Page 1

Poemario Mundo de Poetas

Primera Edici贸n 2009 Mundo de Poetas todos los derechos reservados


Indice 1-Estás en el Viento 2- Duele, duele tu Ausencia 3- Autorretrato 4- Historia de un Verso 5- ¡Oh Gran Espíritu! 6- Ausencia 7 – Crepúsculo 8- Hola 9- Me destilo 10- Entre Soledades 11-Amiga 12 Anhelo 13- Cuando murió una estrella 14 Luz de luna 15- Luz de mis ojos 16- Sabe 17- Está despertando 18- Agradecimientos


Estás en el Viento Figura en el aire, el serpenteo De tu cuerpo de oxígeno Oscilación insistente que Ingresa en mi centro Que repite el trago sin Esfuerzo, y que como agua mecánica Del viento…Me invade Toma de mí, mi tiempo hundiéndose Dentro, para dispararse rápidamente Fuera de mi espacio… Eres respiro en el viento, Fugaz puridad de cristales sacudiendo De azules los linos de otras eras, De estaciones que palpitan al respirarte. Una vez más, ¡expira sobre mí tu canto Que yo incontenibles ganas absorberé Del fresco medio día de tu piel aérea, Las gotas vaporosas de tu herida sangre!

Nora Velázquez –Argentina


Duele, duele tu ausencia... Duele el silencio de tus versos y hasta las tildes sobre las í duelen. Duele que te nombre entre mis sueños y hasta oír decir tu nombre, duele. Duele que te hable y no digas nada y hasta el silencio infernal, duele. Duele que te llame y no me escuches y aunque me escuches no vengas, duele. Duele el vacío de tu cuerpo en esta cama y hasta el espacio a mi vera, duele. Duele el recuerdo de tus besos y hasta el olor de tu perfume, duele. Duele tu ausencia en esta habitación y hasta tu ropa colgada en la percha, duele. Duele saber que ya no estás con nosotros y hasta tu mirada prendida en la pared, duele.

Ana Mari Gómez –España


Autorretrato Ése que desde niño bogó contra la corriente y tuvo de inocente lo que no tuvo de pillo. Ése que vistió de amarillo a la muerte traicionera y ya nada espera de la vida y del amor. Ése, que tiene flor y truco en la partida y fácil olvida, por que no tiene rencor. Ése que no tolera horarios ni reglamentos y como el viento es un alma ligera. Ése que no tiene fronteras para su verbo y su voz. Ése que se tutea con Dios porque le tiene de amigo y no teme al castigo en la tierra o en el cielo, ese que va con desvelo procurando ser mejor. Ése... es hábil simulador, miente en su beneficio, digamos, que tiene oficio es esto de aparentar. Es vanidoso a rabiar, fiero como un león agil como un gato. Ése que no tiene recato porque nunca le importó. Ése que sombró yuyos y flores cosechó Ése...ése soy yo y este es mi retrato.

Pablo Barattini Vidal- Chile


Historia de un verso Yo escribí un verso de sangre, de tinta, de humedad, de sueño. Un verso de anhelos, de suspiros, de letras blancas, de fondo fierro. Luego vino la gente, y con palas levantaron sílabas, acentos, me ayudaron en cada idea, en cada signo, en cada punto que fue pegado y cuidadosamente registrado en una metáfora simple. Pero después, llegaron otros… de muy lejos, con helicópteros, espadas, deseos perversos. Y donde había sueños colgaron llanto, dolor, tristeza, plagio, humillación. Machacaron los puntos, las comas, los signos delicados. Y pronto, con un tenedor de óxido alzaron el verso del pueblo, lo mostraron ante el magisterio “sabios” “críticos” “poetas” -Continuación-


-ContinuaciónLo pisaron, lo escupieron… le tiraron botas, piedras, lo hirvieron en aceite negro, en alcohol de cera, en grito. Y fueron desapareciendo, tristes… uno a uno; sueños, esperanzas, anhelos, suspiros. Luego se marcharon… tomaron sus helicópteros, sus espadas, sus deseos perversos. Pero dejaron reglas, hojas, diccionarios, citas, refranes. Y nuevamente, de mis castados salieron ideas, formas, palabras, sueños, anhelos, esperanzas. Construimos museos, parques, ríos, represas, odas. Y esperando. Esperándolos a ellos; volvimos al verso simple, sin rima, sin métrica, sin costura, sin ritmo. Y deseosos, entonces... esperarlos de nuevo.

Jeison Villalba Muñoz-Colombia


¡ Oh gran Espíritu! Tu voz escucho entre los vientos tu respiro de vida ¡Escúchame! ¡Escúchame! Llego a Ti entre tantos...para agradecer que me permitiste vivir en este mundo. Gracias por cada minuto de vida que me das. Gracias por mis padres, hermanos, amigos Gracias señor con humildad te digo: Bendice Señor: Mis hijos, guíalos, acámpalos bendice mi trabajo, mi casa, mi familia... Bendice señor los que me hacen daño... Bendice los desposeídos de este mundo... Bendice a los que están lejos de mi... Gracias Señor: Por tu muerte en la cruz, gracias por amarnos ¡Como amaste mi Jesús! ¡Como amaste, que la humanidad entera jamás podrá igualarte!... Hazme sabia para comprender la grandeza de tus misterios, en cada hoja, en cada piedra. Déjame mirar mi interior. Enséñame a ser fuerte con mis debilidades y flaquezas, -Continuación-


-ContinuaciónHazme siempre lista, para llegar a Ti, con mis manos limpias y mi mirada recta. Y así, cuando la vida desvanesca y el sol se apague...Mi alma llegue a Ti, con alegría felicidad y mucha paz... ¡Gracias Sñor por cada minuto de vida que me das!...

Cecilia Córdova García-Perú


Ausencia

Cuando me retire a vuestra memoria mi voz será el silencio mi clamor será la ausencia. Reposaré en los mudos árboles en las hojas que cantan al viento, en la taciturna soledad plantaré mi tienda y me amarrare al aire, a los recuerdos navegare en todas las aguas que llore la tierra. Habrá saciedad de mi en todos los rincones le marcare el camino al caminar de las luces seré el sendero de la piedra y la gota el circulo eterno de la flora celosa. Viviré en los ojos de los pájaros en el murmullo de la playa y la ensenada en el refugio imperecedero de todos los días. Yo llegue a ser la poesía y la poesía llego a ser mi espíritu así como mi espíritu era sol de Dios y luna de simple hombre. Nos devoramos insaciablemente y con vehemencia nos entrelazamos como el bosque y el crepúsculo discurrimos juntos por el mundo sembramos fragancia y abrimos cráteres donde no había cielo. Continuación-


-ContinuaciónSi me muero algún día que se valla el cuerpo a ser tierra y jardín qué se siente el humilde y el niño en mis terrenos. Ahí mismo deberá estar la casa de mis Padres un río, un durazno y un ciruelo que floree. No llores por mi, vida. Cuando las voces se apaguen y se ausenten imperara la voz silente de las palabras que de mi boca rodaron ¿ acaso muere el recuerdo acaso fenece el pensamiento? Seguiré viviendo en la vos tronadora de la poesía, mientras halla poesía habrá de mi un tocón vagabundeando entre las estrofas. No llores por mí, vida yo estaré durmiendo en una noche mas larga mas aun así soñare en el sueño de la vida y seré silencio y seré lejanía y seré muda prescencia,y árboles y tierra y pájaros y cuentos.

Boris Palma Díaz-Chile


Crepúsculo

Existe un tiempo entre el día y la noche al que llamaremos crepúsculo también hay guerra o baile entre luna y sol el día se sumerge en la fuente marina la noche es un vestido que cae sobre las brazas los flecos de la vestidura son los atardeceres cargados de cielo y prisma. Cargados de cielo y prisma las gaviotas se pasean entre las gotas la corbeta blanca va elevando sus banderas llena de especias y árboles. Y va tachando la terneza de las aguas como un Cristo de madera y astiles. Los peces vuelan en el mar los hombres nadan en el viento. Hay un reino mudo que no es el silencio al que llamaremos profundidad oceánica y obscuridad acuosa y corales. La existencia es crepúsculo el olvido es noche el recuerdo día ¡hay, cuan poco dura este crepúsculo! y nos largamos con la noche y vivimos en nuestros hijos todos los días, todos los días, todos los días.

Boris Palma Díaz-Chile


¡Hola! ¡Hola! ¿Cómo estás? Y lo repetiré miles de veces con la emoción de la primera... Eres y serás con la cabellera al viento y el gesto infinito....

Rogelio Coto Alfaro-Costa Rica


Me destilo... Me destilo en esencias perfumadas de flores inconsistentes que buscan tu piel desnuda para ser uno contigo, con tu presente, con tu futuro. Me destilo en palabras que parecen perfumes de reminicencias de durazno, cielo y amanecer... Me destilo en gotas de rocĂ­o llenas de caricias nubosas que presagian fĂŠrtiles suavidades... Esencio la tierra, el fuego, el agua, el aire cuando mis palabras dispersan las distancias y buscan a tientas tus oĂ­dos...

Rogelio Coto Alfaro-Costa Rica


Entre soledades Entre soledades... Entre soledades ando y no te encuentro... Entre blancos desproporcionados y grises etéreos que rondan en los espacios... Entre relojes sin tiempo que marcan eternidades... Entre suavidades ásperas y cortantes... Entre soledades ando perdiendo memorias gastando vida... Soñando viajes, hospedándome en los resquicios de las puertas. Viviendo en el espacio infinito que se produce cuando calles con avenidas se juntan, en las telarañas de las paredes y las grietas susodichas, en los polvos acumulados, -Continuación-


-ContinuaciĂłnen las sĂĄbanas blancas que cubren ciertos muebles de casas ya idas... Escalando paredes conformadas por silencios. Oyendo murmullos y ĂŠxtasis... Entre soledades ando por desiertos, selvas y ciudades... En soledades ando, trastabillo, me levanto, sigo; y no te encuentro...

Rogelio Coto Alfaro-Costa Rica


Amiga Llegas sigilosamente entre la tempestad Tus palabras firmes y fuertes como truenan Llegan al fondo de mi corazón dando me Una razón por el cual debo alzar mi cara Y no dejarme vencer estando vencido. Levantas mis manos aun cuando ya no tengo Fuerzas, tus palabras, retumban y mis huesos Se cimbran al escuchar tus palabras de aliento El levantado mi rostro y le doy gracias al cielo. Por que eh comprendido q me ha enviado una ángel El cual llora conmigo el cual en su ternura, Seca mi lágrima y repara mis alas para emprender Ese vuelo y ser libre como las águilas. Aun cuando tu cara refleja ternura tus palabras Llenas de la autoridad q te da mi DIOS Me dan esa paz y me sacan de l a oscuridad Solo puedo decir Le doy gracias a Dios por q nada es casualidad. Nuria Dios te bendiga

David Lugo Moreno-México


Anhelo

Anhelo es vivir soñando en ti En que puedo alcanzar lo inalcanzable En compartir algo que no es mío El abrir los ojos y ver que no estas. Anhelo es vivir soñando en ti Y querer alcanzar las estrellas con las manos El borrar el llanto con una sonrisa fingida El pensar una aristócrata se siente ala mesa Y comparta su pan con algún analfabeta. Anhelo es vivir sonando en ti E l decirle al mundo no te aflijas hay paz, Es gritar a los cuatro vientos que odio tu pesa Levantar la voz diciendo Cristo Vive Y que todos me crean. Anhelo es vivir pensando en ti Correr y llegar a la meta y estando tu Cerrar mis ojos y escuchar tu voz Y aunque solo es un Anhelo sé q no pasará…

David Lugo Moreno-México


El día que murió una estrella No era un día como cual quiera mas bien creo q era viernes Cuando despuntaba el alba y los primeros rayos del sol Se veían tras la imponente montaña erguida sobre la urbe De asfalto y hierro e brillo de las luciérnagas estaban por desden. Dando un clic se abría una ventana q recorta el tiempo y fronteras Ahí esta la estrella puntual viernes tras viernes su brillo se fue Apagando poco a poco por descuido tal vez ó por que era ya el tiempo Su luz monótona hacia entender que era el fin de aquella estrella… El sofocante dolor en mi pecho me hizo recordar que aun le necesitaba…

David Lugo Moreno-México


Luz de luna -TuTrémula silueta incorpórea detuviste frente a ese mi vitral torcido, entrelazaste mi pupila hastiándola de envidia, turbada por tu diáfana hermosura. -MiCuello se inclinó adormecido y mi rostro el cristal acariciaba, tu brillo y reflejo fulgente, me embriagaba haciéndote tu en mi, visión pura... despierta, soñé arrullada y por ti perdí mi cordura.

Paola Scott Chaves- Costa Rica


Luz de mis Ojos Refléjate plena... Mi estrella escondida en los valles de mi memoria, húndete en mis córneas de arena sumérgete en la marea intranquila de mi cálido vientre, déjame beberte mi vino escogido...embriágame con tu hermosura, telar de mi larga noche cúbreme, romancero enamorado permíteme llenarte la boca, de esos deseos lejanos... de esos excesos intangibles, entrelaza tus manos en mi oscuro silencio de media noche, bebiendo de mi boca como el cáliz, de tu intensidad dormida. -Continuación-


-ContinuaciónVen y llénate de mi locura fugazmente, donde ni el tiempo se antoje, ni la luna por deseo se desvista, donde la noche tibia embalsame mi piel morena, bajo en encanto de tu mirada ahora amor...solo mía. Luz de mis ojos ven que ahora, tu vida es más que mía... Te amo mi corazón...tú lo sabes…

Paola Scott Chaves- Costa Rica


Sabe...

Corrió la última lágrima y mi sonrisa sabe a polvo, sabe a noche vacía, a caja de quimeras coaguladas por el frío… Sabe “un poco a ti y mucho a mí”, a esa gran idea de querernos juntos… Sabe a esa única vacuidad que ovillaron los años, al anillo que fue envolviéndonos poco a poco hasta arrancarnos de la boca nuestros nombres. Sabe a esta carencia de sentidos, a este “mucho de ti y poco de mí”, a esta incompetencia con el tiempo. ¡Ay!... ¡el tiempo! ¿Qué decir? ¡si su anzuelo rasgó el espacio… -Continuación-


-Continuación¡Ay!... ¡el tiempo! ¿Qué decir? ¡si su anzuelo rasgó el espacio, amor! rasgó tu sangre ya sin vida, rasgó mi derroche de lamentos. Rasgó, una y otra vez sobre la herida, sobre la noche gélida de cara de luna silente, sobre los jirones que hacían morir las últimas lágrimas… Y mi sonrisa incomprendida por el tiempo… sabe a polvo, sabe a soledad trajeada de cristales cortando la insignia crucial de fe del semblante. Sabe… y sabemos a soledad, amor… a la distancia indestructible que nos embarga cuando se rompen los sueños, porque hoy, por más que duela, dejamos de ser.

Nora Velázquez-Argentina


Está despertando Poema a la Locura El fuego calcina las llamas, en silencio corteja el miedo movedizo que siniestro se desplaza articulándome una nueva voz. Está despertando… Lo oigo en mi adentro, algo ruge y crepita, al tiempo que se crispa porque el destino me está tejiendo una nueva voz. ¡Anda!... adelántate: ¡Escríbele un epitafio a ésta que una vez amaste! A ésta que hoy te deja, porque está naciéndole una nueva voz.

Nora Velázquez-Argentina


Agradecimientos A mis compañeros con mucho amor, por su respaldo y compañerismo, en este tiempo, por su lealtad y apoyo, este reconocimiento y antes que nada por ser este día tan especial, para cada uno de nosotros, “El día del Libro” ¡Que Dios les Bendiga mucho! Paola Scott Chaves


Poemario Mundo de Poetas  

Poemario Virtual