Page 52

LETICIA HERRERA ÁLVAREZ (México)

Petra me ha visitado Petra aún llora por su bebé perdido, su amiga muerta, su novio africano con doce hermanos para mantener, su padre falso. Yo bebo el champagne que no bebimos juntas. Lo trajo desde Alemania, mas su impulso por huir de ahí, fue el mismo que la hizo regresar, tres días más tarde. El retrato que le hice, tenía un gesto doloroso, al cual no pudo renunciar, para reír conmigo por un instante. Oma Petra, Oma Leticia, ya no bailan en la disco, mientras el novio trabaja, y decide qué música poner. Petra no vino para estar conmigo, vino a mí, para no estar con su novio, pues él no pudo ganar más dinero, para tener a su hijo. Mi cachorra airdale lame cenizas, intenta morder el humo. Me da la patita, cosa vana. Inspecciona la sala e integra a su memoria el retrato olfativo de Petra. Sobre la mesa, el cuarzo aún conserva sus colores; formas geométricas de maravilla azul, como el sembradío de nubes que Petra viera dos veces, en tres días, desde el avión. Sólo por hoy, comeré carne de cerdo. Mis vecinos dirán: se ha enamorado, pues canta en la oscuridad.

POSDATA 52

Mundo Latino  

Revista Posdata edicion Octubre 2010

Mundo Latino  

Revista Posdata edicion Octubre 2010

Advertisement