Page 1

Experiencias destacadas y premiadas en 2009

Fundación Corona · Casa Editorial El Tiempo · Fundación Plan · Fundación Colombia Presente · Consorcio para el Desarrollo Comunitario


Contenido

Primer lugar

Sueños Films Colombia ...................................................................................................................... 3 Segundo lugar

Asociación de Mujeres Cabeza de Familia Avanzar de Bosa................................. 5 Premio especial a la innovación

El agroparque Los Soches: preservar la vida del campo.......................................... 7 Premio especial ambiental

Escuela Nómada: de los campesinos del páramo para la ciudad...................... 9 Experiencia finalista

Agricultores de ciudad....................................................................................................................... 11 Experiencia finalista

Casa de valores, otra forma de alimentar........................................................................... 13 Experiencia finalista

En San Cristóbal si saben lo que es La Fuerza de las Palabras............................................................................................................... 15 Experiencia finalista

Mujeres que construyen oportunidades.............................................................................. 17 Experiencia finalista

Fundación Cultural Viento y Libertad: Para que la música se haga visible.......................................................................................... 19 Experiencia finalista

Serez 8: una red de radio estudiantil para Kennedy................................................... 21


Presentación El premio cívico Por una Bogotá Mejor es un reconocimiento a los esfuerzos de las comunidades más pobres de la ciudad y de sus organizaciones por construir un entorno material y social de mayor calidad para la vida de sus familias. Esta iniciativa nació en 1998 con el fin de darle visibilidad a las organizaciones comunitarias y sus exitosas iniciativas, y con ello motivar a otras comunidades a organizarse y participar en la construcción de su bienestar.

En la edición número 11 del premio cívico Por una Bogotá Mejor se presentaron 151 iniciativas, de las cuales fueron premiadas Sueños Films, un proyecto juvenil de Ciudad Bolívar, que obtuvo el primer lugar; la Asociación de Mujeres Cabeza de Familia Avanzar, que obtuvo el segundo puesto, y el agroparque Los Soches, de Usme, que obtuvo el premio a la innovación. En esta versión de 2009 también se entregó un premio especial ambiental a la Escuela Nómada, de la Red Los Verjones, en la localidad de Santa Fe.

Además de ser una fuente de reconocimiento público que contribuye a fortalecer el compromiso de la misma comunidad con sus iniciativas y a atraer el interés y el respaldo de instituciones públicas y privadas, el premio otorga a los primeros lugares un reconocimiento económico que ha contribuido a fortalecer sus iniciativas. Este año el jurado estuvo conformado por Ángela Escallón, directora de Conexión Colombia; Janeth Rivera, de la Cooperativa Copevisa, ganadora del premio en 2008; Eduardo Isaza, de la Fundación Proyectos Humanos; Andrea Echeverry y Héctor Buitrago, del grupo Aterciopelados; el músico Cesar López y Liliana Pardo, directora del Instituto de Desarrollo Urbano. En la última década, se han postulado al premio cívico alrededor de 1.600 iniciativas y recientemente se abrieron las ediciones del premio en Cali, en 2005, y Cartagena en 2007. A través de este tiempo el premio se ha convertido en un punto de referencia para las organizaciones comunitarias de la ciudad, que evalúan sus avances y tienen la oportunidad de comparar su trabajo y emular sus esfuerzos con un amplio grupo de pares, en permanente actitud de innovación y trabajo por sus asociados. En este portafolio se presenta un perfil del trabajo de cada una de las diez organizaciones destacadas y premiadas en 2009, para el que se han utilizado los artículos publicados en el periódico El Tiempo sobre las experiencias y la documentación preparada por el equipo del premio cívico. El premio cívico Por una Bogotá Mejor es una iniciativa de la Fundación Corona, la Fundación Colombia Presente, la Casa Editorial El Tiempo y Fundación Plan. Con una colaboración especial para el Premio Ambiental de la empresa Bayer.


Primer lugar

Sueños Films, una experiencia con mucho para mostrar Son sólo cinco de los muchos jóvenes que viven y trabajan en Ciudad Bolívar: Daniel Bejarano, Carolina Montalvo, Alexánder Yosa, Carolina Botero y William Jaimes; pero con su trabajo comunitario en los últimos ocho años han acumulado muchas realizaciones. Quizá la más conocida de ellas sea el Festival Internacional de cine y video alternativo y comunitario “Ojo al Sancocho”, que presentó 50 documentales realizados en la localidad, y cintas de Francia, España, Bolivia, Cuba, Argentina, Uruguay y Colombia. “Ojo al Sancocho” surgió alrededor del trabajo comunitario con las escuelas audiovisuales de la localidad, con el propósito de generar un espacio para mostrar los trabajos de la comunidad. Son los integrantes de Sueños Films, que también realizaron la serie documental de 14 capítulos “Ciudad Bolívar, nuestra tierra, nuestro territorio” la cual se emitió por Señal Colombia, y coordinaron la muestra Eurocine 2009 para Ciudad Bolívar. Sueños Films impulsa la Escuela de Investigación Eco-Audiovisual Infantil Ciudad Bolívar, con el apoyo de War Child Holanda, y la Cátedra Unesco, con el que busca “romper el círculo de pobreza y brindar herramientas a los participantes para ser mejores en la vida, aprender a crear empresa y formular proyectos”. Así mismo, junto con el Colectivo Marai de Francia, coordinan el proyecto “Colombia en otros relatos” con el apoyo de la maestría de Estudios Culturales de la Universidad Javeriana; y desarrolla el proyecto de film “El alma de los Sueños”, Ciudad Bolívar. Todos estos proyectos los llevan a cabo de manera participativa, involucrando a la comunidad en el proceso y sobre todo en las decisiones. Procuran su auto sostenibilidad a través de la venta de sus más de 40 productos audiovisuales y de otras actividades como el reciclaje, realizado en los colegios que participan en sus iniciativas. Carolina Botero, una de sus miembros, dice que “la productora ha logrado involucrar a sus habitantes en la construcción de su propia realidad para visibilizarla, recrearla, interpretarla y de esta manera facilitar sus procesos de apropiación, confianza, reconocimiento del entorno y de las prácticas que afectan sus propias vidas en lo cotidiano, consiguiendo escalar su impacto”. Sueños Films ha generado espacios de intercambio de experiencias con cerca de cien organizaciones de Bogotá y de otras ciudades del país que trabajan alrededor de la comunicación alternativa y comunitaria así como alrededor de la promoción y defensa de los derechos humanos, la defensa del medio ambiente y la cultura urbana.

3

Sueños Films Colombia


Su interés, como lo consignan en alguno de sus documentos, es facilitar “herramientas para la vida a las comunidades, que les enseñen a pensar y sentir diferente”. Y lo están logrando.

Organización

Sueños Films Colombia Proyecto

Sueños Films Colombia. Comunicación Alternativa y Comunitaria Premio

Primer lugar Ubicación

Barrios Pasquilla, Lucero Medio, Potosí, Candelaria y otros Localidad

Ciudad Bolívar Contacto

Alba Yaneth Gallego - Daniel Bejarano Calle 62 D Sur # 68 C -30 Barrio Madelena 1 Teléfono fijo: (57 1) 230 1372 Móvil: (57 03) 311 5756975 – 314 2450929 filmscolombia@gmail.com

Fundación Corona · Casa Editorial El Tiempo · Fundación Colombia Presente · Plan Internacional · Consorcio para el Desarrollo Comunitario


Segundo lugar

La Asociación Avanzar: el poder de las mujeres Son cuarenta, todas madres cabeza de familia, trabajan en el servicio doméstico, tienen ventas callejeras o hacen otras labores independientes, pero además, desde hace doce años tienen un sueño: impulsan la Asociación de Mujeres Cabeza de Familia Avanzar, con el objetivo de abrir oportunidades para el trabajo, la política, la cultura y la acción social de las mujeres de la localidad. Las motiva la situación de pobreza de la mayoría de ellas, los altos grados de violencia intrafamiliar que se viven en la localidad, la falta de oportunidades laborales y el deseo de incidir en políticas públicas. Su horizonte es la igualdad para las mujeres y el bienestar para sus familias y su comunidad. Y para alcanzarlo se han formado a fondo y desde una perspectiva de género en temas como derechos humanos, maltrato, mujer y género, gestión de proyectos y manipulación de alimentos. Han contado con el apoyo de instituciones como la Red Popular de Mujeres, la Corporación de Apoyo a Comunidades Populares, la Casa de Igualdad de Oportunidades y el Sena. Gracias a su formación y a su empeño han logrado acceder al Consejo Consultivo de Mujeres, al Comité de Mujer y Género y al Comité de Infancia y Familia de la localidad. También han logrado obtener representación en el Comité de Productividad donde se trabaja el Plan de Desarrollo Local de Bosa y en el Consejo Local de Política Social (CLOPS), que integra organizaciones, instituciones y al Gobierno Local. Nueve de sus representantes hacen parte del Consejo de Planeación Local. Avanzar tiene representación en instancias de participación distrital, nacional e internacional como La Mesa Diversa, el Consejo Consultivo de Mujeres, La Red de Educación Popular Entre Mujeres y la Corporación de Apoyo a Comunidades Populares, CODACOP, entre otras. “Lo mejor que tiene la Asociación es el acogimiento por un grupo de mujeres que me fortalecen la autoestima y que siembran un valor en mi vida. Nos motivamos para que todas salgamos adelante y sigamos siendo una unión”, le asegura Bibiana Loaiza a un periodista del diario El Tiempo. Avanzar atiende un comedor comunitario con el apoyo de una agencia de cooperación de Suiza al que acuden 122 niños. Cuenta con una biblioteca comunitaria, desarrolla actividades de refuerzo escolar para los niños de la localidad, lidera la campaña “Ni una niña ni un niño ni una mujer violada en Bosa”. Y además, gracias a su trabajo político y cultural, cerca de 60 mujeres de Bosa comenzaron estudios de Administración, Psicología y Sociología en la universidad.

5

Asociación de Mujeres Cabeza de Familia Avanzar de Bosa


Quienes hacen parte de la organización se describen como “Mujeres arquitectas de sueños y esperanzas”, Y seguramente los conseguirán, pues los cimientos levantados son el soporte para continuar la tarea de consolidar espacios de encuentro, incidir en políticas públicas y afianzar el reconocimiento institucional y comunitario que se han cosechado. Organización

Asociación de Mujeres Cabeza de Familia Avanzar de Bosa Proyecto

Una propuesta organizativa para el empoderamiento político y social de las mujeres jefas de hogar Premio

Experiencia finalista Ubicación

Barrio Naranjos, Bosa Localidad

Bosa Contacto

Lilia Gómez - Bibiana Ramírez Carrera 80 I # 70 C -28 Sur Teléfono fijo: (57 1) 778 1518 – 449 1532 – 782 8804 Móvil: (57 03) 310 211 4538 – 315 605 9455 avanzarbosa@yahoo.com

Fundación Corona · Casa Editorial El Tiempo · Fundación Colombia Presente · Plan Internacional · Consorcio para el Desarrollo Comunitario


Premio especial a la innovación

El agroparque Los Soches: preservar la vida del campo Hace más de cincuenta años el soche, una variedad de venado, desapareció de las tierras verdes y tranquilas que sorprenden a quien sale de Bogotá por la vía a los Llanos Orientales, debido a la presión humana. En 1990 la civilización volvió a mostrar su cara amenazante. El Concejo de la ciudad dictó un acuerdo mediante el cual se declaraba la vereda Los Soches como zona de expansión urbana, lo cual conllevó el cobro de un impuesto que amenazaba con hacer vender sus tierras a los habitantes de la vereda. Perseguidos por el fantasma de la urbanización ilegal y la invasión del cemento, los campesinos de la zona resolvieron unirse para preservar el área rural y la cultura campesina, de la que estaban orgullosos. Así nació el agroparque Los Soches, en el costado izquierdo de la vía que va para Villavicencio, un kilómetro antes del túnel. En 1996 las poco más de cien familias que habitaban la vereda se organizaron en una Junta de Acción Comunal y le propusieron al Concejo de Bogotá convertir esas 328 hectáreas en un agroparque donde se cultivara la tierra y los citadinos aprendieran de la vida del campo. La Corporación aceptó la idea y la vereda recuperó su condición de zona rural del Distrito Capital. Entonces los jóvenes campesinos crearon la Corporación Integral Eclipse, con el objeto de encargarse de la operación del agroparque. Hoy hacen parte de ella veinte muchachos y muchachas formados para asumir la tarea con el apoyo de los líderes que iniciaron el trabajo. El proyecto plantea todo un modelo de vida alternativo en el que el agroparque es el eje central para el desarrollo de diversos programas ambientales, sociales, culturales y económicos, que se adelantan en conjunto con diversos aliados. Está por ejemplo el programa de recorridos ecológicos, para el que se han adecuado dos senderos de interpretación ambiental y un sendero de aviturismo, que cuentan con jóvenes de la comunidad como guías. También está el proyecto Lácteos y Conservas El Soche, manejado por una asociación de trece mujeres formadas por la alcaldía distrital para la preparación de productos lácteos y comida colombiana. Con el programa de huerta escolar y huertas caseras de hortalizas y hierbas aromáticas se han montado, en el curso de tres años y con el apoyo del Jardín Botánico y la Ulata, 25 huertas caseras, cinco de las cuales, se utilizan en la práctica escolar. Algunos de los productos de estas huertas se canjean entre vecinos. 7

Corporación Integral Eclipse


Pero en el agroparque también se trabaja en la recuperación de tradiciones gastronómicas y folclóricas campesinas. Con este objetivo realizan, desde hace varios años, el Festival de la Cultura Campesina, a través del cual resaltan la búsqueda de lo ancestral y de una identidad propia, hasta el punto de haber creado su propio gentilicio, los sochunos. Organización

Corporación Integral Eclipse Proyecto

Agro Parque Los Soches Premio

Premio especial a la innovación Ubicación

Vereda Los Soches Localidad

Usme Contacto

Belisario Villalba Martínez KM 0 Autopista Villavicencio Móvil: (57 03) 313 2694669 – 310 3331562 belisarioambiente@gmail.com

Fundación Corona · Casa Editorial El Tiempo · Fundación Colombia Presente · Plan Internacional · Consorcio para el Desarrollo Comunitario


Premio especial ambiental

Escuela Nómada: de los campesinos del páramo para la ciudad Cuando el Ministerio del Medio Ambiente implementó en 2004 el Plan de Manejo Ambiental para las más de 14.000 hectáreas de los cerros orientales de Bogotá, declarados reserva natural, un grupo de pobladores de la vereda El Verjón, ubicada en el kilómetro 11 de la vía Bogotá – Choachí, vio seriamente amenazado su modo de vida. El Plan prohibía las actividades agrícolas y pecuarias, su principal actividad económica. Vinieron entonces multas astronómicas con el objeto de detener su actividad e iniciar un proceso de recuperación de la reserva forestal. Los campesinos de la vereda, propietarios de pequeñas parcelas en donde cultivan papa, cebolla, hortalizas y crían ovejas, vacas y cerdos, no se asustaron. Se acercaron a la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) para que les ayudara a defender su forma de vida. Así nació la Red Los Verjones, que desde 2007 agrupa a 22 de las cien familias de la vereda y que busca generar conciencia alrededor del ecosistema de páramo, y unir esfuerzos para promover el desarrollo del ecoturismo rural en la vereda, con el fin de que esta actividad se convierta en alternativa económica. Desde entonces han modificado sus métodos de trabajo para demostrar que es posible producir y proteger el medio ambiente al mismo tiempo. En 2008 la Red puso en funcionamiento el proyecto ‘Escuela Nómada’, una propuesta de educación itinerante, que lleva a los colegios de la ciudad la cultura ecológica del ecosistema páramo y divulga la importancia de estos sistemas para la ciudad y su región. “Lo que estamos buscando en este momento es que la gente de la ciudad se eduque aquí con nosotros. Queremos un turismo en el cual la persona que venga aprenda a sembrar, a ordeñar y conozca cuál es nuestra vida” comentan Gladys Rico y Manuel Ramos, miembros de la Red. Precisamente la Escuela Nómada fue el proyecto que se hizo acreedor al premio cívico. El proyecto cuenta con un aula móvil, un automóvil que tiene en su exterior dibujadas las características culturales y naturales de éste ecosistema, y que es la base de cinco actividades pedagógicas que promueven el aprendizaje de valores ambientales y grupales por medio del juego en los colegios a los que llegan. El aula móvil cuenta con su propio equipo humano. Gracias a este y los demás proyectos de la Red sus integrantes han montado veinte huertas campesinas, un vivero, un banco de semillas y una planta de porquinas, y han recuperado 33 variedades de papa, una de haba, una de trigo y una de arveja.

9

Red Los Verjones


Como lo dicen los campesinos de la Red: “Lo mejor de vivir aquí es la tranquilidad y la seguridad que tenemos. Nos sentimos orgullosos de ser campesinos y de producir comida para la ciudad” lo que augura a todos un futuro más seguro.

Organización

Red Los Verjones Proyecto

Escuela Nómada Premio

Premio especial ambiental Ubicación

Vereda Verjón Bajo Localidad

Santa Fe Contacto

Andrés Portilla, Leonardo Portilla Km. 11 Vía a Choachi Teléfono fijo: (57 1) 476 8683 - 811 7889 Móvil: (57 03) 314 2147711 colectivocelula@hotmail.com andresportilla@gmail.com

Fundación Corona · Casa Editorial El Tiempo · Fundación Colombia Presente · Plan Internacional · Consorcio para el Desarrollo Comunitario


Experiencia finalista

Agricultores de ciudad

En Usme huele a páramo. O mejor, huele a campo. En esta localidad del occidente de Bogotá todavía las montañas muestran infinidad de verdes, el aire es transparente y los niños se ríen con sus caras rojas y ásperas, quemadas por el sol. Pero la gran ciudad acecha a sus habitantes, la mayoría campesinos o hijos de campesinos: la pobreza, la urbanización pirata y el desplazamiento no dan tregua en una zona donde cada vez hay más cemento. Por eso, treinta familias de 19 barrios de la localidad no dudaron en comprometerse a adelantar el proyecto de agricultura urbana que les propusieron la Unión Europea y la embajada de Alemania en enero de 2008. Les facilitaron insumos, asesoría técnica e infraestructura. De allí surgió la Red de Agricultores Urbanos de Usme, que arrancó con la siembra y producción de hortalizas y tubérculos en enero de 2009 y poco tiempo después se puso a trabajar en el proceso de comercialización. Aprovecharon unos lotes donde se habían asentado familias desplazadas, que debieron ser reubicadas por ocupar una zona de alto riesgo geológico. En esos terrenos los campesinos de la Red comenzaron a cultivar repollo, cebolla cabezona, cilantro y papa con la ayuda de la Universidad del Rosario, que es la encargada de ejecutar el proyecto y organizar los talleres, ofrecer asesoría, administrar el vivero y proveer los insumos agrícolas. Lo que producen lo están comercializando con el apoyo de la Fundación Mario Santo Domingo -que maneja cinco comedores comunitarios en la zona-, en la Ecoferia de Agrosolidaria en Nuevo Muzú cada 15 días y en el “punto de encuentro” que tiene el proyecto. “Todo lo vendemos por kilos. Mujeres, hombres y niños tienen un oficio; lo que recibimos de las ventas no es mucho, pero con los cultivos podemos mitigar el problema de nutrición. Sin duda, el mayor beneficio es la unión de todos para sacar adelante el proyecto”, sostiene al diario El Tiempo Orlando Calderón, integrante de la Red. Y cuando dicen niños es en serio. Cada martes los 450 estudiantes del colegio Ofelia Uribe Acosta aprenden a cuidar mejor su propio ecosistema gracias a la capacitación que la Red atiende en dos aulas ecológicas con la colaboración del colegio. También se le midieron a montar una planta de compós, que están poniendo en funcionamiento para cerrar el círculo biológico y ayudar a la sostenibilidad del proyecto, que es uno de sus propósitos.

11

Fundación Social Oasis


Según cuentan con entusiasmo algunos miembros de la red, el proyecto se ha constituido en una alternativa para el encuentro y el aprendizaje sobre el cuidado del medio ambiente, el mejoramiento en los hábitos alimenticios, y en un futuro, para el mejoramiento de sus ingresos, si el proceso logra ser sostenible.

Organización

Cultivando en red para el bienestar de nuestra localidad Proyecto

Red de Agricultores Urbanos de Usme Premio

Experiencia finalista Ubicación

Barrio Altos del Pino Localidad

Usme Contacto

Orlando Calderón Carrera 5 I Este No. 100 B -21 Sur Teléfono fijo: (57 1) 762 6434 Móvil: (57 03) 311 250 8912 altosdelpino@yahoo.es

Fundación Corona · Casa Editorial El Tiempo · Fundación Colombia Presente · Plan Internacional · Consorcio para el Desarrollo Comunitario


Experiencia finalista

Casa de valores, otra forma de alimentar En el barrio Paraíso de Ciudad Bolívar el hambre y la violencia caminan de la mano. En muchos de sus hogares el padre se ha ido y a los niños y niñas no les ha quedado otro camino que salir a buscar trabajo, así se han hecho adultos antes de tiempo. Sus abuelos también están abandonados, subvalorados y no hay quién cuide de ellos. En 2002 se perdió una ancianita del barrio y a la semana apareció muerta, debido a una úlcera causada por el hambre. Sandra Sánchez, una jovencita del barrio decidió que eso no podía seguir así. A punta de esfuerzo personal e insistencia armó un comedor comunitario que atiende hoy, después de siete años, a 200 personas con desayuno y 230 niños y adultos mayores con almuerzo. Sandra hoy tiene 23 años; estudió derecho en la Universidad del Rosario y está a punto de graduarse. Ha recibido varios reconocimientos como el Premio a la Acción Humanitaria Madame Le Figaro, la condecoración María Currea de Aya en el 2006 y el Premio Jóvenes Conviven por Bogotá en el 2008. La organización, que ya supera los siete años de trabajo, ha logrado hacer frente al problema de hambre que estaba afectando a las personas de la tercera edad y a los niños de los sectores más vulnerables de Ciudad Bolívar. Además, combina nutrición y educación en favor de ellos. Casa de Valores es un nuevo esfuerzo en la perspectiva de la educación. Busca promover una visión de futuro que les permita a niños, niñas y jóvenes convertirse en personas críticas y capaces de construir su propio entorno. Son 60 niños entre los 4 y los 14 años que se encuentran los sábados en la mañana con dos estudiantes universitarias, una hace parte de la comunidad y otra es compañera de estudios, su idea es generar espacios de reflexión, aprendizaje y respeto por la diferencia. Durante el proceso se han ido vinculando al trabajo jóvenes que fueron atendidos cuando niños por la organización y madres de familia voluntarias. Hoy la organización cuenta con tres sedes adquiridas con la ayuda de una ONG francesa y con el trabajo de 30 personas, dentro de las que se cuentan voluntarios extranjeros, especialmente franceses y alemanes y universitarios de la ciudad, quienes tienen a cargo el desarrollo de diferentes actividades educativas y culturales. Gracias al apoyo de la Casa de Valores uno de cada tres abuelos atendidos ha salido del analfabetismo y se ha creado un espacio de aprendizaje en el que se encuentran niños y ancianos.

13

Fundación Social Oasis


“Le hemos demostrado a la comunidad que podemos ser parte de la solución, que no es necesario esperar a que personas adineradas o solamente el Estado nos den la mano, se trata de no mendigar ese tipo de ayudas, sino hacer parte de la solución”, dice Sandra, directora de la Casa de Valores.

Organización

Fundación Social Oasis Proyecto

Proyecto Casa de Valores Premio

Experiencia finalista Ubicación

Barrio Paraíso Localidad

Ciudad Bolívar Contacto

Carolina Dorado Lozano Carrera 27 K # 71 I - 28 Sur Teléfono fijo: (57 1) 792 3362 – 718 6760 Móvil: (57 03) 320 2585272 cd_gl207@yahoo.es fundacionsoasis@hotmail.com

Fundación Corona · Casa Editorial El Tiempo · Fundación Colombia Presente · Plan Internacional · Consorcio para el Desarrollo Comunitario


Experiencia finalista

En San Cristóbal si saben lo que es La Fuerza de las Palabras Jose Alberto Gutiérrez sabe de basura; conduce un carro recolector hace años. Pero también ama la lectura, por eso, cuando en 1995 se lanzó la campaña “Una Biblioteca para mi Barrio”, con objeto de crear los Círculos de Lectura, se dio a la tarea de rescatar todos los libros que desechaba la gente. Con ellos creo en el año 2000 una biblioteca en el primer piso de su casa, en el barrio Nueva Gloria de Ciudad Bolívar. Y le abrió sus puertas a los estudiantes de la zona, que antes debían ir muy lejos para investigar sus tareas. La idea tuvo mucho éxito y su familia se dedicó a atender la biblioteca. La llamaron con toda la razón La Fuerza de las Palabras y con ese nombre bautizaron también la fundación que crearon para apoyarla. Poco a poco se fueron vinculando estudiantes del colegio de la zona, que prestan su servicio social en la biblioteca y algunos miembros de la comunidad, que apoyan las labores como voluntarios. La biblioteca, que se creo como un pequeño esfuerzo familiar, comenzó a conocerse a través de diversos medios de comunicación locales, nacionales y hasta internacionales, lo que le trajo reconocimientos, apoyos y donaciones. El Banco de Tiempo les facilitó el diseño y montaje de la página web; el departamento financiero de British Petroleum, BP, dotó durante el año 2008 la biblioteca con estanterías, muebles y dos computadores, y financió el trabajo de clasificación de más de 5.000 volúmenes. Y una conocida emisora de la ciudad les donó televisor, reproductor de DVD y un gran número de libros. Todo ello ha hecho que la biblioteca se haya proyectado a otros barrios del sector y preste servicio a más de cuarenta niños y niñas todos los días, gracias a los libros infantiles, los de consulta y la pequeña ludoteca con que cuenta. Funciona de lunes a sábado y es atendida por la esposa del fundador. Además de los estudiantes y los vecinos que colaboran en el desarrollo de actividades de promoción de la lectura y de orientación, también la apoyan algunos voluntarios externos que se han vinculado al proceso en calidad de donantes. Tal es el caso del decano de la Facultad de Filosofía Universidad de Santo Tomás, que asesora a la biblioteca y desarrolla talleres con la comunidad. Esto muestra que La Fuerza de las Palabras va en la dirección correcta: promover acciones más colectivas y con participación de diversos actores, especialmente de la comunidad del entorno.

15

Fundación La Fuerza de las Palabras


Hoy la biblioteca tiene 10 mil libros, 5 mil de los cuales fueron rescatados por Jose Alberto de las basuras. El reto es consolidarla como espacio de encuentro, conocimiento y creación para los niños, niñas y jóvenes de la zona, y hacerla un servicio permanente, para que todos puedan aprovechar la fuerza de las palabras.

Organización

Fundación La Fuerza de las Palabras Proyecto

Biblioteca Comunitaria La Fuerza de las Palabras Premio

Experiencia finalista Ubicación

Barrio La Nueva Gloria, Ciudad Bolívar Localidad

Ciudad Bolívar Contacto

José Alberto Gutiérrez, César Moreno Torres Calle 47 A Sur # 8A-43 Este Teléfono fijo: (57 1) 207 7241-268 4658 Móvil: (57 03) 313 286 7352 – 312 365 2352 fundacionlafuerzadelaspalabras@hotmail.com

Fundación Corona · Casa Editorial El Tiempo · Fundación Colombia Presente · Plan Internacional · Consorcio para el Desarrollo Comunitario


Experiencia finalista

Mujeres que construyen oportunidades En el barrio El Consuelo de la localidad de Santa Fe, en el centro de la ciudad, solo uno de cada cien jóvenes que logra terminar su bachillerato entra a la universidad. Todos tienen que abrirse paso en un ambiente de drogas, prostitución y violencia. Y la verdad es que la pobreza y la falta de apoyo de los padres –tienen que salir a trabajar- no ayuda a que niños, niñas y jóvenes le cojan cariño al estudio. Ya hace más de veinte años un grupo de mujeres de la zona se empeñó en hacerle frente a la situación. Pensaron que si lograban hacerlos encariñar por el estudio disfrutando de la lectura y de la escritura, conseguirían mejores resultados académicos y tendrían mayores opciones para invertir su tiempo libre. La idea era ambiciosa: crear un programa de atención integral para atender los niños de la zona y proporcionarles una opción de vida diferente. En la actualidad la Asociación para el Desarrollo Integral de la Comunidad del Barrio El Consuelo, que es como se llama este grupo de mujeres emprendedoras, atiende 120 niños, niñas y jóvenes entre los 3 y 16 años con un proyecto de educación en donde se “ofrece el arte como una forma distinta de ver la vida y construir valores de respeto y solidaridad”. Y lo hacen a través de diversas actividades: un Club del Medio Ambiente al cual pertenecen 30 niños y con quienes trabajan dos veces por semana, con el apoyo de estudiantes de la Universidad Nacional. Un refuerzo escolar mediante el cual se apoya en sus tareas a los niños, niñas y jóvenes. También está el Club de Lectura, su actividad más antigua, mediante el cual se fomenta la lectura y la escritura a 60 niños, niñas y jóvenes A todo esto se suma una Escuela de música y danza y un comedor infantil, en el cual se atienden 40 niños diariamente. Realizan el Carnaval de la Alegría y la Fiesta de las Comunicaciones desde hace varios años en la localidad, actividades que han generado espacios de participación entre las diversas organizaciones sociales del sector. Para lograr todo esto han contado con muchas ayudas, principalmente del Banco Arquidiocesano de Alimentos y de la Alcaldía Local de Santa Fe, que les financia algunos proyectos. Y con el pago que hacen de sus servicios los pocos niños que pueden hacerlo.

17

Asociación para el Desarrollo Integral de la Comunidad del Barrio El Consuelo


Además de todas estas tareas artísticas y culturales, enmarcadas en la promoción de los derechos de las personas, a las mujeres de la Asociación les ha quedado tiempo para involucrarse en diferentes instancias de participación de la localidad, como la Mesa Diversa de Mujeres, el Subcomité de Mujer y Género y el Consejo Local de Política Social, donde son reconocidas y apreciadas. Organización

Asociación para el Desarrollo Integral de la Comunidad del Barrio El Consuelo Proyecto

Construyendo opciones, viviendo y transformando realidades Premio

Experiencia finalista Ubicación

Barrio El Consuelo Localidad

Santa Fe Contacto

Norma Barrera Medina, Ana Barrera Carrera 10 Este # 1 CC 22 Teléfono fijo: (57 1) 561 7523 normabarme@yahoo.es

Fundación Corona · Casa Editorial El Tiempo · Fundación Colombia Presente · Plan Internacional · Consorcio para el Desarrollo Comunitario


Experiencia finalista

Fundación Cultural Viento y Libertad: Para que la música se haga visible Desde que conformaron su grupo musical hace catorce años, en la localidad de Bosa, este grupo de cuatro maestros y músicos sabe lo que son los retos. Sus presentaciones gustaban mucho y pronto la comunidad les comenzó a pedir que enseñaran su arte a los niños y las niñas de la localidad, que pocas oportunidades tenían para utilizar de manera creativa su tiempo libre. Por eso organizaron hace cuatro años la Fundación Cultural Viento y Libertad. En un local estrecho y casi sin ninguna comodidad comenzaron a enseñarle a cerca de cincuenta niños tanto música como danzas, folclóricas y modernas. Financiaron sus actividades con su trabajo de maestros, con las presentaciones que hacen con el grupo folclórico “Viento y Libertad” y presentándose a cuanta convocatoria cultural se les apareciera. A finales de 2008 los contactó Sandra López, intérprete de lenguaje de sordos y pedagoga, y les planteó un nuevo reto: integrar a niños y adolescentes con limitación auditiva, porque si para los jóvenes había pocos espacios culturales en la localidad, para aquellos con limitaciones no había ninguno. A los miembros de la Fundación no les sonó la idea: “parecía descabellada para mí como músico, porque era como decirme: quítese los oídos por un momento, no escuche y enseñe música. La música existe y ellos no la pueden percibir. Como profesor tenía que ingeniarme la manera de comunicársela” le comentó el director del grupo musical al diario El Tiempo. Pero aún así se pusieron a la tarea y tuvieron que comenzar por inventar un lenguaje de señas para cada ritmo, para cada nota, para cada idea o sentimiento a expresar; los chicos con limitaciones se inventaron también una seña para nombrar a cada profesor. También tuvieron que desarrollar un método para enseñar la música a quienes no pueden escucharla, decidir cuáles instrumentos usar, comenzaron desde cero. El trabajo no ha sido fácil pero lo están logrando; la formación artística se ha convertido en un motor de crecimiento personal para niños, niñas, jóvenes y profesores y en una oportunidad de integración de los ocho niños con limitaciones con sus cincuenta compañeros, con quienes ahora comparten otras actividades.

19

Fundación Cultural Viento y Libertad


Por eso los viernes en la tarde y los sábados en la mañana, cuando el grupo de niños y niñas llega puntual y entusiasta al aún precario local donde realizan los ensayos, las sonrisas no se hacen esperar y la música se vuelve visible para que permita la creación.

Organización

Fundación Cultural Viento y Libertad Proyecto

Para que la música se haga visible Premio

Experiencia finalista Ubicación

Barrio La Amistad, Bosa Localidad

Bosa Contacto

Sandra Vivián López Wilches - Alexander Cubillos Rubiano Calle 69 B SUR # 77-102 Bosa San Pablo II Sector Teléfono fijo: (57 1) 777 7970 Móvil: (57 03) 312 308 2123 / 316 746 8626 funvientoylibertad@yahoo.es

Fundación Corona · Casa Editorial El Tiempo · Fundación Colombia Presente · Plan Internacional · Consorcio para el Desarrollo Comunitario


Experiencia finalista

Serez 8: una red de radio estudiantil para Kennedy La idea se le vino a Luis Eduardo Orjuela, Luchito, cuando asistió en 2002 a un encuentro de representantes de 35 emisoras estudiantiles: Agrupar las emisoras de doce colegios públicos y privados de los barrios Castilla, Marsella, San José, Patio Bonito y Britalia, de la localidad de Kennedy. Así nació Serez – 8. En el trabajo de hacer realidad este proyecto participó activamente Ciudad Emphiria, una fundación local que se encarga de formar a los jóvenes y acompañar el proceso de cerca de treinta estudiantes de los grados de 9° a 11°, que lo lideran. Ellos y ellas preparan y realizan los consejos de redacción, elaboran los guiones, hacen las entrevistas y graban los programas que se emiten los viernes de cada semana, durante media hora, en las emisoras de la red. A todos los anima la idea de hacer de los y las jóvenes de Kennedy mejores personas; jóvenes que utilizan de manera sana, creativa y provechosa su tiempo libre. Por eso hacen convenio con los hospitales de la zona para que los ayuden a promover hábitos de vida saludable y a prevenir el consumo de sustancias psicoactivas; y están hablando con los dueños de billares para organizar con ellos un torneo en el que no haya licor. A través de los programas dan a conocer los talentos de la localidad, cantantes, cuenteros, poetas, músicos; informan sobre las actividades que se realizan en la zona y, sobre todo, motivan a los jóvenes a aprovechar el tiempo libre practicando deportes. De ahí que la cosa va ahora mucho más allá de lo radial. Organizan campeonatos de fútbol, microfútbol y voleibol, e incluso olimpiadas de matemáticas. “En esta zona hay talento, hay mucho que conocer y tenemos mucho que brindar, y eso es lo que queremos hacer a través de las emisoras”, explicó uno de los integrantes de Serez-8 al diario El Tiempo. La Red igualmente participa en espacios locales como la Semana de la Juventud y el Consejo Local de Juventud. En 2008 realizaron el Primer Festival “Hip Hop hace Mujer”, y desde hace tres años hacen parte de la Semana de la Juventud “Kennedy Territorio Joven”, un espacio para fortalecer y visibilizar la iniciativa de los jóvenes.

21

Ciudad Emphiria


Con este proyecto se han beneficiado directamente 80 estudiantes de grados 10° y 11°, quienes alrededor del espacio de formación y construcción colectiva que abrió Serez – 8 han logrado estructurar su proyecto de vida.

Organización

Ciudad Emphiria Proyecto

Serez – 8 Sistema de Emisoras Radiales Estudiantiles de la Zona Octava Premio

Experiencia finalista Ubicación

Barrios Castilla, Marsella, San José, Patio Bonito y Britalia Localidad

Kennedy Contacto

Raúl Moreno Reyes Transversal 78 B # 40 J -15 SUR Teléfono fijo: (57 1) 454 5236 Móvil: (57 03) 318 842 1200 ciudademphiria@gmail.com serez-8@hotmail.com

Fundación Corona · Casa Editorial El Tiempo · Fundación Colombia Presente · Plan Internacional · Consorcio para el Desarrollo Comunitario


Por una Bogotá Mejor: historias de finalistas 2009  

Esta publicación cuenta las historias de las 10 iniciativas de Premio Cívico en 2009.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you