Page 1

GUADALUPE ESQUIVIAS

Un Papa de corazón latinoamericano D

ías anteriores a la elección del papa Francisco, Vida Nueva México recogió testimonios que esbozaban un panorama de claroscuros propios de la cultura mexicana y latinoamericana que tendrían que ser acogidos por el cardenal que retomara el mandato petrino. Fue así como el Nuncio Apostólico en México, Christophe Pierre, resaltaba la importancia de elegir a un Papa que tuviera comunión dentro de un cuerpo organizado eclesial, que fuera un Papa que supiera escuchar profundamente la vida de la Iglesia; con capacidad para relacionarse y no perder el sentido de la humanidad; que conociera los motivos del cambio cultural que está viviendo Latinoamérica; que analizará

a la luz del Evangelio y que respondiera a lo que el mundo necesita, siempre con la fidelidad hacia la Iglesia. Dijo que el elegido por los cardenales debía tener una filosofía nueva y fiel, cuya misión sea proclamar la belleza y la necesidad de vivir con Dios. Que tuviera un fuerte liderazgo para orientar y trasmitir que Dios existe y la capacidad de salir al encuentro de más humanidad y más fe. Ese deseo se cristalizó días después con el nombramiento del cardenal Jorge Mario Bergoglio como sucesor 226 del apóstol san Pedro. Para el sacerdote Ángel Luis Florente, capellán del Monasterio de la Visitación de Santa María, y elaborador de un proyecto social para rescatar

TERE GARCÍA RUIZ.

el humanismo cristiano en los países de América Latina, el Papa tenía que responder a los problemas de México y del mundo que actualmente sufre de laicismo, increencia, poderes fácticos que van en contra de una ética universal. Que diera respuesta a la humanidad ante las crisis detonantes en economía, violencia social, vicios y crisis antropológica.

Un Papa que nos visite

Por su parte, el religioso Manuel Corral Martín, encargado de relaciones públicas de la Arquidiócesis de Tlalnepantla y quien acompañó las reliquias de Juan Pablo II cuando visitaron por tres meses la República Mexicana, afirmaba que México necesita un Papa que

Periodista y directora del periódico Somos Hermanos

La IMaGen DeL PaPa

L

a imagen del papa francisco es de un hombre en contacto con la vida y la realidad. Que sea el primer Francisco, el primer Latinoamericano y el primer jesuita en ser Papa, ha provocado que la prensa le llame Francisco Primero, pero también una sensación agradable de confianza, no sólo en el pueblo católico, sino entre los hombres y mujeres de buena voluntad que conocen el espíritu misionero y

evangelizador de los jesuitas, así como su tendencia a la búsqueda de justicia social, paz y desarrollo. La humildad con la que el papa Francisco nos ha pedido la bendición, antes de dárnosla él, fue un gesto en el que anuncia, desde el principio de su pontificado, la actitud con la que representará a Jesús; este gesto nos ha recordado la humildad de Jesús, cuando pidió ser bautizado en el Jordán.

comprenda su cultura; que sintonice con su realidad; que ayude espiritualmente y con un liderazgo fuerte para animar la fe de los católicos que casi no tienen fuerza en tiempos de crisis. México quiere un Papa que nos visite para demostrarle cariño. Que infunda fuerza y energía, que lo podamos ver, que entienda y que nos dé esperanza para reconstruir este país que por el narcotráfico y otros problemas sociales han hecho decaer la esperanza de los mexicanos. Manuel Corral expresaba que quien resultará electo debería entender la idiosincrasia del territorio latinoamericano, tiene que ir al encuentro de la juventud en Brasil. Tiene que dar ánimo y esperanza; dar seguimiento al tema de la Nueva Evangelización y darle confianza al CELAM, a las Conferencias Episcopales y a la formación de los seminarios. En tanto Francisco Javier Albarrán, coordinador gene-

14

032-14_18_OPINIONES_MEX_alta 14

3/19/2013 12:52:06 PM


FÉLIX GARCÍA BENAVENTE

Universidad Pontificia de México

La noVeDaD De un PontIfICaDo

L

ral de la Escuela de Pastoral anunciaba que los grupos de la escuela pastoral hacían círculos de oración por el nuevo pontífice: Él debe dar mensajes esperanzadores a los mexicanos para saber que sí hay solución a los problemas sociales y debe reconocer a los grupos eclesiales para que tengan unidad a nivel nacional y en la Santa Sede, de modo que haga sentirse en el territorio mexicano y se sienta cerca de los mexicanos.

El coordinador general recordaba que con la renuncia de Benedicto XVI las algunas comunidades mexicanas se vivió desconcierto, lo que muestra que hay que estar preparados para evangelizar más; para no dudar de la fe y de la misión del representante de Dios. El padre Carlos Triana, del Movimiento de Renovación Carismática Católica en el Espíritu Santo, aseguraba que el pontífice electo debería tener

▶▶

a llegada de Jorge Mario Bergoglio al ministerio petrino, nos recuerda la promesa de Jesús de que no dejará solos a sus discípulos y que Él estará con ellos todos los días hasta el fin del mundo. La presencia del Espíritu de Dios es una presencia fuerte, discreta y que se manifiesta de modo particular en los momentos de crisis y tensiones, como en los días que hoy vivimos. Pedro como apóstol no sólo debe ser visto como autoridad, sino como servicio a la fe de la comunidad creyente y a la vida de la comunión eclesial, la Iglesia es ante todo Pueblo de Dios convocada a la santidad. Es esperanzador escuchar cómo sus primeras palabras están marcadas por una visión de Iglesia-comunión: “comenzamos este camino: Obispo y pueblo. Este camino de la Iglesia de Roma, que es la que preside en la caridad a todas las Iglesias. Un camino de fraternidad, de amor, de confianza entre nosotros”. Y es que la Iglesia no se puede entender como camino aislado o individual, sino como comunión, pueblo y pastores, todos en la misma senda, todos con la misma vocación a la santidad y todos con la misma urgencia de anunciar el Evangelio. Me sorprende un gesto, nunca había visto a un papa inclinarse o al menos levemente agachar la cabeza no ante el Cristo, o la Virgen, o el Santísimo, o la Escritura, sino ante su comunidad diocesana. Decía el Cardenal Carlo Maria Martini en su libro Hacia Jerusalén que alguna vez el Siervo de Dios Pablo VI se arrodilló en la Capilla Sixtina ante el metropolitano Melitón, representante del patriarca Demetrio de Constantinopla, por desgracia no hay testimonios ni fotos para corroborar la escena, y sin embargo Martini recuerda: “es la imagen más representativa […], de la actitud que debería convertirse en la propia de toda la Iglesia para la humanidad…” Un pastor que antes de bendecir, pide a su pueblo que oren por él. La novedad de la procedencia e historia personal del nuevo sucesor de Pedro nos expresa el sentido local y al mismo tiempo universal del Evangelio. Es un obispo que “fueron a buscarlo casi al final del mundo” para guiar a la Iglesia de Roma que preside en la caridad a las Iglesias. En un mundo global en donde las distancias se acortan y el mundo vuelve a ser una pequeña aldea, la Iglesia debe aprender a superar las barreras del centro y la periferia; es esperanzador que del Sur, marginado y pobre, venga el Papa. No se trata de una simple cuestión numérica, la cantidad de católicos latinoamericanos, sino de algo más profundo, la Iglesia viven en la historia humana, de ella se nutre y al mismo tiempo la alimenta, ella no puede permanecer al margen, sino que está llamada a compartir con todo hombre y mujer de buena voluntad la riqueza siempre nueva del Evangelio. Afortunadamente Habemus Papam.

15

032-14_18_OPINIONES_MEX_alta 15

3/19/2013 12:52:10 PM


▶▶ flexibilidad pastoral y ser pro-

motor de la Nueva Evangelización. Concretamente en México, sugirió que el Papa mire a las parejas que están formando nuevas familias después de haberse divorciado, porque es una realidad que cada día va en aumento el índice de divorcios y el surgimiento de nuevos miembros en la Iglesia católica después de ello, “hay que dejar la rigidez y ser flexible con esos hermanos”.

Jesuita llamado Francisco

Una vez que la fumata blanca anunció la elección del papa Francisco, la Compañía de Jesús, a través de Carlos Morfín Otero, provincial en México, emitió un comunicado externando el beneplácito de la elección de un jesuita latinoamericano como obispo de Roma: Jorge Mario Bergoglio: Como jesuitas, a la luz de este nombramiento, nos sentimos alentados en nuestra misión: el servicio de

la fe, la promoción de la justicia, el diálogo con las culturas y el diálogo interreligioso; misión en la que hemos sido confirmados en distintos momentos por los romanos pontífices. La elección del Papa Francisco nos anima como jesuitas de México a redoblar nuestro compromiso por encontrar caminos que ayuden a la construcción de la paz en nuestro país, que atraviesa por una situación delicada de violencia, y a trabajar especialmente en favor de aquellos que viven en las fronteras de la exclusión. La Conferencia del Episcopado Mexicano expresó su profunda alegría por la elección del cardenal Bergoglio como romano pontífice, aseguró a través de su secretario general, Eugenio Lira Rugarcía, que para la Iglesia que peregrina en América Latina, la primera elección de un Sumo Pontífice nacido en el Continente de la Esperanza, es motivo de gran regocijo y un signo claro del

EDUARDO DE LA SERNA. Teólogo argentino y docente de la Pontificia Universidad Javeriana

un PaPa no tan SoRPReSIVo

E

ra tanta la insistencia en los “papables” de los Medios y sus candidatos (a veces lobby) que muchos se sorprendieron absolutamente. El día anterior a su elección, comiendo con algunos jesuitas en Bogotá les dije “no descarten a Bergoglio”. “Eso es imposible”, me dijo uno; “sería terrible” agregó otro… “Temo por los jesuitas”, acotó una monja cercana a la Compañía. Mi sospecha de que era muy posible que fuera elegido no estaba ajena a cierto conocimiento de la fenomenal capacidad de manejar los hilos del poder que tiene el actual Papa. Sabe moverse entre esos pliegues como nadie. “Hasta ser Papa no para”, me decía una vez un jesuita; “te entrega los alfiles y la reina porque tiene el jaque mate en la cabeza”, decía otro. La

“opción Bergoglio” era más que una posibilidad. ¿Qué se puede decir? Son varias cosas las que vienen a mi mente. Para empezar, al mirar la lista de los “papables”, que en el país de los ciegos, el tuerto es rey. Mirando los cardenales de São Paulo, Budapest, Milán, que resonaban, uno tiene la tentación de decir que al lado de ellos Bergoglio es Messi, Maradona, Cristiano Ronaldo y Pelé juntos. Pero es importante decir algunas cosas para empezar. Los Medios parecen darle al Papa mucha más importancia que la que tiene dentro de la Iglesia. Aunque la estructura eclesiástica sea de una monarquía absoluta, el Papa no es un monarca en los pasos y las decisiones que toman las Iglesias particulares. Cada obispo puede tomar sus propias decisio-

nes y tener actitudes que sean diferentes a las del obispo de Roma. No opuestas, pero sí diferentes. Otro elemento a tener en cuenta es la mentalidad creada por muchos de cómo entender la obediencia, comprendida por ellos como una suerte de obediencia de cuartel, cosa que ni de lejos es lo que se entiende por tal dentro de la Iglesia. Y en este sentido, ubicar la mentalidad pobre y falsa de que al Papa lo elige el Espíritu Santo. No es eso lo que se dice teológicamente en la Iglesia. En 1997 el entonces cardenal Ratzinger dijo a la TV alemana: “Yo diría que no en el sentido de que el Espíritu Santo escoja al Papa. (...) Diría que no es exactamente que el Espíritu tome el control del asunto, sino más bien que, como un buen educador, por así decir, nos deja mucho espacio, mucha libertad,

16

032-14_18_OPINIONES_MEX_alta 16

3/19/2013 12:52:10 PM


amor de Dios por las iglesias peregrinas en estas tierras, en medio de gozos y sufrimientos, de problemas y oportunidades.

Conoce desafío eclesial

Para Faustino Armendáriz Jiménez, obispo de Querétaro, la sencillez del breve discurso inicial del papa Francisco, es un claro reflejo de lo que será su ministerio: Él sabe de este desafío, ya que fue quien presidió el equipo de redacción del documento final de Aparecida. Al inicio de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, él pasaba personalmente por los grupos de reflexión y nos aconsejaba: ‘cuando den una opinión o contribución piensen primero en sus comunidades, aquella que presiden’. Lo hacía con el interés de quien deseaba un documento muy pastoral, como el mismo Bergoglio, hoy Papa Francisco, lo comentaba.

Armendáriz insistió en que Bergoglio tiene la mejor visión del documento y del itinerario que hoy la Iglesia debe de seguir para afrontar cualquier desafío eclesial y social. Es él quien estuvo al pendiente de su elaboración y correcta estructura.

sin abandonarnos enteramente. Así, el rol del Espíritu debería entenderse en un sentido mucho más flexible, no como si dictara a qué candidato uno debe votar. Probablemente la única seguridad cierta que Él ofrece es que las cosas no pueden ir totalmente a la ruina”. Y agregó: ¡Hay demasiados contraejemplos de Papas a quienes obviamente el Espíritu Santo no habría elegido!. Dicho esto, ¿qué decir? Creo que en un sentido seguimos retrocediendo, y en otro hemos ganado algo. En el tema derechos humanos ciertamente hemos perdido. El pasado de Bergoglio como provincial de los jesuitas, y su relación con la desaparición de francisco Jalics y orlando Yorio ciertamente ensombrece el pontificado (y parece no haber importado en la elección, porque el tema es sabido y conocido). Todo el movimiento gestado dentro de la Compañía de Jesús de ir a los barrios populares, dejar los

Desde la Arquidiócesis de León se reflexionó: El hecho de que tengamos ahora un Papa latinoamericano, nos llena de orgullo y de mucha alegría, pero también –como él mismo lo pidió antes de dar su mensaje– tenemos el compromiso y la

monasterios y conventos para vivir “en medio de la gente” fue firmemente rechazado por el provincial Bergoglio, y en eso estaban Jalics, Yorio y otro grupo con ellos. Por otro lado, es indudable que después de los “principados” de Caggiano, aramburu o Quarraccino, cardenales de Buenos Aires, Bergoglio supo ser cercano a la gente; tener actitudes populares y muy valiosas. No sólo andar en la calle normalmente, viajar en metro, lavar pies de enfermos de Sida o embarazadas en la Sardá, invitar a los curas a salir de los templos, ser pastores, misioneros, son ciertamente gestos populares ¡y humanos! (como lo fue el gesto de pedir que la gente lo bendiga a él antes de bendecirlos). ¿Qué podemos esperar? En lo personal creo que hay dos cosas que van a marcar rumbo y merecen ser tenidas en cuenta para mirar. Para la Argentina, los próximos nombramientos

responsabilidad de orar siempre por él, para que siendo dócil a las inspiraciones del Espíritu Santo, atienda con santidad y sabiduría las necesidades de la Iglesia. México es fiel a Dios, y fiel al Papa, se dijo a través de un breve comunicado.

▶▶

de obispos (y el de Buenos Aires en primer lugar). Y para la Iglesia universal, los nombramientos en la Curia Vaticana (lo habitual es que se confirme a los que están y con el tiempo los vaya cambiando, pero habrá que estar atento a estos pasos). Y finalmente, ver en qué marca su pontificado la elección de su nombre francisco. ¿Será por francisco Javier, el gran misionero jesuita, como él, o por francisco de asís, el santo hermano universal y marcado a fuego por la “hermana pobreza”? ¿Será esto un indicio de su “plan” para el pontificado? Lo iremos viendo. Benito XVI eligió su nombre en memoria de san Benito, el santo patrono de Europa, y de Benito XV el Papa de Europa en la post-guerra. Y fue un Papa eurocéntrico, evidentemente. ¿En qué medida Francisco –el que fuera– marcará lo que podemos esperar y desear del futuro Papa? A partir de ahora lo iremos viendo. 17

032-14_18_OPINIONES_MEX_alta 17

3/19/2013 12:52:12 PM


MARÍA LUISA ASPE

presidenta del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana IMDOSOC

SIGnoS De eSPeRanZa DeL PaPa fRanCISCo

U

na vez más resultó cierta la máxima centenaria respecto al cónclave: “quien entra papa, sale cardenal”. Entre los nombres que se barajeaban para ocupar la sede vacante, así en los corrillos eclesiásticos como en los supuestamente bien informados de los profesionistas de los medios, estaba ausente el del cardenal Bergoglio. Es muy pronto para decir algo más sobre la tónica que tendrá su pontificado, los próximos días correrán ríos de tinta sobre el tema y la sombra de la descalificación por la supuesta asociación histórica del ahora Papa con la dictadura militar argentina en la década de los 70, empañará sin duda análisis serios y más ponderados. Señalo por lo pronto los signos para mi más esperanzadores: 1) El nombre que toma: francisco. El santo del siglo XIII ícono de humildad y pobreza. 2) Saludo al pueblo de Dios recién nombrado papa: presentándose como obispo de Roma, encabezando a las otras Iglesias en la fraternidad. A cincuenta años del Vaticano II, sus palabras nos traen el eco del aggiornamento conciliar. 3) El que sea jesuita: con todo lo que se pueda decir de los hijos de Ignacio de Loyola, con razón o sin ella, a favor o en contra, habrá que reconocer que llevan el sello de identidad: prácticos, en el mundo y habituados a la práctica del discernimiento de espíritus en su toma de decisiones. Por origen e historia los jesuitas han privilegiado la atención a dos ámbitos que en la actual sociedad globalizada y materialista juegan a la baja: la atención a los más pobres y la educación de calidad. 4) Su vida probada, consistente, de austeridad y cercanía con los pobres. De integridad y firmeza. Credenciales sobradas para quien pudiera realizar la reforma a la Curia romana que Benedicto XVI por su condición física ya no pudo acometer, para continuar con la tolerancia cero a la pederastia clerical, para acoger a las víctimas. 5) Que sea latinoamericano: de esta región amada, tierra de la nueva evangelización en la que habitamos la mayoría de los católicos del orbe hace años despistados o adormecidos. 6) La concepción que tiene de los laicos y de las laicas según se desprende de sus escritos, conferencias y homilías: laicos protagonistas, no monaguillos, que no estén clericalizados ni se dejen clericalizar por obispos y curas…

▶▶

En tanto el Arzobispo de Lima Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, reconoció la posibilidad de que el recién elegido Papa Francisco pueda visitar algunos países de América Latina en los próximos meses, tras participar en la Jornada Mundial de la Juventud Río 2013, en Brasil.

Una visita a Latinoamérica

El cardenal Cipriani expresó que la posibilidad de que el Papa viaje a América Latina existe, pero tal vez en estos momentos sea muy precipitado para tomar una decisión. Creo yo que tarde o temprano, antes o después,

pasará por Argentina y haremos todo lo posible para que también venga al Perú, dijo. El Papa, indicó el Cardenal, alrededor de julio tiene este viaje a Brasil y podría hacer una pequeña gira a algunos países de América Latina. Los católicos mexicanos y los latinoamericanos están congratulados con la noticia de tener un representante de Pedro con corazón latinoamericano de origen argentino. Hacen oraciones para que se sienta su presencia latinoamericana en todas las comunidades con idiosincrasia latina.

Qué esperanza. La experiencia de la Gracia, el soplo del Espíritu en la Iglesia a pesar de nuestro pobre testimonio y muchos pecados. 18

032-14_18_OPINIONES_MEX_alta 18

3/19/2013 12:52:13 PM

Papa Latinoamericano  

Algunas opiniones en torno al nuevo pontificado