Page 28

Voluntariado

www.hazvoluntariado.es Llámanos al 902 22 22 92

QUIENES ATIENDEN A FAMILIARES DEPENDIENTES A MENUDO SACRIFICAN TODO SU TIEMPO. ES IMPORTANTE QUE EL VOLUNTARIADO LES ACOMPAÑE Y PRESTE APOYO EMOCIONAL. TEXTO:

Javier de la Cruz

¿Qué es Respiro Familiar? Es el proyecto de Cruz Roja que apoya a los cuidadores de personas dependientes para que dediquen tiempo a lo que necesiten. La mayor par te de los cuidadores son de carácter informal, sin titulación específica y por lo general familiares del ámbito más cercano. Somos los voluntarios quienes les facilitamos esos pequeños descansos. ¿Qué necesidades emocionales y físicas tienen los cuidadores? Dedican todo su esfuerzo y sufren un enorme desgaste emocional, estrés, falta de descanso, problemas laborales… No tienen tiempo para ellos y a veces se sienten culpables hasta por salir a tomar el fresco. Cuidar a una persona dependiente, con problemas como demencia o alzhéimer, supone un cambio radical en la vida de quienes los cuidan. ¿Y cómo conseguís ofrecerles ese respiro tan necesario? La labor del voluntario consiste en acompañar a la persona dependiente cuando el cuidador no está. Algunos cuidadores solo piden distraerse un rato con la televisión o salir a pasear. Otros necesitan dialogar y desahogarse. Permitimos que disfruten de esos pequeños detalles de la vida que nunca valoramos hasta que nos faltan. ¿Por qué decidiste implicarte en este proyecto como voluntaria?

© LUIS RUBIO

Los cuidadores no suelen recibir ningún reconocimiento social por una labor impagable. Y sin embargo es imprescindible su dedicación en el cuidado de personas con dependencia, por lo general miembros de su círculo familiar más cercano. Llegan a renunciar a su vida personal con tal de mejorar la existencia de las personas a las que atienden. Ana (en la imagen), voluntaria de Cruz Roja, conoce esa situación de primera mano: ayuda a esos cuidadores mediante actividades de ocio y tiempo libre.

Ana Recio Santiago VOLUNTARIA DEL PROYECTO RESPIRO FAMILIAR

“Cuidamos a los cuidadores para que tengan un respiro” Fue un cúmulo de circunstancias. Me crié con mi abuela y tengo un lazo muy estrecho con las personas mayores. Acababa de titularme como técnico sociosanitario e hice mis prácticas en un Centro de Día de Mayores. La sonrisa que te dedica una persona mayor no tiene precio. Desde hace un año dedico unas horas a la semana como voluntaria a este proyecto. Aunque Cruz Roja es mi mejor tarjeta de presentación, no dejo de ser una persona desconocida que entra en su casa. ¿Alguna experiencia te ha marcado en especial?

Acompaño a una persona que padece alzhéimer. Una vez, entre emociones y sonrisas, le hablé a ella de cómo autoabrazarse. Después de dos meses de vacaciones, volví con el miedo de si no me reconocería, pero recordaba muy bien lo del autoabrazo. Son cosas que me llegan. ¿Y cómo animarías a unirse al voluntariado? Hay que vivir la experiencia. Muchas veces lo que recibes multiplica lo que ofreces. Lo principal es encontrarse cómodo y que te guste el ámbito al que dedicas tu tiempo.

28

28_VOLUNTARIADO3.indd 28

16/11/16 14:28

CRUZ ROJA 1014  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you