__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

ejem, cinco de octubre.

“¿Pero no podría el Conde Drácula tomar su derrota con sabiduría? si ya ha sido expulsado de Inglaterra...”

esta mañana el profesor y yo nos reunimos en forma privada.

“En su vida, su vida verdadera, viajó a la frontera de Turquía y enfrentó al enemigo en su propio terreno.”

tememos que la sra. Harker ya esté mostrando signos de cambio. y que el conde pueda obtener conocimientos de nuestros planes a través de ella.

por esta razón van helsing sugirió que otra vez debe ser excluida de nuestra confianza.

“retrocedió varias veces con sus ejércitos diezmados, pero una y otra vez volvió y no cesó hasta que resultó victorioso.”

“¡La persistencia y la resistencia son sus consignas!”

pacientemente quién sabe conspiró, aprendiendo cuánto tiempo nuevas lenguas, coshace que se formó la idea de venir aquí, tumbres, leyes, reglas financieras... ¡todo donde los hombres esto desde su tumba son como el maíz. en esa tierra ¡maduros para la olvidada! cosecha!

nuestro trabajo deberá hacerse en en esta silencio, y época iluminada todos nuestros en la que los esfuerzos en hombres no creen secreto. ni siquiera en lo que ven, los que dudan de los sabios pueden lograr grandes cosas.

no fue necesario discutir la cuestión esta mañana, porque la sra. harker se autoexcluyó de la reunión.

podemos recorrer la misma distancia por tierra en menos de una semana. saldremos tan pronto como todo esté listo.

el zarina Catalina dejó el río támesis ayer y va a una velocidad más rápida de lo que nunca antes logró navegar. tardará solo tres semanas en llegar a Varna.

por recomendación de quincey, vamos a estar todos armados con rifles winchester, además de nuestro arsenal ya familiar.

el profesor cree que es mejor que Harker permanezca aquí a cuidar a su mujer... esa pobre mujer...


Octubre 11, por la noche No fue una sorpresa que la señora Harker pidiera vernos un poco antes del atardecer.

llévenme con ustedes...

DIARIO DE JONATHAN HARKER Octubre 15, Varna

jonathan, mi amor, sé que debo estar aquí, pero yo... no dejes que el conde me domine.

Llegamos a París el día 12 y allí abordamos el Orient Express.

Sus hipnotismos al anochecer y al amanecer se convirtieron en rutina.

señora mina, es sabia como siempre. su marido me ha dicho que nunca ha buscado venganza en todo este tiempo. iremos todos juntos.

una petición más, me gustaría que jonathan hable en mi servicio fúnebre. aún en lo más profundo de la muerte... me consolaría mucho. ¿sí? por favor.

gracias profesor, ahora debo preguntarle algo. prométanme, usted... todos, incluso jonathan, que harán lo que deban hacer para que no me convierta en eso.

Viajamos tres noches y días, llegando hoy a las cinco en punto. Señora Harker, le juro que, llegado el momento, no voy a retroceder en mi deber. puede contar conmigo. tiene mi palabra, por supuesto.

¿Cómo puedo, cómo podría alguien, describir aquella extraña escena, su solemnidad, su lobreguez, su tristeza, su horror y con todo, su dulzura.

Me faltan palabras.

Godalming fue al consulado, para ver si había llegado algún telegrama para él. Dispuso que se le enviara un telegrama a diario, reportando novedades sobre el Zarina Catalina.

Van Helsing ha continuado con los hipnotismos al amanecer y al atardecer. Sus respuestas nos dicen que la nave se encuentra todavía en el mar, apresurándose hacia Varna.

Llegamos al hotel Odessus. Si bien el viaje a Varna tuvo algunas incidencias, fueron demasiado menores para merecer ser reportadas.

El sr. Godalming volvió con cuatro telegramas, uno por cada día transcurrido, y todos con igual contenido. Que el buque no se ha reportado a Lloyds de ninguna forma.

Mina está bien y parece estar cada vez más fuerte. El color vuelve a sus mejillas. Duerme mucho, durante todo el día, duerme casi todo el tiempo.

Mañana estaremos, si todo sale bien, listos para abordar el barco tan pronto como eche ancla. Y si llegara con la luz del día, él estará completamente a nuestra merced.

Profile for popfictioneditorial

DRÁCULA PARTE1  

DRÁCULA PARTE1  

Advertisement