Page 1

Septiembre 2010 BoletĂ­n No 001

Congreso de los Pueblos:

Hacia un Mandato Popular

La contrarreforma a la ley 30 de 1992:

un ataque mĂĄs a la ya ultrajada autonomĂ­a universitaria.

Y somos independientes...


benefician intereses particulares y priva- de Minga, espacio encargado de recoger dos negando los intereses comunes de las iniciativas nacionales, comunicarlas y las y los colombianos. actualizar la lectura política del mismo. Nuestra historia…

idea de Congreso Nacional; en esa fecha también caminaron La Minga de Resistencia Social y Comula palabra otras regiones que nitaria viene caminando desde 2008 para se dieron cita en Cartagena y hacerle frente al gobierno paramilitar Bogotá. que desde hace ocho años se instaló en nuestra querida Colombia y transformar ¿Qué buscamos? un modelo económico y político que NO Buscamos construir un nuebeneficia a las grandes mayorías. vo país desde el querer de los Nuestra historia se remonta a la mo- pueblos, los estudiantes, indívilización indígena que con el paso del genas, trabajadores, desemtiempo evidenció la necesidad de tejer pleados, campesinos, afro-coresistencias con otros sectores de la so- lombianos, desde las mujeres ciedad con el objetivo de soñar un país y hombres que sienten y saben de manera colectiva. En este proceso que otro país es posible. Quenuestro andar se ha instalado de manera remos materializar nuestras itinerante en distintas ciudades del país propuestas creando espacios donde nos hemos encontrado hombres de encuentro, para que todos y mujeres interesados en participar en y todas definamos el rumbo de esta lucha para compartir las experien- nuestros destinos. cias locales de Minga, tejer resistencias, Por eso, convocamos este año agrupar propuestas y comprometernos al Congreso de los Pueblos esen la movilización. pacio en el cual dibujaremos y En octubre de 2009 la ciudad de Cali pintaremos colectivamente el recibió a diversos sectores sociales del rostro del país que soñamos… Es sur-occidente colombiano para realizar el momento para juntar nuestra el Pre-congreso de los Pueblos, orga- inconformidad y nuestra rabia, nizar una agenda común de unirlas para que se convierresistencia, y consolidar tan en propuestas hacia un nuestra país soberano, democrático, incluyente en paz y con justicia social. Nuestra propuesta de Congreso está orientada a articular y materializar los mandatos y manifiestos que hemos construido a lo largo de las luchas; no pretende suplantar la institucionalidad colombiana, por el contrario su objetivo es generar una nueva idea de gobernar y legislar; desconocemos la legitimidad del Congreso Colombiano ya que sus leyes sólo

Nuestro Congreso es un mandato popular, es el pueblo creando sus leyes y gobernando para todas y todos. En este sentido, el Congreso de los Pueblos es un verdadero ejercicio de autonomía en tanto que somos todos y todas decidiendo sobre nuestros destinos. No buscamos elegir unos representantes ni crear la falsa idea de participación donde al final todas las propuestas queden muertas en un documento, la fuerza de nuestra búsqueda está en la convicción de ser capaces de crear articulación política y social con objetivos y formas de trabajar comunes y claras. El Congreso de los Pueblos recoge las expresiones de quienes han venido caminando y aportando a nuevos rumbos para el país, nuestro principio es la Unidad, entendida como la posibilidad de fortalecernos y aprender de los otros y las trayectorias de sus luchas; nos basamos en el respeto y reconocimiento de las diferentes experiencias y formas de comprender el mundo y las vías para su transformación. ¿Cómo lo vamos a hacer? La palabra que hemos venido caminando en la Minga de Resistencia Social y Comunitaria ha girado alrededor de algunos puntos que consideramos esenciales de nuestra lucha: Guerra, Paz y Derechos Humanos, Modelo económico y legislación del despojo, Acuerdos Incumplidos, Agenda de los Pueblos. Nuestra dinámica ha sido encontrarnos en tulpas donde diferentes sectores se encuentran para pensar, discutir y diseñar propuestas alrededor de estos temas y otros que se recogen en líneas generales en los anteriores puntos. Además, se ha reunido constantemente por toda la geografìa colombiana la comisión política

Para la construcción del Congreso de los Pueblos es necesario que seamos creativos en los escenarios de encuentro; las metodologías y estrategias que desarrollemos deben permitirnos un diálogo efectivo entre todas y todos los participantes con el fin de poder articular las propuestas que nazcan de esas discusiones. Es necesario mantener el espacio de encuentro permanente ya que ese es el lugar donde se pueden redefinir y replantear algunas decisiones, además de ir perfilando la idea colectiva que se tiene a nivel nacional sobre el Congreso de los Pueblos. Nuestro reto para materializar el Congreso de los Pueblos como un mandato popular verdadero, está en concentrar todos nuestros esfuerzos de los próximos meses en socializar el proceso de Minga, convocar a otras y otros que todavía nos faltan para completar este sueño, encontrarnos para dialogar y construir mandatos desde todos los sectores populares donde estén expresados nuestros intereses y los de nuestras comunidades, seguir apostandole al camino de la lucha y la movilización. Nuestro reto para materializar los mandatos que emane este Congreso es hacer construir la unidad popular como única opción ante tanta inequidad e injusticia. ¡Estudiantes Somos Pueblo Construyendo Alternativas de Poder Popular!


las deudas que tengan con las universidades estatales, desconociendo las anteriores ocasiones en que se ha hecho un recorte a las transferencias (dineros que gira el gobierno nacional a las entidades territoriales para salud, educación y agua potable). Sin la difusión mediática de abril pasado, y en silencio, pues ni siquiera en las comunicaciones del Ministerio de Educación se informó, la saliente ministra Cecilia María Vélez radicó el 2 de agosto, en el Senado de la República, el proyecto de Ley Nro. 55 de 2010, que modifica el esquema de financiamiento de la educación superior, definido en la Ley 30 de 1992, y que es el mismo proyecto que se hundió en la legislatura anterior (proyecto Nro. 238), porque no hizo parte de la agenda prioritaria del Congreso y nunca se le dio trámite formal. Entendemos que sin autonomía presupuestal no hay autonomía académica, que es esencial a la universidad para mantener su naturaleza y no desvirtuar su misión en la sociedad –estas se deben entender como una educación que esté al servicio y en pro de solucionar las necesidades sociales y comunitarias -. Sin autonomía la universidad queda supeditada totalmente a la tutela y directriz del poder central que históricamente ha cumplido el papel de satisfacer los intereses de la empresa privada y de las elites.

Sabemos que no es nuevo ese accionar estatal que busca agredir lo público y recortar las conquistas populares que se traducen en esos derechos que los pueblos hemos logrado y que el Estado ha instrumentalizado convirtiéndolos en servicios, aplicando la legislación del despojo y aniquilando así las mínimas posibilidades de la clase popular para acceder a la educación superior y aportar por medio de la ciencia y el saber a la materialización de esos sueños de justicia y equidad social que tiene como clase popular. En la actualidad la legislación del despojo se presenta mediante la reforma a la ley 30 de 1992, la ley que regula la Educación Superior en el país, esa reforma hemos preferido señalarla como contrarreforma por ser insuficiente en lo económico y retrograda en la política educativa. En primer lugar, el artículo primero que añade un parágrafo al artículo 86 de la ley 30 de 1992, establece que las entidades territoriales deben pagar

Por otro lado, establece un crecimiento al presupuesto universitario con base en el PIB, de la siguiente manera, si el PIB crece de 0 a 5,0 el incremento a las universidades será del 30% de ese crecimiento en el PIB; si el PIB crece de 5,0 a 7,5 el incremento a las universidades será el 40% de ese crecimiento, y si el PIB crece mas de 7,5 el incremento al presupuesto universitario será del 50%. Este sofisma, esta ilusión que plantea la contrarreforma resulta hasta ridícula, teniendo en cuenta que en los años anteriores el crecimiento del PIB ha disminuido. La contrarreforma también es un ultraje a la Autonomía Universitaria en la medida que condiciona algunos dineros que transfiere para la financiación de las Universidades, estableciendo qué dinero es para investigación, para mantenimiento y creación de cupos, y para producción de conocimiento de los maestros, negando así una histórica lucha de loas univeristarioas por conquistar una Autonomía que le permita a la Universidad definir para qué y cómo distribuye su presupuesto. En el transcurso de la historia, los y las estudiantes hemos jugado un papel protagónico en las luchas por la transformación de realidades injustas; además, constantemente hemos disputado en luchas concretas la concepción de universidad. Es curioso cuando al leer el “Manifiesto de Córdoba”1 de 1918, hay momentos en los que sentimos que 1 Histórica declaración producida por los inconformes estudiantes de la Universidad de Córdoba en Argentina, la cuál definió al estudiantado en las décadas del 60 y el 70.

esa situación narrada en el Manifiesto fuese el presente. Es decir, después de casi 92 años de haber sido promulgado, después de casi 92 años hablando de Autonomía Universitaria en “Nuestra América” aún no la hemos conquistado por completo, al no lograr Autonomía como pueblos libres, será más difícil lograr una Autonomía Universitaria en una sociedad dependiente. Sin embargo, es necesario que en nuestro proceso de construir una propuesta de educación, en nuestro proceso de construir Poder Popular, continuemos realizando nuestras reivindicaciones como sector estudiantil, a la vez que vamos ejerciendo y construyendo una Autonomía no sólo formal (la de las leyes), pero si una Autonomía Real, la de la organización y movilización estudiantil. Ya se han presentado otras reformas también señaladas como contrarreformas para la Educación Superior, ya se han presentado este tipo de ofensivas contra la Universidad, sin embargo, nosotroas loas estudiantes, como todo el movimiento social, hemos sido infectadoas con el virus del Olvido, ese virus que tanto difunde el postmodernismo con su amnesia histórica. Es por esto compañeroas, que en nuestra tarea de defender, reivindicar, reconquistar la Universidad Pública y en este momento de nuestra lucha frente a la contrarreforma a la ley 30/92, debemos también empezar a construir Memoria Histórica, Memoria Estudiantil, donde recordemos nuestras conquistas, nuestros fracasos, nuestros golpes de pecho, nuestros muertos, nuestras formas de lucha, nuestras propuestas. Pues las cicatrices nos recuerdan que el pasado ha sido real. Es necesario reconstruir y reivindicar la Memoria Histórica, pues es uno de los pilares de la Identidad. “Sin Memoria, no hay Identidad”


Ya pasaron doscientos años de lo que se conoce como el grito de independencia en Colombia. En 1810 se creó el imaginario de pueblo independiente al concretarse la ruptura del poder colonial español ante la organización de criollos que formaban parte de la aristocracia terrateniente y esclavista habidos de poder. Sin embargo, el imaginario de libertad e igualdad con que muchos – indios y negros- confrontaron en ese momento al poder absoluto de la corona española quedaron truncados y a plena incertidumbre de su materialización.

de la modernidad capitalista con su afán de lucro y devastación sin límites”.

Si abogamos a un popular concepto de libertad, tendríamos que extrañarnos de tan majestuosos eventos protocolarios que celebran la “independencia” de la colonia española. A leer: “independencia se entiende como la capacidad de tomar decisiones por cuenta propia sin la indebida injerencia de extraños”. Sobre esta definición son ilusos LOS POCOS que defienden el poder al pensar que LOS MUCHOS que hoy soportan la desigualdad y la injusticia compartamos sus festejos y carnavalescas celebraciones de los 200 años de haber alcanzado la máxime de libertad que a juicio de ellos Es así como vemos que la independencia hoy gozamos. de España lejos de solucionar los Cómo podemos ser independientes si problemas y las contradicciones que muchas de nuestras comunidades rurales azotaban al pueblo las elevo a un punto de campesinos, afrodescendientes más crítico. e indígenas día a día sufren del La realidad es que nuestro pueblo, desplazamiento y el despojo de sus no ha desarrollado una verdadera territorios causado por la violencia, “independencia”, menos aún la barbarie y la avaricia de las “libertad” o “igualdad”, sino por el multinacionales que se encuentran contrario, “la prolongación de viejos detrás de nuestros recursos naturales. tormentos heredados de tiempos Cómo podemos ser libres si a este régimen coloniales, sumados a los tormentos no le bastan los miles de hombres y

mujeres que utiliza para la guerra, ni tampoco el creciente y millonario presupuesto que gasta en ella, y da vía libre a la clara intervención de Estados Unidos en nuestro país con las 9 bases militares, pese al descontento de los colombianos y colombianas además de los países vecinos que ven amenazada su soberanía.

la garantía de construir y forjar nuestros propios sueños, aquellos sueños que alientan nuestros deseos por alcanzar una nación equitativa, libre y soberana. Por estas y un sin número de razones, LOS MUCHOS hoy no festejamos algo de lo que no Cómo podemos ser independientes gozamos… somos conscientes que la si las reformas y los enfoques que lucha que desde siempre ha dado nuestro deforman la educación en nuestro país pueblo por su autodeterminación e están orientados a configurar hombres y mujeres funcionales al mercado global independencia sigue y seguirá vigente… bajo indicadores de eficiencia y pertinencia todos ellos instrumentalizados para el 518 años de resistencia fortalecimiento de los grandes proyectos que fomentan el desarrollo neoliberal. 200 años de lucha ¿Acaso nuestro pueblo que sufre de Por la vida, la soberanía y la libertad pobreza, de desempleo y de hambre necesita mano de obra barata? Cómo podemos ser independientes si nosotros que somos pueblo no tenemos

El pupitrazo #1