Page 1

1


4


Grupo TEA Escultura con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Presidencia

Exposición de resultados del Proyecto Land Art 2013 Sala Nacional de Exposiciones Salarrué 29 noviembre 2013 - 12 enero 2014 San Salvador, El Salvador Ernesto Canossa y Sandro Stivella Fotografía Guillermo Araujo y Marielos Imery de Herodier Video Paul Ancalmo, Ana Beatriz Deleón, Romeo Galdámez y Mauricio Linares Aguilar Comité Curatorial


SECRETARÍA DE CULTURA DE LA PRESIDENCIA Magdalena Granadino Secretaria de Cultura Tatiana de la Ossa Directora Nacional de Artes Ana Inti Marroquín Coordinadora de la S.N.E.S. GRUPO TEA ESCULTURA Paul Ancalmo Presidente Salvador Llort Vice-Presidente Patricia Salaverría de Escobar Secretaria Directivos: Keith L. Andrews, Licry Bicard, Beatriz Deleón, Ruth Guttfreund, Marielos Imery de Herodier, Alberto Merino, Baltasar Portillo, Ana Besy Salguero Miembros Honorarios: Leda Astorga (Costa Rica), Joaquim Chavarría Climent (España), Romeo Galdámez (El Salvador), Haroldo Higa (Perú), Jacqueline Orams (Perú), Darlan Rosa (Brasil)

EXPOSICIÓN

PATROCINADORES

Coordinación general y Museografía: Paul Ancalmo

Secretaría de Cultura de la Presidencia Fundación Ancalmo Internacional Grupo TEA

Montaje: Carlos Díaz Mario Salinas

COMITÉ DE SELECCIÓN DEL PROYECTO LAND ART 2013

CATÁLOGO

Paul Ancalmo Ana Beatriz Deleón Romeo Galdámez Mauricio Linares Aguilar

Textos: Mauricio Linares Aguilar

Apoyos del X Festival Internacional Escultura es Cultura

Fotografía: Ernesto Canossa Sandro Stivella

Alcaldía Municipal de San Salvador Alcaldía Municipal de Antiguo Cuscatlán Alcaldía Municipal de Ciudad Victoria Sala Nacional de Exposiciones MUTE Museo Tecleño MARTE Museo de Arte de El Salvador Espacio Futura, Torre Futura Embajada de México Fundación Azteca MITUR Ministerio de Turismo Galería de Pascal, Suchitoto

Registro: Ana Patricia Larín

Video: Guillermo Araujo Marielos Imery de Herodier Diseño: Efraín Rivera Caravantes Organizadores: Grupo TEA Escultura


Palabras de Ana Magdalena Granadino 8 Palabras de Paul Ancalmo 9 Land Art El Salvador | 2013 路 Mauricio Linares Aguilar 12 Roberto Anzora Guillermo Araujo Jorge Baca Licry Bicard Spartacous Cacao Fredy Ca帽as (Pokeer) Gloria Campriani Rolando Chicas Elisa Corado Mauro Corbani

16 18 20 22 24 26 28 30 32 34

36 38 40 42 44 46 48 50 52 54

Andrea Dami Ana Beatriz Dele贸n Jos茅 Roberto Escobar Gladys Fuentes y el grupo EscArts Cristina Gozzini Andrea Marini Maurizio Mauri Alberto Merino Miguel Mira Margherita Verdi


Palabras de Ana Magdalena Granadino Secretaria de Cultura de la Presidencia

8

LAND ART- El arte de la tierra (del paisaje) es una propuesta que ha venido a renovar la visión de las exhibiciones de las artes visuales.

Land Art es una vieja tradición de incorporar a la naturaleza en nuestras visiones de la estética para encontrar nuevos sentidos de pertenencia y convivencia.

Desde la primera propuesta por el Grupo TEA con la curaduría de Rodolfo Molina en 2012, cuando abrió espacios en el bosque seco y los lagos de El Salvador, para que artistas intervinieran el entorno natural, se ha generado un movimiento de recreación sobre el espacio y el ecosistema que ha permitido el encuentro de grupos de artistas con nuevos lenguajes.

Los artistas juegan con la madera, vegetales, piedras, caracoles, rocas…los elementos de la naturaleza se integran y reinventan al entorno. Ahora se hace recopilación fotográfica de las intervenciones. Agradezco y felicito al Grupo TEA por este evento, con el deseo que esta iniciativa perdure a través de los años.


Palabras de Paul Ancalmo Presidente Grupo TEA Esta exposición de fotografía y video está dedicada a la memoria de Rodolfo Molina (1959 – 2013), miembro apreciado del Grupo TEA quien nos sugirió desarrollar el Proyecto Land Art en el año 2012. Mucha falta nos ha hecho en la planificación del proyecto este año, pero nos da satisfacción poder mostrarle que hemos continuado con el proyecto en el cual su espíritu está presente. La exposición Land Art El Salvador 2013 es parte del proyecto del mismo nombre y que es organizada por el Grupo TEA. Al igual que la primera exposición del año dos mil doce, con esta muestra se invita a la reflexión sobre nuestra cotidianeidad, sobre nuestra existencia, sobre nuestro entorno y medio ambiente.

misma muestra será exhibida a lo largo del dos mil catorce en cinco salas en diferentes lugares del territorio nacional. De esta manera sumaremos a los cuatro mil visitantes que esperamos recibir en esta sala, otros tantos de más lugares de El Salvador que también se interesan por el arte.

Con dos años de trabajo en nuestro bagaje, las experiencias se han ido acumulando. Varios artistas participantes que anteriormente buscaron lugares apartados para construir su obra, han buscado esta vez paisajes urbanos en donde es evidente la transformación del entorno por medio de la mano del hombre. Nuevos artistas incursionan en el tema con propuestas novedosas. Varios artistas extranjeros sometieron sus propuestas al Comité Curatorial. El conjunto de propuestas aceptadas y la documentación de los procesos, forman la exposición que en esta fecha presentamos en la Sala Nacional Salarrué. Esta

La propuesta del Land Art, alejada del lenguaje tradicional de las Bellas Artes, es una forma novedosa de expresión artística que esperamos tenga resonancia con muchos jóvenes. Para usar palabras de Rodolfo Molina, “este esfuerzo ha dado inicio a un proceso con un enorme potencial cultural y de beneficio social. Proyectos como este ayudan a conformar una población más segura de su propia identidad y menos orientada a la violencia y a la polarización”. Todas las propuestas hablan sobre la relación del hombre con su entorno, en la mayoría de 9


los casos con un entorno muy afectado por la intervención humana que busca comodidades a costa del medio ambiente. En un tono más positivo encontramos la propuesta de Guillermo Araujo que involucra a muchos jóvenes y adultos de ciudad Victoria en el departamento de Cabañas, volviendo parte de una instalación artística a toda una comunidad.

da a su propio lenguaje visual. Un orden que se ciñe a una regla matemática que la naturaleza crea sin necesidad de ninguna justificación humana. Ambos logran comunicarse con su propio ser interior y nos llevan con ellos en este planteamiento.

Encontramos en Margherita Verdi (italiana) y Alberto Merino (salvadoreño), el don de desEncontramos también las voces de reclamo de cubrir en la basura y los objetos desechados, artistas preocupados por la eliminación de árbo- una belleza maravillosa que nos hace cuestioles y espacios verdes en la ciudad. Fredy Campos narnos sobre ¿qué es en realidad lo bello? en El Salvador y Jorge Baca en México, han tenido la misma preocupación y la han plasmado Cada uno de nosotros, si nos tomamos el tiempo de recorrer la exposición con detenimiencon enfoques completamente distintos. to, vamos a encontrar múltiples significados y Otros artistas separados por miles de kilóme- lenguajes que se comunican con nosotros en tros de distancia nos hablan del orden perfec- varios niveles. Esperamos que al recorrerla lo to de la naturaleza y como esto nos afecta en hagamos con la mente abierta a propuestas nuestra espiritualidad. Andrea Dami en Italia que nunca hemos imaginado. Ojalá que al fiordena objetos en una cuadrícula perfecta nalizar tengamos una nueva visión de la inteen un bosque perfectamente desordenado. racción del hombre con la naturaleza cuando Spartacous Cacao en la Playa del Espino en se altera el paisaje en forma efímera por meUsulután, descubre el orden matemático del dio del Land Art. Será un cambio positivo en crecimiento en plantas y animales y lo trasla- la manera de ver las cosas de todos los días.

10


Land Art El Salvador | 2013


Land Art El Salvador | 2013 Mauricio Linares Aguilar, MFA

El Land Art ha sido una expresión artística poco conocida en El Salvador. Su impacto positivo en el ambiente artístico salvadoreño se debe al impulso reciente y constante del Grupo TEA Escultura (fundado en el 2004) y también a la incidencia visionaria de los artistas y gestores culturares Camila Sol (1964) y Rodolfo Molina (1959-2013). Según Tonia Raquejo, “Land Art es un término americano (difícilmente traducido al castellano como “arte de la tierra”) que eligió Walter de Maria para describir sus primeras intervenciones en el paisaje en la década de los años sesenta, y que se ha extendido para denominar la obra de otros artistas incluso contra su deseo.” (Raquejo, 2008). La autora también enumera artistas insatisfechos con esta categorización como Richard Long, Christo y Jeanne-Claude, Michael Heizer y Robert Morris considerados infinidad de veces bajo la gran sombrilla del Land Art. Luego, la autora deja además entrever la imposibilidad de establecer categorías en la historia del arte actual, y más bien sugiere que no necesitamos enfatizar en un título categórico, sino comprender un conjunto de obras que se relacionan en un contexto determinado (Raquejo, 2008). Raquejo concluye que “el Land Art no es, por lo tanto, un movimiento ni desde luego un estilo, es una actividad artística circunstancial que no tiene programas ni manifiestos estéticos.” (Raquejo, 2008). 12

Según Rodolfo Molina, “Se entiende como “Land Art” o “Arte de la Tierra” el desarrollo del arte contemporáneo que utiliza la naturaleza como un lugar proveedor de materiales y como un soporte o escenario que se manipula, se altera o se cambia para producir un resultado artístico. Este desarrollo comienza al final de los años sesenta. Entre sus iniciadores podemos mencionar a Robert Morris, Robert Smithson, Walter de María, Michel Heizer y Deniss Oppenheim.” (Grupo TEA Escultura, 2012). Molina también explicó que “más que el arte del paisaje podemos decir que el “Land Art” se trata del arte de la naturaleza. A diferencia de la obra de arte tradicional, que generalmente se encuentra exhibida en un espacio que le otorgan validez y prestigio, los artistas que comenzaron a trabajar en esta línea, intencionalmente buscaron lugares naturales y paisajes apartados, incluso de difícil acceso, para realizar sus obras. De esta manera, sentían que era más directa la relación del artista, el espectador y el medio ambiente.” (Grupo TEA Escultura, 2012). En El Salvador antes del año 2010 hubo propuestas aisladas y escasos indicios del Land Art. Las obras no han podido catalogarse dentro de sus lineamientos tal vez por la falta de una documentación adecuada. Las primeras actividades artísticas registradas que podrían abrigarse en el Land Art realizado en El


Salvador comienzan en el año 2010. Insistiendo en los lineamientos conceptuales de Raquejo, muy bien podría integrarse al conjunto de proyectos de hybridartprojects, plataforma cultural que busca impulsar la unión de las culturas occidental y oriental. La artista salvadoreña-argentina Camila Sol lidera sus programas. El proyecto específico generado por esa plataforma cultural en El Salvador se denominó hybridart@elzonte. El producto de ese proyecto realizado entre diciembre del 2010 y enero del 2011 fue una residencia artística para doce creadores internacionales en la playa El Zonte, ubicada en las costas de La Libertad, El Salvador. Todos los artistas concentraron y trabajaron sobre su experiencia personal con la costa pacífica salvadoreña. (Sol. Enero 27, 2011). Tres de los artistas seleccionados a participar fueron los salvadoreños: Camila Sol, Simón Vega y Luis Lazo. Muchas de las piezas resultantes de esta residencia son asociadas a las contribuciones reconocidas del Land Art. El grupo TEA promueve con un enfoque diferente el Land Art. Los artistas tanto locales como extranjeros tienen la posibilidad de presentar sus proyectos a un comité de selección. Así, los proyectos son los evaluados y no necesariamente sus autores, ni sus obras precedentes. En su conjunto, el Land Art 2013 no solo es una nueva alternativa de expresión en el medio local, sino también un trabajo colectivo organizado y sustentado que exhibe posteriormente los resultados obtenidos por los artistas participantes mediante fotografías y videos que documentan las piezas. También, el presente catálogo está editado en una versión digital para ser difundido a través de la red virtual. En este sentido, el rigor del trabajo del grupo TEA se aproxima a los parámetros de la industria cultural vigente en cualquier parte del mundo.

Lamentablemente aún falta que el público, en particular el salvadoreño, comprenda mejor las posibilidades de difusión que estas acciones realizadas tienen para lograr la concientización plena del respeto al medio ambiente y también las posibilidades comerciales que un proyecto de esta calidad podría generar para lograr en parte su sostenibilidad. Rodolfo Molina, artista miembro del grupo TEA y curador del proyecto Land Art 2012, convenció a sus compañeros para reanimar la idea del Land Art en el medio salvadoreño. Molina estaba consciente del desfase salvadoreño respecto a la producción contemporánea global. También, es probable que Molina revisara los resultados de la reciente experiencia de hybridart@elzonte y se motivara aún más para desarrollar otra modalidad, otra visión. Al promover el Land Art, Molina pretendía actualizar y darle un giro diferente al entorno cultural cambiando sus paradigmas. Molina intentaba además reducir esa brecha que la visión artística local, al parecer en su mayoría, todavía mantiene contra viento y marea parámetros modernistas de producción. Es decir que Molina, aún conociendo el desfase de más de cuarenta años del Land Art en nuestro medio, decidió aplicar criterios aún post-modernistas (con sus palabras preferidas: retro y vintage) para recordarnos la validez del Land Art, llenando así parte del vacío existente y proyectándolo a manera de un revival o resurgimiento. La aplicación de estos criterios agrega en el presente otras modalidades del Land Art en la expresión artística contemporánea salvadoreña. El objetivo de Molina era lograr un desencadenamiento creativo para los artistas. 13


Desde aquél planteamiento inicial, ellos han estado invitados a producir obras de carácter efímero con el estímulo de la naturaleza exterior. Además ese propósito les abre la posibilidad de establecer una relación estética con el entorno de las piezas, alejándose exclusivamente de los afanes comerciales o expositivos del cubo blanco o espacio interior específico para exhibiciones. Por un lado, los artistas también han logrado conectarse con el sentido de la responsabilidad ecológica tan necesaria y urgente en nuestros días. Así, los artistas, en particular los salvadoreños, han conseguido establecer mucho más que un vínculo diferente con la naturaleza al explorarla de nuevo. Además, ellos superan y dejan constancia del carácter efímero de las obras mediante el registro fotográfico y videográfico durante el proceso y en su etapa final. Por otro lado, los espectadores obtienen enfoques diferentes, nuevas alternativas sensoriales y conceptuales. El Grupo TEA y Rodolfo Molina, establecen los lineamientos para el proyecto del Land Art iniciando con un taller de conceptos en el Museo de Arte de El Salvador, MARTE y luego, un taller práctico en la playa Ulata para los artistas interesados. Posteriormente se exhiben los primeros resultados en la Sala Nacional de Exposiciones Salarrué en el Parque Cuscatlán de San Salvador en noviembre del 2012. Según las palabras de Paul Ancalmo, presidente del grupo TEA, “Land Art o Arte de la Tierra es un proyecto que pensamos apoyar por un largo período de tiempo hasta lograr identificarlo con El Salvador, a manera de una marca país. Nos gustaría que, en un futuro, cuando una persona fuera de nuestras fronteras lea algo sobre El Salvador, piense en un país en donde el paisaje y sus habitantes están 14

conectados a través del arte, del arte de la tierra.” (Grupo TEA Escultura, 2012). El primer proyecto y los resultados del Land Art promovido por el grupo TEA del año 2012 han generado múltiples experiencias y expectativas entre los artistas participantes en esta nueva edición del 2013. Si bien es cierto que la modalidad planificada de presentar proyectos por escrito acompañados de bocetos o diagramas explicativos no es afable para todos los artistas, la participación ha sido muy abierta y flexible incluyendo a todos aquellos que provienen de cualquier otra disciplina artística. Sin embargo, a los creadores relacionados con disciplinas artístico-espaciales, o bien autores que buscan alternativas de expresión contemporáneas y que les interesa experimentar se les facilita más explicar puntualmente sus propuestas por escrito y visualizar sus proyectos. La expresividad que puede lograrse a través del Land Art ha sido mejor comprendida por los artistas que esta vez han enviado sus propuestas, posiblemente porque ya existen antecedentes y referencias de primera mano en el medio local. En particular, los creadores que participan de nuevo ya tienen el beneficio de la experiencia anterior. Otros factores importantes que han mejorado son la tolerancia del trabajo en equipo y la virtud de escuchar por parte de los artistas. La comunicación permanente por diferentes medios ha servido para que los participantes extranjeros puedan enviar actualizaciones de sus proyectos. El comité curatorial para el Land Art 2013 estuvo


integrado por Paul Ancalmo, escultor, fotógrafo y presidente del Grupo TEA, la escultora y fotógrafa Ana Beatriz Deleón y los artistas visuales y gestores culturales Romeo Galdámez y Mauricio Linares Aguilar. La viabilidad legal para la ejecución de los proyectos, el respeto al medio ambiente y la factibilidad artística con fundamento fueron los criterios de selección más observados por el comité curatorial del Land Art 2013. En el Land Art 2013 participan doce artistas salvadoreños y ocho extranjeros. Estos últimos

mandaron sus propuestas para realizarlas en sus países de origen. Los fotógrafos Ernesto Canossa y Sandro Stivella han documentado por medio del registro fotográfico las piezas de los creadores locales en el Land Art 2013. En el caso de los participantes extranjeros son ellos mismos, la mayoría de las veces, quienes han documentado sus obras por medio de la fotografía o el video. Los artistas Guillermo Araujo y Marielos Imery de Herodier, han documentado por medio del video las instalaciones realizadas en El Salvador.

15


Roberto Anzora Cada artista propone y elabora su pieza bajo diferentes lineamientos de trabajo. Así, Vida y Armonía, Armonía y Vida es la pieza que presenta Roberto Anzora (El Salvador, 1975). La instalación está ubicada en el parque Bicentenario de San Salvador. Según Anzora, es una intervención que intenta reflejar la unión entre elementos naturales y artificiales. La obra consta de una composición de varias telas asimétricas blancas que están tensadas con pitas entre los árboles y el suelo del lugar. El

16

efecto provocado es una irrupción en el espacio, pero que poco a poco logra integrarse con la zona circundante. Así, la tensión entre estos elementos es una voz de alerta: el artista argumenta que en la vida cotidiana casi por inercia aceptamos el aparecimiento y consumo de elementos que si bien nos benefician de alguna manera, también alteran el medio ambiente de forma negativa. Anzora reclama equilibrio entre la naturaleza y la producción del hombre.


Guillermo Araujo Guillermo Araujo (El Salvador, 1970) realiza varias piezas performáticas que se incrustan dentro del Arte Relacional, aquél que Nicolas Bourriaud (1965) propone en el año 2008 como una nueva estética que se apoya en la invención de relaciones humanas dentro de la comunidad para producir obras desde y para ese mismo contexto políticosocial (Rancière, 2008). Araujo elige Ciudad Victoria, en el departamento de Cabañas, El Salvador, para trabajar con la comunidad el proyecto Sueños de Victoria. La Alcaldía y la Casa de la Cultura de Ciudad Victoria colaboraron estrechamente con el artista. Los registros de video y fotografías provienen del alineamiento de niñas y niños de los centros escolares de El Jutal y San Antonio, jóvenes voluntarios de la alcaldía y el alcalde de Ciudad Victoria Señor Juan Antonio Ramos Barrera. También, en otro segmento de las acciones efectuadas, el coro de adultas mayores cantan emotivamente bajo un árbol: Amigo, canción de Roberto Carlos del Brasil. Todos los participantes de las primeras acciones están alineados y agitan un pañuelo blanco en el puente peatonal de San Antonio y también en la explanada del mirador de Ocotillo. Estas últimas piezas recuerdan las acciones realizadas con alineaciones de personas del artista multidisciplinario belga Francys Alÿs.

18


Jorge Baca

Jorge Baca (México, 1968), presenta Istmo Urbano, un ensamble de elementos que incluye un bonsái de Jacaranda, un vidrio circular y un soporte metálico que adiciona los elementos anteriores a una pared deteriorada de la zona. Caracoles y piedras suplementarias rodean el bonsái sobre el vidrio. La pieza estuvo instalada en México Distrito Federal, Ciudad de México. Santa María La Ribera, Delegación Cuauhtémoc, Zona Centro. Baca intenta focalizar la atención en un sitio ambiguo y aparentemente sin interés para hablarnos de los ecos, asociaciones y contrastes de la naturaleza con el paisaje urbano creado por el hombre. La pieza se inserta en el Land Art Urbano que se aleja del No-sitio o espacio especializado de exhibición (Römer, 2003).

20


Licry Bicard

Licry Bicard (El Salvador, 1944) presenta la pieza Homenaje a la madre tierra con sus pobladores. Las acciones se han realizado en la Finca San José, Km 11.8, Carretera a Comasagua, Municipio de Tamanique, Departamento de La Libertad. En las acciones intervienen los colonos de la finca y sus hijos que en su mayoría son nativos de la zona. Ellos son amables y conocedores de la tierra del lugar. La artista explica que el objetivo es unir a estos pobladores en una causa común: unidos para

22

alegrar la tierra. Todos ellos participan haciendo cadenas, flores, banderas y coronas de papel de china de colores. Las casas son adornadas con estos objetos y las cabezas de los pobladores son ataviadas con las coronas de flores. Es en efecto, una colorida celebración de todos. Las niñas y los niños en especial son los más invitados a disfrutar de la tierra y a sentir recíprocamente su amor y la dignidad que produce el trabajo en comunión con ella.


Spartacous Cacao

Spartacous Cacao (El Salvador, 1978) instala junto con miembros colaboradores de la comunidad de la Playa El Espino de El Salvador su pieza √3 Raíz Tres. La instalación se compone de tres partes integradas: una composición de tres estructuras, una instalación de objetos encontrados en la misma playa y un dibujo en la arena. La secuencia matemática de Fibonacci le ha servido al artista para ensamblar las piezas basándose en sus cálculos. Cacao está interesado en demostrar que toda la naturaleza se compone de estructuras complejas formadas por elementos geométricos simples y que todos estos diseños han estimulado al hombre desde la prehistoria para convertirse en el fundamento de la ciencia y la cultura.

24


Fredy Cañas (Pokeer)

El artista Fredy Cañas (Pokeer) (El Salvador, 1992) proyecta instalar La frase Nuestra Culpa, escrita con letras a base de espejos, en varios lugares de San Salvador, El Salvador. El artista realizará un registro digital de estas acciones. La frase irrumpe en lugares en donde la naturaleza ha retomado forzosamente el espacio urbano, destruyendo así las construcciones. Sin título no. 1, De la serie El Silencio de los Inocentes es la primera pieza realizada de estas intervenciones. Pokeer la instala por primera 26

vez en un árbol violentado por destruir la acera y el asfalto. La ubicación de este árbol talado está en la intersección de la calle El Mirador y la 87 Avenida Norte, frente a la Torre Futura en la Colonia Escalón, San Salvador. El artista genera un cuestionamiento reflexivo para los transeúntes al intervenir el espacio. Así, Pokeer aspira concientizar sobre la importancia del respeto a la naturaleza en los espacios urbanos. Pokeer además está interesado en mezclar el Land Art y el Street Art en la ciudad.


Gloria Campriani

Gloria Campriani (Italia, 1962), presenta Nueva Metrópolis en miniatura. La artista dice, “ No puedo pensar en una arquitectura de futuro sino en plena naturaleza.” (Campriani.Mayo 31, 2013). El entorno familiar le provee por muchos años una relación directa con los textiles y la moda que la hace llegar a las experiencias e inspiraciones contemporáneas del Fiber Art. Campriani utiliza únicamente sus manos para crear sus piezas. Por decisión propia la artista abandona el uso de herramientas para tener contacto directo con los materiales. La creadora se vale de la simbología del hilo para desarrollar sus propuestas y nos habla de la inestable reciprocidad del hombre con la naturaleza, la angustia psicológica del presente, la evolución social obligada y el enaltecimiento de la unión manifiesta en el tejido (Campriani.Mayo 31, 2013).

28


Rolando Chicas La obra Aún te extraño de Rolando Chicas (El Salvador, 1989) recurre al texto como forma y contenido de la pieza. El texto de características caligráficas de gran formato está labrado en bajorrelieve directamente en el talud de tierra y es visible a la distancia. Según el artista, el mensaje de la frase alude a posibles experiencias personales de los espectadores como la inmigración, la separación, las decepciones amorosas, incluso la muerte. Chicas pretende concientizar sobre estos fenómenos que inciden de manera negativa en los transeúntes del lugar. La obra está ubicada en un costado de la carretera que conduce de Ahuachapán hacia Tacuba, Kilómetro 8.5, El Salvador.

30


Elisa Corado

Ciclos de cambio es una intervención de Elisa Corado (El Salvador, 1987). La artista señala que es curioso observar como en apariencia nada cambia ni se transforma, pero si volvemos un tiempo después al mismo paraje, este ya no es igual. Corado delimita con grava las protuberancias de la tierra en un sendero del joven bosque de coníferas. La creadora utiliza la grava para diseñar un encaje orgánico que suma formas espirales y circunscripciones de algunos árboles entre las elevaciones del sendero. Corado documenta el paso del tiempo y la transformación del paraje seleccionado por medio de una secuencia de fotografías programadas. Así, la autora quiere recordarnos los ciclos de la vida y evidenciar los cambios manifiestos. La intervención está ubicada en Brisas del Pinar, Calle La Majada, Juayúa, Sonsonate.

32


Mauro Corbani Mauro Corbani (Italia, 1952), presenta el conjunto de intervenciones que realiza en Gola del Furlo, Urbino, Italia. Las piezas retoman el nombre del lugar: Garganta o Paso del Hueco. El artista se帽ala que el viaje es su manera de interpretar la continua investigaci贸n y el deseo o necesidad de contaminarse con la mayor铆a, con las diversas culturas desde el occidente hasta el lejano oriente

34

y que es lo que nutre esencialmente su vida y su trabajo. Corbani ensambla objetos recuperados, pinta superficies y realiza composiciones que nacen de los rituales de reconocimiento y apropiaci贸n de los lugares que visita. De acuerdo con el artista los objetos y las instalaciones se convierten en talismanes protectores de los lugares.


Andrea Dami

Andrea Dami (Italia, 1946) presenta la instalación Quatrifoglio (Cuatro hojas). Dami utiliza cuerdas de cáñamo, madera y troncos de castaño para instalar su pieza entre el bosque. La pieza presenta en su conjunto un estricto orden reticulado. Las cajas cúbicas son cajas de resonancia que se accionan con el viento del bosque. Ellas están suspendidas entre los troncos de castaño utilizando las cuerdas de cáñamo. Dami poéticamente explica que la obra ofrece diversas posibilidades de encuentros, de elecciones de rutas e incluso la posibilidad de reconocer entre el millar de voces del bosque nuestra parte visible o exterior y nuestra parte invisible o interior.

36


Beatriz Deleón

La pieza Semillas presentada por Ana Beatriz Deleón (El Salvador, 1964) recoge el espíritu ancestral maya asociado al vínculo del corazón del hombre con la tierra, “ Que el corazón del universo, esté en mi corazón. Que mi corazón esté en el corazón de la tierra. Que el corazón de la tierra, esté en mi corazón. Que mi corazón esté en el corazón del Universo.” (Mercier, 2008). Deleón representa esa unión acudiendo al uso de la cuerda y sus significados inherentes al símbolo divino de la ascensión en las civilizaciones de América Central (Chevalier et al. 1995). 38


Roberto Escobar

José Roberto Escobar (El Salvador, 1971) exhibe la intervención Árbol en crecimiento. Escobar ha seleccionado un árbol de un diámetro aproximado de 0.85 m y una altura aproximada de 20 m. A lo largo de 4 m de su tronco, el artista y sus colaboradores de la comunidad local han dispuesto una estructura de forma helicoidal recubierta de tela que sugiere una gigantesca broca que penetra en la tierra. Además de señalar los conceptos de evolución y crecimiento, el artista quiere recordarnos la importancia de la relación entre los ciclos de la naturaleza y el hombre. La intervención está ubicada en el Centro Cultural El Mesón, 3ª Calle Poniente, No. 307, Barrio San Nicolás, Tonacatepeque, San Salvador, El Salvador.

40


Gladys Fuentes

Gladys Fuentes (El Salvador, 1960) y el grupo EscArts (El Salvador) intervienen treinta árboles de la zona dos del sector del Laberinto en el Parque Natural Balboa de Los Planes de Renderos. La intervención Símbolos solares mayas es la repetición de una columna totémica pintada sobre los árboles de la zona escogida. De los veinte símbolos solares mayas que existen se han retomado cinco, cuyos significados son : el viento (o aliento de vida), la estrella (la belleza en nuestras vidas), el perro (las relaciones humanas afectivas), el espejo (la

42

existencia más allá del tiempo) y el sol (el amor universal bajo un presente perfecto). Todos los sellos son inherentes a la unión entre el hombre y la naturaleza. Cada columna está pintada con la técnica de plantillas o esténciles usando como pintura cal hidratada, agua y pegamento blanco. Gladys Fuentes y el grupo EscArts desean otorgarnos la posibilidad de encontrar la paz interior en el lugar mediante el uso de estos símbolos ancestrales y así ayudarnos a mejorar nuestra fusión con la naturaleza.


Cristina Gozzini

44

Cristina Gozzini (Italia, 1960) exhibe la intervención Binari D’erba (Binarios de Hierba). La pieza fue realizada en la colina dedicada al arte ambiental ARTE nel Chianti, Cerbaia, Florencia, Italia. La artista utiliza el trigo, la hierba y la maleza encontradas en el mismo lugar para acumularlas en forma binaria. Gozzini remueve y desplaza tales materiales vegetales en acumulaciones paralelas para sugerirnos el ritual de la cosecha y simultáneamente sendas acotadas y transitables. La creadora manifiesta que el sendero es una metáfora que resulta del proceder humano.


Andrea Marini

Andrea Marini (Italia, 1948) es arquitecto de profesión y ha logrado su madurez artística a través de la práctica de diferentes expresiones por muchos años. El artista presenta la instalación llamada Diseminación. El autor describe su trabajo como semicapullos que establecen una relación de simbiosis y contraste con el ambiente natural, jugando con simulaciones miméticas o de camuflaje llenas de ambigüedad. Marini argumenta el difícil equilibrio entre el hombre y la naturaleza: el resultado parte de la controvertida lógica de los procesos biológicos cada vez menos naturales o de la naturaleza que comienza a mostrar una nueva realidad. Asimismo, el autor nos cuestiona sobre la fragilidad de los límites entre la naturaleza contaminada y alterada: ¿será el comienzo de una nueva realidad fantástica?.

46


Maurizio Mauri Maurizio Mauri (Italia,1953), muestra la obra Wild Side. El trabajo invita al espectador a caminar por un sendero transversal empedrado que pasa por el medio de un conjunto circular de arbustos crecidos. La experiencia de caminar y atravesar por ese trayecto hace referencia al paso del tiempo por ese punto geográfico específico. Adicionalmente, una maleta está instalada en uno de los extremos del sendero como símbolo del equipaje del viajero.

48

La maleta puede aludir al abandono de la carga del peregrino que aligerado de peso puede recorrer el sendero con mayor libertad. O bien, a la inversa. La obra de Mauri se inserta en las concesiones duales del Land Art: crear la pieza para un instante y luego desmontarla o crearla para dejarla evolucionar con el sitio hasta su desaparición. Así, el artista nos recuerda la supremacía de la naturaleza y el tiempo sobre el hombre y la relativa presencia temporal del mismo.


Alberto Merino Alberto Merino (El Salvador,1975) interviene una zona del Parque de la Ciudad Satélite de San Salvador con su pieza Halos del bosque encantado. La pieza consiste en la creación de aureolas de diferentes colores y diseños utilizando materiales encontrados en el lugar. La intención de Merino es crear una atmósfera diferente tan solo con organizar sutil y cuidadosamente los materiales encontrados alrededor de los árboles seleccionados. Otro interés del artista es llamar la atención del espectador que acostumbrado al ruido visual urbano escasamente atiende la belleza de los detalles naturales.

50


Miguel Mira

La intervención llamada Enjambre de Miguel Mira (El Salvador,1977) está ubicada en el Parque de la Ciudad Satélite de San Salvador. La pieza consiste en varios elementos hechos con materiales orgánicos recogidos en el mismo parque. Mira y su equipo colaborador han utilizado lianas, hojas, ramas, maleza seca y pita de mezcal para intervenir un árbol de hule. Los elementos circulares son los símbolos masculino y femenino: algunos penden individualmente y otros se concentran y superponen en las tres ramas más importes del árbol. El artista aspira provocarnos reflexiones sobre el apoderamiento del espacio natural y la aglomeración humana. Mira también nos cuestiona sobre la frágil relación del hombre con la naturaleza y a la inconsciencia que afecta negativamente el futuro de las familias. Estudiantes de la Escuela de Artes de la Universidad Nacional de El Salvador colaboraron junto al artista para realizar la intervención.

52


Margherita Verdi Margherita Verdi (Italia,1952) es esencialmente fotógrafa. Sin embargo, los descubrimientos de objetos encontrados -no intervenidos- por medio de su lente nos cuestionan no solo sobre los linderos del Land Art, sino también sobre la dinámica del paisaje actual. Verdi nos muestra Décalcomanie (Etiquetas). La artista explica que “en los paisajes de la actualidad nos encontramos con objetos arrojados en la naturaleza. Cambiando en el tiempo ellos se convierten en reliquias que se desprenden del todo como etiquetas.” Por otro lado, Verdi también apunta, “mi trabajo no tiene por objeto exponer los problemas del universo. No pretende ser

54

la ciencia, prefiere aceptar lo inusual y lo desconocido, la intensificación del esfuerzo individual. Buscar en la “imagen poética” entendido como “ highlight repentina del la psique” (G. Bachelard).” Aunque ya no es ninguna sorpresa encontrar acumulaciones de desperdicios de la cultura del consumo en el más fantástico paraje natural (y que tal deterioro tampoco parece conmover a las mayorías, pues siempre se culpa al otro sin revisar las acciones personales), sí nos sorprende que Verdi pueda aún rescatar, con una poesía visual de enigmática belleza, los despojos soslayados de este aflictivo accionar del hombre.


Desde que apareció en la escena artística mundial a finales de los años 60’s del siglo XX, El Land Art mantiene una clara expansión que derriba los lineamientos conceptuales precedentes. Sin embargo, la relación básica del artista con la naturaleza es ineludible para que surjan nuevas propuestas. El grupo TEA cree en esta revisión del Land Art porque es necesario continuar nutriendo y enlazando de manera positiva el arte y la cultura con el medio ambiente en El Salvador. En el presente Land Art 2013, también se incluyen piezas de artistas extranjeros realizadas fuera de El Salvador. Esta nueva dinámica, además de señalar

la vigencia que todavía mantienen estas prácticas artísticas en otras latitudes, también nos refiere al ideario del grupo TEA para que El Salvador sea posicionado e incluido en el circuito internacional del Land Art, cuyos cometidos relacionan arte cultura naturaleza. Del mismo modo, el grupo TEA quiere dejar constancia del anhelo pertinaz de Rodolfo Molina, quien buscó ver consumado un flujo de inquietudes creativas para aquellos artistas que exploran la naturaleza como espacio para sus obras. Octubre de 2013

Bibliografía Campriani, Gloria. Gloria Campriani, “www. gloriacampriani.com.” Última modificación Mayo 1, 2013. Acceso: octubre 15, 2013. Chevalier, Jean, and Alain Gheerbrant. Diccionario de los símbolos. Barcelona: Editorial Herder, 1995. Conama 2012, Congreso Nacional del Medio Ambiente. Recrear la Casa de Campo. A Mano Cultura S.L.L. para Madrid. Área de Gobierno de Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad. http://www.conama2012.conama.org. Última modificación Noviembre 30, 2012.Acceso:octubre19,2013. http://www.conama2012.conama.org/conama10/ download/files/conama11/SDs2010/1896707973_ppt_ AMano.pdf. Grupo TEA Escultura. Land Art 2012. San Salvador: Alejandría Publicaciones, 2012. 56

Mercier, Patricia. Los secretos de los chamanes mayas. Viajeros a través del tiempo. Barcelona: Ediciones Luciérnaga, 2008. Museo de Arte de El Salvador, MARTE, “Artista del Mes.” Última modificación Septiembre 30, 2013. Acceso: octubre 12, 2013. http://artistadelmes.com.sv/camila-sol/. Rancière, Jacques. El espectador emancipado. Buenos Aires: Manantial. 2010. Raquejo, Tonia. Land Art. Madrid: Editorial Nerea, S.A., 2008. Römer , Margot. La Transestética Postmoderna. Caracas: Universidad Católica Andrés Bello, 2003. Sol, Camila. hybridartprojects, www.hybridartprojects. net. Última modificación Enero 27, 2011. Acceso: octubre 12, 2013. http://www.hybridartprojects.net/ projects/2010-2011/project.html


57


60

Land Art El Salvador  

Décimo festival de escultura, Land Art, El Salvador Centro América.

Advertisement