Issuu on Google+

No escuchéis lo que dicen. Mirad lo que hacen

Reforma Tributaria Con varios ademanes horrorosos Los montes de parir dieron señales; Consintieron los hombres temerosos Ver nacer los abortos más fatales. Después que con bramidos espantosos Infundieron pavor a los mortales, Estos montes, que al mundo estremecieron, Un ratoncillo fue lo que parieron. Hay autores que en voces misteriosas Estilo fanfarrón y campanudo Nos anuncian ideas portentosas; Pero suele el parto de su pensamiento, Después de tanto ruido, ser sólo viento. “El parto de los Montes” - Esopo

Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)

POLITIKA

1


Ni un ápice En lenguaje vernáculo este Editorial debiese llevar por título “Ni la puntita”. Es la reacción de quienes se llevan la parte del león en la repartición de la riqueza generada con el esfuerzo de todos.

Lo cual es una mentira grande como los Andes. Todos los países de la OCDE practican una presión fiscal significativamente más alta. El promedio es del orden del 35%, y hay países que superan el 50%. Curiosamente, más del 80% de la inversión directa extranjera (IDE) se va a paíLa micro reforma tributaria propuesta por el ses en los que la presión fiscal es más del doble gobierno es el arquetipo del método Aylwin, de la nuestra. ese que se resume en la frase “En la medida de lo posible”. ¿Justicia fiscal? En la medida de lo Los países de la OCDE concentran la IDE plaposible, que es lo mismo que nada de justicia. netaria, y lo esencial se invierte en países como los EEUU, Alemania, el Reino Unido, los PaíAún así, el riquerío y su prensa obediente gritan ses Bajos, Suiza, Francia y la Unión Económica como si les estuvieran desollando. Su agresiva Belgo-Luxemburguesa. Lo que determina esos actitud –cuyo lema pudiese muy bien ser eso flujos de inversión no está relacionado princide “Ni la puntita”– revela la verdadera natura- palmente con la presión fiscal sino con la rentaleza del capitalismo que adoran y practican con bilidad de la inversión (ROI). apego al dogma y la catequesis. Hay países que pretendiendo atraer IDE pusieEl análisis de la mentada reforma tributaria va ron en práctica una suerte de dumping tributadejando en evidencia que –una vez más– se tra- rio. De ese modo desviaron hacia ellos inverta de cambiar algo para que todo siga igual. La sión que podía ir a otros países. Paralelamente gran minería privada es intocable y sigue into- le generaron garantías asimilables a una patencada. Lo mismo ocurre con las actividades de la te de corso. “Venga, haga lo que le de la gana, docena de familias que poseen Chile, de la gran y llévese lo que gane, que aquí no cobramos imdistribución (retail) a la pesca industrial, pasan- puestos”. A la primera crisis se hundieron y ahodo por la agricultura exportadora, la construc- ra sus pueblos están endeudados por décadas, ción, la banca, la energía, el agua, la educación, pagando las habas que se comió el burro. la salud, la previsión y las comunicaciones. Transformar un país en una especie de muladar Es dudoso que la recaudación esperada –en au- nunca lo llevó ni al desarrollo ni al bienestar de mento gradual como corresponde al carácter su población. La prosperidad de los prostíbulos emoliente de quienes la suscriben– llegue al- de campamento minero no debe hacer olvidar gún día a las cifras anunciadas. Ni siquiera “en que cuando se acaba el mineral se acaba tamrégimen” –o sea dentro de cuatro o cinco años– bién el prostíbulo. como se complace en temporizar el ministro de Hacienda. Otro argumento tiene que ver con que la rentabilidad de tal o cual sector se vería afectada por Tal como se presenta el proyecto, buena parte el término de injustificables exenciones tribudel incremento de recaudación fiscal provendrá tarias. Terminar con prácticas propias de paraíde hogares ya sobre-endeudados y de los sec- sos fiscales como el FUT es malo para algunos tores más vulnerables de la población. Las cla- negociados, como las AFP. ses medias (si uno puede llamar de ese modo a quienes disponen de ingresos que van de dos Aquello lo traducen al cínico lenguaje que es el millones y medio a diez millones de pesos men- suyo pretendiendo que son los pensionistas los suales) ven disminuir su aporte al erario fiscal. que se verán afectados. En realidad es la existencia misma de las AFP la que lesiona grave¿Qué motiva pues al riquerío en su ruidoso gri- mente los intereses de los futuros jubilados. terío? Su actitud de “Ni un paso atrás” es propio de quienes temen ceder una pizca que pudiese De este modo quienes mangonean hacen apainspirar medidas algo más radicales. “¡No! ¡No recer una micro reforma tributaria que no camaportaremos ni un centavo más a los Presupues- bia nada, ni satisfará ninguna necesidad, como tos que deben financiar la Educación, la Salud la llegada de los bolcheviques al poder. pública y otros servicios esenciales!” Bolcheviques ya no quedan, sobre todo en ChiLos argumentos son caricaturales como la le, si alguna vez los hubo. monserga de la pérdida de atractividad para la inversión. “Si me cobras un peso más de im- Pasa que el riquerío no quiere ceder ni un ápice. puestos me voy con mis capitales a otra parte”. No quiere aceptar “Ni la puntita”.

2

POLITIKA

Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)


Editorial

« ¡Horror! ¡Mi pobre dinero, mi pobre dinero, mi querido amigo! ¡Me privaron de ti; y ya que me eres raptado, perdí mi apoyo, mi consuelo, mi alegría; todo terminó para mí, y no tengo nada más que hacer en este mundo! Sin ti, me es imposible vivir. Ya está, no puedo más; me muero, estoy muerto, enterrado. ¿No hay nadie que quiera resuscitarme, devolviéndome ni querido dinero? El Avaro - Harpagon, acto IV, escena 7) Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)

POLITIKA

3


Reforma Tributaria: Autocomplaciente e insuficiente Escribe Andrés Bravo El gobierno dio a conocer su proyecto de ley de reforma tributaria, con la que espera recaudar cada año cerca de 3,0% del PIB o US$ 8.200 millones adicionales, a partir de 2018. En esa ley descansa la concreción de los anhelos de justicia de gran parte de los chilenos. La reforma tiene cinco objetivos declarados: aumentar la recaudación fiscal para financiar políticas de protección social; mejorar la distribución del ingreso; fomentar la inversión y el ahorro; reducir la evasión y la elusión de impuestos; equilibrar el Presupuesto del Estado. Diversos estudios muestran los graves problemas que tiene nuestro sistema tributario. El principal tiene que ver con su baja recaudación comparada con la de los países de la OECD (incluso cuando tenían un PIB per cápita equivalente al chileno actual), o en términos absolutos porque no recauda suficientes recursos para satisfacer las demandas en materia social de la población. Es un sistema inequitativo, donde las empresas no pagan impuestos: el gravamen a las utilidades se contabiliza como un crédito del impuesto a pagar por sus dueños. Descansa en impuestos indirectos y regresivos como el IVA, para recaudar cerca del 60% de los recursos captados.

Queda pues en evidencia que nuestro sistema tributario fue diseñado con el claro propósito de acumular capital en pocas manos. Con el agravante de privilegiar la inversión en capital físico en desmedro del trabajo y la formación profesional, condenando Chile a la explotación y la exportación de productos de bajo valor agregado. La reforma apunta –eso dice el gobierno– a corregir algunos vicios del sistema. Sin embargo es preciso evaluar si puede alcanzar los objetivos planteados o será un “déjà vu” de las viejas prácticas de la Concertación: pretender que todo cambia, para que todo siga igual. El elemento más importante de la anunciada reforma es el cambio de la base del impuesto a las utilidades. Medida que va en la buena dirección porque elimina el FUT, nicho en que el riquerío tiene acumulados US$ 266 mil millones sin pagar impuestos. Más del 50% está a nombre de sociedades de inversión sin empleados, lo que muestra que no se trata de inversiones productivas. El aumento del impuesto a los beneficios empresariales de 20% a 25% es positivo, pero se queda corto. Si bien nos pone en el promedio de los países de la OCDE, sigue siendo deducible de los impuestos de los dueños de las empresas.

El impuesto a la renta goza de numerosas exenciones (recauda apenas un 4,1% del PIB en 2013) y presenta Como resultado, las empresas, en la tasas de evasión cercanas al 50%. práctica, no pagan impuestos. Excluido el impuesto específico a la gran minería del cobre (bajo para los estándares internacionales), no existen gravámenes a la explotación de recursos naturales no renovables.

nes especiales de tributación y se restringe el uso de la renta presunta: son medidas tendientes a terminar con los vehículos favoritos de la elusión tributaria. Otras medidas en la correcta dirección: la eliminación del DL 600 que congela las tasas tributarias para la inversión extranjera y discrimina contra las empresas chilenas; la inclusión de los bienes raíces en el impuesto a las ganancias de capital; el cobro del IVA a la compra-venta de viviendas nuevas de más de 2.000 UF (podrían ser 3.000 UF, para focalizar el efecto en el 10% más rico de Chile); el cambio del sujeto de pago del IVA hacia las grandes empresas; la introducción de un impuesto a las fuentes fijas de contaminación con una potencia térmica superior a los 50MWt (falta una mirada integral a los gravámenes aplicados a las externalidades negativas); el aumento de los impuestos a las bebidas alcohólicas y analcohólicas azucaradas (que incumplirá obligaciones derivadas de tratados internacionales); el aumento del impuesto a timbres y estampillas (que grava los créditos, pero que podrá ser descontado del IVA a pagar por las Pymes); y la ampliación de las facultades del SII para combatir la evasión fiscal. La propuesta de reforma también incluye medidas específicas para fomentar el ahorro y la inversión. El resultado de la introducción de la depreciación instantánea para activos usados y nuevos, dependerá de que tan intensivas en capital sean las Mipes, pero desde ya suenan alertas señalando que no se verán muy beneficiadas, pues la mayoría es intensiva en trabajo.

Por otra parte, las empresas deberán retener un 10% adicional, como adelanto del pago de sus dueños en el tramo más alto del global complementario, lo que limita el uso de los No se entiende, sin embargo, que se Así se permite la apropiación privada Fondos de Inversión Privada (donde otorgue este beneficio a las grandes de jugosas rentas provenientes de hasta el año pasado había US$ 14 mil empresas que tienen acceso a finanla explotación de recursos naturales millones). ciamiento barato, aunque sea sólo pertenecientes a todos los chilenos. También se eliminan otros regíme- por un año.

4

POLITIKA

Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)


Adicionalmente, se ampliaría el límite superior de ventas para acogerse al régimen del 14 ter, que permite a las pequeñas empresas evitar los costos de una contabilidad completa y les permitirá retener tasas menores para sus PPM (pagos provisionales mensuales), así como obtener mayores créditos para el impuesto a la renta por sus inversiones en activos fijos.

cerca del 23% del PIB anual, mientras que en los países de la OECD alcanza en promedio a alrededor de 34%. Para estar en el promedio faltarían unos US$ 40 mil millones. Por otra parte, lo más importante es lo que no se dice o, para ser más precisos, lo que no se pretende hacer. En la propuesta de la coalición “Nueva Mayoría” se renuncia a un diseño tributario equitativo, al no plantear el cambio hacia una estructura tributaria basada en los imPor otra parte, la propuesta de reforma puestos directos, lo que haría posible contiene una rebaja de la tasa máxima rebajar el IVA y así aliviar los bolsillos del impuesto a la renta de 40% a 35%, de la mayoría. pretextando que así se tratarán equitativamente las rentas provenientes No se elimina la integración imposidel capital y del trabajo. Lo cierto es tiva entre las empresas y sus dueños. que eso beneficia a cerca de 56.000 No se eliminan las exenciones del IVA contribuyentes con ingresos mayores al transporte aéreo, ni a la salud y edua $6.100.000 mensuales (aunque sólo cación privadas. No se incluyen medidas para que las empresas internalila mitad lo declara, el resto evade). cen el costo de los recursos naturales Esta medida estaba considerada en no renovables que explotan, como la reformita de Piñera, pero los parla- royalties a la minería o a las capturas mentarios de la Concertación –correc- pesqueras: los chilenos seguiremos tamente– la rechazaron… Para ob- subsidiando a los grandes empresatener más equidad tenían que haber rios. Tampoco se amplía el cobro del aumentado el tramo exento. impuesto específico a los combustiTodo indica que la recaudación espe- bles a las empresas, que son los marada no será suficiente para financiar yores consumidores y los mayores una efectiva protección social para los contaminantes, manteniendo la dischilenos e incluso hay justificadas du- criminación en contra de las personas. das respecto de si logrará recaudar lo Nada se dice respecto de la ley de doque el propio gobierno espera. naciones, que permite rebajar impuesLa educación gratuita no costará tos, por ejemplo entregando recursos menos de US$ 5.000 millones extra a políticos en campaña o escondiendo anuales, mientras que sólo para cubrir pagos a universidades. el gasto en salud de los hogares (sin Queda en duda si el fortalecimiento considerar las cotizaciones obligato- de las facultades del SII logrará imperias) se requerirían US$4.500 millones dir distintas formas de elusión, como suplementarios. Mejor ni hablar de por ejemplo, la compra de empresas mejorar los hospitales, ni de contra- quebradas para –asumiendo sus pértar especialistas. Olvidemos las pen- didas– esconder las utilidades reales, siones o la vivienda... Tampoco se ha o el abuso de las compras personales considerado la caída en el precio del con facturas que desgravan el IVA. cobre, que sin duda tiene un efecto en los recursos que recauda el Estado al La derecha tradicional (esa que defiende alzas de precios en zonas de reducir las utilidades de Codelco. catástrofe) ya comenzó su campaña Con la propuesta del gobierno se fi- para impedir cambios que, aunque nanciaría la reforma educacional (a insuficientes, tienden a beneficiar a la partir de 2018), pero no mucho más. mayoría. El problema es que la carga tributaria Afirman que disminuirán las inversiochilena seguirá siendo baja: llegará a nes y, por consiguiente, el crecimiento

y el empleo, sin embargo no muestran evidencia empírica que respalde sus afirmaciones puramente ideológicas. Lo que muestra la realidad es que el impacto de los impuestos sobre la inversión es muy limitado –entre 0,2% y 1% para un aumento de la carga tributaria de 10%, y sólo para las Pymes, según el ex ministro Larraín– lo que fue confirmado cuando se aumentó el impuesto a las utilidades a 20% sin afectar el crecimiento. Tampoco entienden que inversiones en educación, salud y otros derechos sociales redundarán en un aumento de la tasa de crecimiento potencial en el largo plazo. Lo que la derecha defiende es un modelo de país en el que la minoría pueda seguir manteniendo sus privilegios. Ese modelo de país depende en buena parte de su estructura tributaria porque ésta refleja el concepto de justicia social de quienes detentan el poder. La anunciada reforma no llevará la estructura tributaria a los estándares de equidad y recaudación que requieren las demandas de protección social apoyadas por la gran mayoría de los chilenos. Seguirán siendo los pobres y la clase media los que financian el gasto social, y si bien se avanzará en la dirección correcta, no se tocará el corazón del modelo. ¿Paciencia? Por otra parte, no faltan razones para dudar de las intenciones de la “Nueva Mayoría”. Su historia la condena, al tiempo que la actitud autocomplaciente de sus parlamentarios –algunos de los cuales ya preparan concesiones a la derecha– y la histeria observada ante la “retroexcavadora de Quintana” lo confirman. El verdadero rostro de cada cual aflorará en la discusión parlamentaria. En tanto, la gran mayoría de los chilenos seguirá esperando una nueva y verdadera reforma. La indispensable.

http:// issuu.com/politika Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)

POLITIKA

5


Reforma tributaria: un nuevo tongo Escribe Julián Alcayaga

Una verdadera reforma tributaria debiese comenzar derogando las leyes de Impuesto a la Renta (DL 824), la Ley del IVA (DL 825) y el Código Tributario (DL 830), que datan de la dictadura cívicomilitar. Si no se derogan esas leyes y en particular la Ley de la Renta, la reforma tributaria no pasa de ser un golpe de espada en el agua. Toda la publicidad del proyecto de reforma está basada en que se aumenta el impuesto a las empresas, de 20 a 25% en los próximos 4 años, lo que es anunciado como un gran paso en la lucha contra la desigualdad y la equidad. En los hechos se trata de un tongo, de un engaño, como lo fue la aprobación del royalty (2005) en el gobierno de Ricardo Lagos: en vez de aumentar la tributación de las grandes mineras, la disminuyó considerablemente. Ahora ocurre lo mismo: se aumenta el impuesto a las empresas, pero se rebaja la tasa máxima del impuesto a la renta de 40% a 35%, gracias a lo cual los más ricos pagarán menos. Con esta reforma la desigualdad aumenta a ojos vista. Veamos. Lo que es singular en la estructura tributaria chilena, es que sólo las personas están sometidas al Impuesto a la Renta, y no las empresas. Chile es el único país en el mundo en el que no existe el Impuesto a la Renta de las empresas, porque la Ley 18.293 de 1984 lo suprimió. Fue sustituido por un muy sui-géneris Impuesto de Primera Categoría –actualmente del 20%– que luego es devuelto a los empresarios en su declaración de renta personal. Se trata pues de un impuesto virtual. Esta argucia de la dictadura, que la Concertación ha mantenido, tiene la virtud de hacerle creer a la ciudadanía que las empresas pagan impuestos. El truco funciona como sigue: el Impuesto de Primera Categoría de 20% afecta a todas las empresas situadas en el territorio nacional y se paga obligatoriamente todos los años, sobre la base de las utilidades que declaran las empresas (es el impuesto a los beneficios que existe en todos los países del orbe).

6

POLITIKA

Junto con la declaración de la empresa, se presenta la declaración de renta personal –o Global Complementario o Adicional– de los socios accionistas o de los dueños de la empresa. Ambas declaraciones deben ser efectuadas antes del 30 de abril de cada año. Es precisamente en esta fase que se les devuelve a los dueños, socios o accionistas –en función de sus retiros de utilidades de la empresa– la totalidad del Impuesto de Primera Categoría que pagó la empresa.

to Global Complementario. En consecuencia, el Fisco le devuelve a cada uno de los socios la totalidad del Impuesto de Primera Categoría pagado por la empresa, porque éstos quedaron exentos del impuesto personal. En suma, la empresa adelantó un impuesto que luego le es devuelto en su totalidad a sus dueños.

Ahora veamos el caso de una gran empresa que tiene utilidades por $ 1200 millones, y paga $ 240 millones de imNo por arte de magia, sino de privilegio puesto de primera categoría. impositivo, el impuesto a los beneficios Al retirar la totalidad de las utilidades desaparece. de la empresa, cada socio recibe $ 600 ¿Para qué se realiza este ritual? ¿Por millones, quedando afecto a la tasa qué no se suprime pura y simplemen- marginal máxima de 40% del Impueste el Impuesto de Primera Categoría, si to Global Complementario y tiene que finalmente el fisco se lo devuelve a los pagar $ 224.994.273 de impuesto personal. empresarios? Para que la inmensa mayoría de los chi- De ese monto se descuentan $120 milenos crea que las empresas tributan, y llones de crédito per cápita, que vienen que los empresarios puedan vanaglo- del impuesto pagado por la empresa. riarse de ser los mayores pagadores de En resumen, cada empresario paga impuestos en Chile. sólo $ 104.994.273 de impuestos. El Impuesto de Primera Categoría Los $ 240 millones pagados por la emcumple un papel político fundamental presa son integralmente restituidos para la aceptación pasiva por parte de por el Estado a los dueños de la emprela opinión pública del modelo econó- sa. mico vigente. Conclusión, el bullado aumento del imEl Impuesto de Primera Categoría de- puesto a las empresas de 20 a 25% es biera ser simplemente derogado, por- un abuso de la credulidad del pueblo que es un engaño. O bien ser instaura- chileno. do como un impuesto real como ocurre Pero lo más grave de esta reforma es en los países serios. que disminuye la tasa máxima margiLa actual reforma prevé aumentar gra- nal del impuesto global complementadualmente el impuesto a las empresas rio de 40 a 35%. de 20% a 25%, lo que significa que aumenta la devolución a los dueños de las ¿Es así como el gobierno combate la desigualdad, favoreciendo a los más empresas de 20% a 25%. ricos de Chile? Veamos el ejemplo de dos empresas que cuentan con solo dos socios. Una Los poderosos actualmente afectos a es una Pyme y la otra una gran empre- la tasa de 40% de global complementario no alcanzan a ser 30 mil. sa. La Pyme tiene una utilidad anual de A esos privilegiados se les bajan los im$12 millones, y debe pagar el impues- puestos de 40% a un 35%. to de primera categoría de 20%, o sea ¿Camila, Boric, Jackson apoyarán la re$2,4 millones. De la mencionada uti- baja del global complementario? lidad cada socio retira $6 millones, y queda exento del impuesto personal, Buena pregunta... porque sólo ingresos entre $6.605.064 y $14.677.920 pagan un 5% de Impues-

Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)


Nos las están viendo

En defensa de Escalona Escribe Luis Casado

Esto va en serio, no estoy de humor para cachondearme de nadie y aún menos de Escalona que en la materia es presa demasiado fácil, lo que los yanquis llaman “a sitting duck”. Sería como dispararle a una ambulancia.

Lo que nadie dice es que cargándose a Escalona, acusándole de conservadurismo, los demás pasan piola y pueden ser confundidos facilmente con émulos aventajados de Bakunin o de Robespierre...

Cuando la nota acusadora dice algo así como “Escalona se atraviesa en el camino del programa de Bachelet” habría que entender que un obstáculo conservador se alza frente a las valerosas reformas del “programa”.

He aquí que 25 años después del retorno de lo que osan llamar ‘democracia’ hay quién advierte que Escalona es un ‘conservador’(sic), descubrimiento cuya envergadura no veíamos desde que Fernao de Magalhaes encontrase el Estrecho que lleva su nombre.

Escalona, en cuya familia hay quién conoce de cerca las bondades de la educación privatizada, se pronunció contra lo que él llama “estatización” de la enseñanza.

No. Escalona no es ni más ni menos conservador que ninguno de los que redactó el famoso “programa”, que lo único que asegura es que todo quede igual.

Bastó eso para colgarle el cartelito de conservador. Para la Concertación, haber protegido y consolidado durante 25 años la Constitución de la dictadura ¿es prueba de radicalismo revolucionario?

No lo digo por mala leche, sino porque este gobierno no se da los medios de sus pinches ambiciones que presenta como si se tratase del Gran Salto Adelante de Mao Tsé Tung, o de la zafra de los 10 millones de toneladas de Fidel.

En eso, y en todo lo demás, Escalona no estaba solo. Ni siquiera arriba. Lagos lo protegió en los subterráneos de La Moneda en una época en la que ni siquiera había bombardeos...

La reforma tributaria no cambia nada en la estructura de los Presupuestos del Estado. Siguen pagando los pobres. Tampoco cambia nada sustancial en el volumen de recaudación como proporción del PIB.

Hubo que esperar exactamente 494 años desde que el navegante portugués -atravesando la Patagonia- llegase al oceano que llamó Pacífico, para que los agudos observadores locales, amén de los aguerridos “compañeros” socialistas, pudiesen gritar ¡Eureka! reclamando para sí mismos un hallazgo del cual todo Chile estaba al corriente desde hace un cuarto de siglo. No siempre fue así desde luego, Escalona fue revoltoso en su juventud, y luego, en la Unión Soviética, un ferviente partidario de la Perestroika, la revolucionaria movida del camarada Gorbachev para darle ‘transparencia’ (tiens, tiens...) al frasco de tinta china en que se había convertido la revolución bolchevique. Por ahí guardo una nota suya (sí, sí, Escalona escribe...) cuyo título lo dice todo: “La Perestroika, el leninismo del siglo XXI”. En aquella época no se podía ser más osado en la URSS. ¡Aplaudir en Moscú al Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, y para más INRI declararse leninista!, confiesa que hay que tener coraje. Luego, si uno le cree a las malas lenguas, Escalona encontró a Gutenberg (el chileno, no el inventor de la imprenta). Entre Vladimir Ilich Ulianov y Gutenberg ¿cuál es la distancia? Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)

Pero es sabido que las cabezas de turco, los chivos expiatorios, las víctimas propiciatorias, los que pagan los platos rotos, son extremadamente útiles. La nota publicada arteramente por un diario digital, “El conservadurismo de Escalona...”, libera de toda culpa a la Concertación. El malo de la película es Escalona, quién, además, aspira a retormar las riendas del PS. El PS izquierdista (basta mirar a Osvaldo Andrade para darse cuenta), sería algo así como el Club de los Jacobinos, o el ala bolchevique de la revolución proletaria. Con Escalona se transformaría en un sucedáneo del Tea Party. ¿No será mucho? Tachando a Escalona de conservadurismo, la tímida reforma tributaria que sólo los inquisidores de la UDI y un cuarterón de patrones de fundo se atreven a calificar de osada, deviene una suerte de conversión al comunismo y el ministerio de Hacienda la copia feliz del Gosplan.

El subsecretario de Hacienda Alejandro Micco tiene el tupé de asegurar que con esta reforma tributaria se trata de captar recursos para una política “solidaria”. Olvidó precisar “en la medida de lo posible”. El incremento de la presión fiscal, que ni siquiera afectará a quienes más ganan, se traduce en un aumento equivalente al 2,7% del PIB en cinco años. Si admitimos que la previsión de crecimiento anual del 3,5% se verificará en la realidad, la reforma tributaria equivale a apenas a un sexto de ese crecimiento, dejando incólume la terriblemente desigual repartición de la riqueza que prevalece en Chile. ¿Conservador Escalona? Ni más ni menos que quienes le acusan. Éstos últimos ofrecen su cabeza al escarnio público para posar de progresistas, cuando en realidad están reforzando el sistema con hormigón armado.

POLITIKA

7


¿En qué se gastará la plata de la (micro) Reforma Tributaria? Eso preguntan, falsamente ingenuos, los parlamentarios de la (extrema) derecha. ¿En qué se gastará la plata? Aquí les explicamos con manzanas... La OCDE acaba de entregar los resultados de la encuesta PISA que mide el nivel de los alumnos en Ciencias, Lectura y Matemáticas. Una vez más Chile, el “puma” latinoamericano, llega arreando el lote, en la penúltima posición

8

POLITIKA

Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)


Esto es urgente

He aquí la “excelencia” de la Educación privatizada, rebajada a simple “bien de consumo” (Piñera dixit)

Los alumnos chilenos, que son tan inteligentes como cualquiera, no logran resolver problemas simples...

¿En qué hay que gastar plata?

¡En reparar este desastre! Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)

POLITIKA

9


El último maratonista Escribe Daniel Pizarro I Tuve la mala ocurrencia de llevar a mis hijos al cine el mismo día de la Maratón de Santiago. No a cualquier sala sino a la cineteca del Centro Cultural La Moneda, que los fines de semana, a mediodía, pasa películas para los niños, y gratis. Películas que están fuera de los circuitos comerciales. Nunca hay más de cinco personas en la sala. Alguna vez estuvimos más de la mitad de la película solos, con la inquietante sensación de asistir a una función privada en un espacio público. Hasta que un vagabundo entró a capear el frío. La soledad de la sala se amplifica en los espacios vacíos del centro cultural, donde penan las ánimas y los turistas desconcertados por cierto aire de mausoleo. Quizás sea el estilo duty free de las tiendas lo que aparta a los visitantes locales. O tal vez cierto rebuscamiento en la elección de las exposiciones. O más probablemente el simple hecho de que no es un lugar para el consumo o la evasión, y esos lugares cada vez más escasos a los chilenos les dan angustia. Arriba del centro cultural estaba la maratón. Y yo intentaba acercarme en el auto hacia el cine. Cerca del centro empecé a enterarme de que algo anormal estaba ocurriendo. Conos de tránsito, más uniformes verdes que de costumbre, la Alameda acordonada. Tuve que olvidarme del estacionamiento subterráneo junto al centro cultural. De la mano de los dos niños fue necesario dar un rodeo muy largo para llegar hasta el cine. El rodeo incluyó el sitio de llegada de la maratón, donde habían puesto una tarima y una multitud de corredores −o lo que fuese− practicaba “baile entretenido” al ritmo de una música estridente, entre carteles y pendones y todo

10

POLITIKA

el arsenal de marketing de las empresas que auspiciaban la corrida. Y así, con los niños bien firmes de las manos para no perderlos entre tanta gente sana que se decidió por el deporte, iba pensando hacia el cine en cómo las empresas han conquistado espacios donde antes era posible que surgiera espontáneamente algo de comunidad, no sólo inundándolos con sus marcas sino articulando las actividades (y bautizándolas, en consonancia, “eventos”) y acostumbrando a los chilenos a congregarse bajo el llamado de las grandes firmas en una condición que no es de ciudadanos, mucho menos de rebeldes, tampoco de feligreses. Pero, quizás, estas reuniones tengan algo de lo último, una comunión degradada con el Señor Consumo, el cual ya no nos pide abrir la boca para ponernos el cuerpo de Cristo en la lengua sino más bien la billetera para sacarnos dinero, el objeto mágico por el cual pertenecemos a esta nueva comunidad. Entre tanto corredor entusiasta y extenuado uno podía oír retazos de diálogos: minutos más y minutos menos, mejores tiempos y peores tiempos. Tiempo se llamaba el dios de los maratonistas y contra él luchaban obsesionados por el rendimiento, por un resultado para guardar en la memoria o registrarlo en alguna planilla, con unos extraños parches en las piernas, con bebidas hidratantes en las manos, con camisetas que tenían estampadas las marcas de los auspiciadores, con cara de no ser amigos de nadie. Y yo luchaba contra ellos, contra las vallas papales, contra los controles que impedían progresar hacia el cine. Esta vez la sala también estaba vacía; habían suspendido la matiné. Cómo no, si arriba se corría una maratón.

g n i h t y Buy an

Ojotas r

Chorrill

Boldo’

á l e p a t Pa

Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)


. . . s k c o r e h t n o o l i t Drink

! y u b , y g... bu

runner’s

lana Diet

’s water

r o o d t á’s ou

Mote & huesillos light II Siempre me ha gustado el centro de Santiago, más por recuerdos personales (el lugar donde trabajaba mi padre, los cines y cafés desaparecidos) que por un supuesto aire parisino. Pero ¿qué hacer con dos niños en el centro un domingo frío, a las doce del día? En una gelatería –con precios parisinos− se me ocurrió llevarlos a conocer el cerro Santa Lucía. Fuimos por Huérfanos hasta topar con el cerro, y como el ascensor no funcionaba empezamos a subir por los senderos, por las terrazas y escaleras de piedra. Aquí no había maratonistas ni deportistas de ninguna especie. No había marketing ni publicidad, las empresas no metían el hocico entre los árboles ni los muros de ladrillos. Los visitantes eran una mezcla heterogénea de turistas del primer mundo y jóvenes chilenos que se movían en grupos. Los primeros no miraban a nadie, dejaban caer la vista en los letreros informativos, con una avidez mecánica –me pareció− por catastrar el lugar, aburridos de antemano con el mundo. Los segundos, los jóvenes chilenos del Santa Lucía, eran obesos. La gran mayoría. Jóvenes chilenos que después del paseo bajarían a comerse una hamburguesa en el Mc Donald’s o el Burger King, lo más barato que pudieran encontrar. Eran los que buscan rincones, recovecos donde poder habitar. Las parejas de chiquillos, homo y heterosexuales, que se besuquean en un banquito recóndito. Los jóvenes chilenos que vibran con el Manga japonés o algún otro refe-

Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)

rente cultural que yo ni siquiera vislumbro. Los que se quedaron abajo del tren, de la maratón, del marketing. Los de negro. Los resentidos pasivos (tendrían que ser dementes para no estar resentidos). Los que tienen escrito en la frente su destino: mano de obra regalada en el sector servicios. Con los días contados, hasta que los padres no puedan o no quieran mantenerlos, hasta que los sorprenda un embarazo. A no ser que esto cambie de verdad. Eso no era todo lo que podía verse desde las alturas del Santa Lucía. Mientras los niños seguían alucinando con castillos, fuertes y cañones, abajo, en la Alameda, corría hacia la meta el último de los maratonistas, escoltado por cuatro motos de Carabineros y un furgón policial con las luces intermitentes encendidas. Toda la calzada norte para él, el último, un hombre entrado en años al que el verbo correr le quedaba demasiado grande. Iba encorvado, a punto de desmoronarse en medio de la Alameda, entre la pena y el patetismo. Entre aplausos y algunas tallas. Pero seguía, desfalleciente. Lo importante era llegar a la meta, no importaba cómo. Superarse a sí mismo. Una demostración de tenacidad. La voluntad lo es todo. Querer es poder. El mundo es para los que se atreven. La vida es hoy. Jumbo te da más. Ojalá aprendieran de él los guatones de mierda que pululaban arriba del cerro. Y si no aprenden, habría que apuntar los cañones del fuerte hacia ellos, yP adiós problema.

POLITIKA

11


Francia: Valls a contratiempo Escribe Jacques Sapir

En Francia (también) hay un mandatario incapaz de tomar decisiones sustanciales, que busca darle gusto al gran capital como único camino para resolver los acuciantes problemas de la población. Al día siguiente de lo que conviene llamar una de las peores derrotas sufridas por “la izquierda de gobierno” en las elecciones locales, una derrota que vio ciudades ganadas por los socialistas hace más de 100 años pasar a la derecha (como Limoges), el presidente se decidió a despedir al Primer ministro Jean-Marc Ayrault y a nombrar en su lugar a Manuel Valls.

Pues bien, el desempleo es la primera preocupación de los franceses. El presidente no evocó su desafortunada promesa de inversión de la curva, y con razón.

Esta última no cesa de subir. Pero, además, esta política no logra ni siquiera reducir los déficits. Las cifras publicadas por el INSEE (instituto nacional de estadísticas. NdT) dan fe. A pesar de los aumentos de impuesEl discurso con el que fue anunciada esta tos, el déficit para 2013 alcanza un 4,3%. importante decisión fue penoso de escuchar y aún más de observar. Un hombre fa- Porque a cada nueva punción fiscal el PIB se tigado, con un rostro inexpresivo, recitaba reduce, lo que reduce a su vez y mecánicaesas banalidades que saben encontrar los mente la recaudación fiscal. políticos en tales momentos, como un tío Notemos que sin ese déficit, importante, la de provincias venido al funeral de un primo economía francesa se hubiese hundido en lejano recita sus condolencias sin creerse a una profunda recesión. Pero es pagar caro sí mismo. la resiliencia del crecimiento que fue de un Nos endilgó cosas como “gobierno de com- 0,3% en el 2013. Si Francia hubiese reducibate” y “equipo compacto”, palabras que do efectivamente su déficit a 3,7%, como no tienen estrictamente ningún sentido se anunció en Bruselas a principios del año y que están usadas de tanto servir. La voz 2013, se puede apostar a que estaríamos estaba mal posada y el presidente tropezó bajo un 0%. dos veces en sus palabras, como si la decisión le fuese dura. Es verdad que para un hombre de hábitos, del que se dice que no le gusta zanjar, anunciar tal nominación era cortar por lo sano. No obstante, esta decisión podría revelarse un temible error, y obligarlo dentro de poco a tomar decisiones aún más dramáticas. Un error de casting Antes que nada es un error porque Manuel Valls no responde a las expectativas de los franceses, ya sea con relación al desempleo o al poder adquisitivo. No es que el hombre carezca de cualidades. Simplemente ellas no son la respuesta a la cuestión planteada por el cuerpo electoral, el que votó o el que se abstuvo. Simplemente no está en adecuación con la situación del país. Incluso en la demanda de “seguridad”, que es real, se mezcla la seguridad de los bienes y de las personas, la seguridad social y sobre todo la seguridad del empleo. Ahora bien, Valls no tiene respuestas para esas cuestiones. Y no es la hoja de ruta laboriosamente balbuceada por el presidente la que podrá dárselas.

Si se extrapola con una dépréciation tanto con los países “fuera de zona euro” como con los países de la zona euro se llega a un potencial de 5% de crecimiento. Pero para eso habría que abandonar la zona euro. Nuestro presidente rehúsa, sabiendo pertinentemente que esa solución es a la vez la más simple y la más eficaz para que la industria francesa recupere su competitividad. No puede concebir que la moneda única sea un fracaso aun cuando todo su intelecto no cesa de repetírselo. Hay algo trágico en la obstinación de una voluntad contra la inteligencia. Y esta tensión también fue perceptible en la corta alocución televisada del presidente. Evocó incluso la posibilidad de una “renegociación” con Europa de las condiciones económicas acordadas a Francia. Pero aquí ya no estamos en el ámbito del error sino en el de la mentira. Porque las condiciones que Hollande pretende “renegociar”, él mismo las hizo votar por el Parlamento. No se ve, en esas condiciones, lo que nuestros socios podrían aceptar “renegociar”.

El pacto de solidaridad que fue anunciado como un “equivalente” del pacto de responsabilidad (baja de impuestos a las empresas. NdT) mal empaquetado, improvisado y rechazado por empresarios y sindicatos, promete dar lugar a una nueva La verdad, y se puede pensar que Hollande ya está consciente, es que el euro es una improvisación. trampa que condena el crecimiento y nos Un error de política obliga a una austeridad suicidaria. Y hay error detrás del error. En realidad, François Hollande busca perder lastre (un poco…) pero sigue persuadido que su política es la buena. En lo que se equivoca grandemente. Francia sufre de un problema de competitividad no sólo a la exportación sino también en su mercado interior. El “pacto de responsabilidad” jugará sólo en los márgenes. No solo la diferencia de competitividad acumulada desde el 2000 en razón del diferencial de inflación estructural con Alemania es demasiado grande, sino que el alza constante del euro (justamente denunciada por Arnaud Montebourg) profundiza ese diferencial en nuestro comercio con los países de “fuera de la zona euro”.

Pero esta conciencia es inmediatamente ahogada por la ilusión que el euro es políticamente indispensable para la Unión Europea, al mismo tiempo que la destruye de manera implacable. Por consiguiente, al rehusar decidir el lógico abandono del euro, no le queda a François Hollande sino una política hecha de conveniencias. La última es la nominación de Manuel Valls en Matignon (sede del Primer ministro. NdT). Los efectos positivos se harán sentir solo durante unas pocas semanas, y el presidente se volverá a encontrar, después de las elecciones europeas, en una situación aún peor que la que afronta ahora.

Quizás está en su carácter no poder decidirse a tomar las medidas que se imponen. Los expertos del Ministerio de Finanzas cal- Pero en ese caso no hubiese debido ambiNo es posible conservar el rumbo definido cularon que una depreciación de 10% con cionar la función que ocupa. desde hace meses y luchar contra el des- relación al dólar tendría un efecto en el crePresidir, en la Vª República, es gobernar. Y empleo. Las cifras de estos últimos 22 me- cimiento global de un 1,5%. gobernar es decidir. ses lo muestran en modo incuestionable.

12

POLITIKA

Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)


Fuera Keller y las mineras privadas de la dirección de CODELCO La llegada de Thomas Keller a la presidencia ejecutiva de CODELCO produjo los peores resultados de su historia para la empresa estatal del cobre. Comparemos los indicadores de dos años: 2006 y 2013.

Ejercicio 2006

Las ventas de CODELCO alcanzaron los US$ 17.077 millones y los excedentes fueron de US$ 9.215 millones.

Ejercicio 2013

Los precios del oro, de la plata y del ácido sulfúrico superaron en más de un 10% los precios del año 2006. En ese contexto las ventas de CODELCO fueron de apenas $US 14.956 millones. Esta curiosa baja provocó una brutal baja de los excedentes, que fueron de sólo US $3.889 millones, es decir US$ 5.326 millones menos que en el ejercicio 2006. Si los precios del 2013 fueron significativamente superiores a los del año 2006 y la producción creció en un 7%... ¿Cómo explicar una tan espectacular caída de las ventas y de los excedentes? Sólo el fraude puede explicar este descalabro. Él sirve los objetivos de los sectores que desde 1973 en adelante han intentado privatizar CODELCO, completando así la desnacionalización iniciada en 1990, un atentado contra los intereses de toda la nación.

Thomas Keller es un agente de los intereses de la gran minería privada, nacional y extranjera. No debe seguir destruyendo CODELCO ni un día más. Comité de Defensa del Cobre Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)

POLITIKA

13


Antes del vuelo de Malasia Airlines... había zarpado el Chompalhue Escribe Arturo Alejandro Muñoz No lo conocí personalmente y Sergio Buschmann no supo que existía un tal Arturo Alejandro Muñoz dando vueltas por los medios electrónicos. Sin embargo nos cruzamos más de alguna vez, cada cual en su vorágine individual, con vuelo o navegación propia y objetivos similares: darle un rostro democrático a este país. De Sergio Buschmann se recuerda la acción de Carrizal Bajo, fallida internación de armas con las que el Frente Patriótico Manuel Rodríguez esperaba hacerle collera las embestidas sanguinarias del milicaje en el poder. ¿Sabía Ud., amable lector, que el barquichuelo que transportó las armas a Carrizal Bajo se llamaba “Chompalhue” y antes de esa arrojada acción le pertenecía al INACAP? Me refiero al INACAP creado durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva, época en la que aún no habían inventado el lucro en la educación y la formación profesional. INACAP, filial de CORFO, institución nacida en democracia gracias a los radicales, y ocupada entonces por militares como el coronel Oscar Coddou Vivanco, actor de la hilarante anécdota que paso a contar ahora. En aquellos años el Instituto Nacional de Capacitación Profesional dedicaba sus labores a la formación de trabajadores altamente calificados. Entre ellos, patrones de embarcaciones pesqueras, timoneles y similares. Con enorme esfuerzo económico el Instituto había adquirido dos “barcosescuelas”, el Chompalhue y el Huapilacuy, amononados y equipados en la bahía de Puerto Montt. Para utilizarlos como talleres en los cursos de formación ya señalados era necesario trasladarlos a las zonas central y norte. Quién fue piloto de navegación hasta Talcahuano fungía en esos años como Director de la sede de INACAP en Renca. Un ex oficial de la marina de apellido Echegoyen, que llevaba años lejos de cualquier puente, nave y oceano, toda vez que se dedicaba de lleno a la administración de una de las principales sedes de INACAP, ni más ni menos que Renca, el espejo del Instituto. Coddou Vivanco, coronel que según se dijo líneas atrás era Director Ejecutivo de INACAP por designación directa de su compadre Augusto Pinochet (Coddou era padrino de Marco Antonio Pinochet Hiriart), regresaba de una criticable experiencia como Agregado Militar en España, donde según las malas lenguas se había involucrado en

14

POLITIKA

líos diplomáticos al encamarse con la esposa de cierto attaché europeo. Con el recato que caracteriza a los ‘culosbenditos’ españoles y pelotillehuenses, Franco le recomendó a Augusto retirar de la embajada al coronel y llevarlo de regreso a tierras sudacas. Así se hizo, pero Pinochet no abandonó a su compadre: con la anuencia de doña Lucía lo designó Director Ejecutivo de INACAP el año 1979. Si París bien vale una misa, parece que el INACAP vale un polvo. El asunto es que Coddou Vivanco, adepto a la faramalla espectacular de las bandas de guerra y de las formaciones militares, todo debidamente televisado para impresionar a su compadre, viajó a Talcahuano acompañado de selecta comitiva, ordenándole al milicaje y a los ‘managuás’ de la zona esperar con bombos y platillos el arribo del Chompalhue y del Huapilacuy que navegaban raudos, desde Puerto Montt. Hubo formación militar y marinera. Bandas de guerra, pendones, banderas y periodistas. Amén de gran expectación entre la ‘gallada’ que transitaba o laboraba en las cercanías de la zona prohibida a los ‘paisas’.

A mediodía, una hora después del arribo programado, un inquieto coronel Coddou ordenó hacer contacto radial con Echegoyen visto que las embarcaciones aún no aparecían. “Atento Chompalhue… atento Chompalhue… indique posición… Cambio” “Aquí Chompalhue… bordeando costa Arauco, pronto a ingresar a puerto”, respondió con voz segura Echegoyen. Coddou, henchido de orgullo, le demostraría a su compadre quién la tenía más larga a la hora de administrar con mano militar una institución de fuste. La llegada de los dos buques-escuela estaba programada para las 11:00 horas. El día presentaba cielo nublado, sin viento ni lluvia, y mar calmo. Ochenta militares y sesenta marinos esperaban, en correcta formación, la llegada de los navíos. Mucha oficialidad se ocupaba de mantener galones y zapatos con el debido lustre: la TV estaba presente y se daba por hecho que Augusto vería en Santiago el brillante despliegue de

know-how castrense. La banda de la Armada estaba lista para atacar alguna aguerrida marcha no bien aparecieran las embarcaciones frente al puerto. A mediodía, una hora después del arribo programado, un inquieto coronel Coddou ordenó hacer contacto radial con Echegoyen visto que las embarcaciones aún no aparecían. “Atento Chompalhue… atento Chompalhue… indique posición… Cambio” “Aquí Chompalhue… bordeando costa Arauco, pronto a ingresar a puerto”, respondió con voz segura Echegoyen. Treinta minutos más tarde, del Chompalhue… ni luces. Sudando frío, Coddou solicitó nuevo contacto radial. La voz de Echegoyen sonaba fuerte y clara, indicando que el Chompalhue se encontraba muy cerca del puerto. Pero, pasaban los minutos y ninguna embarcación mostraba su arboladura frente a las formaciones de milicos y marinos, ante las cuales el compadre de Pinochet se paseaba con el ceño fruncido. “Chompalhue, señale QTH… señale QTH, Chompalhue… Cambio” “Atención Talcahuano, ya estamos al arribo” “Chompalhue, ¿divisa el morro?... Cambio” “Negativo, Talcahuano, negativo…” Minutos después, Echegoyen radió su posición señalando que habían bordeado la costa, teniendo siempre tierra firme a babor. Pero el director de la sede de Renca – ignorante de la geografía de Chile y de las cartas de navegación– olvidó que al sur de Talcahuano se encuentra la desembocadura del río Bio-Bio… Por allí entró, subiendo río arriba en día nublado. Cuando se percató del error, Talcahuano estaba atrás, lejos… y la vergüenza se hallaba cerca, frente a sus narices. Un helicóptero de la Armada guió a Echegoyen y sus embarcaciones hacia Talcahuano. Coddou retornó a Santiago con la mierda hirviendo en sus intestinos. El Chompalhue y el Huapilacuy fueron enviados al norte, a Iquique y Antofagasta, a cumplir labores de capacitación. Algunos años después, luego de haber satisfecho las necesidades de formación pesquera, el noble Chompalhue cumpliría funciones muy distintas al mando de un chileno de mayor envergadura y estatura moral: Sergio Buschmann. Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)


Ese mar que tranquilo... Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)

POLITIKA

15


POLITIKA La Copia Feliz

Editor general: Colaboradores: Diseño gráfico: Traducción:

16

POLITIKA

Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse, tendrá que pasar al ataque (Bertolt Brecht)

Palomo

Luis Casado Esopo - Andrés Bravo - Julián Alcayaga - Un “espontáneo” - Daniel Pizarro Arturo Alejandro Muñoz - Jacques Sapir - Comité de Defensa del Cobre - Palomo. POLITIKA POLITIKA

Año IIII - Edición Digital Nº 47 (15.03.2013)

POLITIKA

16

Año V - Edición Digital Nº 71 (15.04.2014)


Politika 71