Page 65

Aprende a surfear en la Bahía Jimbaran, es facíl porque el mar es tranquilo. DERECHA El bello templo de Uluwatu, que domina un acantilado de 70 metros en el punto más extremo del suroeste de la isla, es uno de los nueve templos direccionales de Bali.

OTRA FORMA DE VIVIR BALI es a través de sus

playas, paraíso que los surfistas han visitado por más de cuatro décadas. En el suroeste de la isla, en Uluwatu, encontraron el quiebre de ola que con los años se ha convertido en un preciado punto de encuentro para surfistas de todo el mundo. Un poco más al norte de este concurrido punto y a tan sólo 15 minutos del aeropuerto internacional de Denpasar, está Jimbaran. Ubicado en una bahía con playas doradas –distinta de otras que son de arena volcánica– este pequeño pueblo de pescadores es el que Four Seasons eligió para su primer hotel en la isla. Otro secreto bien guardado. FOUR SEASONS JIMBARAN fue el primer resort en

la región. Y lo ha hecho con gran savoir-faire, conjuntando arquitectura y materiales locales con una estética de playa, elegante y moderna, sin perder la riqueza cultural y artística de la isla. Al adquirir el terreno en 1992, el sitio fue cuidadosamente purificado a través de rituales y ofrendas. La orientación de cada villa fue atentamente estudiada, no sólo para encontrar el ángulo que aprovechara la mejor vista al mar y los volcanes, sino también para que el diseño y la distribución de los muebles se apegaran al feng shui, dando a los huéspedes una sensación de pleno bienestar. El resort también cuenta con su propio templo, donde tanto locales como huéspedes están invitados a acudir. Es una acercamiento especial para entender la cultura local, despejar dudas y conversar con el sacerdote –en un perfecto inglés– acerca de esta religión mileAGOSTO 2016

65

naria. Y si tienes suerte, quizá te toque ser partícipe de una de las muchas y coloridas ceremonias que suceden frecuentemente a lo largo del año. Pero Four Seasons Jimbaran es sobre todo un lugar para actividades de playa y mar. Coconut Grove, el centro de actividades náuticas del resort, ofrece diariamente clases de surf, catamarán, paddle board o kayak, con instructores profesionales. Si siempre te ha llamado el surf, Jimbaran es un gran lugar para aprender. En efecto, el estrecho istmo forma olas perfectas para practicar, sin revolcarse demasiado. Simplemente relajarse en la playa, refrescarse con un coctel en la espectacular alberca con vista al mar o descansar en la privacidad de tu villa, son actividades absolutamente válidas. Para terminar con el estrés que aún pudieras tener, haz cita en el spa o visita el Nirvana Shanti Yoga Bale para tomar una clase o meditar. Al ritmo de los fluidos movimientos del yoga, deja que tu respiración se armonice con las olas que rompen a pocos metros. Con su renombre internacional y la recién llegada de una creciente comunidad de expatriados, particularmente en la región del suroeste de la isla, Bali se ha desmarcado por su refinada y variada oferta culinaria, y Four Seasons Jimbaran no se ha quedado atrás. El Sundara, reconocido por la calidad de sus mariscos, ofrece una sofisticada cocina inspirada en sabores asiáticos. Y lo hace en forma de tapas, perfecta opción para probar la infinita lista de platos que propone el menú, aprovechando de una vista panorámica sobre el Océano Índico… ¿Algo más? P O RT E R

Porter Travel I No.2  
Porter Travel I No.2