Page 1

TEJIDO OSEO Sistema de Havers

Laminillas

Línea de cemento Sistema intermedio

X10

Cond. De Havers (corte transv.)

Osteoplastos

Cond. De Havers (corte long.)

Al examinar al microscopio se observa que la unidad de constitución del hueso, la laminilla ósea, se dispone paralelamente, en capas concéntricas, por debajo del periostio formando en su conjunto el sistema fundamental externo y, en la misma forma, circunscribiendo el conducto medular, constituye el sistema fundamental interno. Entre estos dos sistemas fundamentales observamos que otras laminillas óseas rodean también, disponiéndose en múltiples capas concéntricas, orificios pequeños y redondeados que corresponden al corte transversal de los conductos de Havers constituyendo cada conjunto así formado un sistema de Havers u osteón. El espacio delimitado por tres o más espacios de Havers lo hallamos ocupado por segmentos de laminillas óseas dispuestas en varias capas sucesivas que forman en su conjunto el denominado sistema intermedio. Las laminillas óseas presentan en su seno gran número de cavidades lenticulares denominadas osteoplastos o lagunas óseas cuya luz, ocupada al estado fresco por la célula ósea u osteosicto, , se continúa con la de los finos conductillos óseos que parten de su superficie. Estos conductillos se anastomosan con los canalículos similares próximos y con los de las células vecinas correspondientes al mismo osteón, pero no lo hacen con las células que pertenecen a osteones vecinos. Por esta razón, el límite entre los osteones es nítido y está dado por una línea de cemento homogénea y brillante. En general, los conductos de Havers han sido cortados transversalmente, pero existen algunos a los cuales el corte ha tomado oblicua o longitudinalmente. Corresponden a ramificaciones de estos conductos o a conductos anastómicos.


TEJIDO DE MÚSCULO ESQUELÉTICO

Núcleo

X1000 Fibra muscular

Haces de miofibrillas

El músculo esquelético está formado por células o fibras alargadas y multinucleadas que sitúan sus núcleos en la periferia, es decir, vecinos a la membrana plasmática (sarcolema), que aparece delimitada por una lámina basal (lámina externa). Obedecen a la organización de proteínas de actina y miosina y que le confieren esa estriación que se ve perfectamente al microscopio. Son usados para facilitar el movimiento y mantener la unión hueso-articulación a través de su contracción. Son, generalmente, de contracción voluntaria, aunque pueden contraerse involuntariamente. El músculo debido a su alto consumo de energía, requiere una buena irrigación sanguínea que le aporte alimento y para eliminar desechos, esto junto al pigmento de las células musculares, le dan al músculo una apariencia rojiza en el ser vivo. El músculo esquelético se une a los huesos a través de los tendones, estructuras continuas con la envoltura conjuntiva llamada epimisio, que rodea externamente al músculo completo. El tejido conjuntivo penetra al interior del músculo formando el perimisio, que corresponde a delgados septos de tejido conjuntivo que envuelven a manojos o fascículos de fibras musculares. A partir del perimisio, se origina el endomisio formado por delgadas vainas de fibras reticulares que rodean cada una de las fibras musculares.


TEJIDO NERVIOSO: CEREBELO Lámina cerebelosa cortada de través

Capa molecular

Laminilla cerebelosa

Medular Capa granulosa

Cortical Sustancia blanca del árbol de la vida

Piamadre

X100 Es fácil distinguir en este corte dos zonas: la cortical, la más superficial, rica en células nerviosas, y la medular, revestida por la anterior, y formada exclusivamente por fibras nerviosas mielínicas. La zona medular, de aspecto uniforme y constituida por fibras meduladas, envía ramificaciones que ocupan el eje de los innumerables pliegues que forman la corteza cerebelosa. En la zona cortical resulta fácil distinguir las tres capas que la componen: la capa molecular con pocas células y fibras orientadas principalmente en sentido horizontal; la capa granulosa con gran cantidad de pequeñas células que se destacan por sus núcleos intensamente coloreados y, entre ambas, la capa de CÉLULAS DE PRUNKINJE (no observadas en el esquema anterior), piriformes y con una expansión dendrítica ampliamente ramificada, que se extiende por la capa molecular.


Corteza cerebelosa X400 Capilar sanguíneo

Fibras paralelas

Dendritas de células de Punrkinje Ramificaciones de células estrelladas y cestos terminales

Células estrelladas Células Punkinje Glomérulo cerebeloso

Granos cerebelosos

Células estrelladas grandes

Fibras mielínicas de la medular

Alrededor de los cuerpos de las células de Purkinje, las cuales muestran ramificaciones de su prolongación dendrítica, se ven fibras nerviosas que corresponden a los llamados cestos terminales de las células estrelladas de la capa molecular. En la capa molecular se distinguen los cuerpos de las células estrelladas dispuestas horizontalmente; las ramificaciones dendríticas de las células de Purkinje, gruesas y granulosas; las expansiones de las células estrelladas, algo más delgadas y homogéneas, pero intensamente teñidas, y las fibras paralelas, que representan las ramificaciones en T del cilindroeje de los granos, muy delgadas. En la capa granulosa se distinguen los granos cerebelosos, pequeños y sumamente numerosos, y las escasas células estrelladas grandes, que se diferencian porque son algo mayores y presentan un citoplasma más extenso. En la capa se hallan también numerosas fibras nerviosas, delgadas y dirigidas en todas direcciones, que convergen en unos espacios llamados glomérulos cerebelosos, limitados por los grupos que forman los granos de cerebelo.


MEDULA ESPINAL Vaso espinal dorsal Asta gris dorsal Tabique dorsal intermedio Piamadre dorsal

Sustancia gelatinosa

X100 Esta lámina representa el corte transversal de la región media de la médula espinal con sus membranas de envoltura y teñida con hematoxilina-eosina. En un corte transversal, la médula se conforma por toda su longitud y en sus divisiones un área gris, la sustancia gris en forma de "H" o mariposa en el centro y una sustancia blanca periférica, al contrario que en el encéfalo. La sustancia gris está compuesta principalmente por neuronas y células de sostén (neuroglía). Presenta asta dorsal que recibe axones de los ganglios dorsales a través de las raíces homónimas y contiene haces sensitivos, entre otras, las cuales no fueron visualizadas en la imagen. La sustancia blanca de la médula es la que rodea a la sustancia gris y está formada principalmente de fascículos o haces de fibras, viniendo a ser los axones que transportan la información.


Capilar Dendritas Célula nerviosa cortada superficialmente

Axón Citoplasma con sustancia tigroide

Núcleos de células gliales (astrocitos protoplasmáticos)

X400 Nucleolo

Núcleo (célula nerviosa)

Elevando el aumento, puede observarse que entre las células que se encuentran en el campo reproducido, se destacan unas por su mayor volumen y el núcleo vesiculoso que poseen con escasos grumos cromáticos situados cerca de la membrana nuclear y un nucléolo voluminoso, excéntrico y bien teñido. Estas células motoras del asta anterior presentan en el citoplasma gran cantidad de granulaciones que les confiere un aspecto atigrado especial.

CEREBRO

Se observan células piramidales, que, pequeñas al principio, aumentan de tamaño conforme se sitúan en un plano más profundo. Se las reconoce fácilmente por la forma triangular que presentan en el corte y por la robusta prolongación dendrítica ascendente que todas ellas ostentan. La unidad que nutre su funcionamiento es la neurona. Estas se comunican entre sí por medio de largas fibras protoplasmáticas llamadas axones, que transmiten trenes de pulsos de señales denominados potenciales de acción a partes distantes del cerebro o del cuerpo depositándolas en células receptoras específicas.


Vasos sanguíneos

Tallo ascendente de células piramidales grandes

Células piramidales

Células polimorfas de axón corto

X400 TEJIDO GLANDULAR HIGADO

Lobulillo hepático Conductillo biliar Fisura de Kiernan

Vena

Vena central del lobulillo

Espacio de Kiernan

X40 Observando este preparado con pequeño aumento y recorriéndolo en toda su extensión vemos que se repite la presencia de superficies poligonales irregulares


confluentes por sus lados y que solo quedan bien separados en sus ángulos por unos espacios conectivos-triangulares que se interponen entre tres o cuatro de ellos y en los que se encuentran tubos de variado diámetro y significado. Muchas de esas superficies poligonales están centradas por un espacio pequeño, en el que es frecuente hallar hematíes y, cuya pared, muy delgada, está revestida de células endoteliales. Desde las paredes de este espacio, , las cuales representan la luz de una vena, parten radialmente trabéculas de células poliédricas centradas o hepatocitos, por uno, o a veces, dos núcleos esferoidales, las que ramificándose y anastomosándose con las vecinas llegan hasta la periferia, continuándose en muchas zonas con las trabéculas similares de las superficies poligonales vecinas. Entre las trabéculas quedan estrechos espacios prolongados y en su mayor parte tapizados por células aplanadas, en cuya luz pueden observarse hematíes. Por su repetición en toda la extensión del corte podemos concluir que constituyen la unidad estructural del órgano en estudio, la cual ha sido designada con el nombre de lobulillo y son característicos del hígado. En el centro del preparado se ve el corte transversal completo de un lobulillo hepático y porciones, de extensión variable, de los lobulillos vecinos. Los límites de los lobulillos se destacan en forma nítida, únicamente en los puntos donde confluyen tres o más de ellos y que corresponden a los llamados espacios de Kiernan. En estos se observan, además del tejido conjuntivo interlobulillar, cortes de conductos biliares, arterias de pequeño calibre, ramas de la hepática y venas. Espacios más pequeños entre un lobulillo y otro se denominan fisuras de Kiernan.

En la imaginen siguiente, extraída de un archivo ofrecido por la profesora, puede observarse con mayor claridad, los capilares sinusoides y los hepatocitos (también denominadas trabéculas de Remak). Ambas estructuras conforman el denominado lobulillo hepático.

X100 Capilares sinusoides

Hepatocitos


PANCREAS

Ácinos pancreáticos

Islote de Langerhans Tejido conectivo interlobulillar

X100 En el corte producido, se ven numerosos ácinos pancreáticos o ácinos glandulares serosos, en medio de los cuales se hallan los islotes de Langerhans, formaciones redondeadas de volumen variable, aunque siempre de mayor tamaño que los ácinos, y que se destacan por su color rosado pálido y por los numerosos núcleos que poseen, dispuestos sin ninguna regularidad aparente. En el tejido conectivo interacinoso y en el que forma los tabiques interlobulillares e interlobulares se hallan vasos y nervios.


TIROIDES

Coloide retraída

Folículos cortados tangencialmente

Folículos

Tejido conectivo

Epitelio de los folículos X400

Se reproduce en esta lámina una porción de un corte de la glándula o cuerpo tiroides caracterizado histológicamente por las amplias vesículas que de diversos tamaños intervienen en su constitución, formadas todas ellas por una pared epitelial simple, que contienen un material homogéneo y eosinófilo que llena su luz. Este elemento está constituido por el material elaborado por la actividad secretora de la glándula y constituye el llamado coloide tiroideo, rico en yodo. En dicho preparado, encontramos en el campo reproducido, numerosas vesículas glandulares, también llamadas folículos de la tiroides de variado tamaño y forma, revestidos con un epitelio cilíndrico bajo o cúbico, con núcleos redondeados y contienen un coloide teñido que, en muchos casos, aparece retraído por la acción de los reactivos utilizados. Tabiques conectivos amplios, el tejido conectivo, dependencias de la cápsula del órgano, separan grupos de folículos. Algunos folículos tiroideos han sido cortados tangencialmente, razón por la cual parecen estructuras macizas.


Tejido conectivo fibrilar interfolicular

Coloide

Epitelio vesicular

Epitelio vesicular alto Folículo cortado tangencialmente

X100 Un sector del campo anterior observado con mayor aumento nos permite precisar detalles estructurales no apreciables con el aumento antes utilizado. Los folículos glandulares presentan un epitelio de diferente altura según los casos: 1- algunos poseen epitelio bajo con núcleo ovoideo dispuesto horizontalmente; 2- otros, los de mayor cantidad, epitelio cúbico, y otros epitelio alto con núcleo redondeado. El coloide llena la cavidad folicular aplicándose directamente al epitelio de revestimiento o aparece más o menos retraído o vacuolizado. El conglomerado celular que se observa entre algunos folículos corresponde a la pared de uno de ellos que el corte ha tomado tangencialmente. Las células secretoras (provistas de microvellosidades en su región apical) retoman por pinocitosis de la luz de los folículos, el material coloide elaborado y lo vierten al torrente circulatorio por su polo opuesto.


SUBLINGUAL Ácinos serosos

Ácinos mucosos

Arteria

Tejido conectivo interlobular

X100

Predominan en este preparado numerosos ácinos de células claras y luz visible. Muchos son ácinos mucosos, otros ácinos mixto (que no son perceptibles en la muestra) y, en menor cantidad, ácinos serosos, dispuestos en torno a los primeros. Hay zonas de la glándula carentes de ácinos. Por otro lado, observamos se halla envuelta por un tejido conectivo y compuesta por arterias. Está situada en el piso de la boca y es la más pequeña de las glándulas salivales. SUBMAXILAR

Conducto excretor interlobulillar

Ácino seroso

X400


En esta lámina se observan numerosos ácinos salivales identificados como serosos por su tamaño, por el color e intensidad con que se tiñes, la forma, la posición de los núcleos. La glándula submandibular o glándula submaxilar es una glándula salival que tiene una forma irregular y un tamaño parecido a una nuez. Se localiza en la parte posterior del piso de la boca. PARÓTIDA Tejido conectivo interlobular

Ácinos serosos

Vena

Arteriola

Conducto excretor Células adiposas

X100 En toda la extensión de este corte se observan unos conglomerados celulares redondeados que corresponden a cortes de formaciones vesiculosas o ácinos secretores pertenecientes, en este caso, a una glándula salival serosa porque están formados por células piramidales oscuras, con núcleo esférico situado cerca de la base, que delimitan una luz muy pequeña o virtual. Cuando se examina con mayor aumento, es posible observar en su porción basal, filamentos formados por una sustancia cromidial (basófila) y en la región superior gránulos acidófilos de cimógeno, variable en cantidad, según su estado funcional. Los conductos excretores, de amplia luz y diámetro, poseen epitelio cilíndrico seudoestratificado. La glándula se halla dividida en lóbulo y en lobulillos por tabiques conectivos. Numerosas células adiposas se hallan entre los ácinos glandulares. Es la glándula salival más grande y se localiza por delante y debajo del oído.


SUPRARRENAL Cápsula

Zona glomerulosa Corteza suprarrenal Zona fasiculada Zona reticular

Médula Suprarrenal X40 Vaso sanguíneo

Observando el corte de este órgano con pequeño aumento y recorriéndolo en toda su extensión, vemos que está revestido por una cápsula conectiva y formado por un macizo celular que se dispone distintamente según las zonas examinadas. El conjunto de las zonas superficiales forma la cortical del órgano, mientras que la porción central, rodeada en toda su extensión por la anterior, forma la medular. Esta diferencia, aparte de su situación profunda y del tipo de sus elementos celulares, por la existencia de grandes vasos de paredes delgadas que contrariamente no existen en la cortical, donde solamente hallamos capilares sinusoides. En la región cortical de la glándula se diferencian, a partir de la cápsula, las zonas: glomerulada, fasciculada y reticulada, así denominadas por la especial disposición que adoptan sus elementos constitutivos. En la zona glomerulada, la más superficial y de menos extensión, las cuales se disponen en cordones arrollados o en arcadas y son relativamente pequeñas y acidófilas con pocas inclusiones; en la zona fasciculada, la más amplia, las células se disponen en cordones paralelos que siguen un curso radial y entre ellos se desplazan los capilares sinusoides que siguen su misma disposición radial. Las células de esta región se denominan espongiocitos por el aspecto que presentan por haberse disuelto las gotas lipídicas que normalmente contienen; en la zona reticulada los cordones se ramifican y anastomosan formando un retículo irregular de mallas estrechas. En esta zona se hallan células claras y otras más pequeñas y oscuras. Las células de la cortical y con más intensidad las de la zona reticulada, son ricas en vitamina C. La región medular se destaca por sus células claras dispuestas en una trama areolar y la abundancia de vasos sanguíneos de luz amplia y paredes delgadas o senos venosos. Mientras la cortical es de origen mesodérmico, la medular es de origen ectodérmico. EPITELIO DE REVESTIMIENTO


DUODENO Epitelio de revestimiento

Vellosidades intestinales

Glándulas de Lieberkuhn (corte long.)

Muscularis mucosae X100

Glándulas de Lieberkuhn (corte trasv.)

La existencia de vellosidades en este órgano tubuloso, cuya mucosa posee muscularis muscusae, permite hacer el diagnóstico de intestino delgado. Se reconocen las glándulas de Lieberkühn que aparecen cortadas longitudinalmente o de través en la región superficial del corión, y la existencia de abundantes cortes de ácinos glandulares en este mismo corion y en la celular, formados por células claras, mucosas. Por su aspecto y distribución se establece que corresponden a las glándulas de Brunner (no observadas en la figura), que caracteriza al duodeno, razón por la cual también se denominan glándulas duodenales. Se observan fibras musculares pertenecientes a la muscular de la mucosa que aquí se presenta disociada.


CÉLULAS EPITELIALES PLANAS DISOCIADAS

Citoplasma Núcleo Membrana celular

X100 Células en colgajos El campo reproducido corresponde a un preparado “en estado fresco” de células epiteliales planas disociadas, procedentes de la mucosa bucal, obtenidas por raspado de su superficie y colocadas entre porta y cubreobjetos. Las células se presentan sueltas o en colgajos, pudiéndose ver en estos la unión intima existente entre las diferentes células que se reúnen para construir el tejido epitelial. Se aprecia la forma de polígono irregular que tienen estas células y el aspecto granuloso de su citoplasma. El núcleo se destaca en forma de esferilla refringente y homogénea en su región central. SANGUINEO Glóbulos rojos

Plaquetas

X100 Leucocitos


En este preparado podemos observar una gran cantidad de glóbulos rojos o hematíes, los cuales se encuentran aglutinados entre sí; células desprovistas de núcleo con forma de discos bicóncavos, contienen un pigmento denominada hemoglobina que le otorga el color respectivo. En menor proporción se encuentran grupos de plaquetas o globulinas, que poseen una zona central granulosa y una periférica hialina y débilmente basófila. Además, se encuentran presentes en cantidades pequeñas glóbulos blancos, también denominados leucocitos, los cuales, a diferencia de los eritrocitos (glóbulos rojos), presentan grandes núcleos lobulados; y tamaño, forma y granulaciones específicas que le confieren diferencias, según las cuales se los clasifica en granulocitos, linfocitos y monocitos. Dentro de la primera clasificación podemos encontrar tres tipos diferentes según la tinción con la que se colorean, siendo estos neutrófilos, basófilos y eosinófilos.


Atlas biologia  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you