Page 1

Muestra ArtĂ­stica 17 DIC - 2015 al 4 FEB - 2016 santuario san pedro claver cartagena de indias


Exposición de los artistas: Alfonso Bonilla Ramiro Cuello Rafael Dussan Jaime Osorio Esteban Sánchez Curaduría de: María del Pilar Rodríguez

ausencias Muestra Artística

17 DIC - 2015 al 4 FEB - 2016 santuario san pedro claver cartagena de indias


FUNDACIONES TRANSVERSUS En Fundaciones Transversus creemos en la necesidad de fomentar el arte al alcance de todos, generando espacios de expresión y desarrollo personal, de participación social , una oportunidad que permita a las personas trascender y superar los obstáculos que se le presentan en la vida. Creemos en la fuerza que genera la sensibilidad humana; corriente luminosa de fraternidad universal , mediante la cual cada uno de nosotros aporta para lograr grandes realidades. Nuestros artistas desempeñan un papel esencial en la construcción de nuestra visión, pues nos permiten identificar líneas de quiebre y evoluciones para leer y entender el mundo y la sociedad actual y futura. Los invitamos a compartir nuestra pasión y entusiasmo por el mundo del arte.

Martha Lucia Constain C Presidente


Dise帽o y diagramaci贸n -Alfonso Bonilla, 2015


PRESENCIAS Y AUSENCIAS Por: MARÍA DEL PILAR RODRÍGUEZ Curadora de la muestra. Twitter e Instagram: @mapyrosa El 19 de marzo de 1616 Pedro Claver fue ordenado sacerdote en la Catedral de Santa Catalina de Alejandría en Cartagena de Indias, 6 años después de haber llegado al Nuevo Reino de Granada enviado en misión por la Compañía de Jesús a la que pertenecía desde 1602. Han pasado cuatro siglos desde aquellos días en que Cartagena era el principal puerto de comercio de esclavos de América y su legado sigue siendo oportuno a nuestro tiempo como esclavo de los esclavos. Y así tal cual Pedro Claver se valía de intérpretes para poder comprender los pesares de los esclavos que llegaban por miles al puerto de Cartagena y auxiliarlos en cuerpo y alma cuidando sus enfermedades y formándolos en la fe cristiana. Hoy, 5 artistas colombianos nos presentan su relectura del legado del santo, aquí, en el Santuario San Pedro Claver. El alma humana, ese preciado bien que las distintas religiones nos indican como mantener a salvo del mal. Ese ser interior que está más allá de las apariencias, esa esencia energética que hoy la física cuántica nos demuestra a la luz de pruebas científicas que no solo existe, sino que tiene un gran poder… Ese mismo ser que a veces parece que la humanidad ha olvidado…


Esclavos del tiempo, del dinero, de la imagen, de la moda, del comercio, de los otros… Nos negamos la libertad de conocernos, de observarnos, de querernos, de identificar lo especiales que somos, ahí, por dentro... Tarea a la que se dio el escultor samario Ramiro Cuello. Arquitecto de profesión que indagando el espacio constructivo se encontró con la necesidad de indagar su espacio interno, encontrando una serie de respuestas que hoy nos comparte por medio de su obra, haciendo presente ante nuestros ojos eso que volvemos ausente en la velocidad cotidiana, negándonos la posibilidad de ver lo que hay en nuestro interior: Un ser que es al tiempo femenino y masculino. Dos energías que nos hacen reaccionar de una manera o de otra, y que están en permanente movimiento; a veces en conflicto, a veces en comunión. Fuerzas, que al no conocerlas pueden jugar en nuestra contra volviéndonos esclavos de nuestro carácter, de nuestras reacciones y juicios. La obra de Ramiro Cuello es entonces una oportunidad de ver reflejada la naturaleza de nuestra sinergia interior. Trabajo escultórico que gracias a su traslucidez se mimetiza en el entorno del jardín y el patio sagrado, permitiéndonos elegir entre ver y no ver, en cada espectador está la elección.


Obra de Ramiro Cuello

Fotografía-Fabián Garzón


Y continuando con el recorrido del Santuario el color desde la obra fotográfica de Alfonso Bonilla en los alrededores del patio central estimula nuestras pupilas a lo lejos, dibujando recorridos que hacen emerger ante los sentidos del espectador un sinfín de narrativas espectrales, generando toda suerte de juegos mentales que evidencian las presencias que hay en nuestro presente y hubo en nuestro pasado sin que nos diéramos cuenta. Obra que confirma toda la energía que existe alrededor del espacio corporal y lo que generan en el entorno. Sensitiva propuesta que se exacerba al interior del refectorio. Cumpliendo con el objetivo de operar como otro “traductor contemporáneo” del legado del Santuario, Bonilla reinterpretó varias de las más significativas imágenes de la colección de piezas religiosas del siglo XIX, haciendo uso de su lenguaje técnicamente fotográfico pero que estéticamente obedece más a lo pictórico, facilitando el doble diálogo con el espectador y el entorno, donde al lado de cada propuesta se exhiben las piezas que le dieron origen, en combinación con muchas otras parte de la exhibición permanente de arte religioso del santuario, estableciendo una instalación híper moderna que enfrenta al espectador a un sincretismo estético.


Obra de Alfonso Bonilla


Los pasos nos llevan entonces al segundo piso, ad portas del aposento del santo, donde Jaime Osorio nos introduce -en el mismo lugar donde dormían los esclavos protegidos por Claver- a una verdad sin derecho a ser callada: la segregación racial que se vive aún en Cartagena de Indias, donde la población nativa, en especial la afrodescendiente es cada día más segregada de la ciudad amurallada, bajo un fenómeno dado por razones distintas a las que lo generaban en el 1600, pero que se evidencia con una somera observación que reduce su papel a un estereotipo folklórico, exento del reconocimiento histórico que se le debe en un país mestizo, donde todos tenemos algo de sangre de ébano. Habiéndose sumergido en varios palenques del departamento de Bolívar registrando su cotidianidad raizal, Osorio regresa a Cartagena de Indias y se enfrenta con las murallas… Ese orgullo arquitectónico y turístico que tantos reconocimientos le ha valido a la antaño ciudad heroica, identificando la ausencia y la presencia de la afrodecendencia en cada centímetro de piedra, creando una propuesta donde se amalgaman las marcas de la fortificación con atisbos de las negras pieles y sus expresiones que parecen venir del pasado, pero que subsisten en el presente, en un juego ambivalente que cuestiona profundamente en términos de justicia e igualdad.


Obra de Jaime Osorio


Y con el peso de esa verdad a cuestas, escalones más tarde nos encontramos con las líneas de Esteban Sánchez, un joven talento colombiano, una mente fugada a Alemania que regresa a las pupilas del gran público nacional con una trilogía de dibujos que invocan la trinidad, en abierto diálogo con las ilustraciones de la vida de San Pedro Claver que exhibe el santuario en su colección y cuyo valor solo se comprende al conocer la historia del santo, que se valía de llamativas ilustraciones como éstas para evangelizar a los esclavos, usando el arte como medio de comunicación universal. Concepto, que atrajo enormemente a éste dibujante que, con su trabajo lleno de veladuras y líneas encontradas nos invita a una larga contemplación, que es como entrar en un gran pasillo de cortinas, donde a cada instante corremos una y podemos ver algo más allá, llegando al interior, donde está lo más valioso, eso que en la época de Claver decían los negros no tenían y que hoy sabemos es pertinente a todos los seres humanos –indistintamente de la religión que tengamos-: el espíritu. Observar la obra de Esteban Sánchez es enfrentarse a una de las propuestas más interesantes que tiene hoy por hoy el arte contemporáneo nacional, porque siendo muy actual en las cavilaciones filosóficas y estéticas que dan origen a su obra, el manejo que le da al dibujo nos hace pensar en técnicas antiguas como la encáustica e incluso lo rupestre, recordándonos que aunque pase el tiempo y la tecnología nos avasalle con su avance desaforado, lo verdaderamente esencial no varía y habita en lo profundo de cada ser.


Obra de Esteban Sรกnchez


El Santuario San Pedro Claver, un lugar cuya naturaleza energética en sí misma es una experiencia excepcional para los sentidos, el lugar ideal para darle una pausa a la vida y dedicarse a la contemplación, un escenario propicio para llegar a lo más alto de la consciencia y de la sensación, tan alto como está la obra de Rafael Dussan, a unos pocos metros del campanario, justo frente al órgano de la iglesia, en el punto arquitectónico, estético y onírico donde dialogan lo divino y lo humano. Rafael Dussan es un dibujante como pocos ha tenido Colombia, sus líneas nos pueden llevar de la mano por universos distintos, sin embargo si hay un tema en el que la destreza de Dussan explota en deliciosas posibilidades es cuando su dibujo se humaniza en unas siluetas que como el mismo, se debaten entre lo sacro y lo profano, eterno dilema humano que su pasado como sacerdote y su presente como laico le narran al oído para que su trabajo logre seducirnos con emociones que van desde lo erótico hasta lo espiritual, exaltando la diatriba eterna entre la presencia y la ausencia, a veces del cuerpo, a veces del alma. Una nota alta y locuaz para finalizar el recorrido estético de la más grande intervención artística que se haya hecho de éste santo lugar; al mismo tiempo que el inicio para cada espectador de un recorrido interior entre presencias y ausencias.


Obra de Rafael Dussan


maria del pilar rodriguez

Fotografía-Fabián Garzón

Curadora de la muestra Curadora de arte plástico y fotografía con 16 años de experiencia, estudió Comunicación Social y periodismo, al tiempo que determinó su vocación por trabajar en el área de las artes plásticas como articuladora entre la obra de arte y el público, para lo cual emprendió el camino de formación en investigación, gestión cultural y curaduría de arte por medio de tutorías particulares y una decida disciplina autodidacta, que la ha llevado a trabajar en exposiciones, publicaciones y proyectos con diversos artistas de talla nacional e internacional. Escritora, investigadora y conferencista, es hoy por hoy columnista, articulista y editora internacional asociada de la Revista Enfoque Visual, es Co-fundadora y directora de Fundaciones Transversus, así como especialista en temas Garciamarquianos, siendo la investigadora y guionista oficial de la Ruta Macondo Colombia, tema bajo el cual desarrolla proyectos de orden académico y turístico. Cree firmemente en el arte como el lenguaje universal y agente de transformación social por excelencia, trabajando cada día a la luz de tales creencias.


ALFONSO BONILLA Diseñador multimedia, con amplia experiencia docente en China y Singapur, es un fotógrafo colombiano que lleva años haciendo investigación y experimentación alrededor de la gráfica fotográfica y las posibilidades de expresión con lenguaje pictórico a través de éste medio. Utiliza las herramientas tecnológicas del diseño gráfico en combinación con una exposición particular de la imagen, que por medio de superposiciones y una configuración subjetiva de la composición de cada pieza, busca comunicar su mensaje, ofreciendo una reconfiguración de la realidad por medio de cada una de sus propuestas que son de gran riqueza cromática.


Fotografía-Jaime Osorio

ramiro cuello Ramiro Cuello Iriarte, nació en Santa Marta Colombia en Marzo de 1958, estudió arquitectura en la Universidad Piloto de Colombia, confirmando una vocación determinada hacia la intervención del espacio. Inquietud que se canaliza en sus labores durante años como contratista, aunque siempre con una necesidad interior de encontrar nuevas posibilidades de interactuar con el espacio más allá de la concepción arquitectónica; respuesta que encuentra en el año 2000 de la mano del artista plástico colombiano Carlos Orrea y que continúa consolidando a través de la investigación y la tutoría de importantes críticos y artistas nacionales. Emprendiendo el camino hasta su labor actual como escultor. Su obra es una muestra inequívoca del tiempo hiper - moderno en el que vivimos.


rafael dussan Realiza estudios de filosofía, teología, y sicología en el Seminario mayor de Bogotá, y en la pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. ( 1977-1987). Su formación en artes plásticas (1987-1995) la realiza de manera no académica en distintos talleres como Cooperartes, Cursos libres de la Universidad Nacional en los cuales su interés por el dibujo lo lleva a orientar su formación con maestros como Manuel Hernandez, Nelly Rojas, Gloria Caicedo, Maria Cristina Cortez, Justiniano Duran entre otros. Su trabajo de exploración y aprendizaje lo lleva a Europa en dos períodos ( 1993 - 1995) y en (2001 - 2010 ) donde toma cursos de grabado, dibujo , alternando con el trabajo docente en el campo del dibujo (Paris y Milan). Actualmente vive en Bogotá.


jaime osorio Maestro en artes plásticas bogotano, ha expuesto en diversidad de escenarios de manera individual y colectiva desde 1976. Es un reconocido miembro de la escena del arte gráfico nacional, co-fundador de la asociación de artistas gráficos latinoamericanos, diestro dibujante y pintor ha encontrado en la fotografía otro asertivo medio de creación. Se ha desempeñado como docente e investigador estético. Su investigación y creación plástica ha tenido siempre como columna vertebral una lectura humanista del entorno, abordando de manera profunda la relación del ser humano con el medio ambiente, con la sociedad y consigo mismo. En la temática ambiental ha trascendido la escena artística y se ha adentrado en otras formas de sensibilización creando hace 2 décadas la fundación eco huellas. Actualmente vive y crea entre Bogotá y Cartagena de Indias.


esteban sanchez

(Bogotá, Colombia, 1982)

Estudió arte y diseño en Pratt Institute New York, Purchase College (SUNY) y Westchester Community College (SUNY), graduado como Maestro en Artes Plásticas y Visuales de la Universidad Nacional de Colombia y estudiante invitado del programa de postgrado en la Academia de Artes Mediáticas de la ciudad de Colonia (KHM). Ha realizado exhibiciones y performances en Bogotá, Cartagena, Colonia, Bochum, La Habana, Oporto, Bilbao, Londres. Esteban Sánchez trabaja como artista independiente e investigador experimental en las áreas de Filosofía, Arte y Ciencia enfocándose en reflexiones en torno a los medios, el dibujo como pensamiento, la escultura como paisaje, el sonido como materialidad y el lenguaje como dicotomía de la realidad y lo imaginado. Actualmente reside y trabaja en la ciudad de Colonia, Alemania.


Profile for Alfonso Bonilla

Presencias y Ausencias  

En Fundaciones Transversus creemos en la necesidad de fomentar el arte al alcance de todos, generando espacios de expresión y desarrollo per...

Presencias y Ausencias  

En Fundaciones Transversus creemos en la necesidad de fomentar el arte al alcance de todos, generando espacios de expresión y desarrollo per...

Advertisement