   sentencia,  con  el  argumento  de  que,   contrariamente  a  lo  que  se  indica  en  la   sentencia,  que  la  demanda  de   indemnización  fue  presentada  dentro   del  plazo  y  fue  acompañada  por  los   documentos  justificativos.     Arif  Erden  contra  Turquía  (N  º   37171/04)   En  una  sentencia  sobre  el  fondo  del  23   de  marzo  de  2010,  el  Tribunal   consideró  que  se  había  producido  una   violación  del  artículo  1  del  Protocolo  n   º  1,  por  razón  de  que  el  solicitante  haya   sido  privado  de  sus  bienes  sin   indemnización.  En  una  sentencia  de   una  satisfacción  de  22  de  febrero  de   2011,  la  Corte  decidió  conceder  al   demandante  400.000  euros  en  concepto   de  daño  material  y  760  euros  en   concepto  de  costas  y  gastos.  El   representante  de  la  demandante   informó  al  Tribunal  que  se  había   enterado  de  que  la  demandante  había   muerto  el  9  de  septiembre  de  2008,  y   solicitaba  la  revisión  por  consiguiente   de  la  sentencia  en  el  sentido  del  artículo   80  del  Reglamento  de  la  Corte.       Jueves  13  de  junio  2013     A.F.  contra  Grecia  (no.  53709/11)     El  solicitante,  AF,  es  un  ciudadano  iraní   nacido  en  1986  y  vivía  en  Atenas   cuando  se  presentó  la  solicitud.  El  21  de   agosto  de  2010,  el  demandante  entró   en  Grecia  y  fue  detenido  por  las   autoridades  policiales  en  el  puesto   fronterizo  Feres.  Las  autoridades   presuntamente  se  negaron  a  registrar   su  solicitud  de  asilo  político.  Se  le   mantuvo  en  los  locales  de  la  policía  de   fronteras  de  Feres  entre  octubre  de   2010  y  enero  de  2011.  El  expediente   indica  que  el  solicitante  se  marchó  de   Grecia  en  fecha  no  determinada  y  que   se  encuentra  actualmente  en  el  Reino   Unido,  donde  ha  solicitado  asilo.   Basándose  en  el  artículo  3  (prohibición   de  la  tortura  y  los  tratos  inhumanos  o   degradantes),  el  demandante  se  queja  

de las  condiciones  en  que  se  encontraba   detenido  en  las  instalaciones  de  la   policía  de  fronteras  Feres.     Violación  del  art-­‐  3   Indemnización:      8.000  Euros  (daños   morales)     Romenskiy  contra  Rusia  (no.  22875/02)   El  solicitante,  Andrey  Romenskiy,  es  de   nacionalidad  rusa,  nacido  en  1984  y   vive  en  la  región  de  Krasnodar.  En   marzo  de  2001  se  vio  involucrado  en   una  pelea  de  borrachos  cuando  estaba   fuera  con  amigos.  Uno  de  los  hombres   que  participaban  en  la  pelea  fue   apuñalado  y  murió  en  el  hospital.  El  Sr.   Romenskiy  fue  arrestado  y  acusado  de   asesinato  del  hombre  y,  tras  ser   declarado  culpable  en  diciembre  de   2001  por  el  tribunal  de  primera   instancia,  fue  condenado  a  seis  años  de   prisión.  A  continuación,  esta  sentencia   fue  confirmada  en  apelación  en  marzo   de  2002,  y  sus  denuncias  de  parcialidad   del  tribunal  de  primera  instancia  se   desestimaron  sumariamente.     Invocando  el  artículo  6  §  §  1  y  2   (derecho  a  un  juicio  justo  y  a  la   presunción  de  inocencia),  alega  que  el   proceso  penal  en  su  contra  era  injusto,   en  particular,  debido  a  que  el  tribunal   de  primera  instancia  que  le  declaró   culpable  había  le  rechazado  su  petición   de  libertad  provisional  en  noviembre  de   2001,  sobre  la  base  de  que  había   cometido  un  delito  grave,  lo  que   equivalía  a  admitir  que  el  tribunal  ya  lo   consideró  "culpable".     Violación  del  art.  6  –  1  (falta  de   imparcialidad  del  Juzgado)   Compensación:  el  demandante  no   formuló  reclamación  económica  alguna       Sivograk  y  Zenov  contra  Rusia  (no.   14758/08)   Los  demandantes,  Igor  Sivograk  y   Valeriy  Zenov,  son  ciudadanos  rusos  que   han  nacido  rusos,  nacieron  en  1969  y   1968,  y  viven  en  Starodub  (la  región  de   Bryansk)  y  Saratov,  respectivamente.   Invocando  el  artículo  6  §  1  (derecho  a   un  juicio  justo)  y  el  artículo  1  del   Protocolo  n  º  1  (protección  de  la   propiedad),  los  demandantes  se  quejan   de  que  los  juicios  de  noviembre  2005  y   mayo  de  2006  a  la  concesión  de   derechos  por  combatir  en  participación   en  la  lucha  contra  el  terrorismo  en  la   operación  en  el  Cáucaso  del  Norte   nunca  se  han  aplicado.     Violación  del  art.  6-­‐1   Violación  del  art.  1  del  Protocolo  nª  1     Indemnización:    Euros  14,015  al  Sr.   Sivograk  y  Euros  8.468  al  Sr.  Zenov   )daños  materiales)  y  Euros  3.000  cada   uno  por  daños  morales.      


Korostylyov contra  Ucrania  (no.   33643/03)   El  solicitante,  Nikolay  Korostylyov,  es   un  ciudadano  de  Ucrania  que  nació  en   1956  y  actualmente  está  cumpliendo   una  condena  de  cadena  perpetua  en   Dniepropetrovsk  en  una  colonia   penitenciaria  de  bandidaje,  por   posesión  ilegal  de  armas  de  fuego,  robo   y  asesinato.  El  caso  se  refiere   esencialmente  a  la  queja  de  que  la   policía  lo  maltrató  en  enero  de  2000   durante  tanto  su  detención  y  posterior   interrogatorio  con  el  fin  de  obtener  una   confesión  de  él  y  que  el  proceso  penal   en  su  contra  eran  injustas.       Se  apoya  en  la  prohibición  de  tratos   inhumanos  y  degradantes  del  artículo  3   y  del  artículo  6  §  §  1  y  3  (c)  (derecho  a   un  juicio  justo).  Además  se  apoya  en  el   artículo  34  (derecho  de  petición   individual),  también  se  queja  de  que  las   autoridades  se  negaron  a  proporcionar   copias  de  los  documentos  de  su   expediente  del  caso  que  sea  necesario   para  fundamentar  su  demanda  ante  el   Tribunal  Europeo  de  Derechos   Humanos.     Violación  del  art.  34   Indemnización:  Euros  3.000  (daños   morales)         Vasylchuk  contra  Ucrania  (no.   24402/07)   La  solicitante,  Yeva  Vasylchuk,  es  un   nacional  de  Ucrania  que  nació  en  1947   y  vive  en  la  ciudad  de  Novomyrhorod,   Ucrania.  Ella  está  mal  de  salud  y  no   puede  caminar  sin  la  ayuda  de  un   bastón.  El  caso  se  refiere  a  la  queja  de   la  Sra.  Vasylchuk  sobre  la  entrada  de  su   casa  en  febrero  de  2005  por  la  policía   que  investiga  un  robo  y  su  sospecha  de   ocultar  propiedad  robada  y  su   afirmación  de  que  se  utilizó  un  uso   innecesario  de  la  fuerza  contra  ella.   Basándose  en  el  artículo  3  (prohibición   de  tratos  inhumanos  o  degradantes),   alega,  en  particular,  que  un  policía  le   quitó  el  bastón  durante  la  búsqueda  y   la  empujó  al  suelo,  obligándola  a   arrastrarse  después  que  entrara  la   policía  en  su  casa.  También  alega  que  la   investigación  subsiguiente  sobre  sus   denuncias,  que  tardó  casi  cinco  años,  y   que  resultó  en  su  caso  de  ser  anulada   por  falta  de  pruebas,  fue  ineficaz.     Basándose  adelante  en  el  derecho  al   respeto  de  la  vida  privada  y  familiar  y   el  hogar  del  artículo  8  y  en  el  artículo  1   del  Protocolo  n  º  1  (protección  de  la   propiedad),  también  alega  que  la   entrada  de  su  casa  era  ilegal  y   desproporcionada,  ya  que  más  policías   participaron  en  la  entrada  de  lo   permitido  en  la  orden  de  allanamiento   y  su  casa  fue  saqueada,  con  elementos   de  mobiliario  rotos.    

No violación  del  art.  3  (maltrato)   Violación  del  art.  3  (investigación   inefectiva)   Violación  del  art.  8     Indemnización:    Euros  5000  (daños   morales)         Casos  repetitivos     El  siguiente  caso  plantea  cuestiones  que   ya  han  sido  presentados  a  la  Corte.       Kiselyov  contra  Ucrania  (no.  42953/04)     Este  caso  se  refiere  a  la  aplicación  de   retraso  de  los  juicios  y  la  supuesta   excesiva  duración  de  los  procesos   judiciales.  La  demandante  invoca  el   artículo  6  §  1  (derecho  a  un  juicio  justo   en  un  plazo  razonable),  y  el  artículo  1   del  Protocolo  n  º  1  (protección  de  la   propiedad).     Violación  del  art.  6  –  1  y  violación  del   art.  1  del  protocolo  1  (retraso  en   ejecución  y  duración  exagerada  del   procedimiento)   Violación  del  art.  6  –  1  (duración  del   procedimiento)       Martes  18  de  junio  2013   Nencheva  y  otros  contra  Bulgaria   (solicitud.  No  48609/06)   Los  solicitantes  son  un  número  de   ciudadanos  búlgaros  que  viven  en   Dragor  (Bulgaria),  y  una  asociación  de   derechos  humanos.  El  caso  se  refiere  a   una  denuncia  presentada  por  la   asociación  y  por  los  padres  de  siete  de   los  15  niños  que  murieron  durante  el   invierno  de  1996-­‐1997  tras  el  deterioro   de  las  condiciones  en  el  hogar  donde   viven  las  personas  con  discapacidad,   donde  habían  sido  colocados.  Durante   el  período  en  cuestión,  Bulgaria  estaba   pasando  una  grave  crisis  económica,   con  una  inflación  superior  al  1.000%.  El   presupuesto  destinado  a  la  casa,  que   estaba  a  cargo  del  alcalde,  perdió  una   parte  significativa  de  sus  recursos,  con   el  resultado  de  que  las  autoridades   municipales  no  fueron  capaces  de   cubrir  los  costos  de  los  alimentos  y   suministros  básicos.  El  gerente  de  la   casa  alertó  repetidamente  a  todas  las   instituciones  públicas  responsables  de   la  financiación  de  la  casa  a  la  situación,   sin  éxito.  15  niños  murieron  durante  el   invierno.     Basándose  en  particular  en  el  artículo  2   (derecho  a  la  vida),  (prohibición  de  la   tortura  y  los  tratos  inhumanos  o   degradantes)  del  artículo  3  y  el  artículo   13  (derecho  a  un  recurso  efectivo),  los   demandantes  alegan,  en  particular,  que   el  Estado  no  cumplió  con  su  deber  de   proteger  el  vida  de  las  personas  bajo  su   cuidado,  en  circunstancias  que  crean   una  amenaza  inminente  a  la  salud  y  la  

vida. Además  se  quejan  de  la  falta  de   realizar  una  investigación  efectiva  el   objetivo  de  identificar  a  los   responsables  de  las  muertes  de  los   niños.     Violación  del  art.  2  del  Convenio         Bor  contra  Hungría  (no.  50474/08)   El  solicitante,  László  Bor,  es  un  nacional   húngaro  que  nació  en  1954,  y  vive  en   Zalaegerszeg  (Hungría).  Su  casa  está   situada  en  la  calle  de  una  estación  de   ferrocarril.     Basándose  en  el  artículo  8  (derecho  al   respeto  de  la  vida  privada  y  familiar  y   en  el  hogar),  se  queja  de  la   perturbación  extrema  del  ruido   provocado  por  los  trenes  desde  que  las   máquinas  de  vapor  fueron   reemplazados  por  motores  diesel  en   1988,  y  la  abstención  de  las  autoridades   para  hacer  cumplir,  de  manera  efectiva   y  oportuna,  la  obligación  de  la   compañía  de  ferrocarriles  para   mantener  el  nivel  de  ruido  bajo  control.   En  particular,  aunque  el  Sr.  Bor  había   interpuesto  un  recurso  en  1991  para   obligar  a  la  empresa  a  construir  una   barrera  contra  el  ruido,  las  primeras   medidas  de  reducción  de  ruido  sólo  se   hicieron  realmente  en  2010.  Sr.  Bor  se   queja  además  de  la  duración  de  los   procedimientos  relacionados  con  la   violación  del  artículo  6  §  1  (derecho  a   un  juicio  justo  en  un  plazo  razonable).     Violación  del  art.  6  –  1   Violación  del  art.  8   Compensación  económica  9.500  Euros   por  daños  morales  y  2.500  Euros  por   gastos  y  honorarios  jurídicos.         Banel  contra  Lituania  (N  º  14326/11)   El  solicitante,  Venata  Banel,  es  la  viuda   de  un  nacional  de  Lituania,  que  nació   en  1970  y  en  Vilnius.  Su  hijo,  de  13  años   en  ese  momento,  murió  en  junio  de   2005,  de  las  lesiones  que  sufrió  cuando   parte  de  un  balcón  que  se  había  roto  de   un  edificio  cayó  sobre  él  mientras   jugaba  con  otros  niños.  Basándose  en  el   artículo  2  (derecho  a  la  vida),  la  Sra.   Banel  se  queja  de  que  las  autoridades   no  protegieron  la  vida  de  su  hijo,  ya  que   no  cumplen  con  su  obligación  de   inspeccionar  los  edificios  para   garantizar  su  seguridad,  y  que  la   investigación  de  la  muerte  de  su  hijo  no   fue  efectivo,  en  particular  porque  era   excesivamente  largo,  como  resultado  de   la  persecución  que  se  convirtió  en   prescrito.     Violación  del  art.  2   Compensación  económica:  8.135  Euros   (daños  materiales)  y  20.000  Euros   (daños  morales)      


Constantin Tudor  contra  Rumania  (n  º   43543/09)   El  solicitante,  Constantin  Aurelian   Tudor,  es  un  ciudadano  rumano  que   nació  en  1975  y  se  encuentra   actualmente  detenido  en  la  prisión  de   Rahova  (Rumanía),  donde  cumple  una   condena  de  12  años  impuesta  en  2004   por  tráfico  de  personas.  Basándose  en   el  artículo  3  (prohibición  de  tratos   inhumanos  o  degradantes),  se  queja  de   las  condiciones  materiales  de  la  prisión   de  Jilava,  donde  estuvo  detenido   durante  casi  diez  meses  en  2008,  en   particular,  las  condiciones  de  higiene,   hacinamiento  y  la  falta  de  tratamiento   médico  adecuado  por  su  hernia  de  disco   espinal.     Violación  del  art.  3  (condiciones  de   detención)   Compensación  económica:  3.000  Euros   (daños  morales)         Pleşca  contra  Rumania  (n  º  2158/08)   El  solicitante,  Mihai  Pleşca,  es   ciudadano  rumano  que  nació  en  1956  y   vive  en  Hârlău  (Rumania).  El  caso  se   refiere  a  una  denuncia  que  presentó   alegando  deficiencias  en  la   investigación  de  la  muerte  de  su  hija.   Poco  después  de  informar  de  su   desaparición,  el  solicitante  encontró  a   su  hija  que  yacía  muerto  en  el  balcón  de   su  apartamento,  con  un  cinturón   alrededor  de  su  cuello  y  huellas  de   barro  en  sus  piernas.  La  investigación   policial  reveló  altos  niveles  de  alcohol   en  la  sangre  de  la  chica.  Dos  de  sus   amigos  posteriormente  testificaron  que   habían  estado  en  una  excursión  con  ella   a  una  presa  en  la  noche  de  su   desaparición.  También  dijeron  que  la   hija  de  la  demandante  había  estado   deprimido  debida  a  sus  resultados   escolares  pobres  y  los  conflictos  con  su   padre.  Por  tanto,  los  policías  llegaron  a   la  conclusión  de  que  se  había  suicidado   y  la  oficina  del  fiscal  suspendió  el   procedimiento  en  diciembre  de  2005.   Sin  embargo,  la  investigación  fue   reabierta  a  petición  del  Sr.  Pleşca  y  su   esposa.  En  agosto  de  2006  el  fiscal   suspendió  nuevamente  el   procedimiento.  Sr.  Pleşca  apeló  contra   esta  decisión  ante  los  tribunales   rumanos,  pero  el  recurso  fue  rechazado   en  julio  de  2007  por  una  sentencia   definitiva  de  la  Corte  de  Apelaciones.  Se   basa,  fundamentalmente,  en  el  artículo   2  de  la  Convención  (derecho  a  la  vida).     Violación  del  art.  2  (falta  de   investigación)   Compensación  económica:  El  Tribunal   ha  considerado  que  encontrar  una   violación  ya  es  compensación  sufiente   por  los  daños  morales  sufridos  por  el   demandante.    

S.  C.  Complejo  Herta  Import  Export   S.R.L.  Lipova  contra  Rumania  (n  º   17118/04)   El  solicitante,  SC  Complejo  Herta   Import  Export  SRL  Lipova,  era  una   empresa  de  distribución  de   combustibles  según  derecho  rumano.  El   caso  se  refiere  a  las  multas   supuestamente  excesivas  de  unos   14.000  euros  (EUR)  y  los  850  euros  que   se  le  imponen  por  no  cumplir  con   ciertos  requisitos  legales  con  respecto  a   la  presentación  información  legal.  En   febrero  de  2003  los  inspectores  de  la   brigada  financiera  impusieron  dos   multas  a  la  empresa  solicitante,  el   primero  por  no  mostrar,  de   conformidad  con  una  orden  de  2003,  el   nombre  del  productor  y  proveedor  de   combustible,  y  la  segunda  por  no   registrar  el  pago  en  relación  con  una   venta  de  combustible  en  sus  cuentas.  La   demandante  impugnó  el  informe    de  la   brigada  financiera  ante  los  tribunales,   que  sustituyó  las  multas  con  una   advertencia.  La  Brigada  apeló  contra   dicha  sentencia  y  la  multa  se  confirmó   en  la  sentencia  definitiva  de  fecha   septiembre  de  2003.  La  empresa   solicitante  ha  pagado  las  sumas  en   cuestión  en  noviembre  de  2003,  antes   de  su  disolución  y  ha  sido  eliminada  del   registro  de  sociedades  en  el  año  2011,   ya  que  había  dejado  de  operar.     Basándose  en  el  artículo  1  del  Protocolo   n  º  1  (protección  de  la  propiedad),  la   demandante  se  queja  de  injerencia  en   su  derecho  al  disfrute  pacífico  de  sus   posesiones,  con  el  argumento  de  que  la   multa  que  se  le  impuso  por  no  mostrar   información  era  incompatible  con  el   principio  de  proporcionalidad.     Violación  del  art.  1,  protocolo  1         Sereny  contra  Rumania  (n  º  13071/06)   El  solicitante,  Ştefan  Sereny,  es  un   ciudadano  rumano  que  nació  en  1953  y   vive  en  Viena.  En  una  sentencia  que   adquirió  firmeza  en  noviembre  de  2005   fue  declarado  culpable  de  varios  delitos,   en  particular  de  un  fraude,  y  condenado   a  tres  años  y  seis  meses  de  prisión.  Sufre   de  una  afección  cardíaca  grave,  se   queja  de  la  falta  de  atención  médica   adecuada  durante  su  detención  y  de  la   duración  del  procedimiento  relativo  a   la  solicitud  de  suspensión  temporal  de   la  ejecución  de  la  condena  por  razón  de   su  condición  médica.     Se  basa  en  el  artículo  3  (prohibición  de   la  tortura  y  de  los  tratos  inhumanos  o   degradantes).  Confiando  además  en  el   artículo  6  §  1  (derecho  a  un  juicio  justo   en  un  plazo  razonable),  se  queja  de  que   el  proceso  penal  en  su  contra  -­‐  que  fue   empezado  en  junio  de  1998  -­‐  era   excesivamente  largo.     Violación  del  art.  6  –  1  

Compensación económica:    1.800  Euros   (daños  morales)  y  3.000  Euros  (gastos  y   honorarios  jurídicos)       r.m.s.  v  España  (n  º  28775/12)     El  demandante,  RMS,  es  un  ciudadano   español  nacido  en  1979  y  en  La   Porrosa,  Chiclana  de  Segura,  Jaén   (España).  El  caso  se  refiere  a  la   colocación  de  su  hija  con  una  familia  de   acogida  por  los  servicios  sociales  en   contra  de  los  deseos  de  la  demandante,   un  trabajador  agrícola  que  vive  en   pobreza  extrema.  Mientras  que  la   demandante  y  su  hija  vivían  juntos   dentro  de  su  familia  extensa,  a  la  chica   se  lo  llevaron  de  su  madre,  a  petición  de   un  trabajador  social  y  fue  colocado  en   un  hogar  de  niños.  Las  visitas  del   solicitante  a  su  hija  se  interrumpieron  a   causa  de  su  presunta  conducta  violenta   y  el  niño  fue  trasladado  a  la  casa  de   unos  primos  de  los  niños,  cuya   ubicación  no  se  dio  a  conocer  al   solicitante.  En  febrero  de  2006,  las   autoridades  declararon  que  el  niño   habá  sido  abandonado  y  se  puso  a   buscar  una  familia  de  acogida,  con   miras  a  su  posterior  adopción.  Mientras   tanto,  la  demandante  presentó   apelaciones  sin  éxito  en  contra  de  la   declaración  de  desamparo,  la   suspensión  de  las  visitas  y  de  la  decisión   de  poner  a  su  hija  en  una  familia  de   acogida.  El  procedimiento  de  adopción   se  inició  en  2011,  pero  el  Tribunal  no  ha   sido  informado  de  su  evolución   posterior.  Según  información   proporcionada  a  la  Corte  el  5  de  febrero   de  2013,  la  niña  aún  no  había  sido   adoptada.     Basándose  en  particular  en  el  artículo  8   (derecho  al  respeto  de  la  vida  privada  y   familiar),  RMS  se  queja  sobre  todo  de   ser  privados  de  todo  contacto  con  su   hija  y  está  separado  de  ella  sin  una   buena  razón.     Violación  del  art.  8   Compensación  económica:  30.000   Euros  por  daños  morales,  y  188  Euros   por  gastos  y  honorarios  jurídicos.           Gün  y  otros  contra  Turquía  (núm.   8029/07)   Los  demandantes,  Ravşan  Gün,  Özlem   Güven,  Behice  Tanrıverdi,  Abdurrazzak   Tul,  Bahaeddin  Yağarcık,  Ali  Güven,   Sabri  Dal,  Seyfeddin  Didmin  y  Hüseyin   Afşar,  son  ciudadanos  turcos  que   nacieron  en  1986,  1982,  1964,  1980,   1944,  1978,  1982  ,  1979  y  1945,   respectivamente,  y  vivir  en  Cizre   (Turquía).  El  caso  se  refiere  a  la  pena   de  prisión  y  la  multa  impuesta  a  cada   uno  de  ellos  por  participar  en  una   manifestación  ilegal  para  conmemorar   el  aniversario  de  la  detención  del  jefe  de  


la organización  terrorista  PKK.  Aunque   las  autoridades  han  suspendido  todas   las  manifestaciones  del  14  y  20  de   febrero  de  2005,  un  grupo  de  personas   se  reunieron  frente  a  las  oficinas  del   partido  en  el  poder  en  el  momento  y   uno  de  ellos  leyó  en  público  un   comunicado  en  homenaje  a  la  ex   dirigente  del  PKK.  Según  un  informe   elaborado  por  las  fuerzas  de  seguridad,   los  enfrentamientos  se  produjeron   entre  los  manifestantes  y  los  agentes  de   policía  en  el  lugar,  dos  de  los  cuales   resultaron  levemente  heridos  cuando  se   arrojaron  piedras  contra  ellos.  Los   agentes  de  policía  implicados   presentaron  una  denuncia  contra  los   organizadores  de  la  manifestación.   Después  de  ser  detenidos  y   entrevistados  por  la  policía,  los   demandantes  fueron  condenados  en   2005  a  un  año  y  seis  meses  de  prisión  y   al  pago  de  una  multa.  En  una  sentencia   de  2006,  el  Tribunal  de  Casación  redujo   la  cuantía  de  la  multa,  pero  confirmó  la   duración  de  la  pena  de  prisión.     Basándose,  entre  otras  disposiciones,  el   la  libertad  de  reunión  y  de  asociación   del  artículo  11,  los  demandantes   alegan,  en  particular,  la  violación  de  su   derecho  a  la  libertad  de  expresión  y  la   libertad  de  protestar.  También  se   quejan  de  que  su  condena  era   desproporcionada.     Violación  de.  Art.  11   Compensación  económica:  7.500  Euros   (daños  morales)  y  2.000  Euros  (gastos  y   honorarios  jurídicos)         Jueves  20  de  junio  2013   Wallishauser  v  Austria  (N  º  2)  (n  º   14497/06)   La  solicitante,  Roswitha  Wallishauser,   es  de  nacionalidad  austriaca  y  nació  en   1941  y  vive  en  Viena.  Fue  contratada   por  la  embajada  de  Estados  Unidos  en   Viena  como  fotógrafo  desde  1978  hasta   su  despido  en  1987  después  de  un   accidente  de  trabajo.  Más  tarde  obtuvo   el  pago  de  los  sueldos  atrasados  de  los   Estados  Unidos  para  el  período   comprendido  entre  septiembre  1988  a   junio  1995  en  los  procedimientos  ante   los  tribunales  austriacos,  que  habían   declarado  su  despido  improcedente.     Basándose  en  particular  en  el  artículo  1   del  Protocolo  n  º  1  (protección  de  la   propiedad),  se  queja  de  que,  en  los   procedimientos  posteriores,  fue   condenada  a  pagar  la  totalidad  de  las   contribuciones  de  seguridad  social  -­‐  el   del  empleado  y  la  parte  del  empleador  -­‐   para  los  pagos  de  salarios  que  ella   había  reclamado  con  éxito  de  los   Estados  Unidos.  Ella  sostiene  que  la   disposición  en  cuestión,  en  virtud  del   cual  un  empleador  con  estatuto   extraterritorial  no  puede  ser  obligado  a   pagar  contribuciones  de  seguridad   social,  le  impone  una  carga  

desproporcionada.   No  violación  de  Artículo  1  del   Protocolo  No.  1   No  violación  del  Artículo  14  tomado   conjuntamente  con  el  Artículo  1  del   Protocolo  No.  1  o  Artículo  6         Abdulgadirov  v  Azerbaiyán  (no.   24510/06)   El  solicitante,  Rizvan  Mammad  oglu   Abdulgadirov,  es  nacional  de   Azerbaiyán,  que  nació  en  1958  y  vive  en   Bakú.  Arrestado  en  septiembre  de  2004   bajo  la  sospecha  de  estar  vinculado  a   un  grupo  terrorista,  el  Sr.  Abdulgadirov   fue  declarado  culpable  de  posesión   ilegal  de  armas  y  condenado  a  tres  años   de  prisión  en  un  juicio  confirmado  por   el  Tribunal  Supremo  en  noviembre  de   2005.  Sr.  Abdulgadirov  se  queja  de  que   sus  derechos  en  virtud  del  artículo  6  §  §   1  y  3  (c)  (derecho  a  un  juicio  justo  y  el   derecho  a  la  asistencia  jurídica  de   propia  elección)  se  violó,  ya  que  estaba   ausente  de  las  audiencias  ante  la  Corte   de  Apelaciones  y  la  Corte  Suprema  .     Violación  del  Artículo  6  §§  1  y  3  (c)   Compensación  económica:  EUR  2,400   (Daños  morales)  y  EUR  1,000  (Gastos   jurídicos  y  honorarios)       Revisión   Eremiášová  y  Pechová  contra  la   República  Checa  (n  º  23944/04)   Los  demandantes  en  este  caso  fueron   Petra  Eremiášová  y  Katarina  Pechová,   nacionales  checos  nacidos  en  1978  y   1938  respectivamente.  Ms  Pechová   murió  en  noviembre  de  2010.  El  caso  se   refería  a  la  muerte  de,  respectivamente,   su  pareja  y  su  hijo,  VP,  de  origen  gitano,   después  de  su  supuestamente  saltar  a   través  de  una  ventana  del  primer  piso   de  la  comisaría  de  Brno-­‐Královo  donde   había  sido  tomado  por  sospechoso  de   robo.  En  su  sentencia  de  la  Sala  de  16   de  febrero  de  2012,  el  Tribunal  Europeo   de  Derechos  Humanos  consideró  que  se   habían  producido  violaciónes  del   artículo  2  (derecho  a  la  vida),  tanto  en   la  cuenta  de  "fracaso  para   salvaguardar  el  derecho  a  la  vida  de  los   solicitantes  por  las  autoridades  como   para  llevar  a  cabo  una  investigación   efectiva  sobre  las  circunstancias  que   rodearon  su  muerte.     El  Tribunal  consideró  además  que  la   República  Checa  había  que  pagar  a   cada  solicitante  €  10,000  (EUR)  en   concepto  de  daños  morales  y  2.000   euros,  de  forma  conjunta,  por  los  costes   y  gastos.  Después  de  que  la  sentencia   era  firme,  el  Gobierno  checo  informó  a   la  Corte  que  se  habían  enterado  de  la  

muerte de  la  Sra.  Pechová  y  pidió   revisión  de  la  sentencia,  que  habían   sido  incapaces  de  hacer  cumplir.  Esta   solicitud  se  decidirá  en  sentencia  el  20   de  junio  de  2013.     El  Tribunal  decidió  no  estimar  en  su   sentencia  la  aplicación  por  lo  que  se   refiere  a  las  quejas  de  la  Sra.   Katarína  Pechová.   Compensación  económica:  EUR   10,000  (Daños  morales)  y  EUR  2,000   (Gastos  jurídicos  y  honorarios)  a  Ms   Eremiášová       Lavrechov  contra  la  República  Checa  (n   º  57404/08)   El  solicitante,  Evgueni  Lavrechov,  es  un   ciudadano  ruso  que  nació  en  1952  y   vive  en  Udomlya  (Rusia).  El  caso  se   refiere  a  la  pérdida  de  su  libertad  bajo   fianza  después  de  haber  sido  absuelto   por  los  tribunales  checos.  Sr.  Lavrechov   era  representante  de  una  empresa  rusa   que  compró  una  participación  en  una   compañía  checa  que  posteriormente  se   declaró  insolvente.  En  junio  de  2001,   fue  acusado  en  la  República  Checa  de   información  privilegiada  y  fraude,  es   decir,  con  la  celebración  de  contratos   desventajosos  para  la  empresa  checa,  y   puesto  bajo  custodia  preventiva.  En   febrero  de  2002,  fue  puesto  en  libertad   bajo  fianza.  Después  de  su  absolución   de  todos  los  cargos,  confirmada  en   sentencia  en  junio  de  2007,  los   tribunales  checos  dictaminaron  que  la   libertad  bajo  fianza  de  400.000  euros   del  Sr.  Lavrechov  se  pierde,  ya  que   había  roto  las  condiciones  de  la  fianza   al  permanecer  fuera  del  país  y  no   asistir  a  las  audiencias  judiciales.  El  Sr.   Lavrechov  se  queja  de  que  la  pérdida  de   su  libertad  bajo  fianza  violó  sus   derechos  en  virtud  del  artículo  1  del   Protocolo  n  º  1  (protección  de  la   propiedad).  Él  sostiene  que  no  había   sido  informado  adecuadamente  sobre   la  posibilidad  de  caducidad,  que  no   había  estado  en  la  clandestinidad  y  que   el  tribunal  Checa  no  había  entregado  la   correspondencia  a  su  dirección  correcta   en  Rusia.     No  violación  del  Artículo  1  del   Protocolo  No.  1       Sidikovy  contra  Rusia  (no.  73455/11)   Los  demandantes,  Farrukh  Sidikov  y   Umedakhon  Sidikova,  marido  y  mujer,   son  ciudadanos  tayikos  que  nacieron  en   1972  y  1976,  respectivamente,  y  viven   en  Moscú.  Una  vez  llegados  se   instalaron  en  Rusia  en  2005,  y  el  Sr.   Sidikov  fue  detenido  en  Moscú  en   diciembre  de  2010  y  puesto  en   detención  en  espera  de  extradición  a   Tayikistán,  donde  era  buscado  por  


cargos de  participación  en  una   organización  criminal  a  causa  de  sus   supuestas  actividades  de  la   organización  islámica  Hizb  ut-­‐Tahrir.   Su  extradición  fue  ordenada  en  una   decisión  finalmente  confirmada  por  el   Tribunal  Supremo  en  diciembre  de   2011.  Sin  embargo,  la  orden  no  fue   aplicada  en  vista  de  su  solicitud  de  asilo   temporal  presentada  a  su  salida  de   prisión  en  diciembre  de  2011.  En  agosto   de  2012,  se  le  concedió  asilo  temporal   en  Rusia.  Ms  Sidikova,  que  se  había   unido  a  su  marido  en  Rusia  en  2006  con   sus  tres  hijos  menores  de  edad,  también   fue  puesta  en  detención  de  mayo  de   2011  con  vistas  a  su  extradición  a   Tayikistán,  donde  fue  acusada  de  un   delito  penal.  En  noviembre  de  2011,  el   Fiscal  General  de  Rusia  rechazó  la   petición  de  las  autoridades   Tajikistanies  para  su  extradición  y  fue   puesto  en  libertad.  Su  solicitud  de  asilo   temporal  en  Rusia  está  pendiente.     Basándose  en  la  prohibición  de  la   tortura  y  de  los  tratos  inhumanos  o   degradantesdel  artículo  3  y  el  derecho   a  un  recurso  efectivo  del  artículo  13,  el   Sr.  Sidikov  se  queja  de  que  su   extradición  a  Tayikistán  le  expondría  a   un  riesgo  real  de  tortura  y  malos  tratos.   También  se  queja  de  que  su  arresto  y   detención  en  espera  de  la  extradición   estaban  en  violación  del  artículo  5  §  1   (f)  (derecho  a  la  libertad  y  a  la   seguridad)  y  que  fue  incapaz  de   obtener  una  revisión  judicial  efectiva  de   la  detención,  en  violación  del  artículo  5   §  4  (  derecho  a  que  la  legalidad  de  la   detención  sea  decidida  rápidamente   por  un  tribunal).  Por  otra  parte,   sostiene  que  sus  derechos  en  virtud  del   artículo  6  §  2  (presunción  de  inocencia)   fueron  violados  por  el  hecho  de  que  los   tribunales  rusos,  cuando  hizo  defensa   de  la  orden  contra  su  extradición,  hacen   referencia  a  su  presunta  pertenencia  a   Hizb  ut-­‐Tahrir.     Basándose  en  especial  en  el  artículo  5  §   §  1  y  4,  la  Sra.  Sidikova  se  queja  de  que   su  dentención  del  día  19  de  mayo  de   2011,  (no  reconocida  por  el  Servicio   Federal  de  Seguridad  (FSB)),  con  vistas   a  su  extradición  era  ilegal,  y  que  había   sido  privada  de  un  recurso  efectivo   para  impugnar  la  legalidad  de  su   detención.     Violación  Artículo  3  (caso  de  ser   extraditado  el  Sr.  Sidikov  a  Tajikistan)   No  violación  de  Artículo  5  §  1  (f)  (en   el  caso  tanto  del  Sr.  Sidikov  y  de  la  Sra.   Sidikova)  No  violación  del  Artículo  5  §   4  (en  el  caso  tanto  del  Sr.  Sidikov  y  de  la   Sra.  Sidikova))  

(Gastos jurídicos  y  honorarios)  al  Sr   Sidikov       Turluyeva  contra  Rusia  (no.  63638/09)   La  solicitante,  Raisa  Turluyeva,  es  una   ciudadana  rusa  que  nació  en  1970  y   vive  en  Goyty,  Urus-­‐Martan  Distrito,   Chechenia,  Rusia.  El  21  de  octubre  de   2009,  su  hijo,  Sayd-­‐Salekh  Ibragimov,   de  19  años  en  ese  momento,  fue   detenido  por  la  policía  en  Grozny   después  de  una  escaramuza  armada  en   su  casa  en  Goyty.  Fue  visto  por  última   vez  en  ese  día  por  su  tío  y  su  primo  en   las  instalaciones  de  la  unidad  policial,   con  señales  de  golpes  en  la  cara.  La   familia  no  ha  tenido  noticias  de  Sayd-­‐ Salekh  Ibragimov  desde  entonces.     Basándose  en  el  artículo  2  (derecho  a  la   vida),  la  Sra.  Turluyeva  sostiene  que  su   hijo  fue  asesinado  por  los  militares   rusos  y  se  queja  de  que  las  autoridades   no  investigaron  esta  denuncia.  Se  queja   además  de  una  violación  del  artículo  3   (prohibición  de  la  tortura  y  de  los   tratos  inhumanos  o  degradantes)  y  del   artículo  5  §  1  (derecho  a  la  libertad  ya   la  seguridad),  a  causa  de  su  sufrimiento   mental  causado  por  la  desaparición  de   su  hijo  y  a  cuenta  de  la  ilegalidad  de  su   detención.  Finalmente,  se  queja  de  que   ella  no  tenía  la  tutela  judicial  efectiva   en  relación  con  sus  quejas,  en  contra  del   derecho  a  un  recurso  efectivo  del   artículo  13.     tres  violaciones  del  Artículo  2   (derecho  a  la  vida)  del  Convenio   Europeo  de  Derechos  Humanos  a   cuenta  de  la  muerte  presumida  de     Sayd-­‐Salekh  Ibragimov,  a  cuenta  de  la   falta  de  investigación  por  parte  de   proteger  su  vida  y  a  cuenta  de  la  falta   de  hacer  una  investigación  efectiva  en   su  desaparición.     una  violación  del  artículo  3   (prohibition  de  tortura  y  trato   inhumano  o  degradante),  a  cuenta  de   la  Sra.  Turluyeva’s  por  su  sufrimiento   por  su  imposibilidad  de  saber  lo  que   pasó  con  su  hijo   una  violación  del  artículo  5  (derecho   a  la  vida  y  a  la  seguridad),a  cuenta   de  la  detención  ilegal  de  Sayd-­‐Salekh   Ibragimov  y,   una  violación  del  artículo  13   (derecho  a  un  remedio  efectivo)  de   forma  conjunta  con  el  Artículo  2.   Compensación  económica  (Artículo  41)  

Medidas Urgentes  (Rule  39  de  las   normas  del  Tribunal)  –  para  que  el  Sr   Sidikov  no  sea  extraditado  –  se   mantiene  hasta  decisión  en  apelación  o   hasta  nueva  orden.  

El Tribunal  decició  que  Rusia  tiene  que   pagar  a  la  Sra.  Turiyeva  60.000  Euros   por  daños  morales  y  3.000  Euros  por   gastos  jurídicos  y  honorarios.  

Compensación económica:  EUR  3,400  

Martes 25  de  junio  2013   Kaçiu  y  Kotorri  v  Albania  (aplicaciones   núms.  33192/07  y  33194/07)   Los  demandantes,  Olsi  Kaçiu  y  Elidon   Kotorri,  son  ciudadanos  albaneses  que   nacieron  en  1979  y  1975   respectivamente.  El  Sr.  Kaçiu  vive  en   Tirana  y  el  Sr.  Kotorri  está  cumpliendo   una  sentencia  de  cadena  perpetua  en  la   prisión  de  alta  seguridad  de  Peqin   (Albania)  por  tres  asesinatos.  El  caso  se   refiere  esencialmente  a  la  alegación  del   Sr.  Kaçiu  que  fue  brutalmente  golpeado   durante  el  interrogatorio  policial  en   abril  de  2000  con  el  fin  de  hacerle   confesar  su  participación  y  la  del  Sr   Kotorri  en  los  asesinatos.  Sr.  Kaçiu  fue   posteriormente  encontrado  culpable  de   no  denunciar  un  delito  y  condenado  a   tres  años  de  prisión  y  el  Sr.  Kotorri  fue   declarado  culpable  de  asesinato   premeditado  y  condenado  a  cadena   perpetua.  Había  dos  nuevos  juicios,  en   la  que  los  dos  hombres  fueron   condenados  de  nuevo.  Sus  condenas   fueron  confirmadas  por  el  Tribunal   Supremo  en  recurso  de  casación  y,  en   última  instancia,  en  febrero  de  2007  se   desestimaron  sus  recursos  de   inconstitucionalidad.     Basándose  en  la  prohibición  de  tratos   inhumanos  o  degradantes  del  artículo  3   del  Convenio  Europeo  de  Derechos   Humanos,  Sr.  Kaçiu  en  particular  alega   que  fue  golpeado  brutalmente  por  la   policía  durante  el  interrogatorio.  Se   queja  también  de  conformidad  con  el   artículo  3,  que  la  consiguiente   investigación  sobre  sus  denuncias  de   malos  tratos  era  inadecuada.  Ambos   hombres  también  hacen  una  serie  de   denuncias  en  virtud  del  derecho  a  un   juicio  justo  del  artículo  6  sobre  la   parcialidad  del  proceso  en  su  contra,  en   particular  debido  a  la  admisión  de  las   declaraciones  obtenidas  por  el  Sr.  Kaçiu   bajo  coacción  que  luego  se  utilizaron   para  condenarlos.  Sr.  Kaçiu  se  queja   además  de  que  se  le  negó  acceso  a  un   abogado  durante  su  detención,  en   violación  del  artículo  6  §  3  (derecho  a   la  asistencia  jurídica  de  la  propia   elección).  Por  último,  los  demandantes   reprochan  en  virtud  del  artículo  6  §  1,   el  derecho  a  un  juicio  justo  en  un  plazo   razonable  por  la  excesiva  duración  de   los  procesos  penales  en  su  contra.     Violación  del  Artículo  3  (tortura,   investigación  inadecuada)  -­‐  en  el   caso  del  Sr.  Kaçiu   Violación  del  artículo  6  §  1  en   relación  con  el  Sr.  Kaçiu  -­‐  en  cuanto  a   la  admisión  y  el  uso  de  declaraciones   obtenidas  en  violación  del  artículo  3   Violación  del  artículo  6  §  1  en   relación  con  el  Sr.  Kotorri  -­‐  en  cuanto   a  la  admisión  y  el  uso  de   declaraciones  obtenidas  del  Sr.   Kaçiu  en  violación  del  artículo  3   Violación  del  artículo  6  §  3  (c)  en   relación  con  el  Sr.  Kaçiu  -­‐  en  cuanto  a   la  denegación  de  acceso  a  un  


abogado cuando  estaba  bajo   custodia  policial   Violación  del  artículo  6  §  1  (duración   excesiva  de  los  procesos  penales)  con   respecto  a  los  solicitantes   Satisfacción  equitativa:  15  600  EUR   (daño  moral)  al  Sr.  Kaçiu;  además  el   Tribunal  de  Justicia  declaró  que  el   hallazgo  de  violaciónes  constituía   una  satisfacción  equitativa   suficiente  en  relación  con  el  Sr.   Kotorri       Satisfacción  equitativa   Trévalec  contra  Bélgica  (no.  30812/07)   El  caso  se  refiere  a  un  periodista  que   fue  herido  en  la  pierna  por  disparos  de   la  policía  durante  una  operación  que   estaba  filmando.  La  policía  le  había   autorizado  previamente  grabarla.  En   una  sentencia  de  14  de  junio  de  2011,  el   Tribunal  consideró  que  se  había   producido  una  violación  del  derecho  a   la  vida  del  artículo  2  de  la  Convención   Europea,  porque  la  vida  de  la   demandante  se  había  puesto  en  peligro.   Llegó  a  la  conclusión  de  que  las   autoridades,  que  fueron  responsables   de  la  seguridad  del  solicitante  en  un   contexto  en  el  que  su  vida  era   potencialmente  en  peligro,  no  habían   utilizado  toda  la  vigilancia  que   razonablemente  podría  esperarse  de   ellos.  En  cuanto  a  la  cuestión  de  la   aplicación  del  artículo  41  (satisfacción   justa),  en  cuanto  a  los  daños  sufridos,   no  estaba  listo  para  sentencia,  y  el   Tribunal  se  reservó  la  cuestión  y  se   pronunciará  al  respecto  en  su  sentencia   de  25  de  junio  de  2013.     Satisfacción  equitativa:  50  000  EUR   (daño  moral)           Gáll  contra  Hungría  (no.  49570/11)   El  solicitante,  Eszter  Mária  Gáll,  es  un   nacional  húngaro  que  nació  en  1954  y   vive  en  Szolnok  (Hungría).  Era   funcionario  de  la  Administración   Tributaria  de  Hungría  durante  más  de   30  años  hasta  ser  destituida  en  marzo   de  2011.  Basándose  en  el  artículo  1  del   Protocolo  n  º  1  (protección  de  la   propiedad)  y  el  derecho  a  un  recurso   efectivo  del  artículo  13  de  la   Convención,    se  queja  de  que  parte  de  su   indemnización  por  despido  se  aplica  un   tipo  impositivo  del  98%.     Se  basa  también  en  la  prohibición  de   discriminación  del  artículo  14  en   relación  con  el  artículo  1  del  Protocolo   n  º  1,  en  que  también  alega  que  el   impuesto  es  discriminatorio,  ya  que   sólo  se  impuso  a  los  que  fueron   despedidos  de  ciertos  segmentos  del   sector  público.     Satisfacción  equitativa:  16  000  EUR   (daños  morales)  y  900  euros  (costos  

y gastos)         Anghel  contra  Italia  (n  º  5968/09)   El  solicitante,  Aurelian  Anghel,  es  un   ciudadano  rumano  que  nació  en  1961  y   vive  actualmente  en  Qatar.  El  caso  se   refiere  a  la  denuncia  del  Sr.  Anghel   sobre  el  procedimiento  que  empezó  en   virtud  de  la  Convención  de  La  Haya   sobre  los  Aspectos  Civiles  por  la   Sustracción  Internacional  de  Menores   en  la  que  trató  de  que  su  hijo,  nacido  en   marzo  de  2003,  regresara  a  él  desde   Italia,  adonde  su  madre  lo  había   llevado  en  enero  2007.     Invocando  el  artículo  6  §  1  (derecho  a   un  juicio  justo),  alega  que  no  podía   impugnar  efectivamente  la  decisión  de   los  tribunales  italianos  en  julio  de  2007   en  la  que  se  niega  su  solicitud  para  la   devolución  de  su  hijo,  a  causa  de  los   retrasos  en  concederle  asistencia   jurídica,  así  como  que  le  dieron  una   información  engañosa  sobre  el   procedimiento  de  apelación.  Confiando   además  en  el  artículo  8  (derecho  al   respeto  de  la  vida  privada  y  familiar),   también  se  queja  de  que  el  proceso   fuera  injusto  y  no  tenía  en  cuenta  los   mejores  intereses  de  su  hijo.  Por  último,   alega  que  los  tribunales  italianos  no   dieron  a  sus  presentaciones  y  las   pruebas  el  mismo  peso  que  su  entonces   esposa,  dando  así  más  derechos  vis-­‐à-­‐ vis  su  hijo  que  q  él,  en  violación  de  la   prohibición  de  discriminación  del   artículo  14,  el  artículo  1  del  Protocolo   N  º  12  (prohibición  general  de  la   discriminación)  y  el  artículo  5  del   Protocolo  N  º  7  (igualdad  entre  los   cónyuges).     Violación  del  artículo  6  §  1   No  violación  del  artículo  8   Satisfacción  equitativa:  14  000  EUR   (daño  moral)  y  3.000  euros  (costes  y   gastos)         Grimailovs  v  Letonia  (n  º  6087/03)   El  solicitante,  Artemijs  Grimailovs,  es  un   'no  ciudadano  residente  permanente´de   la  República  de  Letonia,  que  nació  en   1957  y  vive  en  Jelgava  (Letonia).  El  Sr.   Grimailovs  hace  una  serie  de  quejas  en   virtud  del  artículo  3  (prohibición  de   tratos  inhumanos  o  degradantes)  tras   su  detención  el  10  de  septiembre  2001,   después  de  una  persecución  con  la   policía.  En  primer  lugar,  alega  que   durante  su  detención  la  policía  lo   arrastró  fuera  de  su  coche  y  le  dio  una   patada  en  la  espalda,  hiriéndolo   gravemente  y  desalojando  un  implante   de  metal  que  sostenía  su  columna   vertebral  en  su  lugar.  También  afirma   que  la  investigación  subsiguiente  de  sus   denuncias  por  este  maltrato  era   inadecuada.  Por  último,  se  queja  de  que   quedó  parapléjico  y  confinado  a  una  

silla de  ruedas  como  consecuencia  de  la   inadecuada  atención  médica  durante   su  detención,  en  las  instalaciones   inadecuadas  en  las  prisiones    de   Pärlielupe  y  Valmiera  donde  estuvo   detenido  para  cumplir  su  sentencia  de   cinco  y  medio  años  después  de  su   condena  por  una  carga  de  posesión  de   armas  de  fuego,  así  como  distintos   otros  cargos  de  lesiones  y  violación  de   un  menor.   Violación  del  artículo  3  -­‐  debido  a   una  investigación  ineficaz  sobre  las   alegaciones  del  solicitante  de  malos   tratos  policiales  el  10  de  septiembre   2001   Violación  del  artículo  3  -­‐  a  causa  de   la  insuficiencias  en  las  instalaciones   en  la  prisión  de  Valmiera   Satisfacción  equitativa:  6.000  EUR   (daño  moral)         Asociación  de  las  víctimas  de  la  SC   Rompetrol  SA  y  SC  Geomin  SA  y  otros   contra  Rumania  (no.  24133/03)   La  asociación  demandante  fue  creada   en  1993  y  tiene  su  sede  en  Bucarest.  En   marzo  de  1992,  un  economista  de  la  SC   Rompetrol  SA  supuestamente  informó  a   los  empleados  de  la  compañía  que   podrían  invertir  en  las  operaciones  en   el  extranjero  de  SC  Rompetrol  SA  y  SC   Geomin  SA  y  varios  miles  de  personas  -­‐   incluidos  los  solicitantes  –  lo  hicieron.   En  febrero  de  1993,  el  pago  de  intereses   y  la  devolución  del  capital  cesó  antes  de   que  los  demandantes  habían   recuperado  sus  inversiones.  Un  número   de  denuncias  fué  presentada  a  partir  de   marzo  1993.  El  proceso  terminó  con   una  sentencia  firme  de  20  de  diciembre   de  2002.  Basándose  en  particular  en   (derecho  a  un  proceso  equitativo)  del   artículo  6,  los  demandantes  alegan  que   ha  habido  una  violación  de  su  derecho   de  acceso  a  un  tribunal  y  de  su  derecho   a  obtener  una  decisión  sobre  sus   solicitudes  en  un  plazo  razonable.     Violación  del  artículo  6  §  1  (duración   de  las  actuaciones)  en  relación  con   el  Sr.  Ioan  Guşeilă,  la  aplicación  se   deja  por  el  momento  con  respecto  a   otros  tres  candidatos  y  se  declara   inadmisible  con  respecto  a  los   solicitantes  restantes   Satisfacción  equitativa:  2.250  EUR   (daño  moral)  y  50  EUR  (costos  y   gastos)  al  Sr.  Ioan  Guşeilă       Gheorghe  Cobzaru  contra  Rumania  (n  º   6978/08)   El  solicitante,  Gheorghe  Cobzaru,  es  un   ciudadano  rumano  que  nació  en  1957  y   vive  en  Bucarest.  Tras  el  robo  de  un   coche  y  persecución  en  coche  por  la   policía  durante  la  noche,  el  hijo  del  Sr.  


Cobzaru fue  alcanzado  por  una  bala  en   la  garganta  y  murió  de  sus  heridas.   Basándose  en  el  artículo  2  (derecho  a  la   vida),  el  Sr.  Cobzaru  se  queja  de  que  su   hijo  fue  asesinado  por  un    oficial  de  la   policía  y  que  no  había  ninguna   investigación  efectiva  con  el  fin  de   castigar  a  los  responsables.  Basándose   en  la  prohibición  de  discriminación  del   artículo  14  en  relación  con  el  artículo  2,   se  queja  de  la  discriminación  en  razón   de  que  las  autoridades  que,  según  él,  se   negaron  a  investigar  la  muerte  de  su   hijo,  y  no  tomaron  ninguna  medida  en   razón  de  la  etnia  gitana  de  la  familia.     Violación  del  artículo  2  (muerte  +   investigación  ineficaz)     Satisfacción  equitativa:  30  000  EUR   (daño  moral)       Niculescu  v  Rumania  (no.  25333/03)   Valentino  Acatrinei  contra  Rumania  (n   º  18540/04)   Ambos  casos  surgen  de  un   procedimiento  penal  contra  un  ex   abogado  y  juez  por  corrupción  a  raíz  de   las  escuchas  telefónicas  por  el  servicio   de  inteligencia  rumano.   La  demandante  en  el  primer  caso,  Lidia   Niculescu,  es  un  ciudadano  rumano  que   nació  en  1956  y  vive  en  Bucarest.  Era   un  ex  abogado  en  el  Colegio  de   Abogados  de  Bucarest.  Fue  declarado   culpable  y  condenado  a  seis  años  de   prisión  en  noviembre  de  2002  por   sobornar  a  los  jueces,  el  tráfico  de   influencias  y  de  huir  del  país  en  un   intento  de  escapar  de  la  acción  penal  en   su  contra.  Sirvió  su  condena  y  fue   liberado  en  marzo  de  2005.   La  demandante  en  el  segundo  caso,   Valentino  Acatrinei,  es  un  ciudadano   rumano  que  nació  en  1947  y  vive  en   Bucarest.  Fue  juez  inspector  en  el   Tribunal  de  Apelación  de  Bucarest.  Fue   declarado  culpable  en  noviembre  de   2002  de  tráfico  de  influencias  y  de   complicidad  en  el  soborno  y  fue   sentenciado  a  cinco  años  de  prisión.  Fue   puesto  en  libertad  en  última  instancia   después  de  un  indulto  presidencial.   Ambos  demandantes  alegan  que  el   proceso  penal  seguido  en  su  contra  era   injusto  y  alegan  que  la  intervención   telefónica  de  sus  conversaciones   utilizados  como  evidencia  para   condenarlos  era  ilegal.  Se  basan  en  el   artículo  6  §  §  1  y  3  (derecho  a  un  juicio   justo)  y  el  artículo  8  (derecho  al  respeto   de  la  vida  privada  y  familiar  y  de  la   correspondencia)   Ms  Niculescu  hace  más  quejas,  en  virtud   del  artículo  6,  de  que  no  fue  informado   de  los  cargos  formulados  en  su  contra  y   no  fue  asistido  por  un  abogado  durante   su  interrogatorio  inicial  y,  en  virtud  del   artículo  8,  que  sus  llamadas  telefónicas   desde  la  prisión  fueron  controlados.   Sr.  Acatrinei  hace  una  nueva  denuncia   en  virtud  del  artículo  6,  que  la   calificación  jurídica  de  los  presuntos  

delitos se  cambió  sin  discusión  entre  las   partes.   Por  último,  basándose  en  el  artículo  3   (prohibición  de  tratos  inhumanos  o   degradantes),  la  Sra.  Niculescu  se  queja   de  las  condiciones  de  su  detención  en  la   cárcel  a  partir  de  diciembre  de  2001,   cuando  fue  detenida  hasta  su  liberación   en  marzo  de  2005,  principalmente  a   causa  del  hacinamiento  y  la  falta  de   higiene.     Violación  del  artículo  8  en  relación   con  los  solicitantes   No  hay  violación  del  artículo  6  §  §  1  y   3  en  relación  con  la  Sra.  Niculescu   No  hay  violación  del  artículo  6  §  §  1  y   3  en  relación  con  el  Sr.  Acatrinei   Violación  del  artículo  3  en  relación   con  la  Sra.  Niculescu  -­‐  relativa  a  las   condiciones  de  detención  en  Rahova   Satisfacción  equitativa:  9.000  euros   a  la  Sra.  Niculescu  y  4.500  euros  al   Sr.  Acatrinei  (daño  moral),  y  2.000   euros  a  la  Sra.  Niculescu  (costes  y   gastos)       Iniciativa  de  Jóvenes  por  los  Derechos   Humanos  contra  Serbia  (no.  48135/06)   La  demandante,  Iniciativa  Juvenil  por   los  Derechos  Humanos,  es  una   organización  no  gubernamental  creada   en  2003  y  con  sede  en  Belgrado.  Efectuó   un  seguimiento  de  la  aplicación  de  las   leyes  de  transición  con  el  fin  de   garantizar  el  respeto  de  los  derechos   humanos,  la  democracia  y  el  Estado  de   Derecho.  Basándose  en  el  artículo  10   (libertad  de  expresión)  y  el  artículo  6  §   1  (derecho  a  un  juicio  justo),  la   organización  demandante  reprocha  a   la  Agencia  de  Inteligencia  serbia  de   negarle  el  acceso  a  la  información   sobre  la  cantidad  de  personas  que   habían  sido  sometidas  a  vigilancia   electrónica  en  el  año  2005,  a  pesar  de   una  decisión  final  y  vinculante  que  la   ordena  hacer  esa  información   disponible.     Violación  de  (libertad  de  expresión)  del   artículo  10  del  Convenio  Europeo  de   Derechos  Humanos.   Satisfacción  equitativa  (artículo  41)   El  tribunal  sostuvo  que  la  agencia  tiene   que  proporcionar  la  ONG  solicitante  la   información  solicitada  y  que  eso,  así   como  la  constatación  de  la  violación   constituye,  es  satisfacción  equitativa   suficiente  por  cualquier  daño  moral   sufrido.         Abdülsitar  Akgül  contra  Turquía  (N  º   31595/07)   El  solicitante,  Abdulsıtar  Akgül,  es  un   nacional  turco  que  nació  en  1986  y  vive   en  Diyarbakir.  El  caso  se  refiere  a  las   denuncias  del  Sr.  Akgül  bajo  el  derecho   a  la  libertad  ya  la  seguridad  del   artículo  5  después  de  su  arresto  en  

enero de  2007  bajo  sospecha  de   asesinato.  El  14  de  enero  de  2007  fue   detenido  y  el  juez  de  paz  él  en  prisión   preventiva  en  espera  de  su  oportuna   aparición  ante  el  Tribunal  de  lo  Penal.   Él  solicitó  su  puesta  en  libertad  y  el   Tribunal  de  lo  Penal  celebró  una   audiencia  en  su  ausencia,  en  la  que   prorrogó  su  detención,  que  fue   nuevamente  confirmado  y  ampliado  el   25  de  enero  de  2007.  En  septiembre  de   2007,  el  Tribunal  de  lo  Penal  ordenó  su   puesta  en  libertad  en  espera  de  juicio  y   fue  absuelto  en  última  instancia,  en   julio  de  2008.  Basándose  en  el  artículo   5  §  §  1  y  2,  el  artículo  6  §  3  (derecho  a   un  juicio  justo)  y  el  artículo  13  (derecho   a  un  recurso  efectivo),  el  Sr.  Akgül  se   queja  de  que  estaba  en  prisión   preventiva  sobre  la  base  de  una  orden   de  detención  y  sin  haber  podido   defenderse.  Acusa  al  Tribunal  de  lo   Penal  de  rechazar  su  apelación  y   ordenar  la  prórroga  de  su  detención  sin   darle  la  oportunidad  de  ser  escuchados.   Afirma  que  no  se  le  informó  de  los   motivos  de  su  detención  ni  los  cargos  en   su  contra  hasta  la  audiencia  de  25  de   enero  de  2007.     Violación  del  artículo  5  §  3     Violación  del  artículo  5  §  4   Satisfacción  equitativa:  el  solicitante   no  ha  presentado  una  reclamación   de  indemnización.         Mustafa  Tunç  y  Fecire  Tunç  contra   Turquía  (no.  24014/05)   Los  solicitantes,  Mustafa  Tunç  y  Fecire   Tunç,  marido  y  mujer,  son  ciudadanos   turcos  que  nacieron  en  1946  y  1952   respectivamente,  y  viven  en  Estambul.   Son  el  padre  y  la  madre  de  Cihan  Tunç,   quien  nació  en  1983  y  murió  el  13  de   febrero  de  2004,  mientras  estaban   haciendo  el  servicio  militar  en  Kocaköy,   en  el  sitio  de  una  empresa  petrolera   privada  cuyo  servicio  de  seguridad  fue   dirigido  por  la  gendarmería  nacional.   Fue  uno  de  los  gendarmes  de  guardia  y   fue  herido  de  bala.  Murió  poco  después   de  su  llegada  al  hospital.  Basándose  en   los  artículos  2  (derecho  a  la  vida),  6   (derecho  a  un  juicio  justo)  y  13   (derecho  a  un  recurso  efectivo),  los   demandantes  se  quejan  de  que  las   autoridades  no  llevaron  a  cabo  una   investigación  efectiva  sobre  la  muerte   de  su  hijo.     Violación  del  artículo  2   (investigación  ineficaz  sobre  la   muerte  del  hijo  de  los  demandantes)     Satisfacción  equitativa:  10.000  euros   a  los  solicitantes  de  forma  conjunta   (daño  moral)  y  2000  euros   conjuntamente  (costes  y  gastos)           Solimán  Ege  contra  Turquía  (no.   45721/09)  


El solicitante,  Süleyman  Ege,  es  un   nacional  turco.  El  26  de  enero  2001  el   hermano  del  Sr.  Ege  fue  al  Hospital  de   Gazi  en  Ankara.  Después  de  examinarlo   los  médicos  sugieren  que  podría  tener   enfermedad  de  la  neurona  motora  y   comenzó  a  tratarlo  en  espera  del   diagnóstico  final.  El  25  de  febrero  de   2001  fue  admitido  en  el  servicio  de   urgencias  del  Hospital  de  Gazi  por   insuficiencia  respiratoria,  en  una   condición  que  amenaza  la  vida.  Los   médicos  diagnosticaron  el  síndrome  de   Guillain-­‐Barré,  una  enfermedad   inflamatoria  autoinmune  del  sistema   nervioso  periférico.  Hermano  del  señor   Ege  murió  el  9  de  marzo  de  2001.  Se   alega  que  las  circunstancias  de  la   muerte  de  su  hermano  en  el  Hospital  de   la  Universidad  de  Ankara  implicó  una   violación  del  artículo  2  (derecho  a  la   vida).  Basándose  en  el  artículo  3   (prohibición  de  tratos  inhumanos  o   degradantes),  se  queja  de  que  su   hermano  estaba  unido  por  las  muñecas   a  la  cama  en  la  unidad  de  cuidados   intensivos.  Invocando  el  artículo  6  §  1   (derecho  a  un  juicio  justo),  alega  que  el   proceso  penal  seguido  contra  el   personal  médico  fueron  injustas  y  que   la  duración  de  los  procedimientos  de   compensación  era  excesiva.     Violación  del  artículo  2   (investigación  ineficaz)   Satisfacción  equitativa:  20  000  EUR   (daño  moral)       Casos  repetitivos   Los  siguientes  casos  plantean   cuestiones  que  ya  han  sido  presentados   a  la  Corte.   Enver  Kaplan  contra  Turquía  (N  º   40343/08)   En  este  caso,  la  demandante,  que  fue   detenido  y  puesto  bajo  custodia  policial   en  el  marco  de  una  operación  contra   una  organización  ilegal  armada,  se   queja  de  la  duración  de  su  detención   previa  al  juicio  y  alega  que  la  duración   del  procedimiento  fue  razonable.     Violación  del  artículo  6  §  1  (duración   de  la  acción  penal)  por  la  duración   del  procedimiento  de  los  casos       Casos  por  tiempo  de  los  procedimientos   En  los  siguientes  casos,  los   demandantes  alegan,  en  particular,   acerca  de  la  excesiva  duración  de  los   procedimientos  relativos  a  la  ejecución   del  cobro  y  un  conflicto  laboral.       Csákó  contra  Eslovaquia  (no.   47386/07)     Sika  contra  Eslovaquia  (n  º  7)  (n  º   1640/07)   En  el  siguiente  caso,  la  demandante  se   queja,  en  especial,  acerca  de  la  excesiva   duración  de  los  procesos  penales  en  su  

contra por  contrabando  de  equipos   agrícolas  en  Rumania.     Violación  del  artículo  6  §  1,  en   ambos  casos   Violación  del  artículo  13  en  relación   con  el  artículo  6  §  1,  en  el  caso  Csákó   Violación  del  artículo  13  en  el  caso   Sika  (n  º  7)       Schuller  contra  Rumania  (n  º  4801/04)       Violación  del  artículo  6  §  1       Jueves  27  de  junio  2013   Vassis  y  otros  contra  Francia  (n  º   62736/09)   Los  solicitantes  son  Sokratis  Vassis  y   Dimitrio  Bardoulis,  ciudadanos  griegos,   Alusine  Kamara,  Harry  Michael  Taylor,   Samuel  Silvanus  Thomas  y  Steven   Nabbie,  nacionales  de  Sierra  Leona,  y   Manuel  Da  Costa  Ardiles,  nacional  de   Guinea.     En  enero  de  2008  los  investigadores  de   la  Oficina  Central  Francés  para  la   prevención  del  tráfico  de  drogas  se   dieron  cuenta  de  que  un  número  de   individuos  sospechosos  de  tráfico  de   drogas  fueron  pasando  por  el   aeropuerto  de  Roissy.  El  7  de  febrero  de   2008,  un  buque  de  la  marina  interceptó   el  Junior,  un  barco  fletado  por  uno  de   los  sospechosos  que  habían  estado  bajo   vigilancia  de  la  Agencia  Antidrogas  de   EE.UU.  desde  hace  varios  meses.   Después  de  la  operación,  los  nueve   miembros  de  la  tripulación  se   reunieron  en  la  cubierta  para  un   control  de  identidad  y  la  Marina  llevó  a   cabo  registros  e  incautaciones.  La   tripulación  fue  entonces  custodiada  por   doce  fusileros  navales  y  el  buque  fue   escoltado  hasta  Brest.     Basándose  en  el  artículo  5  §  3  (derecho   a  la  libertad  y  a  la  seguridad),  los   demandantes  se  quejan  de  que  no   fueron  llevados  sin  demora  ante  un  juez   u  otro  funcionario  autorizado  por  la  ley   para  ejercer  funciones  judiciales,  con  el   argumento  de  que  habían  sido  puestos   bajo  custodia  durante  48  horas  antes   de  la  su  primera  aparición,  y  que  ya   habían  sido  detenidos  en  alta  mar   durante  18  días  sin  la  supervisión  de   esta  autoridad  o  sin  circunstancias   excepcionales  que  justifiquen  una  tan   larga  espera.     Violación  del  art.  5  §  3  (derecho  a  la   libertad  y  a  la  seguridad)   Compensación  económica:  El  Tribunal   ha  dictaminado  que  Francia  tiene  que   pagar  el  Sr.  Vassis,  el  Sr.  Baroulis,  el  Sr.   Kamara,  el  Sr.  Taylor  y  el  Sr.  Thomas   5.000  Euros  cada  uno,  mas  impuestos,   por  daños  morales,  y  2.750  Euros  al  Sr.   Kamara  y  2.990  Euros  al  Sr.  Vassis.   Asimismo  también  6.000  Euros  de   forma  conjunta  por  gastos  y  honorarios   jurídicos.  

    Abashev  contra  Rusia  (n  º  9096/09)   El  solicitante,  Oleg  Abashev,  es  un   ciudadano  ruso  que  nació  en  1967  y   vive  en  Nizhnevartovsk  (Rusia).  El  caso   se  refiere  a  la  detención  del  Sr.  Abashev   el  3  de  abril  de  2006  por  no  asistir  a   una  audiencia  en  los  procedimientos   contra  él  por  denuncia  falsa.  Fue  puesto   en  libertad  bajo  fianza  el  21  de  abril  de   2006.  Su  solicitud  de  indemnización  por   detención  ilegal  fue  posteriormente   denegada.  Basándose  en  el  artículo  5  §   §  1  y  5  (derecho  a  la  libertad  ya  la   seguridad),  se  queja  de  que  fue   detenido  sin  ninguna  sospecha   razonable  de  que  huiría  y  se  le  niega  el   derecho  a  una  indemnización  por  la   detención  del  3  al  21  abril  de  2006.     Violación  de.  Art.    5  §  5   Compensación  económica:  5.000  Euros   (daños  morales)       Gorovoy  contra  Rusia  (no.  54655/07)   El  solicitante,  Sergey  Gorovoy,  es  de   nacionalidad  rusa,  nació  en  1970  y  está   cumpliendo  una  condena  de  12  años  en   la  región  de  Kemerovo  (Rusia)  por  ser   miembro  de  una  banda  criminal  y  por   posesión  ilegal  de  armas  de  fuego.  El  sr.   Gorovoy  fue  detenido  en  enero  de  2005   bajo  sospecha  de  extorsión.  La   acusación  de  extorsión  fue   posteriormente  no  prosperó  y  fue   finalmente  declarado  culpable  en   septiembre  de  2008  de  pertenencia  a   banda  criminal  y  con  cargos  por  armas   de  fuego.     Basándose  en  la  prohibición  de  tratos   inhumanos  o  degradantes  del  artículo  3   y  el  artículo  5  §  3  (derecho  a  la  libertad   y  a  la  seguridad),  se  queja  de  la   excesiva  duración,  así  como  las  pésimas   condiciones  -­‐  sobre  todo  a  causa  del   hacinamiento  -­‐  de  su  detención  previa   al  juicio  .     Violación  del  art.  3  –  por  las   condiciones  de  detención  entre  2005  y   2007   Violación  del  art.  5  §  3     Compensación  económica:  5.000  Euros   (daños  morales)       Pletmentsev  contra  Rusia  (n  º  4157/04)   El  solicitante,  Yevgeniy  Pletmentsev,  es   ciudadano  ruso  nacido  en  1962  y  vivió,   antes  de  su  detención,  en  la  ciudad  de   Taganrog,  en  la  región  de  Rostov   (Rusia).  El  caso  se  refiere  a  la  supuesta   ilegalidad  de  las  resoluciones  que   ordenan  la  detención  del  Sr.   Pletmentsev  el  15  de  abril  de  2002  y   posteriormente  entre  el  20  de   noviembre  2003  y  el  31  de  marzo  de   2004  en  relación  con  las  acusaciones  de   fraude.  El  caso  será  examinado  en   virtud  del  artículo  5  §  §  1  y  3  (derecho  a  


la libertad  ya  la  seguridad).     Violación  del  art.  5  §  1  –  detención   ilegal  del  20  de  noviembre  2003  hasta   el  31  de  marzo  2004   Compensación  económica:  7.000  Euros   (daños  morales)       Yepishin  contra  Rusia  (no.  591/07)   El  demandante,  Vladimir  Yepishin,  es  de   nacionalidad  rusa,  nació  en  1970  y  vive   en  Moscú.  El  caso  se  refiere  a  la   denuncia  del  Sr.  Yepishin  sobre  las   condiciones  de  su  detención  y  una   atención  médica  inadecuada  en  una   colonia  penitenciaria  en  Tambov  de   abril  2004  a  diciembre  2009,  donde  fue   enviado  a  servir  a  un  mes  de  prisión  de   11  años  y  siete  meses  por  robo  y   homicidio.     Se  basa  en  la  prohibición  de  tratos   inhumanos  o  degradantes  del  artículo  3   y  el  derecho  a  un  recurso  efectivo  del   artículo  13.  También  se  queja  en  virtud   del  artículo  34  (derecho  de  petición   individual)  ya  que  las  autoridades  de  la   colonia  penal  de  Tambov  se  negaron  a   ayudar  con  los  gastos  de  correo,  ya  que   no  podía  permitirse  el  lujo  de  sufragar   la  correspondencia  con  el  Tribunal   Europeo  de  Derechos  Humanos.     Violación  del  art.  3  por  las  condiciones   de  la  detención  del  denunciante   Violación  del  art.  13  por  falta  de  un   remedio  efectivo  y  accesible  en  derecho   nacional  para  que  pueda  hacer  quejas   sobre  las  condiciones  generales  de  su   detención   No  violación  del  art.  34   Compensación  económica:  19.000   Euros  (daños  morales)  y  38  Euros   (gastos  y  honorarios  jurídicos)         A.G.A.M.  contra  Suecia  (no.  71680/10)   D.N.M.  contra  Suecia  (no.  28379/11)   M.K.N.  contra  Suecia  (no.  72413/10)   M.Y.H.  y  otros  contra  Suecia  (N  º   50859/10)  N.A.N.S.  contra  Suecia  (no.   68411/10)   N.M.B.  contra  Suecia  (no.  68335/10)   N.M.Y.  y  otros  contra  Suecia  (N  º   72686/10)  SA  contra  Suecia  (N  º   66523/10)   Los  ocho  casos  se  refieren  a  la   deportación  de  solicitantes  de  asilo   fallidos  a  Irak.  Los  solicitantes  son  diez   ciudadanos  iraquíes  vienen   principalmente  de  Bagdad  o  Mosul   (Iraq)  y  en  la  actualidad  viven  en   Suecia.  Los  dos  demandantes  en  los   asuntos  D.N.M.  y  SA  alegan  en  especial   que,  si  son  expulsados  a  Irak,  estarían   en  riesgo  de  ser  víctimas  de  la   delincuencia  relacionada  con  el  honor   después  de  sus  relaciones  con  sus   mujeres  ya  que  se  habían  hecho  con  la   desaprobación  de  sus  familias.  Los   demandantes  en  los  otros  seis  casos   alegan  que,  si  son  expulsados  a  Irak,  

estarían en  riesgo  de  persecución  a   causa  de  su  ser  cristianos,  una  minoría   religiosa  en  el  país.     Todos  ellos  se  basan,  en  particular,  en  el   artículo  2  derecho  a  la  vida  y  /  o  el   artículo  3  (prohibición  de  la  tortura  y   de  los  tratos  inhumanos  o   degradantes).     No  violación  del  art.  2  (derecho  a  la   vida)  y/o  art.  3  (prohibición  de  trato   inhumano  o  degradante).       Kirovogradoblenergo,  PAT  contra   Ucrania  (no.  35088/07)   La  empresa  solicitante,   Kirovogradoblenergo,  PAT,  es  una   empresa  de  suministro  eléctrico   privada  conjunta  de  Ucrania.  La   empresa  se  queja  de  que,  de  acuerdo   con  la  legislación  nacional,  los  jueces   sólo  están  obligados  a  pagar  el  50%  de   sus  facturas  de  electricidad  y  que  el   Estado  se  niega  a  reembolsar  a  la   empresa  el  50%  restante.  La  sociedad   demandante  invoca  el  artículo  1  del   Protocolo  n  º  1  (protección  de  la   propiedad).     Violación  del  art.  1  del  Protocolo  1   Compensación  económica:  95,67  Euros   (daños  materiales)  

Nr 2 tedh junio 2013  

Strassbourg, human rights, derechos humanos, europa, españa, derecho penal, derecho penitenciario