Page 1

almendra estradallevato

lorreal

escriturasindie.blogspot.com||difusionalterna


almendra estradallevato lorreal, buenos aires, 2011

Š LibroerbiL

contacto: allysays@hotmail.com http://allysaid.blogspot.com/

escriturasindie.blogspot.com difusionalterna


almendra estradallevato

lorreal


REALIDAD

|5

almendra estradallevato | | lorreal

Me gusta a veces que el primer cigarro de la mañana me deje las manos temblando y encender otro hasta dónde dé y que esté empezando a venir el calorcito y los pájaros y que mientras camino ni me percato de que estoy cantando en altavoz y sacarle una sonrisa a un extraño, que el colectivero me salude de vez en cuando y después caminar por el pasillito lo más campante y comerme otro libro que debería haber escrito en el último asiento yendo a no sé donde, y qué si siempre vuelvo y me voy y vuelvo, si cada vez hay más gente en bicis de colores en cada lugar que mire y los pibes parecen estar todos alegres en sus mambos y hay tantas pandillas en tantos lugares que me están esperando para fumar uno a la sombra y mañana veremos qué onda, si total mañanas hay muchos o al menos eso creemos por eso seguimos rolando por ahí con rumbo desconocido o sin, que es la mejor terapia para momentos como éste o aquellos días en que caí en la cuenta de que mejor no hacer cuentas ni planes porque a mí si hay algo que me fascina y descoloca es no saber el futuro y tener ciento veinte mundos paralelos en la mente, dibujar ojos gigantes de gatos, descubrir que todavía queda una más en la heladera, toparme con cartas tiradas y adjudicárselas a algún gitano, sacarle sonido a todo, hacer listitas de cualquier índole, básicamente, y qué me importa si en algún momento yo sé que va a llegar ése que iba a, porque está escrito en rojo en algún furgón que todo lo que tiene que suceder sucederá tarde o temprano y si no creemos en las medidas temporales porque son otro invento inútil qué más da despertarse o dormir, venerar al sol sostenido o salir a remontar percepciones mientras nadie se entera de qué va la cosa.


DEFINITIVAMENTE QUIZÁS

Caminaría acaso, si no estuviese huyendo; si no tuviese botas sus pies estrellarían charcos que reflejarían sus pies, salpicando hasta su mismísima cabellera enmarañada que le cubre la mirada perdida que de no estar cubierta y perdida tal vez se elevaría hacia la vieja luna, que podría divisarse si las nubes fuesen menos, y al verla sonreiría; si no estuviese huyendo.

EN LO QUE SERÉ

Supondremos inevitablemente entonces, que no habrá sabido bien qué decir. Sino hubiese dicho otra cosa, una de esas frases que siempre hacen rechinar los dientes al de enfrente, y que seguro se le ocurrió exactamente siete segundos después de decir lo otro, lo que no sabía bien qué, o tal vez ocho. La cuestión es que dijo eso. Lo dijo y después calló, porque lo que se le estaba ocurriendo mientras contaba cinco seis siete así mentalmente ya no tenía sentido alguno seguido de eso otro. Y otra cosa no se le ocurría, entonces contaba cinco seis siete ocho así mentalmente y nada. Y los dientes rechinaban así como tiza barata, pero eran los suyos y no entendía por qué le andaban rechinando así de pronto y dos tres cuatro cinco pero el chirrido este le estoqueaba el cráneo y lo mejor evidentemente fue arrancarse uno a uno los dientes y arrojárselos en la cara para distraerlo mientras contaba así mentalmente y de la frase nada.

6|


INFANTICIDIO

AQUÍ VIENE

Atiborraré un durazno gigante entre mis fauces sedientas y mientras su néctar chorrea por todo mi semblante, mientras fluye hacia mi musculosa favorita hasta impregnarla de anaranjado, será verano.

Entonces la otra mitad se me escapó doblando justo en esa esquina, y al girarme -para verla irse al menos- ya era tarde, como siempre. No me extraña ni un poco por lo visto, aunque muy de a ratos parece volver y pretendemos que nunca se ha ido y todo de maravillas. Ya no es lo mismo igualmente. Nada es lo mismo. |7

almendra estradallevato | | lorreal

Hoy cavé una tumba. Nunca había cavado una tumba, ni de verdad, ni de mentiras. Cavé una tumba y adentro metí un bolso rojo. Y arriba del bolso rojo planté un geranio horrible. Cavé una tumba y no emití más sonido que el de la pala cuando choca con las raíces y el que se produce al respirar bien hondo el olor a tierra removida. Hoy enterré a mi gato de siete vidas adentro de un bolso rojo. Y arriba del bolso rojo planté un geranio horrible. Como todo.


IDIOLOGÍA: LA LOGIA IDIOTA

No lo sabe explicar con detalle. Sólo sabe que algunos días de a ratos le agarra lo idiota. La definición menos compleja de lo idiota es semejante a muchas sensaciones del mismo tipo intentando atravesar una puerta en la que no caben. Lo idiota no se pone a pensar si es un momento apropiado para hacer aparición, lo idiota aparece y ya, y siempre se manifiesta en forma de sonidos y fluidos. Principalmente hay dos tipos de idiotismo -con distintos sonidos y fluidos- que a simple vista parecerán opuestos pero no pueden ni deben ser tomados como tales. El primer tipo de lo idiota es bastante menos dañino que el segundo, casi siempre empieza con imágenes mentales que van de lo psicodélico a lo psicótico, incluyen deja vúes de caídas y algunas frases con poco sentido. El sonido característico del primer tipo va de las aes a las es con algunas os de por medio y algunas jotas o efes y todas esas letras que hacen escupir al prójimo, siendo éste el fluido principal, en ocasiones críticas combinado con ese líquido que a veces chorrean los ojos. A simple vista y oído no hay problema con este tipo de idiotismo, pero lo hay; y es que lo idiota no se pone a pensar si es un momento apropiado para hacer aparición, lo idiota aparece y ya. Hay gente que comprende lo idiota, hay gente que no; por eso a veces le inquieta que le agarre lo idiota en cualquier tiempoespacio que no tiene nada que ver con nada, aunque el tipo uno de idiotismo le divierte mucho, cuando no le da un poco de miedo. Este tipo de idiotismo o idiotización es en el mejor de los casos contagioso y en otros preocupante. 8|


|9

almendra estradallevato | | lorreal

Lo idiota segundo tipo ya es algo más complicado. No necesita de una razón justificante tampoco, generalmente ocurre de noche y en los días grises. De pronto se imagina cosas que contrastan, se le acumula un temblor del mentón hasta el labio inferior, y ahí ya se da cuenta que le está agarrando. Lo puede contener unos segundos, con suerte minutos, que no siempre serán suficientes para huir a cualquier sitio donde nadie atestigüe nada, que lo idiota no es para andar haciendo ademanes, mucho menos lo idiota tipo dos. Requiere de cubrirse el rostro, con las manos, las rodillas, la almohada, un perro; algo, porque no se enorgullece ni un poco cuando le agarra lo idiota; por eso intenta que no se entere nadie y para ello se le ocurre la pésima idea de combinarlo con música que nunca, nunca será alegre porque lo idiota jamás se lo permitirá. El idiotismo tipo dos siempre se manifiesta con el mismo líquido ocular que el uno pero en grandes cantidades, a mayor velocidad, y con otro gusto. Los sonidos son más discretos y tienen muchas emes o enes y las vocales van variando pero casi nunca se entienden. A lo último, posiblemente la nariz emane algún que otro líquido y ahí tiene que detener un poquito el otro sonido para sonarse. Con suerte, lo idiota tipo dos desaparece cerrando los ojos hasta que la mente se olvide y se ponga a divagar sin pedirle permiso. Lo más peligroso y molesto es que todo el tiempo menos cuatro o seis segundos es consciente del idiotismo propio, pero lo más idiota de todo el asunto es que no puede hacer nada al respecto: es que cuando el idiotismo aparece siempre se queda un rato al lado suyo.


Cuando se le pasa espera un rato y a veces intenta expresarlo como puede; (siempre en tercera persona, che, que lo idiota no es para andar haciendo ademanes).

AA

el cerebro enjuagado los ojos dañados de tanto humo y tan poco tiempo cerrados la boca muerta con gusto a muerte la lengua confusa el estómago enroscado-desorientado los pies congelados el cuerpo hirviente la nariz saturada los huesos hartos los pulmones colapsados las sabanas arrancadas la puerta entrecerrada el reloj atormentador la luz cegadora el cerebro enjuagado los ojos dañados de tanto humo y tan poco tiempo cerrados la boca muerta con gusto a muerte la lengua confusa el estómago enroscado-desorientado los pies congelados el cuerpo hirviente la nariz saturada los huesos hartos los pulmones colapsados las sabanas arrancadas la puerta entrecerrada el reloj atormentador la luz cegadora el cerebro enjuagado los ojos dañados de tanto humo y tan poco tiempo cerrados la boca muerta con gusto a muerte la lengua confusa el estómago enroscado-desorientado los pies congelados el cuerpo hirviente la nariz saturada los huesos hartos los pulmones colapsados las sabanas arrancadas la puerta entrecerrada el reloj atormentador la luz cegadora

LES JOURS TRISTES

Dícese por ahí que aún hasta estos días está en vigencia una ley implícita e inocua que dicta que los bufones del pueblo, para considerarse como tales, deben reír mínimamente el doble de veces de las que se entristecen. 10 |


VÓ VELO

A POSTERIORI

Visto y considerando que no me considero invisible, yo me pregunto si alguna vez besaste a alguien sin flequillo, y si el hecho de que las llaves hagan ruido es sólo una bella /coincidencia. Saqué pasaje de ida a Timbuktú, así que ya sabés donde /encontrarme. (Porque esto de pasar desapercibida por las calles no es lo /mío.)

AH

Me llama así, y pareciera que a nadie antes se le ocurrió llamarme así, ni siquiera a mí; yo nunca me llamé así. Así es como me llama, y ningún otro me llama así. Así que me encanta.

| 11

almendra estradallevato | | lorreal

No, no, no. Tu indiferencia no me mata. Ya me han matado con eso antes. Y nosotros los mortales morimos una sola vez.


SACAMUELAS

Usted concurrirá a la cita, resignado, se sabe que a casi nadie le atrae mucho la idea de que un completo extraño le introduzca objetos cortantes en la boca, pero igualmente irá. Al llegar, el recibidor sin ventanas le hará temer por su incierto destino al percatarse de que ya no hay escapatoria, limitándolo a rogar porque sea leve y breve. Luego de una cierta cantidad de minutos -el número exacto puede variar según el caso- mirando a la pared, lo llamarán por su nombre, con total confianza, y lo invitarán a pasar al sillón. La sola idea de tanto elemento de tortura alrededor lo intranquilizará más que un poco. Una vez aprisionado entre el reclinable y la cara del enemigo peligrosamente cerca de la suya, le informarán lo que tanto temía: usted será inexorablemente martirizado. Usted tendrá deseos de huir, llorar y destruir, pero ante la amenaza de una aguja de un espesor intimidante procederá a abrir la boca sólo para callar. Víctima del desesperante pinchazo en lo que tiene que ser el hueso, procederá a emitir sonidos ininteligibles de auxilio, que serán convenientemente acallados con otro pinchazo más, menos grave que el anterior, dado que el venenoso antídoto primero habrá comenzado a hacer efecto. Momentos después, el hemisferio en cuestión se encontrará incómodamente adormecido y todos menos usted concordarán en que ya es hora. Su carne será acuchillada quirúrgicamente y el gusto metálico perpetuo será lo único peor al líquido, que de tan rojo es bordó, corriendo a caudales por la comisura correspondiente. Luego el sabor al fluido carmesí se apaciguará sólo 12 |


| 13

almendra estradallevato | | lorreal

debido a que su mente no podrá prestar atención a otra cosa que a la pinza de tamaño proporcional al horror mismo que se inmiscuye alrededor del último inferior izquierdo, (por ejemplo), y la acertada impresión de que le están extirpando de raíz una parte del cráneo. Al removerle la pieza el verdugo sonreirá despiadadamente -mientras tararea una canción de los años ochenta, que usted creerá parte de su propia imaginación dado que el cerebro ha sido repercutido colateralmente por la narcosis- y se la exhibirá cual trofeo a pesar de la traumática expresión que esto le ocasione a usted. Mientras se recupera del impacto anterior, usted se dará cuenta que un hilo negro está atravesando sus carnes, pero a esa altura ya nada lo sorprenderá fácilmente. Encima de los hilajes le pondrán un tejido de algodón que demorará décimas de segundo en colorearse de blanco a rosado oscuro, y le dejará el aspecto de un completo idiota, más allá de que ya se sentirá así de por sí por haber sido engañado y violado, y encima deberá pagar por ello. El rostro demorará varias horas en recuperar sensibilidad y recién ahí usted se arrepentirá de haber anhelado tanto ese momento, dado que tendrá la sensación de que el cráneo ha sido martillado enérgicamente, aunque en realidad haya experimentado algo mucho peor. Usted habrá perdido otra cuarta parte de su juicio y la mayor ventaja es que está cada vez más próximo a que cualquier venganza se considere inimputable.


DULCE RANCIO

Tengo dulces dieciséis y odio a toda la humanidad menos a cinco o seis. Mi pared se cae a pedazos y odio a las paredes. Me sé sólo cinco acordes así que toco los ramone todo el santo día. Me arreglo los jeans con una abrochadora y tomo bolskaya de frutilla o vino berreta cada vez que hay, y no es mi culpa si hay seguido. Así que desaparezco de mi casa día por medio y sin aviso, porque ya no hay teléfono. Mi mejoramiga de repente no es más mi amiga y mi viejo quiere ser mi viejo 14 |


almendra estradallevato | | lorreal

de nuevo. La señora directora dice que qué me pasa que no entiende que voy a repetir el tercer año que soy indiferente irrespetuosa irresponsable irreverente y que tengo un serio problema de autoestima, y yo le digo: bueno.

CHANGOS

Mientras yo pico cebolla al ritmo él toca su instrumento número ocho y no tiene idea que yo estoy pensando justamente en esto, en que le tiraría a la mierda el piano (con teclas y todo) en un parpadeo pa encajarle un besazo de película | 15


de quince minutos y medio. Pero no, porque, porque no, porque no sé, entonces le devuelvo la sonrisa esa la de a veces, y sigo cantando del viento, las hojas, los niños, las drogas; mientras le pico al ritmo, nomás. La puta madre.

YO ME ENTIENDOSUPONGOPRETENDO

Pos claro, todo era encantado en el tren abandonado, en el amanecer de verano, las medias mugrosas, los vecinos ridículos, los litros de gancia, los diapasones, y eso. Y ahora que pasó un rato largo y la tarde está casi roja de linda, yo espero que por favor te rías tantísimo; tanto, que no oses besarme jamás de los jamases; y contra todo pronóstico no te lleves todo lo otro, los diapasones, y eso.

16 |


ÑEMBOTAVY

| 17

almendra estradallevato | | lorreal

Es el momento justo, señor director, para que le mencione amablemente y por lo bajo de ser posible no un domingo ni en una avenida al guionista o comosellame que confabuló esta maraña de cosas que: todo bien, él biensabe, también es abusar del cuore /exasperarse muy seguido a pesar de la mala fama la mala influencia las malas lenguas, pero ya excedió los límites de no velocidad está perdiendo popularidad su historiecita que se las daba de sencilla y se tornó aburrida fastidiosa irritante que para qué tantas cortinas si atrás hay un solazo que se filtra a la legua si ni siquiera es verosímil probable creíble aceptable admisible, que si no viene la parte cúlmine pronto no la va a ver ni san la muerte ni maría santísima ni. del final más o menos hay un esbozo boceto idea eso sí pero cuándo la cinta es larguísima monocromática podría trocar el meollo del asunto, por la mar en coche submarino ese nudo sobrenredado por nudos dobles de gamas chispeantes porque lo que pasa es que la coprotagonista


está empezando a creer que tal vez ni lo sea pero si los puntos de fuga se unieran le deleitaría lo de adentro o alguna cosa así tanto que mejor ni se le diga cuánto y tal vez no sea ni vaya a ser un personaje así tan memorable pero sonreiría todo el día y hasta se olvidaría de fijarse en ese tipo de cuestiones por un rato largo mientras usted se hace célebre y ella celebra cada ocasión con los colores que le pinten con las canciones que se le canten.

18 |


Escrituras Indie nace a principios de 2009 a partir de la necesidad de un grupo de escritores de construir un espacio alternativo, colectivo y abierto para la difusión de literatura y arte independiente, convirtiéndose con el tiempo en un medio a través del cual escritores y artistas independientes pueden publicar sus producciones de poesía, narrativa, crítica, música y artes visuales. El Proyecto DIFUSIONALTERNA es un nuevo emprendimiento originado en nuestro espacio con el objetivo de seguir aportando a la difusión de escritores contemporáneos que buscan medios alternativos para hacer circular su obra por fuera de los canales tradicionales y hegemónicos. Es una primera experiencia de edición colectiva y autogestiva de pequeños libros de difusión de bajo costo, publicando obras breves de autores que participan del espacio Escrituras Indie, y abierta a la recepción de material de escritores independientes que quieran sumarse con su producción en cualquiera de los géneros literarios. Con el Proyecto DIFUSIONALTERNA pretendemos materializar una vez más nuestro propósito de construir nuevas formas de difundir literatura independiente, a través de una dinámica autosustentable que mantenga al proyecto en constante crecimiento, sumando nuevas obras y autores.

escriturasindie.blogspot.com difusionalterna


Almendra se hace llamar Al por sus cumpas, y nació por la década ochentera en la furiosa Buenos Aires, más precisamente en un hospital que hace poco demolieron y probablemente conviertan en gran torre con piscina y cancha de béisbol. Su único o casi ningún mérito como escritora es haber expresado sus primeras y furibundas letras en papel a la edad de cuatro años, cuyo mensaje decía sencillamente: mamá boluda. Su madre lo halló y lloró de emoción: su hija era inteligente y cabrona. Luego de la escuela creyó decidirse por los dibujitos y empezó a estudiar diseño, pero se hartó de las láminas impresas y las tipografías precisas -que por cierto nunca logró ni intentar hacer- así que abandonó sus multifacéticos talleres inconclusos, la ciudad universitaria y al rato la ciudad en sí. Hoy en día vaga por sudamérica musicalizando algunos bondis, nadando en algunos ríos y riendo de algunas nadas, conociendo personajes que inevitablemente harán historia algún día, comiendo duraznos cada vez que puede y hablando en tercera persona para hacerse la interesante. Aunque tal vez ni así. O tal vez un poco. O no. Lo que sí es que seguro se arrepentirá de haber escrito estos párrafos en no mucho tiempo. O no.

lorreal  

poesía de almendra estradallevato

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you