Page 1

Contenido 1. NECESIDAD DE ORGANIZAR EL ESTUDIO .....................................................................................2 2.

PLANIFICACIÓN DEL TRABAJO – ESTUDIO PERSONAL ............................................................2

2.1. Planificación del estudio.

.................................................................................................3

2.2. ¿Qué ventajas tiene una buena planificación? ...........................................................................3 3.

CARACTERÍSTICAS Y CONDICIONES DE LA PLANIFICACIÓN DEL ESTUDIO acá esta ......................4

3.1. ¿Cuándo estudiar?.....................................................................................................................4 3.2.

¿Cuánto tiempo? ..................................................................................................................4

3.3. ¿Qué características debe tener un buen horario?.....................................................................4 4.

ELABORACIÓN DEL HORARIO PERSONAL ..................................................................................5

5.

DISTRIBUCIÓN DEL TIEMPO DE TRABAJO – ESTUDIO.................................................................6

6.

TEMPORALIZACIÓN EN LA PLANIFICACIÓN DEL TRABAJO - ESTUDIO PERSONAL........................6

6.1.

Planificación a largo plazo .....................................................................................................6

6.2.

Planificación a corto plazo - plan semanal .............................................................................6

6.3.

Enseñanza Universitaria........................................................................................................7

6.4.

La agenda .............................................................................................................................8

7.

LOS ESTUDIOS SUPERIORES Y LOS HÁBITOS DE ESTUDIO ..........................................................8

7.1. Hábitos ......................................................................................................................................9 7.2. Actitudes .................................................................................................................................10 7.3. ¿Cree usted que el aprender a estudiar hace más difícil tener un estilo propio de estudio? .....10 8.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ..............................................................................................12


Organización del Estudio

Mgtr. Gladys Zorrilla Cieza

2

ORGANIZACIÓN DEL ESTUDIO

1. NECESIDAD DE ORGANIZAR EL ESTUDIO Según Bernardo (1995) expresa Si en algo te pareces a la mayoría de los estudiantes, seguro que te habrá ocurrido alguna de las siguientes cosas: Sentir simplemente que no consigues nada. Agotar toda tu energía en los preparativos del comienzo al dedicarles demasiado esfuerzo. Perder excesivo tiempo en prepararte y disponerte para; estudiar. Perder, igualmente, demasiado tiempo en revolotear de una materia a otra sin fijarte en ninguna. Pues bien, sólo hay un medio de solucionar, o mejor aún, evitar estos problemas que causan el desánimo, y no es otro que la organización. El estudio, tu formación personal, es algo muy serio que no puede improvisarse a cada momento. Es preciso organizarse y planificar el tiempo. ¿Por qué? 1. En primer lugar, por una razón de eficacia. Seguramente necesitas bastante esfuerzo para estar al día en tus estudios. Debes dosificar tu tiempo y tu esfuerzo de forma gradual, poco a poco, que es la única forma de obtener buenos resultados. Cuando no se tiene un plan de estudio y el horario personal de trabajo esta descontrolado, se termina cayendo en alguno de los siguientes estilos de trabajo, propios de los estudiantes que obtienen malos resultados:

Estudiar sólo al final del curso, o del ciclo académico, o para una evaluación final, entregar algún trabajo, ocupando entonces horas de la noche que deben dedicarse a descansar. Presentar solo trabajos por cumplir, sin otra preocupación. Pasar semanas enteras sin tocar un libro fuera de clase. Emplear para el estudio todo el tiempo disponible, incluso los sábados y domingos. Estos modos de trabajar no son en absoluto eficaces, aunque en alguna ocasión pueda parecer que con ellos se ha conseguido algún buen resultado. 2. Pero no sólo hay que organizarse por razón de la eficacia; hay que hacerlo también por una razón formativa. Efectivamente, todo estudiante tiene que realizar tres tipos de actividades a lo largo del día: Actividades personales: comer, descansar, etc. Actividades recreativas: jugar, leer, pasear, hacer deporte, aficiones, etc. Actividades universitarias: asistir a clase, estudiar, investigar… Pues bien, todas estas actividades son necesarias para tu formación, y es preciso, por tanto, tener tiempo para todo.

2.

PLANIFICACIÓN DEL TRABAJO – ESTUDIO PERSONAL

2


Organización del Estudio

Mgtr. Gladys Zorrilla Cieza

3

2.1. Planificación del estudio. Para entender este tema tenemos que entender sus características

Según Cisneros (s/a) sostiene que planificar el tiempo de estudio es una necesidad en la universidad, porque la gran cantidad de información que debemos relacionar, sintetizar y estar preparados para criticar y aplicar. Lograr un aprendizaje innovador requiere del hábito de estudio. De nada sirve estudiar sólo en los días previos a los exámenes ya que aunque dejemos de comer y dormir en esos días, el tiempo no nos alcanzaría para releer y asimilar la totalidad de lo que cada examen abarca. Cuando mucho lograríamos un aprendizaje superficial, memorístico y repetitivo de lo que leemos. Pero ese aprendizaje no nos sirve para formarnos como profesionales competentes. En general, los estudiantes universitarios suelen administrar mal su tiempo en los siguientes aspectos (Brown, 1994) Se les dificulta ponerse efectivamente a estudiar. Constantemente están preparándose apara estudiar y por una u otra razón, no se dedican a ello. Desperdician el tiempo saltando de una materia a otra, sin dedicarse a estudiar en profundidad una de ellas. No estudian lo que debieran, sólo se limitan al mínimo indispensable y no recurren a lecturas complementarias que les producirían un aprendizaje de mejor calidad.

2.2. ¿Qué ventajas tiene una buena planificación? Palomino (s/a), sostiene que se debe de: 1. 2. 3. 4.

Ahorrar tiempo. Crea hábitos y estrategias de orden y organización. El tiempo queda organizado de manera racional para todas las actividades de día. Todas las áreas de conocimiento o materias a estudiar están presentes en el horario y adquieren una distribución adecuada. 5. Ayuda a prepararse a su debido tiempo, evitando el "a última hora" con todas las consecuencias negativas que conlleva. 6. Obliga a un trabajo diario. 7. Evita vacilaciones ("no sé ni por dónde empezar") sobre lo que se debe hacer. 8. Ayuda a dar importancia al traba o bien hecho, evitando las improvisaciones. 9. Economiza esfuerzo, optimizando tiempo y recursos. 10. Da seguridad y eleva el autoconcepto en la medida en que los pequeños éxitos (deber cumplido) actúan de reforzadores de la conducta en las actividades posteriores. "Para evitar los problemas más comunes en la administración del tiempo, el objetivo es fijarse un programa de estudio" (Brown, 1985: 7). El primer paso consiste en analizar la realidad como punto de partida para llegar a una planificación que responda a las necesidades y se ajuste a las características de cada alumno. Se debe hacer un recuento de las actividades a desarrollar a lo largo del día, valorando el tiempo a dedicar a cada una de ellas, pues hay tiempo para todo. ¿Qué tiempo dedicar al estudio? Hay autores que recomiendan tres horas diarias para este nivel educativo. Esta cifra no ha de ser matemáticamente exacta, la cantidad de tiempo dependerá de las tareas que hay que realizar esa semana, pero nunca olvidar el hábito de estudio. Como mínimo se deben estudiar todos los días dos horas, empleándolas en revisar apuntes, llevar al día la materia, hacer las actividades, repasar, ojear los temas a explicar en días sucesivos, etc. Aunque la programación diaria debe ser flexible, la programación semanal debe corregir los desajustes y

3


Organización del Estudio

Mgtr. Gladys Zorrilla Cieza

4

conseguir entre catorce y veintiuna horas semanales de estudio.

3. CARACTERÍSTICAS Y CONDICIONES DE LA PLANIFICACIÓN DEL ESTUDIO acá esta Para entender esta parte hay que entrar a esta página http://www.aulafacil.com/Tecestud/Lecciones/Lecc3.htm La planificación del estudio trata de compaginar equilibradamente el tiempo y la actividad que pretendemos realizar: distribuir el tiempo entre las distintas actividades, a la vez que asignamos el momento más adecuado a las características de cada actividad. En consecuencia, el estudiante debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

3.1. ¿Cuándo estudiar? Hay quien rinde mejor por la mañana, otros lo consiguen por la tarde o la noche. En general, podemos decir que el momento adecuado debe estar alejado de las comidas para evitar la somnolencia que produce la digestión con el siguiente bajón en el rendimiento. También se suele decir que por las mañanas se aprende con más rapidez, pero también se olvida antes; por la noche cuesta más trabajo, pero se retiene mejor. De todas formas, cada persona tiene determinados momentos en los que su rendimiento suele ser más alto; esos momentos son los de cada cuál debe emplear preferentemente para estudiar. Cada estudiante debe dedicar al estudio aquellos momentos en los que se encuentra en mejores condiciones mentales y ambientales.

3.2.

¿Cuánto tiempo?

Vendrá determinado por la conjunción de dos factores el número de materias y las exigencias de éstas. Y el tiempo de que el alumno dispone para el estudio. Hay que tener en cuenta el tiempo que el estudiante debe dedicar a otras actividades como desplazamientos, vida familiar, ocio…. Lo ideal es que disponga de tiempo suficiente para abordar todo el trabajo-estudio cotidiano. Una vez establecido el tiempo éste quedará fijado con carácter habitual: siempre la misma cantidad de tiempo a la misma hora y en mismo lugar. Ésta es la clave del éxito de un horario personal de estudio.

3.3. ¿Qué características debe tener un buen horario? "No se puede estudiar en un momento u otro arbitrariamente, sino que se precisa una distribución estratégica y constante del tiempo para que el estudio sea eficaz" (Rodríguez, 1975: 4). Realista. No debe ser un plan utópico elaborado en un momento de euforia, sino un plan realista, que tenga en cuenta todas tus características y necesidades. Es preferible comenzar con un plan poco ambicioso y después aumentar el nivel de exigencias si fuera necesario. Flexible. No debe dificultar la capacidad de movimiento e iniciativa, hay que admitir las circunstancias que pueden alterar los planes, dejando un tiempo para imprevistos, si por ejemplo, no puedes estudiar el viernes, puedes recuperar ese tiempo el fin de semana.

4


Organización del Estudio

Mgtr. Gladys Zorrilla Cieza

5

Controlable. Se debe hacer un seguimiento del nivel de cumplimiento del plan de estudio, al objeto de evaluar el trabajo y revisar el plan para adaptarlo a las circunstancias cambiantes. Personalizado. El horario se concibe como un instrumento, debe adaptarse a las característica psicológicas del alumno, a su personalidad, al grado de dificultad de las materias, a los ritmos de trabajo, a las horas preferidas para estudiar, por ello pueden ser distintos para cada persona. Equilibrado. Existen alumnos que trabajan poco en semanas, quincenas, o a lo largo de una evaluación, y ante la proximidad de los controles de evaluación, "se dejan la piel" en prolongadas sesiones sin descanso, que de poco sirven. En un horario equilibrado hay que tener presente, seis días de estudio semanales, dos horas como mínimo por día, reparto de horas según dificultad de las distintas áreas de conocimiento y tiempo de descansos. Escrito. Hay que plasmar sobre el papel el horario de estudio, colocarlo en un lugar visible, controlar por escrito el grado de cumplimiento, es decir, el número de minutos dedicados a cada una de las áreas de conocimiento contempladas diariamente en el horario. De esta forma podremos revisarlo, saber el grado de dificultad de las materias, responsabilizamos de su cumplimiento y disfrutar con la "misión cumplida" y con el "trabajo bien hecho". En cuanto a los tipos de planes en función del tiempo, nos vamos a ocupar, por su importancia y el nivel de los alumnos que nos ocupan, del plan diario o sesión, del plan semanal y del plan quincenal/mensual.

4.

ELABORACIÓN DEL HORARIO PERSONAL

El horario de trabajo-estudio personal le ahorrará al estudiante gran cantidad de tiempo, ya que sabrá previamente lo que ha de hacer; le permitirá seleccionar el tiempo de trabajo-estudio entre las horas libres y organizar su vida de acuerdo a sus propias necesidades. Para elaborar adecuadamente un horario, el estudiante debe tener en cuenta los siguientes criterios: Determinar, en un principio, el tiempo total del que dispone. Tener presente todas sus actividades y compromisos diarios. Valorar sus capacidades, conocimientos y habilidades respecto a lo que va a estudiar y a las actividades que tiene que realizar. Elegir los mejores momentos del día para dedicarlos al estudio. Distribuir el tiempo entre las diversas materias. Conviene que las horas de trabajoestudio las distribuya separadamente unas de otras, según las exigencias de cada materia, y con una duración no muy prolongada ya que es más efectivo el trabajo que dura pequeños períodos de tiempo, según la edad del alumno. Comenzar programando pequeños tiempos de trabajo-estudio e irlos aumentarlos poco a poco, intercalando los descansos y los cambios de materia. Cumplir siempre las previsiones realizadas: la constancia es fundamental. Revisar y modificar el horario según los resultados obtenidos o ante el planteamiento de nuevas circunstancias. Utilizar el horario hasta que le halla creado un hábito de trabajo, con tenacidad responsable.

5


Organización del Estudio

5.

Mgtr. Gladys Zorrilla Cieza

6

DISTRIBUCIÓN DEL TIEMPO DE TRABAJO – ESTUDIO

Como no le es posible estar varias horas estudiando y rindiendo con la misma intensidad el estudiante debe distribuir su esfuerzo en función de:  La dificultad de las materias que tiene que estudiar.  El tipo de ejercicio a realizar y la fatiga que le origina.  La necesidad de descansar y cambiar de actividad. El siguiente modelo de distribución del tiempo pensado para una sesión de tres horas seguidas de trabajo-estudio, puede resultar útil: TIEMPO (sesión de 30 10 1 hora 1 hora trabajominutos minutos estudio) ACTIVIDAD Dificultad (grado de Fácil Descanso Difícil media dificultad)

10 minutos

30 minutos

Fácil, Descanso práctica, manual

10 minutos

Repasos

6. TEMPORALIZACIÓN EN LA PLANIFICACIÓN DEL TRABAJO ESTUDIO PERSONAL A la hora de materializar la planificación del estudio hay que tener en cuenta los distintos periodos de tiempo dentro de los cuales se desarrolla las diversas actividades que tiene que realizar todo estudiante: estudio de temas, realización de tareas, elaboración de trabajos, etc.

6.1.

Planificación a largo plazo

La planificación a largo plazo va a permitir al alumno tener una visión global, en conjunto y en detalle, de aquellos aspectos que le puedan afectar a lo largo de todo el ciclo: fechas, trabajos, fiestas, etc. Planificar estos compromisos con antelación le ayuda a organizarse mejor, a dosificar el esfuerzo y, en definitiva, a ser más responsable en el cumplimiento de sus obligaciones.

6.2.

Planificación a corto plazo - plan semanal

Para olvidar el propio tiempo es necesario partir de un cuidadoso análisis de las actividades diarias. Resulta oportuno tomar en consideración detalladamente una semana entera, después de lo cual se podrá reconstruir una jornada tipo y hacer el promedio diario de las diversas actividades. Antes de comenzar a enumerar los diversos tipos de actividad (escuela, deporte, relax, etc.); la figura siguiente se propone una lista inicial de tipos de actividad a la que es

6


Organización del Estudio

Mgtr. Gladys Zorrilla Cieza

7

posible agregar otras o quitar algunas según la edad y la ocupación. (Serafini, 2000)

SC escuela, universidad o trabajo ST estudio SP deporte y actividades al aire libre AM ver a los amigos y al novio/la novia TV mirar la televisión DI diversión fuera de casa (cine, teatro, partidos) LE lectura TR transporte y desplazamientos CO comidas LV lavarse y vestirse AC ayudar en la casa RX relax (hablar por el teléfono, escuchar música) SU sueño Por ejemplo, deberá agregar un nuevo tipo de actividad aquél que estudia música fuera de la escuela. Resulta oportuno distinguir bien las diversas actividades; así, en la figura ya presentada, RX corresponde a un relax individual y no organizado; DI, a una diversión que desarrolla fuera de casa, como el cine o el teatro; AM, a pasar un rato con amigos o con su pareja. Cuando resulte difícil distinguir estos casos, pueden estar reunidos en un solo tipo de actividad. El análisis del uso del propio tiempo debe hacerse de modo sistemático, durante una semana entera (que puede incluir sólo los días laborales, o bien también el fin de semana). Debe referirse a una semana típica, sin fiestas ocasionales y, además, no debe influir en nuestro comportamiento (en otras palabras, para que nuestra investigación sea válida no hay que cambiar de costumbres). Por último, el análisis debe realizarse con rigor: no es correcto hacer pasar por “estudio” una hora transcurrida con la mente en las nubes. Para recoger datos se construye una tabla que lleve los días de la semana y las horas del día; cada casilla así obtenida corresponde a una hora de tiempo y debe posteriormente ser subdividida en cuatro espacios que significan los cuartos de hora. Partamos entonces de que un cuarto de hora es la unidad más pequeña en la que subdividimos nuestra jornada.

6.3.

Enseñanza Universitaria

Para serafín (2000)) también en este caso pueden agruparse actividades similares; en la siguiente figura se muestra 9 grupos obtenidos a partir de 13 tipos de actividad indicados en la figura anterior. En la siguiente figura se muestra también una jornada tipo de un estudiante de enseñanza universitaria. I II III

Grupo SC Grupo ST Grupo SP

Universidad o lecciones Estudio Deporte

5 horas 4 horas 1 hora

7


Organización del Estudio

IV V VI VII VIII IX

Mgtr. Gladys Zorrilla Cieza

Grupo AM Amigos, novia/o Grupo TR Transporte Grupo DI Diversiones + hobbies Grupo LE + RX + AC + Lectura + relax + ayuda en casa + TV TV Grupo CO + LV Comidas + higiene personal Grupo SU Sueño

8

1 hora 1 hora 1 hora 1 hora 1 hora 9 horas 24 horas

También en este caso comenzamos con el análisis de las horas sobre las que no se puede actuar: el sueño ocupa 9 horas promedio por día; 1 hora es dedicada a las comidas, al aseo personal y a vestirse, mientras que los desplazamientos pueden exigir 1 hora. De esta manera, las horas efectivas de la jornada se reducen a 13. Son muy diferentes las situaciones de la escuela y de la universidad: hay facultades que requieren una frecuencia de 6 horas diarias, y otras facultades 2-3 horas de clase por día. Sin embargo, a partir de los 14 años deben ser como mínimo 9 las horas dedicadas a la tarea propia del estudiante. Un estudiante de secundaria puede quizás reducir la cantidad de horas si es veloz y tiene una buena base. Las carreras tales como ingeniería y medicina requieren un compromiso mayor durante largos períodos. Por eso es necesario distribuir las horas de estudio en casa, con el fin de compensar los días de menor compromiso en el aula. Y quedan 4 horas; éstas son las que hay que “organizar bien”. En el cuadro, una hora está dedicada a las actividades caseras de relax (como la televisión) u obligatorias (como la ayuda a los padres en el manejo de la casa), una hora está dedicada a las actividades deportivas, una a los amigos y una al esparcimiento. La jornada tipo propuesta para el estudiante de enseñanza universitaria puede parecer demasiado llena, puede parecer jaula en la que no hay lugar para lo imprevisto. Sin embargo, esta jornada tipo es aquí propuesta para aquellos estudiantes que tienen la sensación de que no logran aprovechar bien su tiempo, bien porque tienen demasiadas actividades además del estudio, o bien porque pierden tiempo sin darse cuenta.

6.4.

La agenda

Instrumento de planificación y seguimiento. Agenda (del latín agenda, “cosas que se han de hacer”). La planificación del trabajo-estudio lleva al estudiante a elaborar su propia agenda escolar que, como su nombre indica, es el libro o cuaderno en el que se apunta lo que se ha de hacer, como hacen las personas mayores para que no se les olviden las cosas que tienen que hacer cada día y puedan cumplir, responsablemente, con sus compromisos. Con ella el estudiante llevará sus cosas, sus responsabilidades, al día; evitando olvidos, improvisaciones y despistes desagradables. En otras palabras, el valor y la utilidad de la agenda escolar no están en la calidad que el instrumento pueda tener, sino en la voluntad pedagógica y en la habilidad didáctica de quien la sepa utilizar.

7.

LOS ESTUDIOS SUPERIORES Y LOS HÁBITOS DE ESTUDIO

Alva, Blanco, Loret de Mola, Loo, Sáenz, Salinas y otros (2008) se preguntan por qué unos 8


Organización del Estudio

Mgtr. Gladys Zorrilla Cieza

9

estudiantes rinden más que otros. Las causas, o factores que explican el rendimiento son muy numerosas. Algunas no dependen de uno mismo: La actuación de los profesores (como desarrollan la clase, como evalúan.); el tipo de trabajo a realizar; el tiempo disponible, etc. Otras causas, por el contrario, tienen que ver con la forma de ser y de actuar de quien estudia, como por ejemplo:

• Las capacidades mentales; • El interés hacia las distintas materias; • El esfuerzo perseverante; • Los procedimientos de estudio. Existen muchos estudiantes inteligentes y trabajadores que aprueban las asignaturas, pero no obtienen un rendimiento satisfactorio. Dicho de otra manera: no saben sacar todo el partido posible a su capacidad y a su esfuerzo (cada estudiante debe rendir de acuerdo con sus posibilidades personales). Ello obedece a que utilizan procedimientos de estudio deficiente (incurren seguramente en algunos de los malos hábitos que hemos visto mas atrás). Orellana (2008) sostiene que un estudiante que posee buenos hábitos de estudio enfrentará de mejor manera el desafío de desarrollar la capacidad de estudiar para lograr un buen rendimiento académico, entendiéndose como hábitos “… la repetición de una misma acción, es una actitud permanente que se desarrolla mediante el ejercicio y la voluntad y que tiende hacernos actuar de una manera rápida fácil y agradable” (García- Huidobro et. Al 2000:15). Un alumno no solo debe conocer los hábitos de estudio, sino que debe ponerlos en práctica para arraigarlos y de esta manera alcanzar logros en el aprendizaje, para conseguirlo el alumno debe establecer una rutina diaria que considere aspectos relevantes como tiempo y lugar fijo para estudiar diariamente, prestar atención al profesor durante la clase, cumplir con tareas y trabajos en los plazos previamente establecidos De esta manera el alumno obtendrá un rendimiento académico satisfactorio, entendiéndose el rendimiento académico como un indicador del éxito frente a las demandas de la formación docente; siendo este una medida de las capacidades respondientes que manifiesta, en forma estimativa, lo que una persona ha aprendido como consecuencia de un proceso de formación. (Pizarro 1985). De esta manera, los hábitos de estudio significan situarse adecuadamente ante contenidos, interpretarlos asimilarlos y retenerlos, para después poder expresarlos ante una situación de examen o utilizarlos en la vida práctica (Martínez, Pérez y Torres 1999). No creas, sin embargo, que aprender a estudiar consiste solamente en conocer algunas técnicas para realizar ese trabajo de forma mas eficaz (como leer mejor; como tomar apuntes; como hacer un esquema...) Aprender a estudiar supone también adquirir hábitos y actitudes positivas. Estos hábitos y actitudes son los más formativos del estudio. Aquí tienes algunos ejemplos:

7.1. Hábitos • Empezar y terminar de estudiar a la hora prevista; • Hacer en cada momento lo que corresponde, lo más necesario; • Cuidar la presentación de los trabajos realizados; • Entregar las tareas señaladas por el profesor antes de que finalice el plazo de tiempo concebido;

9


Organización del Estudio

Mgtr. Gladys Zorrilla Cieza

10

• Estudiar con regularidad: trabajo diario de a cuerdo con un horario.

7.2. Actitudes • Estudiar para conseguir metas concretas que previamente te has fijado; • Tomar decisiones personales a lo largo de la realización del trabajo; • Desarrollar la curiosidad intelectual, el afán de saber; • Estudiar con sentido crítico (juzgando lo que lees o escuchas y tratando de llegar a ideas o conclusiones personales); • Ayudar a los demás; saber trabajar en equipo; • Estudiar de a cuerdo con un estilo personal. El estilo personal de estudiar es muy importante. No se trata de estudiar como los demás, sino de acuerdo con tu forma de ser (habilidades, preferencias, etc.). Es bueno, por ello, que tengas procedimientos de estudio propios y que desarrolles cada vez más ese estilo personal.

7.3. ¿Cree usted que el aprender a estudiar hace más difícil tener un estilo propio de estudio? No necesariamente. Puede ocurrir si copias al pie de la letra los procedimientos que te llegan de fuera a través de la influencia del profesor, de algún compañero o de un libro sobre métodos de estudio. No ocurrirá si vas seleccionando lo anterior de a cuerdo con tu criterio y experiencia personal. Otro camino es explicar al profesor como estudias habitualmente con el fin de que el te ayude a mejorar esos mismos procedimientos.

10


Organización del Estudio

Mgtr. Gladys Zorrilla Cieza

11

Reconocimiento de Hábitos y Técnicas de Estudio Orientaciones Responde con sinceridad escribiendo una (X) en la respuesta SÍ o NO, en caso de duda escribe (X) en la interrogación (?). Así sabrás cómo estudias actualmente y aquellos aspectos que puedes mejorar. Nº 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41

ÍTEMS A veces he pensado en cómo podría mejorar mi rendimiento en los estudios pero no sé como hacerlo. Me siento dispuesto a aprender algunas técnicas que me permitan aprovechar mi tiempo de estudio con mayor eficacia y aprovechamiento. Suelo utilizar un método o sistema para llevar a cabo mis tareas de estudiante. Tengo un sitio fijo para estudiar. El lugar donde estudio no es de paso ni hay ruido. Lo tengo todo muy bien ordenado. Hay buena luz y la recibo por el lado contrario al que escribo. Mi mesa es amplia y la silla cómoda. Me dedico a estudiar dos horas al día como mínimo. Estudio todos los días a la misma hora. Estudio según las dificultades que me plantea cada asignatura. Tengo programado mi tiempo de estudio y lo respeto Hago un breve descanso después del estudio de cada asignatura. Acostumbro realizar una lectura rápida del tema que tengo que estudiar. Mi velocidad lectora es bastante buena. Comprendo perfectamente todo lo que leo. Suelo utilizar el diccionario cuando encuentro una palabra que no entiendo. Conozco al menos una técnica para aumentar mi velocidad lectora. Sé cómo mejorar mi velocidad lectora. Antes de comenzar a estudiar procuro eliminar cualquier tipo de ansiedad o preocupación que me impida concentrarme. Es fácil para mí poner atención en el estudio, no tengo ninguna dificultad para hacerlo. Conozco una técnica de relajación que me ayuda a tranquilizarme y concentrarme en el estudio. Normalmente tomo nota en el margen izquierdo del texto, de las ideas principales de cada párrafo. Estas notas las utilizo luego para hacer los esquemas y los resúmenes. En los temas que estudio siempre encuentro lo más importante sin la mayor dificultad. Distingo fácilmente las ideas principales de las secundarias en cualquier texto. Poseo algunos conocimientos sobre la memoria que facilitan mucho la retención de lo que estudio. Sé algunas técnicas mnemónicas que son muy útiles para memorizar. Acostumbro subrayar los textos teniendo en cuenta cuáles son las principales ideas y cuáles y las secundarias. Siempre elaboro esquemas de los temas que estudio. Como mínimo sé realizar dos tipos de esquema. Para elaborar los resúmenes uso las notas marginales y el subrayado que anteriormente he realizado. Se resumir perfectamente cualquier tema que caiga en mis manos. Habitualmente hago resúmenes de los temas que tengo que estudiar. Habitualmente hago resúmenes uso las notas marginales y el subrayado que anteriormente he realizado. Los resúmenes que hago no suelen tener una extensión superior a un tercio del texto original. En clase escucho atentamente al profesor sin que haya nada capaz de distraerme. Cuando en clase el profesor explica un tema distingo lo que es importante de lo que no es. Siempre tomo notas de las explicaciones del profesor sobre cualquier tema. Mis apuntes son claros y los tengo perfectamente ordenados. Normalmente, para tomar apuntes utilizo un sistema de abreviaturas que me permite hacerlo con más rapidez.

SI

NO

?

Cuanto mayor sea el número de respuestas afirmativas menor será el esfuerzo que deberás realizar para conseguir un buen rendimiento en tus estudios. Las interrogantes y respuestas negativas deberemos convertirlas en positivas a lo largo de este curso que hemos comenzado. Si éstas son muchas no te preocupes, estamos seguros de que con tu interés y nuestras orientaciones y ayuda serás capaz de lograrlo.

11


Organización del Estudio

8.

Mgtr. Gladys Zorrilla Cieza

12

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS  Alva, J. A., Blanco, A. H., Loret de Mola, V., Loo, E., Sáenz, D., Salinas, y otros (2008). Métodos de estudio. Lima, Perú: Universidad de San Martín de Porres.  Bernardo, J. (1995). Cómo Aprender Mejor. Madrid: Ediciones Rialp S.A.,  Castillo, S., Polanco, L. (2005). Enseña a estudiar: Aprende a Aprender. Madrid: Pearson Educación S.A,  Cisneros, T. (s/a). Metodología y estrategia del trabajo universitario. Ediciones Massey And Vanier.  Grupo Oceano. (1998). Aprender a aprender. (acceso en junio del 2007). Disponible en: http://www.grupodocente.com  Orellana, M. I. (2008). Los hábitos de estudio. (acceso en setiembre del 2008). Disponible en: http://marcelaisabelorellanaazua.blogspot.com/2008/10/los-hbitos-deestudio.html  Palomino (s/a) Planificación del estudio. (acceso en setiembre del 2008). Disponible en: http://perso.wanadoo.es/angel.saez/pagina_nueva_145.htm  4Serafini, M. T. (2000). Cómo se estudia. Barcelona: Editorial Paidós, SAICF.

12


La organnizacion escolar  

En este tema vamos hablar sobre como se planifica el estudiante

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you