Page 1

“SEMANA UNIVERSITARIA” Mireya Margarita Posadas Rojas (6° Semestre)

Dentro de las diferentes experiencias que ofrece la Preparatoria Ibero Tlaxcala se encuentra la Semana Universitaria, la cual se llevó a cabo del 29 de enero al 2 de febrero del año en curso, en donde, como su nombre lo menciona, tuvimos la oportunidad de presenciar diferentes sesiones de nuestra carrera de interés dentro de las instalaciones de la Universidad Iberoamericana Puebla; el propósito de esta actividad fue brindarnos un breve espacio de acercamiento a alguna de las diferentes licenciaturas que ofrece la universidad para conocer más sobre las mismas, así como desenvolvernos en un ambiente universitario. Además, esta experiencia nos permitió tanto a mí como a mis compañeros reflexionar sobre nuestra carrera de interés, encontrar respuestas a nuestras dudas, estar en un ambiente diferente al de la Preparatoria, tener una perspectiva sobre qué implica estudiar una determinada licenciatura, adquirir un sentido de responsabilidad y relacionarnos con otras personas dentro de la misma. Cada uno de nosotros vivió y disfrutó la semana de forma distinta; algunos cambiaron de licenciatura por el deseo de conocer otras áreas y otros permanecieron en la misma. Recapitulando el diálogo que tuvimos al cierre de dicha semana, puedo rescatar que fue un momento de apertura al conocimiento, y, no solo en el ámbito académico sino de nosotros mismos. Uno de los mayores aprendizajes fue la toma de decisiones y responsabilidad al momento de asistir o cambiar las clases que nos designaron; he ahí donde tomó sentido y seriedad el motivo de la semana. Por otro lado, a lo largo de la semana tuvimos la oportunidad de acercarnos con diferentes profesores y coordinadores de la carrera o área, situación que resultó provechosa para la aclaración de cualquier duda que nos pudiera surgir en cuanto a las oportunidades que ofrece la universidad (tales como planes de intercambio, certificaciones, procesos de admisión, entre otros). Además, es pertinente reconocer el trato que recibimos durante aquella semana debido a que fue incluyente al permitirnos presenciar, en su mayoría, cada sesión de la carrera seleccionada; así como cabe destacar la atención prestada por parte de la universidad al posibilitarnos conocer diferentes áreas de aprendizaje y recreación, tales como la biblioteca y el gimnasio. Y, con base a los comentarios de otros compañeros que también vivieron esta experiencia, es preciso recalcar la excelencia y calidad de los docentes de cada área por la manera en la que incentivan a sus alumnos a investigar más sobre los temas que se ven en cada sesión. Igualmente cabe mencionar que cada carrera comparte algo en común: formar hombres y mujeres que pongan sus conocimientos al servicio de los demás, lo cual nos permitió reflexionar sobre el qué, por qué y para qué del área en la que nos queremos desempeñar. La oportunidad de haber conocido y estado en la licenciatura en nutrición me permitió acercarme de manera sutil a las Ciencias de la Salud, pues la mayoría de las asignaturas estaban enfocadas al estudio de la relación que existe entre la biología y el cuerpo humano; lo cual fue de gran ayuda para reafirmar mi interés por esta área académica. Asimismo, es necesario comentar que existe una notable diferencia entre el ambiente universitario y preparatoriano, pues en el primero hay mayor libertad de organizar los horarios y tiempos para cada asignatura o proyecto a comparación del segundo.


Sin embargo, surgieron algunas situaciones que impidieron disfrutar por completo la carrera elegida, por ejemplo nos negaron el acceso a los laboratorios de química porque no contábamos con el equipo necesario para ingresar al mismo o en algunas clases no se permitían oyentes, pero a pesar de ello la estancia dentro de la universidad fue de gran ayuda para adentrarnos a lo que enfrentaremos cuando culmine nuestro ciclo en la preparatoria. Por otro lado, el aprendizaje no solo surgió en el ámbito académico sino en el personal dado que enfrentamos situaciones en donde debíamos tomar decisiones y organizar nuestros tiempos para asistir a las clases designadas por día. Finalmente, con base a lo vivido en esta experiencia, puedo afirmar tres cosas, en primer lugar la vida universitaria no es tan sencilla como pensaba porque adquieres mayores responsabilidades y compromisos para y con la universidad; como segundo punto, y un poco relacionado con lo anterior, la excelencia que se adquiera en la carrera no depende por completo de la universidad sino del esfuerzo, interés y perseverancia que se le otorgue a cada una de las actividades y proyectos que se realizan; por último lo más importante es saber que cada uno es constructor de su presente pero que la universidad es una etapa en la vida que no se repetirá, por lo cual se debe disfrutar lo más que se pueda de ella ya que, en esta se encuentran las herramientas y/o bases que permitirán forjarnos como hombre y mujeres íntegros para ponernos al servicio de los demás.

Orientación Educativa

Reseña Semana Universitaria (02-18)  
Reseña Semana Universitaria (02-18)  
Advertisement