Page 22

La imagen

¡VAMOS A CLASE! (DE PRIMEROS AUXILIOS) TEXTO: FOTOS:

Javier de la Cruz Ángela Ramallo / Cruz Roja

Curiosidad, admiración... La mirada del niño y la niña de la foto refleja esas emociones en una experiencia que quizás algún día les permita salvar una vida. Ese es el objetivo de los cursos básicos de primeros auxilios de Cruz Roja para la infancia y la adolescencia, que hacen parte de los 15 millones de personas formadas por la organización en esas técnicas cada año en todo el mundo. Que las aprendan puede considerarse una necesidad social porque serán los socorristas del mañana. Además, niños y niñas están entre quienes disfrutan más ratos libres y de más tiempo en casa. Por tanto, también son los más expuestos a accidentes domésticos o en actividades de ocio. Los cursos priorizan dos aspectos: qué hacer ante los percances y, sobre todo, cómo evitarlos. Todo empieza por educar para minimizar los riesgos: por ejemplo, enseñan los peligros de un objeto cortante, una sartén con aceite, una vitrocerámica…

La mitad de los fallecimientos se produce en los cinco minutos siguientes al accidente Un menor de tres o cuatro años no será capaz de aplicar maniobras como compresiones torácicas, pero sí puede marcar el 112 desde casa si un familiar pierde el conocimiento. Aunque no pueda explicar bien qué ocurre, el servicio localizará la llamada y atenderá la emergencia. Esta reacción es clave: en accidentes de tráfico y laborales, el 50% de los fallecimientos se produce en los cinco minutos posteriores al percance por obstrucción de la vía aérea o hemorragias. Los cursillos enseñan también cómo curar una herida, qué hacer ante una quemadura o cómo proteger a un herido. No hay médicos para vigilarnos a todos. Pero la cultura del cuidado, la seguridad y la responsabilidad, si se aprende cuanto antes, dará frutos durante toda la vida.

22

22_23_La imagen.indd 22

14/11/16 23:50

CRUZ ROJA 1014  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you