Page 1

多Usted por qu辿 sube a la monta単a? Amigos de la Monta単a Un sentimiento compartido


En un mensaje enviado a los Amigos de la Montaña a comienzos del presente mes de febrero expresaba como, observando la manera en que a lo largo de los últimos años se ha ido conformando nuestra comunidad de caminantes y la forma creciente en que venimos interactuando con organizaciones privadas y del estado en relación con asuntos que tienen que ver con nuestra montaña y con los Cerros Orientales en general, se ve cada vez más necesaria la formalización de los Amigos de la Montaña como una organización con personería jurídica y sin ánimo de lucro. Buscando que los estatutos reflejaran el sentir de la comunidad, considerábamos importante hacer a ustedes algunas preguntas, la primera de las cuales fue: ¿Usted por qué sube a la montaña? Resulta que hasta el momento he recibido cerca de 120 respuestas. Maravillosas respuestas, que no han sido nada fáciles de analizar, por ser la mayoría de ellas muy emotivas, en las que expresamos los sentimientos que nos unen con la montaña y con la comunidad. Terminé teniendo en mis manos un texto muy hermoso, y me parecía que utilizarlo solamente como fuente de información para la elaboración de los estatutos era algo limitado y un verdadero desperdicio. Después de varios días de no saber qué hacer con tan valioso material, hice una reflexión que me llevó a tomar la decisión de elaborar el presente documento y de compartirlo con todos ustedes: No es el que caminemos por la montaña, o que recibamos los correos, lo que nos hace parte de la comunidad. Son los sentimientos que compartimos por ese territorio que vivimos cada mañana y por esa comunidad que lo habita los que nos hacen sentir parte de ella.


Creo que no tengo nada más que agregar. Solo me queda invitarlos a caminar a lo largo de las siguientes páginas y que sean ustedes mismos quienes juzguen…. Andrés Plazas Febrero 26 de 2011


¿Usted por qué sube a la montaña? … 1 … Parece mentira que algo tan virgen, tan hermoso, puro y vibrante, exista en Bogotá. Tener acceso a respirar algo tan fresco en las mañanas y poder llenarnos de energía positiva y de fuerza vital es un verdadero privilegio que balancea nuestra vida en la gran ciudad. La montaña es un respiro suave puro y poderoso!!! La Montaña es nuestro pulmón que adoramos y bendecimos cada vez que subimos. Nos hace niños, nos hace a todos iguales, nos hace valientes, nos da vida y nos llena de alegría, amor, propósito, fuerza y gratitud. Gracias Montaña te amo profundamente, gracias, te adoro y bendigo hoy y siempre! AMM … 2 … Muchas razones: *Es una conexión espiritual y de agradecimiento con DIOS. *Ya se vuelve algo necesario para uno. *Como ejercicio para mejorar la salud. *Sentir todos los días que tanta belleza de naturaleza verde, está aquí dentro de la ciudad de Bogotá. *Uno va formando lazos de hermandad por la misma causa. *Por ultimo soy caminante desde hace varios años. MIC


… 3 … ….. aquí estoy con los míos compartiéndoles tu mail, y a la pregunta de porque sube usted a la montaña hay una respuesta unánime y es: porque es la forma más agradable de hacer ejercicio en Bogotá, porque además del beneficio físico nosotros como familia aprovechamos ese espacio para compartir ideas y emociones no solo entre nosotros sino con otros de la comunidad y porque es una estimulante forma de comenzar el día…. NEQ … 4 … ….. Personalmente subo porque el contacto con la naturaleza nos ayuda a nuestro crecimiento espiritual y por razones de salud. Espero volverlo a hacer ya que desde el año pasado estoy demasiado indisciplinada pero también necesito estar al 100% de mi cadera. ECE … 5 … ….. subo a la montaña porque al estar en contacto con la naturaleza y al volver siento una paz y una tranquilidad inmensa, solo quien sube a la montaña sabe entender este sentimiento. JL … 6 … Subo a la Montaña, para hacer ejercicio y para tener un contacto muy cercano con la naturaleza, para tomar aire puro y porque soy privilegiada al vivir muy cerca de ella. L de R


… 7 … Yo subo a la montaña para conectarme conmigo y con la naturaleza. Despierto mis sentidos, AC … 8 … Yo subo a la montaña por dos razones: 1) Observar la biodiversidad. En este sentido vale la pena recordar que la Montaña es parte de los Andes tropicales, que es una de las áreas de mayor diversidad en el mundo. A pesar de estar al lado de Bogotá, y a pesar de haber sufrido importantes disturbios antrópicos que saltan a la vista (e.g., siembra de pinos y eucaliptus), es obvio para cualquier estudioso de las aves o las plantas que la Montaña alberga una gran diversidad biológica de organismos nativos, varios de los cuales tienen distribuciones geográficas notablemente restringidas. En verdad, la Montaña es un muy buen ejemplo de los dos factores que hacen los Andes tropicales una prioridad mundial para la conservación de la naturaleza (ver http://www.eoearth.org/article/Biological_ diversity_in_the_Tropical_Andes): a) alta diversidad de organismos endémicos y b) alto grado de amenaza antrópica contra la biodiversidad. 2) Observar y disfrutar el paisaje y el ambiente. La Montaña brinda multitud de paisajes y ambientes de gran valor estético que no existen en la ciudad (ni siquiera en parques como el Simón Bolívar o el parque de los novios), pero que están al alcance de muchos de los habitantes de Bogotá. Estos incluyen, por ejemplo, la complejidad filos y pendientes que se observa desde varios puntos por la trocha que va a la virgen, y la zona boscosa de la Quebrada la Vieja. Aún muy cerca de la circunvalar, justo arriba del "punto de encuentro", el caminante


tiene a su disposición el paisaje de roca sedimentaria que ha sido puesta en posición casi perfectamente vertical, gracias a fuerzas geológicas que son difíciles de imaginar, y que los geólogos nos dicen operaron durante los últimos 20-5 millones de años (poquito tiempo en la escala geológica). Es chévere pensar sobre esto mientras uno mira las rocas arriba del "punto de encuentro". También hay que mencionar que la Montaña tiene ambientes sonoros que no es posible encontrar en la ciudad. Quisiera resaltar que aunque el valor estético del paisaje y el ambiente de la Montaña (punto 2 arriba) está relacionado al valor de la Montaña en términos de su biodiversidad (punto 1 arriba), ambos valores son hasta cierto punto independientes. Me explico. Yo empecé a subir a los Cerros Orientales de Bogotá en los 80's, cuando tenía 12 años. Subía por una trocha entre las calles 134 y 140. En ese entonces no me importaba si las plantas y animales que yo encontraba en los cerros eran solo unas pocas decenas de especies, o si eran centenares. Me importaba principalmente disfrutar el paisaje fisiográfico (cañones, pendientes, valles, cobertura boscosa en general) y el ambiente en general. Claramente me atraían los animales y las plantas, pero era poco importante para mí si los Cerros Orientales eran excepcionalmente diversos biológicamente (como lo son) o no. Posteriormente desarrollé interés por la biodiversidad. IJ … 9 … Porque uno siente que la hermosura de ella fue puesta en ese lugar para recibir a diario la hermosura de la gente que la sube. MGH


… 10 … Porque amo la naturaleza, en medio de una ciudad tan complicada, contaminada tanto auditivamente como de polución es un regalo grandioso tenerla dentro de nuestro perímetro. También amo el ejercicio y el compartir con un grupo maravilloso que acude a ella con regularidad. Unos buenos días con cara amable y en un entorno natural como este hacen que el día comience despejado y lleno de energía. JR … 11 … ….. En una ciudad como Bogotá , subir a la montaña es un momento único del día para respirar, para meditar, ejercitar el cuerpo y el espíritu y cargar baterías para iniciar una jornada, llena de positivismo y de buena energía y así compartir mejor y con mas disponibilidad en sociedad (en familia) con los habitantes de esta o de cualquier ciudad…… LFMA … 12 … ….. yo subo, porque me encanta el paisaje, respirar aire puro, oír los sonidos de la naturaleza, ver los fox glove, los riachuelos, la cascadita y meditar en ella, el Bosque de pinos, saltar en el acolchado que produce, en fin, ver el cielo, el follaje y sentirme orgullosa de que a solo dos cuadras de mi apto. tengo semejante belleza, me transporta a otro lugar, y me llena de optimismo, por esto y más subo a la montaña, y cada vez que lo hago, le doy infinitas gracias a Dios por tener el privilegio de conocerla y disfrutarla, y por personas como tú q han tomado la vocería de muchas personas q pensamos y sentimos igual..….. MEB


… 13 … Subo la montaña para hacer contacto con la naturaleza, respirar aire puro, hacer ejercicio y meditar. JMS … 14 … Para respirar aire puro y estar en contacto con la naturaleza, mientras, además, ejercito mi cuerpo. Hace rato no voy, porque me da miedo ir sola y a veces no cuadran mis tiempos con los de los vecinos, pero siempre leo los correos….. LE … 15 … ….. Yo te puedo contestar por qué subía a la montaña cuando vivía en Bogotá... estas pueden ser varias razones: Por respirar aire puro Por tener contacto con la naturaleza. Por tener un lugar donde meditar en la cima de la montaña, en silencio, solo escuchando el sonido de los pajaritos y de la brisa. Por mantenerme en forma y hacer el ejercicio del día... y por salud. Por encontrarme con mis amigos y hacer vida social, etc.... Por olvidar el stress de la ciudad y caminar por el Paraíso unas horas al día. Por disciplina.... Además me fui a vivir cerca a ella para no pagar transporte….. DG


… 16 … La maravilla de empezar el día impregnada de naturaleza, de sonidos diferentes a la ciudad, de respirar olores monte, y el ejercicio con el ritmo que se tenga ese día, son algunas de las razones por las cuales subo. Ya no concibo pasar una semana sin montaña…… LM … 17 … Porque le da posibilidad de existencia a mi espíritu, reconforta mi cuerpo y descansa mi mente…… MEL … 18 … Yo subo a la montaña porque ella es generosa llenándome de energía, aire limpio, aclarando mi pensamiento y haciéndome sentir viva y feliz. IZ … 19 … Yo subo a la montaña para respirar aire puro, hacer ejercicio y cargarme de energía. JCG … 20 … ……Yo subo a la montaña para oxigenar mi mente, mis pulmones y mi vista mientras hago ejercicio. Para mí es una mini vacación dos veces a la semana. MB


… 21 … Subo a la montaña, buscando paz, tranquilidad, renovar mi comunicación con la naturaleza, sentir la libertad de transitar por un bello lugar sin ser juzgada, ni interrumpida en mi deseo de renovación de fuerzas, vida en abundancia, para escuchar el sonido del agua correr, consentirla con mis mejores sentimientos y en la medida de lo posible trabajar en pro de ella…… JC … 22 … Yo subo a la montaña por el alivio espiritual, la sensación de paz y tranquilidad que la misma brinda…… LEB … 23 … ….. yo subo a la montaña para respirar aire puro, para estar cerca de la naturaleza y porque me hace sentirme bien y empezar el día con la mejor de las energías. JS … 24 … Porque me produce felicidad, por salud y deporte, porque me encuentro conmigo y me da espacio para mis días buenos y malos, porque mis días son mejores que los que no subo, porque veo gente que sonríe y saluda amablemente y se vuelven los amigos de la montaña porque me gustan los olores, el viento frio, el agua, los sonidos y la paz


que me genera porque está bien cuidada y no hay basuras KS … 25 … Subo a la montaña por su verde, su aire, su carisma, el ejercicio y algunas personas con las que me encuentro. MR y O … 26 … ¿Por qué subo a la montaña? Es una de esas preguntas que tienen varias respuestas dependiendo del momento en el que me la hubieran hecho. Inicialmente fue por el ejercicio físico, luego por el recuerdo a una "subida" parecida en mi tierra natal Caracas que se llama Sabasnieves, hoy en día porque me nutre, me energiza, me da vida, me conecta con una sociedad que no se parece a la que existe en el asfalto, una sensación de pertenencia hacia las caras conocidas que poco a poco vas reconociendo cuando subes, una sensación de pertenencia a una comunidad constituida por personas y animales (perros) que se van haciendo "amigos" de uno y que vas saludando poco a poco por nombres. Hoy en día mi planeación del fin de semana gira en torno a la subida a la montaña el sábado en la mañana. Poco tiempo le dedico a la montaña, pero cuando lo hago es con cuerpo, alma y espíritu. Es gratificante saber que ella esta ahí. Yo también estaré para ella. Saludos de una venezolana que es parte de la montaña, ABL


… 27 … ….. Subo a la montaña porque me brinda una experiencia única: de salud, de sentirme bien, de reflexión, de contemplación de lo bello, de encontrar gente amable. Subo a la montaña porque me permite creer en un país y una ciudad mejor en donde admiremos la belleza natural de nuestro entorno y podamos crear espacios para formar mejores ciudadanos que cuiden y respeten las relaciones con otras personas y con la naturaleza. Un día en que no subo a la montaña no es igual para mí, tengo menos energía y menos capacidades para luchar contra el estrés diario de esta ciudad. Subir a la montaña nos permite creer que si es posible vivir mejor en Bogotá. Tenemos el reto de preservar el secreto mejor guardado de la ciudad al tiempo que permitimos que muchos la puedan disfrutar. Para crear un socio-eco-sistema sostenible alrededor de la montaña necesitamos un mínimo de organización, de reglas y de compartir unos principios y valores que nos sean comunes a quienes constituimos su comunidad. EWH … 28 … Porque creo que es una excelente opción para hacer ejercicio en un entorno diferente, da la oportunidad mientras se hace de estar en contacto con la naturaleza y una sensación de aire puro y tranquilidad. Por otro lado la mayoría de la gente con la que uno se cruza es amable, lo que transmite una buena energía. EL


... 29 … Me gusta subir a la montaña ya que es una actividad muy valiosa, el entrar en contacto directo con la naturaleza, árboles y plantas, el silencio, el sonido de la quebrada o el canto de los pájaros, el aire puro de la mañana y sentir la grandeza de la montaña. Y allí recordamos que somos parte de la naturaleza, un todo, y que cualquier acción positiva o negativa que hagamos la afectará, nos afectará. Ha sido muy gratificante encontrar amigos con quienes compartir sentimientos hacia la montaña y trabajar juntos por un mismo ideal: cuidar la montaña pues ella nos está cuidando a nosotros ! AMW … 30 … Porque ME GUSTA la montaña, porque disfruto la caminada, porque es un espacio para "salir de la ciudad", estar en contacto con la naturaleza, estar en contacto conmigo misma. Porque el aire que se respira es diferente al que uno deja en la circunvalar, porque las matas son bonitas, porque la quebrada suena bonito, porque regreso a la ciudad con energía renovada. Por esto y otro montón de cosas que resumo en que es una experiencia agradable en la parte emocional y física, todo depende del día en que uno esté…. CMO … 31 … Yo subo a la montaña porque necesito conectarme directamente con la naturaleza y sentirme parte de ella, allá donde aun está sana y preservada.


Me gusta subir para respirar aire puro, oír las quebradas, sentir a los arboles y ver toda esa belleza que se encuentra allí. Me parece particularmente importante que exista ese lugar tan cerca a la metrópolis de Bogotá y espero de todo corazón que pueda ser preservado ese pulmón de Bogotá. EH … 32 … Porque al subir a una montaña en este siglo pegada a una urbe de siete millones de almas nos recuerda que aún nada es más importante como seres humanos que la vida , entre más simple, más vida. AV … 33 … Al principio (hace varios años) subía para hacer ejercicio cardiovascular de una manera amable y placentera. Poco a poco ese propósito fue cambiando. Encuentro que el color de la vegetación, el aire de la montaña, el sonido de la quebrada, la actitud de los otros caminantes, las amistades silenciosas y anónimas —creadas solo con el saludo y la mirada— me sanan el alma para comenzar el día. GJ … 34 … Yo subo a la montaña porque es una manera de meditar, de sentirme viva y saludable, y porque es un oasis de paz, silencio y armonía en medio de la ciudad. Los días en los que subo son más productivos y felices. MR


… 35 … Subo a la montaña, para encontrarme contigo y oír tus experiencias con los indígenas y además por ver a mi jefe Germancito Uribe, que ya dejo de fumar. GP … 36 … Yo empecé a subir a la montaña para hacer ejercicio y, a medida que fui conquistando Claro de Luna con más facilidad, me di cuenta que no solo hacía ejercicio sino que también mi alma se alimentaba y yo percibía tranquilidad, felicidad. El hecho de levantarme cada mañana y sentir el viento del amanecer, el canto de los pájaros, el agua corriendo a mi lado,... me hace trascender. La montaña es un espacio vital, que me ayuda a vivir cada día con entusiasmo y optimismo. AM … 37 … La montaña, para mí, es un espacio de vida que me permite reflexionar para llegar al diario encuentro consigo mismo. Manifiesto que el "doctor Montaña" es el mejor y más acertado sicólogo, sugeriólogo, sexólogo, amigólogo que hay y el cual cobra una consulta amable si se le visita a diario, pero al dejar de ir su consulta es cara y agotadora…… FR … 38 … Subía a la montaña porque era vital para mi espíritu el contacto con la naturaleza, el contacto con mi cuerpo a través del esfuerzo y esos


rostros amables que te saludan sin conocerte pero que con su mirada te decían "eres de los nuestros", o “somos de los mismos"..…. EA … 39 … En cuanto a su pregunta, por qué subo a la montaña, mi respuesta es buscando paz, tranquilidad y darme el gusto de admirar la naturaleza en todo su esplendor, este es un paraíso en la ciudad. GA … 40 … En cuanto a su pregunta, subo a la montaña porque la caminada y el contacto con la naturaleza me llenan de energía. El paisaje me parece divino, y disfruto con la gente que me encuentro. AMPT … 41 … No es del todo fácil contestar a una pregunta tan abierta y tan amplia. Con el ánimo de tratar de acotarla un poco, tengo varias opciones: - Contacto con la naturaleza en medio del ambiente urbano - Ejercicio y control de estrés laboral - El ruido del agua corriendo, del viento y de las aves como "terapia" para sobrellevar el caos urbano Espero que estas respuestas les sean de utilidad. Es difícil tratar de sintetizar todo lo que la montaña significa, pero estos tres puntos se aproximan bastante. AG


… 42 … Esta es una muy buena pregunta cuya respuesta cambia para mí. Primero, tengo que disculparme si mi español no está perfecto pero escribo en este idioma porque creo que será más útil para lo que necesitas. Nunca he vivido tan cerca de una ciudad tan urbana. Hay mucho que me gusta de vivir así (como la cercanía a todo). Pero, la montaña me hace sentir más centrada mentalmente y espiritualmente. Cuando estoy caminando dentro del bosque alto de los pinos, siento que mis preocupaciones cotidianas se achican a un volumen muy pequeño con respeto a la grande belleza de la montaña. Trato de no hablar o hacer bulla para poder escuchar los colibríes y los otros pájaros. El sonido del agua limpia mi espíritu. Al bajar la montaña, me gusta saludar a los otros caminantes y sus perros porque si, de verdad, me siento en una comunidad de personas que entienden la montaña de la misma manera. He estado subiendo la montaña ya por 4 años y la experiencia ha transformado mi experiencia de vivir en este país tan hermoso. BN … 43 … Subo porque la montaña es la mejor terapia y manera de liberarse de las cargas cotidianas. Subo porque mi cabeza y corazón lo necesitan... LM … 44 … Subo a la montaña porque es la oportunidad de entrar en contacto con la naturaleza. La Quebrada La Vieja está a pocos minutos de mi casa y eso me hace afortunado porque tengo la naturaleza con solo caminar unos pasos. Caminar por el sendero de la montaña es comenzar a sentir la energía sagrada de este lugar y con cada paso que se da la energía


va penetrando lentamente por los poros. Ella se instala. Tonifica mi emoción. El aire fresco reconforta mis pulmones y el paisaje me conecta con algo más profundo. Después de caminar por la montaña y sentir todo lo que describo anteriormente mi día es completamente diferente. Gracias Montaña FSD … 45 … …..Subo a la montaña porque me produce muy buena energía en vida, caminarla, entrar en contacto con la naturaleza, el ruido y ver correr las aguas de la quebrada, compartir con los amigos de la montaña, ya rutina en mi vida . JU … 46 … Subo a la montaña por gusto, porque es una oportunidad única de romper la rutina urbana de la semana y transportarse por un par de horas a un medio natural. Además mi perro lo disfruta más que yo. DW … 47 … Yo subo a las montañas porque me gusta caminar, ver el paisaje, los amaneceres, escuchar las melodías que entonan los pájaros, me encanta la forestación, me fascina la naturaleza, por salud, y me fascina el deporte. LB


… 48 … Yo subo a la montaña por muchas razones. Porque me siento renovada el día que lo hago, para hacer ejercicio, para respirar aire puro... A de la T … 49 … Subo a la montaña porque allá aprendí a respirar. Ella me enseñó. Y dicen que el aliento es la vida y el suspiro y el impulso, y que será la muerte. AG … 50 … Desde que era niño mis padres me enseñaron el amor a la naturaleza y a su conservación y desde aquella época he podido relacionarme fuertemente con ella, visitando la finca de mis abuelos, visitando parques naturales, reservas, etc. Ahora adulto veo lo importante de esta formación desde niño porque siento la necesidad de estar en contacto permanente con el medio ambiente y más aun ahora que vivo en una ciudad como Bogotá, tan grande, congestionada y contaminada, y en donde no es fácil conectarse con la naturaleza debido al tránsito, a la cantidad de gente y a las distancias. Ir a la Reserva de la Quebrada de la Vieja es un placer que disfruto cada vez que voy, me siento fuera de Bogotá....estando en la ciudad, pero logro observar lo que más me agrada y en una buena forma de conservación. Así como siento la paz espiritual, me ayuda también en mi parte física conservando una buena salud, indispensable para poder practicar el deporte que más me gusta, el montañismo. JRL


… 51 … Porque está cerca Porque amo la tierra Porque amo al agua Porque me llena de vida y amor Porque la siento mía y sobre todo me siento de ella. AR … 52 … Subo a la montaña porque me da vida, me da descanso, me da energía, me da paz, me ayuda a reflexionar, me recuerda lo bella que es la naturaleza, porque veo respeto, porque siento convivencia, porque me da equilibrio, porque se siente la armonía, porque me da tranquilidad, porque boto el diablo que hay dentro de mí, porque aclara mi mente, porque percibo AMOR Y PAZ, saludos!!! RFQL … 53 … Mi respuesta es: Poder hacer ejercicio mientras disfruto de la naturaleza. AAO … 54 … Ya no subimos dado que estamos viviendo en Miami, pero tenemos tanto que agradecerle a esa montaña que sería injusto no transmitírtelo. Hace 5 años mi marido quedo desempleado y encontró un punto de equilibrio subiendo a la montaña. En esa época yo (que en mi juventud hice ejercicio) a los 39 años (hace 4 años) no hacía nada distinto a


trabajar como loca. Entré en un episodio de pánico por primera vez en mi vida que se desencadeno seguramente por temas hormonales y de estrés acumulado. Mi marido me hablaba de su montaña y una vez me convenció y subí. Quedé completamente enamorada de semejante regalo de la naturaleza. Esa quebrada me lavo las penas, las angustias y una que otra arruga. Allí conocí gente de todas las clases sociales pero por dentro igualita… con el mismo interés de disfrutar y gozarse la naturaleza. Hoy tengo tanto que agradecerle a mi montaña: Nuestro reencuentro como pareja con el calvo, el manejo de mi pánico y de su desempleo con dignidad, hacer amigos del alma como nuestro entrañable Jara y nuestro chocho genio Mauricio Gutiérrez, caminatas con Francesco y sus escoltas y hasta compartir recetas con una flaca hermosa que es empleada de servicio en Rosales y camina como gacela. Ahí aprendimos a amar de nuevo la naturaleza y a ser agradecidos con lo que uno tiene alrededor y a veces pasa derecho sin valorar. Ahora , cada sitio a donde vamos lo vemos con cuidado, le buscamos la real esencia . Así que espero que los bogotanos tomen conciencia de lo que tienen ahí, justo al lado y lo cuiden como tesoro para nuestros hijos porque es increíble. AMR … 55 … Porque es una manera de combinar una práctica deportiva con la naturaleza; Porque vivimos muy próximos y nos es conveniente; Porque hicimos Amigos en esta Rutina y los queremos;


Porque es seguro y agradable; Porque sabemos que fue un territorio muy valioso reconquistado con mucha lucha y sudor y como le queremos tanto no queremos pedir, pero si mantenerlo de la forma más original, correcta y juiciosa posible. ML de OJ … 56 … En cuanto a la pregunta, yo subo a la montaña por mi salud mental y física, porque además de la exigencia física que conlleva me permite deleitar mi mente y mi cuerpo, respirando ese aire impregnado de eucalipto y contemplando ese paisaje natural que, increíblemente, está en plena Bogotá. AM … 57 … Yo subo a la montaña porque: Para mí tener cerca a mi casa un lugar como este es un privilegio, un regalo, una bendición de Dios que no lo quiero desaprovechar. La montaña me da un aire fresco y puro, el canto de los pájaros, la variedad de los helechos, el colorido de las flores, el cantar de la quebrada, el verde de su vegetación, el silencio de su inmensidad, la posibilidad de encontrarme con muchas personas soñadoras también que encuentran en la montaña un lugar donde hablar de las cosas importantes de la vida, alejándose un poco de sus rutinas de trabajo o estudio. Todas estas cosas lindas dan a mí vida mucha energía, me alegran el corazón, me rejuvenecen el espíritu y el cuerpo, me hacen encontrarle a la vida un sentido y un sabor nuevo, me recuerdan que todos los


problemas se pueden solucionar y la vida vale la pena vivirla con alegría y amor. PGG … 58 … Yo subo a la montaña porque me permite estar en contacto con la unidad, y recordar (paso a paso) que soy uno más. Y si en comunidad podemos recordar que somos “uno más”, qué mejor!! FR … 59 … Que privilegio poder pertenecer a este grupo tan especial de personas. La montaña me brinda algo que siempre he querido hacer por muchos años y no podía hacerlo porque cerca de mi casa en Inglaterra no somos tan afortunados como en Bogotá. No hay montañas. Tenerlas tan cerca es irresistible! Recibir esta conexión con la naturaleza es un regalo muy especial y me siento afortunada de poder hacerlo ahora que las tengo cerca. YR … 60 … Subo a la montaña diariamente por hacer ejercicio, por respirar aire puro, recreación visual de la hermosa naturaleza, tranquilidad al escapar de los ruidos y el agite de la ciudad y encontrarse con caminantes de una calidad humana muy parecida a la mía. RR


… 61 … ….. Mi razón principal para subir la montaña es para hacer observaciones de aves, con los cuales ya tengo una base de observaciones con cerca 2000 individuos de 80 especies. En adición, mi necesidad de salir de la cuidad y estar en la naturaleza es otra razón importante para subir. NB … 62 … En mi caso subo por un tema de salud integral (física y mental); conservar ese espacio está enfocado a nuestra propia calidad de vida. IB … 63 … Subo a la montaña porque es un vínculo con la verdadera vida; la naturaleza. Es el privilegio que en medio de un desarrollo sin sentido, podamos tener este lugar como reserva y escuchemos el silencio acompañado del murmullo del agua. Es el sendero que nos desconecta de la rutina con todo tipo de trancón y nos hace recordar el mejor respirar, que al ejercitar nuestros cuerpos escuchamos sus latidos y lamentos pero también la esperanza de soñar con nuestro AVATAR Felicito a todo luchador porque la conservación de estos cerros sea una realidad y se extienda a puntos más verdes en una sabana privilegiada que la torpeza humana se la ha devorado VG


… 64 … Yo subo a la montaña porque me hace muy feliz el contacto con la montaña, permite que pueda trabajar mejor, me hace sentir más saludable y enérgica pero lo más importante es la paz interior y el estado de felicidad que me proporciona. Me considero una persona privilegiada al poder disfrutar de esta maravilla tan cerca de mi casa en una ciudad tan grande y complicada como Bogotá, en pocos minutos estoy rodeada de un bosque nativo y una quebrada maravillosa. CAC … 65 … Si no fuera por la montaña, yo no hubiera vuelto a Colombia después del 2006. Para mi subir cada mañana es lo que los franchutes llaman la raison d'etre (con un circunflejo sobre la primera e) de mi presencia en Colombia. Y así seguiré haciéndolo hasta que se vuelva muy peligroso, desgraciadamente. A tal punto yo creo que iré por 15 días y nada más. Pero mientras pueda subir más o menos seguro, seguiré yendo. Colombia= montaña. Es así de simple. MG … 66 … ….. Camino en la montaña porque es el sitio donde más fácilmente me encuentro conmigo, con el universo, con la naturaleza con la madre tierra. Encuentro paz, tranquilidad y un amor subyacente a lo largo de mi paseo, subyacente a lo que veo en las diferentes formas y en las diferentes personas, animales, plantas, hojas, pájaros, árboles y perros, olores, sonido, silencio. Es el sitio donde logro poner mi mente en descanso (hago un esfuerzo) y donde me permito sentir lo que me rodea y gozarlo infinitamente a un nivel más allá……


Camino en la montaña porque es saludable, permitiéndome hacer ejercicio y mantenerme en forma física y espiritual. Camino en la montaña porque es un verdadero placer jugar con mi perra y sentir su goce. Camino en la montaña porque se disfruta de amigos, que ni sabemos cómo se llaman, trascendiendo e identificándonos. Camino en la montaña para agradecer a Dios lo rica que soy, de poder gozar ese entorno, y de poder maravillarme cada día. Camino en la montaña y llego llena de júbilo y paz a mi casa a retomar la lucha diaria. MQR … 67 … …. Buena pregunta. Yo subo para poder tener un rato de silencio, respirar aire puro y ver frailejones, que para mí son como hermanos mayores. LGP … 68 … Subo a la montaña porque me conecta con mi ser, porque en la comunión con la montaña me reencuentro, me fundo con ella, soy yo, soy ella. Porque así no olvido que la tierra es la base, es el centro, es la madre, no el pavimento, el ladrillo, la baldosa. Porque así mis pulmones no olvidan cómo es el aire fresco, ni mis oídos los sonidos reales y profundos. Subo para no olvidar lo que soy, y bajo siendo. FS


… 69 … Contestando a tu pregunta, te diré que el primer día que subí, no podía creer que a tan pocas cuadras de mi casa, hubiera un paraíso semejante, subo para disfrutarlo, sentir esa paz que nos brinda la naturaleza, compartir y ver la sonrisa de los amigos de la montaña y la hermandad que hay entre todos, lo hago también por salud, en fin son muchas cosas, estoy feliz de haber encontrado este paraíso. SD … 70 … El día es más feliz cuando empieza en la montaña. Subo a la montaña para que mis días sean más felices, para empezar el día con oxígeno limpio, con vitalidad en los pulmones y el corazón, rodeada de naturaleza, agua fresca y aire puro. Mi lugar favorito de Bogotá es la montaña, así que allá me siento afortunada de haber nacido en Bogotá, de vivir en la cordillera de los Andes y de contar con la vista de los cerros como horizonte todos los días. La montaña es un regalo, el regalo más preciado que para mí ha tenido haber nacido en esta ciudad, porque cada vez que subo me digo a mi misma, es increíble que este lugar tan mágico esté a 10 min de mi casa, viviendo en el corazón de un monstruo de ciudad como esta. Subo a la montaña porque en ella medito, siguiendo mis pasos en silencio a través del bosque, reorganizo mi vida, recuerdo mis prioridades y alineo mi vida a la coherencia, a que quiero vivir cerca de la naturaleza porque me siento parte de ella, de que quiero proteger el privilegio de ser colombianos y poder disponer de lugares paradisíacos como este. En ella me encuentro conmigo misma, con lo que soy, porque me gusta hacer deporte, preferiblemente al aire libre, me encuentro conmigo misma porque soy ambientalista de corazón, pensamiento y acción, porque creo en que la mejor metáfora de la vida y cómo vivir-


la está en la naturaleza, y porque me encuentro conmigo me siento en paz, y así bajo a la ciudad, a vivir el día a día, en paz conmigo misma, gracias a la montaña. MG … 71 … Preguntaste: Usted porque sube a la montaña? Nunca lo he hecho pero te diré porque lo haría; porque sé que es que en ese sitio se pueden encontrar las cosas más simples y más hermosas que hacen que la vida valga la pena. MP … 72 … …… Subo a la montaña porque disfruto lo que ella tiene y regala sin egoísmo: su silencio, orden, belleza, encanto, olor, sabor y características muy particulares del páramo Andino. Me gusta encontrar los caminantes citadinos, saludarlos, intercambiar algunas ideas, compartir una fruta, una sonrisa, un saludo y con el tiempo unos compromisos como caminantes para preservar este bello lugar patrimonio de los habitantes de Bogotá. También subo a la montaña porque los cerros orientales son un paraíso único de la ciudad digno de disfrutarlo, de aprovecharlo y porque con mi trabajo como profesional y mi actitud como ciudadana, me he ganado el derecho a disfrutar lo que la ciudad tiene y ofrece. Subo a la montaña porque mi salud me lo permite y porque tengo el privilegio de conocer y valorar este bello lugar posiblemente desconocido por muchos habitantes de la ciudad. MEPV


… 73 … Es una pregunta que genera varios cuestionamientos internos, ya que no hay una única respuesta, es algo integral, algo que mueve por dentro las fibras y tiene un vasto significado. Hay un motivo que me hace ir y es que me siento bien, empiezo el día con una actitud positiva y me gusta porque allá se me ocurren ideas que son muy importantes para mi vida. JAGC … 74 … Porque es para mí el único medio para afrontar el asfalto, tener verde, pájaros, arboles, ver el amanecer, oír el agua correr y ver una que otra cascada, hacer nuevos amigos, caminar mis perros y ver personas amables y sonrientes que le saluden a uno felizmente y de paso mantenerme en forma sin tener que seguir ningún tipo de dieta. En fin, adoro la montaña y todo lo que hay en ella…… yo subo a la montana ya que con cada paso que doy mi corazón empieza a brillar y lo siento no solo en la zona del corazón sino en todo mi cuerpo es como si me pusiera "in tune" conmigo misma y con la naturaleza EC … 75 … Es la mejor manera de comenzar el día, bajo llena de energía positiva, feliz y sobre todo llena de optimismo. XZB


… 76 … Para mi familia y para mí la montaña es nuestro segundo hogar, es un lugar mágico que nos brinda felicidad, armonía, salud y paz. TP … 77 … Yo subo a la montaña para poder conectarme con la naturaleza en su forma más pristina y descontaminada de la mano del hombre, de los afanes de la máquina del tiempo y de la saturación opresiva del sonido urbano. Es el único momento en el día que he encontrado una manera de reencontrarme conmigo misma sin interferencias y sin apuros. Por otra parte, lo hago por preservar mi salud (por recomendación médica) y porque me produce un indescriptible placer que me motiva enormemente para emprender los retos del diario vivir. SF … 78 … Subo a la montaña...porque me atrae la naturaleza...me gusta explorar caminos, sentir el aire fresco, el sonido del agua y de las aves que acompañan los recorridos...mucha gente piensa que los cerros orientales son demasiado peligrosos pero no se imaginan la cantidad de caminantes que los visitan a diario...camino por la montaña para ubicar contrastes entre lo urbano, lo rural y lo natural...cada vez me identifico más con ese paisaje verde...acogedor y ameno... PC


… 79 … Me presentaron la montaña del río La Vieja hace como 5 años y en ese momento no tenía idea, de que en Bogotá tuviéramos esa maravilla , a partir de ese instante y por tres veces a la semana como mínimo voy y disfruto de la oscuridad cuando iniciamos a caminar, veo el amanecer en medio del recorrido, siento el viento sobre mi piel sin importar si llueve, si hace frió , escucho el trinar de los pájaros cuando se están despertando y empiezan un nuevo día, escucho el sonido del agua, percibo fragancias diferentes en cada día, los verdes siempre son diferentes, al tomar agua siento que estoy tomando la mejor agua del planeta, el sabor es dulce, la temperatura es deliciosa. Además el "buenos días o el hola " con cada persona me hace sentir como si estuviéramos en la Santa Fe de Bogotá de la colonia y también he conocido personas muy especiales Que por qué subo a la montaña, por esto y por sentirme como me siento cada vez que llegamos a la puerta después de haber hecho el recorrido PM … 80 … Por salud, descanso y limpieza mental. OA … 81 … …… estas son las razones que me invitan a subir la montaña: 1.- Me deleita el ambiente fresco, el sonido de la quebrada, el paisaje y la frescura de las mañanas bogotanas. 2.- Me gusta hacer ejercicio


3.- Disfruto la compañía de quienes comparten el gusto por la montaña. 4.- Me da espacio y tiempo para estar sola y dar gracias a Dios por la buena vida que llevo. AB … 82 … …..Yo subo la montaña porque me encanta la naturaleza, y puedo dar gracias a Dios por el regalo que tengo a cuadras de mi apartamento, haciendo lo que más me gusta, ejercicio para mantenerme sana y feliz. Además porque la comunidad está conformada por gente linda con la que se puede compartir. CC … 83 … Por qué subo a la montaña? Porque el corazón del hombre fue creado en un lugar inhóspito, y el mío busca ese lugar para sentirse como el primer hombre. JMC … 84 … Es que sólo el hecho de encontrarse con los amigos (aunque uno no los trate a todos, pero son amigos porque en términos generales este tipo de encuentro habla por sí solo que tenemos objetivos comunes para compartir), allí en la montaña, en horas en que aún la ciudad duerme, significa que hacemos parte de una fuerza o energía que tiene que ver con el amor por la vida. Y aquí cuando me refiero a la vida, lo hago en un sentido integral, es decir, si la naturaleza y el universo en su totalidad hacen parte de mi ser, no amarlos sería no amarme. Por qué voy a la montaña?..bueno... en este orden de ideas le digo que al tomar


contacto directo con la naturaleza y dejarse envolver por la magia de sus misterios, el encantamiento de su canto y la belleza de sus paisajes, es no solamente encontrarse con uno mismo, lo cual desde esta perspectiva vitaliza el ser, sino que los pasos que uno da en su caminar se convierten también en sonidos que se confunden con los sonidos de ella, de la Naturaleza...!Bueno... todo es música y hacer parte de su melodía es VIVIR..! En otras palabras: la naturaleza y todos los elementos que la conforman (incluyendo los seres humanos, desde luego), constituyen una gran orquesta. Nos corresponde a nosotros, conocer sus notas, sus ritmos, para hacer parte de ella. La NATURALEZA es la orquesta y su director EL UNIVERSO, y nosotros debemos cada vez más, hacer parte de este concierto…… JMM y Z … 85 … First: pure enjoyment of the wild, just around the corner of my home! Been so lucky to be in one of the most spectacular places in the world so high so close to this fantastic city that is Bogotá! Is what entice me! Some lucky cities on the world have that possibility Traducción de Andrés Plazas: “Primero: Goce puro de lo salvaje, justo a la vuelta de mi casa! Ser tan afortunado de estar en uno de los más espectaculares lugares en el mundo tan arriba y tan cerca de esta fantástica ciudad que es Bogotá! Es lo que me seduce! Algunas afortunadas ciudades en el mundo tienen esa posibilidad” EC


… 86 … Respuesta: para sentirme bien, física y anímicamente !! CM … 87 … Si dijera que subo a la montaña por hacer ejercicio es poco, y si es por hacer el mejor de los ejercicios no es suficiente. No se trata sólo de estiramientos musculares, que allí se hacen en un divertido camino que no deja de maravillar.

No se trata sólo de exigirle al corazón latir más de prisa, que allí se hace en una atmósfera de generoso aire puro. No se trata sólo de estar en forma, sino de buscar la armonía del alma en los compases de la naturaleza. Es hallar en la montaña, el apacible ritmo que alivia la intensificación nerviosa que impone rodar por calles. Además de vagar espléndidamente, se divaga en un entorno que inspira mesuradas reflexiones. Subo a la montaña para estar conmigo, con mis pensamientos, sin que nunca sean inoportunos los gozosos encuentros con los andantes. La agreste montaña es cátedra de urbanidad al citadino; nos retorna el jovial saludo de los caminantes, el mismo que estorba en el confinamiento del acero y el ladrillo.


La montaña es cátedra de civilidad urbana, en el que la apropiación del espacio público, -eso también acontece- , se hace con respeto por un bien que se sabe colectivo y que se debe conservar para todos. La montaña es cátedra de la sensibilidad verde: a asombrarnos por catorce especies de helechos en un recorrido de doscientos metros; a comprobar que allí sigue la minúscula orquídea; a aprender a condolernos por la suerte de los cusumbos; a la aprehensión por el trompeto lleno de frutos, sospechando que las pavas que de ellos se servían, no han vuelto a regresar; a esperar un día a ver los esquivos tiranuelos que sólo dejan oír sus tonadas. ELV … 88 … Subo la montaña porque me da paz!! Subir la montaña es un ejercicio placentero que me permite entrar en estado de meditación y relajación. SL … 89 … Solo al preguntarme porque subo a la montaña, ya siento relax y regocijo. Porque recuerdo toda esa vivencia de caminar por la montaña, en donde estoy conmigo mismo, pero también con cada paso escalando la montaña me siento acompañada de toda esta Naturaleza, que me cambia para ser una mejor persona para con mi entorno. AMLC


… 90 … Subo a la montaña, pues dando un solo paso, estoy fuera de la ciudad, en un ambiente natural, tranquilo, hermoso, verde y lleno de agua. Caminando ejercito mi cuerpo, relajo la mente y recargo el espíritu. Saludar a las personas con quienes me cruzo y recibir su saludo es renovador y acerca a los corazones. Vuelvo a la ciudad y a la cotidianidad llena de nuevas energías y me siento en paz. MVV … 91 … I treat the mountain like the sea. I come from a small island surrounded by the sea and I always went to the sea when I was a kid but now I have no mountain so I use the Bogota mountain like the sea. The first thing I noticed about Bogota was the mountain. The first place I went to was the mountain. I`ve been going to the mountain for over 20 years. It`s the only place in Bogota where one can find peace. Your friend and a friend of the mountain. Christopher. Traducción de Andrés Plazas: “Yo trato a la montaña como al mar. Yo provengo de una pequeña isla rodeada por el mar y yo siempre iba al mar cuando yo era un niño pero ahora no tengo mar (corrección del traductor) entonces ahora uso la montaña de Bogotá como el mar. La primer cosa que noté de Bogotá fue la montaña. El primer lugar al que fui fue la montaña. Yo he estado yendo a la montaña por cerca de 20 años. Es el único lugar en Bogotá en el que uno puede encontrar paz. Tu amigo y amigo de la montaña. Christopher.” CK


… 92 … Soy breve, pues imagino que hay que leer muchas respuestas. Yo subo a la montaña por deporte. CH … 93 … Son varios los motivos por los cuales subo a la montaña: En primer lugar, creo que desde siempre he sentido un atractivo especial por la naturaleza, siento la necesidad de estar en contacto con ella. Dentro de las varias opciones de relacionarme con la naturaleza, prefiero la montaña, es decir, otro impulso que siento es lograr escalar las alturas. Junto con el atractivo de la naturaleza está la posibilidad de hacer ejercicio, lo cual es altamente recomendable para la salud del cuerpo y del alma, además de poder oxigenar un poco el organismo, escapando, al menos por un par de horas, de la contaminación (aire contaminado y ruido). Como un tercer factor, no menos importante que los anteriores, está el placer de encontrarse con otros caminantes con quienes, aún sin conocernos, intercambiamos cordiales saludos. HRP … 94 … Yo subo la montaña para energetizarme y afrontar las labores diarias con energía y dinamismo, y el día que no subo a la montaña siento que no soy el mismo. Por lo expresado, pido al cielo todos los días para que


podamos seguir gozando nuestra montaña por muchos más años, que nunca no la quiten. HT … 95 … Subo a la montaña porque me gusta. Subo a la montaña porque la quiero, me siento parte de ella y me siento querido por ella. Subo a la montaña porque me permite sentirme útil a ella y a la comunidad que la camina. Subo a la montaña porque me siento bien de ánimo y de salud cuando lo hago. Subo a la montaña porque pienso que es la mejor manera de comenzar el día y porque cuando no lo hago el día es difícil. Subo a la montaña porque me gusta encontrarme y hablar con los amigos. Subo a la montaña porque creo que desde allí podemos aportar a la construcción de una comunidad, una Bogotá y una Colombia con mejor calidad de vida y más incluyentes. AP … 96 … ….. ¿Por qué subo la Montaña? Porque me siento bien tanto en lo físico como en lo emocional y espiritual y comparto con gente que transpira alegría y optimismo. WC … 97 … Porque me gusta hacer actividad física disfrutando de la naturaleza, porque la montaña me llena de energía y encuentro pleno bienestar,


porque he desarrollado un sentido de pertenencia y aprovecho para transmitir el amor que siento por la naturaleza a mis hijos. AH … 98 … Por qué subo a la Montaña: Porque es la nutrición de mi alma Porque es la alegría de mi ser Porque es la paz de mi espíritu Porque es el alimento de mi cuerpo Porque es sentimiento compartido Porque es AMOR de solidaridad y comunidad. En una palabra VIDA mi VIDA. GP … 99 … Es el oasis, saluda y hace vibrar; Con su danza de verdor, de sonata acuática, de canto de ave celestial, de caricias de brisa pura, oxigeno y energía de vida. Con toda su inmensidad acoge con humildad; ese es el pequeño gran oasis que ha de cuidar la comunidad. MCS … 100 … Subo a la montaña por el bienestar y el placer que me depara el contacto con la naturaleza y en especial el contacto con “La Vieja” y su música.


Lo más simple hubiera sido, responder que subo a la montaña por prescripción médica, pues en verdad en una consulta con mi médico general, luego de haber ordenado los análisis de sangre para colesterol y encontrarlos un poco altos, me ofreció dos alternativas : Te intoxico con medicamentos para bajar los niveles de colesterol o haces 45 min. – 1 hora de ejercicio por la mañana. Yo opte por la segunda opción y desde ese momento me hice “Amigo de la Montaña” y los niveles de colesterol se mantienen dentro de los valores normales, de tal manera que mis paseos matinales a la montaña son el equivalente a mi dosis de estatinas matinal. RD … 101 … Subo a la montaña, porque es un estilo de vida sano y natural que se pone de manifiesto en cuanto se entra a los dominios de la montaña, especialmente en cuanto se toma contacto directo con aves y plantas. El visitante a la montaña está en contacto pleno con la naturaleza, y puede disfrutar del aire puro y de los espectaculares paisajes, pero sobre todo se despierta su conciencia ecológica, y en la medida en que sus visitas son más continuas ese sentimiento se va haciendo más fuerte y se va enraizando en lo más profundo de su conciencia..... de su conciencia ecológica.......por eso subo a la montaña !!! MRQ … 102 … Hablar de esto te pega de el alma Yo subo a mi montaña a recargar energía, esto es mi combustible el bosque mi santuario. Personalmente cuando voy a la montaña es como ir a un centro


comercial para el alma. Voy guardando en mi canasta: El sonido cristalino del caño, Los secretos a voces de los eucaliptos, Los pequeños y perezositos pichones a quienes, la bella visión de la neblina les hace levantarse tarde, La sensación de paz que te da el verde por doquier, Cada una de las piedrecillas y hasta el fango suave y resbaloso es hermoso, Los musgos tan refrescantemente verdes y siempre llenos de infinitas gotitas de rocío, Las pequeñísimas y esplendorosas florecillas silvestres con una deliciosa gama de colores y diseños tan delicados. Y lo máximo el bosque de pinos que te invita a meditar y te entrega una relación muy intima con la tierra cuando te recuestas en ese blando colchón mirando al cielo te sientes abrazado y arrullado con la Pacha mama, Todo este coctel de sensaciones te deja sentir la inmensa presencia de Dios. Y así finalmente retorno a mi casa satisfecha llena de paz y armonía y con mi bolsa llena de las compras para toda la semana. YM … 103 … ….. Porque me siento feliz... Siento que necesito con urgencia ese contacto con la naturaleza; con mi amado verde, que me llena el alma y me hace sentir viva; me hace sentir a Dios y a mi ser conectado a la tierra.


Allí hay tanta vida y belleza...es muy difícil encontrar en Bogotá un lugar limpio, silencioso, lleno de paz, donde la naturaleza es la reina. MIA … 104 … "Descontando que hacer ejercicio es saludable, mi razón principal para abandonar la cama caliente, sin necesidad porque ya estoy pensionada, es que alma, corazón y mente se regocijan al traspasar la puerta que nos conduce por senderos distintos, llenos de árboles, flores, pájaros, quebrada y olores que me hacen feliz, inmensamente feliz, y esos minutos u horas son el mejor tiempo del día, ya que me dan la posibilidad de conectarme con Dios, de darle gracias, de pedirle su gracia para ser cada vez mejor persona, de modo tal que la montaña es para mí la mejor y más potente de las medicinas." MB … 105 … Subo porque simplemente estar allá entre los árboles y ver el agua bajar, ver el verde, el barro, todo lo que es la Montaña me recuerda cual es el sentido de existir. AP … 106 … ….. Hace un tiempito que no subimos con mi esposo, por motivos ajenos a nuestra voluntad pero en cualquier momento retomaremos esa rutina que es muy importante para nosotros, el hecho de poder disfrutar de tanta belleza al rededor nuestro es simplemente maravilloso, es un privilegio que Dios nos da al poder realizar estas caminatas, no muchas personas cuentan con tanta belleza cerca. Y


poder respirar ese aire puro que tanto necesitamos nosotros aquí en Bogotá…… SLA … 107 … Para mi subir a la montaña es un ritual de reconexión con la naturaleza. Es la posibilidad de no perder ese vínculo con la tierra a pesar de estar viviendo en la gran ciudad. Mi amor y respeto por la montaña es inmenso pues me ha dado tantísimos momentos de regocijo, de paz, de reflexión. Me da la oportunidad de maravillarme con el milagro de la naturaleza, con los animales y la flora. También tener aire puro para hacer ejercicio y el placer de encontrarme con las caras amables que han ido construyendo esta comunidad. FM … 108 … ….. la razón por la que Yo subo a la montaña es el ejercicio en un espacio abierto, natural y poco frecuentado por grupos de personas muy grandes….. MS … 109 … ….. Subo la montaña como una manera de oxigenarme, física, mental y espiritualmente. MCS … 110 … ¿Usted por qué sube a la montaña?: porque la considero un pulmón de vida que desafortunadamente con la propagación de gentes indesea-


das se ha ido deteriorando como muchos otros cerros de los cuales en el presente texto se mencionan……. EMP … 111 … Subo a la montaña porque es un espacio de relajación y encuentro con la naturaleza que disfruto y aprovecho para hacer ejercicio. De igual forma, se ha vuelto un lugar de encuentro con algunas personas amigas que hace rato no veía. SAV … 112 … La razón principal entre muchas otras es que la montaña me permite estar en estrecho contacto con la naturaleza y respirar aire puro, lo cual solo es posible en muy pocos sitios cercanos a la ciudad. Por esta razón me identifico con ustedes en pensar que las únicas huellas tolerables en la montaña son las de los zapatos de los caminantes…… MLVM … 113 … Por salud, física, mental y espiritual. AV … 114 … Subo a la montaña porque... necesito y me gusta: - Respirar aire puro - Oír a los pajaritos


- Apreciar los miles de verdes y el degrade del azul - Amar el viento - Ver la ciudad desde lo alto - Saludar y sonreír - tomar agua que viene del nacimiento - sentir el agua fría y pura en mis manos y en mi cara - hacer yoga en un entorno natural y tranquilo - sentir y calentarme con los primeros rayos del sol - hacer ejercicio - abrazar los árboles - sentir el olor de la naturaleza - poder llevar a personas que quiero mucho y sé que se maravillan y necesitan estar en lugares así - para encontrar un equilibrio esencial con todo lo que implica vivir en una urbe como Bogotá - pensar con la mente despejadamente - recargarme de energía.... aquí me podría quedar toda la tarde.. jeje AMQ … 115 … Yo subo a la montaña porque me desconecto del medio, me despejo y me ayuda física y mentalmente bien. MR … 116 … ….. En mi caso la razón fundamental es el ejercicio al aire libre. La montaña representa un espacio muy bien mantenido que se presta para actividades de este tipo. Una vez descubierto este sendero, se ha


vuelto casi indispensable comenzar las mañanas caminando dentro y al mismo tiempo fuera de Bogotá…… AA … 117 … Por hacer un poco de ejercicio, por relacionarme ecológicamente con la montaña y por interiorización y conocimiento de mi mismo. JCAB … 118 … ….. Bueno, lo obvio sería por salud, tanto física como mental. Es también la posibilidad de ejercer nuestro derecho y nuestra responsabilidad al contacto con la naturaleza. De encontrarnos, por un instante en ese elevando sentimiento de humanidad. A conquistar, en esos breves instantes, la disposición para organizar la agenda del alma, del corazón. Cada vez que subimos y bajamos de la montaña, vamos aprendiendo a resolver nuestros extravíos y desvaríos. PERB … 119 … Realmente no sé por dónde empezar, he empezado este mail muchas veces y si bien es cierto, me emocionó mucho el día en que me llego, se me vinieron muchos argumentos del por qué subía a la montaña pero la inspiración se me bloqueo cuando me dieron la noticia de que Germancito había fallecido........... Estos días, en que sin explicación alguna, las velas que prendo diariamente no quieren apagarse,...... la inspiración ha vuelto. Una y otra vez me cuestiono el por qué subo a la montaña, tal vez porque hace parte vital de mi vida el contacto con la naturaleza, el aire


puro, el canto de los pájaros, el agua de la quebrada y ese viento frio que cubre mi cara, mi cuerpo, mi piel........es la mejor medicina para empezar un nuevo día y vivirlo como si fuera el último, porque nunca sabremos si tendremos la posibilidad de subir el siguiente día..............; además de los encuentros con esos seres humanos maravillosos que recorren el mismo camino, tal vez por razones diferentes a las mías pero con la convicción férrea de querer volver al día siguiente, a ese sitio hermoso del que nos hemos apropiado poco a poco porque todo lo que pasa allí nos duele, nos conmueve, nos alegra y lo más importante nos agrupa volviéndonos seres diferentes con una sensibilidad diferente. CC … 120 … Antes iba a la montaña por hacer ejercicio cardiovascular y para que mi cintura no se desborde , ahora voy por encontrarme amigos que me entretienen con sus historias ,porque aprendo de ellos ,porque Dora Alicia me muestra florecitas y plantas que antes ni había visto, porque me río a carcajadas por el buen humor de amigos y amigas de la montaña ,por los abracitos , por las largas caminatas a diferentes sitios, por ver gente linda y también por hacer ejercicio cardiovascular y para que mi cintura no se desborde. GE … 121 … La montaña ha sido un regalo para los que la visitamos, donde hacemos ejercicio en un ambiente natural, muy hermoso, disfrutando de los árboles y plantas con su variedad de verde; la quebrada siempre en movimiento, muy cristalina llenando nuestro espíritu de tranquilidad, de energía. Este sentir ha formado un grupo de caminantes que la disfrutamos y gracias a personas como tú Andrés que has creado una


conciencia de respeto y cuidado que debemos tener por este lugar que nos aportas tanto a través de tus correos y reuniones para que se mantenga como está. M del S G … 122 … La primera vez que subí a la montaña fue en el año 1998 (13 años), con un amigo Fernando García quien formaba parte de un grupo de caminantes, su gusto por subir a la montaña era contagioso pero reconozco que en esa época no lo percibí así. Pasaron unos años, conocí a Josefina Castro con ella comencé a trabajar en la Asociación de amigos de la quebrada La Vieja, Aquavieja, también subía y fue con ella con quien aprendí a disfrutar la montaña. Para ella todo era hermoso, el sonido, el olor, el color, todo, todo era hermoso y lo mejor era que la teníamos al pie de nuestros apartamentos. Ahora si nada me desprende de la montaña, es el comenzar del día mas espectacular, la recarga de energía positiva la siente todo el que está a mi alrededor, esto me hace ¡FELIZ!, motivo más que suficiente para subir, subir y subir, hasta cuando se pueda. XZB … 123 … Bogotá es una ciudad desordenada, contaminada y ruidosa en donde la energía se malgasta y los propósitos del día se desvían fácilmente de sus rumbos iniciales. Sin embargo es una ciudad con mucha magia, y gran parte de esa magia germina en los Cerros Orientales. Cerca de mi casa baja una de las tantas caídas de agua que nacen en estos cerros, la Quebrada de la Vieja. A diferencia de otros caminos de


agua, ríos, quebradas... La Vieja logra llegar a la ciudad con el agua viva y transparente. El agua es un elemento que me ofrece sanación, tranquilidad, paz y energía revitalizadora para continuar el día... y buscando estas cualidades comencé a subir a la montaña de forma rutinaria. Hubo un momento en el que no supe bien quién era yo. En un instante de quiebre y de transformación se fue gestando en mi la necesidad de conectarme con el monte, con la tierra, con la naturaleza, con el fin último de la existencia. Allá donde las preocupaciones humanas no afligen el alma, protegida por el abrazo del árbol y el arrullo de las aguas me di cuenta que podía construir mi ser a partir de mis hábitos. Que subir a la montaña me constituye un poquito más cada día. Tengo la certeza de encontrar más verdades en esas hojas olorosas y en el fresco del aire que en cualquier otro lugar Bogotano. Y es por eso que trato de subir habitualmente, para reconectarme con lo mágico, la sincronía y la perfección de la naturaleza que le dan sentido a mi existencia. Para estar conmigo y con otros en un bonito compartir y finalmente para fundar mi identidad como cuerpo, como alma... como un ser más responsable, más armónico, un ser que sabe que forma parte de esa naturaleza, un ser que goza recorriendo esos caminos que invitan a sentir nuestro territorio. Y sueño que, así como ese pequeño nicho es protegido, muchos otros nichos que hacen parte de una compleja red de ecosistemas se comenzaran a sumar y se integraran de una manera mucho más noble con las ciudades... logrando que mucha más gente pudiera aprender a respetar los bosques y a gozar de pájaros cantantes. ZLM


… 124 … ¿ Por qué voy a la montaña ? Por el sonido del agua y las piedras del camino. Por la puerta de San Luis y el pozo de las arrugas. Por el aroma de verde y de la tierra mojada. Por las campanitas blancas y por el claro de luna. Por el canto de las aves y su repentino vuelo. Por los helechos rosados y las flores amarillas. Por los árboles añosos y su danza mañanera. Por la brisa que acaricia y por la llovizna suave. Por la renovadora energía y el delicioso cansancio.


Por el alto de la puerta y por el bosque de pinos. Por la delicada niebla y su singular encanto. Por la inspiraci贸n constante y la calma permanente. Y por ver la Guadalupana y recibir sus bendiciones. MEAD


Amigos de la MontaĂąa Quebrada La Vieja - BogotĂĄ D.C. Febrero 26 de 2011

¿Usted por qué sube a la montaña?  

Consulta a los Amigos de la Montaña.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you