Page 1


Editorial

Bienvenidos, una vez más, a este medio que nació con el fin de consolidar en Argentina una cultura de la vida que respete al ser humano en cualquier instancia de su desarrollo. Con nuevo impulso, nuestro entusiasmo responde al ideal de tener una nación en la que se respeten los derechos fundamentales del ser humano. El valor que otorguemos a la vida, sobre todo en las situaciones en las que se encuentra más vulnerable, es una actitud decisiva para la construcción de un país sensible a las necesidades del hombre. Admitir dudas sobre el derecho de los niños por nacer constituye una seria amenaza. Abrir la puerta al relativismo en estos temas lleva consigo el germen del fracaso; corre peligro de volverse contra la persona misma. Todos los actores sociales -empresarios, políticos, trabajadores, mujeres y hombres, jóvenes y adultos; desde los más diversos sectores- pueden contribuir a que nuestra identidad nacional se caracterice por una profunda estima ante la realidad sagrada e inalienable de la vida.

No seamos simples espectadores. Es nuestro el compromiso y el deber de trabajar en la defensa de los valores y principios que construyen nuestra sociedad. Desde PorVenir, alentamos a emprender el desafío. Es mi deseo también en estas líneas agradecer a todas las personas e instituciones que colaboran con esta edición y hacen posible que lleguemos a ustedes. Gracias por su compromiso y por su presencia. Gracias a todos los voluntarios que, desde PorVenir y otras organizaciones, día a día se esfuerzan por construir una nueva cultura de la vida. Sigamos sumando esfuerzo, voluntades, ideas, tiempo, recursos… Los esperamos

César Trabattoni Presidente ONG PorVenir


Sumario

25 de Marzo de 2008

12

21 STAFF Dirección y Edición: César Trabattoni. Arte y Diseño: Leonardo Cecotti. Colaboración Periodística:

Milagros Didier, Mariana Boggione. Colaboración Especializada:

Francisco Garrocq, Jorge Scala, Liliana Perez. Contacto: ongporvenir@yahoo.com.ar www.porvenir.org.ar (0341) 156-256806 Alvear 922 - Local 1 (2000) Rosario

29

10


R ef l e x i ón

Los misterios se aceptan Afirmar la vida vitalmente puede ser tanto o más comunicativo que hacerlo por vía argumentativa (a la que no debemos renunciar sin más) porque como leía hace poco “tener que fundar razonamientos para la defensa de lo obvio puede resultar desesperante”. Y lo obvio es la vida, lo dado, aquello con lo que nos encontramos. ¿Es que tendremos que teorizar porque hemos “olvidado la vida”? ¡Cuántas veces lo obvio y evidente es olvidado por obvio y evidente que es! Cuando una madre amamanta a su hijo, no teoriza sobre la leche materna. Esto es afirmación vital de la vida. En Cada decisión de amamantar elige y afirma la vida del hijo.

4


L

a vida es un principio, comunicación, diálogo, cultura, cultivo, amistad, alimento... estas y muchas otras realidades reconocen un sustrato, un suelo, un soporte común a todas y cada una de ellas. ¿Cuál es ese soporte? la vida. De no haber vida ¿acaso podría haber comunicación, amistad, alimento, amor manifestado, crecimiento, reproducción...? Se nos presenta así la vida como un principio, o como una condición para que distintas realidades puedan manifestarse con ella, a partir de ella y nosin-ella. Un ataque a la vida será, por tanto, un ataque también a aquellas. Somos relativos a la vida esto nos hace comprender que hay realidades 'relativas a', o 'deudoras para con' la vida. Es siempre la vida de otro la que me da vida a mí. La vida es entonces un don, un regalo. ¿Conllevará como respuesta mi agradecimiento? La agradezco afirmando mi vida y toda otra vida. No hacerlo implica cortar toda esa cadena vital de relaciones. Podemos ahora decir que 'somos relativos a la vida' ya que sin vida no sabemos ser, ni somos. No somos “libres” de ser seres vivos. En un momento como este en que la libertad es considerada como “emancipación” es necesario reconocernos atados a la vida, pero es esta misma atadura (relación) la que nos permite ejercer nuestra libertad ya que, de no haber vida, tampoco podría haber libertad. Ser relativos es, entonces, poder ser libres. No somos “autónomos

'Somos relativos a la vida' ya que sin vida no sabemos ser, ni somos. No somos “ l i b r e s ” de ser seres vivos. En un momento como este en que la libertad es considerada como “emancipación” es necesario reconocernos atados a la vida de la vida”. Un atentado contra la vida es, así, un atentado contra la libertad. La vida es un misterio, hay una pregunta filosófica fundamental que dice así: ¿por qué es el ser y no más bien la nada? Comparativamente podríamos preguntarnos ¿por qué es la vida y no mas bien la nada? No creo que esta pregunta tenga respuesta, porque es una pregunta también fundamental y entiendo que hace referencia a un misterio, no a un problema. Hay una distinción entre “problema” y “misterio”. Los problemas se resuelven, los misterios se aceptan. Y si la vida es un mis-

terio, sólo nos queda tener una primera actitud para con ella: su aceptación. La segunda, es su cuidado. La cultura puede entenderse como “cultivo de lo humano”. Si el primer dato que tenemos del hombre es la vida, y luego sus manifestaciones, el cultivo de lo humano comenzará con el cultivo o el cuidado de la misma vida humana y no con su negación. ¿Por qué cuidar la vida? porque siempre está en riesgo, siempre es precaria, siempre relativa, necesitada de otro. Ese cuidado es el amor, lo más humano, lo más propiamente humano, lo más olvidado, lo más relativo por ser lo más abierto del hombre. Lo más obvio, lo más constitutivo. Tan principio como la vida misma. Tan misterio como ella. Tan irreductible como ella. El amor y la vida siempre fueron y van juntos, tanto que a veces se con-funden. Para vivir una cultura de la vida hay que vivir una cultura del amor. Es una invitación. Vos decidís en cada elección. Prof. Francisco Garrocq


A ct u a l i d ad

LA ENCRUCIJADA DEMOGRÁFICA ARGENTINA

Un país sin recambio generacional no tiene perspectivas de crecimiento y desarrollo. Nuestra Patria ya cuenta en la actualidad con una población envejecida. Sin embargo, la insistencia en fomentar una cultura antinatalista es cada vez más fuerte y ruidosa. ¿Hacia dónde vamos los argentinos? 6


L

os demógrafos calculan que cuando la población mayor a 65 años, supera el 7% de la población de un país, éste ha comenzado su etapa de envejecimiento. La República Argentina ha comenzado a envejecer hace dos décadas. Según el Censo 1.991, ese año, el 8,9% de nuestra población tenía 65 años o más. Conforme el Censo Nacional 2.001, de los 36.260.130 habitantes; 3.587.620 tenían 65 años o más. Y eso representa el 9,9% de la población. Un país envejecido es Alemania, puede ser útil estudiar sus datos demográficos, para vislumbrar el futuro que nos espera. Allí, en 1999, hubo 770.744 nacimientos, frente a 846.330 fallecimientos. La pérdida de habitantes -al margen del saldo migratorio-, fue de 75.586 alemanes en dicho año. Ese es nuestro destino, de

no cambiar la mentalidad antinatalista, promovida por el gobierno nacional. Estos son los fríos datos matemáticos. Pero vale la pena reflexionar un poco más profundamente tomando como base esa información. Es preciso preguntarnos, ¿qué lleva a un pueblo a tener menos hijos que las generaciones anteriores?. Múltiples son las respuestas individuales a tan inquietante pregunta. Algunos dirán, que los estudios son hoy más extensos que antes, lo cual implica retrasar el matrimonio; otros mencionarán los menores salarios, que obligan a ambos esposos a trabajar fuera del hogar; habrá quien lo atribuirá al cambio de expectativas en la mujer, que para sentirse plenamente realizada, pone en segundo plano la maternidad, frente a otras alternativas: más estudios, trabajo com-

petitivo y de jornada completa, deporte, etc.; también algunos sostendrán que la generación actual es más racional y, entonces, eso de tener un hijo se lo piensa con mayor seriedad, y antes de tenerlo busca conseguir un alto mínimo de bienes materiales, como para "asegurar" la felicidad del vástago… En fin, estas son sólo algunas de las múltiples respuestas posibles. Todas razonables, pero todas tangenciales, y ninguna realmente sincera. ¿Por qué insinceras?. Muy fácil, porque hay familias numerosas, que han superado todos los inconvenientes posibles. Si algunos pueden, ¿porqué otros no podrían hacerlo?. Muy sencillo de responder: quien no quiere hacer una cosa, no "puede" hacerla; podría si quisiera, pero mientras no lo quiera, es imposible que lo haga…

DATOS DEMOGRÁFICOS Estadística Cuando el 7% de la población de un país es mayor a 65 años, éste ha comenzado su etapa de envejecimiento. Alemania En 1999, hubo 770.744 nacimientos, frente a 846.330 fallecimientos. La pérdida de habitantes fue de 75.586 alemanes. Argentina El Censo de 1991 demostro que el 8,9% de nuestra población tenía 65 años o más. Conforme el Censo Nacional 2001, de los 36.260.130 habitantes; 3.587.620 tenían 65 años o más. Y eso representa el 9,9% de la población. “Argentina ha comenzado a envejecer hace dos décadas” 7


A ct u a l i d a d

Ahora bien, si nos referimos a quienes pueden tener descendientes, sin ningún obstáculo real y objetivo que lo impida, ¿cuáles son los motivos por los cuales un matrimonio, de hecho, desea no tener hijos, posponerlos, o poner un límite estrecho a su número?. Intuyo que esta pregunta tiene -en la gran mayoría de los casos-, dos respuestas posibles: el egoísmo o la falta de esperanza. El egoísmo parece evidente: mis padres cuando se casaron no tenían casa propia ni automóvil, la primera vez que salió toda la familia de vacaciones, ya éramos cuatro hermanos -el entonces menor cumplió su primer año de vida esa vez-. Hoy todo son excusas para posponer las bodas o el nacimiento de los hijos; siempre falta algo -que siempre es verdaderamente innecesario-. El egoísta suma y resta con la calculadora: ¿cuánto me cuesta un hijo?, ¿y dos?. Pero el egoísta nunca

saca cuentas sobre ¿cuánto recibiré de cada hijo a lo largo de mi vida?, no sólo en lo económico, sino también en lo afectivo. Ayudemos a nuestros seres queridos a agrandar su propio corazón, para que entren otras personas. Pero no es esta la única respuesta posible. Hay gente generosa, pero sin esperanza. Los golpes de la vida las han "curtido" mal. Sus cicatrices no dejan de sangrar. Quien está disconforme con el sesgo de su propia vida y, a la vez, intuye que esa desgracia no tiene remedio; sin darse cuenta, inconscientemente, no está dispuesto a perpetuar la propia frustración. La sencillez en la vida cotidiana, es una fuente constante de esperanza. Muchas cosas son convenientes, pero muy pocas son necesarias. Si aprendiéramos a contentarnos con las necesarias, y alegrar inmensamente nuestro corazón, cada vez que obtenemos algo conveniente… ¡Qué

distinta sería nuestra vida!. Aprenderíamos a agradecer la lluvia, y el sol, el frío y el calor, la humedad y la sequía, el perfume de una flor, la sonrisa de un niño, la sincronía de una máquina, la belleza de una poesía, la grandeza de un espíritu reflejado en esos ojos de mirada intensa. Todos los días nos enfrentamos con pequeñeces de estas, entonces diariamente podemos alegrar nuestros corazones, llenándolos de esperanza; porque mañana podremos gozar de la vida, en muchas cosas simples, pero siempre nuevas, distintas, únicas e irrepetibles. Te invito a hacer la prueba. Jorge Scala


A c t u a lida d

El sida una epidemia que crece y muta En la Argentina, más de 90.000 personas conviven con el virus del VIH y no lo saben. En el mundo esta enfermedad afecta a más de 40 millones. La fidelidad y la monogamia, ejes de la prevención. Uganda, uno de los pocos países que pudo reducir el índice de afectados con el virus del VIH.

10


P

revención, prevención y prevención. Esta parece ser la única solución para la lucha de una enfermedad que hoy afecta a más de 40 millones de personas en el mundo, más que toda la población de nuestro país. Una enfermedad para la cual hay aún pocos medicamentos, bastante desinformación y muchos prejuicios. Uno de cada cinco individuos con riesgo de contraer la enfermedad accede a sistemas de prevención, según datos de Onusida (Programa Conjunto de Naciones Unidas contra el VIH-sida).“En la Argentina, a partir del advenimiento del tratamiento antirretroviral, en 1991,la sociedad se despreocupó de la prevención ”, sostiene el Dr.Néstor Jacob, infectólogo del Hospital Universitario Austral, que comenzó su actividad médica en el Hospital Muñiz en 1985, cuando aparecían los primeros casos de la enfermedad. En su consultorio, con cada paciente, los números de las estadísticas cobran cuerpo.“Cuando comencé en el HUA, en el año 2004, sólo había un paciente diagnosticado con VIH; hoy se tratan ya algunas decenas”, cuenta el Dr. Jacob. Algunos fueron diagnosticados allí mismo, y otros llegaron derivados de otras instituciones o espontáneamente. En la actualidad, la lucha contra la enfermedad parece estar en dos campos: el desarrollo de nuevas terapias antivirales dirigidas a un virus que muta rápidamente, y la educación y concientización de todos los sectores de la sociedad.“El sida es uno de los mayores y más complejos retos científicos a los que nos enfrentamos actualmente ”, dijo David Cooper, director del Centro Nacional de Epidemiología del VIH de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en la IV Conferencia Internacional del SIDA, que se realizó en Australia y a la que concurrieron unos 6000 expertos. Entre ellos, se encontraba el Dr.Pedro Cahn, uno de los máximos referentes de nuestro país y Presidente de la Federación Internacional

“Cuando comencé en el H UA , e n e l a ñ o 2004, sólo había un paciente diagnosticado con VIH; hoy se tratan ya algunas decenas ”

de SIDA. Cahn dijo en el recinto:"Lo mejor que hemos hecho hasta ahora en la lucha contra el VIH ha estado en el campo de la ciencia. Por el contrario, lo que no hemos hecho o estamos haciendo mal es llegar a los más necesitados.”

Fidelidad y monogamia Como eje de la prevención y para promover un cambio personal de conducta, algunos especialistas centraron la información sobre sida en el “ABC” (por sus siglas en inglés, Abstein, Be Faithful, use Condom) para no infectarse: la conveniencia de la continencia en los jóvenes, de la fidelidad en las relaciones monogámicas de los adultos, o del uso del preservativo si no se vive con lo anterior. El tercer consejo, el uso del preservativo, no es 100% infalible para prevenir enfermedades de transmisión genital, como generalmente se piensa.“Aunque el uso del preservativo es un elemento útil en la prevención de la transmisión del VIH, el riesgo se reduce en un 85%, aproximadamente, y varía la eficacia en la prevención de otras enfermedades que se transmiten a través de las relaciones sexuales. Es importante tener

en cuenta estas limitaciones al momento de informar a la población sobre los riesgos de infección ”, dice el Dr. Jacob. Por eso, sostiene el especialista, también debe insistirse en los otros dos principios, la abstinencia y la fidelidad, y sobre todo, en la educación, apuntando a una sexualidad responsable basada en el amor. Es que si sólo se mantienen relaciones con una pareja que no está infectada por el virus, no es posible que se produzca su transmisión por esta vía. Este concepto es sostenido por las más prestigiosas organizaciones médicas del mundo: una de las más reconocidas revistas de Medicina del mundo, The Lancet , lo sostuvo en un artículo publicado a fines de 2004 y firmado por 150 expertos de 36 países, en el que decía que “volver a la abstinencia o ser fieles con una pareja que no esté infectada son las formas más efectivas para evitar la infección. La misma Organización Mundial de la Salud declaró en 1992: “El preservativo reduce, pero no elimina el riesgo de contagio de VIH. Solamente la fidelidad entre una pareja estable elimina el riesgo de contagio ”. Un país que ha aplicado este principio con resultados exitosos es Uganda, que desde 1986 promueve que sus habitantes opten por la castidad como forma de vida para prevenir el VIH. En ese país, la preponderancia del sida se ha reducido: del 15% a principios de los ‘90, ha pasado a menos del 10% hoy en día. Fuente: Fragmento de la revista “Vida” Hospital Universidad Austral año 2007.

11


A ct u a l i d ad Uganda: un país que bajó el índice del SIDA ESTADÍSTICAS ALARMANTES Las estadísticas mundiales sobre el SIDA son alarmantes: 40 millones de personas afectadas. Ya en el año 2001 en los países en desarrollo había unos 800.000 niños menores de 15 años infectados. En el continente africano la situación es particularmente grave.

UGANDA, UN MODELO Un pequeño país, Uganda, no sigue la norma: en el año 1990 el 15% de las mujeres Ugandeses embarazadas estaban infectadas. En el 2001, este porcentaje había descendido al 5%; en contraste con los elevados porcentajes que seguían registrándose en el resto de los países africanos. La práctica sexual de los menores disminuyó drásticamente desde un 60% en, 1990 a menos de un 5% en el 2001. No menos sorprendentes son los cambios en el comportamiento de los adultos: se destacan una mayor fidelidad matrimonial y relaciones monógamas estables.

12

UNA LARGA BATALLA La batalla contra el SIDA comenzó en este país en el año 1986, y fue impulsada por el presidente Museveni, quien comprometió a todos los sectores de la sociedad. Carteles publicitarios y campañas de información circularon en todos los niveles. Las mujeres, particularmente las adolescentes fueron invitadas a adoptar un comportamiento sexual que preservara su dignidad, se habló abiertamente de la fidelidad matrimonial, señalándola como una forma de salvar vidas humanas. De este modo los ugandeses fueron informados del gran peligro que conlleva esta enfermedad, al tiempo que se les ofrecían propuestas concretas para un profundo cambio en su estilo de vida. Un punto central de la campaña fueron los debates sobre el tema de la abstinencia que se realizó en las escuelas y parroquias. En 2001, la evidencia del retraso de la práctica sexual en los jóvenes es una de las mayores aportaciones al éxito de la lucha contra el SIDA.

LA PRINCIPAL ENSEÑANZA Al referirse a aquellos primeros años de la campaña. Rose Busingye, enfermera distinguida con el premio Servidor Pacis por la fundación Senderos para la Paz recuerda: "Desde el primer momento nuestro presidente nos exhortaba a que volviéramos a nuestras tradiciones. El hecho de formar parte de una gran familia, de una comunidad es esencial. Cuando un niño no sabe que es una casa, una familia, pierde el aprecio por la vida. Cuando alguien es tratado solo como una cosa, comienza a tratar a los demás de la misma forma". Para Rose "La principal enseñanza es la fidelidad, el respeto a sí mismo y a los demás". El virus del SIDA, epidemia que afecta la vida de millones de personas en todo el mundo, puede ser controlado por medio de una campaña basada en una concepción sana e integral de la sexualidad humana. ONG PorVenir


C o m p ro m i s o e n A c ci ón

Por una Cultura de la Vida

“La solidaridad une inseparablemente los destinos de dos o más hombres porque “ser” o “hacerse” solidario con alguien o con alguna causa, no significa dar una ayuda sino comprometerse y compartir la suerte de aquel con quien me hago solidario”

D

ecía un escritor español, Francisco Sánchez Cámara, haciendo una crítica a la situación contemporánea: “Vivimos un ajetreo cultural que se opone a la cultura de la lentitud. Existe un exceso de cultura, o, más bien, un predominio de la falsa y frenética. Hay una cultura del recogimiento y otra de la alteración. Si cultura es cultivo del espíritu, sólo la primera lo es verdaderamente. La otra es puro espasmo. La cocina del espíritu requiere fuego lento. Pero somos convocados a la prisa, a la agitación, a la dictadura de la cantidad. Hay que leer quinientos libros al año, patear cincuenta exposiciones, resbalar sobre doscientas películas, someterse a cien representaciones teatrales y a otros tantos conciertos”. Desde PorVenir creemos que volver al recogimiento es el desafío. En medio del caos podemos ofuscar la vista y adormecer la conciencia, perdiendo así el verdadero cultivo del espíritu. Cuántos juicios superficiales, cuántas decisiones injustas, cuántos pensamientos apresurados, cuántas acciones vacías podemos cometer si no trabajamos seriamente por acallar el fragor agitado en el que tantas veces nos vemos envueltos. Necesitamos detenernos a pensar y a buscar la verdad. Hablando de cultura decía la UNESCO en 1984: “Es ella la que hace de nosotros seres específi-

camente humanos, racionales, críticos y éticamente comprometidos” Desde PorVenir nos propusimos trabajar por fortalecer los valores de nuestra patria, queremos HACER cultura, VIVIR la cultura y TRANSMITIR con pasión la cultura que nos identifica como argentinos y como seres humanos. Pensamos en una identidad nacional que honre la vida, que la respete en todas sus circunstancias. Una sociedad que se desvele por los más débiles apoyándose en la fortaleza de los más afortunados. Una comunidad que busque la verdad incansablemente aunque encontrarla suponga una mayor entrega. Una cultura inclusiva donde se valore el talento de cada ser humano que es único. Pensamos una argentina solidaria, entendiendo la solidaridad no como un estado emotivo sino como una visión sistémica de la realidad: nada en este mundo le sucede a una sola persona. Como expresaba Julio de la Vega, la solidaridad une inseparablemente los destinos de dos o más hombres porque “ser” o “hacerse” solidario con alguien o con alguna causa, no significa dar una ayuda sino comprometerse y compartir la suerte de aquel con quien me hago solidario. Quisimos hacer cultura de la vida y nos pusimos en marcha en 2005. Hoy seguimos trabajando para extenderla desde Rosario a toda la Argentina.


Memorias 2007: un proyecto común para una nueva cultura

El 2007 fue un año lleno de proyectos, arrancamos con más impulso que nunca y con más fuerzas dispuestas a ayudar en nuestra labor: ¡PorVenir se extendió a la ciudad de Santa Fe! Otro grupo de jóvenes quiso asumir el desafío de consolidar una nueva cultura. Desde Rosario fuimos trabajando juntos y actualmente ya son actores pro-vida que realizan sus actividades e iniciativas con la fuerte convicción de que TODA VIDA ES UN BIEN. Organizaron marchas en la vía pública, campañas de concientización sobre el valor de los niños por nacer y ciclos de formación bioética. ¡Rafaela fue otra ciudad de ignición! Dictamos un curso de actores pro-vida y ya vislumbramos la tercer sede de PorVenir en la provincia. Durante el año que pasó continuamos con la muestra GAP (Genocide Awareness Project). Esta campaña de gigantografías de abortos expuestas en la vía pública es una forma de que la sociedad tome conciencia frente a la problemática del aborto. Las respuestas son sorprendentes y los frutos se recogen a manos llenas. Hay planteos más profundos, interrogantes más radicales y oportunidades de esclarecimiento en muchas conciencias. Ya son más de 3000 las personas que se acercaron a la muestra 16

y pudieron apreciar su valor y repercusión. Como olvidar el pasado 20 de junio cuando en el Monumento Nacional durante el acto de gobierno desplegamos nuestra Bandera Argentina con la inscripción: “Por la vida, siempre”. Fue conmovedor ver a tanta gente tomarla como propia alzándola alto en honor a la patria. ¡Soñamos con extender el respeto y la estima hacia la vida, desde Rosario a toda la Argentina! ¡Podemos hacerlo, en nuestra tierra tenemos una riqueza humana que es motivo de esperanza!. La cultura todo lo impregna, por eso cualquier sector es ámbito propicio para edificar esta cruzada. En épocas de elecciones dialogamos con los candidatos y difundimos en la población la postura de cada uno frente al valor inalienable de la vida humana. Ser ciudadanos de nuestro tiempo implica responsabilidad en nuestras decisiones. Sin duda, llegar a los adolescentes fue uno de los retos más apasionantes que vivimos desde PorVenir en el 2007. Visitamos escuelas y con clases interactivas promovimos en más de 1000 jóvenes un profundo respeto por la vida de los niños por nacer. ¿Quién puede medir el surco de una cosecha y una siembra realizada a tiempo? Seguimos nuestra tarea con entusiasmo, con convicción y con la certeza del valor de esta labor. Seguimos trabajando PARA QUE OTROS VIVAN.


C om p r om i s o e n A cc i ó n

MÁS INICIATIVAS “PRO-VIDA” EN ROSARIO

“Seamos voz de los que no tienen voz". Bajo esta consigna nacía Dar Vida, el 25 de marzo de 2004 con la Primer Marcha en Defensa del Niño por Nacer, cuando un reducido grupo de jóvenes convocaba a poco más de 200 personas que, en familia y entre amigos, fueron los protagonistas de este modo de compromiso social fuerte y profundo.

L

a ONG Dar Vida nace con un objetivo claro: la defensa del valor de la Vida desde el momento mismo de su concepción y hasta el momento de su muerte natural. Despreciando al aborto, en cualquiera de sus formas: directas o solapadas, llevamos adelante tareas de concientización plasmadas de diversas formas, en distintos ámbitos, como charlas a más de 2000 jóvenes en escuelas de Rosario y de la Región a lo largo de estos años. También hemos trabajado con diferentes parroquias e instituciones. En Dar Vida damos principal importancia a la formación, que es la que nos permite dar respuesta a los nuevos desafíos. Este año entre otros, asumimos el reto y la responsabilidad de responder a quienes nos han convocado para acercarles nuestro mensaje a otras ciudades. Dar Vida invita, con especial énfasis a los jóvenes, a que conozcan de cerca la vida de muchos argentinos y argentinas que heroicamente han defendido la vida hasta dar la propia. Tal es el caso de la Sierva de Dios Cecilia Perrín de Buide (de Bahía Blanca) quien al saber que padecía cáncer terminal, estando ya embarazada, negó todo tratamiento que pudiera dañar a su bebé. Soportó dolores y sufrimientos con valor y entereza admirables. Siempre estuvo acompañada por su esposo y la recompensa fue ver nacer a su hija. Esto no es noticia, claro está, pero debemos saberlo, para aprehender el verdadero sen-

tido de los valores vividos con coherencia. Y si de valores hablamos, entendemos a la familia como la primera escuela de humanidad, quien debe reencausar su rol protagónico y ser verdadera hacedora de un futuro mejor para las generaciones venideras. Queridos jóvenes: la Argentina necesita de modo apremiante de nuestro compromiso, firme y decidido, en los diversos sectores. Nuestro país clama por líderes que den sentido verdadero a la vida cotidiana. ¿Vamos a seguir sin más esperando que las cosas sucedan? Hoy, más que nunca, seamos verdaderos protagonistas de nuestro tiempo, llevando con la alegría y el orgullo de quien se sabe hijo de Dios, nuestros ideales bien en alto. ¡Ánimo, hay quienes te necesitan y esperan de tu Sí! Nos dijo Juan Pablo II, fiel defensor y propagador de la Cultura de la Vida: " A nadie le es lícito permanecer ocioso" Contactos: darvidarosario@gmail.com darvidarosario.blogspot.com ONG Dar Vida


H i s t o r i as d e vi d a

Ludmila Dabrowski

La esperanza sobrevivió a Auschwitz Una mujer polaca forjada en el fragor del dolor que desató la Segunda Guerra mundial logró sobrevivir a uno de los campos de exterminio más grandes que conoció la humanidad: Auschwitz. Desde hace muchos años reside en Rosario y hoy su propia experiencia es un testimonio conmovedor. Uno de los acontecimientos más dramáticos que marcaron el siglo XX puede enseñarnos a evitar el error humano que supone acabar con la vida de un inocente.

21


H i s t o r i a s d e vi d a

Cómo no emocionarse cuando a sus 90 años, Ludmila María Dabrowski de Moszoro evoca un suceso impactante, desgarrador, que era una vivencia cotidiana en los campos de la muerte?: “Una noche estaba yo acostada rezando mis oraciones con este librito, me acerqué a la litera de al lado porque allí una señora tenía una vela encendida. Ella me observó un largo rato y después me preguntó: ¿Usted está rezando?. Ante mi afirmación, ella, que era judía, me regaló tres velas y me comentó que sabía que la llevarían a la cámara de gas. Me pidió que rezara por ella. Al otro día me desperté con una alarma. La Gestapo hizo una redada de mujeres judías para llevarlas al crematorio. Esa noche recé con las tres velas y la cama de al lado vacía". Huelgan más palabras y abundar en detalles sobre la desolación y la tragedia humana, pero también sobre la esperanza y la fortaleza. El amor a su Patria es el rasgo que describe con mayor exactitud la fisonomía interior de Ludmila, esta mujer que, como tantos otros, eligió Argentina como lugar indicado para curar las heridas. Sí, una casa más de la calle La Paz de nuestra ciudad guarda una historia que pocos pueden imaginar. En las paredes del sobrio hogar cuelgan cuadros de paisajes polacos. Sobre uno de los aparadores del living resalta un portarretrato de su hijo sacerdote y argentino que actualmente vive en Polonia. Junto a él la fotografía muestra un nieto de Ludmila, otro argentino de la familia que decidió marchar para residir en Polonia y recientemente fue nombrado vice ministro de finanzas de aquella nación. Mientras mira esas imágenes

¿

22

especiales y prepara un té en su pequeña cocina, ella comenta emocionada: "ellos han ido a hacer Patria". Sus ojos azules y brillantes dejan traslucir el hondo significado que encierra la segunda oportunidad que la vida le ha querido brindar.

siempre estuvo viva. Lloré mucho. Lloraron muchos. Sin embargo, había que secarse las lágrimas y dejar que sólo el corazón llorase. Todo el pueblo y cada uno de sus integrantes tuvo que hacerse fuerte, muy fuerte, como sostén para los demás"

Sobre la mesa del comedor yace un ejemplar del diario polaco "Mysl Polska", del mes pasado. Al lado del ventanal, que tiene vista al jardín, se encuentra la computadora nueva que sus hijos le regalaron, porque Ludmila, a sus 90 años, no deja la rutina de leer todas las mañanas la edición digital del diario Polaco. A los pocos minutos de haber comenzado la charla, con la sencillez que la caracteriza, esta mujer sonriente desliza las palabras que encierran la explicación de sus experiencias y de sus afectos más íntimos. "Entender la historia polaca es entender mi historia personal. Polonia es un pueblo que supo conservar su cultura en momentos muy duros. Ningún gobierno pudo con el pueblo polaco, porque Polonia

La persecución rusa y el prendimiento alemán

El número 24429, que está marcado a fuego en el antebrazo izquierdo de Ludmila, es el fatídico sello que atestigua su presencia en Auschwitz desde 1942 hasta 1945. Ludmila nació y vivió en la ciudad de Lwow, en el este de Polonia. En 1939, cuando todavía era una joven universitaria de la carrera de historia, los rusos avanzaron sobre esta zona Polaca. Mientras, por el sector occidental del país invadieron los alemanes. Como joven intelectual de su época, ante las primeras usurpaciones en su tierra, Ludmila se sumó a las agrupaciones de resistencia que funcionaban de manera no violenta.


Hi s t or i a s d e v i d a

Estos movimientos patrióticos deseaban y trabajaban por mantener la cultura de la nación polaca. Ludmila con una intensa seguridad explica: "Toda la vida comunitaria exigía nuevas formas de comportamiento. Para conservar nuestra identidad, la mayoría de los polacos impulsábamos iniciativas de manera clandestina". Entre estos emprendimientos se encontraban los diarios, las actividades de apoyo y protección a las personas buscadas por la Gestapo. Además, se conformó un sistema de producción y distribución fuera del oficial. Siguieron adelante con escuelas para dar enseñanza secundaria y universi-

"Sufríamos tormentos porque querían que delatemos, pero el amor a la Patria era tan sólido que a muchos no conseguían doblegarnos. Polonia estaba viva". taria, las cuales se les había negado. También protegían el seminario clandestino, entre muchas otras actividades. Continua Ludmila: "Así fue como se desarrolló todo un estado subterráneo que funcionaba a la perfección, asentado en la unidad

del pueblo; era una unidad raramente vista antes en su historia. Los cuatro partidos políticos formaron un gobierno interino, en contacto con el que estaba en el exilio en Londres. Cuando una iniciativa de estas se descubría se pagaba con la vida misma, pero todos los polacos sabían que esta era la forma de mantenernos vivos como nación". Por su participación en esta resistencia Ludmila sufrió primero la persecución por parte de la policía secreta rusa, la KGB, en la zona del este polaco, puntualmente en Lwow su ciudad natal. Después de salvarse tres veces de las requisas que se realizaron en la casa donde vivía, decidió marchar a la zona occidental ocupada por los alemanes. Tenía la esperanza de encontrar un lugar más seguro. Pero en Polonia no había lugares seguros por aquellos años. Después de pasar a la zona occidental, Ludmila continuó -al igual que la mayoría de los polacos- en la resistencia patriótica. Allí transmitió todos los mensajes oficiales de la zona del este e informó sobre qué pasaba en oriente con la invasión rusa. "En uno de esos días, entré en una iglesia para rezar un rato. De repente, viví un instante de plena seguridad de que me esperaba el encarcelamiento. Acepté la Voluntad de Dios -este acto de

aceptación fluía de la misma seguridad de lo que iba a sucederpidiendo de todo corazón al Señor que nadie cayera en manos de la Gestapo por mi debilidad. Y el Señor me escuchó". El 20 de enero de 1941, en Cracovia, fue finalmente arrestada. Llegó a la casa de Maryla, una joven estudiante de la Universidad de Jagiellónica que hacia

las veces de correo para repartir el periódico clandestino "Walka". Allí estaba la Gestapo que encarceló a Ludmila junto con Maryla y dos estudiantes más. Uno de estos jóvenes era Staszek, torturado de una manera especialmente dura desde el primer momento por callar información sobre su hermano, uno de los principales dirigentes de la resistencia en Cracovia.


Staszek murió sin decir una sola palabra. Hablando de este tipo de hechos Ludmila acota muy emocionada: "Sufríamos tormentos porque querían que delatemos, pero el amor a la Patria era tan sólido que a muchos no conseguían doblegarnos. Polonia estaba viva".

En un primer momento los prisioneros iban a la cárcel donde se realizaban los "juicios" y se declaraban las sentencias. Esta fuerte mujer polaca recuerda: "A mí me llevaron a la prisión de Montelupich. Estuve en una celda para dos personas donde ya había cuatro mujeres más. Allí

comenzaron las interrogaciones sobre gente conocida del país o los del exilio en Londres que pertenecían al gobierno. Estas charlas primero eran "civilizadas". Al final los de la Gestapo como no estaban conformes con el contenido- me propusieron hablar de otra manera. Así empezaron los golpes, las bofetadas y porrazos. La cárcel era angustiante, en esos lugares estaban los elementos de tortura. De día y de noche se escuchaban los gritos y los gemidos, fue terrible. Me mantenía viva la fe en Dios y la unidad entre todos los prisioneros, no importaban las religiones, las ideologías. Todos estaban en actividades de resistencia". En noviembre de 1942, después de casi dos años de cautiverio, Ludmila fue enviada a Auschwitz donde permaneció hasta mayo de 1945, mes en el que fue liberada de los alemanes. Cuando ella recuerda el tiempo vivido en el campo de concentración explica que nunca se sintió atormentada por el pensamiento de perder la vida, aunque en muchas ocasiones sufría una desolación muy fuerte que pronto apoyada en su fe lograba superar. "Un día –recuerda-, después de la

hora límite cuando ya no podíamos salir de las barracas que eran las habitaciones, no aguanté más. Salí. En la penumbra de la noche me puse a mirar las estrellas y el cielo. Era una noche preciosa. Pero a unos pasos estaban las torres de vigilancia y las alambradas de púas electrificadas sobre las cuales algunos se tiraban para perder la vida. Una pregunta surgió en el fondo de mi corazón: ¿Dónde estás Tú, Señor mío? El contraste de las dos realidades la de adentro de la barraca y la de afuera- era tan llamativo que exigía una explicación. Y el Señor me lo hizo entender. El ser humano con su libertad, tortura y mata al otro, a su prójimo, por desconocer o combatir a su propio Creador. Pero Él es siempre el mismo, bueno y justo, los que se confíen de Él no serán defraudados(...) Después de este pensamiento me envolvió una profunda paz y una seguridad maravillosa que confirmaron aún más mi fe. En ese contexto, la vida y la muerte se ganan los mismos laureles de la victoria". Milagros Didier www.serysociedad.com.ar


Te s t i m on i os

EL DOLOR DE UNA MADRE ARREPENTIDA

L

as siguientes declaraciones juradas forman parte de la apelación a la Regla 60 (Rule 60) y reflejan el estigma que deja como huella la realización de un aborto. Una copia del documento completo está disponible en la corte federal de Dallas (más info en www.operationoutcry.org)

“Por algún tiempo me sentí vacía por dentro. También caí en un espiral de comer compulsivamente que me ha dejado en una situación de obesidad extrema”. A.D.C.H., San Antonio, Texas. 22 de febrero de 1984.

“Incapacidad de formar relaciones profundas, sentimiento de culpa y ataques de ansiedad. Por mucho tiempo fui incapaz de sostener o estar cerca de bebés”. Shirley. Los Ángeles, Calif., 1982; y Noruega, 1970.

“He sufrido trastornos médicos que atribuyo a haber abortado, incluyendo embarazos prematuros, paps y menstruaciones anormales”. Susan. Fort Worth, Texas. Marzo, 1977.

“Años de cambios repentinos de ánimo, desórdenes alimenticios, promiscuidad, baja autoestima y problemas en la relación con mis otros hijos”. Reatha. Baltimore, MD., noviembre 1979

A grandes conflictos, mayores soluciones. GRAVIDA es una organización que brinda asistencia a las madres en conflicto con su embarazo. En Rosario cuenta con una línea telefónica que responde las 24 horas del día a fin de contener a las madres y a sus bebés en situación de riesgo. Si necesitás ayuda llamá al 0341-156 455755 o contactate a: gravidarosario@ciudad.com.ar 26


“Si imagino lo que el infierno es, tiene que ser tal como mi vida era antes de encontrar asistencia y curación. Me volví alcohólica, perdí mi deseo de vivir, odiaba a la vida en general”. Lisa. Eugene, Or., Junio 1976 y 1980

“El aborto mata. No sólo al niño, también al espíritu humano. El padre y la madre también son víctimas. Intenté quitarme mi propia vida por la culpa y el remordimiento. Sentía que era una tumba que caminaba”. Sheila Lynn. Tallahase, Fla. 7 de junio de 1985.

“Si el aborto hubiese sido ilegal, nunca hubiera tenido que pasar por todo este dolor y culpa. Yo debería haberme graduado en lugar de abandonar los estudios. El dolor y la culpa del aborto causaron mi intento de suicidio...tal vez la única razón por la que sobreviví fue para que pudiera contar mi horrenda historia y poder hacer una diferencia”. H.A.K. Knoxville, Tenn. 12 de mayo de 1984.

“Es mi mayor arrepentimiento. Me ha causado depresión y me ha hecho pensar en el suicidio. También me ha dado complicaciones para quedar embarazada y cargar un niño”. Kathryn. Kansas City, Mo., 1981, 1982 y 1983. “De estar en la lista de las mejores alumnas del Decano de la universidad, pasé a estar desaprobada, a dejar asuntos incompletos y retirarme varias veces. Intenté suicidarme. Estaba deprimida. El sentimiento de culpa era aplastante”. H.A.K. Knoxville, Tenn. 12 de mayo de 1984.

“He estado propensa al suicidio, deprimida, he tenido ansiedad extrema, pesadillas, sufrido de pena y dolor y conducta autodestructiva”. Candice. San Diego County, California. Marzo de 1996.

27


D e s a fí os

Abel Albino

“La principal riqueza de un país es su capital humano” Un médico mendocino implementó un modelo para erradicar el flagelo de la desnutrición infantil en la Argentina. “La enfermedad del desnutrido es la única debilidad mental que se puede prevenir, que se puede revertir y que es creada por el hombre”, aseguró el pediatra Abel Albino, recientemente premiado en EEUU como líder humanitario. Un médico que haciendo honor a nuestra patria fundó la Cooperativa para la Nutrición Infantil que hoy se extendió en Paraguay, México y Perú. 29


A

D es a f í o s

bel Albino es un médico pediatra mendocino. Se encontraba en Europa haciendo una especialización en biología molecular cuando decidió volver a la Argentina para combatir la desnutrición y hacer de nuestro país una gran nación.“Estaba allá estudiando una especialidad del futuro, cuando mi tierra todavía no había terminado de resolver su pasado”, comenta Albino, quién conociendo el desarrollo de los países europeos no podía dejar de preguntarse por el crecimiento de su amada Argentina: “Yo no estaba en paz. Pensaba: personalmente crezco pero hay otros que se pueden quedar. Me volví. Sabía que tenía que servir a los más pobres”. Después de reflexionar sobre quienes eran los más necesitados Albino entendió que tenía que trabajar seriamente por la erradicación de la desnutrición: “Me di cuenta que era la peor enfermedad. Daña el cerebro y produce debilidad mental, la única debilidad mental que se puede prevenir, revertir y es creada por el hombre”, asegura con énfasis el pediatra, mientras relata cómo los países europeos supieron recuperarse de las dos guerras mundiales gracias a que el intelecto de su pueblo no

estaba deteriorado. Albino repite con un tono convincente y categórico: “La principal riqueza de un país es su capital humano y si ese capital humano está dañado el país no tiene futuro”. Después de asesorarse con el profesor doctor Fernando Monckeberg - un prestigioso médico chileno que hacía tiempo trabajaba el tema de desnutrición en su propio país- Albino llegó a la Argentina y fundó CONIN, la Cooperadora para la Nutrición Infantil. “Sólo en los dos primeros años de vida se puede actuar sobre la desnutrición con grandes posibilidades de éxito, una vez formado y desarrollado el cerebro del niño (primeros 18 meses de vida) su condición no se puede alterar ni revertir” asegura el especialista. La desnutrición infantil nace, en la mayoría de las ocasiones, como consecuencia de una pobreza extrema sustentada en el alcoholismo, la escasez de familias bien constituidas, el analfabetismo, la ausencia de inserción laboral por falta de capacitación, el pobre saneamiento ambiental y la promiscuidad. Podemos considerar entonces a la desnutrición como el

resultado final del subdesarrollo, en donde el niño sufre el mayor impacto al depender de terceros para su cuidado y crecimiento.

Por esto, la desnutrición infantil no es sólo carencia de alimentos, es un conflicto social más profundo, que debe ser tenido en cuenta a la hora de brindar respuestas . Y como la solución no es eliminar a los pobres y a los niños, sino eliminar la pobreza, CONIN es una organización que realiza un abordaje integral de la problemática: atiende al niño enfermo pero también a su entorno familiar y habitat natural.


Entre los grandes logros de CONIN Mendoza y CONIN Argentina- porque ya esta iniciativa se extendió en numerosas provincias- se destacan los siguientes datos: se atendió a 912 niños y 518 madres en los 7 Centros de Prevención de Argentina. Además considera 2.072 beneficiarios indirectos (padres, hermanos). Se calcula que el costo de recuperación de un lactante desnutrido en CONIN ronda los U$S 30 por día, el costo internacional de recuperación en hospitales comunes es de U$U 300 por día. El Dr. Abel Albino, un líder humanitario que dejó las promesas de una vida exitosa, que regresó para hacer patria en su país y que tuvo la valentía y generosidad de hipotecar su casa cuando este proyecto todavía era una idea, suele repetir la meta que persigue él junto con toda su gente de CONIN: “Soñamos con un gran país, poblado, donde

todos los niños puedan desplegar su potencial genético para tener, el día de mañana, igualdad de oportunidades. Un país en donde todos estemos 10 veces mejor. En donde los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil y la comunidad toda trabajen juntos en pos de éste ideal”. El doctor Abel Albino alienta a todos los argentinos a trabajar seriamente por un proyecto de Nación común “que iguale hacia arriba y no hacia abajo”. Habla de ideales y de amor al país: “Patria viene de Pater y cuando una madre está enferma el hijo no puede huir”. Con un cálido y persuasivo discurso este líder social insta al compromiso activo que es posible asumir de modo individual en todos los espacios de la sociedad: “No existen papeles pequeños sino actores mediocres”. Albino exhorta también a custodiar la familia “como única escuela de humanidad”. Además

alienta a “desterrar la guerra del hombre contra el hombre” y a lanzarse al desafío de “declarar la guerra contra el hambre”. De cara al débito que cada uno contrae con su propia tierra y con su propio país, Albino asegura que es posible y es un deber hacer de la Argentina un hogar habitable. Señala que es necesario buscar más puntos de encuentro que de diferencias entre los distintos actores comunitarios. Reclama además la importancia de las convicciones de cada ciudadano para sacar adelante el sueño de una gran Nación: “El secreto del éxito es la constancia del propósito. Tengamos un corazón borracho de ideales, sino nunca tendremos paz”. Milagros Didier www.serysociedad.com.ar


D es a f í o s

La familia, escuela genuina de vida Los padres son los maestros privilegiados de sus hijos, enseñan a partir del cariño y la confianza, ellos son verdaderos escultores de sus hijos. Por esto, es tan importante que estén dispuestos a crecer y desarrollarse, formarse rectamente y buscar nuevas metodologías para enseñar los valores de siempre.

L

a familia, fundada en el amor de los cónyuges, ha sido, es y será la célula básica de toda sociedad. Su grandeza ha marcado el desarrollo de grandes civilizaciones; su destrucción, por el contrario, ha sido fuente de decadencia. La familia es un patrimonio indiscutible para las naciones, pero si lo es para los pueblos constituyendo su fermento, mucho más lo será para la persona; en este caso es un bien irremplazable para su desarrollo integral, fuente de salud y felicidad. La familia es fuente de vida, de crecimiento, de paz y de alegría.

Los buenos padres transmiten vida, no sólo al concebirla, sino a lo largo de toda la existencia; ellos no sólo nutren biológicamente, también lo hacen a partir del amor, los cuidados, los límites y la educación. Es en el seno de una familia donde cada persona comprende que es importante simplemente por lo que es, que es amado por sí mismo, más allá de las propias fortalezas y debilidades. Es en esa escuela de amor, donde aprenderá las primeras palabras, recibirá los primeros estímulos, se relacionará íntimamente con los demás, dando amor y recibiéndolo, allí ejercitará las primeras nociones de vida, se sentirá cobijado. Las enseñanzas recibidas dentro de ella son irreemplazables, porque son incorporadas a través del vehículo perfecto que es el amor. El ejemplo de los padres penetra con una hondura que coloca en segundo lugar toda institución que pretenda reemplazarlos. De hecho comprobamos día a día que aquellos que pretenden buscar reemplazo no sòlo no lo consiguen sino que encuentran resultados negativos. Los padres son los maestros privilegiados de sus hijos, enseñan a partir del cariño y la confianza, ellos son verdaderos escultores de sus hijos. Por esto, es tan importante que estén dispuestos a crecer y desarrollarse, formarse rectamente y buscar nuevas metodologías para enseñar los valores de siempre. La experiencia de vida de una familia bien constituida, hace imposible negar estas realidades. Tan sólo recordar la caricia de mamá, su protección, sus cuidados, y tantos detalles más que sólo las madres pueden dar; rememorar las experiencias con papá, su autoridad, aquella enseñanza que no olvidaremos, aquella mano cálida dispuesta a protegernos. Si queremos fomentar la vida, hemos de defender y cuidar a la familia; es labor de todos. Reconocer y ayudar a la familia es uno de los mayores servicios que se pueden prestar hoy día al bien común y al verdadero desarrollo de los hombres. Liliana Pérez Consultora Familiar


Revista PorVenir 2008  

Segunda edición de la Revista PorVenir

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you