Page 1

SECCIONES ¿Qué hay de nuevo?

OBSERVACIONES

COLABORADOR

I´m in you

Daniela

Flashback

Daniela

En el metro

Zapatillas y bolsas

Daniela

This is love

Explicaciones

Daniela

La vida es un pic nic

Adulting

Corte y quedó así

Black out

El soundtrack de mi vida Ve, ve y ponle play

Jeff Desom

Busca en la alacena Estilarse Bonus Track

El movimiento slow

Faz de un sonido

Editorial no. 22 La demora No nos gustaría iniciar el número sin antes pedirles una disculpa por el retraso del no. 22 de .:: Supernova ::. Dicho lo anterior, en esta ocasión conoceremos a la banda I´m in you, Jeff Desom y, si van a profundidad, conocerán las conexiones que existen en este pequeño mundo del audiovisual. Sin más, sean bienvenidos a la nave del olvido y recuerden enviar sus comentarios a nuestras redes sociales Facebook y Twitter, nos gustaría leerlos.

¿Qué hay de nuevo? I´m in you No los engañaré, apenas descubro algunas cosas de la música que no dejan de impactarme. La historia de cada banda, las “propuestas”, el flujo que hay en todo el planeta de ideas “locas”, sonidos que jamás creí que existieran, gente haciendo sonidos con su Game Boy… De verdad es amplia la gama de audios que están a nuestra disposición hoy. Los artefactos tecnológicos y su apropiación han abierto una caja de pandora y, aunque desde tiempos milenarios el sonido ha acompañado al hombre, lo cierto es que los bits se han convertido en toda una nuevo paradigma para


esta humilde e idiota servidora. Insisto, no los engañaré, la música electrónica (y todos sus derivados que conocía hasta este entonces) no era de mi particular curiosidad, aunque, por supuesto, muchos de los exponentes que me gustan recurren a ella. Esta ocasión, en mi intención por aproximarme a este mundo, conocí a I´m in you. Como antecedente es importante sepan que este trío de geniecillos han formado parte de las filas del proyecto que Paul Banks en su versión solista (Julian Plenti); también han colaborado con Interpol y algunas otras banditas buena onda que están en ese grupo de la producción independiente; y son productores de videoclips y algunas cosas más. I´m in you nace en 2007 y, de acuerdo a su página, la banda está inspirada en el funk, el R&B y new wave; su base musical está conformada por Chris McHenry, Sebastian Ischer y Dmitry Ishenko; sin embargo, constantemente invitan a músicos que le dan un toque experimental a su sonido. Sus disco anteriores son War Dreams (2008) y I´m in you (2010). El año pasado estrenaron Trust. Tras hacer un breve recorrido sobre lo que sugieren sus sonido, lo que me agradó fue “I want a soul” que posee un sonido estridente, casi raya en la locura; “Sure” con su sonido armónico y Something/nothing que solo me gustó, ¡já! (descubran porqué ustedes mismos). La verdad es que se trata de una banda con mucho por ofrecer, poseen guitarras y batería potente, sintetizadores y violines armónicos y letras por demás intrigantes. Sin más, echen un vistazo a lo fresa que I´m in you tiene para nosotros y que con “Call me when you're drunk”, puede ser un gancho muy efectivo. Si quieren realmente conocer su sonido, vayan a las entrañas de sus dos primeros discos, son bastante ambiciosos. Por: @Danielastroke / @vamosaestallar http://iminyou.bandcamp.com/track/i-want-a-soul https://www.youtube.com/watch?v=aW2iRZu_Atw

This is love Explicaciones Por lo general las personas siempre dan explicaciones. Supongo que yo estoy harta de eso, me recuerda cuando mi mamá decía que llegaría a cenar y la espera se prolongaba hasta quién sabe cuántos días. Uno queda exhausta cuando, después de la decepción, viene un torbellino de palabrería que trata de justificar la falta (ya sea que no llega, que cancela o mil y un escenarios diferentes que tratan de explicar).


La penúltima vez que trataron de explicarme algo estaba llorando, hacia tanto tiempo que no lloraba de esa manera... Creo que tenía diez años cuando mi madre no llegó a algo importante para mí en la escuela (ese evento lo he pasado a mis recuerdos nos recordados, por más que lo intento no logro traerlo con nitidez para contarlo correctamente). Me sentí igual la última vez. Estaba llorando y una serie de mensajes de texto llegaron en cadena a mi celular, su contenido justificaba la falta y nunca se vislumbró una disculpa, pero bastaba la insistencia por explicar para saber que lo lamentaba. En retrospectiva también lo lamento, quizá si no me hubiera cansado tan rápido de su desdén y si me hubiera dado cuenta de su interés antes las cosas serían diferentes... Pero no. El chiste es que me parece totalmente estúpida la gente que pide explicaciones y, aún más idiota, quien las da. ¡Maldita sea!, las cosas son más sencillas que toda la sarta de palabras que se avientan para justificarse y trata de explicar lo que pasa. Quizá me molesten tanto las explicaciones porque tienden a ser un terreno fértil para la proliferación de las mentiras. Detesto a l@s mentiros@s. Prefiero que opten por una disculpa o un “¡Demonios, se me olvidó!", que a toda la serie de palabras rebuscadas y combinadas que forjan una explicación sosa, abrumadora y vomitiva. Por ello, para todos aquellos a los que les gusta dar y recibir explicaciones les digo ¡JÓDANSE! Solo hagan lo que les venga en gana, no necesitan justificar todo lo que dicen o hacen, aléjense de la chaqueta mental y vivan su vida bonito. Ahora he de aprovechar para decir algo más. Sí, lloré con la explicación vomitiva de aquella vez pero, si algo bueno me quedó, es que lloré con todo sentimiento cuando vi “Amor índigo” yo sola, en la inmensidad de aquel abandono que me acerca a algo que todavía no sé-qué-es. Sí, esto es una explicación ñoña que justifica mi llanto ante la película ñoña que hizo Michel Gondry; también es un reclamo a quienes mienten por convivir… Insisto, ¡déjense de mamarrachas y frases trilladas como "Sí, yo te llamo" o el clásico "Nos vemos pronto"! Inténtenlo de vez en cuando, se darán cuenta que eso de dar explicaciones es desgastante y a la larga ayudará a crear relaciones más sanas en donde la locura solo será posible gracias a que parte de su cerebro deja de funcionar porque están enamorados. ¡Es real…! @vamosaestallar La vida es un pic-nic


¿Qué pitos es el adulting? Es curioso, cuando era niña nunca quise ser más grande, digamos que entre tanta diversión no tenía tiempo para pensar en eso. Cuando fui a la secundaria y luego la preparatoria, menos, el ímpetu por mantener mi rendimiento académico me entretenía lo suficiente. Sí, ya sé, era alienada y esperaba la aprobación con un número. Ese no es el punto. El asunto aquí es que nunca quise ser adulto; de hecho sigo sin quererlo, pero resulta inminente. Hace unos días llegó a mi email un correo en el que una señora "muy famosa" (que obviamente desconozco) venía a México a dar un curso de "adulting". ¿QUÉ FUCKIN ES EL ADULTING? Así decía el mensaje: “Porque nadie nace sabiendo ser adulto... Definitivo. No hay un solo adulto que no haya experimentado la perturbadora sensación de que su vida es un desastre. No importa cuánto te esmeres, siempre creerás estar rodeado de personas que hacen todo bien, mientras tú eres incapaz de acordarte siquiera de pagar el alquiler… En Adulting, Kelly Williams Brown ofrece 468 «facilísimos» pasos para convertirte en un adulto independiente y funcional.” Creo que el éxito de esta señora radica en emplear las palabras “independiente” y “funcional” (jajaja es sarcasmo). ¿Quién demonios estipula lo independiente y cómo se autodetermina una persona como tal, cuáles son los parámetros a seguir? ¿”Funcional”? ¿En serio? Tras mi intento fallido por comprenderlo, resulté convencida que mi reticencia a ser "adulto" sigue vigente; sin embargo, de algo me he convencido a lo largo de mi vida y eso es que nunca nadie es lo suficiente "maduro" (¡odio esa pinche palabra!) o "adulto" para ninguna parte de su existencia. Todo siempre, por más que nos empeñemos, es algo nuevo para nosotros porque, incluso, no terminamos de conocernos hasta que nos vemos actuando en sistema reflejo ante el otro, nos exploramos en el otro... Quizá siempre me haré la misma pinche necia pregunta, porque además, ¿quién demonios determina cuándo, cómo o qué nos hace adultos? La respuesta chaqueta es “cuando alcanzas inteligencia emocional”, pero toda la gente que me rodea siempre se está quejando de alguna parte de su vida, no importa la edad y no importa, por supuesto, la inteligencia (de cualquier tipo). Como dije, cuando era niña no quería ser adulto y cuando “soy adulto” tampoco quiero ser adulto aunque me lo enseñen en “468 «facilísimos» pasos”. Por: @Danielastroke / @vamosaestallar


En el metro Zapatillas y bolsas No, no se trata de una sección de moda, Estilarse ha quedado muerta desde hace ya varios meses, pronto la recuperaremos. Esta ocasión he de narrarles una de mis experiencias mágicas dentro del metro, marco en el cual las zapatillas y las bolsas se convierten en la bestia más atroz cuando de entrar, caminar y salir del metro se equipara a aquel pasaje bíblico en donde, por unos segundos, Moisés no sabe su va a poder abrir el mar Rojo. Dos prórrogas 1) Creo que las personas que llevan prisa en el metro es porque no tienen disciplina (claro, viven lejos) y no se despiertan temprano, al no hacerlo creen que pueden empujar a todos para llegar a checar a su trabajo. Cosa loable; sin embargo, no prevén que viven en Ciudad Caos. 2) No uso zapatillas porque son incomodas, no lo exige mi labor y, claro, aunque lo exigiera no lo haría. Por lo tanto, no entiendo por qué suceden esas cosas. Una cosa lleva a la otra. Las mujeres cargan una enorme bolsa, poseen una máquina del tiempo en esos bultos en los que encuentras chicles de hace veinte años, cajas de maquillaje agotado y, claro, sus zapatillas, mismas que cambiarán en el elevador o en algún momento de su trayecto antes de entrar a la oficina en la que estarán las siguientes diez horas (promedio, quizá sean más) sentadas; para después, regresar al metro, quitárselas en el mismo punto y entrar al vagón con una bolsa que pesa más y que se encajará en las costillas de una morra al querer entrar al tren en un horario pico. También sirven como arma blanca. Lo curioso es que en ese lapso en que hacen su cambio de look y sus zapatillas las eleva cinco centímetros (como si con ello respondieran al canon de belleza), pasan dos cosas: 1) detienen el andar de la manada y 2) prolongan el momento de respirar aire “puro”; es decir, estorban y hacen que esas escaleras de la estación Patriotismo se conviertan en un túnel bloqueado, donde el único filtro se halla en el centro, porque las muy asnas tienen que caminar lento y deben sostenerse del barandal para poder subir a la superficie. De algo me convencí. Las bolsas y las zapatillas deberían estar prohibidas en el metro, así de algo servirían esos pinches detectores de metales que se instalan cerca de los torniquetes. Sin las bosas y las zapatillas ayudaríamos al flujo más rápido de personas en el metro, cabrían como dos morras de complexión promedio en los vagones, ¡¿pueden imaginar cuántas personas más podrían entrar a un vagón?! No entiendo la razón de cargar una bolsa para guardar las zapatillas, cuando, estoy casi segura, cuentan con un cajón vacío en su archivero en la oficina. De


verdad, ayudarían a que el viaje en el metro fuera, si no agradable, menos estorboso y, por supuesto, menos abrumador. Con gusto me ofrezco a empujar a todas y cada una de esas mujeres, con todo y sus bolsas, de las escaleras, de los pasillos y, en un caso muy sociópata, a las vías del tren. Por: @Danielastroke / @vamosaestallar

Corte y quedó así Seguro les ha pasado... ¿A quién no le pasa esto? De ahí parte la premisa que Sebastian Ischer nos propone en su cortometraje Black out, donde narra la historia de Steve, un bato que bebe como desesperado y, en medio de la borrachera, engaña a su novia. Argumento sencillo, sin ambición alguna y que en 2012 dentro del disco Banks, segundo trabajo en solitario de Paul Banks, líder de Interpol, se utilizó como un sampleo en la canción “Another chance”. Sin más, aquí les dejamos el corto el cual, insistimos, no es nada ambicioso pero nos sirve como pretexto para un post. @vamosaestallar

Ve, ve y ponle play Jeff Desom Este post es solo para presentarles el trabajo prolífero y de gran versatilidad del artista visual de Luxemburgo, Jeff Desom. Les sugerimos echen un vistazo a la joya que hace con Rear Window Timelapse y Where Cinema Lives On!, dos materiales audiovisuales que les dejarán muchas cosas en qué pensar cuando de realización se trata. https://vimeo.com/jeffdesom

Busca en la alacena El disco Hemos de decirles que no lo hemos escuchado completo, pero que la tercera rola “Temple” nos rayó más o menos. Kings of león trata de exprimir su Mechanical Bull (2013) y, pues, hay que darles una oportunidad. Vamos al cine El Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) cumple veinticinco años y Cineteca Nacional presenta el ciclo CCC 25 años de Óperas Primas. Del 06 al 30 de marzo, en el foro al aire libre, se presentarán algunas de las películas


más emblemáticas de una de las escuelas de cine más importantes en nuestro país. Consulta cartelera. Añadidos La espera ha valido la pena y por ello les dejamos las canciones que formarán la lista interminable de discos a esperar y seguir en los próximos meses

https://www.youtube.com/watch?v=k4p_qsVknc&feature=youtube_gdata_player Placebo - Scene Of The Crime https://www.youtube.com/watch? v=dpthWvqEFfM&feature=youtube_gdata_player Zurdok azul oscuro https://www.youtube.com/watch? v=2aX4ohIN4UA&feature=youtube_gdata_player Julian Casablancas + The Voidz

Supernova no 22 marzo 2014  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you