Page 1

Cuadernos

de la

Sociedad civil /¬.&30t0$56#3&

Equidad de género y democracia: un desafío de la época PROGRAMA DE APOYO A LAS INICIATIVAS LOCALES DE LA SOCIEDAD CIVIL


Cuadernos de la Sociedad Civil

Es una publicaciĂłn del Programa de Apoyo a las Iniciativas Locales de la Sociedad Civil, financiado por la UniĂłn Europea

*OEJDF

0'*$*/"4%&-13*6OJEBE5šDOJDBEF(FTUJĂ‚OZ"OUFOB3FHJPOBM&TUF Calle Casimiro de Moya #104, Gazcue Distrito Nacional, Santo Domingo, Rep. Dom. 5FMt'BY www.pril.org.do

Antena Regional Sur Calle 19 de Marzo, No. 149, esq. Hermanas Ortiz Azua, Rep. Dom. Tel.: 809-521-6285

Antena Regional Norte Calle 9, No. 18, Residencial el Sol La Zurza I, Local B-1 Santiago, Rep. Dom. Tel.: 809-233-1970

DirecciĂłn General: Ernesto LĂłpez de la Riva CoordinaciĂłn: Marino Tejeda Editora: Nurys Paulino DiseĂąo y MaquetaciĂłn: Juan C. Quezada, Amigo del Hogar ImpresiĂłn: Amigo del Hogar

En ningĂşn caso debe considerarse que esta revista refleja los puntos de vista de la UniĂłn Europea, DIGECOOM o del PRIL

PROGRAMA DE APOYO A LAS INICIATIVAS LOCALES DE LA SOCIEDAD CIVIL

IntroducciĂłn: Equidad de GĂŠnero y Democracia: Un desafĂ­o de la ĂŠpoca.

1

Magaly Pineda habla de la contribuciĂłn del movimiento de mujeres a la democracia dominicana.

1

Lourdes Contreras y Sonia VĂĄsquez analizan el papel jugado por las mujeres en la actual Reforma Constitucional.

1

Desiree del Rosario identifica las tareas pendientes para la equidad de gĂŠnero en la R. D.

1

.BS½B*TBCFM4PMEFWJMMB FYQMJDBRVFMBFRVJEBE es democracia.

1

%FOJT1BFXPOTLJTFSFmFSFBMPTOFYPT entre equidad y democracia.

1

Marina Hilario, ofrece su opiniĂłn sobre polĂ­ticas pĂşblicas y gĂŠnero.

1

ContribuciĂłn de la SEM a la equidad de gĂŠnero.

1

&YQFSJFODJBEF$&.6+&3FOHFTUJĂ‚OJOTUJUVDJPOBM

1

Colectiva Mujer y Salud alcanza niveles de desarrollo institucional.

1

Agenda PRIL.

1

Informaciones sobre la UE y la DIGECOOM.

1


Introducción EQUIDAD DE GÉNERO Y DEMOCRACIA: UN DESAFÍO DE LA ÉPOCA

El presente número de la Revista Cuadernos

El sobresaliente protagonismo de las mujeres

de la Sociedad Civil está dedicado a reflexio-

en la vida económica, académica y política,

nar sobre las implicaciones relacionales entre

llama la atención por la contradicción que ex-

equidad de género y democracia.

presa este hecho, con la escasa participación de las mujeres en los puestos de toma de deci-

Nuestra democracia está desafiada a respon-

sión en las empresas y en el Estado. Igualmen-

der a la creciente demanda de equidad en

te, contrasta con las alarmantes estadísticas

múltiples sentidos, sin embargo es en la equi-

de feminicidios que reportamos cada año.

dad de género, el ámbito en el que se cristalizan muchas otras aspiraciones de nuestra

Para responder a parte de esta problemática,

presente generación.

nuestra revista ha invitado un selecto grupo de activistas del movimiento de mujeres do-

Nuestra sociedad es profundamente desigual

minicanas, las cuales han puesto todo su em-

e inequitativa: segregación espacial, inequidad

peño y profesionalidad para reflexionar juntas

fiscal, inequidad económica, inequidad de géne-

y por separado, los distintos ámbitos en que

ro… Esto pone en tensión permanente la legiti-

dividimos el abordaje del tema.

midad de nuestra democracia y socaba sus bases institucionales.

Esperamos que este sexto número de nuestra revista, haga una contribución sustantiva al

La equidad de género, en consecuencia, debe

enriquecimiento del debate sobre un aspecto

constituir un núcleo de atención por parte del

central en la configuración de nuestra demo-

liderazgo social, económico y político, por la im-

cracia, incidiendo favorablemente en la pro-

portancia que tienen las mujeres en los múltiples

moción de los mejores intereses de nuestras

roles que juegan en la sociedad y por el creciente

mujeres, que es lo mismo que promover la

protagonismo que están jugando en la defini-

sociedad en su conjunto, por su representati-

ción de la agenda país.

vidad y legitimidad.

Nuestra democracia está desafiada a responder a la creciente demanda de equidad en múltiples sentidos, sin embargo, es en la equidad de género, el ámbito en el que se cristalizan muchas otras aspiraciones de nuestra presente generación.”

Cuadernos de la Sociedad Civil

3


entrevista Contribución del Movimiento de Mujeres a la Democracia Dominicana “En RD la democracia dominicana sigue siendo inconclusa y con grandes debilidades institucionales” Magaly Pineda ¿Cómo valora usted la democracia dominicana en estos momentos?

Magaly Pineda, ES DIRECTORA GENERAL DEL CENTRO DE INVESTIGACIÓN PARA LA ACCIÓN FEMENINA. DEFENSORA DE LOS DERECHOS QUE TIENE LA MUJER DE DECIDIR, DE HACER Y SER. LUCHADORA POR LA DEMOCRATIZACIÓN DEL PAÍS.

La democracia dominicana sigue siendo una democracia inconclusa, tiene la gran debilidad institucional y la falta de inclusión social, las realidades que se derivan de una sociedad tan polarizada con sectores sociales que viven en situaciones y condiciones muy difíciles en términos económico y social, hace que eso se exprese en la democracia que tenemos. Quizás las mayores exclusiones en la sociedad dominicana son a las mujeres. Decía un sociólogo suramericano que las mujeres somos la minoría más grande, porque tenemos en común todos los rasgos que suelen tener las minoría; discriminación, segregación, falta de derecho, dificultad para acceder a la justicia, a una vida digna a pesar de que somos la mitad de la población, en muchos países un poco más de la mitad. La democracia tiene un constituyente, no solamente la formal o la representativa, de ir a las elecciones. La democracia es un concepto mucho más amplio, habla de una sociedad donde hombres, mujeres, jóvenes, viejos, discapacitados, inmigrantes y todos los miembros de la sociedad tengan garantizado sus derechos básicos, humanos, económicos, sociales y culturales. ¿Cuál ha sido el papel jugado por la mujer en este proceso de transición democrática? Creo que podemos plantear dos momentos. Primero la participación de la mujer está a raíz de la caída de Trujillo, que podríamos llamar el inicio de la democracia en la Republica Dominicana y ahí nosotras encontramos

4

Cuadernos de la Sociedad Civil

que las mujeres se aglutinaron en un instrumento orgánico que fue la Federación de Mujeres Dominicanas, y a través de ahí se levantaron como parte de los nuevos ciudadanos y las nuevas ciudadanas. La Federación de Mujeres Dominicanas llegó a ser tal vez una estructura orgánica y de movilización como no hemos tenido desde esa época, con capítulos en todo el país, con una formación de comité en casi todos los municipios y provincias y con una incorporación masiva de mujeres de todos los sectores. Fue una federación poli clasista en la que participaron mujeres de clase alta, clase media y de los sectores populares. En una segunda etapa, que sería después o durante la guerra de abril, todo el proceso desde y después del golpe de Estado de Juan Bosch es que hay un proceso de radicalización de la Federación de Mujeres Dominicanas, y entonces se concentra más en un organismo de sectores claramente progresistas, con una perspectiva de izquierda y ahí cumple un papel muy importante en presentar a una mujer revolucionaria y el modelo de una mujer que está luchando por un cambio más profundo de la sociedad, eso llenó toda una etapa luego las dificultades, la invasión norteamericana, la división de la izquierda afectaría considerablemente el desarrollo y la participación de la federación hasta llevarla casi a su extinción. Un segundo momento que vamos a tener es en la década de los 70 y va a estar marcada esa participación de las mujeres por dos grandes temas: las lucha por las libertades políticas alrededor de organizaciones como el Comité de Familiares de Presos y Desaparecidos, y los Comité de Amas de Casas, que fueron las primeras organizaciones que tuvieron una motivación de carácter,


entrevista

respondiendo las necesidades de las mujeres de los sectores populares y de ahí el alto costo de la vida, la falta de servicios públicos, la energía eléctrica, que ya era un problema en los años 70, que afectaba la vida cotidiana de las mujeres, entonces en esa perspectiva las mujeres también pusieron dos elementos importantes, por un lado poner los temas de la vida cotidiana y por otro lado, darle un carácter político a través de las demandas de los comités de ama de casa. ¿Cuáles han sido los mayores obstáculos para la participación efectiva de la mujer en la estructura del poder político, el mercado laboral y para acceder a puestos de toma de decisión en la gestión empresarial? Los problemas de la mujer son muchos, aunque hoy está más educada que el hombre, es la mayoría en las universidades, en la educación media e incluso en la edu-

cación básica, tiene una tasa de deserción menor que los varones y tiene la tasa más altas finalizando los estudios, sin embargo continúan participando en un mercado de trabajo segregado, están tres veces más desempleadas que los hombres y continúan en los trabajos tradicionales: servicio, manufactura, zona franca y la informalidad, de manera que el mercado de trabajo dominicano se ha mantenido inalterable en los últimos 50 a 60 años, a pesar de la incorporación de una mujer más educada. ¿Cuáles son las expectativas salariales, de ascenso social, de autonomía económica de la mujer? Muy pocas, en la educación pública para tener un sueldo más o menos decente una maestra tiene que trabajar dos tandas y no solamente dos tandas, también tienen que integrarse a las labores domésticas cargando con las llamadas doble o triple jornadas. Las implicaciones que esto tiene para la participación social y política son enormes, mientras un hombre sale de su jornada a las cinco o seis de la tarde, tiene desde esa

Las mujeres somos la minoría más grande, porque tenemos en común todos los rasgos que suelen tener las minoría; discriminación, segregación, falta de derecho, dificultad para acceder a la justicia y a una vida digna a pesar de que somos la mitad de la población, en muchos países un poco más de la mitad”.

Cuadernos de la Sociedad Civil

5


entrevista

La doble jornada de las mujeres constituye un obstáculo enorme para su participación social, sumándole todas las dificultades que tienen que ver con la cultura, porque toda esta base económica, toda esta base material de la condición de la mujer tiene una expresión y una presión cultural que sigue siendo fundamentalmente patriarcal.”

6

hora hasta las diez o doce de la noche para trabajar en la junta de vecinos o para ir a las actividades del partido. Generalmente, una mujer que sale a esa misma hora tiene que regresar a su casa a atender a ese marido que va a la reunión del partido, para la población en general la mujer tiene menos tiempo libre para la participación, por eso es interesante ver como en las zonas rurales o en los municipios pequeños donde la tasa de participación laboral de las mujeres es todavía mas bajo no encuentran mercado de trabajo y tal vez lo que hacen es trabajo informal, “chiripeos” o algunas labores compensatorias en el conuco, que recogen en la etapa de cosecha. La doble jornada de las mujeres constituye un obstáculo enorme para su participación social, sumándole todas las dificultades que tienen que ver con la cultura, porque toda esta base económica, toda esta base material de la condición de la mujer tiene una expresión y una presión cultural que sigue siendo fundamentalmente patriarcal, basada en la idea del hombre como expresión de la humanidad y de las mujeres como complemento de esa cultura patriarcal, entonces se establecen claramente en los roles asignados en el papel de la mujer. Y en esa cultura, aunque se ha avanzado no se puede negar que en la Republica Dominicana a partir de los años 90 y con mucha relación con una campaña que desarrolló CIPAF que se llamó “La política también es cosa de mujeres”, la Encuesta Demo reveló que había un cambio en la mentalidad de gran parte de la población con respecto a la inserción de las mujeres en la política, es decir, que con una encuesta hecha (creo que fue la del 90) y la que se hizo en el 95 la diferencia mas significativa que encontró la DEMO era que más personas dijeron que si, que más mujeres debían y tenían el derecho a participar en política. Es importante destacar que las propias mujeres líderes que se interesan en la política y que entran en los partidos también siguen cargando, tienen el peso y

Cuadernos de la Sociedad Civil

la retranca a veces de esa vida familiar. Las dificultades y muchas de las políticas exitosas de nuestro país son divorciadas y las mujeres políticas jóvenes tienen generalmente como limitación el peso del hogar y las tensiones que se generan con esa otra jornada que sería otra participación política. ¿Considera que la mujer se auto limita para realizar la labor política? No es que se auto limita, es que el rol asignado es el obstáculo para la mujer. El rol que asigna la sociedad para la mujer como principal cuidadora del hogar, de la crianza de los hijos, de la atención de los enfermos, del manejo y control de la vida doméstica, se constituye en un lastre para la participación social y política de las mujeres porque esa demanda que le hace el marido, el vecindario, que le van a hacer los familiares, de que está descuidando sus hijos, es decir, la mayoría de la orientación culpa a la madre de cualquier falla en el hogar y eso lo vemos a diario en declaraciones de políticos y funcionarios, pero también de la población que dice que los problemas de delincuencia es porque las mujeres no están en sus casas. Quienes lo plantean no saben la contradicción que están diciendo porque el hombre es visto como accesorio en la vida de la familia, ya que ni educan, ni transmiten valores, ni aportan nada a la creación de jóvenes con vidas apropiadas. Muchas veces cuando hacemos ese tipo de valoración del co-rol de la mujer, sobrecargamos ese rol en cuanto a su papel y al peso que tiene, pero sin darnos cuenta lo que estamos haciendo es sobre dimensionar el rol de la mujer, estamos minimizando el rol de los hombres cuando en realidad lo que debemos aspirar es a unos roles que primero sean humanos, que respondan a las personas pero que afiancen en hombres y mujeres, por ejemplo los valores que están relacionados con la protección, cuidado, educación y formación de sus hijos e hijas.


entrevista

¿Cómo pondera el hecho de que exista en el país una Secretaría de Estado de la Mujer que fue demandada y defendida por el movimiento de mujeres? Se siente satisfecha con esta conquista, cuál es su mayor desaliento? Creo que en el siglo XX las mujeres dominicanas tuvimos grandes logros, muy especialmente en la década de los 90, la Ley Contra la Violencia Intrafamiliar, es decir, la aceptación de la sociedad de que la violencia contra la mujer es una violación a los derechos y es factible de ser penalizada en una sociedad que pensaba que “en pleito de marido y mujer nadie se debe de meter”. Un segundo logro que tuvimos fue la reforma de muchos códigos principalmente el Código Civil que nos dió una independencia jurídica y el Código de Trabajo por ejemplo nos convirtió en trabajadoras de pleno derecho y no como era en el código anterior, la ley de cuotas y lo otro fue la creación de la Secretaria de Estado de la Mujer, creo que eso sería en términos generales cuatro logros fundamentales que tuvimos en el siglo XX ya entrando al siglo XXI. Ya pudiendo mirar desde lejos la mayoría de ellos no tiene su pleno ejercicio, la ley de violencia intrafamiliar todavía no tiene los mecanismos de protección que la ley misma contempló, los dominicanos y las dominicanas seguimos haciendo muy buenas leyes, lo que no creamos son las condiciones para que las leyes se apliquen. Tenemos la cuota, que a pesar de estar reglamentada ha sido violada en las últimas elecciones, hay que esperar el gran desafío que representarán las elecciones congresuales próximas. La Secretaría de Estado de la Mujer donde diría que el gran problema es que ella dentro de la esfera gubernamental es lo mismo que éramos las mujeres en la economía, “la cenicienta”, con un presupuesto que no llega al 1 por ciento, el más bajo de todas las secretarías desde que fue fundada y con el deber de atender a más de la mitad de la población. La función de la secretaría es velar, impulsar y promover que todas las políticas públicas del Estado dominicano tengan incorporada la perspectiva de género, que tengan claramente delimitado cuáles son los impactos que esas políticas públicas van a tener sobre las mujeres y tengan los mecanismos de medición para evaluar los elementos positivos que tiene ese impacto y eso requiere de un esfuerzo enorme, de una gran capacidad técnica, pero fundamentalmente de muchos recursos para poder trabajar con cada una de las secretarías para alcanzar esas propuestas.

Cuadernos de la Sociedad Civil

7


entrevista

¿Ahora qué es lo que se tiene, lo que se ha logrado tener?, una oficina de género y desarrollo que algunos le dan importancia y otros no, que no tiene jerarquía para planificar y discutir los proyectos y sin posibilidad de producir verdaderos cambios alrededor de cada uno de los ministerios. Yo creo que, incluso, hay secretarías donde esa oficina ni siquiera esta funcionando o simplemente es una persona. ¿Cómo valora usted la participación de la mujer en la Reforma Constitucional actual? Ningún movimiento social, ningún sector en particular ha dado un acompañamiento tan constante y tan claramente definido como las mujeres a la reforma constitucional. El Foro de Mujeres Para la Reforma que se formó, no en esta reforma sino en el gobierno del Ingeniero Hipólito Mejía, ha venido sistemáticamente trabajando, analizando las propuestas de reforma que es más importante, planteando propuestas, es decir, ha sido un movimiento crítico y la a vez pro-positivo. La matriz que preparó el Foro de Mujeres Para la Reforma señala todos los puntos son necesarios, que afectan no solamente a las mujeres sino a la ciudadanía en su conjunto, es un trabajo de altísimo valor que ningún otro sector hizo, la presencia del Foro de Mujeres en las vistas públicas de

8

Cuadernos de la Sociedad Civil

discusión de la reforma y su activa vigilancia del proceso de discusiones son inéditas en este país. Sobre la reforma misma, aquí volvemos a plantear que la proporción tan baja de mujeres que tenemos en el congreso es una situación desfavorable para las mujeres, la necesidad que tenemos de que se complete la cuota y que se vaya mas allá de la cuota como un elemento para permitir crear una masa crítica, pero también implica que a través de los últimos años el movimiento de mujeres y feminista, abrió la posibilidad de discutir y aprobar una cuota en este país. Sin embargo, estamos viendo que son las mujeres de los partidos políticos las principales y directas beneficiarias y no el movimiento de mujeres, porque no ha hecho suyo ni ha participado con candidaturas para obtener parte de esa cuota, muchas de las que han sido beneficiarias de esa lucha han dado la espalda al movimiento.


Foro Cerrado Papel Jugado por el Movimiento de Mujeres en la Actual Reforma Constitucional Este proceso ha servido para reconocer el resurgimiento de mujeres y feministas

El Foro Cerrado, es un espacio creado por el Programa de Iniciativas Locales de la Sociedad Civil, a fin de llevar a los y las lectores/as de los Cuadernos de la Sociedad Civil, un interesante debate sobre el tema principal de la publicación. En esta entrega tenemos las opiniones sobre el papel jugado por el movimiento de mujeres en la modificación a la actual Reforma Constitucional, de las destacadas dirigentes feministas, Lourdes Contreras del Centro de Estudios de Género de INTEC y de Sonia Vásquez, Representante de PROGRESIO Hispaniola.

Presencia de la mujer en el proceso de transición democrática Lourdes Contreras quien es directora del Centro de Estudios de Género de INTEC explica que la Federación de Mujeres Dominicanas, fue la primera organización de mujeres que se construyó en el país después de la dictadura, se va enriqueciendo posteriormente como consecuencia de la Primera Conferencia Mundial de la Mujer y la emergencia de un movimiento feminista en América Latina, en todo el final de los años 60 y los años 70, ese pensamiento feminista llega a la República Dominicana y comienza a formarse conjuntamente con los espacios de construcción de la democracia del año 78. “Para poder descubrir y hacer visible la presencia de la mujer en los procesos de construcción de la democracia es importante observar que por la misma cultura en la que las mujeres han estado históricamente, más de apoyo, más de soporte a cualquier tipo de proceso, económico, político o social, la construcción de un movimiento de mujeres que paute consideraciones específicas, análisis y

conquistas, toma cuerpo y comienza a desarrollarse con cierto peso, en un proceso de la lucha contra los remanentes del trujillismo”. Un elemento característico de esta lucha, es que en aquel entonces el pensamiento feminista se apropia de las organizaciones y desarrollan un proceso de concienciación, donde se combinan las luchas políticas con las luchas sociales desde las particularidades de los derechos de las mujeres, tocando las problemáticas, por los derechos sexuales, que toman forma luego de las investigaciones con relación a la píldora, a la capacidad de las mujeres de controlar la fecundidad y controlar la planificación de su familia. “Eso le da a las mujeres la oportunidad de separar su vida reproductiva de su vida productiva y su vida social y política, particularidades asumidas por las organizaciones de mujeres, que por los años 70 en el país se concretizan en legislar la problemática de la violencia contra las mujeres en los hogares y se plantea en la agenda de las mujeres la lucha contra la violencia en la familia, contra la pareja y en los hogares, lo que en esos momentos se llamó la Coordinadora Feminista de los años finales de los 80 y principios de los 90, y que luego se organiza con la Coordinadora de ONGs del Área de la Mujer, desarrollándose en toda la década de los 90”. Sonia Vásquez quien dirige la Agencia de Cooperación Internacional PROGRESIO ve la vinculación del tema de lo que podría llamarse hoy la gran lucha de las mujeres en el tema del aborto y el cambio brusco en la agenda del movimiento de mujeres en la República Dominicana. “creo que hasta fines de los años 70 estuvimos más centradas en una agenda que llamábamos en aquel entonces desarrollista,

Lourdes Contreras, CENTRO DE ESTUDIOS DE GÉNERO DE INTEC

Sonia Vázquez, REPRESENTANTE DE PROGRESIO HISPANIOLA

Porque justamente todo el sistema patriarcal es la utilización del cuerpo y el control que se ejerce sobre el mismo…”

Cuadernos de la Sociedad Civil

9


Foro Cerrado

Otro elemento considerado fundamental es lo estratégico, el cual entienden como clave para definir la autonomía no sólo de las mujeres, sino de cualquier movimiento, pasando por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres para que se reconozcan y se respeten.”

10

estábamos tratando de que las mujeres se insertaran en la producción, de que las mujeres económicamente participaran activamente con proyectos de cooperación en distintos espacios profesionales, productivos y académicos que generara algún tipo de ingreso, como punto de partida para la liberación y obtención de mayor autonomía”. La experta en el tema ubica una diferencia entre los movimientos de mujeres y feministas, a través de un análisis de lo que fue la agenda de ambos movimientos, los cuales coexistieron en un matrimonio que no siempre se encuentra en otros países, aunque esto no quiere decir que la relación fue siempre tranquila y sin conflictos, pero sí de modo diferente. Una diferencia es la participación de lo que todas venían haciendo, participando políticamente en los partidos, no porque fueran de izquierda o partidos diferentes, sino porque siempre procuraron reivindicar a la mujer, y es a través del tema de la salud en la agenda sobre el cuerpo de las mujeres donde se empieza a diferenciar qué sería ser feminista. “Porque justamente todo el sistema patriarcal es la utilización del cuerpo y el control que se ejerce sobre el mismo, lo que junto a la capacidad de reproducción que tenemos las mujeres contribuye a que históricamente sea esa condición natural la que predomine y se considere como la misión histórica de las mujeres, entonces me parece que lo más radical, lo más subversivo, lo más desafiante que se presenta en el movimiento a principio de los años 80 es justamente la problemática alrededor del cuerpo, que más tarde se le comienza a llamar derechos sexuales y derechos reproductivos, es decir, se agrupan un conjunto de temas como por ejemplo la planificación familiar y la sexualidad”. En este recorrido sobre la participación de la mujer en el proceso democrático del país, la historia es contada por mujeres protagonistas que anduvieron esos caminos. Es por ello que Lourdes Contreras también enfatiza

Cuadernos de la Sociedad Civil

sobre la agenda legislativa asumida por la Coordinadora de ONGs en el Área de la Mujer como lo prioritario. Plantea como dos grandes conquistas, sin obviar las restricciones, las dos leyes que han servido de base para los nuevos reclamos, como la ley 2497 sobre la Violencia contra las Mujeres que en su momento evidenció que la violencia en los hogares y en las parejas era un problema político y de agenda nacional. La segunda fue la Ley de Cuota, relacionada con la afirmación positiva en favor del reconocimiento de la necesidad de las mujeres en puestos electivos en el nivel congresual, municipal y el nivel universal. Sin embargo, para esta luchadora la agenda planteada por las conferencias mundiales de la mujer del año 1994, todavía tiene muchos retrasos en nuestro país ya que pauta doce grandes esferas y aún no se puede decir en que los objetivos planteados por la plataforma de Beijing hayan grandes avances. “En el Centro de Estudios de Género del INTEC estamos desarrollando un proceso de monitorear las doce áreas de la plataforma de Beijing comenzando con la primera esfera que es género y pobreza, y hay muy pocas cosas de importancia en favor de la mujer ¿Por qué? Porque las políticas de superación de pobreza en la República Dominicana que tienen como beneficiarias a las mujeres, se han postulado con políticas de carácter clientelar, donde se plantea que el hogar sea el beneficiario en la persona del hombre y las mujeres receptoras de los beneficios de esas políticas sociales”. Esas políticas no significan cambios en la posición de las mujeres y sus necesidades básicas. Las necesidades estratégicas de género pudieron ser pautadas en la Ley de Cuota Femenina, mas ha tenido la limitación de las estructuras de los partidos políticos, incapaces de entender que se trata de un problema de democracia y de justicia, de entender que las mujeres son ciudadanas como los hombres.


Foro Cerrado

Liderazgo emergente Algunos elementos claves que hicieron que el movimiento de mujeres emerja de un modo protagónico son el marco jurídico con la aprobación de la ley 24-97 sobre la Violencia Contra las Mujeres y la ley de Cuota Femenina, Sonia Vásquez considera que esos elementos constituyeron el empuje de demandas sociales y tipos de servicios significando un tránsito hacia demandas más estratégicas para las mujeres, ya que el marco jurídico ha sido fundamental para el fortalecimiento de instancias de coordinación como fue la Coordinadora de ONGs del Área de la Mujer y un conjunto de organizaciones que se crearon en distintos puntos del país. Lourdes Contreras hace la acotación de que en el país el sistema político está sustentado en las estructuras de los partidos y como estos no actúan a favor de la necesidad de la población, sino de sus intereses particulares en el momento en que asumen posiciones en las esferas de poder sus actuaciones serán para resolver cuestiones particulares y permanecer en el poder, mas no para resolver las responsabilidades y acciones que se derivan de sus posiciones. “Por eso pienso que es un momento de mucha alerta en la sociedad dominicana, que estamos frente a procesos de democracia muy restringidas y estrictamente electoreras, no democracias reales, plenas y sociales, porque están para que cada cuatro años la sociedad dominicana eche un voto a favor de actos de carácter presidencial”. Entiende que tanto hombres como mujeres de este país tienen que luchar para hacer cumplir la responsabilidad de los legisladores la cual tiene que estar centrada en la justicia y no en el pecado. “Porque es a partir del compromiso político que tienen frente a la sociedad dominicana que deben los legisladores tomar decisiones.

Lecciones aprendidas en la Reforma Constitucional En la más reciente Reforma Constitucional ambas coincidieron en que las organizaciones de mujeres decidieron participar en el proceso asumiendo como parte de su agenda en la perspectiva del desarrollo, de la conciencia de ciudadanía de las mujeres, como base de esa conciencia de ciudadanía y como una oportunidad para que fueran plasmadas en el texto constitucional derechos hasta ahora soslayados. “Eso es fundamental para que podamos decir que las mujeres hemos estado construyendo procesos democráticos desde nuestras luchas y desde nuestra construcción de conciencia social”. Contreras asegura que es elemental poder decir que independientemente de lo que sucede en el poder legislativo las mujeres de República Dominicana han roto con las barreras que impedían presentar problemas específicos de condición como seres humanos y su responsabilidad de la reproducción. También la sociedad ha entendido que no puede ser conflicto constitucional el derecho a la vida y el derecho a la capacidad reproductiva, por ello es visto como un logro de las mujeres independientemente de los resultados que podamos tener en la legislatura, dijo Lourdes. Uno de los logros alcanzados es, que el proceso ha servido para reconocer el resurgimiento de mujeres y feministas, pero que cuando se analiza el conflicto, que es lo que motiva la movilización social, es la misma mujer que rechaza su propio derecho a ser defendida, sin embargo destaca la grandeza de lo logrado en el contexto dominicano donde la hegemonía de la iglesia católica es extremadamente superior, en comparación con otros países. Además de conseguir por primera vez, una agenda total, un hito en la historia. “Por primera vez se hace una propuesta total, es decir, de cómo se concibe la sociedad dominicana y es

Esas políticas no significan cambios en la posición de las mujeres y sus necesidades básicas. Las necesidades estratégicas de género pudieron ser pautadas en la Ley de Cuota Femenina, mas ha tenido la limitación de las estructuras de los partidos políticos, incapaces de entender que se trata de un problema de democracia y de justicia”.

Cuadernos de la Sociedad Civil

11


Foro Cerrado

una propuesta que fue muy valorada porque hubo una contribución que incluía un pensamiento de la sociedad dominicana, de cómo se concibe en el marco de la reforma constitucional, y cómo desde las perspectivas de las mujeres se veía esta reforma”.

Es elemental poder decir que las mujeres de República Dominicana han roto con las barreras que impedían presentar problemas específicos de condición como seres humanos y su responsabilidad de la reproducción.”

¿Qué ha ganado el movimiento en los últimos años? Para determinar qué tanto terreno ha ganado el movimiento de mujeres, Vásquez destaca varios elementos como la reforma a la constitución y el artículo 30, ahora el 38, como la capacidad mostrada por el movimiento de mujeres, tomando en cuenta que se tiene un enemigo frontal, claro, fuerte, con poder económico y con influencias políticas como es la iglesia católica, “que si hacemos una evaluación de la actuación del movimiento de mujeres hay que decir, que los resultados, con nuestras limitaciones, son bastantes aceptables”. La especialista en género destaca que ha habido más avances que retrocesos, señalando como uno de ellos, la conciencia colectiva creada sobre un problema que parecía ser de minorías, de un “grupito” de feministas que creen en el aborto y se movilizaron en función de eso, sino que se pusiera en la Agenda Nacional y fuera un discurso traspasando a otros actores que se movilizaron como la Academia de Ciencias, profesionales de la medicina y de la comunicación social.

Perspectivas para la construcción de mayor equidad de género La equidad de género en la República Dominicana está en las acciones, las peticiones, las políticas, los programas, los planes que se ejecuten desde las funciones del Estado, de las organizaciones y desde los partidos en su rol de mediación, plantea Lourdes. Dice que en las estructuras del Estado está el imperativo de políticas, planes

12

Cuadernos de la Sociedad Civil

y programas formulados Se puede desde una perspectiva diagnosticar de género, pero sin considerar las necesidades en estas desiguales entre hombres y mujeres en cual- últimas dos o quier ámbito. tres décadas un Esto significa, que “las políticas y los pla- fortalecimiento nes de gobierno que se de las planteen tienen que tener resultados que bus- instituciones quen reducir la brecha sociales entre hombres y mujeres. Todas esas políticas dominicanas.” de equidad deben estar planteadas en esa dirección e igualmente las acciones, tanto de incidencia en políticas públicas como de construcción de fuerza social”. En el ámbito de la participación política de las mujeres, que es una de las áreas donde parecería que se ha avanzado, pero en ese sentido hay grandes retos para lograr una verdadera equidad, dice Vásquez. Se refiere a que el tema de la Cuota Femenina se ha manejado desde dentro de los partidos políticos de la forma más convenientes para los hombres, colocando a las mujeres en puestos de segunda y generalmente negociables por las cúpulas partidarias. “Te pregunto, dónde están las señales e indicadores de voluntad política para hacer cambios a favor de las mujeres, montones de decisiones que no tienen que pasar por leyes, por ningún debate público y que las puede tomar el ejecutivo tranquilamente y no se hace como por ejemplo los nombramientos del Gabinete Presidencial”. Otro elemento considerado fundamental es lo estratégico, el cual entienden como clave para definir la autonomía no sólo de las mujeres, sino de cualquier movimiento, pasando por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres para que se reconozcan y se respeten.


ensayo Equidad de Género en República Dominicana: Tareas Pendientes “El primer gran reto que el Estado dominicano tiene es la sistematicidad y la coherencia entre el decir y el hacer”. Innegablemente resulta más fácil plantear las ausencias que recorrerlas dolorosamente. Mirar cuanto camino se ha transitado y cuando falta por recorrer. Plantear los desafíos de la igualdad de género en el país es una gran responsabilidad, que implica mirar al futuro con optimismo, creer que los cambios se pueden alcanzar y que el enfoque desde el que se puede apuntar a la solución de muchos de nuestros graves problemas es el enfoque de género, es un ejercicio que podría concluirse con unas breves palabras y este fue mi primera intención, Cerrar la discusión con tan solo afirmar que el reto de la equidad de género en la Republica dominicana es tomar el camino para incorporarlo. Tal vez hubiera sido fácil sacar una lista y afirmar: “no se ha hecho nada”, por tanto el reto es construir la cultura de igualdad de género, trascender las declaraciones e insertar en todo el quehacer, darle una mirada a las políticas, a las prácticas sociales, a las dinámicas de relacionamiento que tenemos en nuestras familias, ver cuál es el rol de las distintas instancias por tanto e incluirle el género, esto nos conduce a una afirmación más, para que haya igualdad de género es necesario fijarla como propósito, pero, es innegable que transformar una cultura de opresión, desigualdad, invisibilizacion, constituye en si mismo un gran reto, pero también entraña muchos otro desafíos, por tanto lo principal es que el género sea un propósito de toda la sociedad dominicana.

Estaremos considerando los intereses de género como intereses derivados del análisis de la desigualdad debido a las diferencias de género y su propósito es lograr una transformación duradera de las relaciones de género con el fin de velar por la plena vigencia de los intereses de los derechos de las mujeres.

Miradas Trabajar la perspectiva de género implica desaprender, distribuir poder, incorporar miradas que durante siglos han sido obviadas socialmente, es por ello que afirmar el reto es: hacer la igualdad de género, es una opción que podría dar por concluida este análisis y caer en la trampa de no considerar los obstáculos, las razones por las que a pesar de las prácticas injustas que la sociedad dominicana tiene establecida, no se constituye en una preocupación de la clase política, pero tampoco se ha establecido mecanismos desde los espacios sociales que permitan una rendición de cuentas ante la incapacidad de acción de los movimientos y grupos sociales, les resulta fácil fingir sordera y ceguera ante la injusticia de género, con esto se pretende seguir validando miradas que proponen la existencia de acciones neutras ciegas al sexo, prefiere seguir obviando al género como categoría de análisis y no afrontar el desafío de democratizar todos los espacios y la propia vida cotidiana.

Desiree Del Rosario Sosa, CENTRO EQUIDAD DE GÉNERO DE INTEC

Innegablemente resulta más fácil plantear las ausencias que recorrerlas dolorosamente. Mirar cuanto camino se ha transitado y cuando falta por recorrer.”

Cuadernos de la Sociedad Civil

13


ensayo

El reto es construir la cultura de igualdad de género, trascender las declaraciones e insertar en todo el quehacer, darle una mirada a las políticas, a las prácticas sociales, a las dinámicas de relacionamiento que tenemos en nuestras familias, ver cuál es el rol de las distintas instancias por tanto e incluirle el género.”

14

El género se ha proyectado como una mirada parcial, se que no implica ganancia para las mujeres, sino que las afecta a ellas, pero incorporar esta perspectiva repercute en toda la sociedad, hacer entender que este análisis es una mirada integradora de hacer visible en la sociedad que el género es un problema de igualdad, un pilar de la democracia, es incorporar la cultura de derechos y reconocimiento de la igual humanidad de las que se han situado en la otra o lo otro.

Instalar el género como el pilar de la democracia Es un desafío para el país que el género sea una mirada no exclusiva para abordar los temas de las mujeres, como si fuera un tipo de humanidad distinta a pesar de que nos permite evaluar si efectivamente la sociedad dominicana ha abrazado principios centrales de la democracia como es el principio de igualdad, si hubiera optado por tan simple respuesta, que no deja de ser en cierto sentido el sentir abrumador de tan largo e indefinido trayecto como se visualiza en el horizonte de este país la realidad de la justicia de Genero, pero también el carácter demandante que tiene la vigencia de un marco ético para la relación de la ciudadanía.

Un plan con metas claras Para no caer en el optimismo ciego, no deseo revisar las estadísticas que nos muestran que mientras las mujeres estábamos totalmente fuera del mundo en 1492, hoy 5 siglos más tarde a pesar de ser el 50.8% de los habitantes de este terruño, somos la madre de los 9.5 millones de dominicanos, o sea que hemos

Cuadernos de la Sociedad Civil

trascendido de las pobres lugareñas que sirvieron de entretenimiento a los conquistadores a las esposas, hijas, madres. Existe y se refuerza una idea de mujeres en función de sus roles más tradicionales, dejando de lado la persona con derechos que la mujer ha ganado en la sociedad. Me resisto a ver los índices de empoderamiento de las mujeres en la política, que afirman que mientras votamos mayoritariamente estamos representando a los dominicanos a nivel de estructuras formales con un 6% en el Senado y un 20% en la Cámara de Diputados, mientras que las sindicas representan solo un 12 %. No deseo afirmar ni cuantas somos según el censo nacional, prefiero no mirar las estadísticas que analizan el tema educativo como un gran logro de ingreso para las niñas en el país, mientras se troncha la posibilidad de que esas niñas concluyan exitosamente sus estudios en muchos casos por embarazos en adolescentes o por incorporación al mercado informal, tal vez al formal. Para mí otro gran reto que el Estado dominicano tiene y las instancias es la sistematicidad y la coherencia entre el decir y el hacer. Definir incorporar y aplicar un enfoque de género en todo su quehacer. Definitivamente esto implica entender y responsabilizarse, implica tomar partido. Tomar partido es un gran desafió definir un plan que realmente tenga presupuesto, y genere obligaciones a las instancias del estado. Al afirmar esto me asalta otra de las dudas de no ser tan exhaustiva como quisiera para enumerar los retos que materialicen esa deseada situación en que los seres humanos podamos tener sin distinciones de sexo todas las prerrogativas que como derechos nos tocan.


ensayo

“ Digo que prefiero no utilizar estadísticas, porque no bastan las cantidades cuando la calidad de la participación es precaria, cuando esos números no son capaces de producir cambios culturales que te muestran el salto de la sociedad, de una excluyente y discriminadora a una sociedad incluyente y justa. Además por considerar que una sola persona que socialmente sufra discrimen en función de su sexo es una justificación válida para buscar alternativas de solución. Hasta ahora los mecanismos estadísticos nos han confirmado la injusticia de la desigualdad en la sociedad dominicana, por lo menos no son tan infructuosa, sin embargo pueden incentivar un cierto conformismo, pues nos mandan un mensaje de “aunque sea lento avanzamos”.

La mirada de los derechos Humanos Desarrollar mecanismos que permita el manejo masivo de derechos humanos como una herramienta. Difundir y utilizar los mecanismos existentes para que los Estados rindan cuentas por medio de espacios seguidos por las organizaciones sociales del compromiso que han contraído de adoptar todas las medidas apropiadas incluso en materia legislativa.

Los índices de empoderamiento de las mujeres en la política, que afirman que mientras votamos mayoritariamente estamos representando a los dominicanos a nivel de estructuras formales con un 6% en el Senado y un 20% en la Cámara de Diputados, mientras que las sindicas representan solo un 12 %.”

El género como normativa Adecuar el marco normativo para eliminar las discriminaciones fundadas en razones de sexo y trabajar en la superación de ideas estereotipadas

Cuadernos de la Sociedad Civil

15


ensayo

-

-

-

Hay que hacer cambios estructurales para que haya igualdad de género. Esto implica sacudir la conciencia social sobre el problema que genera la desigualdad fundada en razones de sexo.”

16

de género sigue siendo un compromiso de Estado que se vuelve reto cuando del movimiento organizado de mujeres se trata, debido a las resistencias mostradas y la posibilidad de evadir este compromiso, sin sentir que este constituye una obligación estatal por parte de los poderes del estado. Existen normas aun insuficientes para regular las relaciones de igualdad, es necesario incorporar el género en todo el quehacer de los procesos de producción legislativa. Es necesario repensar las relaciones entre las mujeres y la política para fortalecer su capacidad de demanda y negociación. Es por ello que se vuelve impostergable la responsabilidad de transmitir la educación en género como una forma de prevenir la reincidencia de prácticas excluyentes. -

Que el género deje de ser sinónimo de mujeres.

Cuadernos de la Sociedad Civil

Legitimación de funciones de instancias rectoras de políticas de igualdad. La desigualdad ha sido vista en el país como un problema de las mujeres y no de la sociedad dominicana. Mecanismos ciudadanos de evaluar y seguir la igualdad de género. Un movimiento de mujeres y grupos sociales organizados, con mecanismos de estudios y poder ciudadano de negociación, fuerza, autonomía. Que el género se constituya en un eje de negociación, seguimiento entre las mujeres y los representantes.

Si retorno a mi planteamiento inicial, el género no puede ser un episodio, un departamento, una oficina, debe impulsarse como toda una cultura, adoptar una mirada que no excluye a ningún sujeto de derechos, no es adoptar leyes aisladas frente a un problema, por tanto el desafío de la incorporación de la perspectiva de género es hacer de esta una práctica que permee todo lo que hacemos aprendemos y vivimos en la sociedad. Hay que hacer cambios estructurales para que haya igualdad de género. Esto implica sacudir la conciencia social sobre el problema que genera la desigualdad fundada en razones de sexo. Hubiera acabado esta participación, sin analizar las ausencias, omisiones y pendientes que tiene el Estado, las instancias sociales y rectoras de políticas para el avance de la igualdad de género, pero claro esto constituye un esfuerzo que trasciende este escrito y mis propios análisis parciales.


opinión

La Equidad es Democracia La lucha por lograr que hombres y mujeres puedan tener el mismo acceso a la educación, a la salud, a un salario justo, a una vida digna constituye una pelea de todos los días en contra de prejuicios muy arraigados en nuestra cultura. La equidad es un asunto de justicia. De oportunidades. De derechos humanos. ¿Son “iguales” las mujeres y los hombres? ¿Deberían serlo? ¿Es la equidad la homogeneización de hombres y mujeres? No, no, no. El respeto a la individualidad y con ella de los derechos humanos de hombres y mujeres constituye la esencia de la equidad de género. Un Estado que se precie de democrático no puede permitir ninguna forma de discriminación. La basada en el género, tan evidente en países con prácticas abominables como la ablación o la violación de niñas en busca de una supuesta cura del sida, o tan visible donde religiones extremistas obligan a las mujeres a cubrirse cuerpo y rostro bajo amenaza de muerte, se hace más sutil aunque no menos perniciosa en países como el nuestro. El 3 de septiembre de 1981 entró en vigencia la convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer de Naciones Unidas, mejor conocida como CEDAW. En ella se rechaza todo intento de desconsideración de la mujer sobre la base de una supuesta inferioridad que la persigue desde el viejo testamento y que “viola los principios de la igualdad de derechos y del respeto a la dignidad humana, que dificulta la participación de la mujer, en las mismas

condiciones que el hombre, en la vida política, social, económica y cultural de su país, que constituye un obstáculo para el aumento del bienestar de la sociedad y de la familia y que entorpece el pleno desarrollo de las posibilidades de la mujer para prestar servicio a su país y a la humanidad”. En la República Dominicana, país signatario de la CEDAW, las mujeres seguimos recibiendo un salario menor para igual puesto que nuestros colegas hombres, seguimos en minoría en todos los estamentos de alto poder público como las cámaras legislativas o los ministerios y en el sector privado somos mayoría hasta los puestos medios, esto a pesar de que somos más en las aulas y en las oficinas. El 48 por ciento de los directores de empresa, el 24 por ciento de los gerentes, el 77 por ciento de los profesionales de las ciencias biológicas, la medicina y la salud, el 74 por ciento de los profesionales de la enseñanza, el 52 por ciento de los científicos e intelectuales, el 63 por ciento de los oficinistas, el 72 por ciento de los empleados que tienen trato con el público… ¡son mujeres!, escribí en marzo de 2006 en un reportaje para el Diario Libre con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, basándome en estadísticas de la Encuesta Nacional Fuerza de Trabajo del Banco Central y de 2005. Para más señas de nuestra incidencia real en la economía del país, pasamos de un 21.9% de mujeres que en 1981 presidían sus hogares a 35.3% en el 2002, según datos de la monografía “La jefatura femenina de hogar en República Do-

María Isabel Soldevilla, PERIODISTA

Construir democracia es cerrar brechas, acercar a quienes siglos de discriminación han dejado en desventaja. La democracia es lenta, pero hermosa, y luchar por ella vale la pena.”

Cuadernos de la Sociedad Civil

17


opinión

Algunas entrevistadas dijeron que preferían callar el estupro por miedo a que sus maridos las abandonaran. Las palabras de una de ellas, maestra, aún me retumban en la conciencia. “El machismo en América Latina es demasiado grande y República Dominicana no escapa a ello. Pocos hombres que comparten una vida con una mujer comprenderán algo tan difícil y traumático que le ha pasado. Para no abortar el matrimonio, es preferible mantener el silencio”. En un momento en que el Congreso Nacional mayoritariamente masculino legisla sobre los cuerpos de las mujeres en contra de su voluntad y cierra toda la posibilidad al aborto terapéutico, aún en caso de peligro de sus vidas o de violación, condenando las más pobres se hace evidente que la equidad es lejana, pero no imposible. Construir democracia es cerrar brechas, acercar a quienes siglos de discriminación han dejado en desventaja. La democracia es lenta, pero hermosa, y luchar por ella vale la pena.

minicana”, ONE 2007. Estos datos no han sido suficientes para que los prejuicios se quiebren y las mujeres puedan vivir en plenas condiciones de equidad. La muerte de mujeres causada por sus pareja o ex compañeros es “la expresión más grave de la desigualdad entre hombres y mujeres y es la transgresión última de su autonomía física, control que por derecho deben tener las mujeres sobre su propio cuerpo”. Así definió la CEPAL en 2008 este fenómeno, el asesinato selectivo por razones de género, la muerte por causa de ser mujer, consecuencia directa de los modelos culturales de dominación de ellos sobre nosotras. El pasado 5 de octubre, una información policial me estremeció. Daba cuenta de todo lo que nos falta por luchar para que la equidad sea posible. La agencia Efe reportaba y el diario digital 7dias.com.do reproducía que cerca de 30 mujeres que habían sido violadas por un hombre en Santiago se rehusaban a denunciarlo, por miedo, pero no a él: a sus propios esposos.

18

Cuadernos de la Sociedad Civil

La lucha por lograr que hombres y mujeres puedan tener el mismo acceso a la educación, a la salud, a un salario justo, a una vida digna constituye una pelea de todos los días en contra de prejuicios muy arraigados en nuestra cultura.”


opinión Nexos entre Equidad y Democracia desde una Perspectiva de Género Si definimos la equidad como aquella cualidad por la cual ninguna persona o grupo es favorecida de manera injusta en perjuicio de otra1, no cabe duda que nuestro país sufre graves déficits en materia de equidad social y económica. A las disparidades entre hombres y mujeres, se agregan las determinadas por la distribución injusta del ingreso, la discriminación homofóbica, el racismo, la xenofobia antihaitiana y otras. La desigualdad está estructurada a nivel sistémico y se apoya de manera fundamental en las instituciones sociales y en las ideologías culturales que normativamente la explican, justifican y reproducen en sus distintas formas. Al evaluar las desigualdades sociales y, en particular, las de género, se hace pues necesario considerar tanto el nivel institucional como el ideológico. Esto incluye tanto a las instituciones estatales (justicia y leyes, Congreso, poder ejecutivo, etc.) como a las no estatales (iglesias, empresa privada, medios de comunicación, etc.), ya que en ambas residen los mecanismos de reproducción del orden social, tanto en sus aspectos materiales como simbólicos. En efecto, las ideologías culturales cumplen tan bien el rol de legitimar y perpetuar las desigualdades a nivel simbólico que hoy por hoy grandes segmentos de la población dominicana asocia el desprecio a los haitianos a convicciones patrióticas, califica de perversión la diversidad sexual, y no ve discrimen alguno en la vigencia del Concordato y el mantenimiento de privilegios a favor de una confesión

religiosa en particular. El mismo ciudadano que responde afirmativamente cuando se le pregunta si mujeres y hombres deben tener iguales derechos, no duda en impedir que su mujer salga sola, advirtiéndole que “las mujeres no se gobiernan”. Es que, en lo formal, casi nadie se opone a la idea de que mujeres y hombres tengan los mismos derechos y oportunidades y, en efecto, el Estado dominicano se ha comprometido a través de múltiples acuerdos internacionales a erradicar la desigualdad y a consolidar la equidad de género como política de Estado. De más está decir que los avances en ese sentido dejan mucho que desear, como muestran la baja tasa de participación de las mujeres en los puestos de poder político (tanto en el Estado como en los partidos); las grandes disparidades de género en los niveles salariales y en las tasas de desempleo; y los índices cada vez más altos de violencia de género. Los convenios internacionales y aún las modificaciones legales seguirán siendo letra muerta en tanto no se acompañen de los cambios necesarios en las políticas públicas y en la asignación de recursos y servicios, renglones que han variado muy poco y que muestran el escaso compromiso de la clase política con la equidad de género. Con la ratificación en segunda lectura del Art. 30, los legisladores dominicanos acaban de dar una demostración fehaciente del abismo que separa sus discursos en pro de la equidad y la democracia –así como los compromi-

Denise Paiewonsky COLECTIVA MUJER Y SALUD

El comportamiento vergonzoso de nuestros legisladores y líderes políticos frente al Art. 30 nos obliga a revaluar críticamente la magnitud real de los avances logrados por las mujeres dominicanas en materia de equidad de género”.

Cuadernos de la Sociedad Civil

19


opinión

Ahora bien, el desarrollo de una democracia ciudadana requiere no sólo del fortalecimiento de instituciones y procedimientos democráticos, sino también “de una cultura democrática de valores y principios que orienten la conducta de individuos y grupos”.

20

sos formales asumidos por sus partidos y por los diferentes gobiernos— de las realidades jurídicas y de otra índole que siguen restringiendo los derechos y libertades de las mujeres. Más allá del oportunismo electoral que primó en las posiciones partidarias en relación al Art. 30, habría que cuestionar qué es lo que los políticos dominicanos entienden por equidad y por democracia, y cómo conciben los vínculos entre ambas cosas. En República Dominicana, como en el resto de América Latina, concebimos la democracia fundamentalmente en términos electorales y de algunas libertades públicas, sobre todo la libertad de expresión. De ahí que los procesos de democratización de las últimas décadas se hayan centrado fundamentalmente en el desarrollo de sistemas para garantizar la pulcritud de los procesos electorales y, en menor medida, para mejorar la capacidad institucional del Estado, incluyendo el sector justicia. No es de extrañar, por tanto, que los avances en materia de democratización no se hayan acompañado de reducciones en las disparidades sociales, particularmente en lo que respecta a la distribución del ingreso, que por el contrario ha empeorado. Muy diferentes serían las políticas (y sus resultados) si se procurara el desarrollo democrático mediante la expansión de la participación política y el ejercicio de la ciudadanía. Como señala el PNUD, “la medida del desarrollo de una democracia está dada por su capacidad de dar vigencia a los derechos de los ciudadanos y constituir éstos en sujetos de las decisiones que los afectan”. 2 Es por eso que violentar los derechos de las mujeres constitucionalizando la obligatoriedad del embarazo sin excepción no sólo constituye un

Cuadernos de la Sociedad Civil

retroceso en materia de equidad de género, sino también una burla al ejercicio democrático de ciudadanía de las mujeres. Ahora bien, el desarrollo de una democracia ciudadana requiere no sólo del fortalecimiento de instituciones y procedimientos democráticos, sino también “de una cultura democrática de valores y principios que orienten la conducta de individuos y grupos”. Ambos se potencian recíprocamente, de forma tal que los cambios de actitudes generan las demandas políticas que conducen a los cambios institucionales y normativos, en tanto éstos solo logran una implementación efectiva cuando se apoyan en cambios significativos en las ideologías culturales. En el caso de la equidad de género y la ampliación real de los derechos de las mujeres, es por tanto imperativo transformar tanto la normatividad institucional como el orden cultural, en tanto la desigualdad se sustenta en ambos. Como señala Lamas4, “el orden patriarcal está tan profundamente arraigado en nuestra cultura que no requiere justificación: se impone a sí mismo como autoevidente, y es tomado como ‘natural’; existe una gran dificultad para analizar su lógica cultural, ya que la red de privilegios masculinos está totalmente introyectada y ha estado inscrita por milenios en la objetividad de las estructuras sociales y en la subjetividad de las estructuras mentales”. Partiendo de la manera en que el orden simbólico deslinda claramente las capacidades y actuaciones de hombres y mujeres a través de los estereotipos de género, veamos un par de ejemplos de cómo estos elementos subjetivos se constituyen en obstáculos objetivos a la equidad. El primero es la asociación simbólica


opinión

“ de la autoridad con la masculinidad (y de la feminidad con la sumisión), que representa un obstáculo objetivo a la participación política de las mujeres, bloqueando su ascenso a las posiciones más altas de poder político. El segundo es la asociación simbólica de las mujeres con el hogar y los cuidados, que dificulta la repartición equitativa de las responsabilidades familiares entre varones y mujeres. La ‘doble jornada’ laboral resultante representa un obstáculo objetivo de primer orden a la participación de las mujeres en igualdad de condiciones con los hombres en el trabajo, la política, la ciencia y otros ámbitos públicos. El comportamiento vergonzoso de nuestros legisladores y líderes políticos frente al Art. 30 nos obliga a revaluar críticamente la magni-

tud real de los avances logrados por las mujeres dominicanas en materia de equidad de género. Esta reevaluación, a su vez, debe llevarnos al desarrollo de nuevas estrategias dirigidas a motorizar transformaciones profundas en el orden simbólico como condición indispensable para la puesta en marcha de transformaciones institucionales y políticas efectivas. 1

2 3 4

Señala el PNUD, “la medida del desarrollo de una democracia está dada por su capacidad de dar vigencia a los derechos de los ciudadanos y constituir éstos en sujetos de las decisiones que los afectan”.

Ver Marta Lamas. “Equidad de género en la UNAM”. Ponencia presentada en el foro “Democratización de las instituciones de educación superior en el siglo XXI”. 18 de octubre de 2007. PNUD. 2004. La Democracia en América Latina. Hacia una democracia de ciudadanos y ciudadanas. PNUD, Informe de Desarrollo Humano 2002. Profundizar la Democracia en un Mundo Fragmentado. Opus cit.

Cuadernos de la Sociedad Civil

21


opinión Políticas Públicas y Equidad de Género La equidad de género no ha sido una prioridad para el Estado dominicano y sus instituciones

Marina Hilario, DIRECTORA DEL CENTRO DE REPRESENTACIÓN CÁMARA DE DIPUTADOS

Las políticas son más efectivas si son inclusivas, sistemáticas y estructurales, integrando todos los poderes e instituciones”.

22

Resulta arriesgado abordar un tema tan complejo como la equidad de género en las políticas públicas, en una sociedad que no reacciona ante los grandes problemas. Por lo que las reacciones ocurridas están enmarcadas en dos consideraciones fundamentales: primero la equidad de género no ha sido una prioridad para el Estado dominicano y sus instituciones (el cual se caracteriza por ser excluyente y donde la condición de mujer acentúa esta exclusión), y segundo existen políticas dispersas y aisladas sin sincronías entre ellas.

La equidad de género no ha sido una prioridad para el Estado dominicano y sus instituciones: No es casual que cuando se evalúan las agendas de cambios y modernidad que sustentan diversos sectores gubernamentales y no gubernamentales, el tema de género es casi imperceptible, basta con una mirada a los indicadores del país en esta materia para develar la situación (por ejemplo la tasa de desempleo en las mujeres casi triplica (26.7%) la masculina (9.2%), de acuerdo a la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo realizada por el Banco Central en 2002). En este sentido las políticas económica, sociales, de participación y de derechos no reflejan los compromisos internacionales asumidos por nuestros gobiernos en equidad de género, dirigidos a apoyar y promover la garantía de los derechos humanos de las mujeres.

Cuadernos de la Sociedad Civil

La aprobación del artículo 30 en la actual Reforma Constitucional que cursa en el Congreso Nacional y que se refiere a la “inviolabilidad de la vida desde su concepción”, es quizás el ejemplo más relevante y lamentable de la ausencia de políticas públicas pensadas en los intereses de las mujeres, con su aprobación se violan los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, y más aun se pone en riesgo la vida de estas. La incorporación de la perspectiva de género y la inclusión de las necesidades prácticas y estratégicas de las dominicanas se ha tornado en una problemática, donde y desde el Estado no se ha articulado una estrategia definida que involucre a todos los sectores con capacidad decisoria, porque entre otras razones, todavía se entiende “la cuestión de género” como reivindicación de un fragmento reducido de la población, algo que atañe de manera exclusiva a un ministerio en particular.

Existencia de políticas dispersas y aisladas: Como parte de los intentos por superar la exclusión se han producido políticas aisladas, en la mayoría de los casos sin ningún vínculo entre ellas y donde la coordinación entre poderes del Estado es ausente. Las políticas son más efectivas si son inclusivas, sistemáticas y estructurales, integrando todos los poderes e instituciones.


opinión

Sin una armonía entre los distintos poderes, se hace imposible el abordaje integral y de manera particular la operacionalización de las políticas, por ejemplo desde del Congreso Nacional se han producido algunas legislaciones para impactar de manera diferenciada a hombres y mujeres en algunos de los temas en cuestión tales como violencia, salud y educación. Recientemente se introdujeron aspectos importantes de discriminación positiva en la ley 488-08, como el establecer que del 15 % de las compras que realicen las entidades estatales a las MIPYMES un 20% debe realizarse a las que tengan una participación de 50% de mujeres. Si bien se ataca un problema, la no coordinación con instancias que son las resposambles del cumplimiento puede producir un débil resultado y con beneficios escasos. Se trata de objetivos difíciles de cumplir, ante la carencia del compromiso de todos los actores involucrados por lo que se hace difícil medir su impacto. Como este ejemplo podríamos citar múltiples, sin embargo los efectos a nivel global son limitados, como limitadas son las políticas. Cabe destacar que de existir la coordinación necesaria entre los poderes del Estado se pudiera articular una estrategia que en la materia citada toque aspectos tan relevantes como la incorporación del enfoque de género en la formulación y ejecución presupuestaria, porque tal como señala el grupo de Mujeres Interparlamentarias “Un presupuesto con enfoque de género consiste en políticas de ingresos y de gastos del Gobierno que toman en cuenta en su diseño el conjunto de ideas, percepciones y valoraciones culturales sobre el significado de ser mujer y de ser hombre.” De ahí que una de las principales políticas públicas es sin lugar a dudas la formulación presupuestaria.

La incorporación de la perspectiva de género en las políticas públicas, supone desarrollar un conjunto de acciones que van interrelacionadas y donde cada una de ellas juega un papel primordial.

Esto implíca: 1.

2.

Asumir que hombres y mujeres tienen un rol diferenciado y esto ha conducido a la existencia de desigualdades estructurales e ideológicas, que impiden que las mujeres se inserten adecuadamente en el contexto socio -económico-político. Comprender esta situación es crucial para el desarrollo de las políticas. Tener voluntad política para enfrentar sistemáticamente la desigualdad entre hombres y mujeres, nos lleva a crear los mecanismos e instrumentos que vayan más allá de simples programas aislados. Esto implica: t 5PDBSFMUFNBEFMBEJTUSJCVDJÂOEF1PEFS JODMVZFOEPQVFTUPTEFSFQSFTFOtación, burocráticos y gerenciales en los poderes del Estado. Entonces, es necesario asumir permanentemente este componente, ya que si las mujeres se encuentran ajenas al proceso de decisión dependerán del compromiso masculino incorporarlas. t 'PSUBMFDJNJFOUPEFMBDBQBDJEBEEFJODJEFODJBEFMB4FDSFUBS½BEF&TUBEPEFMB Mujer en su rol de rectora de las políticas de género, y de manera particular dotarla de los recursos necesarios (técnicos y económicos) para que implemente el Plan Nacional de Equidad de Género (PLANEG). En la t "TVNJS RVF MBT MFHJTMBDJPOFT EFCFS½BO DPOUFOFS medidas en este sentido, en todo caso establecer medida, un catalogo de temas cuya legislación sea impresque se cindible su auditoria para comprobar la incorporación de la perspectiva de género o por lo menos complementen que no vulnere los derechos adquiridos de las mu- estas y otras jeres. La Ley además debería proveer los mecanisiniciativas, mos que aseguren el estricto cumplimiento de los convenios internacionales en materia de equidad. ayudará t "VNFOUBS MB JOWFSTJÂO FO QPM½UJDBT  QSPHSBNBT a crear las y proyectos dirigidos a superar la desigualdad. Por lo tanto desde cada Secretaria de Estado condiciones y Poder del Estado se asuma la asignación de para superar partidas concretas dirigidas a este renglón. la desigualdad t $POUJOVJEBEFOMBTQPM½UJDBTEJTFÁBEBT EFTEFMBT existente”. diferentes administraciones gubernamentales.

Cuadernos de la Sociedad Civil

23


opinión Contribución de la Secretaria de la Mujer a la Equidad de Género en la República Dominicana

Promover el diseño e implementación de políticas públicas de género, y de instrumentos que faciliten una eficaz intervención estatal en el proceso de avanzar en forma sostenida hacia la igualdad plena de hombres y mujeres, es la tarea fundamental de la Secretaría de Estado de la Mujer”. 24

La Secretaría de Estado de la Mujer fue creada mediante la ley 86-99. La institucionalización al más alto nivel de un mecanismo para promover el adelanto de las mujeres es sin lugar a dudas un paso significativo para al fortalecimiento de la democracia en la República Dominicana, ya que, en la misma medida que la sociedad incorpora como sujetos y sujetas de derechos, actores y actoras tradicionalmente excluidos, en esa misma proporción la democracia se fortalece. Lograr el establecimiento de un instrumento para el diseño de políticas públicas a favor de las mujeres es un reconocimiento al aporte y contribución que ellas hacen al desarrollo de la sociedad, no sólo porque las mujeres son la mitad de la población, sino porque representan un importante equilibrio en la gobernabilidad política del país, ya que a lo largo de la historia han estado presentes en la construcción de la identidad nacional, conquistando espacios y derechos, participando en las luchas por la democracia, la independencia y la soberanía de la República. Y desde esa perspectiva la Secretaría de Estado de la Mujer ha sido, y es desde sus inicios, un referente fundamental de apoyo, acompañamiento, defensoría de derechos y solidaridad, realizando una importante contribución al rescate de la identidad histórica de las mujeres, proyectando hacia la sociedad el papel jugado por estas en los distintos momentos claves de la constitución como Estado y como Nación de la República Dominicana.

Cuadernos de la Sociedad Civil

Promover el diseño e implementación de políticas públicas de género, y de instrumentos que faciliten una eficaz intervención estatal en el proceso de avanzar en forma sostenida hacia la igualdad plena de hombres y mujeres, es la tarea fundamental de la Secretaría de Estado de la Mujer. Induciendo, incidiendo y dinamizando los procesos, aportando herramientas, construyendo metodologías, facilitando coordinaciones, apoyando y transfiriendo conocimientos especializados de género, para contribuir a que el Estado en su conjunto, ejecute las políticas que expresan su compromiso con la equidad y la igualdad. Innegablemente, en el desempeño de su papel de rectora en las políticas de género, la Secretaría ha tenido una importante incidencia en los procesos de reforma legislativa, impulsando la inclusión del enfoque de género en la legislación dominicana, contribuyendo a visualizar a las mujeres como sujetas de derechos y aportando a la consolidación de la democracia. El énfasis puesto por la Secretaría de Estado de la Mujer en los cambios legislativos, están basados en su enfoque de que la mayor expresión de una política pública es cuando ésta forma parte del marco jurídico y dicho esfuerzo se ha expresado en diferentes estrategias: con iniciativas propias, articulando con el movimiento social de mujeres, articulando con actores claves del Poder Legislativo y con otros actores públicos y de sociedad civil, para asegurar que los derechos de las mujeres queden expresados en la legislación.


opinión

Si damos una mirada retrospectiva sobre lo conquistado nos vamos a encontrar con políticas en los temas de violencia intrafamiliar y contra la mujer (ley 24-97); política para la creación de casas de acogida a mujeres víctimas de violencia (ley 88-03); políticas para la prevención de la Trata de personas y el Trafico ilícito (ley 137-03); políticas para el acceso de las mujeres del campo a la tierra, la tecnología y al crédito, (ley 55-97); y la transversalización de género en todo el Estado (Decreto 974-01), entre otras. Por otro lado, la política electoral (ley 12-000 y 13-000) como son las leyes de cuota, que obliga a los partidos políticos a propiciar las candidaturas femeninas a puestos electivos y, esencialmente, con el cumplimiento de las mismas, logrando en más de una ocasión que la Junta Central Electoral pronuncie resoluciones conminando a los partidos a cumplir con dichas normas. Importantes conquistas para las mujeres fueron incluidas en la ley 176-07 de los Municipios y el Distrito Nacional, producto de la propuesta y de los esfuerzos de negociación impulsados desde la Secretaría de Estado de la Mujer, como son el principio de equidad de género, asignación de un porcentaje del presupuesto para políticas de genero, 50% de participación a las mujeres en los presupuestos participativos, creación de mecanismos para dirigir las políticas de género en cada ayuntamiento, entre otras. Otras iniciativas impulsadas por la Secretaría de Estado de la Mujer, que han influido o incidido en los cambios que favorecen la equidad entre los géneros o la mejoría de la vida de las mujeres, son la creación de la Procuradora Adjunta de la Mujer; la promulgación del reglamento para la implementación de la ley sobre Casas de Acogidas; la implementación del modelo integral

de atención, prevención y sanción a la violencia contra la mujer, creando las unidades de prevención y atención integral en diferentes puntos del país; decenas de investigaciones y estudios que dan cuenta de la situación en que viven o desempeñan sus roles las mujeres o de sus grandes aportes a la sociedad dominicana. Igualmente la Secretaría de Estado de la Mujer ha venido incidiendo en materia de la salud de las mujeres, prevención de embarazo en adolescentes, seguridad social, educación, producción de estadísticas. Otro esfuerzo importante desarrollado desde el sector educativo son los procesos de formación para maestros y maestras en el enfoque de género en la educación. Un aporte importante de la Secretaría de Estado de la Mujer a las políticas de género lo constituye el Plan Nacional de Igualad y Equidad de Género, PLANEG I y II, un esfuerzo para convertir el enfoque de género en un eje transversal a los planes, proyectos y programas de todo el Estado dominicano. Esta herramienta metodológica se basa en que la desigualdad entre hombres y mujeres es el resultado de un proceso social y culturalmente construido a partir de la asignación de diferentes roles por sexo para hombres y mujeres. De ahí que la actitud, las funciones, las tareas, y el comportamiento, afianzados mediante la socialización privada o pública, son la base de la discriminación y la exclusión por sexo, razón por la cual las mujeres han sido excluidas de los espacios de decisión. Incluso hoy, cuando las mujeres han logrado importantes niveles de participación, en lo económico, en la educación, en la política, continua bajo su responsabilidad la función doméstica, siendo esta, la principal traba para su integración plena en todos los ámbitos de la sociedad.

la Secretaría de Estado de la Mujer ha venido incidiendo en materia de la salud de las mujeres, prevención de embarazo en adolescentes, seguridad social, educación, producción de estadísticas. Otro esfuerzo importante desarrollado desde el sector educativo son los procesos de formación para maestros y maestras en el enfoque de género en la educación”.

Cuadernos de la Sociedad Civil

25


opinión

Un aporte importante de la Secretaría de Estado de la Mujer a las políticas de género lo constituye el Plan Nacional de Igualad y Equidad de Género, PLANEG I y II, un esfuerzo para convertir el enfoque de género en un eje transversal a los planes, proyectos y programas de todo el Estado dominicano”.

26

El género se refiere a la relación entre mujeres y hombres, a la forma en que ésta se establece socialmente, cambiar esa realidad es absolutamente posible y viable pero demanda de la ejecución de acciones concretas educativas, jurídicas, mediáticas y permanentes, para construir relaciones de equidad y de igualdad. Impulsar estos procesos y acciones requiere la articulación y participación de todas las instancias y mecanismos estatales y de la sociedad civil, liderados por la Secretaría de Estado de la Mujer, en su función de promover, monitorear, acompañar a los responsables de ejecutar esas acciones. Quedan pendiente muchos desafíos que la Secretaría de Estado de la Mujer los asume como parte de su compromiso con las mujeres, porque seguiremos apostando a construir una sociedad donde la justicia y el ejercicio pleno de los derechos sean la regla y no la excepción, una sociedad donde las mujeres puedan disfrutar de plena libertad, de autonomía económica, y de compartir en igualdad de condiciones el poder político.

Cuadernos de la Sociedad Civil

Plasmar en nuestra Constitución el principio de igualdad y otras conquistas que aseguren los derechos de las mujeres, una Ley de Partidos que ofrezca garantías jurídicas para su inserción plena en la actividad política, asignación de recursos para su aplicación de contención a los impactos de la crisis económica y financiera, un enfoque de género en el diseño y aplicación de las políticas sociales, las políticas de lucha contra la pobreza, las políticas de empleo y de apoyo a los emprendimientos económicos de las mujeres. Desde la Secretaría de Estado de la Mujer reiteramos que considerar a las mujeres para todo el accionar del Estado y de la sociedad es una deuda histórica, un asunto ético, que se corresponde con un enfoque diferente de la humanidad, de la cual las mujeres representan más de la mitad. Democracia es sinónimo de igualdad de oportunidades para las mujeres y a eso seguiremos apostando. Autor: SEM


opinión Experiencia de CE-MUJER en Gestión Institucional y Equidad de Género 21 años promoviendo la democracia, la equidad de género e igualdad de oportunidades para las mujeres. Son muy variadas las acciones que por más de dos décadas de trabajo el Centro de Solidaridad para el Desarrollo de la Mujer realiza, con el firme propósito de hacer realidad el sueño de que dominicanos y dominicanas vivamos en una sociedad democrática y con equidad de género. Con el lema promoviendo la equidad de género, vamos contribuyendo, en la cotidianidad, a hacer visibles las diversas formas de subordinación que afectan a las mujeres y proponiendo formas alternativas de convivencia humana entre hombres y mujeres, así como el desarrollo de iniciativas económicas, educativas, políticas y culturales que dan cuenta de que es posible. El Departamento de Autogestión Organizativa acompaña a 231 asociaciones, nueve federaciones y una red que las articula, la Red de Mujeres Organizadas hacia el Progreso – REDMUJER. Las asociaciones y federaciones que forman parte de la RED-MUJER hacen vida en doce municipios y dos distritos municipales con 6,851 socias. Las mujeres, en las comunidades rurales y barrios donde llega nuestro accionar a través de sus organizaciones, impulsan y sostienen el proceso de empoderamiento que CE-MUJER promueve y ha acompañado con el aporte de personas solidarias y comprometidas con estos procesos, que desde las agencias de cooperación, organizaciones no gubernamentales de desarrollo, entidades públicas y privadas o de forma individual,

van tejiendo redes de solidaridad y compromisos hacia el logro de objetivos claros.

Las mujeres están organizadas y con capacidad de hacer propuestas para la equidad. Se empodera cada mujer en la medida en que se incrementan sus conocimientos en talleres, encuentros, intercambios de experiencias, mejoran sus relaciones familiares y sociales como efecto del incremento de sus capacidades y posibilidades reales. Se empoderan cuando se forman como técnicas en nuevas áreas que le garantizan una mayor inserción laboral, en el Programa de Formación Técnica que las capacitas en áreas en la que antes no eran incluidas las mujeres como: Ebanistería, Tapicería, Mimbre y Ratam, Confección de Artículos en Piel, Electricidad Residencial, Reparación de Electrodomésticos, Fabricación de Colchones, entre otros. Egresadas de este programa asociadas en AMUTEC han abierto una tienda donde venden artículos de alta calidad para el hogar. En el programa de formación se capacitaron en Santo Domingo 326 mujeres en áreas no tradicionales, 120 mujeres y jóvenes de ambos sexos se formaron en estas áreas en los municipios de Boca Chica, San Antonio de Guerra, Bayaguana y San José de Los Llanos. El personal técnico y docente que participa en el programa ha sido orientado para que desarrollen sensibilidad de género.

Graciela de la Cruz ENCARGADA DEL DEPARTAMENTO DE AUTOGESTIÓN ORGANIZATIVA DE CE-MUJER, SOCIÓLOGA, ESPECIALISTA EN TEMAS DE GÉNERO Y DESARROLLO.

Se empoderan cuando se forman como técnicas en nuevas áreas que le garantizan una mayor inserción laboral”…

Cuadernos de la Sociedad Civil

27


opinión

1,300 préstamos fueron otorgados, lo que significa que alrededor de 2,484 mujeres y sus familias se han beneficiado de estos fondos en San Rafael del Yuma, Salvaleón de Higuey, Hato Mayor del Rey, San José de Los Llanos y San Antonio de Guerra. (Página 24, Memorias 2008- 2009). La cartera de crédito de CE-MUJER da oportunidad para que mujeres asociadas dispongan de créditos a bajo interés para establecer y ampliar sus micros empresas. Fueron apoyadas en este año 121 mujeres para la ejecución de acciones productivas y de generación de ingresos. (Pág. 7, Memorias 2008- 2009). Administrar un proyecto y generar recursos tiene un efecto positivo en la vida de las mujeres, que además de mejorar sus condiciones de vida, contribuye a cambiar las relaciones de poder e incide en aumentar su autoestima.

Incidencia hacia la sociedad en general para la equidad de género Abriendo oportunidades económicas para las mujeres

Para CE-MUJER lo más importante es que cada día es un proceso de enseñanza y aprendizaje, que hace que se iluminen los rostros de nuevas mujeres ante el descubrimiento de sus potencialidades”. 28

Desde el Departamento de Generación de Ingresos y en el ámbito de abrir nuevas oportunidades para las mujeres, aspecto importante para su independencia, es evidente el avance económico de la mayoría de las socias y familiares mediante la ejecución de proyectos productivos, de comercialización y de otras acciones de generación de ingresos. Cinco federaciones cuentan con fondos rotativos de crédito que les permiten disponer de préstamos para fines variados. Durante el año fiscal junio 2008 julio 2009 unos

Cuadernos de la Sociedad Civil

El trabajo de sensibilización de género de esta institución se extiende hacia la sociedad en general, mediante el desarrollo de seminarios, campañas educativas, y acciones colectivas como parte del movimiento de mujeres y social en demanda de derechos. La más reciente participación de este tipo se ha venido dando como parte del proceso de reforma constitucional alrededor del artículo 30 y en oposición al retroceso en materia de derechos relacionados a la salud sexual y salud reproductiva de las mujeres. Participando en dos grandes marchas nacionales y varias acciones de repudio al referido artículo. Otra acción fue el proceso desarrollado en la coyuntura política producida en torno a las elecciones congresuales y municipales del año 2006


opinión

Administrar un proyecto y generar recursos tiene un efecto positivo en la vida de las mujeres, que además de mejorar sus condiciones de vida, contribuye a cambiar las relaciones de poder e incide en aumentar su autoestima”.

con la propuesta que denominamos “Las Postulables”, un proceso de cursos, talleres, encuentros e intercambios con mujeres lideresas políticas en contextos municipales y nacionales para promover y demandar una mayor participación de mujeres en el poder. Proceso que estimuló a algunas mujeres a lanzarse como candidatas a partir de descubrir sus potencialidades y capacidad para ejercer cargos electivos. Como un resultado de este proceso salio la actual vicesíndica de Hato Mayor, Marcelina Pérez. (Revista Ámbar 7, Las Postulables, CE MUJER) En un marco geográfico mucho más amplio para la sensibilización de género que hace CE-MUJER están las actividades para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y el Día de la no Violencia Contra la Mujer. Estas acciones en las que las federaciones de mujeres tienen un rol protagónico se desarrollan en todos los municipios donde incidimos, incluyen marchas, festivales, paneles, entrega de documentos con las propuestas de las mujeres a la prensa y au-

toridades municipales, encendido de velas, presentaciones artísticas y muestras de trabajos realizados. En la ciudad de Hato Mayor del Rey para promover equidad de género y hacer visibles los avances y principales logros de las mujeres, la Federación de Mujeres Secundina de los Reyes de Hato Mayor -FEMUSERHM- que es una organización socia de CE-MUJER, realizó una marcha y festival, en la que participaron más de mil personas, fue coordinada con asistencia de federaciones y asociaciones de mujeres de cuatro municipios y un Distrito Municipal, estos fueron: Higuey, Sabana de la Mar, Miches, El Valle y La Laguna de Nisibón con el apoyo de CE-MUJER. En Santo Domingo, y como parte de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, CE-MUJER realizó junto a Participación Ciudadana un panel nacional sobre: Estrategias para la participación política de las mujeres, donde se elaboraron propuestas estratégicas para ampliar la participación política de las mujeres. También participó en una marcha por la dignidad y el respeto a las mujeres con varias organizaciones de la sociedad civil, hacia el Palacio Presidencial donde se entregó un documento con las principales demandas de las mujeres. Para CE-MUJER los más importante es que cada día es un proceso de enseñanza y aprendizaje, que hace que se iluminen los rostros de nuevas mujeres ante el descubrimiento de sus potencialidades, elevación de su autoestima y convencimiento de que las propuestas que van quedando colocadas en cada debate público o privado van ganando espacio en la comunidad, en los barrios y municipios donde formamos parte del escenario político, económico y social.

Cuadernos de la Sociedad Civil

29


reportaje Colectiva Mujer y Salud La Colectiva busca el empoderamiento y fortalecimiento de sus liderazgos, para desde ahí incidir en las políticas públicas.

La formación educativa y la capacitación han sido estrategias fundamentales de la institución”. Sergia Galván

30

25 años de trabajo continuo, creando autoconciencia, autoformación y auto reflexión sobre el debate teórico en torno al feminismo, así como trabajar la realidad de las mujeres con el fin de que éstas se empoderen, fortalezcan su liderazgo e incidan en las políticas públicas. Hoy, y luego de ese largo trayecto aun permanece en sus fundadoras su misión “trabajar por la promoción y defensa de los derechos humamos de las mujeres y transformar las condiciones de opresión y subordinación de las mujeres dominicanas”. La Colectiva Mujer y Salud surge en 1984 con el objetivo de aportar como organización en la transformación de dominación y sumisión de la mujer. Su interés estaba centrado en la recuperación del cuerpo y la sexualidad de las mujeres como espacio político. La idea de crear la organización surge a partir de un taller organizado en República Dominicana, facilitado por el Taller Salud de Puerto Rico, donde se visualizó la situación de la mujer, el acceso a métodos anticonceptivos, la mortalidad materna y la sexualidad. A partir de esta reflexión surge la idea de una organización que abordara todos estos temas más allá y que aportara a la transformación de condiciones de opresión y subordinación. Es así que un grupo de feministas, de militancia fundamentalmente en la izquierda, decide conformar esta organización. A principio fungía como un grupo de autoconciencia, que trabajó mucho a lo interno, en su

Cuadernos de la Sociedad Civil

proceso de auto formación, de auto reflexión, de debates teóricos sobre el feminismo, la realidad de la mujer y el trabajo voluntario, creado bajo esquemas horizontales.

Estrategias de trabajo Durante estos 25 años se han formado cerca de cien mil mujeres, a través de diversas experiencias, que van desde una escuela de formación de educadoras, llamada “Tatica Pérez Pregunta y Aprende”. Esa escuela de capacitación para mujeres populares, impartía cursos de formación de promotoras y educadoras en salud con una duración de seis meses. Sergia Galván Directora Ejecutiva dice que la educación, la capacitación y la formación, es para la Colectiva Mujer y Salud su estrategia fundamental de trabajo para el empoderamiento, el reconocimiento de sus derechos y el fortalecimiento de liderazgo político. Asegura que la mayoría de las mujeres que trabajan en tema salud en las ONGs han pasado por esa escuela de formación. Otra estrategia importante tiene que ver con la incidencia de trabajos en políticas públicas, pretendiendo influenciar en procesos de reformas institucionales y sectoriales, también se incurre en el diseño como en la implementación de las estrategias estatales, enfocadas hacia el trabajo con las mujeres. La organización se ha involucrado en importantes temas como la reforma constitucio-


nal, la reforma del código penal, la reforma a la seguridad social y la implementación de estas. Además ha trabajado en procesos de planificación, sobre VIH-SIDA, planes nacionales de salud, los objetivos del milenio y otros procesos en que se refleja la realidad de las mujeres, y que realmente respondan a un enfoque transversal de género que promueva la participación de las mujeres.

Coaliciones para levantar proyectos Todo el trabajo local está orientado a crear incidencia política con una estrategia de alianza, articulación y coordinación, tanto en el plano nacional como en el internacional. “Para lograr la reforma constitucional formamos parte de la creación de la Coalición para un Código Penal Moderno y Concensuado, también el Foro de Mujeres para la Reforma Constitucional, así como para el trabajo del VIH-SIDA, se organizó un acuerdo de género y VIH-SIDA”. La Colectiva forma parte de diversas instancias de articulación de movimiento y redes como la Red Latinoamericana y del Caribe de Salud de la Mujer, también forma parte de la campaña 28 de Septiembre sobre la despenalización del aborto de la Red Mundial por los Derechos Reproductivos.

Temas que trabaja La violencia contra las mujeres, ha sido una constante desde el inicio de su trabajo, en los últimos años también se ha enfocado en la violencia contra las niñas, por lo que se involucró en

campaña sobre casos muy simbólicos de violencia contra niñas, otro tema característico es el de derechos sexuales y reproductivos desde diferentes aspectos, como la lucha por la despenalización del aborto y reducción de la mortalidad materna. Los métodos anticonceptivos, la sexualidad, el desarrollo local, el VIH-SIDA, género y comercio y los derechos humanos, también forman parte de la agenda.

Ejes de Trabajo Acción Política: Es dirigida por Sobeida Cepeda. Compuesta por los programas; económicos, sociales y culturales, a través de éste se han formado mujeres sobre el tema de libre comercio y el impacto que para sus vidas pueda tener. Este se desarrolla sobretodo en la línea fronteriza con mujeres que van a los mercados binacionales. También interactúa en la formación y conexión entre los servicios que se dan e impacto que pueda tener ese tratado para la salud de las mujeres, registro de las marcas comerciales y registros sanitarios. El área de acceso a diseños productivos trabaja con la Red Dominicana por la Salud de las Mujeres, dentro de su accionar tiene la conformación de 4 comités ubicados en la zona Norte, Este y en Santo Domingo. El área de no violencia, se encarga del programa contra la violencia y el VIH, a través de este se realizan diplomados en las cinco provincias de la línea fronteriza dirigido a personal de la salud, Ministerio Público, Fiscales y Policías con la finalidad de conformar un comité intersectorial e interinstitucional para cooperar tanto con las víctimas de violencia como con las afectadas por el virus de VIH-SIDA y mejorar la calidad de atención en esos servicios. La Colectiva ha desarrollado un arduo trabajado para procurar la debida sanción a los agresores sexuales y de violencia doméstica. El programa de VIHSIDA ha promovido la inserción, por medio a la Secretaría de la Mujer y la Procuraduría General de la República, las fichas que se les llenan a las mujeres cuando presentan las querellas a nivel nacional para una mejor orientación de los servicios.

Cuadernos de la Sociedad Civil

31


Área de Servicios María Luisa Romero coordina el área de servicios formada por tres centros de salud, distribuidos entre Elías Piña, Monte Plata y Santo Domingo. Sus beneficiarias cuentan con los servicios de salud sexual y reproductiva, como la atención de ginecología y obstetricia, planificación familiar. La novedad de los servicios de la Colectiva es que integra lo que es la medicina holística, trabajando cuerpo, mente y el alma, lo emocional y lo social. La asistencia a los centros dependerá siempre de la comunidad, pero con un promedio de 2,500 personas por año, incluyendo las consultas. Como no se trabaja a la ciega, esta institución tiene su enfoque en 10 provincias del país, una selección hecha con el mapa de pobreza de la República Dominicana. Por tal razón trabajan en Elías Piña, en San Juan de la Maguana, en Pedernales, Dajabón, Independencia, San Cristóbal, Monte Plata y Santo Domingo. También ofrece servicios con unidades de atención para la mujer como consultas de ginecología u obstetricia, chequeo de mamas, prueba de embarazos, insumos de métodos anticonceptivos, papanicolaou, monografías, colpscopía, unidad de nutrición clínica y dieto terapia. También ofrecen psicología clínica, atención a mujeres sobrevivientes de violencia intrafamiliar, así como atención a personas que viven con VIH-SIDA. En Elías Piña y Monte Plata la organización da servicios de análisis de laboratorio clínico, serología, química sanguínea, hematología, urianalisis y parasitología, así como asistencia a través de terapias de grupos, sexual, de pareja y familiar. 32

Cuadernos de la Sociedad Civil

Departamento de Comunicación El departamento de comunicación de la Colectiva Mujer y Salud tiene como objetivo fundamental, posicionar en la opinión pública a la organización por ser líder la defensoría de los derechos de las mujeres. Saber que en el país hay mucha marginalidad y discriminación contra las mujeres ha permitido a la organización colocar en la palestra pública los temas de violencia, discriminación, reformas legales, VIH-SIDA, derechos sexuales, derechos reproductivos y derechos humanos. Milosis Liriano tiene bajo su responsabilidad promover todas las campañas y estrategia que se van desarrollando, como la más reciente campaña contra el artículo 30 de la nueva constitución.

Publicaciones La Colectiva ha publicado numerosos materiales en contra del aborto, la hoja de salud donde se incluyen temas como cáncer de seno, dengue, reumatismo, violencia, nutrición, VIHSIDA, material visual ilustrativo de la campaña en contra del artículo 30. Muchas de estas publicaciones son traducidas la Creól debido a la incidencia que se tiene en la frontera. Su agenda siempre está llena, pues realizan cinco campañas al año que inician el 8 de marzo con el Día Internacional de la Mujer, continuando el 28 de mayo, día internacional por la acción de la salud de la mujer, la campaña del 28 de septiembre que trata sobre la despenalización del aborto; el 25 de noviembre con el día de la no violencia contra la mujer y concluyen con la campaña del primero de diciembre, que trata sobre el día mundial del Sida.


¿Quién auspicia en principio este proyecto tan ambicioso? Sus auspicios son fundamentalmente de la Cooperación Internacional, sobre todo del Fondo de las Naciones Unidas Para las Mujeres, de Cristian Aid, del PRIL con dos proyectos, de la Embajada del Canadá, del Fondo Global de VIHSIDA. También recibe una subvención mínima del Estado dominicano y de autogestión.

Programas Los programas de información, educación y capacitación procuran mejorar la calidad de vida de las mujeres y de sus familias a través de:

t

t

t

t t t

1SPNPDJÂO EF FTUJMP EF WJEB TBMVEBCMF OVUSJDJÂO Z I²CJUPT BMJNFOUJDJPT  BDUJvidad física, manejo del estrés, daño a la salud por hábitos nocivos: tabaco, alcohol y drogas.) 4BMVEJOUFHSBMEFMBNVKFS &EVDBDJÂOFOTBMVETFYVBMZTBMVESFQSPEVDUJWB  Derechos sexuales y derechos reproductivos, Planificación familiar, Lactancia materna, ITS y VIH/SIDA, Género, Violencia intrafamiliar y Auto confianza.) 5FSBQJBTBMUFSOBUJWBT "QPZPBMB$POTUFMBDJÂO'BNJMJBS 3FZLJ 'MPSFTEF#BDI  Masajes terapéuticos, Cocina alternativa, Musicoterapia, Aroma terapia y Reflexología.) &OUSFOBNJFOUP B PUSPTBT QSPWFFEPSFTBT EF TFSWJDJPT $BMJEBE EF BUFODJÂO  Z servicios integrales.) 4BOFBNJFOUP BNCJFOUBM NBOFKP EF SFTJEVPT TÂMJEPT Z PSH²OJDPT  EJTQPTJDJÂO de excretas, abastecimiento, manejo de agua y manipulación de alimentos.) 1SPUFDDJÂO EFM NFEJP BNCJFOUF QSFWFODJÂO EF JODFOEJPT  DPOUBNJOBDJÂO EF las aguas con excretas y otros agentes nocivos, tala indiscriminada de árboles y extracción de materiales de las fuentes de agua).

Cuadernos de la Sociedad Civil

33


AGENDA

Lo que hicimos El PRIL, con el objetivo de afianzar su estrategia de incrementar la participación de las organizaciones de la sociedad civil en el diálogo político orientado al proceso de desarrollo y reforzar los poderes locales para que sean más participativos, elaboró y distribuyó a las organizaciones de la sociedad civil, los siguientes documentos:

Acompañar a las OSC y autoridades municipales dispuestas a

-

tales fines; además, se continuará con los talleres de difusión

-

Manual de Participación en la Gestión Municipal. Propuesta de Reglamento sobre la Gestión del 4% de los Fondos previstos en la Ley 176-07 para Educación, Salud y Género. Propuesta de Reglamento para la Aplicación de una Política de Equidad de Género en el Municipio.

Concluimos el proceso de selección de la mejor propuesta para la ejecución de tres iniciativas importantes para la sociedad civil. Este proceso terminó con la adjudicación y puesta en marcha de las siguientes iniciativas: -

-

Consultoría para apoyar a las OSCs en la adquisición y desarrollo de pericias organizativas que incidan favorablemente en su legitimidad social y en su capacidad para la formulación de proyectos de desarrollo destinados a su población meta. Adjudicada al CEGES/INTEC por un monto de RD$2,803.520.00.

poner en marcha los mecanismos de participación establecidos en la Ley Municipal, utilizando como insumos para la implementación, documentos producidos por el Programa para de la Ley 176-07 y su Reglamento. Acompañar a las organizaciones de las cinco provincias de la Región Este, en la elaboración de una agenda de desarrollo regional, que contribuya al fortalecimiento de éstas y al desarrollo de su territorio. Apoyar la Articulación Nacional Campesina del Nordeste en la elaboración de un diagnóstico situacional en el ámbito rural, con el objetivo de apoyar a los actores de la sociedad civil

Consultoría para el fomento y desarrollo de un espacio de incidencia entre OSC y autoridades, para habilitar los mecanismos ya existentes de financiación a las asociaciones sin fines de lucro. Adjudicada a Participación Ciudadana, con un monto de RD$3,000.000.00.

que trabajan con la problemática rural y a las autoridades

Consultoría para la habilitación y puesta en marcha de los mecanismos de participación de al menos 3 leyes existentes. Adjudicada a CIPROS, por un monto de RD$3,920.000.00.

a desarrollar acciones en beneficio de la población rural de

Realizamos un encuentro de reflexión en Santo Domingo sobre “La Implementación de la Seguridad Social: avances, obstáculos y retos para la sociedad civil”, en la que participaron como expositores principales; Channel Rosa y Pedro Castellano, dos especialistas en el tema. Los participantes (64 dirigentes sociales), destacaron el nivel de las ponencias y los temas planteados por los expositores, así como la importancia de dar continuidad a actividades de esta naturaleza para hacer frente a la situación actual de la seguridad social.

Publicar un catálogo conteniendo las organizaciones más re-

Realizamos un encuentro en Ocoa, Región Sur, sobre la realidad y perspectiva de las organizaciones de la sociedad civil y su proceso de articulación en el municipio de San José de OCOA. Los temas que se abordaron, fueron realidad del movimiento social de San José de OCOA, (municipio); Presentación y retroalimentación del plan estratégico del municipio; Articulación de las organizaciones de la sociedad civil e instituciones públicas, para redefinir e impulsar el plan estratégico en el ámbito municipal; Conformación mecanismo de articulación y apoyo al plan estratégico municipal de San José de OCOA.

280 organizaciones de todo el país.

-

34

Lo que haremos

Cuadernos de la Sociedad Civil

sectoriales, provinciales y municipales de las provincias de la región, en la construcción de una visión y estrategia dirigida la región norte.

levantes de todas las provincias del país; instrumento que facilitará la articulación y la coordinación entre estas organizaciones. Publicar un diagnóstico sobre el desarrollo institucional de

Continuar con el proceso de acompañamiento a las organizaciones subvencionadas por el FONDESIN, prestando especial atención a aquellas que están en el proceso de finalización de sus proyectos.


Información

Pasan revista al Mapa de Ruta para aplicación del Décimo Fondo Europeo de Desarrollo El Despacho del Ordenador Nacional para los Fondos Europeos de Desarrollo realizó un encuentro de trabajo con el propósito de buscar consenso sobre la Propuesta País entre los sectores involucrados en la aplicación del Décimo Fondo Europeo de Desarrollo (10mo. FED). Esta Propuesta País fue presentada en la reunión del CARIFORO que tuvo efecto los días 21 y 22 del mes de septiembre, en Turkeyén, Guyana, sede de la secretaría de esta entidad que agrupa a los países caribeños. Dentro de los objetivos de la reunión del CARIFORO en Guyana se encuentran: perfeccionar el borrador del mapa de ruta para la integración regional y que luego sea presentada a la Comisión Europea. También determinar prioridades para el uso de los recursos del Documento Estrategia Regional del 10mo. FED y discutir las modalidades de implementación para dichos fondos tanto para el Documento de Estrategia Regional como para el Programa Indicativo Regional. El Programa Indicativo Regional (PIR) consta de un monto de 165 millones de euros, los cuales serán desembolsados entre el cursante año y el 2013. Dentro de los renglones señalados para invertir estos recursos se incluye la Cooperación e Integración Regional y áreas de prioridad del EPA, lo cual abarca construcción de capacidades. Para este renglón se dedica una cantidad de recursos que va de un 85 a un 90 por ciento de los 165 millones de euros. Otro renglón que se cubrirá con dichos fondos es hacer frente a las vulnerabilidades y asuntos sociales, renglón al que se destina entre un 10 a 15% del monto total. En el encuentro de trabajo encabezado por el Ordenador Nacional y titular de la DIGECOOM, doctor Domingo Jiménez, y que se realizó en el salón ACP de la institución, estuvieron representadas distintas instituciones, entre estas: Programa de Apoyo Institucional para la Integración Regional (ISPRI, siglas en inglés), Caribbean Export, DIGENOR, Comisión Nacional de Negociaciones Comerciales, Consejo Nacional de Competitividad, Dirección General de Aduanas. También la Delegación de la Comisión Europea en el país, secretaría de Estado de Educación, Ciencia y Tecnología, Dirección de Comercio Exterior y Administración de Tratados Comerciales, secretaría de Estado de Agricultura, secretaría de Estado de Relaciones Exteriores y el Consejo Nacional de Competitividad. Para mayor información visite www.digecoom.gob.do

Delegación de la Comisión Europea en República Dominicana

El proceso de revisión a medio término La Delegación de la Comisión Europea en el país está llevando a cabo el proceso de revisión a medio término de su estrategia de cooperación en República Dominicana hasta 2013 (10mo Fondo Europeo de Desarrollo). Para ello, ha iniciado una serie de consultas con el grupo de donantes, con las embajadas de los Estados Miembros y con la sociedad civil, con quien tendrá un taller consultivo el próximo 18 de agosto. Tras un primer periodo de aplicación del documento Estrategia País para el 10mo FED, nos encontramos en la actualidad con la llamada Revisión a Medio Término (MTR por sus siglas en inglés). Esta, en términos generales, tiene la finalidad de confirmar, o llegado el caso modificar, la vigencia y relevancia de los objetivos que la UE y su socio ACP, en nuestro caso el gobierno dominicano, priorizaron para el periodo 2007-2013. Además esta revisión presenta una oportunidad única para evaluar los resultados, la eficacia y la calidad de la cooperación comunitaria, así como de mejorar el diálogo político con los países socios/beneficiarios. Si bien, no existe una estrategia para la participación sistemática de la sociedad civil en estos procesos de consulta y evaluación, en la MTR se enfatiza que la cooperación debe ser un proceso liderado por los gobiernos receptores (apropiación) en asociación con los donantes (UE y Estados miembros) y con participación de la sociedad civil. La MTR deberá tener en cuenta el contexto de cambios y acontecimientos que han ocurrido en el último año a nivel global y el posible surgimiento de nuevas prioridades políticas para la UE, en especial con relación a la crisis causada por el colapso del mercado de capitales, y los eventuales efectos devastadores que ha producido en las economías de los países beneficiarios. Es por ello, que la Comisión Europea, en el ánimo de adoptar lo antes posible una Estrategia Europea de respuesta a la crisis, alienta la aceleración del proceso de revisión, con el objetivo de poder incluir en la mencionada Estrategia, las conclusiones resultantes de este proceso. La CE ha definido unas directrices generales para el proceso, que deberán ser adaptadas al contexto, realidad y particularidades de cada país. Las mismas, para más detalles, se encuentran en anexo adjunto. La MTR podría resultar en una re-distribución de recursos en diferentes sectores dentro del marco de la estrategia para el país, incluir nuevos temas o sectores prioritarios, redefinir el alcance de uno o varios sectores o dejar la estrategia sin cambios, todo ello atendiendo a las nuevas necesidades que hayan surgido en la vida de la estrategia país objeto de revisión. Así mismo esta revisión podría dar como resultado, en base de la valoración de los desempeños alcanzados por los países ACP en varios sectores (gobernabilidad, manejo macro*económico, desarrollo económico y social, entre otros) en un aumento, permanencia o reducción de los montos asignados.

Cuadernos de la Sociedad Civil

35


PRIL, PROGRAMA DEL GOBIERNO DOMINICANO FINANCIADO POR LA UNIÓN EUROPEA

Cuaderno de las OSC 6  

Cuaderno de las Organizaciones de la Sociedad Civil