Issuu on Google+

AUTOR JOSE MANUEL PEREZ ALEMAN


Cuaderno didĂĄctico del curso:

Horticultura y JardinerĂ­a

500 horas


DISEÑO, ELABORACION Y MAQUETACION: FRANCISCA SANTOS CHINEA. CON LA COLABORACIÓN DEL EQUIPO DOCENTE DEL CURSO DE DISEÑO DE MEDIOS DIDACTICOS DEL CNFO LOS REALEJOS . OCTUBRE 2011 .


HORTICULTURA Y JARDINERIA

INDICE MODULO 1 CONTROL FITOSANITARIO UD1 . Determinación del estado sanitario de las plantas, suelos e instalaciones y elección de los métodos de control .

páginas:

1.1.- Los enemigos de las plantas y los daños que producen.…………….....................6 1.1.2 Alteraciones no biológicas. Fisiopatías.......................................................9 1.1.3 Características generales sobre Plagas......................................................10

UD. 2. Aplicación de métodos de control fitosanitarios en plantas, suelo e instalaciones. Maquinaria de aplicación de plaguicidas: tipos, conservación y regulación.………... .........................................................................................44 Buenas prácticas y prevención de riesgos relacionados con el control fitosanitario………….. ........................................................................................50 Normativa básica relacionada con el control de plagas, enfermedades, malas hierbas y fisiopatías… .......................................................................................................67

BIBLIOGRAFIA………………… ............................................................78

5


CONTROL FITOSANITARIO

Unidad did谩ctica 1 . Determinaci贸n del estado sanitario de las plantas, suelos e instalaciones y elecci贸n de los m茅todos de control.

7


HORTICULTURA Y JARDINERIA

1.1.­ Los enemigos de las plantas y los daños que producen.

Los cultivos están expuestos a diversos agentes que pueden afectar su productividad, y que el agricultor trata de controlar mediante labores culturales y la construcción de estructuras que los resguarden de los daños que estos les puedan causar. Estos factores se pueden diferenciar n abiótico, que son los agentes climáticos (temperatura, pluviometría, etc.)y los bióticos que son las plagas enfermedades y plantas adventicias.

1 .1 .1 .- Características generales sobre enfermedades Es el resultado de la perdida de salud de la planta por el efecto que tienen sobre ellas el ataque de parásitos que deprimen su producción y pueden acarrearle hasta la muerte. Los principales fitoparasitos son: Hongos, Bacterias, Virus y Fanerógamas.

Los Hongos: son seres vivos de organización muy primitiva que generalmente están

constituidos por unos filamentos llamados hifas que se entrecruzan para formar su cuerpo que recibe el nombre de micelio. No poseen clorofila, por lo que deben vivir obligatoriamente sobre plantas vivas, desarrollándose a expensas de sus jugos celulares, (hongos parásitos) o sobre materia muerta (hongos saprófitos). Los hongos parásitos y los hongos facultativos (los que pueden ser parásitos o saprófitos según las condiciones) son los que producen a las plantas las denominadas enfermedades criptogámicas. Los hongos se reproducen por esporas (semillas microscópicas que pueden ser sexuales o asexuales), que son fácilmente transportadas por el viento y la lluvia a grandes distancias. Además también se pueden desarrollar a partir de un pequeño fragmento del micelio y con él, la enfermedad. Los hongos parasitarios pueden ser: Externos: evolucionan por fuera de la planta, penetrando solo dentro de ella las hifas alimenticias. Es el caso del oídio en cucurbitáceas (calabacín, pepino, etc.), que produce unas manchas blanquecinas como de ceniza. Internos: se desarrollan en el interior de la planta y solo sacan al exterior las hifas reproductoras. Normalmente producen manchas o necrosis en hojas, tallos y frutos, como el mildiu y los vasculares que se instalan en los vasos conductores de la savia e impiden su circulación, como verticilium y fusarium.

8


CONTROL FITOSANITARIO

Las Bacterias: son seres unicelulares, microscópicos, que se reproducen por división, e

incluso algunas forman esporas resistentes a las condiciones del medio. Su forma es variada, fundamentalmente de tres tipos: cilíndrica, esférica y espiral. En algunos casos llevan órganos especiales para poder desplazarse en el agua (cilios y flagelos). Las bacterias fitopatogenas, son parásitos obligados pues dependen del huésped para sobrevivir. Para parasitar la planta deben tener una vía de entrada, una herida, o por una estoma Las bacteriosis se propagan a través de los exudados de las plantas infectadas, que llegan hasta las plantas sanas por distintos medios: la lluvia, el viento, la tierra, los sustratos, los insectos y otros animales, e incluso el hombre, al realizar las labores culturales (podas, injertos, etc.). Los principales síntomas que presentan las plantas atacadas son: Manchas aceitosas que aparecen cuando destruyen los tejidos interiores (grasa de las judías) Infecciones de los vasos conductores que dificultan la circulación de la savia y pueden producir: marchitamiento bacteriano (tomate y pimiento), chancro bacteriano (tomate) y necrosis de la médula (tomate) Podredumbres por alteraciones de los tejidos por la acción de las toxinas y fermentos de las bacterias. Normalmente se acompañan de mal olor y sabor. La podredumbre blanda (tomate, pimiento y pepino), Tumores o agallas como consecuencia del desarrollo excesivo y desordenado de los tejidos (tumores en raíces y cuello de frutales, en ramas de olivo, etc.)

Los Virus: son los seres vivos más pequeños que existen. Son parásitos obligados que sólo

pueden vivir en el interior de las células vivas, por lo que siempre necesitan una planta huésped. Son incapaces de penetrar por sí solos en las plantas, por lo que su transmisión se realiza por contacto, a través de las manos y herramientas, por injerto, por semillas o por parásitos (insectos, ácaros, nematodos y hongos) denominados vectores del virus. Los virus colonizan las células de la planta obligándolas a replicarlo, provocando la disminución del rendimiento (cantidad y calidad de las cosechas) debido al debilitamiento de las plantas, que puede llegar incluso a la muerte. Las plantas viroticas suelen presentar algunos de estos síntomas: Mosaicos: son manchas de color amarillento o verde claro que se producen generalmente en las hojas, como por ejemplo el mosaico del tomate y el moteado suave del pimiento Necrosis: es la destrucción o muerte de los tejidos que producen, por ejemplo el cribado del melón y el Y de la patata 9


HORTICULTURA Y JARDINERIA

Deformaciones y enanismos: como los que produce el rizado amarillo del tomate o el mosaico amarillo del calabacín. Colapso y rápido marchitamiento, como pueden ser en el caso de la tristeza de los agrios Amarilleamientos: como es el caso del amarilleo del melón, del pepino y de la remolacha Las Fanerógamas o plantas parasitas: son perjudiciales por vivir a

expensas de las plantas cultivadas. Pueden ser parasitas propiamente dichas ya que al carecer de raíces y clorofila, tienen que extraer todo su alimento de la planta parasitada, como sucede con el jopo de las habas y la cuscuta o semiparasitas que poseen clorofila, como el muérdago, pero que vive sobre algunos frutales, manzano, ciruelo, almendro Plantas fanerógamas o arvenses:

Son plantas espontáneas que no precisan parasitar a otro vegetal para vivir pero que su desarrollo conlleva una competencia en nutrientes, luz, espacio útil y agua. Las arvenses pueden permitir la permanencia de diferentes plagas y enfermedades latentes en el suelo, contribuyendo a su propagación. Bien gestionadas, las malas hierbas pueden convertirse en nichos ecológicos, donde los enemigos naturales se encuentren en equilibrio con las plagas y sean fuente de diversidad biológica para nuestro cultivo. Por su forma de reproducción se clasifican en: 10


CONTROL FITOSANITARIO

• Reproducción por semillas • Reproducción por semillas y por brotación de órganos vegetativos • Reproducción por brotación de órganos vegetativos Por su ciclo vital se clasifican en: • Anuales • Bianuales • Perennes Por su comportamiento ante los herbicidas: • De hoja estrecha: su estructura morfológica permite una mayor protección frente a la acción de los herbicidas. • De hoja ancha: más sensible a la acción de los herbicidas. Algunas arvenses segregan unas sustancias químicas que pueden tener efectos nocivos para el cultivo instalado, llamadas alelosubstancias (alelopatinas) favoreciendo una pérdida de productividad.  

1.1.2

Alteraciones no biológicas. Fisiopatías

No sólo los factores biológicos producen alteraciones a las plantas, sino que, en muchos casos, las alteraciones son causadas por el medio ambiente donde éstas se desarrollan, de ahí que el buen diagnóstico sea imprescindible para evitar la realización de tratamientos fitosanitarios innecesarios. Las principales causas que originan alteraciones se pueden agrupar en:

11


HORTICULTURA Y JARDINERIA

Efectos meteorológicos: Alteraciones producidas por heladas, lluvias, granizos, viento, etc. Condiciones estructurales del suelo: Son consecuencia de inadecuadas condiciones físicas

del suelo, como los encharcamientos o los efectos nocivos derivados de la salinidad.

Condiciones derivadas de la nutrición : Excesos y carencias de elementos nutritivos con

síntomas, más o menos claros, donde su corrección es concreta.

Fitotoxicidad : Son alteraciones provocadas por tratamientos fitosanitarios, abonados, etc.,

con consecuencias muy diversas, llegando incluso a provocar la muerte de plantas .    

1.1.3

 

Características generales sobre Plagas

Las principales plagas de los cultivos son los artrópodos (insectos y ácaros, principalmente) y los nematodos aunque también hay otras plagas que pueden causar graves daños a determinados cultivos como pueden ser las aves, los roedores o los gasterópodos. Para el correcto control de las plagas el agricultor debe conocerlas, con el fin de poder combatirlas con los productos más específicos para la plaga y en las fases de mayor sensibilidad para conseguir minimizar los costes económicos, toxicológicos y medioambientales de los tratamientos. Artrópodos: Reciben este nombre por tener las patas articuladas. Las especies plaga se

clasifican de la siguiente forma:

CLASE ANTENAS SUB-TIPO 12


CONTROL FITOSANITARIO

Arácnidos

Sin antenas Delante de la boca tienen un par de pinzas

Crustáceos

Con antenas Dos pares de antenas Animales acuáticos que respiran por branquias (1), con cubierta dura **Miriápodos *Insectos

Un par de antenas Animales terrestres con respiración traqueal (2) ** Con más de tres pares de patas * Con tres pares de patas (1)

Respiración por branquias: Propia de animales que viven en el

agua, están formados por unos vasos sanguíneos recubiertos de piel replegada por donde se produce el intercambio de gases.

(2)

Respiración por tráqueas: es un sistema de tubos que se van

ramificando cada vez más hasta llegar a los tejidos sin el concurso del sistema circulatorio.

Insectos: o Hexápodos son artrópodos con el tegumento relativamente endurecido y con miembros articulados. Presentan una cabeza -centro de los sentidos y de la alimentación- con piezas bucales especializadas y un par de antenas. El tórax es el centro locomotor, con tres pares de patas y, en los voladores, uno o dos 13


HORTICULTURA Y JARDINERIA

pares de alas. El abdomen es el centro metabólico y de reproducción, conteniendo los órganos de digestión, excreción y reproductores. Desde el punto de vista agrícola existen insectos de gran interés por lo que los podemos clasificar en: Especies plaga: muy perjudiciales para los cultivos Especies útiles: polinizadores (Abejas, abejorros, etc.) Especies útiles: depredadores y parasitoides que con su alimentación basándose en insectos y ácaros plaga o con su forma de desarrollarse son un aliado del agricultor y enemigos naturales de las plagas. Especies indiferentes Los Ácaros: son arácnidos y se diferencian de las arañas en que éstas tienen el cuerpo

claramente diferenciado en dos partes, mientras que los ácaros lo tienen mas o menos redondeado, sin diferenciar, y de menor tamaño (aproximadamente miden un milímetro). Generalmente poseen cuatro pares de patas en estado adulto. Su reproducción puede ser sexual o asexual y pueden ser ovíparos o vivíparos presentando durante su vida cuatro etapas: huevo, larva, ninfa y adulto. Algunas especies de ácaros son parásitas de las plantas cultivadas a las que succionan los jugos vegetales para alimentarse. También existen especies de ácaros beneficiosos para la agricultura que se alimentan de otros animales patógenos y de sus huevos. Suelen tener las patas más largas y ser más ágiles que los ácaros plaga. La boca de los ácaros plaga está formada por dos estiletes punzantes que cortan la epidermis de las hojas y destruyen los tejidos internos para después succionar los jugos celulares en los que, por lo regular, inyectan previamente jugos salivares. Las especies de ácaros que producen mayores daños a los cultivos son arañas rojas, arañas

14


CONTROL FITOSANITARIO

blancas, arañas amarillas, vasates, etc.

Miriápodos: son denominados vulgarmente ciempiés o escolopendras y los milpiés. Poseen

un par de antenas y aparato bucal con mandíbulas. Su cuerpo está formado por un número variable de segmentos provistos, cada segmento, de un par de patas (los ciempiés) o de dos pares (los milpiés). Normalmente viven en el suelo, en ambientes con mucha materia orgánica y humedad. Los ciempiés son artrópodos beneficiosos que normalmente se alimentan de pequeños artrópodos que viven en el suelo (son depredadores).

Entre los milpiés existen especies zoófagas (se alimentan de animales), saprófagas (se alimentan de materia orgánica en descomposición) y fitófagas que son las que, por alimentarse de plantas, causan daños a los cultivos. Los Crustáceos: Solo una familia de esta clase de artrópodos, las llamadas “cochinillas de

la humedad” está adaptada al medio terrestre, los demás crustáceos son acuáticos. Aunque son detritívoros y por lo tanto juegan un papel muy importante en la descomposición de la materia orgánica del suelo, también pueden dañar las partes más tiernas de las plántulas. Los Nematodos: son unos gusanos de cuerpo generalmente alargado, revestido de una

cubierta dura y cuya longitud no suele exceder de un milímetro, por lo que es difícil apreciarlos a simple vista.

Existen nematodos fitófagos y nematodos depredadores. Los nematodos depredadores ayudan a controlar a los fitófagos. Las causas de su desarrollo como plaga son los desequilibrios del suelo debidos a la repetición del cultivo y al empleo abusivo de productos fitosanitarios. Pueden ser parásitos externos o internos de las raíces. A los parásitos internos se les denomina endoparásitos y son los que producen mayores daños directos: quistes o agallas, raíces más cortas y menos ramificadas y plantas amarillas, de menor tamaño y que se marchitan en las horas de más calor. Los más comunes y los que producen mayores daños son los del género Meloidogyne. 15


HORTICULTURA Y JARDINERIA

Los nematodos externos o ectoparásitos viven en el suelo y se alimentan picando los extremos de las raíces, por estas picaduras pueden transmitir a las plantas determinadas virosis. Además de esto, las plantas atacadas por nematodos son más susceptibles a la infección de hongos y bacterias. Los Moluscos: La familia de los gasterópodos, que son animales que se desplazan

arrastrando el cuerpo son los fitófagos, entre ellos el caracol y la babosa. Su cuerpo es blando y no segmentado. Su masa ventral contiene el pié, órgano musculoso que usan para desplazarse, y la cabeza, bien desarrollada y provista de sensibles tentáculos. La boca posee una lengua con numerosas filas de dientes, todos semejantes salvo el del medio, les permite comer alimentos vegetales duros, aunque por supuesto prefieren las partes tiernas de las plantas a las que visitan durante la noche para alimentarse. Es muy fácil identificar los daños que provocan por la huella de sus bocados. Existen especies de gasterópodos beneficiosas por alimentarse de otros caracoles e incluso los caracoles comunes suelen comer los huevos de las babosas, contribuyendo con ello a su regulación.

16


CONTROL FITOSANITARIO

Bibliografía LIBROS Y ARTÍCULOS http://uads.reduaz.mx/imagenes/Libros.jpg Agrios, G.N. (2001): Fitopatología. UTEHA-Noriega, México. Albouy, J. Y Devergne, J.C. (1999): Enfermedades producidas por virus de las plantas ornamentales. INRA y Mundi-Prensa, Madrid. Biadene, G. (1997): Las enfermedades de la patata. Prevención y defensa. Mundi-Prensa, Madrid. Bigre, J.P.; Morand, J.C. Y Tharaud, M. (1990): Patología de los cultivos florales y ornamentales. Mundi-Prensa, Madrid. Blancard, D.; Lecoq, H. Y Pitrat, M. (2000): Enfermedades de las cucurbitáceas. INRA y Mundi-Prensa, Madrid. Bovey, R. (1989): La defensa de las plantas cultivadas. Omega, Barcelona. Conti, M.; Gallitelli, D.; Lisa, V.; Lovisolo, O.; Martelli, G.P.; Ragozzino, A.; Rana, G.L. Y Vovlas, C. (2000): Principales virus de las plantas hortícolas. Bayer y Mundi-Prensa, Madrid. Daughtrey, M.L.; Wick, R.L. Y Peterson, J.L. (2001): Plagas y enfermedades de las plantas en maceta con flores. Mundi-Prensa, Madrid. Del Cañizo, J.A., Moreno, R. Y Garijo, C. (1990): Guía práctica de plagas. Mundi-Prensa, Madrid. Dickinson, C.H. Y Lucas, J.A. (1987): Patología Vegetal y patógenos de plantas. Limusa, México. Dominguez, F. (1993): Plagas y enfermedades de las plantas cultivadas. Mundi-Prensa, Madrid. Fuentes, J.L. (1983): Plagas, enfermedades y malas hierbas. Pub. Extensión Agraria. Madrid. Herrera, J.A. (1962): Fitopatología ilustrada. UTEHA, Mexico. Holliday, P. (1989): A dictionary of Plant Pathology. Cambridge University Press, 17


CONTROL FITOSANITARIO

Cambridge. Jarvis, R.J. (1998): Control de enfermedades en cultivos de invernadero. Mundi-Prensa, Madrid. Messiaen, C.M.; Blancard, D.; Rouxel, F. Y Lafon, R. (1995): Enfermedades de las hortalizas. Mundi-Prensa, Madrid. Planes, S. Y Carrero, J.M. (1995): Plagas del campo. Mundi-Prensa, Madrid.

PĂ GINAS WEB DE CONSULTA

www.marm.es/es/agricultura/temas/default.aspx www.agrocabildo.org www.gobcan.es/agricultura

18



Horticultura y Jardineria