Page 26

EN PORTADA CHARLOTTE GAINSBOURG

1

2

Jane Birkin en una manifestación en París en 1997. [2] Con el cantante Beck en 2013 en Londres, con el que ha colaborado en varias ocasiones. [3] Con su padre, Serge, y su madre, que coge de la mano a su hermana Kate Barry, en Saint-Tropez.

El suicidio de su hermana Kate protagoniza muchas canciones del disco. ¿Cómo fue trabajar mano a mano con el productor Sebastian, en un asunto tan delicado? Pese a que las letras trataban temas difíciles, desde mi infancia a lo directamente dramático, tuve mucha suerte de trabajar con él. Con su música fue… ¿cómo se dice? Como alguien que ayuda a dar a luz a una mujer… ¿Una comadrona? ¡Una comadrona, eso es! Me sentí muy cómoda con Sebastian. Nuestro primer encuentro fue un desastre. Le llamé para que se pasara por mi casa y proponerle trabajar juntos, pero apareció medio borracho, yo creo que por nervios, y me dijo dos cosas: que debía cantar en francés y que debía cantar como mi padre. No me convenció de ello de primeras, pero sí me gustó su personalidad. Ya después de la muerte de mi hermana me fui a Nueva York y él aceptó venir a trabajar conmigo. Se comportó como un amigo y no le intimidaba que yo tratara temas como la muerte o la tristeza. Entendió que la única forma de que yo pudiera lidiar con mi pérdida era que me sintiera protegida por la música, conseguir así cierta distancia. Comprendió que el dolor se puede expresar con diferentes sentimientos musicales, incluso cayendo en la contradicción. 26 CLUB + RENFE

22_CHARLOTTE 3.indd 26

3

Fotos: Getty Images.

La familia es la que guía. [1] Con su madre

Ocurre en varios momentos, sobre todo en la última canción, Les Oxalis, en la que existe una tensión entre la música, muy bailable, y las letras, existenciales y pesimistas. Fue la última que escribí. Teníamos la música y probé diferentes cosas, como letras con mucha carga sexual, pero no me sentía cómoda. Al final, decidí que con ese ritmo de música disco, tan positivo, quería hablar del paso del tiempo. El disco para mí es una contradicción entre las letras y la música, es la única manera de contar lo que quiero. Me gusta la contradicción. Yo no debería cantar, no debería ser una actriz. Soy muy tímida, pero al mismo tiempo he sentido siempre que tenía que forzar los límites de lo que era capaz de hacer. También resulta llamativa la inclusión de los versos de Sylvia Plath, poeta suicida, en Sylvia Says: “Cierro los ojos y el mundo muere/ Levanto los párpados y nace todo nuevamente”. ¿Qué encontró en la poesía de Plath? Cuando estaba escribiendo las letras me encontré con Sylvia Plath, casi de forma accidental, y fue una revelación. Su historia enlazaba, no sé si directamente con mi hermana, pero sí con lo que yo estaba pasando tras la pérdida

“MIS PADRES TUVIERON MIEDO DE QUE ME CONVIRTIERA EN ALGUIEN PRETENCIOSO”

17/10/17 20:54

Club Renfe Nº22  

Noviembre 2017

Club Renfe Nº22  

Noviembre 2017