Issuu on Google+

Art铆culo para la pr贸xima revista En Obra dando vuelta la hoja

SETIEMBRE - OCTUBRE 2011 I EN OBRA I 79


80 I EN OBRA I NOVIEMBRE - DICIEMBRE 2011


NOVIEMBRE - DICIEMBRE 2011 I EN OBRA I 81


Ginger and Fred Praga

82 I EN OBRA I NOVIEMBRE - DICIEMBRE 2011


La Resistencia en Bilbao

El Guggenheim en Bilbao, España fue todo un desafío. Los residentes no querían esa construcción en su ciudad. “Inmediatamente hubo una vigilia en la calle,” comenta Ghery. “trabajadores del acero, portuarios, otros gremios y muchos más, todos en contra mía crearon una falange con velas. Había una amenaza en un diario ¡Maten al arquitecto yankee! No querían que se construyera, lo odiaban. Estaban apabullados, no lo entendían. No querían el cambio que representaba. Ahora que está construido corren y quieren sacarse una foto conmigo con el edificio de fondo. Debería vivir allí. Es un amor mutuo, pero pienso que pronto se aburrirían de mí. Antes, de todas formas, ellos reaccionaban como si fuera a conquistar su ciudad.”

Una historia con muchos matices, preguntas y respuestas

Centros comerciales, “McMansions y casas idénticamente aburridas que uno ve en los suburbios de Estados Unidos.

“Pequeñas cajitas en las laderas, pequeñas cajitas hechas de con poco oficio y materiales de mala calidad…” Es una vieja y popular canción norteamericana. Es una metáfora de lo que nos han dicho: 'Quedate en la caja niño, no embarres el agua,' les dicen los padres a sus hijos. Los maestros lo dicen. Las escuelas también. Así, la gente se vuelve immune a la igualdad, es tan común que es aceptado. No lo podemos imaginar de otra manera, es deshumanizador y ni siquiera nos damos cuenta.” Y sin embargo, a la gente le interesa la arquitectura y el diseño. “Creo que a la gente le interesa. Si no fuere así, ¿por qué tanta gente gasta dinero en vacaciones para ver arquitectura? Van al Parthenon, al Sidney Opera House, París, van a Bilbao. Algo los atrae, y sin embargo, vivimos rodeados de todo menos gran arquitectura. ¿Por qué nos quedamos ahí entonces? La gente busca algo que no está en sus vidas, hay una necesidad no llenada y me pregunto, ¿qué crea la necesidad y por qué ésta no se traslada en una demanda por mejores diseños en nuestras vidas?”

“Odio esa historia de arquitecto estrella. Solamente hago mi trabajo. La prensa viene con estas cosas y eso se transforma en una marca registrada. Detesto la palabra “Starchitech” (Arquitecto estrella). Esa clase de inventos vienen de malintencionados y poco talentosos periodistas. Es degradante, suena a burla, y a la gente le queda en la memoria. A mi me presentan todo el tiempo como: “aquí está el “starchitecht Frank Ghery…” Mi reacción es: “¿de qué diablos están hablando?”

NOVIEMBRE - DICIEMBRE 2011 I EN OBRA I 83


Walt Disney Concert Hall

Se dice que el Disney Hall fue a partir de una hoja arrugada que vi tirada en el piso. Ojalá fuera tan fácil, eso salió de un capítulo de Los Simpsons.

En la búsqueda de grandes ideas

¿Es verdad que su visión del Disney Hall vino de un papel arrugado tirado en el piso? Así se lo muestra en un episodio de Los Simpsons en que prestó su voz en la versión en inglés. Gehry dice que eso es pura mitología. ”Ojalá pudiera hacer eso. Eso es de los Simpsons. En ese particular capítulo arrugo una carta y de ahí sale la sala de conciertos que me habían pedido que diseñara. Si fuera así de sencillo. El Disney Hall nunca fue una hoja arrugada tirada en el piso. El hecho es que soy un oportunista. Tomo materiales que me rodean, materiales en mi mesa de trabajo y trabajo con ellos mientras busco una idea que funcione.”

El impulso de la humanidad para crear cosas y hacer grandes construcciones, como los rascacielos

“Hay un impulso en nosotros por expresar nuestra manera de ser de alguna forma. Tomamos cualquier material que está disponible. Es primitivo. Los niños ven arena en la playa, construyen algo y se lo muestran a sus padres. En última instancia, no se puede reprimir la individualidad aunque lo podés intentar. La gente vive y trabaja en lugares poco inspiradores, pero si mirás dentro de esas oficinas, ves las paredes pintadas y las decoraciones. La gente se rebela aún en los ambientes de oficinas más controlados en los cuales no pueden hacer cosas. Ves el listado de trabajos en el escritorio de una persona con fotos, caricaturas y cualquier cosa que se te ocurra.” Con respecto a la carrera por construir el edificio más alto del mundo, “es algo que sí, continúa en cierto sentido. Mi edifi-

84 I EN OBRA I SETIEMBRE NOVIEMBRE- OCTUBRE - DICIEMBRE 2011 2011


ADVERT

NOVIEMBRE - DICIEMBRE 2011 I EN OBRA I 85


Guggenheim, Bilbao, España

“Hay un impulso en nosotros por expresar nuestra manera de ser de alguna forma. Tomamos cualquier material que está disponible. Es primitivo. Los niños ven arena en la playa, construyen algo y se lo muestran a sus padres. En última instancia, no se puede reprimir la individualidad aunque lo podés intentar.”

86 I EN OBRA I NOVIEMBRE - DICIEMBRE 2011


cio más alto es el Beekman en New York. El cliente me dice que con 76 pisos es el edificio de apartamentos más alto de NY y yo le digo: ¿por qué no lo hacemos dos pisos más bajo, porque si Trump se entera, él tratará de hacer uno más alto, y no quiero molestarlo (sonríe). En algún lugar alguien está haciendo uno más grande, es una cosa graciosa acerca de las erecciones (culmina con una gran sonrisa).”

Cosas de ego

En el documental que Sydney Pollack hizo acerca de Gehry, Tom Krens, el director del Guggenheim dijo que “tengo el ego más grande del mundo y que se manifiesta cuando vienes hacia mí y decís: “no me gusta esto” o “quiero un cambio”. Él dice que me deleito en eso porque mi ego es tan grande que creo que puedo solucionar cualquier cosa que se me tire y hacerlo mejor. Francamente, me gusta el intercambio y los retos.” Respecto a los interiores de los edificios y la decoración interior, Gehry cree que es algo que debe recaer sobre los diseñadores de interiores. “Es por ello que no hago Management de los interiores. La gente a veces me lo pide y digo que no. No quiero controlar

todo como Mies o Frank Lloyd Wright lo hacían. Yo diseño el contenedor y los espacios interiores, luego, traes tus cosas y hacelo tuyo. No me impongo en lo absoluto.” Tampoco le pregunten a Ghery cual es su construcción favorita. “Sería como preguntarme cuál es mi hijo favorito. Aún si tuviera uno, no te lo diría.”

¿Y la arquitectura verde?

“Mucha gente se pone un pin verde y se siente bien, así como mucha gente pone la bandera de los Estados Unidos en su casa y se siente patriótica. No es suficiente. He estado preocupado por este tema desde los sesentas. Por años buenos arquitectos han estado lidiando con el diseño ambientalmente responsable -materiales, eficiencia energética, todas esas cosas- antes de que se convirtiera en una tendencia. Frank Lloyd Wright siempre lo hizo. Creo que no hacemos lo suficiente para solucionar este monumental problema. Tenemos que hacer mucho más.

Nació con el nombre de Ephraim Goldberg en Toronto, Canadá, pero adoptó más tarde la nacionalidad estadounidense. Su familia era de origen judío-polaca, con un padre que se dedicaba al comercio de materiales y una madre melómana. Se graduó en 1954 (año en que se cambió el nombre por presiones de su exmujer) de sus estudios de Arquitectura y comenzó a trabajar en el estudio de Victor Gruen y asociados en Los Ángeles. Tuvo que ausentarse durante un año para hacer el servicio militar y, a su regreso, fue admitido a la Escuela de Diseño en la Universidad Harvard para estudiar Urbanismo. A su regreso a Los Ángeles se incorporó nuevamente al despacho de Gruen. En 1961, ya casado y con dos hijas, Gehry se trasladó con su familia a París, donde trabajó en el estudio de André Rémonder. La educación francófona que había recibido en Canadá le fue de gran ayuda para desenvolverse en París. Permaneció un año, durante el cual estudió las obras de Le Corbusier y otros arquitectos franceses y europeos, así como las iglesiasrománicas existentes en Francia. Cuando regresó a Los Ángeles, Gehry abrió su propio despacho de Arquitectura. En los años siguientes fue desarrollando su estilo arquitectónico personal y ganando reconocimiento nacional e internacional. Su arquitectura es impactante, realizada frecuentemente con materiales inacabados. En un mismo edificio incorpora varias formas geométricas simples, que crean una corriente visual entre ellas. Sus diseños no son fáciles de valorar para el observador inexperto, ya que una buena parte de la calidad de diseño se encuentra en el juego de volúmenes y en los materiales empleados en las fachadas, preferentemente el metal, en todo lo cual sólo el entendido reconoce enteramente la armonía y el diseño estructural. Gehry es uno de los arquitectos contemporáneos que considera que la Arquitectura es un arte, en el sentido de que una vez terminado un edificio, éste debe ser una obra de arte, como si fuese una escultura. Para acercarse cada vez más a este ideal, Gehry ha ido trabajando en sus sucesivos proyectos en esta dirección, sin abandonar otros aspectos primordiales de la arquitectura, como la funcionalidad del edificio o la integración de éste en el entorno.

NOVIEMBRE - DICIEMBRE 2011 I EN OBRA I 87


Artículo para la edición de fin de año de revista En Obra de APPCU