Page 20

www.hazvoluntariado.es

Llámanos al 902 22 22 92

© PACO PUENTES

Historias de Cruz Roja

Concha no solo aplica reparadores masajes en el Centro de Día cordobés donde ejerce su voluntariado, también es buena amiga y consejera. Calidez humana para el cuerpo y el alma.

LA VOLUNTARIA MÁS JOVEN DE ESPÍRITU TEXTO:

A sus 101 años, Concha Herrera podría escribir varias biografías, un libro sobre voluntariado, otro sobre vitalidad… “Para mi lo más importante es sencillamente vivir. La gente se olvida de esto, fuma, bebe, pero todo el mundo debería cuidarse y disfrutar de lo que verdaderamente importa, que es la vida, la familia y ayudar a los demás”, dice esta admirable mujer rebosante de “amabilidad, simpatía, siempre de buen carácter y servicial”, como la definen sus compañeros voluntarios de Cruz Roja en la ciudad de Córdoba. Lleva 25 años, nada menos, de voluntariado en la organización, pero en realidad lo ha sido casi desde siempre. Ya en la Guerra Civil comenzó a ayudar a mucha gente necesitada. Con apenas 15 años, tenía amplios conocimientos de fisioterapia, la disciplina

Patricia Alcorta

a la que quería dedicarse por vocación tras dejar de estudiar físicas. Hoy, al cabo de tantas décadas y de haber sido fisioterapeuta profesional, sigue esmerándose con sus masajes en el Centro de Día cordobés donde es voluntaria. No solo alivia los dolores del cuerpo a las personas mayores que acuden al Centro, también ejerce de amiga, animadora, consejera, buena conversadora y hasta de psicóloga. Su vida ha sido fértil en otros muchos sentidos. Vivió en El Sahara, donde retomó sus estudios, y después trajo al mundo a dos hijos y tres hijas, “cinco soles de lo buenos que son”, añade. Una de sus anécdotas favoritas: cuando en 2011 recibió de S.M. la Reina Doña Sofía la Medalla de Oro de Cruz Roja por su larga trayectoria de compromiso con el volunta-

riado: “Conversé con ella como si fuera una amiga, como si la conociera de toda la vida, incluso pudimos bromear”. ¿Su actitud, tan generosa, tiene que ver con su buena salud a una edad tan avanzada? “Pues no sé, siempre he sido así, pero es posible que el altruismo aumente el optimismo y la vitalidad”. Por eso no duda en el consejo que daría a los chicos y chicas jóvenes que estén pensando en hacerse voluntarios: “Ayudar a todo el mundo que lo necesite sin escrúpulos ni discriminaciones es una labor que te devuelve una gran satisfacción personal. Y además te premia con las personas que conoces. A mí todas me han aportado mucho, aunque a quienes más llevo en el corazón es a mis compañeros del Centro de Día al que voy todas las semanas”.

20

20_HISTORIAS DE LA CR buena.indd 20

14/11/16 23:44

CRUZ ROJA 1014  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you