Page 1

Entrenamiento neuroasociativo GENERANDO UN FUTURO EXITOSO II Todos tenemos una idea de las cosas que deseamos lograr. Algunas están definidas de manera vaga: más amor, más dinero, más tiempo para disfrutar de la vida. No obstante, para que nuestro bio-computador se ponga en condiciones de crear un resultado positivo, se necesita algo más concreto que querer un automóvil nuevo, una casa nueva o un mejor empleo. A partir de este preciso instante, tú serás el creador de tu vida tal como la deseas. A partir de ahora vas a crear en tu mente una realidad superior a cuanto hayas experimentado en tu pasado. Y posteriormente pasarás a exteriorizar esa realidad interna. 1. Comienza revisando el inventario de tus sueños, de las cosas que anhelas tener, hacer, ser y compartir. Se trata de crear las personas, los sentimientos y los lugares que uno desearía formaran parte de su vida. Toma asiento ahora mismo, consigue papel y lápiz y ponte a escribir. Es crucial comprometerse a no dejar de escribir por lo menos durante diez o quince minutos. Deja para después definir cómo llegar a ese resultado. Escríbelo. Ten en cuenta que no hay límites. Abrevia cuanto te sea posible a fin de pasar pronto al siguiente objetivo. Procura que tu mano no deje de escribir ni un solo instante. Tómate todo el tiempo que necesites para redactar una relación extensa de las propuestas relacionadas con el trabajo, la familia, las relaciones, los estados mentales, emocionales, sociales, materiales, físicos, etc. Considérate un rey con todo a tu disposición. Recuerda que no hay nada que no esté a tu alcance. Conocer el desenlace es la primera clave para llegar a él. Otra clave para establecer metas u objetivos es jugar. Deja vagar tu mente con libertad. Las limitaciones que tengas son las que tú mismo has creado. ¿Dónde están esas limitaciones? En tu cerebro únicamente. Así que, en vez de comenzar poniéndote limitaciones, arrójalas lejos de ti. Hazlo incluso visualmente. Forma en tu mente la imagen de un atleta de lucha libre, que lanza a su oponente fuera del cuadrilátero y luego haz lo mismo con todas las cosas que te limitan. Agarra esas creencias limitadoras y échalas fuera del cuadrilátero; verás cómo después de hacerlo te sientes más libre. Ésta es la primera fase. ¡Escribe tu lista ahora mismo!

http://pnlnexos.jimdo.com/ Teléfono Móvil 8 – 462 39 62

mailto:pnl.nexos@gmail.com Santiago – Chile.

Web: http://pnlnexos.jimdo.com


Entrenamiento neuroasociativo 2. Pasamos ahora al segundo ejercicio. Repasa la lista que acabas de escribir y calcula cuándo piensas alcanzar esos desenlaces: dentro de seis meses, un año, de dos años, tal vez en cinco, quizá en diez años, veinte. Conviene definir el marco temporal en que se mueve uno. Ve cómo ha quedado tu lista ahora. Algunas personas descubrirán que predominan en su lista las cosas que han de cumplirse inmediatamente; otros verán que sus mayores deseos se sitúan en un lejano futuro, en una época imaginaria y distante de plenitud y satisfacción totales. Si todos nuestros objetivos son a corto plazo, habrá que empezar a plantearse una perspectiva un poco más prolongada de nuestra capacidad y nuestras posibilidades. Si son todos a largo plazo, convendrá definir algunas etapas intermedias que nos vayan marcando la dirección hacia la que pensamos caminar. Es importante tener conciencia de los primeros, como de los últimos pasos.

3. Ahora voy a pedirte otra cosa: selecciona los cuatro objetivos que consideres más importantes para el año en curso. Escoge lo que más te interese y estimule, aquello cuyo cumplimiento te proporcionaría la mayor satisfacción. Escríbelo. Ahora te pido que escribas por qué estás completamente decidido a conseguirlo. Que sean razones claras, concisas y positivas. Has de decirte a ti mismo por qué estás seguro de poder conseguirlo y qué importancia tiene conseguirlo. Si somos capaces de hallar razones suficientes para hacer algo, tendremos el móvil para emprender cualquier cosa. La decisión de hacer algo es un motivador mucho más poderoso que el propio objetivo perseguido. Uno puede hacer cualquier cosa si tiene motivos suficientes. Los motivos marcan la diferencia entre un simple interés y la voluntad decidida de lograr algo. En la vida decimos que nos interesan muchas cosas, pero la mayoría de las veces se trata de una curiosidad pasajera. Hay que comprometerse por completo a hacer cuanto sea necesario para conseguir una cosa. Por ejemplo, si decimos que nos gustaría ser ricos, eso es una meta pero no le dice mucho al cerebro. En cambio, si entendemos por qué deseamos ser ricos, qué significaría para nosotros la posesión de una fortuna, estaremos mucho más motivados para conseguirlo. Para conseguir algo siempre es mucho más importante el porqué que el cómo. Ya que, si el porqué tiene fuerza suficiente, siempre habrá manera de averiguar el cómo. El que tiene razones suficientes puede hacer casi cualquier cosa en este mundo. 4. Ahora que tienes una relación de tus objetivos principales, compáralos con las cinco reglas para la definición de desenlaces. ¿Están expresados en modo afirmativo?, ¿Contienen las especificaciones sensoriales?, ¿Se dispone de un procedimiento de verificación? Describe lo que sentirás cuando hayas obtenido el éxito. En términos sensoriales exactos, ¿qué verás, oirás, sentirás y olerás? Ve también si puedes responsabilizarte de todos tus objetivos: ¿son ecológicos y deseables para ti mismo y para los demás? En caso de que no cumplan alguna de esas condiciones, han de ser modificadas en consonancia.

http://pnlnexos.jimdo.com/ Teléfono Móvil 8 – 462 39 62

mailto:pnl.nexos@gmail.com Santiago – Chile.

Web: http://pnlnexos.jimdo.com


Entrenamiento neuroasociativo 5. A continuación, haz una lista de los recursos principales de que dispones. El que emprende una construcción necesita saber qué herramientas tiene. Lo mismo has de hacer tú para construir una visión poderosa de tu futuro. Así pues, ponte a escribir una lista de lo que cuenta a tu favor: los rasgos de carácter, los amigos, los recursos financieros, la formación, el tiempo, las energías, todo. Se trata de hacer inventario de nuestros puntos fuertes, nuestras aptitudes, nuestros recursos y herramientas. 6. Hecho esto, recuerda las épocas en que utilizaste más hábilmente algunos de esos recursos. Regresa a las tres, cuatro o cinco ocasiones de tu vida en que conociste un éxito completo, bien en el ámbito profesional, en el deportivo o en el financiero. Puede ser cualquier cosa, desde una gran jugada financiera hasta una tarde maravillosa en compañía de tus hijos. Escríbelo. Describe lo que hiciste para que fuese un éxito, qué cualidades o recursos pusiste en marcha y qué rasgos de la situación te hicieron pensar que fue un éxito. 7. Seguidamente, describe qué clase de persona habrías de llegar a ser para conseguir esa meta que te has propuesto. ¿Se necesitará mucha disciplina, o mayores conocimientos? ¿Tendrás que aprender a administrar tu tiempo? Por ejemplo, si ambicionaras convertirte en un líder público realmente influyente, describe qué tipo de persona consigue verdaderamente hacerse elegir y ejercer una influencia verdadera sobre un gran número de sus conciudadanos. Se habla mucho del éxito, pero menos de cuáles son sus elementos, o sea las actitudes, las creencias y las líneas de conducta que llevan a él. Cuando uno carece de una comprensión adecuada de esos elementos, puede ser difícil su integración en un conjunto coherente; deténte y escribe un par de párrafos, o una página, sobre todos los rasgos de carácter, las aptitudes, las actitudes, las creencias y las disciplinas que, a tu modo de ver, habrías de poseer como persona para obtener todo lo que deseas. Tómate un tiempo para hacerlo con todo el detalle necesario. 8. Escribe en pocos párrafos qué te impide ahora mismo alcanzar las cosas que deseas. El camino para superar las limitaciones que tú mismo has creado para saber cuáles son. Haz una disección de tu personalidad para averiguar qué te retiene. ¿Es la inexistencia de un plan? ¿Es la falta de acción pese a haber formulado planes? ¿Intentas emprender demasiadas cosas al mismo tiempo, o te fijas demasiado en una sola cosa, de manera que pasas por alto lo demás? En ocasiones pasadas, ¿te has planteado metas muy altas, haciendo así que esa representación interna se alzase como un obstáculo para la acción? Todos tenemos nuestro modo de limitarnos, nuestras estrategias de fracaso, pero si sabemos reconocerlas —si sabes reconocerlas— podremos modificarlas ahora mismo.

http://pnlnexos.jimdo.com/ Teléfono Móvil 8 – 462 39 62

mailto:pnl.nexos@gmail.com Santiago – Chile.

Web: http://pnlnexos.jimdo.com


Entrenamiento neuroasociativo Por mucho que sepamos lo que queremos, por qué lo queremos, quién puede ayudarnos a obtenerlo y muchas cosas más, a fin de cuentas el ingrediente decisivo para la consecución de nuestros objetivos son nuestras acciones. Para orientar nuestras acciones necesitamos un plan detallado, paso a paso. Si vamos a construir una casa, ¿bastará con proveernos de madera, clavos, martillo, serrucho y lanzarnos a trabajar? ¿Nos pondremos a aserrar y clavar, a ver lo que sale? ¿Nos conducirá eso al éxito? Difícilmente. Para construir una casa necesitamos un proyecto, un plano. Hace falta una secuencia y una estructura, de modo que las acciones se complementen y se apoyen entre sí. De lo contrario sólo montaremos un amasijo de tablones. Lo mismo ocurre con nuestra vida. Hay que elaborar un plan para el éxito. ¿Cuáles son las acciones necesarias, en las que hay que perseverar, para producir el resultado que uno desea? Si no estamos seguros, pensemos en alguien que últimamente haya obtenido un resultado análogo, alguien a quien podamos “modelar”. Comenzando por las metas definidas, retrocederemos paso a paso. Suponiendo que uno de nuestros objetivos principales sea la independencia financiera, el paso anterior a este podría ser el de convertirse en gerente de una empresa propia. La fase anterior a ésta quizá sea la de subgerente u otro cargo directivo. Otro paso podría ser el de tener un asesor de inversiones hábil y un buen asesor contable que nos ayude a administrar nuestro dinero. Es indispensable continuar con este análisis retroactivo hasta encontrar lo que podamos hacer hoy mismo para fomentar la consecución de ese objetivo. Lo que podríamos hacer hoy mismo quizá consista en abrir una cuenta de ahorros, o en adquirir un libro que nos explique algunas estrategias financieras de los triunfadores de nuestra cultura. Si uno quisiera convertirse en un piloto profesional, ¿cómo llegaría a esta salida? ¿Cuáles son las fases principales y qué se puede hacer hoy, mañana, la próxima semana, el siguiente mes, este año? Si deseas convertirte en el mejor vendedor del mundo, ¿cuáles son las “paradas” de ese camino? Al analizar en sentido inverso, paso a paso todos los objetivos, desde la actividad en los negocios hasta la vida privada, trazaremos el mapa exacto de los caminos que llevan desde los objetivos finales hasta lo que se ha de hacer hoy mismo. Aprovecha la información del ejercicio anterior para que te oriente al trazar tu plan. Si no estás seguro de cuál debería ser tu plan, pregúntate qué te impide ahora mismo tener lo quieres. La respuesta a esa pregunta será algo que exige un cambio inmediato. Y la resolución de ese problema se convierta en una meta secundaria o escalón hacia el logro de los grandes designios. 9. Ahora tómate un tiempo para examinar cada uno de tus cuatro objetivos principales y crear el primer borrador de un plan, paso a paso, para conseguirlos. Recuerda que hay que comenzar por la meta y plantearse: ¿qué he de hacer primero para llegar a eso?, o tal vez ¿qué me impide tenerlo ahora mismo, y en qué he de modificarlo? Asegúrate de que tus planes especifiquen alguna cosa por la que puedas comenzar hoy mismo.

http://pnlnexos.jimdo.com/ Teléfono Móvil 8 – 462 39 62

mailto:pnl.nexos@gmail.com Santiago – Chile.

Web: http://pnlnexos.jimdo.com


Entrenamiento neuroasociativo (Hasta aquí hemos llegado a la primera parte del Método para generar un Futuro de Excelencia. Tú ya conoces tus objetivos y metas claramente; las has definido a corto y largo plazo y has definido los aspectos de tu carácter que te ayudan, y los que te obstaculizan para alcanzar lo que quieres. Ahora pasaremos a desarrollar la estrategia para llegar. ¿Cuál es el camino más seguro para conseguir la excelencia? Pues, modelar a alguien que haya hecho ya lo que tú te propones). 10. Así pues, plantéate varios modelos. Lo mismo valen las personas de la vida real que los ricos y famosos que han obtenido grandes éxitos. Anota los nombres de tres, cuatro o cinco personajes que hayan alcanzado lo que tu deseas, y define en pocas palabras las cualidades y los comportamientos que hicieron de ellos unos triunfadores (existen modelos, herramientas, técnicas y procedimientos de PNL, incluso un libro especialmente escrito para estos efectos). Hecho esto, cierra los ojos e imagina que cada una de esas personas va a darte un consejo que te ayudará a conseguir esos objetivos. Escribe una idea principal que cada uno de estos ejemplos podría darte si tuvieras ocasión de hablar con ellos personalmente. Quizá se trate de cómo evitar un obstáculo habitual, o cómo superar una limitación, o de cosas a las que conviene atender o prestar atención. Es decir, imagina que conversan contigo y anota bajo el nombre de cada uno la primera idea que se te ocurra respecto de lo que te dirían. Aunque tal vez no los conozcas personalmente, a través de este procedimiento se convertirán en consejeros excelentes que te guiarán en el futuro. Adnan Kashoggi “modeló” a Rockefeller. Deseaba ser un hombre de negocios rico y próspero, motivo por el que modeló a otros que lo habían conseguido antes. Steven Spielberg modeló a la gente de los Estudios Universal incluso antes de ingresar allí. Virtualmente todos los grandes triunfadores han tenido un modelo, o un mentor, o unos maestros que le han guiado en la dirección apropiada. Ahora que tenemos una representación interna clara acerca de adónde queremos ir, podemos ahorrar tiempo, energía y desvíos por caminos equivocados gracias al ejemplo de los que triunfaron antes. ¿Dónde están los que pueden servirte de modelos en tu vida? Encontramos recursos en los amigos, familiares, líderes o celebridades. Si no conoces ningún modelo que valga, el consejo es que te pongas en seguida a buscar uno.

http://pnlnexos.jimdo.com/ Teléfono Móvil 8 – 462 39 62

mailto:pnl.nexos@gmail.com Santiago – Chile.

Web: http://pnlnexos.jimdo.com


Entrenamiento neuroasociativo Lo que tú haces es suministrar señales a tu cerebro, formar un patrón claro y conciso de los objetivos y metas. Éstos son como imanes que atraen lo que las ayuda a realizarse. (Ya has aprendido a controlar tu cerebro, a manipular tus submodalidades para reforzar las imágenes positivas y quitar fuerza a las negativas. Apliquemos ese conocimiento a tus objetivos.) Sumérgete en tu historia particular, en busca de una ocasión en que tuvieras un éxito completo en algo. Cierra los ojos y fórmate la imagen más brillante y clara de ese triunfo. Toma nota de si esa imagen se situó a la izquierda o a la derecha, arriba o abajo o en medio. No dejes de observar todas las submodalidades: el tamaño, la forma, la calidad del movimiento, los sonidos y las sensaciones internas que se crearon. Ahora piensa en esos objetivos que has escrito hoy. Fórmate la imagen de lo que serías si hubieras conseguido ya todo lo que hoy has imaginado. Lleva esa imagen al mismo lugar que aquella otra, y que sea igual de grande, brillante, coloreada y definida. Repara en tus propias sensaciones. Vas a sentirte muy diferente; mucho más convencido del éxito que en el momento de formular metas por vez primera. Si experimentas alguna dificultad en hacerlo, utiliza la técnica de PNL “Switch” para lograrlo más fácilmente. Desplaza la imagen de lo que quieres llegar a ser al otro lado de tu marco de referencia. Desenfócala y conviértela en una fotografía en blanco y negro. Luego muévela con rapidez y exactamente al lugar de tus representaciones del éxito, haciendo que rompa al mismo tiempo cualquier representación de posible fracaso que tal vez hayas percibido. Haz que adquiera todas las cualidades de tamaño, brillo, color, enfoque de tus anteriores vivencias de éxito, etc. Estos Ejercicios han de repetirse constantemente, para que el cerebro reciba una imagen todavía más clara, más intensa, de lo que se espera conseguir. El cerebro se deja influir, sobre todo, por la repetición y por las sensaciones intensas, de manera que si logras experimentar muchas veces tu vida como la anhelas, y hacerlo con sensaciones profundas e intensas, la creación de nuestro deseo es casi segura. Recuerda que el camino hacia el éxito está siempre en construcción.

11. Es muy bonito tener metas diferentes y de todas clases, pero aún lo es más el concebir lo que para uno significan todas ellas en conjunto. Vamos a crear nuestro día ideal. ¿Quiénes intervendrían en él? ¿Qué estarías tú haciendo? ¿Cómo comenzarías? ¿Adónde irías? ¿Dónde estarías? Pasa revista a todo, desde el momento de levantarte hasta la hora de acostarte. ¿Cuál sería tu ambiente? ¿Cómo te sentirías tú en el momento de ir a acostarte al final de una jornada perfecta? (usa papel y lápiz y descríbelo todo en detalle). Recuerda que todos los resultados, acciones y realidades que experimentamos tienen su origen en las creaciones de nuestro cerebro, así que ponte a crear ese día tan anhelado.

http://pnlnexos.jimdo.com/ Teléfono Móvil 8 – 462 39 62

mailto:pnl.nexos@gmail.com Santiago – Chile.

Web: http://pnlnexos.jimdo.com


Entrenamiento neuroasociativo 12. En ocasiones olvidamos que los sueños comienzan en casa; que el primer paso hacia el éxito consiste en rodearnos de una atmósfera que alimente nuestra creatividad, que nos ayude a realizar todo lo que podríamos ser. Por último, diseña tu ambiente perfecto. Voy a pedirte que agudices el sentido de la localización. Deja en libertad a tu mente. No hay limitaciones. Pon todo lo que quieras; recuerda que has de pensar como un rey (o reina). Dibuja el ambiente que te ayudaría a revelar lo mejor de ti mismo como persona. ¿Dónde te situarías tú: en la montaña, cerca del mar, en un parque, en un gimnasio, en una oficina? ¿De qué medios te servirías: de un pincel de pintor, de un notebook, de un celular, de un automóvil? ¿De qué clase de personas te rodearías para que te ayudaran a conseguir y crear todo cuanto deseas la vida? Si no tienes una representación clara de cuál podría ser tu día perfecto, ¿cómo vas a crearlo? Si no sabes cuál sería tu entorno ideal, ¿cómo vas a conseguirlo? ¿Cómo acertarías en un “blanco” si no sabes cuál es? Ya sabemos que el cerebro necesita señales claras y directas de lo que ha de conseguir. Tu mente tiene poder para darte todo cuanto necesitas, pero sólo puede hacerlo si recibe señales claras y brillantes, intensas y bien enfocadas.

Pensar es la tarea más dura que existe; por eso, probablemente, son tan pocos los que se dedican a ella. HENRY FORD

http://pnlnexos.jimdo.com/ Teléfono Móvil 8 – 462 39 62

mailto:pnl.nexos@gmail.com Santiago – Chile.

Web: http://pnlnexos.jimdo.com


Entrenamiento neuroasociativo Realizar los ejercicios anteriores puede ser uno de los pasos más importantes que emprendas para producir esas señales inconfundibles. Tú no puedes alcanzar tu meta si no sabes cuál es. De lo aprendido en este Taller has de sacar en claro por lo menos esto: los resultados son inevitables. Si no suministramos a nuestra mente una programación de los resultados que deseas, otros le suministrarán una programación distinta. Si no tienes un plan, servirás de peón en los planes de otros. Si no haces otra cosa que leer este texto, habrás perdido tu tiempo. Es inexcusable que no te dediques a realizar cada uno de estos ejercicios. Aunque no te resulten fáciles al principio, cree que vale la pena y verás cómo te divierten cada vez más a medida que los practicas. Una de las razones de que la mayoría de la gente no triunfe en la vida es que el éxito suele ocultarse tras un volumen importante de trabajo duro. Y un buen planteamiento, o desarrollo inicial de los desenlaces, es trabajo duro. El camino fácil consiste en ir arrastrando y dejar de lado esos aspectos costosos. Haz ahora mismo una demostración de poder personal, tómate el tiempo necesario, disciplínate, completa estos ejercicios al pie de la letra. Como se suele decir, en la vida sólo hay dos cargas: la de la disciplina y la del arrepentimiento, y la disciplina pesa gramos, mientras que el arrepentimiento pesa toneladas. Muchos son los estímulos que obtendrás de la aplicación de esos doce principios anteriores. Hazte tú mismo este favor. Es importante también revisar con regularidad nuestras metas. Algunas veces cambiamos, pero nuestros objetivos siguen siendo los mismos porque no nos hemos detenido a pensar si todavía deseamos crear los mismos desenlaces en nuestras vidas. Hay que actualizar sistemáticamente las metas cada pocos meses, y en todo caso una o dos veces al año. Llevar un diario de vida suele ser útil para este cometido, ya que suministra un registro permanente de nuestras metas en cada momento de nuestra vida. También es buena práctica releer el diario para estudiar la evolución de la existencia y en qué sentido ha evolucionado uno mismo. Si vale la pena vivir la vida, también vale la pena dejar constancia de ella. ¿Sirve de algo todo esto? Puedes estar seguro. Una última cosa te sugiero: haz una lista de las cosas que ya tienes y que fueron objetivos en otro tiempo: todas las cosas de tu día ideal que ya están a tu alcance, las actividades y las personas de tu vida que más agradeces, los recursos de que ya dispones. A esto le llamamos “el diario de la gratitud”. Con frecuencia la gente se fija tanto en lo que quiere, que no aprecia o no utiliza suficientemente lo que ya posee. El primer paso hacia un objetivo es ver lo que uno tiene, dar gracias por ello y ponerlo al servicio de futuros logros. Siempre, en cualquier momento, hay un camino para mejorar. La consecución de nuestros sueños más fantásticos ha de comenzar hoy mismo mediante el paso cotidiano que puede colocarlos en la dirección correcta. Comienza hoy mismo con una acción elocuente, que conducirá a desenlaces todavía más elocuentes. Hemos visto la importancia de la precisión a la hora de definir nuestros objetivos. En todas las comunicaciones con nosotros mismos y con los demás sucede lo mismo: eficacia y precisión van unidas.

http://pnlnexos.jimdo.com/ Teléfono Móvil 8 – 462 39 62

mailto:pnl.nexos@gmail.com Santiago – Chile.

Web: http://pnlnexos.jimdo.com

Generando un futuro promisorio  

Procedimiento basado en Técnicas de PNL (Programación Neuro Lingüística), para conseguir objetivos y lograr metas.