Issuu on Google+

1


2


3

PROYECTO FINAL DE ESTUDIOS Graduat Superior en Disseny Escola Elisava 2011-2012

Proyecto realizado conjuntamente con:

PA U G A R C Í A S Á N C H E Z Maker

Tu t o r e s :

MARTÍN AZÚA VÍCTOR VIÑA

Autor:

POL TRIAS COCA


4


5

AGRADECIMIENTOS Mencionar de una manera especial a Pau Garcia, un amigo que me ha acompañado en esta difícil aventura y que le agradezco su apoyo incondicional. Agradecerle también a mi chica Eva Vera , que me ha mantenido gordito y feliz durante todo el proyecto. A Pau Joan Vidal por prevenirme de la dificultad a la que me enfrentaba. A Martina y a su tío Xavi, por regalarme toda una tarde de sus vidas. A mi hermano por saber siempre lo que me conviene antes que yo. A la família Serra y en especial a Pol por su imaginación y sus ganas contagiosas. A Lucas Aubert por ayudarme a encontrar mi tronco interior. A Miquel, que sin él no podría haberme cortado ni el dedo. A todos los maestros que me han asesorado y ayudado durante la búsqueda incesante de la perfección, como mi tío Andrés Coca y Pepe Cortés. A Martín Azúa por no perder la esperanza. A Iván, Pepe y Tere del Taller de Elisava, que son sin lugar a dudas los mejores compañeros de trabajo que he conocido. No hay que olvidar a los que han recibido llamadas mías y que al colgar han pensado que había enloquecido, a todos ellos, gracias también. Finalmente dedicarles este proyecto a mis padres, Lisa Coca y Josep Ma Trias, por ayudarme siempre y permitirme hacer lo que me gusta, que no es barato.


6

CONTENIDOS 11

INTRODUCCIÓN Qué vas a encontrar aquí

19

CONCEPTO

En qué se innova Target y salida del proyecto

19

INVESTIGACIÓN Referentes La floresta Ullà y el reloj Curvado por el sol, serendipia Las pruebas Libros y personajes

19

CONTRA BRIEFING 19

PROCESO

Tipo de madera El corte El mecanizado El secado Variaciones en los acabados

19

PROYECTO El pie Naming y gráfica Video Objeto final

19

FIN

Conclusión Bibliografía


7


8

INTRODUCCIÓN

Bienvenido seas. Esta memoria deja constancia del trabajo realizado, tanto a nivel teórico como práctico, para mi querido proyecto final de carrera. Según me parece, el resultado de este trabajo es gracias a mi aprecio por el trabajo artesanal y en particular el de la madera como materia prima, la admiración por los fenómenos naturales y la biología y, finalmente, la motivación y las ganas de aventura. Considero que cuando inicié este proyecto fue como un viaje a lo desconocido, me sentí como si me hubiera metido dentro de un túnel sin conocer si existía una salida. No ha sido fácil, el conocimiento y habilidad que he ido acumulando para realizarlo los he adquirido mayormente a partir de la práctica e investigación personal, o como se dice, a base de loops constantes de prueba y error. No obstante, también he aprendido mucho de los consejos de artesanos dedicados, con sumo empeño, al trabajo de la madera, y que han acumulado y preservado su sabiduría para que haya podido avanzar mejor y más rápido. Gracias a esta memoria puedo plasmar mi conocimiento y mis lecciones aprendidas, que son también la herencia que me ha dejado la gente con la que me he encontrado durante mi largo recorrido.


9

Qué vas a encontrar aquí Esta memoria se divide, básicamente, en tres partes: tropezar-se con una idea, perfeccionar el proceso y, finalmente, realizar la propuesta. Este tipo de estructura me permite, no solamente explicar cómo han sido mis pasos, sino también convertirlo en una pequeña historia, que sin duda es la mejor manera de contar las cosas.


10

CONCEPTO

En qué se innova De manera general y estandarizada, se prefiere el trabajo de la madera en la dirección longitudinal del tronco. Esto es debido a su fisonomía y a su tipo de estructura interna formada a base de fibras compactadas a lo largo de la madera, y que permite que sea mucho más fácil trabajarla, tanto en prácticas industriales como en artesanales. Como material vivo, la madera se mueve constantemente, y su corte, su secado y su almacenaje son procesos donde es necesario controlar muy bien los detalles para que no afloren malformaciones. De otro lado, es importante saber que, en un tronco de cualquier tipo de árbol, el corte o sección transversal de poco grosor segmenta las fibras y añade a la pieza una fragilidad y unas características mecánicas poco interesantes, almenos hasta ahora. Mi proyecto, con ánimo de presentarlo, realiza una investigación en este tipo de trato con el tronco, que quizá es lo más interesante y lo más innovador de la propuesta, es decir, investiga los movimientos que experimenta la madera en los cortes perpendiculares al tronco. Como herramienta divulgativa, he sentido la necesidad de dar a conocer lo mejor posible ese tipo de relación con la madera tan poco investigada. La idea es establecer qué procesos son imprescindibles para llegar a la pieza final.


11


12

Target y salida del proyecto Vivimos en un mundo cada vez más caótico antropológicamente hablando. Las sociedades se mueven por tendencias y evolucionan a una velocidad nunca vista hasta ahora, y eso nos mantiene sujetos a una incógnita ¿Cómo tenemos que prepararnos para poder entrar o seguir en el mercado satisfactoriamente? Sin duda, la educación que hemos recibido premia la nota académica, y eso es precisamente dejar de lado la originalidad y la creatividad individual y colectiva. Creo que gracias a algunas carreras universitarias somos capaces de abstraernos de esa inercia social y pensar de una manera más “outside the box”. A lo que quiero llegar, es que para cambiar el mundo necesitamos más cooperación y comunidad, ayudarnos más entre todos. El conocimiento libre es un concepto que nació hace pocos años gracias a internet, y que tenemos a Wikipedia como el ejemplo más conocido. Me parece que el mundo tiene que ir en esa dirección, y por tanto, creo que cualquier persona tiene que dar salida a su experiencia y conocimiento colgándolos en la web para que se pueda descargar de manera fácil y gratuita. Todo el conocimiento debería ser libre, transparente. Hoy en día ya no estamos acostumbrados tanto a recordar las cosas y a retenerlas, lo que hacemos constantmente es buscar información cuando nos surge una duda o queremos saber algo, y el reto es aprender a discernir la buena documentación de la mala. Mi proyecto no quiero que se estanque sólo en la propuesta final, sino que quiero que se vea el proceso lo mejor posible, ya que es donde reside su mayor potencial.


13

El target de este proyecto no tiene límites. Es curioso pero a los humanos nos emociona todo lo que vaya relacionado con el mundo natural, de ahí que muchos de los proyectos que actualmente innovan de una manera muy sonada en el mundo del diseño tengan influencias o se relacionen con hechos naturales. La biónica se lleva una gran parte en ese sentido, y es una ciencia muy interesante y con resultados increíbles. El proyecto en sí va destinado a las personas que les guste saber qué pasos se han seguido para llegar a algo interesante. La salida que tiene este proyecto no coge un enfoque industrial de las piezas finales, sino que tiene el objetivo de aportar algo al saber colectivo, algo nuevo que nadie ha hecho antes.


14

INVESTIGACIÓN

Referentes

Gravity Stool Es un trabajo sobre el control de las fuerzas de la naturaleza. Consiste en domesticar el fenómeno magnético a partir de unos grandes imanes. Éstos crean un campo magnético alrededor de una olla llena de un material férreo muy pastoso, que responde expandiéndose hacia los imanes esculpiendo unas formas muy interesantes. Se forman fractales y el material avanza. Mediante unas poleas y unos mecanismos simples, Jólan varía el campo magnético modificando así el avance del material. Este proceso se había hecho antes con líquidos que respondían al magnetismo, pero nunca para hacer “muebles”.


15

Ausgebrant En alemán, quiere decir “quemado”. Es un taburete que se realiza a partir de un tronco que se quema controladamente con fuego, que moldea y carboniza la parte interior del taburete dandole un contraste que combina perfectamente con la sinuosidad de la madera natural. Todos los taburetes son únicos, realizados por la mano del creador, a medio camino entre lo artificial y lo natural, donde el proceso es ligeramente diferente en cada pieza.


16

Wadenzee El dúo de diseñadores formado por el Studio Maarten Kolk y Gus Kusters conciben una serie limitada de porcelanas que contienen unos dibujos y unas texturas realizadas a partir de un proceso muy parecido al movimiento natural de la marea. El proyecto surge de una inspiración biónica, y se realizan unas subidas y bajadas de marea de yeso líquido que permiten que el potencial del objeto sean los restos que esta marea deja en los poros de la porcelana.


17

Years. Traubeck El proyecto Years de Traubeck traduce las líneas de crecimiento de una sección de árbol en sonido. El sensor analiza su resistencia, espesor y la variación de curva propia del crecimiento natural del árbol. El proyecto explora una manera nueva de sacar sonidos artificiales a través de un proceso de lectura con variables totalmente naturales. Un resultado a medio camino entre estos dos extremos.


18

Wooden Sculptures Se trata de una bonita historia que habla de la relación respetuosa del artesano con la naturaleza que lo envuelve. Josh Vogel trabaja la madera con un cariño y un amor que acaba plasmándose en la belleza de sus piezas. El entorno donde trabaja es de una belleza espectacular y eso le inspira un amor visible en su trabajo, todo bajo una harmonía del ser humano con la naturaleza que tiene la capacidad de encantar a cualquiera. Conocer la forma de vida de Josh Vogel da un valor altísimo a sus productos.


19

Fire Drawings El fuego es el agente de destrucci贸n protagonista de Fire Drawings. A trav茅s de unas l铆neas fresadas llenadas con p贸lvora, el fuego avanza dejando un dibujo imborrable en la madera.


20

La Floresta Las puse todas ordenadas, de manera que podía ver la poca diferencia que existía de una a otra.

Una vez en casa de mi abuela Benita, en la Floresta, me miré la cantidad de troncos apilados en el patio y automáticamente me pregunté: ¿Qué puedo hacer con esto? Así que empecé a mirármelos con más detenimiento, y observé en uno de ellos algo que me pareció fabuloso. Por un lado había grandes cantidades de parásitos devorándolo y en el otro extremo prácticamente eran inapreciables. En ese momento se me ocurrió que si lo cortaba en secciones podría ver perfectamente los túneles que los bichos habían hecho, como si de una inspección de un hormiguero se tratase. El resultado fue tan espectacular como repulsivo.


21

Utilicé la vieja sierra eléctrica de mi abuelo, todo un tópico.

Algunas de las secciones estaban tan deboradas que se rompían entre los dedos


22

Ullà y el reloj Unas semanas más tarde me ocurrió algo parecido en Ullà, el pueblo donde veraneo cada agosto en l’Empordà. Nuestro jardinero, Josep, recientemente había cortado el Tilo que daba sombra a la casa. Arquitectónicamente, un árbol de hoja caduca es perfecto durante todo el año: en verano está poblado de hojas y por tanto da sombra y frescor, en cambio, en invierno, está totalmente pelado y deja pasar el Sol y el calor. Mi padre me recuerda cada verano este tipo de suceso y cada año me parece mejor. Pero todo eso cambió. El Tilo cumplió con su papel de persiana durante años, pero últimamente se estaba pasando de la raya. La convivencia con él resultaba dificil, no sólo estaba empezando a rebentar el alicatado del patio con sus raíces, sino además le hacía sombra al limonero, que ya no daba limones. Mi madre decidió que la mejor solución era cortar el Tilo y dejar el limonero donde estaba. Para mí fue muy chocante, ya que como quien recuerda la vida de un pariente cuando muere, empecé a pensar la relación que yo había tenido con ese Tilo. Teníamos la misma edad de hecho, pero eso a él no le importó mucho ya que había crecido más del triple que yo en el mismo tiempo. Estuve reflexionando sobre la rapidez con que lo hizo y la velocidad de crecimiento del árbol. Los árboles son seres que crecen durante un período corto del año, cada uno tiene su momento. Digamos que se preparan todo el resto del año para pegar el estirón. Ese estirón es precisamente el espacio entre las líneas de crecimiento del árbol, que gracias a las cuatro estaciones podemos constatar que cada línea es un ciclo, y por tanto un año humano. Descubriendo todo eso uno llega fácilmente a preguntarse porqué los humanos nos inventamos el tiempo y cómo ese hecho nos ha esclavizado para siempre, sólo observando ese tipo de relación temporal que nos ha alejado de las pistas que la naturaleza nos ha dado siempre para conocer en qué momento del día o del año nos encontramos. Claro está, que el ritmo frenético que llevamos no se puede compaginar con


23


24

esos tiempos. ¿Pero donde está el desajuste, en nuestro estilo de vida o en el natural? Es curioso que en la naturaleza cada cosa tiene su tiempo, tiene su lugar, su ritmo. La vida o la muerte de las cosas están totalmente justificadas. Nadie cuestiona que una manzana haya caído del árbol si aún está verde, las cosas suceden como suceden. En el otro lado, en nuestro mundo urbanita, todo está totalmente programado, los imprevistos se ven como un obstáculo, como una interrupción, como un retraso y no como algo natural. Todas esas diferencias me inspiraron una profunda sensación de desajuste con mi entorno, como si hubiera sido un error adaptar el mundo a nosotros en vez de adaptarnos a él. Mi idea nació entonces de realizar un reloj estándar como proyecto final. Muy simple, con dos agujas de horas y minutos, pero con la peculiaridad de estar sobre una gran sección de árbol, que es una de las representaciones más bellas y más potentes del paso del tiempo en la naturaleza. En conjunto y a nivel conceptual, este reloj constituiría una contraposición de dos tiempos en armonía, distintos pero compartiendo un mismo ser. Con una sólida idea me dispuse a realizar las primeras pruebas.


25

El reloj constaba de 3 partes. Las agujas el motor y el plato.


26

Curvado por el sol, la serendipia La primera pieza.

Mientras la idea del reloj iva evolucionando, corté una sección del montón de troncos de Tilo de mi casa para empezar a hacer pruebas. Descubrí que el Tilo es un tipo de madera maravillosa, densa y compacta pero blanda y flexible, visualmente muy bonita. De hecho, es una de las maderas con la que un aprendiz debe empezar a practicar gracias a su maleabilidad. Así que corté unas secciones, de diferentes grosores, y al darme cuenta de lo verde que estaba la madera pensé en secar las piezas al sol. Las dejé en el balcón, sin preocuparme demasiado, sin pensar en nada más que en recogerlas al día siguiente. Después de 24 horas, descubrí algo inesperado, emocionante pero extraño. La sección se había secado, pero durante el proceso había experimentado un curvado de la madera muy interesante. Yo alucinaba como un niño con su nueva consola. Estaba excitadísimo. Sabía que había descubierto algo que no era normal, algo que era entendido


27

En algunas de las pruebas busqué formaciones distintas de las líneas de crecimiento.

Así la encontré, hecha un platito.

como un error, como un curvado imprevisto, pero lo vi como una oportunidad de proyecto. Así que abandoné el reloj y me puse a investigar profundamente en ese descubrimiento. A ese tipo de suceso se la llama serendipia, que por definición, es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. De hecho, en la Historia es algo muy frecuente. Muchos descubrimientos se han realizado por casualidad o por suerte, como por ejemplo Alexander Fleming y la penicilina o las bolas de billar, un descubrimiento no tan conocido pero también impresionante.


28

Las pruebas Otra pieza de Tilo con una forma interesante.

Prueba hecha con Madroño, mucho más nerviosa y resinosa que el Tilo. Nunca se curvó.

Empecé realizando secciones tanto de Tilo como de Madroño, que eran las maderas de las que disponía sin demasiado esfuerzo. El segundo tipo de madera era mucho más dura, más rojiza y más resinosa. Los resultados extraídos de trabajar con dos tipos de madera tan contrastados me dieron una idea de cuál era la más adecuada para efectuar el proceso con éxito.


29

A medida que investigaba me di cuenta de que tenía que probar también con diferentes diámetros de troncos. No sólo para tener piezas más grandes sino para comprobar si variaba el curvado con la escala. A través de Pau Joan Vidal, contacté con Miquel de “Fustes Garriga”, un proveedor de madera experimentado situado en Plaza España. Él me consiguió un tronco de Enciza de unos 30 centímetros de diámetro.


30

Descubrí después de comprar la madera que estaba podrida, pero aún así hice las pruebas y no salieron muy bien. Una de las preocupaciones más grandes que me inquietaban del proceso es el corte de la sección. Lo más importante es el grosor, que tiene que ser por lo general de menos de 5 mm, variando muy poco dependiendo de cada tipo de madera. Lo paradójico es que si se supera ese tipo de grosor, la pieza no coge convexidad sino que se resquebraja, es decir, cuánto más fina sea la pieza más probabilidades de éxito en el curvado. La dificultad en realidad reside en el corte, ya que con piezas de unos 12 cm de diámetro no hay problema y en cualquier lugar pueden trabajar esos grosores, pero todo se complica cuando nos vamos por encima de esa medida. Ahí la única manera que encontré fue la manual, y los grosores tan finos acababan por romperse, así que sólo pude cortar piezas de unos 10 mm de grosor y después lijarlas.


31 Constaté que los mejores resultados los había obtenido con el Tilo, así que lo que hice fue documentarme sobre ese tipo de madera: Flor del Tilo

Til·ler / Tilo (Europa) Descripción - Color: blanco amarillento, con el tiempo marrón pálido - Fibra: recta Impregnabilidad - Albura : impregnable - Duramen : no impregnable Mecanizado - Serrado: sin problemas - Secado: sin problemas - Lijado: sin problemas - Encolado: sin problemas - Clavado i atornillado: sin problemas - Acabado: sin problemas Propiedades físicas - Semi pesada - Poco nerviosa, flexible - Muy blanda


32

Libros y personajes La mariposa tallada a mano por Xavi.

Lo que necesitaba encontrar era un taller especializado en cortar grandes troncos de madera, es decir, una serrería. Pero a medida que hablaba con la gente del sector me hacía la idea de que eso me costaría muchísimo, ya que la madera acostumbraba a llegar a los sitios en formato tablón, y que los troncos los cortaban en EEUU o lugares tremendamente alejados. Tiré de algunos hilos que fui encontrando y me llevó a diferentes lugares


33

El libro sobre cómo hacer tu porpia embarcación, su primera edición data del 1936.

y personajes. Uno de los más entrañables fue Xavi, un hombre de unos 50 años. Pasé una tarde entera con él hablando sobre el tema, y me acabó regalando una mariposa de madera y un libro sobre cómo construir tu propia embarcación, curvando la madera con vapor. Me dio ánimos, recomendaciones y un poco de filosofía de vida que me dio mucha fuerza para seguir avanzando.


34 El libro ha sido diseñado por el propio autor.

Martín Azúa me recomendó que me comprase un libro de Bernard Bertrand llamado “La madera, el útil, el gesto…” que a pesar de tener un nivel de diseño que deja que desear, su contenido tanto teórico como fotográfico es de gran interés. Bernard Bertrand, hijo de agricultores, volvió al medio rural para aprender a ser autosuficiente y empezó por recopilar saberes de la cultura rural. Fruto de su búsqueda ha publicado numerosos libros, desde reconstruir totalmente una granja y gestionarla de forma ecológica, a elaborar pan, queso o hacer licores, así como habilidades como cestería y talla en madera, empezando con una simple navaja al modo del trabajo pastoril. Me ha servido muchísimo para conocer cosas sobre la madera que de otro modo nadie me hubiera contado.


35 Objetos y decoracions wabi sabi.

Para finalizar con la investigación, nombrar una de los referentes conceptuales que más me ha influenciado. El Wabi Sabi. Este concepto japonés describe la simpleza rústica de las cosas como una corriente estética que se asocia con la imperfección, las cosas desgastadas o deformadas por el tiempo. Es una idea sobre la armonía con las cosas, con la naturaleza, con los detalles y con una mirada profunda sobre las cosas. Un tipo de minimalismo con objetos de una gran calidez visual y formal.


36

CONTRA BRIEFING

Después de realizar una honda investigación sobre el tema, es necesario constatar qué he obtenido como conclusión, y definir qué es lo que me dispongo a hacer a partir de ahora y cómo lo voy a hacer. Las diferentes pruebas que he realizado en la investigación han dado buenos y malos resultados sin que pudiera saber el porqué. Esta situación se daba precisamente porque no controlaba bien el proceso. Es necesario conocer claramente qué pasos son imprescindibles y optimizarlos al máximo. La principal dificultad es que intervienen factores ambientales en relación con el material que son muy difíciles de controlar. Y se complica aún más debido a que cada pieza de madera es parecida pero distinta a las demás, y las condiciones del entorno influyen en la madera considerablemente. Lo que debo hacer es intentar minimizar al máximo las diferencias en las distintas pruebas y simplificar el proceso en el mínimo de pasos. Cuando tenga algo pequeño pero controlado podré empezar a realizar variaciones, de modo que indistintamente de si el resultado es bueno o malo sabré porqué se ha dado.


37


38

EL PROCESO

El objetivo del proceso es conocer el porqué de los pasos a seguir. Por ese motivo, en cada sección he intentado poner una introducción teórica que intenta dar a entender qué hay que tener en cuenta a la hora de actuar. Después de esa introducción se enseña a través de imágenes lo que yo he realizado para poner en práctica la teoría, y por último cada apartado tiene una pequeña constatación final que resume lo más importante. El proceso optimizado se divide en 5 partes.


39

El tipo de madera Encontrar un buen tipo de madera, así como un buen diámetro, y obtenerla verde, es decir, recién cortada. El corte Encontrar una buena tecnología que me permita realizar cortes transversales, parecido a una máquina de cortar embutido. El mecanizado Antes de secarlas, hacer variaciones en las piezas para obtener formas diferentes durante el secado. El secado Realizar varias pruebas de secado, midiendo los efectos atmosféricos en cada test. El acabado Cuando el proceso esté controlado, probar diferentes acabados para las piezas.


40

Tipo de madera 1. ¿Qué es la madera verde y la madera seca? Lo más importante es que la madera se deforme lo máximo posible durante su secado. Por tanto nuestra materia prima debe ser madera verde, es decir, madera recién cortada del árbol. Existen muchísimos procesos de curvado a través de la humidificación con vapor de agua, pero existe una gran diferencia entre madera verde y madera seca humedecida. Sus propiedades son diferentes, sus movimientos y su contracción al perder la humedad son distintas en cada uno de los dos estados. De hecho, he probado de humedecer la madera con vapor de agua a través de una olla con agua hirviendo y la pieza de madera colocada como tapa. El problema reside en que se resquebraja al secarse. Por la experiencia que he tenido en este proceso, intuyo que la madera verde tiene una estructura más fuerte a la hora de recibir la pérdida traumática de la humedad. Históricamente, el uso de la madera verde es muy frecuente. Numerosos oficios recurren a ella, pero de manera general, depende siempre del contexto del artesano. Un constructor de zuecos y un tonelero (fabricante de toneles) acostumbran a usar madera verde, pero por otro lado, un sillero asocia barrotes secos y montantes verdes para realizar sus sillas rústicas, de manera que puede trabajar indistintamente en el bosque o en su taller en la ciudad. La ventaja principal de trabajar la madera verde reside principalmente en la facilidad para darle forma, pero no sólo el trabajo se hará más llevadero, sino que también la herramienta sufrirá menos y por tanto durará más afilada. En muchos tipos de madera, un tronco recién cortado puede parecer seco, pero sólo en las partes visibles. En el interior, puede ser que el tronco siga verde, vivo aún. Pero para asegurarme tengo que intentar encontrar un tronco recién cortado para obtener madera verde, y eso es bastante difícil.


41

2. ¿Dónde podemos obtenerla? Cuando no se es propietario de un terreno con bosque, ni se tiene la suerte de tener un árbol en el jardín recién cortado, procurarse una buena pieza necesaria de madera para la realización del objeto deseado puede ser un problema importante. La cosa se complica cuando lo que uno necesita es madera verde, madera recién cortada. La madera en forma de tronco se puede comprar en una serrería o a un propietario de un terreno. También se puede tener la suerte de encontrar en un vertedero madera de poda y recuperar algunos buenos trozos. Esta tiene que ser la primera opción a recurrir.


42

3. ¿Qué tipos de madera nos sirven? Las maderas propuestas a continuación provienen de árboles que yo personalmente he utilizado para las pruebas (El Tilo y el Álamo) y otras que quedan por investigar pero que tienen características parecidas, lo cual me hace pensar que también pueden utilizarse para el mismo proceso. Sobretodo he escogido maderas de fácil accesibilidad. Por lo general son maderas blandas, flexibles y poco densas, ligeras y de color claro. Las maderas ligeras acostumbran a tener una gran cantidad de agua, permitiendo que el secado sea mucho más traumático para ellas y, por tanto, se acentúe su curvado.


43

Tilo / Til·ler Tilia cordata, Familia de las Tiliáceas Vida Puede vivir más de 500 años y llegar a los 35 metros de altura y en la base del tronco puede llegar a medir hasta un metro de diámetro. Aspecto Es una madera tierna y ultraligera, compacta y de grano fino. Tiene un hermoso blanco y se tiñe fácilmente. Es bastante flexible. Uso Se utiliza en escultura y grabado, en torneado, en carpintería, etc. De su corteza se extrae la fibra del tilo, que sirve para hacer cuerda y redes. Su madera carbonizada se utiliza para fabricar carboncillos. Corte Entre noviembre y diciembre.


44

Álamo / Pollancre Populus alba, Familia de las Salicáceas Vida El Álamo es un árbol de río, de rápido crecimiento que puede llegar a los 30 metros de altura y un metro de diámetro. Aspecto Su corteza es lisa, gris y fisurada, con las cicatrices negras de antiguas ramas. Su madera es homogénea de baja densidad, de secado rápido y muy elástica. Uso Se utiliza en pasta de celulosa, carpintería ligera, en cerillas por su lenta combustión, etc. Corte Es recomendable en los meses de verano.


45

Abedul / bedoll Betula sp. Familia de las Betuláceas Vida Muy resistente al frío, puede superar los 20m de altura y su esperanza de vida es de media entre 60 y 70 años. Aspecto Su corteza es plateada y a menudo se desprenden fragmentos del tronco. Su madera es blanca y coloreada en los ejemplares más viejos. Fibrosa y nerviosa en la base del tronco. Es fácil de hendir y muy fácil de trabajar. Uso Tradicionalmente con él se hacían zuecos, mangos para herramientas, escobas, cubiertos de todo tipo, juguetes, etc. Corte Entre finales de octubre y finales de enero.


46

Fresno / Freixe Fraxinus, Familia de las Oleáceas Vida Su altura puede alcanzar de 25 a 30 metros y vivir hasta los 200 años. Aspecto Su fibra es larga y apretada, fácil de trabajar. Una vez seco, es duro, denso, pero no es pesado y conserva una gran flexibilidad. Uso Hasta hace poco era uno de los árboles más completos como materia prima, capaz de dar al mismo tiempo forraje, infusiones y una célebre bebida casera (sidra de fresno), un excelente combustible, mangos de herramientas sólidos y valorado en muchos ámbitos para mobiliario. Corte Entre diciembre y finales de febrero.


47

4. Dónde he conseguido mi madera? En mi caso, lo primero fue trabajar con el Tilo del jardín de casa, pero debido a su pequeño diámetro busqué otras opciones y le compré a un vendedor (Miquel de Fustes Garriga, en Plaza España) un trozo de Encina. Tampoco me sirvió porque constaté que lo importante era que la madera estuviera verde, así que fui a vertederos para encontrar troncos recién talados. Nuevamente no tuve suerte, la estación de verano no es una época habitual de poda ya que los árboles experimentan muchos movimientos de savia y no es bueno para las propiedades de la madera. Así que como caído del cielo contacté con Jordi, un propietario de terrenos en Verges, en el Empordà, donde en su terreno a pie de carretera observé buenos troncos. Estuvimos entablando una bonita conversación sobre el proyecto, y gracias a que los troncos que él tenía estaban secos, accedió a dejarme cortar un árbol de su terreno, muy cerca del río Ter.


48

Así que con un hacha y muchos mosquitos, tuve la suerte de poder cortar un trozo de un Álamo de 8 añitos y de unos 20 metros de altura y unos 25 centímetros de diámetro. El Álamo, tambien llamado Chopo, es un árbol típico de río y de rápido crecimiento que puede llegar a los 30 metros de altura y un metro de diámetro. Su corteza es lisa, gris y fisurada, con las cicatrices negras de antiguas ramas. Su madera es homogénea de baja densidad, de secado rápido y muy elástica. Se utiliza en pasta de celulosa, carpintería ligera, en cerillas por su lenta combustión, carboncillo, etc.


49


50

El corte, la tecnología y el grosor 1. ¿Cuándo se ha de cortar la madera? Una de las primeras cosas que hay que saber cuando hay que cortar un árbol es que la madera hay que cortarla fuera de su período vegetativo, es decir, cuando no hay grandes movimientos de savia que recorren el interior del árbol. El problema que ocurre cuando se corta en esos períodos es que la madera vuelve locos a los parásitos, que la deborarán por completo, especialmente cuando tratamos con maderas de baja calidad, ya que son sus preferidas. En climas templados, la época de corte se extiende, mayormente, de noviembre a febrero, con diferencias según la especie. De hecho, las mejores condiciones para la tala pueden variar según el tipo de madera, el lugar en el que crece y su orientación, la cantidad de sol que recibe, la temperatura ambiente y también según el momento lunar. El mismo trabajo realizado con una madera cortada en invierno y con Luna menguante tendrá una larga duración de vida, y un envejecimiento mucho mejor respecto a una cortada sin tener en cuenta lo mencionado. 2. Tipos de corte transversal y longitudinal De manera general, la mayor parte de la producción de madera está destinada a fines industriales, por tanto, el procesado de ésta tiene un control de calidad muy delicado. La madera que se extraiga no puede tener casi imperfecciones, debe estar en buenas condiciones y debe ser homogénea. A menudo se malogran grandes partes de un tronco para sacar una pieza con unas características determinadas. Cuando se trata de árboles grandes, las máquinas tienen que ser de gran potencia, y también ellas de gran envergadura. Para las producciones en masa, estas máquinas, situadas en serrerías, acostumbran a cortar los troncos a lo largo, por varias razones, entre ellas que la madera se comporta mejor mecánicamente pero sobretodo porque se pueden sacar tablones de madera, que es la primera elaboración por excelencia que se realiza en un tronco. El corte transversal acostumbra a realizarse por razones lógicas relacionadas con el objeto final, o quizá


51

para realizar amputaciones de intervalos del tronco no deseados. Todo esto, claro estĂĄ, es de manera general. En mi caso, lo que necesito para realizar mis objetos es controlar perfectamente el corte transversal. En algĂşn momento tiene que ser igual de fĂĄcil que cortar embutido pero a otra escala. De hecho, tanto el secado como el acabado final dependen directamente de lo limpio que se haga ese corte.


52

3. Grosores El control del corte de la sección es uno de los factores más importante de todos. Llegar a realizar piezas de menos de 5 mm garantiza el éxito, ya que permite el curvado perfecto sin grietas. Las distintas variaciones o rasgos producidos por un mal corte tendrán consecuencias distintas en el curvado y en la pieza final, pero eso tampoco hay que contemplarlo enteramente como un error, más bien como un característica singular y única que se le añade a la pieza en cuestión. Para el corte, ayuda que la madera esté verde, eso le confiere más fuerza y más resistencia a la pieza para aguantar con éxito los impactos de cualquier sierra. Al tratar con tipos de madera con un alto porcentaje de agua, ésta sirve como refrigerador y minimiza las quemaduras del rozamiento y calentamiento de la sierra, que suceden a menudo. Como ya he dicho anteriormente, es más fácil trabajar la madera verde que la seca, especialmente en este caso, ya que cortar de un tronco seco una pieza de ese grosor tendría muchos riesgos de rotura.


53

4. Corte al torno En busca de una sierra que pudiera realizar lo que yo quería, tropecé con la duda de si sería más fácil hacerlo con un torno. Conocía Jordi, un tornero del barrio de Sants, en Barcelona, que fue muy amable al atenderme. Me abrió la perspectiva de las posibilidades a las que podía llegar. Le llevé 3 troncos de dos tipos de madera. Uno grande y uno pequeño de Álamo, y otro pequeño de una madera de río que no supimos detectar, de un tono rojizo anaranjado. Al estar verde, tanto él como yo creímos que el torno haría sin problemas lo que yo podía hacer manualmente en 2 horas, pero no fue así. La madera, al estar verde y realizar-le un proceso de torneado, que en realidad es un rebajado y no un corte limpio, dejaba a la vista tanta fibra húmeda que no pudimos cortar ni un solo trozo. No obstante, pudo cortar-me algo en la sierra de disco, pero fue simbólico. Me recomendó encontrar un carpintero con un buen taller con sierra de disco o con sierra de cinta.


54

5. Carpinteros de Ullà A veces, se busca donde no se debe. A veces, lo tienes más cerca de lo que crees. A veces, es mucho más fácil de lo que piensas. Sólo a veces. Es curioso que después de buscar incansablemente por todas partes ocurra que en mi pueblo de toda la vida encuentre la solución al problema. De hecho fue todo gracias a mi amistad con el hijo del carpintero, Miquel, quien él y yo, de muy pequeños, habíamos pasado un verano jugando juntos por el pueblo. Fue extraño como después de 10 años, me presenté como si no hubiera pasado el tiempo, y él, recordándome, me atendió con profesionalidad. Disponiendo de un taller mediano, a mitad de camino entre un artesano y un industrial, pudo resolverme el problema. Tenía las dos sierras, tanto la de cinta como la de disco. Nos decantamos por la de disco ya que tenía un carro maravilloso para cortarlo más cómodamente. Como un máquina de cortar embutido. Rápidamente surgió un problema, la sierra llegaba sólo a la mitad del tronco, por tanto, se necesitaban 2 pasadas de máquina para cortar una sección. Eso marcaba la pieza con cuatro líneas que sería muy difícil disimular. No obstante, lo más importante era que podía, por fin, cortar secciones finas de menos de 5 milímetros, a unos 15 segundos por pieza. Les estaré siempre agradecido tanto a Miquel como a su padre Josep, que nunca me cobraron nada por cortarme un montón de piezas.


55


56

El mecanizado 1. ¿Qué es el hilo de la madera? Sentir el hilo de la madera es una de las nociones elementales de un trabajo armonioso. El hilo de la madera es su fibra, su dirección. Un fragmento de madera está formado por fibras superpuestas cuyo orden determina su estructura, lo cual constituye un hilo regular o irregular, cóncavo o convexo, etc. Al clavar y escindir un hacha en un tronco virgen por la grieta principal, la madera se abrirá siguiendo su hilo. Si se hace bien, la pieza que se trabaje será recta y no habrá diferencias. No obstante, en mi caso el corte no sigue el hilo, en realidad es perpendicular a éste, y eso convierte la pieza en una aglomeración de fibras súper cortas que se extienden por toda la anchura del tronco. Las irregularidades de la madera se verán y formarán parte de la pieza constituyéndole una estructura única y diferencial pero también brutalmente frágil. Dependiendo del tipo de madera, de su densidad y de su color, la pieza se tornará translúcida y obtendrá altos niveles de flexibilidad, permitiendo que al secarse no se rompa sino que se curve.


57


58

2. Formas – plantillas – productos Gracias a las primeras pruebas hechas con el Tilo, que fueron las que mejor respondieron al curvado, me he dado cuenta de que cada pieza curva de una manera distinta gracias a su estructura formal. A menudo durante el secado, debido a la potencia de fuerzas que residen en el corazón de la pieza, ésta se agrieta en una, dos o hasta tres direcciones, desde el centro hacia fuera. Para evitar que se rompiese, se me ocurrió quitarle el corazón con una gubia permitiendo así que las fuerzas se liberasen a través del perímetro del agujero central, en vez de acumularse en un solo punto y en consecuencia romperse.


59

Gracias a esa modificación, entendí que la madera se mueve dependiendo de cómo la trates, y se me ocurrió investigar toda una serie de modificaciones para que, en consecuencia, las piezas finales variaran formalmente de distintas maneras. De este modo, actúo de una manera aún más diferente con la madera, modificando a mi voluntad su curvado, y me pareció interesante realizar algunas pruebas para obtener un a respuesta a mi hipótesis.


60


61

El resultado no es el que había esperado. Cuando se le realizan según qué mecanizados a la pieza, ésta de pronto modifica su estructura, pero a la vez pierde la fuerza que contenía en su interior. La mayoría de las pruebas no se han curvado lo que se esperaba, y en las que sí lo han hecho no existe una gran diferencia con una pieza no modificada. Como constatación puedo decir que la mejor modificación es la de extraer el corazón de cada pieza, ya que permite su curvado perfecto y no se quiebra.


62

El secado 1. ¿Cómo secar la madera? Como sabemos, la madera recién cortada contiene una gran cantidad de agua en su interior. En tipos de maderas muy blandas, las paredes celulares transpiran mucho más que en maderas duras, y eso permite que la madera contenga mucha más agua, duplicando incluso el peso de la madera ya secada. Esa agua es de dos tipos, el agua de liberación y el agua de constitución. El agua de liberación es la más fácil de perder y la que forma mayor volumen, en cambio, el agua de constitución es básicamente savia, y si no se realiza con tiempo puede ser muy traumático para la madera, constituyéndole deformaciones y grietas no deseadas. En la práctica, existen una infinidad de maneras de secar la madera, siempre dependiendo de a qué tipo de árbol pertenezca y en qué momento del año se ha cortado. No obstante, las distintas maneras de hacerlo se pueden englobar en 2 grandes métodos; el normal, que es a base de aire, temperatura y tiempo, y el más rápido, que está enfocado sobretodo a la producción industrial. Cómo más densa sea la madera mayor será el tiempo de secado. Cualquier aceleración del proceso, como poner las maderas al sol, contiene riesgos de desarrollar grietas y deformaciones. No obstante, en mi proceso buscamos precisamente la aceleración y la deformación traumática de la madera, para así conseguir el máximo nivel de contracción con el mínimo tiempo posible. Gracias a la supresión del corazón de las piezas, conseguimos realizar todo eso sin miedo a que se agrieten, y todas las fuerzas que se liberan en el proceso de la pérdida de humedad quedan inscritas en la contracción y en la convexidad que se genera.


63

2. El sol y el viento en l’Empordà Para la realización del secado, he intentado establecer una base de combate que me permita obtener variaciones atmosféricas mínimas, para así controlar el proceso dentro de lo que es humanamente posible. El lugar escogido ha sido l’Empordà, concretamente en Ullà, al lado de Torroella de Mongrí. En esta zona, que podría decirse que es como una Toscana catalana, es común que sople el viento fuerte de Tramuntana, que combinado con un sol potente de agosto, configuran una de las mejores situaciones ambientales para realizar el curvado.


64

3. Las tandas de secado He realizado cinco etapas de secados al sol con las cuales he generado más de 80 piezas distintas. No obstante, las primeras dos etapas no salieron correctamente, ya que había esperado demasiado tiempo desde que las había cortado hasta que las dejé al sol, y no curvaron lo suficiente como para darlas por buenas. Este primer ejemplo que expongo con imágenes es de una de estas primeras etapas. En ésta especialmente, además, no calculé bien cómo le incidiría el sol a lo largo de la tarde, y la mitad de ellas fueron cuviertas por la sombra, hecho que no ayudó a su curvado. Una de las cosas más importantes a tener en cuenta en el curvado por secado es que el sol tiene que ser muy potente para que la pérdida de humedad sea lo más rápida y dura posible. Al principio pensé que si se hacía progresivamente podría llegar a curvar más, pero estaba equivocado. La potencia del calor del sol realiza un secado rápido a la madera que se traduce en un curvado traumático para ella, curvándola y manteniéndola en su estado formal deseado.


65


66

Esta es la tanda definitiva y con la que gravé después el video del proceso. Las piezas fueron expuestas al sol potente del mediodía y en aproximadamente 3 horas se habían curvado lo máximo que yo había visto. Eso me dio la seguridad de que el perfeccionamiento del proceso se había realizado correctamente. En algunos casos hice el agujero más grande de lo normal para comprobar qué ocurría, pero no salió algo interesante realmente. Como dije anteriormente, si a una pieza se le realizan mecanizados demasiado potentes pierde las tensiones que le son propias y por tanto dificulta el curvado.


67


68

Variaciones en los acabados 1. Tipos de acabados Alambre al rojo vivo Lo que quería realizar con este acabado era un tipo de modificación por cambio de temperatura, quemándola a partir de las formas que le deja un alambre al rojo vivo. Me gusta como proceso pero no como resultado, quizá exista una vía nueva que explorar en ese sentido.


69


70

Tintes La baja densidad del Álamo confiere a su madera una gran capacidad para absorver líquidos. Es como una esponja. Lo que he intentado en este tipo de acabado es que se tintara por sí solo, que fuera la propia madera la que decidiese cómo absorver el líquido. Lo prové con tintas de aquarela, con café y con lejía. Es quizá un proceso final atractivo, pero tremendamente atrevido ya que substituye el color de la madera, que es de por sí muy bonito. Decidí mantener la pureza de la madera pero modificando el color como enseño en el próximo acabado.


71


72

Horneado El Horneado ha sido el acabado definitivo en la mayoría de piezas finales y sin duda la que ha dado mejor resultado. La variación del color que permite el horno es inmensa, eso sí, lógicamente sólo se puede pasar de blanco a negro. Pero precisamente el Álamo es de los tipos de madera más blancas que existen, en consecuencia, la gama de marrones es muy amplia y le confiere una calidad a la pieza final impensable con el blanco inicial. He probado diferentes temperaturas, 150, 200 y 250 grados. La temperatura que mejor control me da es la de 200 grados, pero es cierto que cada horno es un mundo que hay que controlar con la práctica. Para oscurecer la madera sin que se carbonice, recomiendo ir sacando la pieza y metiéndola en el congelador para enfriarla. Curiosamente, esos cambios de temperatura tan bruscos no quiebran la madera sino que le dan una extraña flexibilidad momentánea.


73


74

Aceite protector Las maderas se deben proteger siempre que uno quiera que su vida sea duradera, pero en este caso tuve un poco de recelo a protegerla, ya que me gusta la idea de que la pieza cambie según la temperatura ambiente. El aceite de Teca en forma de gel es perfecto en ese sentido ya que la nutre y protege pero no la aisla de los cambios ambientales. El objeto final, entonces, es sensible a su entorno y eso es algo que me parece increíble. Si existe mucha humedad en el ambiente, la pieza puede absorverla con facilidad y menguar su curvatura, en cambio, cen sol directo puede llegar a curvarse más de lo que está. De algún modo, después del proceso las secciones quedan en una posición intermedia, en pausa, a la espera de nuevos cambios de humedad y temperatura.


75


76

EL PROYECTO


77

Llegados a este punto, donde he realizado un perfeccionamiento del proceso satisfactorio, es necesario concretar para qué servirá todo esto. Sin duda el proyecto tiene una potente función innovadora, pero durante todo el tiempo he sentido la necesidad de plasmar todo esto en un objeto final, en algo que tenga una función útil. La forma que resulta en todos los casos es redonda, circular y con convexidad. Eso es importante a la hora de proyectar el objeto final, pero también es algo que de alguna manera hipoteca su función. Creo que el objeto final debe usarse de un modo en que se justifique su curvado, de contenedor de cosas por ejemplo, porque sino podría llegar a cuestionarse todo el proyecto. La propuesta es una serie de boles realizados a partir de un proceso único, que le suma valor al objeto final más allá de su uso. El objeto es visualmente muy cálido y atractivo, con una textura que invita a tocarlo y a experimentar con el tacto. Si se huele se saborea en el paladar el olor tostado de la madera al horno, que es muy agradable. Conceptualmente, se sienta sobre las bases del wabi sabi, es decir, sobre la idea del minimalismo rústico proveniente de la naturaleza. En ese sentido, cada pieza es totalmente única, no solamente por la esencia de su forma sino por los tratamientos y por el acabado final.


78

1. El pie Como objeto final, las piezas tienen problemas de estabilidad. Son demasiado ligeras para ser estables y su base es muy pequeña e irregular como para tener un eje claro de equilibrio. Por ese motivo he pensado en la adición de un pie en las piezas que le añada un contrapunto visualmente interesante, además de peso, estabilidad y un solo eje de equilibrio. El material escogido es la resina. Este material es el que se encuentra en los árboles, el preciado ámbar. Busqué un tipo de resina que tuviera ese color para enfatizar la idea. En estas imágenes se puede observar la primera prueba realizada, donde la resina se funde con la madera y se mete por sus tejidos gracias a su gran porosidad. Cuando la resina está seca, la unión se vuelve irreversible.


79


80

La segunda prueba fue en función de contraponer la idea de la unión irreversible. Quería proponer un pie que se uniera a la madera a través de un encolado simple, que permitiera ser reversible para su reciclabilidad. No obstante, el valor de este objeto no tiene nada que ver con el de un kleenex y por tanto descarté la opción de la unión reversible. Gracias a las pruebas de diferentes pies, constaté que según la cantidad de catalizador que se le hecha a la mezcla, el color de la resina endurecida cambia desde violetas, azules, verdes, rojos y marrones. Realmente increíbles los colores al ponerlos a la luz.


81


82

Finalmente, realicé un último molde a partir de una pieza mucho más baja, ya que me había dado cuenta de la desproporción. Ajusté la medida y pulí la pieza con pulidor industrial. El proceso es el siguiente: El molde se coloca boca arriba y encima de éste se coloca la pieza de madera. Se ponen encima unas piedras para poder modificar la presión de peso necesario en cada lado, debido a que cada pieza es distinta y es importante ajustar bien la unión con el molde, sino es porvable que la resina se escape por los bordes. Se cuela la resina por el agujero hasta que sobresale un poco. Se deja secar 10 minutos y se saca el molde para obtener la pieza final acabada.


83


84

2. Naming y Gráfica Sunwood es el nombre de este proyecto. Es la madera del sol, la madera que reacciona a través de los rayos que la bola de fuego le envía. Son los dos titanes de este proyecto, juntos para formar un nombre fácil, directo, simple y que despierta la curiosidad de la gente. El naming es en inglés por que encajan mejor fonéticamente los nombres en comparación con “maderasol” o “solmadera”. La gráfica es orgánica, de color tierra, o en este caso, de color madera tostada. Tipográficamente, cada letra es distinta como todas las piezas del proyecto, y eso le confiere la similitud perfecta que debe tener una gráfica con el proyecto que representa.


85

Para visualizar las distintas fases del proceso que se han llevado a cabo durante el proyecto, he realizado unos iconos con el mismo tono gráfico: las formas orgánicas. Como si se leyera un texto, los iconos simbolizan: Pollancre, Tronco grande, Tronco pequeño, Corte sección, Agujero grande, Agujero pequeño, Secado al sol, Lijado y pulido, Alambre al rojo vivo, Horneado alto, Horneado medio, Horneado bajo, Conjelado, Forma mecanizada, Aceite mineral, Pie de resina.


86

3. Video Ninguna otra manera de contar algo supera el cine, el video en definitiva. Lo que quiero visualizar especialmente de este proyecto es el proceso bรกsico, desde que se corta el รกrbol hasta que se curva la madera. El proceso de curvado se ha realizado a partir de un stopmotion de 3 horas con fotos cada 2 minutos, que cuando se ve a cรกmara rรกpida, tiene un parecido muy directo con los hongos que crecen en el bosque.


87


88

4. Objeto final


89


90

FIN


91

CONCLUSIÓN A modo de conclusión, tengo que admitir que el proyecto ha quedado un poco abierto, algo que es sensible de evolucionar constantemente a partir de nuevas variables aún por descubrir. Lo que he realizado es una primera aproximación a los hechos, intentando siempre no sobrepasar los límites del concepto, que hay que recordar que en definitiva es madera curvada bajo el sol. Creo sinceramente que el mayor potencial reside en el proceso, en cómo lo he ido desarrollando y qué conocimientos he adquirido a partir de la propia experiencia y las situaciones que me surgían en el duro camino hasta la cima. Pienso que el techo de esta montaña es inalcanzable, es un tipo de diseño fuera de los parámetros normales proyectuales, donde ha sido bueno contar de la mejor manera cómo lo he hecho y porqué. Me quedo tranquilo sabiendo que lo he hecho lo mejor que he sabido, y creo que es un proyecto en el que sobretodo se nota trabajo y mucho trabajo. Sé que lo que he aprendido con este proyecto es inmenso, y eso me reconforta muchísimo. Muchas gracias.


92

BIBLIOGRAFÍA Bertrand, Bernard. La madera, el útil, el gesto... Yago Mellado. Primera edición octubre 2011. Francia. Saber hacer, la fertilidad de la Tierra. C. Bonnet. Manual del aprendiz de carpintero de ribera, cómo construir tu propio barco. Traducción y adaptación por Llaüt. Segunda edición, noviembre 1995. Francia. Editorial Llagut. Wikipedia


93


94


The Sunwood Project