Page 1


CONTENIDO MUESTRA

CONTENIDO MUESTRA

123579_int llamados (0)-1_Maquetaci贸n 1 28/02/11 11:04 a.m. P谩gina 1


123579_int llamados (0)-1_Maquetación 1 28/02/11 11:05 a.m. Página 80

ÍNDICE Introducción ............................................................................................................................... 5 Tema 1. Mi vocación cristiana: llamado a la amistad con Jesús ......................................... 7 Tema 2. Seguir a Jesús es configurarme con él ................................................................... 13 Tema 3. Soy elegido y enviado para anunciar el Reino....................................................... 19 Tema 4. Las dificultades, exigencia de mi vocación apostólica......................................... 25 Tema 5. Mi vida en el Espíritu Santo: fortaleza para la misión.......................................... 31 Tema 6. Ser consciente de mi compromiso bautismal...................................................... 37 Tema 7. Ser misionero desde mi identidad laical ............................................................... 43 Tema 8. La ciudad: mi campo para la misión..................................................................... 49 Tema 9. Mi lugar como misionero en la Arquidiócesis...................................................... 55 Tema 10. Formarme para ser discípulo misionero ............................................................. 61 Celebración del compromiso del discípulo misionero....................................................... 74 Bibliografía ............................................................................................................................... 79

CONTENIDO MUESTRA

CONTENIDO MUESTRA

Anexo. Retiro: Pedro, ¿quién es Jesús para ti? .................................................................... 67


123579_int llamados (0)-1_Maquetación 1 28/02/11 11:04 a.m. Página 5

I NTRODUCCIÓN De la formación inicial a la formación básica Fundamento En el camino hacia la pastoral misionera de la ciudad, nuestra iglesia particular subraya la importancia y urgencia de dar atención especial a la formación de los agentes evangelizadores. Las Orientaciones Pastorales del 2009 resaltan que «La formación de agentes no es un añadido al trabajo que hemos impulsado, sino el eje fundamental, la “columna vertebral” del modelo de Iglesia que queremos y requerimos para nuestra ciudad» (OPFM, n. 53).

En consonancia con la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano, Aparecida, afirmamos que es necesario formarnos y formar a todo el pueblo de Dios para cumplir con responsabilidad y audacia la tarea de ser discípulos misioneros. «La vocación y el compromiso de ser hoy discípulos misioneros de Jesucristo en América Latina y El Caribe, requieren una clara y decidida opción por la formación de los miembros de nuestras comunidades, en bien de todos los bautizados, cualquiera que sea la función que desarrollen en la Iglesia» (DA 276).

Contenido El nombre del Manual evoca el recorrido por el que camina quien se adentra en este material. Anteriormente fue conocido como Propedéutico; su intención es preparar a quienes aspiran a dar el paso de la formación inicial a la básica. Este subsidio se presenta como apoyo para personas, fuertemente motivadas, que buscan conocer más sobre su vocación cristiana y responder al llamado de Jesús para convertirse en «discípulos misioneros». Los temas llevan de la mano por el camino que Jesús recorrió con sus discípulos: los hace amigos, después seguidores, discípulos y finalmente apóstoles. El envío al mundo, después de la Resurrección y de la llegada del Espíritu Santo sobre los apóstoles, hace de la Iglesia una comunidad evangelizadora, animada por el Espíritu Santo. El manual adopta un tono reflexivo a lo largo de los temas y lleva a que nos cuestionemos sobre nuestra respuesta personal a la invitación del Señor, desde nuestro compromiso bautismal y especificidad laical. Nos ubica en la ciudad como el lugar de nuestra misión y nos introduce al plan pastoral de nuestra iglesia particular. El recorrido busca fortalecer la conciencia de formarnos para culminar en una invitación para iniciar la formación básica. Junto con el resto de manuales, la intención es que respondamos desde nuestra vocación laical al llamado de Jesús, para formarnos como discípulos misioneros y anunciar el Reino de Dios en nuestra ciudad. 5

CONTENIDO MUESTRA

CONTENIDO MUESTRA

Desafío


123579_int llamados (0)-1_Maquetación 1 28/02/11 11:04 a.m. Página 7

Tema

1

Mi vocación cristiana: llamado a la amistad con Jesús

CONTENIDO MUESTRA

CONTENIDO MUESTRA

Encontrarnos con Jesús, responder a su llamado y hacernos sus amigos, es emprender el camino de nuestra vocación cristiana. 7


123579_int llamados (0)-1_Maquetación 1 28/02/11 11:04 a.m. Página 8

Enlace

Objetivo

Ser cristiano significa ser discípulo de Jesús. Y ser su discípulo conlleva dos acciones inseparables: Primero, seguir a Jesús, esto es, compartir su doctrina, sus valores, su espiritualidad y su misión. Por eso, cuando Jesús invitaba a alguien a ser su discípulo, le pedía que lo siguiera. Segundo, vivir la vida de Jesús. Adentrémonos en esa fascinante aventura de descubrir, reconocer y crecer en nuestra vocación cristiana.

Descubrir, en el llamado que Jesús hace a los primeros discípulos, mi propio llamado a la vocación cristiana. Reconocer que el fundamento de mi vocación está en el encuentro con Jesús y en mi amistad con él.

Seguimiento de Cristo

Respuesta

Vocación cristiana

Descubrir el proyecto de Dios para nosotros

Llamado

Punto de partida

Fe Palabra de Dios Liturgia Oración Amor Pobres

Lugares

Encuentro con Jesús

“Vengan y verán”

Amistad con Jesús

Se quedan con él

Discípulos

Misioneros

Conversión

Anuncio

PILARES DEL DISCÍPULO MISIONERO 8

CONTENIDO MUESTRA

CONTENIDO MUESTRA

En síntesis


123579_int llamados (0)-1_Maquetación 1 28/02/11 11:04 a.m. Página 9

Desarrollo del tema

Al día siguiente, Juan se encontraba en aquel mismo lugar con dos de sus discípulos. De pronto vio a Jesús que pasaba por allí, y dijo: —Este es el cordero de Dios. Los dos discípulos le oyeron decir esto, y siguieron a Jesús. Jesús dio media vuelta y, viendo que lo seguían, les preguntó: —¿Qué buscan? Ellos contestaron: —Maestro, ¿dónde vives? Él les respondió: —Vengan y lo verán. Se fueron con él, vieron donde vivía y pasaron aquel día con él. Evangelio de Juan 1,35-39

Otros textos: Mt 4,18-22; Mc 1,16-20.

1.

La vocación cristiana: Llamados a seguir a Jesucristo

Un reto de la persona es descubrir su propia vocación, porque de ella depende la felicidad y realización personal. Vocación viene del latín vocare y significa “llamado”. Descubrir la vocación es encontrar el proyecto que Dios tiene para nosotros. Él toma la iniciativa y nos llama a través de Jesús: «No me eligieron ustedes a mí; fui yo quien los elegí a ustedes» (Jn 15,16).

Por eso, nuestra vocación cristiana consiste en responder al Padre mediante el seguimiento de Jesús; se trata de la vida en Cristo (cf. DA 352), es decir, aquello que nos identifica como sus discípulos.

2.

El encuentro con Jesús es el punto de partida de nuestra vocación

El encuentro con Jesús es el punto de partida de nuestra vocación cristiana; así lo vivieron los primeros discípulos, Andrés, Pedro, Felipe y Natanael. Ellos, y todos los que tuvieron un encuentro personal con Jesús, quedaron impactados por su persona y quisieron conocerlo. Por eso afirmamos «que no se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una persona, que da un nuevo • ¿Te has encontrado con Jesucristo? horizonte a la vida y, con ello, una orientación • ¿Cómo fue tu encuentro con él? decisiva» (DC 1). 9

CONTENIDO MUESTRA

CONTENIDO MUESTRA

La palabra


123579_int llamados (0)-1_Maquetación 1 28/02/11 11:04 a.m. Página 10

3.

Jesús se interesa por sus seguidores

Jesús, al darse cuenta de que lo siguen, no permanece indiferente, da media vuelta y se detiene, cambia su rumbo. Él mira más allá de sí mismo y encuentra al otro en su camino, en su realidad. Hace un alto porque considera importante a quien lo sigue y mira hacia él. Así, Jesús fue atrayendo a cada uno de sus discípulos. Los discípulos de hoy, ¿nos detenemos en nuestro camino para acercarnos al otro y para tener una relación cercana con él? Esta pregunta descubre nuestra capacidad de hacer amigos y discípulos para Jesús.

Jesús, al ver que unos hombres se acercan a él, les pregunta: «¿Qué buscan?». Al igual que los discípulos, esta pregunta de Jesús también resuena en nosotros, nos confronta, nos hace mirar en nuestro interior y se traduce en otras preguntas: ¿Qué me motiva a seguir a Jesús? ¿Cuál es la búsqueda más profunda de mi corazón? Los que iban detrás de Jesús deseaban entrar en su vida, estar con él, formar parte de su grupo. Ante la pregunta de Jesús, los discípulos contestan: ¿Dónde vives? Él les invita: Vengan y lo verán. Los lleva a su casa, pasa el día con ellos y establece una relación de amistad. Jesús les hace una invitación a entrar en contacto con él, para que sean sus amigos y no sus siervos, «porque el siervo no conoce lo que hace su señor» (Jn 15,15). Todos tenemos amigos, nos identificamos con ellos y experimentamos confianza, amor, • La amistad se cuida y cultiva, ¿te sinceridad, solidaridad… A esto nos invita Jehas preguntado cómo cultivar y hasús, pero en un grado especial, porque se tracer crecer tu amistad con Jesús? ta de recibir la amistad y el amor de Dios.

5.

Ser amigos de Jesús es compartir sus valores

La amistad implica simpatía, elección y aceptación mutua. Es una relación recíproca que se da cuando nos identificamos con el amigo. Pertenecer a un grupo implica compartir valores, anhelos… es una comunicación de intimidades. Jesús nos dice: «Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando» (Jn 15,14).

Su voluntad o mandamiento es que nos amemos unos a otros (cf. Jn 15,17). La amistad es un amor desinteresado. Por ello, para ser amigos de Jesús no bastan los sentimientos y emociones, hay que amarlo con amor de entrega, sacrificio, fidelidad, con un amor hecho de obras. Jesús nos mostró en grado sumo su amistad entregando la vida por nosotros: «Nadie tiene amor más grande que quien da la vida por sus amigos» (Jn 15,13).

6. El encuentro con Jesús nos mueve a la conversión «Los evangelios relatan numerosos encuentros de Jesús con hombres y mujeres de su tiempo. Una característica común a todos estos episodios es la fuerza transformadora que tienen y manifiestan los encuentros con Jesús, ya que abren un auténtico 10

CONTENIDO MUESTRA

CONTENIDO MUESTRA

4. Llamados a la amistad con Jesús


123579_int llamados (0)-1_Maquetación 1 28/02/11 11:04 a.m. Página 11

proceso de conversión, comunión y solidaridad» (EAm 8).

• Y tú, ¿cómo vives la conversión? • ¿Qué actitudes cambiarás como

Entre los encuentros más significativos con Jesús fruto de tu encuentro con Jesús? está el de la mujer samaritana (cf. Jn 4,5-42). Cuando Jesús le dice «dame de beber» (Jn 4,7) y le habla del agua viva, suscita en ella una pregunta, casi una oración: «Señor, dame de esa agua, para que no tenga más sed» (Jn 4,15). Cuando Jesús encuentra a Zaqueo (cf. Lc 19,1-10), opera en él una conversión. Este, consciente de las injusticias que ha cometido, devuelve el cuádruple a quienes había defraudado (cf. EAm 8).

Encontrarnos con Jesús nos impulsa a anunciarlo

Todo encuentro con Jesús causa impacto. Su forma de vida y su testimonio conmueven a los discípulos, y ellos se convierten en mensajeros que atraerán a nuevos discípulos y amigos. Andrés, uno de los dos que siguieron a Jesús, sale a anun• Y tú, ¿a quien has ciar a su hermano que han encontrado al Mesías. anunciado a Jesús? Felipe es invitado por Jesús a seguirlo; él acepta y de inmediato anuncia que ha encontrado también al Mesías. La samaritana anuncia a sus conciudadanos que ha descubierto al Mesías (cf. Jn 4,5-42).

8.

Encontrarnos hoy con Jesús es participar de su proyecto de vida

La admiración por Jesús desemboca en una respuesta consciente y libre de seguirlo para vivir como amigos y ser partícipes de su proyecto de vida: extender el Reino de Dios. El encuentro con Jesús hace que salgamos a compartir su amistad con nuestros hermanos, en especial con los más necesitados de hoy, como lo hizo Jesús en su tiempo: niños de la calle, sexo servidoras, jóvenes que buscan un sentido a la vida, personas que necesitan unas palabras de aliento que las lleve a Jesucristo…

9. Lugares de encuentro con Jesús Nuestro continente americano se sigue haciendo hoy la misma pregunta: «Maestro ¿dónde vives?». ¿Dónde te encontramos de manera adecuada para abrir un auténtico proceso de conversión, comunión y solidaridad? ¿Cuáles son los lugares, personas, que nos hablan de ti, nos ponen en comunión contigo y nos permiten ser discípulos y misioneros tuyos? (cf. DA 245) El Documento de Aparecida nos recuerda que los lugares especiales de encuentro con Jesús son (cf. DA 246-257): La fe que recibimos y vivimos en la Iglesia. La Palabra de Dios, leída, compartida y vivida en la Iglesia. La celebración de la Liturgia, especialmente la Eucaristía. La oración personal y comunitaria. El amor fraterno. Los pobres, afligidos y enfermos. 11

CONTENIDO MUESTRA

CONTENIDO MUESTRA

7.


123579_int llamados (0)-1_Maquetación 1 28/02/11 11:04 a.m. Página 12

10.

El encuentro y la amistad con Jesús, pilares del discipulado

La experiencia de aquellos primeros discípulos que encontraron a Jesús sirve de modelo para los cristianos de todos los tiempos. El seguimiento de Cristo es diferente en cada uno, pero siempre implica: encuentro, amistad, conocimiento y experiencia personal de Jesús. Escuchar sus palabras, dialogar con él, vivir en su intimidad, son momentos que constituyen algunos fundamentos importantes de la fe y son imprescindibles en el seguimiento y el discipulado. La vocación cristiana es el diálogo de dos voluntades, la tuya y la de Dios, que se unen para realizar un proyecto común. Es una relación personal con “Alguien”. La respuesta exige compromiso para “permanecer” en comunión con Jesús.

Actividades grupales

Interioriza: ¿Quién es Jesús para ti? Descubre los momentos de tu vida en que has experimentado el llamado, la conversión, el impulso de seguir a Jesús. ¿Te has preguntado cuál es el proyecto que Jesús tiene para ti? ¿Cómo es tu respuesta? ¿Dudas? ¿Sientes miedo? ¿...?

Compartan con el grupo la experiencia de la interiorización y saquen conclusiones.

Evaluación ¿Descubrí algo o reforcé en qué consiste mi amistad con Jesús?

Para seguir descubriendo Documento de Aparecida. V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe. Aparecida, Brasil 2007, nn. 129-142, 243-257. S.GALILEA, El discipulado cristiano, San Pablo, Madrid 1993, 17-21. S.GALILEA, Las edades del Espíritu, San Pablo, Santa Fe de Bogotá 2000, 6-21.

12

CONTENIDO MUESTRA

CONTENIDO MUESTRA

Actividades individuales


Manual 0 Arquidiócesis Primada de México  

Manual 0 Arquidiócesis Primada de México Llamado por Jesús a ser discípulos misioneros.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you