Page 1

▶EN VIVO

Y

o soy ama de casa, antes dependía de mi esposo, no trabajaba por los quehaceres y las obligaciones de ser madre, después de aprender a cosechar hongos aprendí que uno puede ser más independiente, me siento feliz por el apoyo y la capacitación que me han brindado para salir adelante y ayudar al gasto familiar, así lo dijo Rosa Alba Marroquín, quien es beneficiaria del programa productivo de Dignidad y Solidaridad A.C. (DyS). Esta mujer ya es experta en el proceso de la producción del hongo; “son varias etapas, la primera es la pasteurización, seguida de la siembra, luego se pasa al proceso de incubación, consistente en meter el hongo en bolsas de cultivo por un determinado tiempo y finalmente éstas pasan a un área especial para que pueda nacer. Después nos dedicamos a la venta y distribución. El trabajar juntos y unidos con otros de mi comunidad ha logrado colocar nuestro producto y sé que con or-

Dignidad y Solidaridad para los mexicanos Proyectos productivos, ayuda en desastres y radios comunitarias han beneficiado a cientos de familias GUADALUPE ESQUIVIAS

ganización podemos establecer otras rutas de mercado.” Rosa Alba es una de las integrantes del proyecto productivo denominado Setas Cultivadas El Pico de Orizaba que se lleva a cabo en Mariano Escobedo, Veracruz y que es impulsado y coordinado por Dignidad y Solidaridad y las Misioneras Guadalupanas del Espíritu Santo.

Enseñanza para pescar Javier González García, coordinador operativo de dicha institución asegura que cada uno de los proyectos apoyados van de la mano con la doctrina social cristiana y que en Dignidad y Solidaridad, A.C. están comprometidos en proporcionar ayuda humanitaria a personas y regiones que se encuentran en pobreza extrema y a aquellas afectadas por catástrofes o estados de emergencia de cualquier índole. Para ello asesoran y ejecutan proyectos de promoción y gestión social, con la finalidad de dignificar integralmente a 20

los beneficiarios, así como mejorar sus comunidades con miras a la transformación de su realidad. Tan solo para apoyar a los damnificados por la lluvias en este año en los estados de Guerrero y Veracruz se instrumentó una campaña para recaudar fondos, los cuales se utilizarán para instalar pisos de cemento en casas, reconstruir hogares dañados y entregar enseres domésticos a alrededor de 300 familias. Dignidad y Solidaridad ha participado en otros importantes planes de reactivación económica, tal es el caso del taller de costura y fabricación de ropa en la zona Zoque de Tecpatán, en el estado de Chiapas, en donde dos grupos de mujeres fueron beneficiadas, uno llamado Santo Domingo de Guzmán y el otro Guadalupanas, ambos pertenecientes a la parroquia de Santo Domingo de Guzmán. Con la colaboración del padre José Natividad Limón y de la hermana Susana Servín Castillo Misioneras del Corazón Eucarístico de Jesucristo Rey, se instalaron dos talleres con


PRESENCIA A NIVEL NACIONAL

la comunidad y abaratar el costo de estos servicios. En tanto, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas ante la necesidad de consolidar un proceso de producción de la cooperativa Produce Tú, se estableció un sistema de abono orgánico, a través de camas, lo cual permitió un proceso de producción de abono orgánico (lumbricomposta) y así se generó una alternativa para la conservación del terreno.

Juntos para salir adelante redes eléctricas, se adquirieron 22 máquinas de coser industriales, se compraron más de 700 piezas de hilos para coser y bordar, así como agujas. Además se capacitó en corte y confección a las beneficiarias del proyecto. El resultado de este trabajo se tradujo en la producción de más de 500 prendas de vestir para la venta, fueron 17 mujeres las que participaron en él. La institución destinó más de 250 mil pesos para efectuarlo. Otro plan de obra fue el llamado Trabajemos Juntos, que se efectuó en Kilinché, Yucatán. Ahí se adquirió e instaló un molino eléctrico para el molido de granos (en especial maíz), para las familias de

Javier Morán, presidente de la asociación afirma que el trabajo de la institución es producto del trabajo en conjunto que se tiene con organismos que comparten la Espiritualidad de la Cruz, y que lo más gratificante es ver en los rostros de las personas beneficiadas la esperanza y la fe que con el trabajo en conjunto se puede salir de las situaciones críticas. El presidente de la asociación civil convocó a seguir ayudando para la reconstrucción de las zonas afectadas por las lluvias que provocaron los huracanes “Ingrid y Manuel” y que sí los mexicanos se unen pueden lograr el restablecimiento de la normalidad en las comunidades que ahora necesitan de nuestra solidaridad.

Un gran inicio Dignidad y Solidaridad es una asociación civil constituida legalmente en 2003 y es el organismo de acción social de la Familia de la Cruz. Los antecedentes de la asociación se remontan a octubre de 2000, durante

una de las reuniones de la Unión de Equipos de Gobierno de la Familia de la Cruz, en donde se analizó el documento del Episcopado Mexicano, “Del Encuentro con Jesucristo a la Solidaridad con Todos”. De ahí

Dignidad y Solidaridad AC tiene presencia, a través de su labor, en diversos estados de la República en donde su labor altruista trasciende en las familias mexicanas: • Guadalajara La mayor solidaridad es restaurar personas, enfermos pobres y familiares foráneos, por eso atienden a quienes se encuentran en el hospital civil Fray Antonio Alcalde, a través del otorgamiento hospedaje, alimentación, atención psicológica, espiritual y económica. • Guerrero La institución realizó un diagnóstico de la realidad que viven los jóvenes en Tlapa de Comonfort, Guerrero, poniendo énfasis en el punto de alternativas productivas, contando con la asesoría del grupo Juventud en Movimiento y el acompañamiento de la comunidad de Misioneros del Espíritu Santo. • Veracruz Con el fin de asistir a los migrantes se llevo a cabo la construcción del segundo piso de la Casa del Migrante en Río Blanco, Veracruz y se proporcionan recursos para la compra de víveres. • San Luis Potosí En la Casa de la Caridad Cristiana se amplió y equipó las instalaciones de la Casa de la Caridad Cristiana para recibir a peregrinos. • Oaxaca Dignidad y Solidaridad acondicionó en Mitla un espacio con camas para masaje, baños portátiles de temascal, electro estimulador y cama energética para la atención de las enfermedades crónicas degenerativas . • Chiapas La asociación estuvo a cargo de la compra e instalación de 55 equipos y sistemas de radiocomunicación para comunicar a las comunidades de Jaltenango, Siltepec, Montecristo, El Porvenir, Tapalapa, Tecpatán y Francisco León. Este proyecto fue realizado en conjunto con la organización Cinco Panes y Dos Peces, A.C.

surgió la necesidad de reflexionar y profundizar en la dimensión social de la Espiritualidad, sobre todo, de expresarla de una forma concreta, atendiendo las demandas de la realidad con el deseo de responder eficazmente. 21

Vida Nueva México 49 - Dignidad y Solidaridad AC  

La asociación, nacida al amparo de la Familia de la Cruz, desarrolla procesos de economía solidaria, reconstrucción del tejido social y prom...