Issuu on Google+

▶IGLESIA EN MéXICO

S

alir a las periferias geográficas y existenciales fue la inspiración primordial que la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) recogió del papa Francisco para definir en su nonagésima quinta asamblea plenaria su objetivo general y eje programático. Desde esta instancia de animación se ha urgido a las comisiones y dimensiones pastorales de la República Mexicana para que, bajo

Nuevos plaNes para dimeNsioNes episcopales Las dimensiones episcopales que configurarán nuevos programas de animación e interlocución con las 18 provincias y 91 diócesis de México serán: • Pastoral Profética • Pastoral Litúrgica • Pastoral de Familia, Juventud, Vida y Laicos • Comisión para el Diálogo Interreligioso y Comunión • Pastoral Social • Comisión de Vocaciones y Ministerios • Pastoral de Comunicación • Comisión de Solidaridad Intereclesial

Fija CEM su objetivo y programas específicos Consulta episcopal en torno a temáticas para el trienio 2012-2015 convoca a la unidad y al compromiso en tareas urgentes para México este principio, elaboren sus programas de trabajo para los próximos tres años. El objetivo por el cual los obispos mexicanos han optado es “fortalecer la identidad de la Iglesia, dinamizar la misión en el espíritu de la Nueva Evangelización y contribuir a la trasformación de la realidad de México promoviendo la cultura cristiana”. Reconocieron que el objetivo surgió, en gran medida, animado por las palabras que el cardenal Jorge Mario Bergoglio pronunció durante su intervención ante las congregaciones generales de cardenales previas al cónclave que lo eligió pontífice. Son también las palabras que el cardenal de La Habana, Jaime Ortega, le solicitó y que Bergoglio apuntó de puño y letra para el purpurado cubano. Letras que salieron del pacto de silencio aceptado por los cardenales y que difundió el propio arzobispo Ortega al comprender su relevancia para el programa de la Iglesia contemporánea.

El cardenal José Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara y presidente de la CEM, había adelantado que la nonagésima quinta edición de la asamblea plenaria del organismo permanente de los obispos provocaría un “diálogo y discernimiento pastoral de la realidad para transformarla con la fuerza del Evangelio” para ello, los obispos escucharon los planteamientos de un panel de especialistas que reflexionaron sobre “Algunos desafíos de la Iglesia en los próximos tres años”. Participaron Luis Ernesto Derbez Bautista, rector de la Universidad de las Américas de Puebla; María Luisa Aspe Armella, presidenta del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana; y Luis F. Aguilar Villanueva, investigador en políticas públicas de la Universidad de Guadalajara. Una vez reconocido el panorama, los obispos elaboraron y aprobaron el objetivo general, los temas a tratar en las

14

034-14_17_IGLESIA_MEXICO1_alta 14

4/15/2013 10:32:34 AM


carta de los obispos mexicaNos al papa FraNcisco (FragmeNto) Beatísimo Padre Francisco: …Los trabajos que estamos realizando, los hacemos en plena comunión con Su Santidad, Sucesor de San Pedro y Cabeza del Colegio Episcopal, que nos ha invitado a abrir las puertas de nuestros corazones, de nuestra vida, de nuestras parroquias… de los movimientos, de las asociaciones, y “salir” al encuentro de los demás, acercarnos nosotros para llevar la luz y la alegría de nuestra fe. Luego de ponernos en manos de Dios, unidos como colegio episcopal, escuchando a nuestros hermanos y hermanas, nos hemos propuesto, como objetivo general para el trienio 2012-2015, fortalecer nuestra identidad como Iglesia, a la luz de la Palabra de Dios, de los Santos Padres y del Magisterio, para dinamizar la Misión Continental permanente en el espíritu de la Nueva Evangelización, partiendo de la conversión personal y pastoral, y como discípulos misioneros, contribuir a la transformación de la realidad de México promoviendo la cultura cristiana. Así queremos, como Su Santidad lo ha pedido, caminar en presencia del Señor con la cruz del Señor, edificar la Iglesia sobre la sangre del Señor derramada en la cruz; y confesar la única gloria: Cristo crucificado, conscientes de que sólo así la Iglesia avanzará y cumplirá la voluntad divina de servir a todos los hombres y mujeres de esta noble nación, llegando a las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y la indiferencia religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria…

universal plenamente consciente de haber sido ungido el día de su bautismo, de su confirmación y de su ordenación sacerdotal y episcopal por el Espíritu Santo, y de haber sido enviado, ahora como Sucesor de para, como Pontífice -como puente-, proclamar el Año de gracia del Señor, en el perenne recomenzar desde Cristo, para ir, para salir hacia las múltiples y variadas periferias existenciales… Esta preposición: ‘para’, me parece podría ser considerada el perno sobre el cual giran aquellas que podríamos definir líneas programáticas del papa Francisco. Líneas, por otra parte, que ya eran claras en el ministerio episcopal del entonces arzobispo de Buenos Aires”. El Nuncio añadió: “Ciertamente las sorpresas que nos depara el Santo Padre no han terminado. Las habrá, y muchas. Sin embargo, ya desde ahora podemos intentar delinear algunas de esas líneas programáticas que él propone a toda la Iglesia. Por tanto, también a cada uno de nosotros, obispos”.

Inclusión, compromiso

asambleas del trienio y los programas de las comisiones episcopales. El eje programático para la Iglesia mexicana coincide con lo señalado por el entonces cardenal Bergoglio: “salir de sí misma e ir hacia las periferias, no solo las geográficas, sino también las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y prescindencia religiosa, las del pensamiento,

las de toda miseria”. En el arranque de la asamblea, el nuncio apostólico de la Santa Sede para México, Christophe Pierre, envió un mensaje a los obispos mexicanos que coincidía con el eje programático que la Iglesia nacional definió: “Nos alegra y alienta sobremanera constatar, una vez más, cómo el Señor es siempre fiel a su palabra, y cómo esa palabra también hoy se cumple en el papa Francisco, el Pastor

Antes de definir los planes específicos para las comisiones y dimensiones episcopales, los obispos escucharon de parte de los laicos convocados algunas de las necesidades que la Iglesia en México requiere para atender con mayor certeza las urgencias sociales y las periferias señaladas. Además del secularismo que deja su huella en todas las realidades sociales del orbe, los panelistas sugirieron que los pastores procuren mayor apertura para consultar a los laicos en los temas de interés social y que en conjunto se promueva un diálogo fecundo con la cultura, más educación y la atención específica a la mujer para su desarrollo profesional. Los especialistas también señalaron otros desafíos: “atender a jóvenes que en la cultura secularista actual se sienten solos y desesperanzados, llevar significado a una sociedad hambrienta de sentido, hablar los nuevos lenguajes, utilizar mejor las redes sociales, mostrar la opción cristiana frente a la pobreza y la inseguridad, difundir valores éticos en la economía y promover una cultura del respeto a las leyes a fin de favorecer una convivencia pacífica que permita un desarrollo integral del que nadie quede excluido”. VNM 15

034-14_17_IGLESIA_MEXICO1_alta 15

4/15/2013 10:32:35 AM


Iglesia en México