Page 1

11/10/13

¿Por qué te fuiste, Juan?

¿Por qué te fuiste, Juan? POR MARCO ANTONIO ALVARADO/ @malvaradin

[1]

¿Por qué te fuiste, Juan? ¿En qué pasón de hora se te ocurrió largarte? Mirá ahora, de qué pendón rescatamos el futuro. A qué espectacular nos amarramos para saborear las mieles del progreso. De esta temblorina tipo drogadicto nunca nos advertiste, cabrón. Tan acostumbrados que estábamos a tu carita de raterito buena onda en las contraportadas. Con esa tu manita tan mañosa en tu corazón lleno de grasa. Pero no, fuiste malo como la carne de cochi. Sí, tu nahual, porque así es como te comportaste… ¡Un cochaaazo! Sólo vos lograste hacer gasolina de las piedras, y quién como tú que hasta seguro médico diste a los centroamericanos. Chingona tu idea de ponerle dos rayitas a una guayabera. Si de sonso, nomás tu lengua, tu pobrecita lengua bola que nunca pudiste educar. Y nosotros que tanto te queríamos… si hasta nos creímos el cuento chaquetero de tu papá, que casi hacés marcoantonio-alvarado.blogspot.mx/2013/09/por-que-te-fuiste-juan.html

1/3


11/10/13

¿Por qué te fuiste, Juan?

Papa con esa religión familiar de los seis años. Tanta pinche marimba que pusiste para que, bien briagos de placer, no tuviéramos visión del futuro. Aquí chingón aplaudíamos todas tus mamadas. Al Emmanuel, que no canta ninguna pinche nueva canción desde hace 20 años, lo amamos como nuestro redentor, con todo y cagadita. Momias, ¡qué pictes Guanajuato!, todas las que trajiste revivieron. Ya ni pozol pasado de tres días.

[2]

Un día quién sabe qué pendejada tramaste para chingar a un poquito de prole y tuviste otra tu visión, de esas polvorientas estilo el TRI. Vos, como buen chingón, armaste un tu plan de construir casas Lego, y entonces conocimos toda tu gloria con las ciudades rurales. Sólo vos y esa tu cabezota imaginaria, y nosotros que nos encanta ser tapetes, pudiste crear verdaderas chingonerías como el mandilón de Yassir. Cabrón árabe ése que nomás se paró desde Copoya y tuvo otra visión: qué pinches calles y banquetas, ¡a romper la chingadera!, lo de moda en Siria son los hoyos, y hoyos tuvimos. Por eso tomaste previsiones. Robaste como cooochi, y no fuiste sólo tú, en eso tenés razón. Para que tu partida doliera de a poquito, se te ocurrió una tu chingona idea (es que sólo vos y Einstein se merecen este mundo), y comenzaste a repartir paga como orín de bolo a todos los viejitos.

marcoantonio-alvarado.blogspot.mx/2013/09/por-que-te-fuiste-juan.html

2/3


11/10/13

¿Por qué te fuiste, Juan?

Para la prole, que a todo dice que sí, una su shaquiriada y baile a la luismiguel. No contento, superaste los carritos chocones del Convivencia, y nos hiciste gente trayendo a la Nascar. Hasta pelea tipo Las Vegas tuvimos. Claro, somos prole: si vos decías que así era allá, quién te iba a decir que no. Pinche Juan, miralo ahora este desmadre. Nos llevaste a una gran peda y, de pronto, amanecimos todos en el área de juegos del Burguer King.

1. http://3.bp.blogspot.com/-30B6rDSLBeU/Uko4tvgdPFI/AAAAAAAAD2Y/Q9uPnAJpNR4/s1600/0SABINES.jpg 2. http://3.bp.blogspot.com/MVjlHq36J9M/Uko40CzZ9cI/AAAAAAAAD2g/P24RXFf3DnM/s1600/sabinescelebrando.jpg

marcoantonio-alvarado.blogspot.mx/2013/09/por-que-te-fuiste-juan.html

3/3

¿por qué te fuiste Juan? | Marco Antonio Alvarado  

¿Por qué te fuiste, Juan? ¿En qué pasón de hora se te ocurrió largarte? Mirá ahora, de qué pendón rescatamos el futuro. A qué espectacular n...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you